(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Historia general de España"

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesümonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http : / /books . google . com| 



HISTORIA GENERAL 



/x> 



DE ESPAÑA 



"^-Tc^; 






Gp iflarianaT ci) 



B AS, a ■& ORA. 



HimiA GENERAL 



rw 



DE ESPAÑA, 

COMPUESTA, SHMUIDJLDA T AHADIDA 

|)or d |)« Juan }ft Mariana , 

VIAÜMA BPICION • 

aumentada ooo las tablas del Autor, y la oontimiaeioii de Mifiana 
tradueida, que Qega hasta el afio 1600, y adidoaada mnOAMUlTa 
■M BATA taaosuSM «oo una aarraoion de soeesos desde 

IHOO nauta \%%% p 

6 SSA HASTA LA MUKRTK DBI. RST 

DON FERNANDO VU; 

Vn resdmen eronológíoo de los sucesos mas notables samamente 
neeesario para metodiatar el estudio de la lústoría | 

Per H* dioflé Harta caatlenren 
de la P^a» 

y tto escrito cüaico del Seftor Conde de Floridablanca a Don Cariáis UI i que 

contiene lo acaecido dorante sq Ministerio, 



TOMO X. 



Bavcúúna, 

Imprenta Ae D« Francisco Ollira» 

CALLE DE LA PLATERÍA, NUMERO 8. 

£<|itor j propietario dd Dicción ario histórico i biooraka universal de 

. ,. flíOMBRES CBLEpREft. 

1940. 



r ■' 



'■• . 



V'4 



^^*^ 



7o: imTYERSVrY "ij, 

í .K 3 - JUN. 1937 ^ 



•í\ 



OF OXFORD 



n 



■■ I iiIlM 



•I 



Se likna tamblcn venal t 

'M4drm>: übí*ería de D, Jo§é Cuesta. 
I uGüMx.: eo ki «te k»s Sres. üoriai y Compañía, 
Valencia: eil la de D Jaime FauH. 



NARRACIÓN DE SUCESOS 

Btilte A año 1600 l)tt»ta la mutrtf Sf 
LIBRO DÉCIIO, 



€af linio fxmtro. 



Viw^ioi del üo 180e. Prodamm dal Vrinsips da ■■ P». Kna oott 

■MBCDOÍM. AuHo de Kaotendeo y atwiae da BimiDi Airei. Cmas» 

del Xfloaríal. 

^g|HTRAitoa ea una época de desgracias para la patria , pera' ig(¡f¡, 
j^^queal propio tiempo puede llamarse de sn regeaeracioa, 
jque la proporcionó días de lustre 7 gloria, que obtendrán 
ea loa anales bistóricos algunas páginas de eterna recordacÍan> 
Al principiar el afio ISOe, una admiaistracion funesta haNa 

TONO X. 1 



2 HISTORIA DB ESPAÑA. 

agotado todos los recursos de la España , y esta nación, digna 
de mejor suerte » parecía destinada á volver al letargo de ips 
rdlnados.de Felit^elV y Carlos II para ser abatida de auevo su 
grandeza-. £n vano sufría el pueblo en silencio, y veía coq íii- 
dignocion destruida la marina y abatida la preponderancia na- 
cional : así h>s gobernantes como los estranjeros reputabají 
su sileDcio tina in^diferencta letal, y le supo»nian dispuesto á 
sufrir cualquiera especie de yugo. Mas no era así en realidadf : 
sufrido como siempre el puel^l<> español , no por esto veia con 
indiferencia las calamidades públicas y los males cada dia ma- 
yores que amenazaban á la nación. 

La Europa estaba entonces dominada por ua bombre solo, á 
quien temiaii todos Ibs mooflrcas y contra (|aifeníitlán dirigidas 
las ocultas maquinaciones d^lds gabitretes. Dei^pues de la cam- 
pana de Austerlítz había subido de punto el terror que inspira- 
ba á los monarcas ei solo nombre deNaf)oleon, y^ra^da croer 
que se baria n nuevos y mas poderosos esfuertws- pafa^ derra- 
barle del poder. Todavía podía presentarse en el palenque un 
ejército virgen , una nación cuya fama militar se había mante- 
nido ilesa , y que tal vee seria bastante para arrebatar de ma- 
nos del Emperador de los Franceses el predominio que le ha- 
bía dado la victoria : tal era la Prusia con los elementos de 
triunfo que en ella había creado Federico el Grande. Conmo- 
viéronse todas las potítocias de Europa con la declaración de 
guerra del gabinete de Berlín, y le hubieran sin duda apoyado 
por poco indecisa que se hubiese mantenido la victoria ; pero 
la batalla de Jena, cuyo inmenso resultado parece fabuloso, 
puso el colmo al terror dé las nadiooés y at entusiasmo de la 
Francia. Confuso quedó áobre manera «1 Príncipe de la Paz , 
pues confiando en los preparativos de la Prusia, acababa de 
publicar una desacordada proclama (t) , qtie debía incitar la 
i^enganzá del M&n a rea francés sin tener medios para resistir á 
su poder colosal. 

Acaso concibió entonces Napoleón la idea de estinguir en 
Espaüa la ]í««d de los Borbones ; pere conoció que na era to- 
davía sazón oportuna parai la ^jeeucion á^ sm proyecto*: antes 
debia pvocarar qi»e «{uedase ebtera mente d^bUitada la nación 
ií la que quería s&j^zgar^ Puede ciecirse que Mi nQiariii9>€«p«nola- 
«atatta 3fa> destruida ; fálüabci .solo acabar .cqq nu^sCraiej^rbito 



LM. X. CAP. 1. Z 

de tierra , y á este fin redamó ó tenor del paeto de aliadEa un 
cuerpo escogidb de oaos once vil hoáibres que pasó á haeer U 
guerra del norte. 

Entretanto los Ingleses laaquíoaban- en la América española 
per medio de secretos agentes para arrebatarnans aquellas tn- 
mensas posesiones y para constituirlas independientes ; pero 
tes salió mal la intriga urdida en Caracas por medio del gene* 
ral Miranda , y á ültimos de jiioio cayeron con una espedicíon 
sobre Baenos-Aires y lograron ia capitulación de esta plaza. 
Mas estuTieron en pose»on de ella por corto tiempo , pues ha- 
biendo reunido don Santiago Liniers enastas fuerzas españo* 
las le foé dable, la reconquistó á mediados de agosto apode* 
FSAdose de toda la guarnición inglesa. 

No por esto desistieron los Ingleses de quererse posesionar 1807. 
ie Boenos-Aircs , antes en febrero de 1807 aeometieron de 
Dsevo con el mayor ímpetu la eiodad , como también el im- 
portante punto de Montevideo , y solo el deo.iiedo de las tro- 
pas espadólas pmlo obligaríes á desistir de su intento. 

£n el continente europeo la estrelhi de Napoleón continua^ 
ba adquiriendo nuevo brillo con las batallas que ganó á los 
Rosos en las fronteras de su mismo imperio y con la paz de 
Tilsit ajustada en julio da este ano. Ya no vaciló entonces el 
Emperador en la ejecución de sus mas atrevidos, planea. Uno 
de estos era d sistema continental (2) para arruinar el comer^ 
ció inglés , y ei otro, como consecuencia de aquel , era apode- 
rarse de la PeDÍnsnla y destruir la independekwta espaaolai 
Para esto procuró lisonjear el orgullo del Príncipe de la Paz 
prometiéndole crear para él nn estado independiente en Por* 
togal coB tal que auxiliase la España con tres divisiones á ua 
ejército francés destinado á destronar en Portugal la dinastía 
retnatite. 

Mo bien se habia celebrado el convenio con Godoy , cuando 
se poso inmediatamente en ejecución por parte de los Fra,n<i&- 
ses. Un ejército francés pasó el Vidasoa (3.) , entró en la Pení^e 
sula, y se encaminó á Portugal > mientras se aprestaban tan>- 
bien á entrar en este reino dos cuerpob españoles , uno al 
mando de) Marqués dei Socorro (4) , y otro á las órdenes dpí 
general español Taranco (5). Extraordinarios fueron los.eti- 
foerzos que biso eí gabioMe español, en medio de sus.ap«raa 



4 HISTORIA BB ESPAÑA. 

pecuniarias para poner en pie aquellos dos cuerpos y para 
cooperar á la ejecncíoii de un plan tan antipolítico. 

Era imposible que resistiesen los Portugueses á esa doble 
acometjda , y el Príncipe regente de Portugal prefirió abando- 
nar la PeníuMila (6) y embarcarse para el Brasil. Mandaba Ju- 
not las tropas francesas que operaban en Portugal ^ y debe de- 
cirse que abusó (7) en daño de las pueblos sojuzgados de una 
victoria tan fácilmente conseguida. 

Entretanto dio el grito de alarma ala España entera un 
acontecimiento ruidoso por su carácter y por la publicidad 
que se le dio. Hacia tiempo que el valido alimentaba odio inve- 
terado contra el Príncipe de Asturias, quien por su parte no 
podía mirar con indiferencia la privanza del que con su osten- 
tación y sus modales no solo le zahería continuamente, sí que 
en todas ocasiones procuraba arrebatarle el cariño de sus pa- 
dres. Sabia Godoy que en el seno mismo del palacio Real no le 
faltaban al Príncipe de Asturias consejeros fíeles que procura- 
ban consolarle en su posición difícil, y procuró por todos me- 
dios averiguar quienes fuesen para vetearse de ellos y de su 
protector. Sobrevino la enfermedad de Carlos IV que puso eú 
peligro su existencia ; y alarmado con ello mucho mas el pri- 
vado, y temeroso de que en el momento en que cerrase los 
ojos el Monarca caería él de su grandeza, de su autoridad y 
de sus honores, ya no pensó mas que en dañar al Príncipe de 
Asturias, y lo hizo tan sin rebozo, que no se hablaba de otra 
cosa en la corte y en todas partes; suponíase que aspiraba á la 
regencia ,' otros que á declarar al Príncipe de Asturias inhábil 
para suceder en la corona , y otros en fín que á proclamarse 
regente del reino así que muriese el Monarca reinante. En tao 
apurada situación, estendió el heredero del trono un decreto 
sin fecha por el que conferia al Duque del Infantado el mando 
general de las tropas eo el caso de sobrevenir la muerte de 
Carlos IV. Ko vino este caso , antes se restableció ei Monarca; 
mas no por esto cesaron de hacerse oculta guerra los dos ri- 
vales. 

En 21 de mayo del año anterior habia enviudado Fernando , 
y conociendo Godoy ^ue el nuevo enlace del Príncipe, cual- 
quiera que fue&e ,* po4ía influir sobre maiiél^ en su posición , 
IratQ de casarle con una euñadasuya, hija del infante Don 



LIB. X CAP. I« 6 

Luis, con la mira de estrechar mudio nns de etta saerte los 
laxos qae le unían con la familia Real. Pero el Príncipe dt.M* 
torias se negó constantepieote á este enlace*, ya porque cono* 
cía á lo que tendía el Príncipe: de la Paz, ya también porque 
sas leales ctmsejéros combatieron con tesón el proy^to^ y le 
inctinaron á buscar otra consorte. Entonces, enlazarse con la 
fiunUía Real de Francia era el objeto de los planes concertados 
con varios, príncipes para tener' de su parte al genio militar de 
k época. Debe cooíesarse que el nombre de l^apoleon resona« 
ba también en España , siskA.qon tanto entusiasmo como en 
Francia , á lo menos aoomfiañado de todo el lastre que le dai» 
ban los maa señalados triunfos obtenidos contra todos loa 
monarcas de Europa. Principalmente los habitantes de las pro« 
brincias fronterizas. cbn la Freú«ía'»pa'rticípaban deesa admira-» 
cioD que sentían los Franceses eb -favor del hombre del pue- 
blo que había sabido elevarse á una altara oolosal , y que con 
una mano domaba la anarquía mieotras que con la otra sojua^ 
gaba á las naciones.circunvecinas. Asi que, se aconsejó al Pría^ 
cipe de Asturias que solicitase la mano de una princesa de- 
Francia ,y se recabó de él que de &u propio movimiento escri*4 
biese á Napoleón. Supo. este, paso el Principie de la paz., y aUa^ 
mente indignado, no vaciló ya en, recurrir á los .medios. mas 
ruidosos para perder enteramente .al hlsredero del trono es- 
panol. 

De improvise alarmó á. todos- los. Españoles un decreto deSO 
de octubre, en que el Monarca reinante denunciaba al.Príncípe. 
de Asturias como reo de alta traición :. altamente Sorprendida 
quedó la nación ; pero poco hubo de costaría traelacir de don^- 
de procedía poes ^solo el valido podía ser autor de .una maquis 
nación tan atroz como impopular. Habíase urdido la tram» 
enviando al Rey un anónimo en que se le participaba que sa 
mismo hijo conspiraba, contra su persona : al momento se di-i 
rigió el Monarca en busca del Príncipe de Asturias, y encontré 
en su cuarto varios papeles, cuyo contenido era para alar- 
marle mas en aquellos momentos de irritación. Entre los do-^ 
comentos que halló se menciona una esposicion de letra mis- 
ma del Príncipe, en que manifestaba á su padre las intrigas y 
ocultos manejos de Godoy , y el mal que resultaba para la Mo- 
narquía de su valimiento ; además unesorito^ lan%})ien.de ma- 



C HlSTOBUi OS EMANA. 

Bo (Id Prkicipe, eo qne descubría los motivos que le 
Hiducido á negarse al casamiento coa la hija del íníaote Don. 
Lais , j ipor el contrarío á desear eolatarse coa una princesa 
de la familia Imperial de Francia; estos y otros papeles fue* 
ron al raotneqto entregados por Carlos IV ai marqués Caba* 
Ilero que entonces era ministro de^Gracía y justicia , y sobre 
de ellos se discutió en consejo pleno de mifnistros delante de 
S. M. : la consecuencia de esta discusión fué disponer ei inme- 
diato arresto del PWncipe de Asturias y de toda su serviduiD* 
bre, y la composición de una junta que á la mayor brevedad 
fi(u*mase causa á los cómplices en la supuesta traición. Admi- 
rado «ob re manera el Príncipe de Asturás , conoció que era 
llegado el momento de declararse abiertamente con su pa- 
dre , y manifestó deseos de báblar con él. Carlos lY no quiso 
oirlp .por entonces , y -se contentó con envfar á Caballeropa- 
Faquese bieíese cargo de las razones que podía alegar en mi 
defensa. Fernando se esplicó. con el Marqués en 'los térmi- 
nos mas espli'oitos; le manifestó la tendencia «de los escritos 
qoe se ie babian encontrado , y le hizo ver que el delito de 
t-raioion era cosa supuesta por algunos malévolos , y que tal 
vez podría- sefíalaDSB con «1- dedo la persona de quien le venta 
el tiro : tocante á los- dos* primcipales escritos que hemos di- 
che haberse>encodtrado en su cuarto , declaró. que eran obra 
de su preceptor Don Juan Escoiquiz , y que los demás solo ha- 
cían, ^referen oía: á sus qujBJas^ contra ei validó., y que $1 . algún 
mieterio. apareeia.de éllds:, no debía estranar^ que le usase 
ouando efe todas 'partes: le perseguían los esfoiías de Godoy. 
Conoció este. por la in!k'presíon i!]ue habían hecho en el ánimo 
del Marqués las ipalabras de femando , que ya qo podía lie- 
vanseá chbo su* intento ;ite perder entei*amenteal heredero de 
lu Monarquía, ytr^stúciendo'queen pos de nuevas esplicacio- 
nes, seriei'fáoilque se lograse una reconoitiaci<>n enbre los mo- 
Atifreas y su hijo , procuró prevenirla , ó por mejor decir pre- 
sentarse eon el «aráoter de 'paediadorpara su logbo. Pero no 
quise que volviese á récobi^ar «1 Príncipe de Asturias -el afecto 
de sus padres sin humillarle antes completamente, ya á tos 
cycfó.de la nación con el decreto mencionado , ya también ha- 
ciéndole copiar doscartas eo'que imploraba desdorosamente 
per4kfn al iRey y á la Reina, lilerced á este paso dado pqr el 



lilB. X. CAP. II. T 

PHftcípie, ae (rnUtcó ei Real doepolo do 6 de «lovíauíbro , eo 
vtrliid <iel cual |»;rdoMtba el Mn^arcaáS. A., pero ea qu« 
umikIíiImi ^(«e «e oMilimiafte k oa^aa «oolni tus oómplices ^ 
instigadores (8). 



Capitulo iL 



de la.gaañAdcia JbiécpaadMida. ■■Mada A« 'Im ViraA- 
CM99. «ii,Xi|pii¿«« XÉ»ii^«odpii d« A'wqiieK. SsoiMVMÍon dol Vtáaoi» 

' ^ de la Vas. 

Oaii^eataateéafelra cargada |yrinoi[píó el afio da 1806. La na- |$08, 
ciea fcabia vuelto eartcierto modo d€| su letáiígo con «1 4teoreto 
dc30isie«<yc^ubpe de ti97. Babease coopeído ipüMieamente de 
doadé f»ro)86€Ha )el golpe, 7>siyi'r6fbaeo<ae dabía deacubieKo dé 
eosnio éra^apazrekifaToritaioüavdoiebededa á4os tmptihas de 
saoiega aintiicioaJ «Geoeralimente érai adiado de todos ¡loa *B8- 
fiafioito f^ desde loa 'prioiei^os >q&o$ desu-entrbmapmieQto; 
fera »ste*o4io subió de piiifla aiieo|iocei^se ifue oo solp teMliá 
áaOrmorse en d poder, y'á ^o|}eraa«f eoai^ nríoistro sopremo 
«nía Mpoavquia «española^ sibo taníiik>ieii é deeiavarab abterla- 
meste contra ei heredero del trono , y á maoifestar ínteooM^- 
flcs'de baoerse auperior á éi , y de f>arde ríe si así era necesario 
para él logro de ánsinesv • 

£l'tribuoai^ á quicá^ae 'había enoargado>d cOnoofuaien^to da 
tacauiia del Esqoríal' phoeedió con tuQB'epérgtá -di^a :de leoer 
imHadores , y sin hacen «aso de Mis ineitaotones del poderoso 
valido, fíntió s« aeptenbia et^mo juez juato y desinierei^do , 
superior á toda augesition' de partidos; á pesar de esto Cueran 
perseguido» atroixD«tste{fdesler radas 'de It^ corte ia ñiayor parr 
te de loa qué sesahiaaer 'amigos ó partidarios del Príncipe de 
-Astuirtas. Aáífuá que muobos de etilos^ á.poeos días de^haber 
sido abaueUos pbr un irvlHiDal supremo, dei modo maiS'filatii^* 
fadtario, fueron sin'^mbaiigo, neprehendidds severísrihamaeote 
por Goéffy, Habíaae dadopai^te de todos estos ácontedmientos 
éliapoleciD, y xsáalquiera que fueise su iniprestdn produd- 
da por 'tan inesperado &uoeao , -nopoede negarse que hubo 'de 
traslueir por ellos que podría aerie macho mas fácil el logro 



8 niSVORIA DS ESPAÑA. 

fie sus (ines resptcto la Península. Diariamente iban eotraiici<» 
en España con direcoioo á Portugal nuevos refuerzos de) ejér- 
cito francés, sin que nuestro gabinete abriese los ojos para co- 
nocer los peligros que amenazaban á la desgraciada £spaña. A. 
últimos del año anterior entró en Irun el general Dupont ge- 
fe del nuevo ejército que era independiente del de Junot; na 
bien habia pasado un mes coando apareció en la raya un nuevo 
ejército no menos numeroso que los anteriores, y mientras 
Moncey entraba por la parte de Navarra, internábase el geioe- 
ral Duhesme en Cataluña con un cuerpo de doce mil hombres* 
Esto era evidentemente traspasar los límites impuestos por el 
tratado celebrado entre nuestro gabinete y el de Paris, pues 
por él solo se permjtia que entrasen en la Peoiosula treinta 
mil bombres, siendo así que se Jbtabian internado en ellajEnas 
del doble, y se habían puesto en marcha para la frofitera otros 
tantos. Atónita la jDdcion.á vista de todos estos movimieo tas 
•de tropas , no se alucinó sin embar<go como nuestras inhábiles 
ministros. Bien es verdad que diestramente se hacia oorrierila 
voz de que todos estos preparativos iban dirigidos contra Gir- 
braltar para quitar esta importante plaza á los Ingleses^ pen^ 
era fácil conocer que el principal designio consistía en apode- 
rarse de las principales plazas de la Península. Desgraciada*- 
mente se creia que los Franceses, si bien querían mezclarse en 
asuntos del gobierno, español , tendían sin embargo á favore- 
cer al Príncipe de Asturias y á oponerse al favorito. Y daba 
mas fundamento á esta creencia el recordarse la proclama que 
habia espedido Godoy en el año de 1806, y en que tan directa- 
mente se dirigía contra la persona del Emperador: por esto 
aunque se resentía el carácter español de que se entrometiesen 
Jos Franceses en los asuntos interiores de España, sin embar- 
go , era tal el odio que »e profesaba al favorito, que se admitía 
un mal necesario para librarse deesta suerte de otro mil veces 
mayor. Con efecto, ¿qué mal podía compararse al de que la ad- 
ministración publica de la Monarquía quedase encargada á 
manos de un inepto , y de un sugeto que por malicia ó sea por 
ignorancia estaba labrando la infelicidad de la España ? Ade- 
lantóse entretanto Moncey hasta Burgos ;. otro cuerpo deeje'r- 
cito francés se situaba en Pamplona, y Duhc;sme entraba en 
«Figueras y Barcelona como amigo. Pero no era posible di&i* 



LU. X. CAP. II. f 

molar por macho tiempo los verdaderos progrieelos iM Empe* 
rador: así que en 17 de febrero se apoderaron á irmüoa los 
Franceses déla cindadela de Panlpiona , mieotr«a,Diikesf|ie lo 
bacía asi mismo con la de Barcelona f y obtenÍ4icpiQ,scis troT 
pas tuviesen entrada en el cao tillo de Moojoí. £o valM> ^1 c^pi* 
tan general de Cataluña quería oponerse á los proyeeU>s de los 
que se suponian aliados de la £¿paSa y obraban coiepf» leiie.mí* 
gos, {a) pues las respuestas qup obtenía de laa espp9Íi9o.oes 
que enviaba á Madrid., le dejaban siempre en el mas alto grado 
de iooertidumbreo Inútilmente lo^ gobernadores dejas plaus 
estaban dispuie&tost ¿obrac c^m energía , y á baeer reBpeMr,l9 
independeqcil de te HSCion , pues los gefes de esta op t^vÁ^n 
entereca para &ada« ai sabían . cooooer los> verdaderas intere- 
ses de sus subordinados. Todo, lo sufría el gabinete español so- 
lo para impedir una declaración abierta de guerra de pacte de 
JíapoleOD, además^ de que el. partido, de Gpdoy, conociendo que 
no podiía .<H)nfidr mucho ' ^ el amor de) pueblo español , tras* 
Joda quesea caso de unpguerra declarada entre el gobierno de 
entonces y el Misnarca francas hubiera acarreado inevitable- 
mente la ruina 4el primero. £ntooces.la nación no hubiera to* 
mado cartas en defensa < de jup gobierno al que odiaba , . J 
alimentada con la esperanza de. que qI triunfo de ^apoleon, 
hubiera producido el. entroDÍsamiento del Príncipe de Astu- 
rias ó á lo meóos la caída de Godoy , no hubiera opue^^o gran- 
de resistencia para impedir un acontecipiientp que f^paraba 
un bien. Hecha una vez la declaración de guerra ^ tampoco 
hubieran tenido lugar las arterías de que tuvieron de valerse 
ios Franceses para tomar posesión de las plazas español a^i ; ^ 
decir que no hubiera mediado una de las circunstancias que 
mas ira encendieron en el ánimo de los Españoles que siempre 
reconoce y acata el valor , pero que nunca transige con la ale- 
vosía. La verdadera situación de la España en aquellos días de 
crisis consistía pues en la incertidumbre general acerca los 
verdaderos designios de los Franceses , y si se declararían por 
el Monarca reinante y por Godoy , ó por el oprimido Príncipe 
de Asturias. En el primer caso debía estallar la indignación 
de los Españoles del modo mas terrible : y en el segundo todo 

(a) Véanse los documeDtos número 19 7 ao. 



iO mstüMA ftE YSKAf A. 

se hobief^ stffiriielO'á trueque de qoé Godoy hubiese aíilp inimi*- 
Hado para siemfyre. 

Pe(^«sftec tíempci ee ihaHaffea la corte «ski Ahanjuez , y á medía^ 
dos del ttí^s de marzo peB^ó^sm^menteen trasladarse á Seví^ 
ila , y de&de álirá iMé/rco , ^ hs icircuivstatyok» reclamaban que 
«e siguiese et ejemplc^ dado'por el ^Príncipe regenle de Portu- 
gal. Cc^rrié por la p(ybladlon de Arianjaezia voz dq que tratii^* 
ban tos Reyes deababdótiar la Penjnsula, y lüegéal isas alta 
punto la éfórveseetücía de los énímos («). Éti i^ano algunos 8q« 
gelos de ic^legoría y bien reputados diel pueblo proeunoiroQ 
ttahqetilizár los ánimos é híeiei^ofií ÍKM mayores esAierzos para 
licalíar Ids rutnfores populares , pueá at ün iixro logar la espío* 
sioüi , y se ti«ió á (^onotferqiÉieia Esp^a eracapae de l^vanfar^ 
%e de su' ábdtímíento , J^ icfíie défi^úes de tin ¡peAiosío ietíargo 
podra aparecié'r como un püeblb nu^vo, y p¥0éefltar$e'eii la pa» 
íeslrá para vengar tatitos'indttltos,'taitfto desf^foroy vWpbudib, 
Los soldados tomaron bvúbien pa>rte en (u^^oblevaeioo: 414»- 
nó^e= lá casa del vaHclo, y'sí en aquel momentose'le'hnbveeé 
^ncontí'ado iiubiérá itidéfectíblemeD'te paga^bí cbn .la-'vida ios 
males de Ique había sido óausá. Tiempo «r& yade queabures^ 
los ojos él ehgañtidd Monarca , y el 18 de mars»)«epttbKeó«i 
■decreto de exoneración deGodoy (9). ■ » 

Contenta la población de Aranjiiez con la púbircacion dé 
este decreto ; ya no deseaba otra ¿osa, y probablemente no int^ 
laierah teñido logar dtros dístiirfeios en Arawjuez , si en lam»- 
*ñaha del 19 nfo hubiese^klido Godoy de s« escondite y iiubiese 
éido des'cubíerto. Con su vista volvió á inflamarse eionconó 
•popular; lanzáronse varios grupos contra su persona, y en 
'aquel momento hubiera perecido , si la presencia de un pique- 
te de guardias de€orps tío huléese llegado á contener á sus 
perseguidores , y si tío se hubiese presentado el mismo PréDoí^ 
pe de Asturias para salvarle. Indignado Carlos I¥ á vista del 
Tnal trato que se daba á su favorito, y conociendo que B^ernan»- 
do era el ídolo y la esperanza del pueblo español , tuvo junta 
de ministros en la noche del 19, y abdicó libre y espontánea*- 
mente la corona en la persona de ^u hijo Don Fei*nando [b). 

(a) Véase cl documento núm. 16*. 
{&) Documento núm. 17. 



Es Indecible eSÍ eatusíasmo que manifestó toda la pobladcvii 
al pubtiearseesle decreto, y la rapidex ooq que cironió por loda 
la EsfiaSa para acreoentar el eatusiasroo piibUco<rED ioDumera- 
bles poblaciones aun tiempo fué arrastrado -Godoy eo estataa* 
j quemado piiblicamefvte, á pesar del oeio de las autoridades 
en impedir unos actosque siempre redundan en desdoro del 
quelosconsiente. Verdad es que uo debe estrauarse que laefer* 
i«sceflcta pública rompiese entonces to^s las vallas , y mani« 
festase sin rebozo que si por tanto tiempo se había sufrido ea 
sileocío, tíra solo por el respeto que inspiraba el trono, y todo 
cuanto dimanaba de él. 

Yieodu el nuevo Monarca cuan eaplícitaaaent^ se manlíesta*' 
bala opinión pilblica contra la persona de Godoy , espidió en 
3 de abril un decreto para que se le formase causa {Í9), y di6 
las órdeioes convetiientes fiiara que volviesen al seno de síus fa** 
muías los sugetos que habíaa sido perseguidos por el-favoiitOy 
y para que rodeasen de nuevo el trono español los que tai>lo 
lastre le habían dado. Entre «ellos debe contarse el grande Jo- 
vellaAos , á Cábarrus, y otros sugeios emíiuintes por su saber, 
por su prudencia ó por sus ^virtudes. -Por ei contrario sedíé 
orden para que sufriesen .el condigno castigo Iga <|ñe hablan 
sido los principales ejecutores de las órdenes dadas por ¡el 
Principe de la Paz. Este pasó desainado al castillo de Villa vicio* 
sa dotide se le puso eq ineomiinicación. 

La reunión de todos estos acón tecimientos ycircunatatidas,' 
debía ser un rayo de lux para el gabinete francés, yparustt 
gefe el emperador Napoleón. Ya 6e(habia dado el primer grito 
de alarma en la Península; «i los Frandeses liabtan eritrado m 
España, y apoderádose de sus principales plaxas solo>partt 
destruir el actual .gobierno,'la' obra estaba oonsuáiada ya. Desf« 
tronado desde la cumbre de su poder el valido, habiendo re4 
Bonciado ya á la corona el Monarca que le protegía , ¿ qvté 
papel debían represen lar los Franceses ep España? «qué'pfin-^ 
opios .debían proclamar? qué íatóreses debían defender ? Ko 
habla medio , ó debían manifestarse inmediatamente adictos al 
nuevo trono , y hasta entusiastas en su favor , ó debían acar- 
rearse la misma indignación pública que se había manifestado 
tan altamente contra el privado ; ó debían presentarse herma- 
nados con un hombre odioso , ó debían aparecer con el carác- 



10 BlSTOniA DE KSFJkSrA. 

ter de sostenedores de los verdaderos iotereses del pueblo es- 
pañol. Alocíoado Napoleón , no supo conocer su verdadera 
síiuacioo , ni apreciar en lo justo la resistencia que podría 
qponerle un pueblo que después de tantos años de abatimien- 
to, se presentaba de golpe dotado de voluntad fuerte , irresis* 
tibie é incontrastable. Tal vez los planes que dice que tenia con 
respecto á España le cegaron para su desgracia , y en este 
caso debe confesarse que no conocia la situación moral de la- 
España. 

. £1 becbo es que prefirió declararse por el partido del Rey 
padre. £1 embajador francés en nuestra corte no felicitó á 
Fernando VII por su advenimiento al trono, y Murat qne aca- 
baba de entrar en España con numerosos refuerzos , sabedor 
de los nuevos acontecimientos, apresuró su entrada en Ma- 
drid^ (a) la que tuvo lugar el 23 de marzo', víspera de la en- 
trada de Fernando Vil en la capital , entrada que se efectuó en 
medio de un entusiasmo difícil de concebir. 
. : La admiración de Murat debió de ser grande á vista de esta 
exaltación de los ánimos que tanto se oponía á los verdaderos- 

"> proyectos de Napoleón ; envió uno de sus amigos para que es- 

plorase el áoigio de los Reyes padres , y procuró en cnanto es- 
tuvo de su parte que entrasen efi sus planes. El principal de- 
seo de Carlos y de su familia era que se salvase la vida de 
Godoy y que se le diese libertad. Habia participado Carlos to- 

^ 4o los ocurrido en Aranju'ez á Napoleón (^), y esperaba inte- 

resarle para que á lo menos pudiese retirarse con su favorito 
separado del bullido de los negocios públicos. Murat trabajó 
d^de entonces incesantemente para que le fuese entregada la 
persona de Don Manuel Godoy (c), hasta que lo logró al fía 
^^ desconceptuándose mas y mas con estos pasos en la opinión 

publica. Ya no quedaba duda de que el Emperador de los Fran- 
ceses aspiralift solo á que se cumpliesen sus deseos relativa- 
mente á la Petfínsula , y que para él así Carlos como Fernando 
eran solo unos instrumentos para el caso de que le fuesen 



V 



• (a) DocumeDto DÚm. 21 v aa. 

• (¿) Documento DÚin. x8. 

• (c) Docaneotos nÚDn. 11 , 12, i3, i4 y x5. 



X. CAV. II. IS 

Útiles, mas'no anos objetos por cayos iatereset debiese desve- 
larse. 

Pero ¿cuáles eran tos verdaderos planes de Napoleón res^ 
pecto á la Península ? esta es una pregunta á que solo pode- 
mos satisfacer poniendo ¿ la vista la nota dirigida desde Paris 
al Príncipe de la Paz por el consejero de estado Don Eugenio 
Izquierdo. He aquí su conttoido : 

La situación de las cosas no éi lugar para referir con ind»> 
vidualidad las conversaciones que des4é mi vuelta de Madrid, 
he tenido, por disposición del Emperador tanto con el graa 
mariscal del palacio Imperial el general Duro c , como con el 
vice gran elector del imperio el Principe de Benavento. 

Así me ceñiré á exponer los medios que se me han comuni- 
cado ea estos coloquios para arreglar y aun para terminar 
amistosamente U^ asuntos, que existen hoy entre España y 
Franeioy medios que me han sido transmitidos con el fin de que 
mi gobierno tome Já mas pronta resolución acerca de ellos. 

Que existen actualmente varios cuerpos de tropas francesas 
en España es un hecho constante. 

Las resultas dé esta existencia de tropas francesas en Espa- 
ña están en lo futuro. Un arreglo hecho entre el gobierno 
francés y español con recifjro'ca satisfacción pu«4le detenerlos 
eventos y elevarse á solemne tratado y definitivo sobre las ba- 
ses siguientes : 

Primera base : En las colonias españolas y francesas podrán 
franceses y españoles comerciar libremente, el francés en las 
españolas como si fuese español , y recíprocamente el español 
como si fnese francés en las francesas, pagando unos y otros 
los derechos que se paguen en los respectivos países por sus 
naturales. 

Esta prerogativa será esclusiva , y ninguna potencia sino la 
Francia podrá obtenerla en España como en Francia ninguna 
potencia sino la española. 

Segunda base : Portugal está poseído hoy por Francia. La 
comunicación de Francia con Portugal exige una ruta militar 
y también un paso continuo de tropas por España para guar- 
necer aquel país y defenderle contra la Ingla^^ ha de cau- 
sar una multitud de gastos , de disgustos , é que rps y tal ves 
producir frecuentes motivos de desavenencis4de> 1^ 



14 HISTOEIA DB ESnUfJk. 

Podría amíitosameiite arralarse este objeto quedando 
el Portugal para España , y recibiendo un equivalente la Fnxn.-» 
i:ia en las provincias de España contiguas á este Imperio, 

Tercera base : Arreglar de uoa yes la sueesíoo al trono de 
España. 

Cuarta base : Hacer un tratado ofensivo y defensivo de alian-» 
za, estipulando el número de faeraas con que se han de aytt-> 
^f reotproeamente ambas potencias. 

Tales deben ser las Üases sobre las que debe cimentarse y 
elevarse á tratado ei arreglo capaz de terminar felizmente la, 
foctnal crisis política en que se haüan España y Francia. 

En tan a^tas materias yo debo limitarme á ejecutar fielmen- 
te lo que se me dice. 

Goando se trata de la existencia del estado, de su honor, de» 
coro y del de su gobierno, las decísiooes deben dimanar üni'^ 
oameate del soberano y de su consejó. 

Sin embargo mi ardiente amo^á la patria me pone en la obl¿- 
gaeioo de decir que en mis conversaciones he hecho presente 
al Príncipe de Benavento lo que sigue: 

I"". Que abrir nuestras Américasal comercio francés, es par- 
tirlas entre España y el Imperio francés; que abrirlas ünicm*- 
mente para )08 Franceses , es , dado que no quede de una vez 
arrollada la arrogancia inglesa , alejar cada dia mas la pa£ j 
perder hasta que se firme en nuestras comunicaciones y las 
délos Franceseá con aquellas regiones. 

H^e dicho que auo cuando se admita el comercio francés , nó 
'debe permitirse que se avecinen vasallos de la Francia en nues- 
tras colonias con despredo de nuestras leyes fundamentales. 

2^ Concerniente á lo de Portugal , he hecho mención de 
nuestras estipulaciones de 27 de octubre último ; he hecho 
ver el sacrificio del Rey de Etmrta , lo poco que vale Portugal 
separado de sns colonias : su ninguna utilidad para España, y 
he hecho una fiel pintura del horror que causaría á los pue- 
blos cercanos al Pirineo )á pérdida de sus (eyes, libertades, 
fueros y lengua , y sobre todo el pasar á dominio estranjer'o. 
. He añadido: no podré yo firmar la entrega de Navarra 9 por 
no ser el objeto de execración de mis compatriotas , como se- 
rta' si se oofito mnique un navarro había firáiado el tratado en 
que la entr6^i>^<' ^t la Navavra á la Franioia estaA» estipulaiia* 



Bol ■ fteópsinuádo que si na babís oír* reiÉc«Ha |)odmerí* 
girse tía wievo rcMo ó v¡raiMta<)e Iberia » etti)>ii]aii'do qve 
este rano. ó ▼¡rñiiailo n» Recibiese otras leyes, otras reglas clt 
admínistracioD que las actúales^ y qme ans nttiirales dvnser-* 
vasen stts actuales fíieroé f exencknies. Este reinó 6 vireiASto 
podría darse ai Rey de £tr«iria.T ó á otr» infante de Castil4a% 

3**. Tratándose defijéor ia sucesión-rie España , he manifes^ 
todo lo que el Rey nuestra señar . /ña mandó ^fue dijese de su 
parte; jr también he keehe de modo que eireo que quedkmde9» 
vaaeeidas euantas calumnias ¿nventaxlasi por los malévotos en 
este país, han llegado d inficmnar la epiuitm púhHta en este, • 

4*.]Por lo que coneierDe^á k alianza crfeosna<y defensiva, mi 
celo patriótico ha preguntado al Príncipe de Benavento ( Tait 
lleraed ) , si se pensaba eo hacer ét España un eqimeleiiite á la 
GQQÍcderaeiDii del Rkin, y ea óbhgarfai á dhr no contingeofte d^ 
tropas , cubriendo este tributo eoo al dc^coroBO nomAlre de 
tratado ofeosivo y defensivo. He mattif estado qiie i>dsotrosies# 
taado en pa2 con el imperio francés » na necesitamos para dé* 
feader nuestroa. bogares de socorros de Francia; queCanarihSf 
Ferrol y Buenos Aif es lo atestiguan ; que el África esnala* etc.. 

£» nuestra» conversaciones ba c|4tedado« ya coifuo. ta«gocto 
concluido el del casamtentx). Tendría efecto'; pnro «rá on, av^ 
rq;k> partienlar , de que no se tratará en el convenM» de q«in 
se enTÍan les baises. 

En cnanto at titubo de emperador , qu<e el Rey nnesitro sciinp 
debe tomar , no hay nihebia dificultad alguna^ Semebaen*» 
cargado que do se pierda un momento en responder á fin de 
precaver las fatales donsecuencias á que puede dar lagar el re-^ 
tardo de un día en ponerse de acuerdo^ 

Se me ha dicho que se evite to«k> acto hostil , todo movif» 
míenlo qne pudiera alejar el saludable convenio qne aon pue- 
de hacerse» ' 

Preguntado que si el Rey nuestro senk)r debía irs,e á Andálo- 
cía, he respondido la verdad, qiae nada sabia, i^regüntadn- 
también , que si creía que se hubiese fde , he contestada que* 
no, vista la seguridad et> que se balls^ban concerniente aMMei^ 
proceder del £mperad<(H*, tanto los Reyes c<iieBk<^ V. A. 

He pedido, pnes se medita un convenio, qne ínlerin que; 
vuelve la. respoesfa ^ se- snspenda k marcha de> los ejérdtoa 



16 KI8T0RIA DB EtPAMA. 

franeeses hacia (o interior de España. He pedido que Jas tropas 
salgan de Castilla : nada he conseguido ; pero presumo que si 
vienen aprobadas las bases, podrán las tropas francesas reci* 
bir orden de alejarse de la- residencia de SS. MM. 

De ahí se ha escrito , que se acercaban tropas por Talayera. 
á Madrid ^ que V. A. me despachó un alcance ; á todo he satis- 
fecho , exponiendo con verdad lo que me constaba. 

Según se presume aquí, Y. A. había salido de Madrid acom«> 
panando á los Reyes á Sevilla : yo nada sé, y así he dicho al 
correo , que vaya hasta donde Y. A. este. Las tropas francesas 
dejarán pasar al correo^ según me ha asegurado el Gran ma« 
riscal del palacio Imperial. •— París 24 de marzo de 1808. -^ Se- 
renísimo Señor. — De V. A. I. — Eugenio Izquierdo. 

Parece pues que por entonces es creíble que entrase en los 
planes de Napoleón el unir á la Francia toda la parte de la Pe- 
nínsula situada entre la confluencia del Ebro y los Pirineos ., 
y que contaba lograrlo alimentando el orgullo del inhábil Go- 
doy por medio de una soberanía de una parte de Portugal que 
le había prometido. Quizás intentaba con la parte de la Penín- 
sula que arrebatase á la España formar un pequeño reino con- 
tiguo á la Francia para servirla de antumural por esta parle , y 
cuya corona pudiese ofrecer á alguno de sus hermanos : el he- 
cho es^que los sucesos de Araojuez desbarataron los designios 
que hahia concebido , y le pusieron por unos días en la mayor 
incertidumbre. De una parte escribía á Marat que sobre todo 
anduviese con la mayor prudencia para no enconar los ánimos 
de los Españoles , y de otra continuaba activando el envío de 
tropas á la frontera de España. Al fin se decidió á presentarse 
en el lugar de la escena para enterarse mejor de una situación 
que á su parecer se ponía crítica. 

- €on efecto, íbase anublando en la Península el horizonte 
político de una manera capaz de alarmar al Emperador y á 
cualquiera que tuviese justa idea del carácter español, por- 
que cada día se iban trasluciendo mas las siniestras íntebcio- 
nes que llevaban los invasores. Pero el nuevo gobierno se 
mantenía indeciso, y en verdad que las circunstancias no eran 
para menos. La mitad de España y la misma corte estaba en 
poder de ios Franceses; eran suyas las principales plazas , y 
en caso de guerra podían hacerla á costa del mismo país. ¿ Y 



IIB. X. CA». ti» 17 

cómo podía creerse que fuese posible sostener ona guerra con 
el Capitán del siglo y sus belicosas tropas que habían vencido 
á ]a Europa entera ? Esa pobre EspaSa , abatida , humillada ^ 
que quince a&os antes no había podido resistir á un ejército 
de la repüblica , podría resistir ahora á todas las fuerzas del 
Imperio francés? Esto escedia todas las esperanzas de la íma« 
gÍDacion mas acalorada , y sin embargo debía suceder , por* 
que en el año 1794 hacia ia guerra un ministerio débil y en el 
ano 1808 debía hacerla un pueblo nuevo, üoicamente compa- 
rable á los Griegos cuando resistieron á toda el Asia congre* 
gada para abrumarlos. 

Asi que^ mientras el pueblo tascaba con violencia el freno « 
el gobierno procuraba tener propicio al Emperador, y con to- 
da solemnidad hacia entr^ar á Murat la espada de Francis- 
co 1 ganada en la famosa batalla de Pavía en el año de 1535 > 
como si el recobro de una espada por medios indignos pudiese 
hacer olvidar una de las glorías del reinado de Garlos I (23). 

Corría muy válida la voz de que Napoleón iba á entrar en 
España , y mientras la espectacion pública llegaba á su colmo> 
instigábase á Fernando YII para que saliese á recibirle hasta 
Burgos. Oponíanse algunos consejeros á este viaje; pero otros 
ie juzgaban indispensable. Las razones en que se apoyaban es^ 
tos pueden verse en Escoiquiz en su idea sencilla de Jas razo- 
nes que motivaron el viaje del rey Don Fernando Vil á Bayo- 
na en el mes de abril de 1808. He aquí como las espone, no 
solo en las que motivaron su viaje hasta Burgos , sino en las 
que le impelieron á pasar desde Victoria á Francia. Las tazo- 
nes que alega debe reputarse que fueron en efecto las que de- 
cidieron el ánimo del Rey ; pues habiendo sido Escolquiz su 
preceptor, ejercía grande influjo en su ánimo i; y por tanto , 
fuesen buenas ó malas , fundadas ó infundadas ^ deben ser co- 
nocidas de los que desean juzgar con acierto los hechos histó- 
ricos. 

« La situación, dice, en que se hallaba la corte en aquella 
época , era la mas precaria y espuesta de que quizá habrá 
ejemplo en la historia. Cuarenta mil franceses colocados en to' 
dos los puntos militares que rodeaban á Madrid , toda tropa 
veterana , tanto de caballería como de infantería , provista de 
toda la dotación correspondiente de municiones , pertrechos 

TOMO X. 2 



IS HISTORIA BE B8PAVA. 

y trenes de arifllepía, cual pudiera ed la guerra mas aeiiva^ y 
niandada iKir los generales mas esperimentados , á las órdenes 
del gran Duque de Berg , que alojado con su estado mayor , 
BiHnerosa guardia , y carias piezas de campaBa á doscientos 
pasos del palacio Real en la casa vacante de Don Manuel Go- 
doy , tenia dentro de Madrid otros diez mil tiombres reparti- 
dos en sus diversos cuarteles. £1 total de este exéreitode ctit* 
cuenta mil hombres en comunicación directa con Bayona, por 
medio de una serie de cuerpos franceses, que componieod» al 
pie de treinta mil hombres » formaban una cadena nointer^ 
rumpida desde aquel ejército hasta dicha ciudad , y podían 
acudir sucesivamente y en pocos días á sostenerle. Sobre esto 
todas las plazas fortificadas de España , y entre ellas la impoh*» 
tantísima ciudad de Barcelona en manos de los Franceses , en- 
tregadas por las perjuras órdenes de Don Manuel Godoy. Por 
otra parte, nn ejército de treinta mil hombres de Portugal, al 
mando del general Junot, y envueltos en él casi todos los pen- 
cos regimientos españoles veteranos que'babian quedado en 
la Península después de la salida de los restantes con el Mar- 
qués de la Romana y otros generales para el I<forte y la Italia* 
Lo&'rteagos que este funesto aspecto presentaba per sí solo 
crecían con las disposiciones hostiles del pu^o de Madrid , 
que lleno de lealtad y de amor á la patrm, y justamente indig- 
nado de la negativa de los Franceses en reeooocer al nu evo 
Rey, y reeelofto de sus intentos , estaba á cada jostaate para 
tamvultnars^^.y dar principio á la escena toas sangrienta. Con 
efecto, limpió uno de aquellos dias su colera en la''pla;neia 
-de la Gebsda , matando 6 hiriendo á algunos soldados france* 
ees^ y fueron necesarias las mas activas y prontas provideñ- 
das del f^biemo , siostenidas por todos los magistrados ,'lra- 
pa etpeñoJa , y gente de mas autoridad y juicio, para- contener 
aquel fne^, que sin esto hubiera ocasionado el mayor estrago, 
a No eran solos los enemigos de los Franceses los que lo fo^ 
mentaban , era impoaible dejar de conocer que concurrieran 
é encenderlo loe muchos espías y partidarios de los Reyes pa* 
drea, de Godoy, y de los mismos Franceses, interesados en 
M|£it*r aquel alboroto, para tener ocasión de aterrar á la Es* 
paila con un castigo aangriento de los Madrileños, y eavolver 
quizá al rey Fernando y su partido en »u ruina , en medio de 



um. X. CAP. II. * If 

la ceofmion ioerilabie en tales casos ; exetso fácil de ¿orar pa- 
ra los Franceses , acoaiumbrades ¿ culpar á ios pueUos de los 
^esórdeaes oscilados por ellos mismos, para oprtmiHos, y ^- 
cerles adoptar sus proyectos. 

a Claro está qae lá hubiera habido probabilidad fandada da 
que el pueblo de Bfadríd , ayudado de la eoKa guaroicion es*- 
panela de tres á cuatro mil hombres efectiTOS , hubiese Tenci* 
do j espelido a los Franceses» ni estos hqbieran estado tao or* 
gollosos , ni d consejo del Rey tan ^^mbaraaado pata lomar um 
partido. 

«Pero aquí invoco el juicio de los hombres sabios, sobre todo 
militares; ¿qué esperanza se podia tener de que un pueblo de 
cieato y iresnia mil aloMS-, cuál es el de Madrid , que por con- 
ci{oienlf presenta á lo mas una masa <de cuarenta mü hombres 
capaces de tomar ks artnas , embaraia^as mas que ayudados 
por la restante roullitikd imbele de vicjp^f miugeres y nin^s , y 
sío armas regulares, sbi pertrechos , sin eriiUerU » aio órdeo , 
fffl disciplina , sin preveacioa alguna » aun de piedras ; pues la 
menor cÚligenda par^i hacerla había de ser in Ver rompida pi^r 
BU ataque general del ejército <frAacés$ ¿qué esperanaai repil^i 
se podía te»er ^que sem^aote múlljiíúl : informe, ayiic|a4e 
de tres mil soldados- escelentes , pero sin mas preveiioioo 9i 
moflácioBOi que las necesarias para }uo ejfireÍQio». piidie^f re- 
sistir á /eíneuenta aníl hombrea á pjüusiO de guerra « y situados 
eon tocias ias ventajas milcUres como lo he referid aoies? 

«Y DO se .me oponga, que podía el gobierno User tropas ó 
pertrechos de iuera^pnes.á eaoepeiofi de.uo regÍAfimto «eian 
que «stebaeo Toledo y iy que se jnjraba.eoB H>sp^9cba, no.ias 
kabia en loü eeaüornop .de Madrid , y ipneho mepo^ peira ^9r 
trapesar la Teptaja enoirrae del ejjénerto francés ( y ^l gran D|if 
qve de fierg, qné tenia espías por todas partes» ap40ASiiWt|*s^ 
un fusila .maa libra de póWorA 6. de bolas en el turrij^jfo de 
Madrid, cuándo se apoderaba de <elÍQs .por xnedio de sus |U'o- 
pas« que lo rbddahan tudq, y appsna^ apareei|i «op ^ím^^pi-- 
queto eapaaol^ ka» haoia; vdlver atrás ^ qut^ adose amprgaH^^ te 
»1 ^«|r .como disoibaoonduoia injuriosa é íneiM'riMv c^MitffiJa 
buena le del f^haente. - frmcés , q ue é pooo ^c^e se repitj^sie )9. , 
ipirainacoeeio uKia bt^stiUded. . . ., , 

* N^ obsta^nlit, (iesur^flo couio Iddod Copsejo , ^q v^qr si qvie- 



■20 HISTOBIA DK BSPANA. 

^aba auo medio de salir del estado de opresión en que estaba « 
inos , yo ixiísnio en una de sus sesiones pedí al ministro de ia 
guerra Olaguer Feliu , cuantos informes pudiera dar acer 
ca del niimero de tropas efectivas que babia en España en la 
actualidad, y de los puntos en que estaban: á lo que respon- 
dió, que de nada de esto tenia la menor noticia ; pues solo Don 
Manuel Godoy habia corrido con estos asuntos ; y que ni á él 
•ni á su secretaría se permitia ocuparse en ellos ; pero que en- 
tendía , como el publico^ que fuera de alguna corta guarnición 
en los puertos y en San Roque , la poca tropa que quedaba , 
era la que estaba en Portugal al mando del general francés 
Jnnot. 

«Lo peor era, que dado por el embajador de Francia el aviso 
de oficio de que el Emperador habia salido de París para Ma- 
drid , y renovadas sin cesar sus instancias , mezcladas ya con 
amenazas para que el Rey le saliese al encuentro, repetidas 
por el gran Duque de Berg , requería demasiado tiempo cual- 
quiera medida que se quisiese adoptar en tal desnudez de re- 
cursos, para evitar , antes de verificarla, el rompimiento coo 
los Franceses , que amenazaba cada momento ^ y que con ra- 
zón nos parecia el mas funesto de todos los sucesos que po- 
dían acaecer. 

« Persuadidos con efecto el Rey y su consejo por los datos 

de que he hecho mención , y por otras razones solidísimas 

que espondré después, de que el objeto de los Franceses en su 

conducta amenazadora no era otro que el de conseguir una 

de las pretensiones alternativas contenidas en el tratado reoii- 

tido por Izquierdo; esto es^ la de la cesión de las provincias de 

la izquierda del Ebro , ó la vía militar para Portugal, ó quizá 

la Navarra sola , y asegurarse sondeando las disposiciones del 

rey Fernando antes de reconocerle, de si debían ó no esperar 

en él un fiel y constante aliado, no podia menos de 'lisonjearse 

de que una conducta amistosa y constante, y el influjo de la 

sobrina del Emperador , una vez ajustada la boda con el Rey , 

bastarían para suavizar aquellas exhorbitanles preteqsiones , 

y que en todo caso teniendo, como resoltaba del tratado , e| 

arbitrio de elegir la concesión <le la vía* militar para Portugal, 

consiguiendo por este arreglo laVestitucion^de] Barcelona y 

demás plazas no situadas en ella , y el retiro del ejército , in- 



LIB. X. CAÍ». II. Si 

teroado hasta Madrid, ]a guerra , que no podia meno» de en- 
cenderse hacia el Norte, otros mil azares, y la restauración 
sola de su tranquilidad y fuerzas , traerían precisamente el mo- 
mento de sacudir aquel yugo precario. 

«Yeia al contrario, que si en aquel estado de crisis y de debi- 
lidad ponían de cualquier modo á los Franceses en el caso de 
un rompimiento^ estos asegurados de sacar del Rey padre el 
partido que quisiesen , y de dorar su perfidia ¿ los ojos de las 
demás potencias con el pretexto , en la apariencia plausible 
para ellas por no estar instruidas en la verdad de los sucesos, 
de sostener á un padre destronado por su hijo, se esforzarían 
é colocarle de nuevo en el trono, comenzando por prender á 
8U hijo y entregárselo , lo que no podia evitarse estando este 
ea Madrid , y teniéndole rodeado con tales fuerzas, de lo que 
por la resistencia del pueblo y de la corta guarnición españo- 
la , necesariamente había de resultar la mayor carnicería , la 
destrucción de aquella corte, y aun en tal confusión la muer- 
te del rey Fernando^ y de las personas Reales, que estaban en 
so compañía; y aun cuando tuviesen la fortuna de escapar de 
muerte y de prisión , la renovación de la causa del Escorial , la 
eiheredacion de Fernando con este pretexto, y una guerra e¡- 
y'ú y estranjera á un tiempo , que no tendrían otro término 
que la destrucción total de la EspaBa, pues que no debiéndose 
dudar que los Franceses tendrían el cuidado de hacer separar 
á la Reina del manejo de los negocios , y de hacer seguir en la 
apariencia la causa del Príncipe de la Paz , segregándole para 
siempre del gobierno, el rey Carlos , que no era aborrecido 
personalmente de una gran parte de la nación , hubiera tenido 
bastante partido en ella , y ayudado de los Franceses , además 
de devastarla, hubiera quizá conseguido reducirla y entregarla 
para siempre al yugo de estos. 

« Tal era la horrible perspectiva , que se presentaba como 
inevitable, si se rompía con ellos. Desgracia tan funesta que 
por mas graves que hayan sido los males padecidos por la Es- 
paña, en fuerza de haber tomado el Rey otro partido, no son 
comparables con ella, pues que su resultado ha sido el de la li- 
bertad é independencia, el de la restauración del joven y ama- 
do Monarca, y el de una gloría imponderable é indeleble, que 
icooipañará el nombre español hasta los mas remotos siglos. 



22 HISTORIA. BE ESPAÜíA. 

. «ExamineiDos pues ahora, sí había alguA Inedioó alguo pur- 
trido que tomar mas acertado que el que se adoptó para evitar 
aun estos males. !No Jo era , como hemos tisto, el de haber 
permanecido en Madrid « aun supuesta Ja intención, ignorada 
entonces 4 y que ningún hombre sensato podia presumir, de 
colocar en el trono una nueva dinastía , pues aun eñ est^ f»u- 
puesto siempre hubiera comenzado el Empera dor , á no haber 
sido el hombre mas necio del mundo , por hacer caer sobre la 
España la desgracia mas horrible i que hemos espresado, de 
restablecer sobre el trono al rey Carlos para ocultar su ambi- 
ción á las demás potencias , y para tener con la cesión de Car- 
los, que ni hubiera querido ni podido negársela, un título mas 
á propósito para justificar y facilitar su proyecto favorito. 

«Lo mismo hubiera sucedido si el Rey, dejándose llevar de 
sospechas vagas sobre estas miras , hubiera adoptado y con- 
seguido el difícil medio de huir de su corte, y de hacerse fuer- 
te en alg^una provincia, pues tampoco hubiera evitado la guer- 
ra civil y estranjera ni sus funestas consecuencias. 

«He calificado aun este medio de difícil, porque sembrado el 
palacio, como debía suponerlo el Rey, de hechuras, y por con- 
siguiente de esp/as de los Reyes padres y de los Franceses , im- 
posibilitado por la etiqueta á estar un minuto del dia y de la 
noche sin testigos, la menor interrupción en esta, el menor 
ibovimiento habían de llegar al instante al Gran Duque de 
Berg^ alojado > como hemos dicho, á doscientos pasos del pa- 
lacio , ie habían de dar á conocer el intento , y por consiguien- 
te hacerle tomar todos los miedlos para que cayese en manos 
desús tropas, que rodeaban á Madrid , con lo que se hubiera 
anticipado la horrible y temida esplosion. 

«Lo que acabo de esponer debia hacer tanta fuerza á cualquier 
hombre sensato , que aun cuando hubiera tenido las sosfH*- 
chas mas vehementes de las intenciones de la mudanza de di- 
nastía, á QO ser una absoluta seguridad, hubiera dudado con 
ra^on sí debia aconsejar la fuga del Rey , y mucho menos su 
perman.eocia en Madrid; ¿pues qué será si se reflexiona , qne 
lejos de tener el Rey y su consejo la menor seguridad , ni aun 
el mas leve motivo fundado de sospecha de semejante intento , 
Ittoiaa las mas sólidas razones para juzgarlo imposible ? 

«Además de los datos contrarios que hemos mencionado, te- 



LIB. X. CJJP. ti. ^ 

M» ptra ao sospechar 6eiiK»jaBte cosa laf raiones siguieolti' 
Ki GRTáeler político <|ue liA»ta aqu^lia épooa había manií^sUclo 
il EKpera4or : su aistema constaole había sido el de oo apo* 
tevrae ni agregar á la Francia los estados de los demaa Prío- 
cipes «un enemigos suyos, conteotoooo domiaark>s eo la rea- 
Edad por el esceso de sus fuerzas , y de la esteasion de su 
¡Dperio, y con haber dado á este los límites propios , no solo 
para asegurar &u preponderancia , sino para hacerlo taapeae* 

trabi« por »u posición , cuales eran los Alpes i el Rio , ete 

Así , podiendo haber destronado al Emperador de Austria y 
al Bkíey de Pruúa, después de las batallas de Austerlilx y de Je* 
na, se contentó con quitarles algunas provincias; pero no para- 
unirlascon la Francia, sino para engrandecer con ellas' el rel- 
io de Baviera, y erigir el de Westfalia ^ que sirviesen á la Fran* 
óa de antemural contra aquellos dos enemigos, y contra loe 
lusos aun mas poderosos « 

«Si agregó al recinto arriba dicho de la Frauda el Piamonte^ 

teoia á s« favor d haber encontrado ya vacante aquel trono, y 

serle precisa aquella provincia para tener la puerta de la Italia 

abierta, y oponerse á los Alemanes , si en algún tiempo la »n- 

. vadian. 

^ «Ann se observaba, que á pesar de necesitar de los Cantones 

I suizos para redondear su imperio , por ser la ünica entrada 

fácil que quedaba por donde pudiese ser acometido ', se con* 

tentó con estrechar so alianza con ellos , pero no les privó de 

sa independencia. 

«En soma, su política hasta entonces^ y la mas ventajosa 
ciertamente para so interés, se habia reducido á tres máximas, 
es á saber: á engrandecer hasta cieKo punto, y recompensar 
á los Príncipes aliados suyos á coeta de los enem^os vencidos, 
á no despojar á estos totalmente aun estando en su mano , y á 
dar de lo que les quitaba estados masó menos considerables 
á sus parientes de ambo» sexos , interesados en perpetuar to- 
. das sus disposiciones , y en sostener so imperio. 

«Así se le vio dar el título de reyes á los Soberanos de Bavie- 
ra y Wurtemberg su& aliados , aumentar sus posesiones á costa 
déla Austria, y engrandecer á otros varios Príncipes de la co«- 
federaeíon del Rio, obra suya , á costa de la misisfa casa y de 
U Prusia ; formar los i*einos de Holanda y Westíálio para dos 



34 HISTORIA DE B8PANA. 

hermanos suyos; el reino de Italia para ser heredero después 
de su muerte con separación de su imperio , por un Príncipe 
de su familia ; el principado de Luca para una hermana suya ;* 
el Gran Ducado de Berg para otra hermana, y dar el reino de 
Ñapóles á otro hermano suyo : todo á costa de sus enemigos , 
escepto la Holanda. 

«Perosi á esta la privó del gobierno revolucionario que tenia, 
salta á los ojos que fué por la especial razón de su conniven-* 
cía irremediable con la Inglaterra mientras fuese republicano, 
los perjuicios que de esta se seguían á la Francia , y sobre las 
instancias de la mayoría de los mismos Holandeses, que veían 
que dicho gobierno no podía subsistir. 

«En cuanto el reino de Ñapóles, presentaba^ es cierto , el 
ejemplar de un Rey destronado por Napoleón; pero ¿no era 
acaso por sus circunstancias una nueva prueba de la constan- 
cia con que seguía el sistema arriba dicho , en lugar de serlo 
de lo contrario? 

a A pesar de los motivos de queja que su rey Fernando había 
dado á los Franceses , á pesar de su adhesión notoria á los In- 
gleses y á la Austria, y de ser de la familia de Borbon , tenién- 
dole vencido, ocupando sus estados con un ejército poderoso, 
siendo dueño con una sola palabra de despojarle del trono, y 
aun de apoderarse de su persona y familia, seguro del poco 
interés que en su suerte habla de tomar su hermano el rey de 
España Carlos IV, lejos de pensar en semejante medida, retiró 
de sus tierras dicho ejército, le aseguró con un tratado solem- 
ne en su posesión , y sin exigir otra cosa de su parte que una 
neutralidad sincera entre él y sus enemigos. Véase si puede 
darse una prueba mas convincente del sistema que hemos di- 
cho de no despojar totalmente de sus estados ni aun á los Re- 
yes sus enemigos declarados. 

« Verdad es, que no tardó en variarlo respecto del espresado 
Rey; pero ¿ pudo acaso hacer otra cosa? Apenas babia evacua- 
do el ejército francés sus estados , apenas había firmado aquel 
tratado, cuando con la infracción mas pública abrió sus puer- 
tas á sus enemigos, los recibió en su capital , y unió con ellos 
sus fuerzas para hacerle guerra. Víóse pues Napoleón precisa- 
do indispensablemente á abandonar en aquel lance su sistema, 
1« precipitó del trono, y colocó en él á su hermano Josef, 



LIB. X. GAP. II. 35 

« £o vista pues de estos hechos , que prueban el sistema 
constante de Napoleón de no despojar del trono ni ann á 
sus enemigos , ¿había motivo para sospechar , que lo variase 
j siguiese otro diametralmente opuesto con un Rey aliado su- 
jo, con una nación amiga, y que se había sacrificado por él , 
con un joven Monarca , que no anhelaba sino casarse con una 
Princesa de so sangre, á quien ya se la había prometido, y que 
con esta seguridad se ponía en su manos ? Era de creer que , 
estando cierto de que por este enlace incorporado con su fa- 
milia olvidaría todos los intereses de las otras ramas de la ca. 
sa de Borbon , que sin esto tenia su padre ya harto olvidadas , 
adoptaría los de su casa Imperial , y seria , puede decirse , un 
hijo obediente suyo , y un aliado inseparable , quisiese destro- 
nándole , y con él á su sobrina , su futura esposa , derramar 
arroyos de oro y de sangre, para coronará otro Príncipe de 
sn casa , poner en arma á toda la Europa , y dar pábulo á las 
sugestiones de los Ingleses para inflamarla, haciendo patente 
á todos sus gabinetes una muestra tan decisiva de falacia , 
de ingratitud y de ambición sin límites , que precisamente 
los había de reunir contra él , que tan funesta podía serle , 
no necesitando mas que dividirlas y debilitarlas para domi- 
narlas ? 

«Confirmaban la inverosimilitud de esta variación de sistema, 
las otras funestas consecuencias que se habían de seguir á la 
Francia misma de semejante mutación de dinastía en el trono 
de España. 1.' Habia de costar, si se conseguía, lo que era 
muy dudoso , una guerra de esterminacion que acabase con 
todas las fuerzas y caudales del reino, y por consiguiente pri- 
vase á la Francia de una litíl aliada principalmente por su ma- 
rina contra los Ingleses , y substituyese un país muerto , que 
lejos de servirla de utilidad , tendría que sostener á sus espen- 
sas para mantener al nuevo Monarca. 2.* Este , impuesto por 
fuerza á la nación , hecho objeto de su odio eterno , no podría 
conservar el cetro sí no en fuerza de un grande ejército fran- 
cés permanente en sus estados, y de establecer un gobierno 
militar, compuesto por la mayor parte de los franceses, lo que 
habia de llevar el odio de los Españoles hasta la desesperación, 
y causar una esplosion , que destruyese todo lo hecho , en el 
momento en que la Francia, ocupada en otra guerra , no pu- 



26 HISTOAIA BS SSPAÍÍA. 

diese velar con la misma eoerg^ia sobre la España. 3.* ¿Y qué 
medios no proporcionaba á la Inglaterra aquella conducta am- 
biciosa de la Francia, y esta disposición de los Españoles p^ra 
eternizar la guerra de la España, hacer de ella un cáncer 
roedor para la Francia, y debilitada esta, retiñir contra ella 
todas las potencias de la Europa , escandalizadas de su ambi- 
ción , y recelosas de igual suerte ? 4.* Supuesta la mudanza de 
dinastía , era infalible la separación y la independencia de to- 
da la América española , y demás colonias suyas ultramarinas. 
En este caso la España quedaba perdida, sin comercio y sia 
marina. La Francia , que hacia can los efectos de su industria 
la m^yor parte de aquel comercio, arruinada. Se abría á Los 
géneros de Inglaterra en dichas colonias un campo inmenso j 
rico para su comercio, con esclusion de todas las demás na- 
ciones , ó C9usa de su preponderancia marítima, con lo que 
nada la importaba que se la cerrasen los puertos de Europa. 
Quedaba dueña de todas las preciosas producciones de aque^ 
Dos vascos paises , y en estado de hacerlas comprar á la Euro- 
pa al precio que quisiese , ó de negarla dichos artículos, de 
muehos de los cuales no podian privarse. ¿Y qué aumento de 
potencia no había de dar esto á la Inglaterra , dueña también 
ya de todas las producciones del Asia? 5.* Como hasta aque- 
lla época los metales de la América, de que por conducto de la 
España participaban todas las naciones de Europa , mante- 
nían el numerario , su falla habia de hacerlo escasear en ella, 
hasta llegar al grado con el tiempo en que habia estado antes 
del descubrimiento de aquella parte del mundo. 6.* La Ingla- 
terra, dueña de dichos meules, creciendo en opulencia á pro- 
porción de aquella escasez y preciosidad del numerario , babia 
de llegar á un sumo poder , y podría comprar sin incomodar- 
se todas las naciones de Europa , y reunirías contra la Fran<» 
cía t como sos4.QHerlas hasta que triunfaran de ella. 

« Tales íccan Uui convincentes razones deducidas del interés 
miuno del Emperador y de la Francia, que me persuadían im^ 
posible el proyecto de destronar la dinastía de Borbon en Es- 
paña. 

»I>ei mismo dielámen eran todos los individuos del consejode 
Rey, y aun los mejores diplomáticos que se agregaron á él en 
Bayona dividían precisamente la misma opinión ; poes á pesar 



MACAWAZ 



LtB. X. CAP. II. 37 

de Ja esplicacion clara , que cuapclo estábamos ytí en dicha ciu- 
dad había hecho el Emperador de que quería destronar la di- 
nastía de Borboo; Labrador, Onís y Yallejo, á ^emplo de Ce- 
ImíJos , persistieroD eo teoer por imposible que la intencioo 
de dicho Monarca fuese aquella, y se persuadieron , que aun- 
que la hubiese asegurado, no era porque pretendiese cumplir- 
la, si no por sacar con aquella escesiva pretensión alguna de 
las mas moderadas que hemos dicho del tratado de Izquierdo. 

«Véase pues si estos sugetos, que aun en aquel tiempo en 
que el Duque de San Garlos , Macanaz y yo , coo otros varios» 
estábamos ya desengadados de aquel modo de pensar , se obs- 
tinaban en é! , estarían aun mas firmes en el mismo antes de 
haber tenido tales desengaños. 

« Digo esto para probar que todo el Consejo del Rey dividió 
mi opinión en no creer que la intencioo del Emperador fuese 
la de destronar la dinasUa de Borbon , y que muchos de los in- 
di?iduos que lo compusieron, ya en Madrid, ya en Bayona , y 
de los mas versados en la diplomacia, se obstinaron muchp 
mas que yo en ello. 

«No hablo así para zaherirlos , pues tenían sobrada raaon en 
no dar crédito á semejante absurdo , sino para hacer ver que 
realmente lo era, y que todos se engallaron en este pnuto, 
cttando menos como yo , lo que prueba la solidez de las razo- 
nes , en que se íunds^a nuestra incredulidad^ 

«▲ todas ellas se agregaban lasespresiones de seguridad de la 
carta dirigida á S. M. por el Emperador , y recibida eo Vitoria; 
las palabras de honor mas solemnes del Embajador de Fran- 
cia, del Gran Ikiqae de Berg , y del general Savary sobre las 
disposiciones favorables de S. M. I, y que reconocería poi* le- 
gítimo Rey á Fernando eo el momento en que le viese en Ba- 
yona , añadiendo por llU¡0io« aun mas de lo que esperábamos^ 
pues nos protestaron con la misma solemnidad q ue el Empe~ 
rador no quería dkeamemibrar de la España ni aun la menor 
aldea. 

«Jnstameote persuadidos el Rey y su Consejo por este ciimu- 
k) de razones y por las cartas particulares de los comisionados 
de Bayona , recibidas en Vitoria en los días 17 y Ig de ahril, en 
que asegttraban las buenas dispoaiciooes 4lel Emperador , de 
que Bo tenían <|ue recelar la menor perfidia de parte de este, 



28 HISTORIA DE B8PAÑA. 

que en su carta convidaba á S. M. á venir á tratar amístosd^ 
mente con él en Bayona , reflexionando que rodeados, como 
se hallaban en Vitoria de ocho mil franceses de infantería y 
caballería , estaban en sus manos, y que una noble confianza 
era la mas propia para sacar mejor partido de aquel Monarca, 
á quien , visto su orgullo , lisonjearía infinito el afirmar la co- 
rona en las sienes de uno de los Reyes mas poderosos del 
mundo, dando á toda la Europa el ejemplo de reconocerle, 
asegurarse de un aliado inseparable, y atraerse el amor y la 
admiración de la nación española con un acto tan glorioso y 
desinteresado, creyeron que el partido mas seguro y venta- 
joso era el de que S. M. pasase á verse con él en dicha ciudad. 

«Resolviólo S. M . con la unánime aprobación de su Consejo 
en la noche del 18 del mismo abril , señalando el viaje para la 
mañana siguiente, y esta resolución evitó la temible esplosiooj 
que en el mismo instante , sin que lo supiésemos , amenazaba, 
no la libertad sola de S. M. , si no su existencia misma , ^ues 
que las tropas francesas estaban ya prevenidas en caso de ha- 
berse diferido el viaje , para prenderle aquella noche en su pa- 
lacio con toda su comitiva , lo que, vista la disposición de los 
ánimos, no hubieran conseguido sin efusión de sangre y sin 
un horrible desorden , en que era regular que hubiese pereci- 
do; y el general Savary, enterado de dicha resolución^ hizo 
una seña convenida á un edecán suyo á salir del cuarto del 
Rey, que se la participó, para que diese contra orden á las es- 
presadas tropas; lo que supimos con toda certidumbre á nues- 
tra llegada á Bayona. 

«¿Y qué estraño es, que penetrados el Rey y su Consejo de 
tantas y tan sólidas razones como tenian , desconocidas del 
público, para mirar como una locura increíble en el Empera- 
dor el pensamiento solo de mudar la dinastía de España , do 
atendiesen á los clamores del pueblo leal de Vitoria, que mo- 
vido de la desconfianza vaga contra una nación estranjera, 
quiso oponerse á su partida para Bayona? Por desgracia , el 
suceso ha demostrado que alguna vez el que forma un juicio 
infundado y temerario acierta , al paso que el que para juzgar 
toma todas las precauciones que la prudencia puede propor- 
cionarle yerra. Pero por esto ¿ se deberá adoptar el partido de 
jnzgar de lo futuro temerariamente, y de preferirlo al de juz- 



LIB. X. GAP. III. 20 

pr por las leyes de la prudencia, qae de den veces, nos ha- 
cen adÍTÍnar la Terdad, las noventa y nneve? 

■Solo Dios paede saber anticipada mente los sucesos contra* 
tíos á ellas; pero los hombres no tienen otras reglas seguras 
para adivinarlos , y siempre que se conformen con ellas han 
cumplido con su obligación , en cuanto está de su parte, sea 
coal fuere el éxito. 

« £1 Rey y su Consejo , según la idea que debian tener del 
Emperador , y que entonces tenia todo el mundo, debian creer 
que por ambicioso que fuese , no sería tan ciego que se arroja^ 
se á una locura que, lejos de traerle el menor fruto , preveían 
como totalmente opuesta á sus intereses, á su reputación , y 
capaz de ocasionar su ruina, cual ha sido , según lo ha acredi- 
tado la esperiencia , el proyecto de mudar la dinastía en Espa- 
ña. Los hombres no alcanz&n á .mas > á no ser que juzguen 
taoobieii locamente. 

«Pero Fernando, antes de su viaje á Bayona, temiendo acaso 
Jo que podía sobrevenir , nombró una junta de gobierno que 
durante su ausencia desempeñase los negocios púiicos(24}. 
Nombró por presidente de la misma al infante D. Antonia y 
por secretarios á 0-Farril , Gil de Lemus , Piñuela y Azanca. 
El 19 de abril llegó S. M. á IruQ , y el día siguiente paso el Yi- 
dasoa y p^etró en territorio francés.» 



Capitulo III. 

J>ot de mayo. AooBteoíiiií^atoi «|e Bi|yo«ui. 



f • 



No bien hubo salido Fernando de Madrid , cuando ya no dí« 
simuló Murat sus proyectos de destronar al nuevo Rey y de 
poner de nuevo en el trono á Garios IV, ó de llevar adelante 
las miras del Emperador. Ya hemos dicho cuanto hafaia instsf 
tido en que se le entregase la persona de Godoy , cosa qué al- 
canióel día 19 de abril para dejarle seguir so * viaje liastá Ba- 
yona, donde también debian dirigírselos Reyes padres , y en 
donde debian tener lugar los mas ruidosos acontecimientos; 
roas no se contentó con esto, sino que se dirigió á la junta de 
gobierno en términos que indicaban esplícitatnente'su intento 



..í' 



30 HISTOAIA DK SSPAKA. 

de -volver óe tiiievoal trono á Carlos IV. La johla no pudo 
menos en cumplimi^fito de su deber de eacrMiir á Fernán* 
do VII sobre sus cótítestaoiQnes con el generaüsimo fran- 
cés < 25 ). 

insistía Marat en que laabdiCBcioo de Circos IV babia sido 
coactiva , y se quejaba agriamente á la Junta de- gobierno por 
los mas débiles motivos , exagerando el mal trato que en al^* 
ñas t>artes se daba á los Franceses , y ha&ta daado por ciertos 
unos sacudimientos populares que no habian teioido lugar (ík), 
todo para acabar de romy>er direetametíte coiv ouatito ema*- 
tiase del gobierno del nuevo Rey. Conoció ia Junta que ya 
se trataba de atacar la ñidepeí] deuda de la Espa5a, y «I día 1.* 
de mayo dirígtó un oficio á las primeras autoridades del^reioo^ 
para que eu caso dé que ella quedase trabada en sus i^raoio* 
nes , supliese su falla una nueva junta cuj^oá tttíismbroa desig- 
naba {b). Este paso fué sobre manera prudente, fH)iV)«ie en el 
Caso que debía reputarse muy próximo de que quedase ia Jun- 
ta inhibida en sus factil lacles, podía oti'a nueva j'unta «upiiv sos 
veces y dirigir en España la opinión pübliea para hacer frente 
á fos usurpado^res. £ñtonces Murat hizo salir de Majdi*M f»ara 
Bayofta á tas personas mas notables del reifro, y dbügóal 
nftisadc^ Infiante Don Ant-onio-á que se preparase para hacer 
igual viaje. « 

Amaneció el 2 de mayo , este día en que debía dar un esta- 
llido la indignación de los Españoles , y que propiamente de- 
bía ser el grito general- de á las armas. Et día 2 de mayo debía 
principiar la revolución del pueblo español, llevada á cabo por 
sus brios , por sus propias fuerzas , sit» ayuda áe «u gobierno 
ni de ningún poder estrano. Entonces debía demostrarse que 
un piiebt»ip«iede.habter doftTnildo «lucho Sii^^iiupo ain t^bcírse 
enervado i y que una j&aeion Of9 perece ooimQ f)fre<)en k>s gqr 
bícntos. £á día 2 deimayo no íes solo «uia neoordamoQ dDl-^oiKH 
m» de iói^sfkBñoIeaiccMiitna*!» Francia y.<jpoobra iNiaiippIfi^ft ¿ «^ 
tanduim ñjoaa solemie pralesia qoMUtfa el Mte«la;'di9.9PbkrüO 
seguéáo Aiaata enlonoe^ y sQOQtra lel <abfaiiMftpiib (d^LáfilaOia á^ 
re<ormo& qu|e ba4>ia fxiioeifiiMdo Cárl^ lií*/D«io«itt9Ígttieolíet 

' { ■ * « * 

• (tf')iycicf«sclosfk)tuiRieaios'ttáiHSifos«1k6 «r 9t7. 



UM. X. CA». nú 81 

aaiu¡a« se olvide algún día el 2 de majo bejo sn primer «apee* 
lo de enooiio costra los usarpadores j )a fuerza de las bayo* 
netas estranjeras , no podrá olvidarse nonoa considerado oo* 
Booprinaer paso de tío pueblo que desea so regeneraeioo. £n 
d se derramó sangre, y esta deberá ser siempre preciosa é 
iaestímable á los ojos de las generaciones futnras. 

Al saber los Madrileños que se hacían preparativos para la 
salida del infante D. Antonio , se opusieron enérgícameate á 
sa marcha ; y las tropas francesas ; respondieron cargando sin 
coiDpa8k>o contra una multitud indefensa. La población ente* 
n corrió entonces á las armas, y se defendió coa un entimias*- 
mo, que en aquellos momentos podía llamarse deaetperacion. 
£a vano la artillería francesa vomitaba por todas partes la 
«raerte, porque cada palmo de terreno era defendido con mn 
ob&tioacfon sin igual , y porque cada pecho de los crndadanos 
opoaia coD esfuerzo indomable un mnro de bronceó las oq1u<> 
oai imperial es« Seguramente que la locha era desígaal, paes 
ei valor era acompañado de la disciplina por parte de estas; 
pero tal vez no hubieran sucumbido loe castdlaoos sin los es* 
íoerzos hechos por las mismas a a toridadeá- españolas para 
apadgnar el pueblo y para poner téronno á la earnicería. JjOS 
anales españoles do olvidarán inscribir los nosnforeii de Daoiz 
y Velarde qoe se dis4ioguieron entre las gloriosas víetians dé 
cSle aciago día. Al fin triunfó Mural, pero después de haber 
oari-ido torrentes de sangre p(sr las calles de Madrid , y la lirs<- 
toria no debe callar que fué cruel después de la victoria. Pero 
si triunfó Mnrat , no por esto dejó de prodiscir en España sus 
efectos el 3 de mayo , porque puede decirse que fué la señal 
del levanlanríento general de todos los Españoles. 

Al cabo de pocos dias tuvieron lugar en Bayona ios célebres 
acontecimientos que aceitar o«i de decidir del destiin o de la £s^ 
paña. 

£1 SU) de abril había Fernando llegado cen.toda su oomitiua 
al alojamíenlo que se le tenia preparado eit aquella cindiad ooi| 
la certeza que le habían dado dos comisionadas dé que. los verr 
daderos tatentos del Emperador consisítian easdesLrooar á la 
casa ée Borbon de Espasa. Visitóle en breve Ntrpoledn, y en 
esta primera en>krevis4a solo se trató de cnnlpHoBitentosi. Al 
cabe de algunas bora» pasó Fernando á la casa de oáln^o dé 



33 HI8T0BIA DK BSPAlf A. 

Marrac donde residía el Emperador, y le devolvió la visita* Esta 
terminó también brevemente como la. primera, y do se trató 
en ella mas que de cumplimientos. Procuró entonces el Em- 
perador ver si podia atraerse á su partido los de la conaítiva 
Real , y tuvo varias conferencias con Don Juan de Escoíquiz, 
Don Pedro Ceballos y otros , de parte de los cuales halló una 
entereza de opiniones que no esperaba. 

Es preciso leer estos acontecimientos del modo como los es- 
pone Escoiquiz , así como los que motivaron las funestas abdi- 
caciones de Bayona, hechas una escandalosamente por el inepto 
Carlos IV y la otra débilmente según unos, y forzadamente se- 
gún otros por Fernando Vil: 

((Acabada aquella sesión, dice el mismo Escoiquiz , fui á dar 
cuenta fiel al Rey y á su consejo juntos, de todas sus circuns- 
tancias, y entre ellas de la segunda parte del proyecto del Em- 
perador, que era la de que en el caso de cederle el Rey stis de- 
rechos á la corona de España , le daría por compensadon la 
de Etruria , con el mismo título de Rey , para él y sus descen- 
dientes y herederos; pero como esperábamos aun en aquel ins- 
tante , en vista de su última contestación, que desistiría de 
la primera parte , se tuvo por inútil hablar de la segunda. 

«Tuvimos por desgracia el día siguiente el dolor de oírle en 
la segunda conferencia , á que nos citó á Ceballos , San Car- 
los, Infantado j á mí , que después de bien pensado había de- 
terminado irrevocablemente la mutación de dinastía , y dos 
propuso de nuevo la compensación de la Etruria. 
. « Contestósele entonces por todos, esforzando las razones 
ya dadas, para probarle cuan perjudicial era para sus intereses 
mismos y los de la Francia semejante violencia, y aun se aña- 
dieron otras reflexiones, entre las cuales la de que , aun cuan- 
do el Rey quisiese cederle la corona , las circuDStancias , y 
entre ellas la de faltar el consentimiento de la nación, hacían 
nula y ridicula á los ojos de todo el mundo semejante cesión; 
pero de nada sirvió: se obstinó, y volvimos á dar cuenta al 
Rey de esta fatal conclusión. 

aNo me detendré en referir los nuevos esfuerzos que se hicie- 
ron para hacerla revocar en las sesiones que se tuvieroD , ya 
coiíjel Emperador , ya con el ministro de relaciones esteriores 
Bilr. (le Chauípañy , en los días siguientes , que precedieron á 



LIB. X. CAF. m.- •' ' SS 

b llegada de los Reyes padres á Bayona , y qoe fueron igual- 
mente íonliles, pues no baria mas que tistidiar al lecior; pero 
sí debo decir , que viendo que la eosa no tenia rémbdiO) para 
determioar con mas acierto loque debía* responderá eo cuan» 
toa la cesión de la corona y la propuesta de la de Etrurra , él 
Rey y su Consejo , persuadidos dec^ue eqtre lasr personas du 
fonna de la comitiva habia varias á quienes podía ocuviir al'« 
guna idea ütil en estos pt>ntos, y queriendo ta-mbieil' qde Atete 
mas notoria la violencia que se les baeia. dándola 'á bonocer á 
Bonámero mayor «de testigos», juzgaron qoe' convenia que \o^ 
<las las espresadas persona9 asistiesen en adelante> y diesen su 
dictamen^ como individuos <le dicho Consejo , en éaa sesiones 
qoe se tuviesen sobve estor asuntos. •">) ' ' <' < 

Habiendo añadido y proinetido cob obstihacion «ci 'Em|iíéra« 
dor en sus últimas eonl«rencias , que si el rey "Feitiiáfi4ÍBí: nb 
qaena convenir eq cederle sus xierechos á 'la Espailibcj y adiiM* 
tir la coarpeo swctooi del rdho de Etrurta antes' ddt arribo (del 
rey Carlos vque estaba ya esn camino para Bayona; 'en erribar» 
meotoi que este llegase tráiarM: directamente coÉ él , rotfíp^ ' 
m toda negociación ¡con el rcy»Fépnando , y este noteilfmi 
que esperar en adelajite compensaciqn alguna,/ ni^tnofüficacion 
en sv suerte , se ttivieron algunas sesionas ée áqniél nuevo <^f 
numeroso Consejo, en presencia delí Rejr y: del Sr. infante 
Don Carlos , antes de resolver la r«sptiest». Sospecltábániub 
coD sobrada razón casi todos los vxieales que en^nuestítohil- 
nMfro habla á lómenos un pérfido^ por quien el £anfierador sa* 
bia al noomento cuanto pasaba eo ellas,, y esto Impedía mucho 
la libertad de las esplicaciones; pero tas oircuristancias loiha*^ 
cían inevitable. •.>.•'. . i / . • ' •». . 

«Seria inútil entretener ai lectoh oon todas las'ideas ingenio* 
sas , estraoas ótriviities , coii .todas 'las'>Aspntas y odeiliotiés 
(foe ocurrieron en' una coleccjori 1ati> numerosa 'de: votan tes;* 
pero lo cierto es que las. razoincs que pliobs^av* o'tiaii>'perjudi- 
cial era para la Francia , y pata el Umperadpr- husmo el f)ro-< 
yecto de deatroaar á Fe4*naii<li» parecíbroo á todob tao)fueilt(e6« 
que como anteriormente to beiinsinuiado , ría tnaybr' partea ^ y 
entre ellos el ministro de Estado Ceballos , Labi*ack%n,<VaII>e^ 
jo , Onís y Barda&í , no solo se lisonjearon y .sino.que se obsti- 
I oaron con tal empeño eo sostehier que el Emperador no* podías 

TONO X. 3 



94 HISTORIA »B BSPASA. 

pftDftar , ni pensaba seriamente en de&tronar á F^roaado, qtie 
cnaqto.haoia no.tenÍACktrQ objeto que el de sacar el mejor par- 
tido posible de éi , y que &i se le pasaba fírme, do solo no exi- 
giría las pfiQvIncias die U orilla izquierda del Ebro, sido aun la 
Navairra ,. c^utentéodase á Ip oaas cod alguoa de Duestras coló* 
oiasv<|iie:aoo á loa que estábanaos ;|ra mas desengañados y mas 
rbniotoa-de tan agradables esperanzas ^ oos hicieron titubear. 
FJ eflecto^de e&te sueño , hijq del celo y de la rectitud del jui- 
ciovfuó el de pasar eo vivas co o testación es. con el Emperador 
yisua ministros. los pocos días que mediaron hasta la venida 
de loa Eeye$ tpadres. En la Doche qoe precedió á su llegada, 
)iamád0 pok* el Emperador. , me encargó este ílyese aj Rc^ que 
lodo trato con él estaba ya concluido, y que en adelante solo 
irala^iá.cto aii padre , noticia que disipó totailmente la ilusión 
de a«||iieUoa huenos'espaíkiles que creiau del caso aquel esce- 
«anianpbiáiñpmeza , eo un país en qne la poKtica seguia un 
tiémbb jQtttbiiamenle distinto. Quedaron todos confuso», y casi 
4iMrrtdo6 de. sa disculpable credulidad ^ y cesando de parte del 
Jbiikyieradoo éeóo trato y composición , acabaron en el misoio 
. piil|;ito ias .sesioDea de aquel Consejo general. 
^drApeoíaa estuvo el Rey padre en Bayona, cuando llamando á 
SU(btJQ.6(>ÍQ 4 stt alojamiento, le intimó en presencia de la 
Reytna y del Emperador , que aotes de las seis de la mañana 
del diá siguiente k devolviese la corona por medio de un es- 
critO}firaedo de su puno ea^ términos sencillos, sin condición 
algund'X aiipi motivarlo , y ^que si no, él , su hermano y. todo su 
séquito seriap. desde aquel momento tratados como emigrados 
l«.qn¿ apojió el Emperador , (djeiendo. al Sr. Don Fernando, 
que él se vería precisado á sostener aquella y cualquiera provi-* 
denciade^sii padre y de nn Rey. desgraciado , ofendido por un 
hijoi rebelde. EL Sr. Don Ferbaudo, auaqiie sorprendido, se 
«sforxóiár replicar ; pero siS; desgraciado y ciego padre le inter^ 
Fumpió coa funor , gritó qup sishrjo.hahia querido destronar* 
le , yiasesinairle.,^le llepó dedicterpo^^ y aun le amenazó 1«- 
vaMándoae de-sU aaíento, sin dejar hablar una palabra á su 
hijo ^'ca|nndecido>por un estremo de respeto fílial , y no por 
falla de, oarácter. 

.«-Rtfiesiópeae ahora la latitud que en nuestros tiempos se 
kai^afloá Jaicali^cíon de) emigrado, y severa que aun la 



UB. %. GAP. 111. 8& 

vida de Femando y de «qa h((iniiiiDo$ no e^Ubaq MiSMra», i do 
ceder á la voluaiad de aquet «lupioadQ y wl^i^ ¡Midrt , que 
loa tenia eo su» Qiams^ 

•üo hubo con efecto eolre los iod¡víduo$ del Consejo deFer. 
oaodo ni entre k»> de au séquito uo» que no oonvinie»e en 
quesería una locura el no hacer 60 aquel oaao UPa oeaíon,^iA- 
ya nulidad estaba ta^taodo á Iqa ojoada U)do al muindo. 

Hecha en consecuencia por e! rey Fernando , el Rey su pa- 
dre fenanció en seguida en su noiobra y eo el da so descen- 
dencia la corona de Espafia eo favor del emperador r^apoleon 
y de la nueva dinastía que é\ eligiese,. por medio de un trata- 
do firmado en Bayona en 5 de mayo del mismo año 1808 por 
d gran mariscal I>uíroc y por el PÍr/n^pa de la P49 i y ratifica- 
do por Napoleón y Carlos» Tratado, >, que sohrataptas otrv 
nalidadea tenia la de no haber cootado para hacerlo opp la na- 
ción española » como si no exi$tieae^ . 

£n términos ano mas ameoaiadores se propu90^ poicos dias 
despuea al ney Don feriando y á loa Sres* ioíanlias Don Car 
Jos y Don Antonio la cesión da toadanecboa da) prwaro wniQ 
Príncipe de istdriasv y óe loa aa^undas como infantes , á ja 
herencia del trono de España , ó>por mejor decir au adhesjpn 
sencilla 6 la cesión piyecedeo te dd rey Carlos., jqp que los ha*- 
bia despojado de los espresados derechos , poes boca á boca 
les intimó Napoleón que les. quitarla la vida si na la hacían. 

Repetida después esta pro|Mieala á ios tres Señoras por el 
gran mariscal Dnroc, tomaron por %i misq^os, sin eonsolta 
mía , ni de otro ninginio da sus Cofks<9 jaros i la acertada reso<- 
lucion de cmidesoeader en aquel aotovtan notoriaoiept^ nulo 
como loa anteriores , bajo las co^ndieiDnes del tratado « que de 
orden suya ürmé el dia 10 de mayo del misaso a&O ep QQyo^a 
con el espreaado mariscal ,y qoe SS« AA. I^rmaroo y r^U^ph* 
ron dos -días djespoeseo Burdeos, en donde $e balliibao ya ;^'- 
minando para Veiéncey. 

«Hellamado aquella resohusípn acerada 'piiiaa por su nulidad 
pública» y por todas sus circunstancias, ni perjudicaba á su bfi>. 
ñor, ni podía enfriar el ^alór y la lefeltad da ^us^paHolaa que 
debían reírse de semejante tratado; mudbo mas cuando la^pro* 
clama , con qna intimaron el Rey y loa Infaotof su reoupoia ^ 
los £spañoics , y que yo compuse eo el itusm^ eiiarto y á 4a 



86 HIStORlA DE ^B^á9a. 

tista del mistiio gran miírfscat Durñc , y presenté ai Cnipera* 
dor, sin qué con grande admiración .y gusto mío , advirtiesen 
su arte , estaba en tales términos, que á los ojos del lectormas 
jerdo , era una protesta contra la viotencia, y nna exhortación 
para animarla los Bspañolesá la guerra , xñ9Á que tii». decreto 
para hacerles admitir otra dinastía.» 
La prodama estaba concebida en los iérmtntm siguientes: 

w 

Proclama dirigida d ¿os ISspanoles en consecuencia del trata- 
do de Btiyona por el Prineipe de Asturias y .los dos triantes 
Don Carlos y Don Antonio, 

' . ' • ■ • 

Don Férnandb PKncípe de Astnriaü , y tes dos ñifbntes Don 
üáríos y Don Antoo¡o,agradecido9 al amor y á la fidelidad 
constante que les han manifestado todos sus Españoles, h>s 
ven con el mayor dolor en el dia sunvergidos «n la confusión, 
y a'noehfazados , de resultas de esta , de las mayores calamida- 
des ; y conociendo que esto nace' en la mayor parte de ellos 
de la ignorancia en que están así de las causas de la conducta 
t|uéS9^AJl. han observado hasta ahora, como de losplanes.que 
para la felicidad de su patria.están ya traxados, nb pueden me- 
nos de procurar darles ei saludable desepganoide que nece* 
sitan , para no estorbar su ejecución , y al Tnismo tiempo el 
mas claro testimonio del afecto que les profesan. 

No pueden en consecuencia: d.ejar de manifestarles , qae las 
circunstancias en que el Príncipe por la abdicación del Aey su 
padre tomó las riendas del gobierno , estando muchas provín* 
cias del Reino y todas las plazas fronterizas ocupadas por un 
gran número de tropas francesas, y mas de sesenta. mil hom- 
bres de la misma nación , situadas en la corte y sus inmedia- 
ciones, como muchos datos, que otras personas no podían te- 
ner , 1 es persuadieron que rodeados de escollos , .no tenian 
mas arbitrio que el de escoger entre varios parti()os el que 
produjese menos .males , y eligieron como tal el de ir á Ba- 
yona. 

Llegados SS* AA. á dicha ciudad , se encontró impensada- 
mente el Príncipe ( entonces Rey ) can la novedad .de que el 
Rey su padre habia protestado contra su abdicación « preten- 
diendo no haber sido voluntaria. No habiendo adikiilido la co- 



. UB, Z.CAiP. lil. 17 

roca siob en la buena fe de que lo hubiese sido, apenas se. ase* 
guró de la existencia de dicha protesta , cuando su respeto* 
filial le bizo devolverla, y poco después el Rej su padre Ja re* 
ooDció en su nombre j en el de toda su dinastía á favor del 
Emperador de los Franceses , para que este , atendiendo al 
bicD de la nación , eligiese la persona y dinastía que hubiesen 
de ocuparla en adelante. 

£o este estado de cosas, considerando SS. AA. RR. la situa- 
cioD en que se hallan ^ las críticas circunstancias en que se ve 
la España, y que en ellas todo esfuerzo de sus habitantes en 
favor de sus derechos parece seria no solo iniitil sino funesto, 
7 que solo serviría para derramar ríos de sangre , asegurar la 
pérdida cuando menos de una gran parte de sus provincias y 
las de todas sus colonias ultramarinas; haciéndose cargo tam- 
bién de que será un remedio efícacísimo para evitar estos ma* 
les el adherir cada uno de 1SS. A A. de por sí en cuanto esté de 
so parle á la cesión de sus derechos a aquel trono , hecha ya 
por el Rey su padre ; reflexionando igualmente, que el espre- 
sado Emperador de ios Franceses se obliga en este supuesto- á 
conservar la absoluta independencia y la integridad de la Mo- 
oarqoía española , como de todas sus colonias ultramarinas, 
sin reservarse ni desmembrar la menor parte de sus dominios, 
á mantener la unidad de la Religión Católica, las propiedades» 
las leyes y usos , lo que asegura para muchos tiempos y de un 
modo incontrastable el poder y la prosperidad de la nación es* 
pañola , creen SS. A A. RR. darla la mayor muestra de su ge- 
nerosidad , del amor , que la profesan , y del agradecimiento 
con que corresponden al afecto que la han debido, sacriíican- 
do en cuanto está de su parte sns intereses propios y persona- 
les en beneficio suyo , y adheríendo para esto, como han adhe- 
rido por un convenio particular á la cesión de sus derechos al 
trono , absolviendo á los Españoles de sus obligaciones en esta 
parte , y exhortándoles , como lo hacen , á que miren por los 
intereses comunes de la patria , manteniéndose tranquilos, es- 
perando su felicidad de las sabias disposiciones y del poder del 
Emperador Napoleón , y que prontos á conformarse con ellas 
crean que darán á su Príncipe y á ambos Infantes el mayor 
testimonio de su lealtad , así como SS. AA. se lo dan su pater- 
nal cariño, cediendo todos sqs derechos^ y olvidando sus pro- 



35 HisirOBiÁ »B usPkkjL. 

pios intereftes p6f haoerín diohoM , que es el üaico objeto de 
sus deseos. 

Burdeoft 13 de knayo de 1808. 



Capitulo IV* 

D«cr«tos de Vapoleon. Satroniza miento de fu hennaiio Joié en Ss- 

poiia. Constítu cion que da al pueblo. 

No bien había Napoleón obtenido la abdicación de la familia 
i^inante etl España^ espidió un decreto en qne mandaba reu» 
nif* para el 16 de junio en Bayona una asamblea de notables • 
diciendo que debian establecer las bases de una constitución 
para regir la Monarquía española» Al propio tiempo confirmé 
en sus empleos á todas las autoridades , y nombró á Murat 
lugarteniente del reino» Di rigió también una proclama á todos 
los Españoles, en la que en términos lisonjeros procuraba 
encubrir los alevosos medios de que se había valido para el lo* 
gro de sus fines. Pintábase en ella cómo regenerador de la pa- 
tria ; pero bien podía conocer que los Españoles no querrían 
una regeDerocíod que se fundase en la mala fe y en la fuerza 
de las bayonetas^ Entretanto la junta suprema de gobierno ha- 
bía sido casi enteramente mudada , de modo que solo secooi- 
ponía de hoilibres adictos á lós Franceses. No es pues de ad- 
mirar que insiguiendo las miras de estos publicasen también 
una proelamá , en que adulaban al Emperador mas que á sus 
mismos gefes ^ y en que aseguraban que debian fundarse las 
mas halagüeñas esperanzas en sn sabiduría. Pero la nadon no 
Se dejó alucinar tan fáciimente , y aunque todo al rededor su-> 
yo lo viese cubierto del mas denso velo del misteríiD y de la ale- 
vosía , siA embai*go supo juzgar con mas acierto de los hona- 
bres y de las cosas. 

Aun hizo mas Napoleón , pues por decreto del dia 6 de ju- 
nio nic^tlsbró Rey supremo de España é Indias á su hermano 
José , motivando su elección en algunas peticiones que le pi'o- 
tararon sns agentes de parte de algunas personas que se ha- 
bían vertfM^ á su poder ^ ó de algunas aotoridades que el mis- 



moMumi había aombra<lo. Así qae tuirieron aoCioia' de etle 
decreto, se apresuraron los IJamados Notables españoles resí* 
dentes en Bajooa á dirigir uua proclama á sas compatriotas 
edebrando esta delermioacioa del Emperador ; y el Príodpe 
/osé pablicó uo decreto en que participaba sa elevación al trof 
no, jr daba muestras de los buenos deseos que le ariinsabau; 
Atendida su conducta no puede negarse que fuesen las mas 
ooas sus intenciones , y que merecia reinar ; pero este Prin* 
dpe que en otras drcunstanoias hubiera tai vea podido labrar 
Is felicidad de España , no era entonces mas que un rey intru- 
so y odioso, en cuyas manos el bien se desvirtuaba, y que por 
ñus que hiciese no podia apartar de sí la idea de que solo la 
alevosía le había entronizado. 

£1 día 6 de junio hizo José firmar eu Bayona unos artículoa 
á los que dio el nombre de Constitución de los Españoles, ar* 
macando el consentimiento de los notables de España ó llá^ 
mese junta que en aquella ciudad se habia reunido. En ella se 
dilataba por tres año& la convocación de unas cortes coyas 
sesiones debían tener lugar en secreto ; se decía que ai cabo 
de siete años seria concedida la libertad de imprenta ; y el nue« 
vo soberano se reservaba en ella el derecho esclusivo de adi* 
donar y modificar su ley fundamental. Es claro que solo se 
publicó la improvisada Constitución para deslumhrar á los Es- 
pañoles y para dar á entender que se entraría en la senda de 
unas reformas sabias y prudentes. 

Como quiera que sea^ los Españoles no se deslumhraron fá- 
cilmente, antes conocieron la tendencia de los planes enemii- 
gos,y se indignaron tanto mas, cuanto se procedía con astucia 
para dominarlos, cosa tan opuesta al noble carácter español , 
que es franco y abierto así en sns amistades como en sus odios. 

Sigúese de ahí, atendidos todos los acontecimientos que ha- 
bían tenido lugar en el decurso de algunos meáes^ que la Es- 
paña habia quedado sola , abandonada á sus propios meüibs^ 
y sin que el gobierno hubiese tomado á su cargo dtrigíir. la 
opinión pdblíca. En vano se dirá que el Rey desde Bayona ba- 
hía escrito secretamente á varios individuos de la junta,, cláa- 
doles poderes para que hiciesen cuanto juzgasen necesario 
para el bien de la Monarquía ; en taño querrá sostenerse que 
Fernando TU había previsto el caso de la necesidad de unas 



40 HISTOBIA liE'ZSPAVA.. 

corles, y que las había' mandado coto'vocar para qoetomasen 
las medidas mas oportunas durante su ausencia : el hecho Id* 
negable es que los Españoles quedaron abandonados á sí mis- 
mos, que la revolucioa se obró por sos esfuerzos, y que si no 
hubiese sido por su ardor y animosidad , hubiera la España 
entera sido sojuzgada en un momento por la« tix^ias del Em- 
perador. Las renuncias de Bayona siempre conservarán en la 
historia un carácter odioso , y mas toda?ía el viaje del joven 
monarca á Bayona p&m entregarse por decirlo asá en manos 
de sus mismos enemigos. 

Creyó Napoleón que la España era ya suya ; pero se equrvo* 
c6 gran demente, porque suponia que el pueblo español ha- 
bía degenerado de aquel valor que esclareciólos nombres de 
Sagunto y de Numancia, y porque supuso que no eiústian vir- 
tudes guerreras eu los corazones de unos habitantes que por 
tantos años habían obedecido en silencio á un tirano como Go- 
doy ; mas la nación española debía den^ostrarle que no así pe- 
receo las virtudes de un pueblo sobrio y religioso, y que si es- 
te mismo pueblo había sabido contener por mucho tiempo su 
indignación para no oponerse al respeto debido al trono , sa- 
bría sin embargo declararse enérgicamente contra el e&tran- 
jeroque pensase esclavizarle. 



CttjJttttlo V. 



^Levantamiento general de la Península. Desórdenes en varios pnn^ 

tos. Declárase la guerra á Wapoléon. Sufra JTosé en Xspaiia. Primer 

sitio dei^aragófea. Batalla de Bailen. Znstaiaeion de la Jmtta 

central. 



Ya hemos dicho que el 2 de mayo había dado el grito-gene- 
ral de alarma á todos los pueblos de España. Al cabo de pocos 
días publicó también Don Pedro Ceballos su manifiesto sobre 
los acontecimientos de Bayona , y se acabaron de electrizar 
los áoiiDos de Una manara ingreible. Pudo muy bien en los 
tiempos de la República romana y cuando las guerras con los 
Cartagineses exaltarse los ánimos en algunos puntos de la na- 
ción y dar campo á algunas acciones de heroísmo; pero un en- 



' LiB. xrcÁK V. • 41 

tosiasmo tan general , tan enérgico é íocontraiteble oonio el 
del año 1808 , escede á todas cuantas ideas pueda darnos la 
historia respecto al levantamiento en masa de un pueblo in- 
djgnado. Ni aun el mismo espíritu religioso fué capaz en H 
época de la invasión de los Sarracenos , de producir ese grito 
geoeral que es la voz de toda ana nación. Solo el nombre de 
patria , ese nombre qne estaba impreso en los ánimo» de 
aoestros compatriotas con las recientes señales del desdoro y 
del vilipendio que querían imprimir en ella los solapados 
amigos y los estranjeros , solo ese nombre acompañado de 
ideas de regeneración y de pundonor ofendido , era capas de 
ioflamar los corazones , hacerles despreciar toda dase de pe** 
ligros , y jurar primero morir que ceder ignominiosanMnte. 
k UD tiempo se dio el grito de resistencia y de guerra en As- 
turias, Santander, León, Castilla la Vieja, Sevilla, Cádiz, 
Granada, Estremadura, Cartagena, Valencia, Aragón, Ca- 
talana y en las Islas Baleares. £n Cádiz se siguió en breve al 
levantanaiento la rendición de toda una escuadra francesa que 
estaba sarta en la bahía. En otras partes, forzoso es confesar* 
lo, acompañaron al sacudimiento popular algunos desórdenes 
y crueldades , casi inevitables en aquellos momentos de crisis: 
sacríficóse á muchos individuos que se reputaban adictos al 
partido francés. Al Conde del Águila en Sevilla , al mariscal de 
campo Ceballos en Segovia ; en Castellón, Ciodad*Rodrigo « 
Málaga y Tortosa á sus gobernadores ; en Cádiz á Solano, y en 
varios otros puntos á muchos sogetos distinguidos, y que solo 
por debilidad ó por irresolución se hablan hecho sospecho^sos. 
Creáronse en todas partes juntas que podian llamarse inde- 
pendientes, pero que sin embargo obraban con mutua ar* 
monía. 

La junta de Sevilla fué la primera que declaró abiertamente 
la guerra á Napoleón , y allí fué donde apareció el entusiasmo 
en toda su estension : confundiéronse las clases , las edades y 
las condiciones ante las aras de la patria , y todos acudían á 
ofrecer á porfía sus personas y sus vidas contra el enemigo co- 
mún. Los que no tenían armas se presentaban con navajas, 
chuzos , hoces y palos , y parecían dispuestos á luchar de to- 
dos modos contra* un enemigo aguerrido y hasta entonces 
triunfante. También fueron los campos de Andalucía los que 



4% HMTOBIA DB KaVAEÍA. 

primero recogieroo el fruto de U noble tdhewoQ de aus habi- 
tantes. 

Había José eotrado en Madrid, j al saber los acontedimíen- 
tos de Sevilla , envió allá un ejército numeroso á las órdenes 
del general Dupoot. Tuvieron lugar algunos movimientos y 
choques parciales , en los que llevaron la venU^a los France. 
ses; pero el 19 de julio se avistó el e^jérdlto español de Anda- 
lucía al mando del general Castados con las fnerzas enemigas 
que se adelantaban en las cercanías de Bailen. £1 choque fué 
terrible y mortífero. Poco acostumbrados los Franceses á aquel 
clima ardoroso , les aquejaba fuertemente la aed y morían á 
centenares, cuando para apagarla bajaban á una torrentera 
que separaba á los dos campos. No corría además la armonía 
necesaria entre los gefes del ejército francés, y después de una 
resistencia tenaz , tuvieron que rendirse , habiendo dejado en 
el campo mas de dos mil muertos , y en nuestro poder unos 
diez y ocho mil prisioneros (50). £s increíble él efecto que pro- 
dujo esta derrota de las águilas imperiales. Hasta entonces se 
las habia reputado invencibles, y se creia qoe su táctica era 
irresistible; pero la capitulación de un ejército tan brillante, 
disipó todas las ilusiones , é hizo ver que el valor y la constan- 
cia podían oponer un muro de bronce á los qtie basta entcMi- 
ces habían recorrido tríu ufan tes la Europa. A consecuencia de 
este triunfo obtenido por Castaños y sus tenkútes , Reding, 
Coupjgny y Lapeña, evacuó José la capital de la monarqoía , y 
acampó con sus tropas á la otra parte del Ebro. £1 ejército es- 
pañol entró en breve en Madrid , y al momento fueron decla- 
rados nnlos los actos de Bayona , con general aprobación de 
todos cuantos se sentían inflamados del mas puro patriotisnuv 

Por entonces acabó de entusiasmar á la nación la gloriosa 
defensa de Zaragoza que escede á la de Numancia , si se tiene 
en cuenta el material inmenso de artillería con que los sití»- 
dores vomitaban incesantemente la destrucción y la muerte : 
sabido es que en 1^ antigüedad ^ atendido el arte militar de 
aquellos remotos tiempos , era mucho mas fácil defenderse de- 
trás de unas tapias , que hoy dia detrás de una doble línea de 
murallas y baluartes. Y á pesar de esto , Zaragoza estaba solo 
circuida de tapias cuando el día 7 de junio (31) contestó á las 
intimaciottes de los Franceses : primero morir que ceder.» El 



Iil» X. CAF, V. 4t 

heraisrao tri aafó por entonces, y un ejército iiriUan^ yi^giner* 
Tido, á cuya bravura nada había podido oponerse hasta enlop^ 
ees, se estrelló ante los pechos de los Zaragosanos, y tuTO qi» 
reürarse con mengua. 

Tratóse entonces de dar unidad á los esfuerzos que se hacíao 
enlodas partes para sacudir el yugo estranjero, y á este efec- 
to, merced al patriotismo de algunos buenos ciudadanos y d«i 
varios decididos generales , entre ellos Castados y Palafoi i se 
procedió de acuerdo con todas las provincias ¿ la formación de 
uoa junta central á cuyo cargo corriese dirigir la revoiucioo y 
concentrar todos los medios de resistencia contra el comuq 
enemigo. Compúsose de treinta y seis (32) diputados, y su ins* 
taladon se verificó el 25 de setiembre : el acta que en coose» 
caenda se publicó por gaceta estraordinaria , y que demuestra 
e\ placer con que Uxé recibida, es la siguiente : 

Jeta de la insialacion de la Junta Central suprema y guberna* 
nativa del reino» 

En consecuencia del acuerdo de ayer 24 4el contente , en 
conferencia preparatoria > j por el cual se resolvió que ea el 
día de hoy , y hora de las nueve y media de su mafiana, se imsr 
talase la Junta Central suprema y gubernativa ééí reino, par* 
cayo objeto fueron citados todos los sefiores Diputados pre^ 
seotes en el Real Sitio, que son mas de Jas dos tei^ceras partes 
de los que deben componer la Junta de gobierno , y constan 
ai margen por orden alfabético > se verificó la ceremonia en la 
forma siguiente : 

Se juntaron dichos señores Diputados en la sacnstía <itt la 
capilla Real del palacio de este Sitio, y formados saUeron á co* 
locarse en los bancos, que á uno y otro lado estaban dtspnes* 
los al efecto : oyeron misa , que celebró el Excino. Sr. a reo* 
bbpo de Laodioea , coadmíoistrador del de Sevilla, y dípolsido 
de aquel reino ; y en seguida todos los señores vocales pres^ta* 
ron en manos de dicho prelado y sobre el libro de los Santos 
Evangelios el siguiente juramento , que antes habia verificado 
dicho seoor : ¿ Juráis á Dios y á sus Santos Evangelios , y á Je* 

socristo crucificado , cuya sagrada imagen tenéis presente, que 

en el destioo.y ejercicio de vocal: de la Junta Central supreina 



44 HIStOlItA DB ÉSI^AÑA. 

y gabei^Datíva del reino promoveréis y- defenderéiá la conser* 
v^cibn y aumedto de ttaesrtra Santa Religión CálóÜca , Apostó- 
lita, Romana la defensa y fidelidad á nuestro augusto Soberano 
Fernando Vil , la de sus derechos y soberanía , la 'conser- 
vación de nuestros derechos, fueros y leyes y costumbres, 
y especialmente los de sucesión en la famifia reinante, y en las 
demás señaladas en las mismas leyes, y finalmente todo lo que 
conduzca al bien y felicidad de estos reinos, y mejoría en sus 
costumbres, guardando secreto en lo que fuere de guardar, 
apartando de ellos todo mal ■, y persiguiendo á sus enemigos á 
costa de vuestra misma persona, salud y bienes? Sí juro. Si 
así lo hiciereis, Dios os ayude ; y si no, os lo demande en mal, 
como quien jura su santo nombre en vano. Amen. — Actoeon- 
tinuo se cantó nn solemne Te Deum por la comunidad de re- 
ligiosos Descalzos de San Pascual de este Sitio , y concloido 
este acto religioso , j pasando por delante del bizarro batallón 
de infantería ligera de Valencia , que se hallaba formado en 
dos filas , desde la salida de la capilla hasta la escalera del Real 
palacio , se trasladaron á una de las salas principales de él, 
destinadapor ahora para la celebración de las juíitas. En la 
multitud de gentes de todas clases y condiciones que llena-' 
ban la carrera se descubria el mayor interés y entusiasmo en 
favor de su Rey y señor Fernando VII , cuyo nombre resonaba 
por todas partesy el de la Junta suprema, que acababa de jurar 
ante Dios y los hombres , y á costa de su vida , la restauración 
en el trono de un Rey tan deseado , la conservación de nues- 
tra, santa Religión , la de nuestras leyes , usos y costumbres. 
La abertura de las puertas del Real palacio, cerradas tanto 
tiempo habia , la triste soledad de la angusta habitación de 
nuestros Reyes, y el recuerdo déla época y motivos porque 
se cerraron , arrancaron lágrimas á todos los concurrentes, 
aun los mas firmes , que hicieron el acto mas tierno é intere- 
sante y y ai mismo tiempo mas útil para escitar á la venganza 
contra los causadores de tales males , y la justa coafianza en 
los sugetos , que después de tantos peligros sufridos por tan 
Justa causa, todavía se presentan á arrostrar cuantos sean ne- 
cesarios para llevarla hasta un fin dichoso. Tal es sin duda el 
que debemos esperar de la unión y fraternidad tan íntima co- 
mo la que ofrecen todos los reinos reunidos. Creció el en tu- 



$ia$mo y el iaterés é U^Ma d« Ioa sedóte* IHptfUdcéá It 
grao galería de la facha^la priaeíplil de palacio , detide la cual 
saactyal ÍDterÍDO presídanle el ¿xcmo, Sr. Conde de Florida- 
blanca proclamó de.ovevo á noeatf o deseado Rey FetnaaiMl», y 
sígaió «1 pueblo por inachAs veees aumeotando sus aolamaeiok 
oes, víva9 , y eoterDecimieoioft que le cansaba «o ^cuerpo* jqud 
debía llenar tan grandes esperanzas , tanio mus bien .coDcebí^ 
das, cnanto era mayor la majestuosa aeocilAev eoo qoese ha 
celebrado el acto mas augusto qpe ba.^istoja nacÍ9a..Cf>la<MH 
dos los aenores diputados eo sua reip^^stiyos lugares, y pro^ 
nanciado por el señor pcesid^i^te i>n >breve discurso', muy pro« 
pío de las circoostaAcia^ , se declaróla Juule- l^Himameale 
constituida sin perjuicio de los ausentes , que según su aeuer«* 
do de píyer deben componer la Junta .de gobierno en 'au^pcia 
de nuestro Rey y senpr Don J^eroa^^do VII ; y mandó que S4 
ssque certífíc^ion litera^ de esM:acta7 sedirya al presidente 
del Copoejo para su inteligencia v t»- delMtoibuiMil y. demás efo* 
tos corre3PP>odientea,, ínterin £{e, le. p^muf^ifíBQ. la» ulteriores 
órdenes que convengan. Araojuez 2.5 de ^tjem^r«9'de.4908<.r— 
Martin de Garai , vopal secretario geuer ni ioterinow i .....•• 

Los Diputados de. la Junta bdbian: sido elegidos: por- Íes? junn 
tas de provincia , y no por los ayuntamientos; y de estaícir* 
caostancia se quiso deducir que era nula su elección y que no 
debían ser reconocidos: pero lascireunstaociasoo ersii para 
proceder con mucba escrupulosidad , y el ^consejo de Castilla 
dio una prueba de madurez j de patriotismo , reconociendo á 
la Junta central , y prestándola obediencia , como lo efectua- 
ron también la mayor parte de los pueblos. 

£sta gloriosa revolución , y estos esfuerzos heoboA dé todas 
partes para oponerse al poder colosal de Napoleón debían por 
necesidad llamar la atención de la Europa entera. 

Entonces se bacian eo ella la guerra dos principios , dos in- 
tereses enteramente opuestos, la Europa antigua y Ja £urppa 
moderna , los intereses creados desde muchos siglos^ y los quc^ 
babia desarrollado la ultima crisis por la que había pasado la 
Francia. Lo nuevo y lo viejo luchaban con ardor irresistible de 
ona parte y con tenacidad de la otra: {napoleón triunfaba siem- 
pre^ y asombrada la Europa antigua le cedía el campo por al- 
gunos momentos, pero volvía á la carga con nuevos brio^ para 



46 HM^OtlA BÉ Wá^AñA. 

réoobrbr>]o perdido. Esto éf» la fnituraleea de la lueha empe- 
fiada si ptíficipíosdel siglo die¿ y traeré: por mas derrotas que 
sofriese la Europa anti^a , siempre hallaba en su seno nuevos 
cleOkentos de . resistencia , elementos que eran obra de nuestros 
ascendientes; pero si por desgracia hubiese llegado á sucum- 
bir una vet la Europa moderna sostenida por un hombre solo, 
como BUS elementos y sus intereses eran de ayer, hubiera sido 
i^tiévitafble su ruiniá. Conocíanle así los enemigos de la Francia , 
y por eáto- no se desanimaba n por los reveses ni sé cansaban 
por los sacriíioios. Tal era* Id causa. Tocante á los efectos , al 
estado de la Europa en el aSo 8 , al cuadro de su situación , 
véase como le trazan (nota 29) los autores de la historia de la 
guerra de España contra Tfapoleon. 

• Entre los enemigos de lá f^rancia era el mas encarnizado la 
Inglaterra , ya por la rivalidad antigua de entrambas naciones^ 
ya por restentimiento natural contra los que auxiliaron tanto 
á los Estados-Unidos- cuando- conquistaron su independencia. 
Así que- la Gran Bretaña vio á \bs Españoles empeñados en una 
guerra' á itítíerte cootra los Franceses , varió enteramente de 
política respecto á la Espaüa, dispuso la cesación de hostili- 
dades «olbtra ella, y dirigió á ^a junta de Sevilla la siguiente 
nota: 

Orden Real de S. M. Británica comunicada á la Junta de Sevi- 
lla por el Lord Collingood, 

<t£n la corte palacio de la Reina el 4 de julio de 1808. Pre- 
sente en el Consejo de S. M* el Rey. 

«Habiendo S. M. tomado en consideración los esfuerzos glo- 
riosos de la nación española para libertar su país de la tiranía 
y usurpación de Francia , y los ofrecimientos que ha recibido de 
España de su disposición amistosa hacia este reino , se ha dig- 
nado mandar y manda por la presente, de acuerdo con su con- 
cejo privado : 

«1.* Que todas las hostilidades contra España departe de 
S. M. cesen inmediatamente. 

« 2.* Que se levante inmediatamente el bloqueo de todos los 
puertos de España , á escepcion de los que se hallen todavía en 
poder de los Franceses. 



«3.* Que todos los «afvfos óbuqoeft perteneei^iites á Eépalhi 
seao libremente admil¡do9 en los puertos de los dominios dé 
S. M. como lo fueron tntes de las bostílídades actuales. 

>4.* Que todos los nairíos ó boques perteneicí entes á Espafiá 
qnesean encontrados por la mar por los natíos ó corsarios de 
S, M. seao tratados como los de las naciones amigas , y se lea 
permita hacer todo tráfico permitido á los navios neutrales. 

•5.* Que todos los natíos y mercaderías pertenecientes á los 
íodivtdnos establecidos en las colonias españolas , que fueren 
detenidos por tos navios deS. M. después de la fecba del pre- 
seote, han de ser conducidos al puerto, y conservados cuid»-^ 
dosamente en segura custodia , hasta que se averigüe si las 
colonias donde residen los dueños de los referid oa navios é 
efectos han hecho causa común con España contra el poder de 
h Francia. > 

«SS. £E. los comisionados de la Real Tesorería , los secreta.. 
ríos de Estado de S. M., los comisionados del Almirantacgo 
laode tomar para el cumplimiento de los anteriores artículos; 
las medidas que respectivamente les correspondan. — ^Meki&ñ 
Coterelt- » 

Desde entonces el gabinete inglés fiavoreció abiertameAfe eP 
levantamiento de la Península , envió comisionados á todos 
los puntos para entenderse con las autoridades españolas y 
prestarlas auxilio, y empezó á activar el envío de tropas á la* 
Península. ^ 



Capitulo VI. 

CSoaftinua la guerra de la Independenoia. Sntrada de H* apoieon en 
üf pa fi a. Capítalaeion ée BCadrid. Vavte el Smperador para el 

A^tuttria. 



Eka moy natural que siguiesen los Portvgueses el ejemplo 
qoe les daban los Españoles , y así en efecto lo practicaron. 
Aprovechóse de esta coyuntura el ejército español que operaba 
en Portugal á las órdenes de los Franceses , y deseoso de to- 
mar parte en los peUgros y en la gloria de sus camaradas , en* 
traron la mayor parte en territorio de España para la defensal 



48 HISTORIA »B BSVJLÍA. 

eomufK. Lo laístDO efectuó eo breve el €iierpd de tropas que al 
mando del Marqaés de la Roma-Da peleaba en el norte de la 
Europa: nada fué bastante á contener el ardor belieoso de sus 
Iropas. cuando tuvieron noticia de los acontecimientos de Es- 
paña. Juraron volverá su patria, y con el. auxilio de las escua- 
dras inglesas arribaron á Santander á primeros del mes de oc- 
tubre. . 

Si quisiésemos contar- por estenso los acootecímíeotos de la 
memorable Jucha que hemos principiado , iteindHamps <que de- 
tenernos á cada paso, en cada rincón de la Península., en to- 
d0s.las ciudades , pueblos j aldeas , porque^^n todas partes ar- 
día la llama del patriotismo , csl.odioá la dominación firancesa^ 
y.eLdeseode sacrificarse por el estado. En todas partes $e.per~ 
seguia de muerte á los es;tranjenofí,!se armaban sjn di^tinoiorii 
los habitantes para combatirlos , para armarles asechanzas , y 
para ofenderles del mejor modo >que les fuese dable. Por una 
parte se, defendía Yal^nqía obstina dameo te qontra el akaris- 
cal; Moncey ; por la otra eran los Fraoice^s arrol^dos en - el 
Bifuch, y delante (|e^la inmortal Geroda; y e^ qu^t cada eapa-. 
ñol era un enemigo implacable de la Francia , y á nuestro ver 
Qabe m^f gloria de lo qq^^ parece' á |a$; tropas imperiales- por 
haber escapado de su total destrucción en una guerra ícontra 
todo un pueblo valeroso., tenaz , y sobremanera irritado.Hay 
quien dice que ese furor general fi,ié obra/dejos, ministros del 
culto : esto es un error. Ninguna creencia , ningún. poder so- 
bre la tierra era bastante á obrar tales efectos en un día: la re- 
volución del ano 1808 era sí la obra de muchos años de pade- 
cimientos , de resignación cansada, de sufrimiento que habia 
dado al fin un estallido y que mordia furioso ¡a primera presa 
que se le presentaba. 

A vista de esta indignación general convinieron gastosos los 
Ingleses en ayudarla , y enviaron á la Península un cuerpo de 
trece mil hombres: conocían además que la España era un 
cuerpo abandonado , y su política les impelía á ser los directo- 
res de la sangrienta escena que en ella se representaba. 

Conoció Napoleón que iban á desvanecerse sos mas halagüe- 
ños planes « y que era tiempo de dar un golpe decisivo. Pasa el 
Pirineo, pénese á la cabeza de un ejército de ciento cuarenta 
mil hombres y un formidable tren de artillería ^ y después de 



T. JJ(. p. J^S. 



»N .--^ 



UB. X. CAP. VI. 49 

haber tríonfado en Zornoza, en Espinosa, en Burgos y en Tu- 
déla , efectúa no sin peligro el pasóle los puertos de Somo* 
sierra , y llega triunfante á la vista de Madrid.» 

Era el dia 2 de diciembre. Creia Napoleón que su presencia 
bastaría para que se le abriesen inmediatamente las puertas 
de la capital de la Monarquía ; mas no fué así , aunque solo se 
hallaban , dentro de Madrid algunas compañías de tropa ; ar'' 
móse en gran numero el paisanaje, y se preparó para una re- 
sistencia heroica. £n la tarde del 2 tuvo lu^ar algún tiroteo 
iosignifícante , y solo el 3 se dio el ataque decisivo, logrando el 
enemigo apoderarse del importante panto del Retiro. La rui- 
na de la capital era inevitable ; no podían acudir en su , defen- 
sa gran número de tropas españolas, y fué forioao Gapitii<< 
lar (33). 

Entonces Napoleón publicó varios decretos de reformas ^ 
que en otras circunstancias, y viniendo de otras manos hubie. 
ron sido muj bien recibidos, pero que en boca de un usurpador 
lograron solo escitár mas y mas la indignación pública. No 
estaba aun tranquilo el Emperador ; vela quet en EspaSa la 
ocupación de Madrid no era cocno'en Austria la ocupación de 
YieDa, y en Prusia la de Berlin: la £spai)tf no seguia la suerte 
déla capital. Además,. subsistía aun intacto el ejército inglés* 
que se habia hecho fuerte en Galicia , y amenazaba reunir va- 
rias divisiones españolas, y hacer frente con ventaja á los Im- 
periales. Pronto salió el Emperador á dirigir las nuevas opera- 
ciones , y en pocos dias se obligó los Ingleses á reembarcarse» 
7 se derramó el ejército francés por toda la Península. 

£n esta coyuntura, recibe Napoleón las mas alarmantes no- 
ticias relativas á los movimientos militares del Austría. Dotado 
de un genio activo y estraordinario , conoce al momento su 
posición, y parte para París abandonando esa España que le 
ofrecía grandes peligros y muy poca gloria , por esos campos 
del Austria donde tantas veces habia triunfado , y donde debia 
aterrar de nuevo á sus infatigables enemigos. 

Quedó José en la Península , dueño de ella en apariencia , 
pero en realidad rodeado de enemigos que hormigueaban de- 
todas partes; en vano con su natural dulzura pensó atraerse 
el afecto de los Españoles , en vano se. entregaba públicamente 
á actos solemnes de devoción , en vano daba muestras de que- 

TOMO X. 4 



^0 HISTORIA UE KSFAVA. 

r^ ampliar I41 reformas priQcipia.<)aa potr Carlos lU : la nación 
le abprrecía y reputaba astucia y fiagíroieplo todo» sos acto>s. 



Cai>Uul0 vil. 



gqndo sitio de |¡ar«gosa. Sitia da Crevona. 

1809. -^ principios del ano 1800 todas las ventajas se presentaban 
de parte de los Franceses , y parecía imposible que nuestras 
tropas, aun con el auxilio de los Ingleses , pudiesen resistir 
por mas tiempo. 

A últimos del año anterior se retiró á Sevilla la junta Cen- 
tral como punto maa distante del teatro de las opevadooen , y 
de mas difícil acceso por las escabrosidades de Sierra Morena * 
y desde allí preparaba nuevos medios de resistencia con el 
auxilio que la prestaban en general todos los pueblos. 

Estof estaban cada dia mas entusiasmados por ka santa caii&a 
de k independencia, y mncbo mas viendo la tendencia general 
á -restablecer las antiguas leyes de España tan favorables para 
el pueblo , y que sin causa justa fueron desconocidas y dero- 
gadas desde Carlos I hasta nuestros días. 

Por este tiempo el acontecimiento que hizo mas eco en la 
Península fué la memorable defensa de Zarajgoaa en su s^un- 
do sitio. Acometióla un formidable ejército de cuarenta mil 
hombres coa un tren inmenso.; pero perecían á millares los 
Franceses que se acercaban á sus muros, sia que bastase á ha- 
cerles vencer los obstáculos el ejemplo de aus mas diístíngui- 
dos generaleis. Sucediéronse unos gefes á otros para vencer 
una resistencia tan tenaz é inaudita , y vino al fin el célebre 
. maifisoal Lannes á dirigir el sitio, ó por mejor decir , la espan- 
tosa carnicería. Apoderáronse los Franceses , después de in- 
creíble estrago de todas las obras e&teriores ; pero entonces 
principió la nueva lucha, la resistencia de casa á casa, de puer- 
ta á puerta y el combate de hombre á hombre : tanto denuedo 
y encarnizamiento asombrarán un dia á las generaciones veni- 
deras , y se reputarán ac^o hechos fabulosos. Abierta ya la 
trinchera , tuvo el enemigo que emplear veinte y nueve dias 



LIB. X. OAP. VII¿ 51 

para poder eotrár en la plaza, y luego véiDte y trtn para ir ga- 
nando palmo á palmó el terreno dentro de la misma pobla- 
ck>D. Llovían todos los medios de destrucción sobre la desgra- 
ciada Zaragoza , veíii incendiados barrios enteros ^ arruinarse 
sos casas , desmoronarse sus edificios públicos , caer enfermos 
mas de trece mil habitantes , y perecer con gloria mas dé 
^emte mil ; pero el incendio servia de parapeto , las mismas 
roioas eran defendidas con tesón, y cuando perecía en la de- 
nuoda el padre , acudía al momento el hijo á empuñar las ar- 
mas que caian de las manos de aquel. Al ño triunfó Lannes 
después de haber perdido la mitad de su ejército , pero por 
trofeo halló solamente escombros : Zaragoza capituló con ho- 
nor (34) el día 20 de febrero de 1S09. 

Desvelábase la junta Central para concentrar loa dom unes 
escuerzos de los Españoles , y logró en breve ver cubierta de 
goerriilas y de tropas regulares la espaciosa haz de la España. 
Las guerrillas solo son posibles cuando se sostiene una guerra 
popular ; si los pueblos las apoyan son indestructibles , y si 
quisiesen sostenerse contra la voluntad de las poblaciones , en 
no día serian destruidas: cuando se hace la guerra de gobier- 
no á gobierno, las guerrillas son nn hecho imposible , porque 
su carácter es esencialmente nacional. Por el contrarío, cuan- 
do la naeion es la quejiaoe la guerra , las guerrillas , los soma- 
tenes se levantan por sí mismos, se sostienen por sus propios 
esfuerzos , obran con toda independencia , y solo asi es como 
triunfan , porque apai^tándose de su carácter , de su institu- 
ción , entran en las eventualidades dé la guerra; Así fué como 
los gl'andes ejércitos españoles eran derrotados casi siempre 
y las gnerrillas lograban su objeto en todas partes y ño pudie- 
ron ser destruidas nunca. Di ose desarrollo á ellas en cuanto 
fué dable 4 y al propio tíem|::N> se crearon numerosos ejércitos 
para hacer frente á los de José Napoleón : uno estaba destina- 
do á obrar en Cataluña , otro en las Castillas , Aragón y Ya- 
leocia , otro en Murcia y Granada , otro en Andalucía , Navar- 
ra y las provincias Vascongadas, otro en León , y los demás 
en Estremadura y en Asturias. Además .de estos ejércitos co- 
nocidos con los nombres del de la derecha , del de la izquier- 
da, del centro y de la reserva, había otros tales como el Anglo- 
hispano , el Anglo-lusitano y el Anglo-hispano-lositano. A 



52 UISTOAIA DE E8FAXA. 

pesar ü« esto, era imposible que en dos clias se formasen gene- 
rales capaces de resistir á la táctica superior de los caudillos 
de Napoleón; así que no es estrafio que á pesar del valor y su- 
frimiento del soldado español, llevasen no pocas veces lo peor 
nuestros mas brillantes ejércitos. El Duque de Istría ganó 
el 13 de enero la batalla de Eucles , el general Víctor derrotó 
en Medellin al ejército de Estremadura , Suchet deshizo al 
ejército Anglo-hispano , y poco después en Alcabon fué dese- 
cho también y dispersado el ejército Anglo-hispano-lusitano. 
Estos descalabros dieron á conocer que el alma principal de la 
resistencia contra los Franceses consistía en las guerrillas , y 
que á su aumento y desarrollo debia dirigirse todo el conato 
de las autoridades , como así se hizo en efecto. 

En medio de esto, empezaba á conocerse el verdadero carác- 
ter de la revolución del año 1808 , y á tratarse de que medios 
podia echarse mano para aumentar si posible fuese el entusias- 
mo y para sostenerle. Sabido era cuanto se habían mudado las 
instituciones de la Monarquía española de tres siglos acá , sin 
que pudiese alegarse una causa justa de esta mudanza, ai 
achacarse mas que á usurpaciones lentas lo que había adelan- 
tado el poder absoluto á espensas de los privilegios de los Co- 
munes y de los demás poderes del estado. ¿No merecía ser 
consultada como antiguamente en los ca^os arduos esa nación 
que con tanto denuedo defendía su independencia y su carác- 
ter? Había declinado tanto de su primitivo lustre y valía ese 
pueblo español que con tanta arrogancia estuvo siempre en 
posesión de sus derechos? Además, abandonada la España á 
sus esfuerzos, ¿quien podía titularse verdadero arbitro de 'sus 
destinos , y con poder para dirigirla , si ya no era una repre- 
sentación nacional , elegida por el pueblo mismo? Tomando la 
junta Central en cuenta estas poderosas razones dio su decre- 
to de 22 de mayo sobre el restablecimiento de la representa- 
ción legal de la Monarquía (35). 

Ciertamente que merecía ser representado debidamente un 
pueblo que con tanto denuedo resistía á los usurpadores. Ya 
hemos hablado de la defensa de Zaragoza , que llenó de asom- 
bro á los mismos enemigos á quienes tanta sangre hizo verter: 
ahora se nos presenta otra Zaragoza , no menos ilustre que la 
primera: hablamos de la inmortal Gerona. 



LIB. X. OAP. Vil. 53 

No reputaban los Franceses muy importante la plaza de Ge- 
rona á principios del año 1808 , pues de otro modo hubieran 
podido apoderarse fácilmente de ella; pero cuando conocieron 
so error era ya tarde , y la victoria debia costarles mucha san- 
gre é innumerables víctimas. La gloria de la resistencia de Ge- 
rona no se debe únicamente á su digno gobernador Don Ma- 
riano Alvarez , débese sí al entusiasmo de toda la población 
a] ardor increíble con que los ancianos , los jóvenes y las mu- 
jeres mismas presentaban sus pechos para oponerlos á las ba- 
terías francesas ; débese á la constancia incomparable de un 
pueblo que supo resistir al hambre j á todos los horrores de 
la guerra para hacer verá los Franceses que no por haber ven- 
cido á los ilustres Zaragozanos debían reputar domada toda 
resistencia en otros pueblos. Todos los habitantes juraron mo- 
rir ó vencer antes que rendirse. Llovían las bombas y granadas 
sóbrela <siudad ; establecidas las baterías enemigas junto á las 
iDÍsmas murallas vomitaban sin cesar la muerte y la destruc- 
ción , y en pocos dias abrieron grandes brechas en las débiles 
murallas. Pero esas mismas brechas en vez de servir para dar 
entrada ai enemigo , servían para dar salida á los sitiados , pa- 
raque se arrojasen con encarnizamiento sobre la línea enemí* 
gay para que pudiesen clavar los cañones de sus baterías. Dia- 
riamente llegaban tropas de refuerzo á los Franceses y siempre 
eran escarmentados. £n vano con el ardor propio de las hues- 
tes de Napoleón subían con denuedo á las brechas y clavaban 
eotre las ruinas algunas águilas imperiales , pues volvían de 
Doevo á la carga los habitantes, caían sobre los sitiadores con 
íoi(>etu irresistible, los dispersaban, los acompañaban hasta su 
mismo campo, y no se retiraban nunca sin algún trofeo. Ha- 
bíase eoarbolado la bandera negra, habíase jurado morir antes 
que proferir la voz de capitular ó de rendirse, y todos estaban 
prontos á cumplir su juramento. Una población que según el 
moderno sistema de acometida de plazas no podía resistir 
diez dias, se defendió denodadamente por espacio de siete me- 
ses, y solo cuando toda la ciudad estaba llena de escombros y 
ruinas , solo cuando habían perecido casi todos los defensores, 
cuando el hambre, que venció á los mismos Numantínos, hacia 
estragos horrorosos en la población, entonces se capituló, en- 
tonces se cedieron al enemigo algunos estadios de tierra cu- 



54 HISTOAIA »B BSFJdfA. 

biertosde destroios, le riadiepoD las armas algunos centenare 
de familias lívidas de semblante y que apenas podían sostener 
se en pie: tal fué la victoría que cousiguieron los Fraocese^ 
con I9 posesión de Gerona. La capitalacion se firmó el ÍO di 

diciembre de 1809 (36). 



Capitulo Yin* 



Batalla de Talayera. BaiUlla de Al ■umaeád. Batalla da VasiiflmeA 
Batalla de Oeafia. Beoreto de la Junta eentral para trasladavae á ¡m 
isla de Xi|Bcm. Vax entre lflfa|»leQn y el Austria. 

Digno era el inmortal Alvarez deque los mismos enemigos 
le apreciasen en lo justo su valor y su |]<¡poí$Q)o; mas no fué 
así, y por el contrarío se le tirató con uúa crueldad que es un 
descrédito de parte de los que debian conocer el mérito de una 
defensa bien dirigida. 

Poco tiempo antes habia entusiasmado á I09 Españoles la 
gloriosa batalla de Talavera de la Reina , ganada por el ejérci- 
to Anglo-hispano al mando del general Cuesta y del Duque de 
Wellington, contra el ejército francés »á cuya cabeza se baila- 
ba el mismo José Napoleón. Pera esta victoria , que pudo ser 
decisiva si se hubiese perseguido al enemigo , quedó compen- 
sada con la pérdidaf ^e la batalla de Almoaacid , dada el dia tí 
de agosto contra el ifeneral frapcés Seba^tíani. Siguióse á estai 
la de Tamames que fué favorable á los Españoles; pero á ella 
se siguió en breve la desgraciada batalla deOcaña, que ganaron 
los franceses el dia 19 de novien^bre. La pérdida de esta bata- 
lla obligó á la Junta central á degreisir su traslación á la isla de 
León como punto de residepcia mas seguro. 

Preciso es confesar que la pérdida de esta última batalla im- 
presionó fuertemente el ánimo de los Españoles : con efecto 
no hubo en ella siquiera de parte de los vencidos la gloria de 
una resistencia regular , y un ejército que constaba de setenta 
mil hombres cedió con mengua el campo á un número muy 
Inferior de tropas enemigas. Las nuestras eran escogidas , for- 
maban el brillante ejército denominado del centro, y se vio 
que 4e tin golpe se disipaban los esfuerzos hechos para poner- 



AISVAJLKZ 



LIB. X. CAP. VIH. 55 

le 60 uo pie brillante. La causa priocipal del descalabro debe 
bascarse en la confianza con que se ponían unas masas enor- 
mes á la disposición de unos generales que hasta entonces solo 
estaban acostumbrados á mabdar Cuerpos de tropas poco nu« 
merosos. Abultábanse en Paria estos desastres del ejército es- 
paSol y y de ello se deducía que la abatida Espaua estdba ya 
para sucumbir. Mas no era así; cuanto mayores erait lós át* 
astres, tanto mas subia de punto la llama del patriotismo , y 
taotos mas sacrificios se hacían para recobrar ló perdido. Bien 
«s verdad que algunas veces se achacaba á traición el qde se 
habíase sufrido algún descalabro; pero á pesar de esto no 
menguaba nunca el verdadero patriotismo , y el deseó de sa- 
crificarse por el bien común. 

Por este tiempo firmó Napoleón paz con el Austria , y pócó 
después efectuó su divorcio con Josefina , y su enlace con la 
archiduquesa María Luisa. De esta suerte atrajo en cnanto pa«> 
do á so partido al Austria , y quedó la £spaña sola por decidlo 
así contra él. 

La Junta central empeeaba á perder parte dé su prlmei* \^iq^ 
prestigio , ya á oonseeuebcía del mal éxito de liS operaciones 
militares , ya también por las intrigas que contra sus indtvi- 
daos se urdían. Aprovechando los enemigos las consecuencias 
de su victoria deOcaña, se dirigieron hacia las Andalucías, pa- 
saron el despeñadero de Despeñaperros , y amenazaron la ciu-» 
dad de Sevilla. A últimos del mes de enero efectuó su trasla- 
ción á la isla de León , y entonces fué cuando los ánimos 
empezaron á declararse mas y mas contra ella, y cuando lo 
delicado de las circunstaócias la obligó á resignar su autoridad 
eo una regencia que se componía de varios sttgetos de distin- 
ción , entre los cuales se contaban Don Francisco Saavedra, el 
otnspode Orense, y el general Castaños. Publicó k siguiente 
proclama en que daba cuenta de li> sucedido , y que merece 
ser leída detenidamente como documento bístórícp y como 
obra del ilustre Jovelianos^ el mejor escritor de saépoea, y 
nroo esclarecido por sus talentos y virtudes. 

«Españoles. La Junta central suprema gubernativa del reí* 
DO, siguiendo la voluntad espresa de nuestro deseado Monar- 
ca y el voto piiblieo, había convocado á la nación á sus cortes 
generales para que reunida en ellas , adoptase las medidas ne- 



56 HlSTOaiA DE BSPAIIA. 

cesarlas á su felicidad y defensa. Debia verificarse este graa 
congreso en !•* de marzo próximo en la Isla de León, y la Jun- 
ta determinó y publicó su traslación á ella cuando los France- 
ses, como otras muchas veces, se hallaban ocupando la Man- 
cha. Atacaron después los puntos de la sierra , y ocuparon 
uno de ellos ; y al instante las pasiones de los hombres , usur- 
pando su dominio á la razón , despertaron la discordia qa« 
empezó á sacudir sobre nosotros sus antorchas incendiarias» 
Mas que ganar cien batallas valia este triunfo á nuestros ene- 
migos, y los buenos todos se llenaron de espanto oyendo los 
sucesos de Sevilla en el dia 24 , sucesos que la malevolencia 
componía , y el terror exageraba para aumentar en los unos 
la confusión, y en los otros la amargura* Aquel pueblo gene- 
roso y leal que tantas muestras de adhesión y respeto habla 
dado á la suprema Junta , vió alterada sn tranquilidad aunque 
por pocas horas. No corrió , gracias al cielo , ni una gota de 
sangre, pero la autoridad publica fué desatendida , y la m^es* 
tad nacional se vió indignamente maltratada en la legítima re- 
presentación del pueblo. Lloremos , Españoles , con lágrimas 
de sangre un ejemplo tan pernicioso, ¿ Cuál seria nuestra suer- 
te si todos le siguiesen ? Cuando la fama trae á vuestros oidos 
que hay divisiones intestinas en la Francia, la alegría rebosa 
en vuestros pechos , y os llenáis de esperanza para lo futuro , 
porque en estas divisiones miráis afianzada vuestra salvación, 
y la destrucción del tirado que os oprime. ¿Y nosotros. Espa- 
ñoles , nosotros cuyo carácter es la moderación y la cordura, 
cuya fuerza consiste en la concordia , iríamos á dar al déspota 
la horrible satisfacción de romper con nuestras manos los la<- 
zos que tanto costó formar, y que han sido y serán para él la 
barrera mas impenetrable? Ño , Españoles , no : que el desin- 
terés y la prudencia dirijan nuestros pasos, que la unión y la 
constancia sean nuestras áncoras, y estad seguros de que no 
pereceremos. 

«Bien convencida estaba la Junta de cuan necesario era re- 
concentrar mas el poder. Mas no siempre los gobiernos pue- 
den tomar en el instante las medidas mismas de cuya utilidad 
no se duda. En la ocasión presente parecía del todo importu- 
no , cuando las cortes anunciadas , estando ya tan próximas, 
debian decidirla y sancionarla. Mas los sucesos se han precipi* 



LIB. X. CAP. VI». 57 

tado de modo que esla deteucion, aunque breve, podría disol- 
ver el estado , si en el momento no se corlase la cabeza al 
monstruo de \a anarquía. 

«No bastaban ya á llevar adelante nuestros deseos ni el ince* 
san te afán con que hemos procurado el bien de la patria , ni el 
desinterés con que la hemos servido , ni nuestra lealtad acen- 
drada á nuestro amado y desdichado Rey , ni nuestro odio al 
tirano y á toda clase de tiranía. Estos principios de obrar en 
nadie han sido mayores, pero bao podido mas que ellos la am- 
¿idon , la intriga y la ignorancia. ¿Debíamos acaso dejar sa- 
quear las rentas publicas, que por mil conductos ansiaban de- 
vorar el vil interés y el egoísmo ? Podíamos contentar la am- 
iNcion de los que no se creian bastante premiados con tres 
ó cuatro grados en otros tantos meses ? Podíamos á pesar de 
la templanza que ha formado el carácter de nuestro gobierno, 
dejar de corregir con la autoridad de la ley las faltas sugeridas 
por el espíritu de facción que caminaba imprudentemente á 
destruir el órdén , introducir la anarquía y trastornar misera- 
blemente el estado? 

«La malignidad nos imputa los reveses déla guerra; pero que 
la equidad recuerde la constancia con que los hemos sufrido, 
y los esfuerzos sin ejemplo con que los hemos reparado. Cuan- 
do la Junta vino desde Aranjuez á Andalucía, todos nuestros 
ejércitos estaban destruidos : las circunstancias eran todavía 
mas apuradas que. las presentes, y ella supo restablecerlos , y 
buscar y atacar con ellos al enemigo. Batidos otra vez y des- 
hechos , exhaustos al parecer todos los recursos y las esperan- 
zas, pocos meses pasaron , y los Franceses tuvieron enfrente 
no ejército de ochenta mil infantes y doce mil caballos. ¿Qué 
ba teqido en su mano el gobierno que no haya prodigado 
para mantener estas fuerzas y reponer las enormes pérdidas 
<iue cada dia esperímentaba ? ¿ Qué no ha hecho para impedir, 
ei paso á la Andalucía por las sierras que la defienden ? Gene- 
rales, ingenieros , juntas provinciales , hasta una comisión de 
cocales de su seno han sido encargados de atender y propor- 
cionar todos los medios de fortificación y resistencia, que pre- 
sentan aquellos puntos, sin perdonar para ello ni gasto, ni fati- 
ga ai diligencia. Los sucesos han sido adversos, ¿ pero la Junta 
l«aia en su mano la suerte del combate en el campo de batalla? 



68 UMTOBIA DE ESPASVA. 

« T ya que la voz del dolor recuerda tan amargameole loa 
iofortunios, ¿porqué hade olvidarse que hemos mantenido 
nuestras íntimas relaciones con las potencias amjgas , que he- 
moa estrechado los lazos de fraternidad con nuestras Ainéri- 
cas , que estas nu han cesado jamás de dar pruebas de amor y 
fidelidad al gobierno, que hemos en fin resistido con dignidad 
y entereza las pérfidas sugestiones de los usurpadores ? 

«Mas nada basta á contener el odio que antes de su instala- 
ción se habia jurado á la Junta. Sus providencias fueron siem- 
pre mal interpretadas y nunca bien obedecidas. BesedcadeDa- 
das con ocasión de las desgracias públicas todas las pasiones, 
han suscitado contra ella todas las furias que pudiera enviar 
contra nosotros el tirano á quien combatimos. £mpezaroQ sos 
individuos á verificar su salida de Sevilla con el objeto tan pú- 
blico y solemnemente anunciado de abrir las cortes en la Isla 
de León. Los facciosos cubrieron los caminos de agentes , que 
animaron los pueblos del tránsito á la insurrección y al tumul- 
to, y los vocales de la Junta suprema fueron tratados como 
enemigos públicos, detenidos unos, arrestados otros, y amena- 
zados de muerte muchos , hasta el mismo presidente. Parecia 
que dueño ya de España era Napoleón el que vengaba la tenaz 
resistencia que le habíamos opuesto. No pararon aquí las in- 
trigas de los conspiradores : escritores viles , copiantes mise- 
rables de los papeles del enemigo, les vendieron sus plumas, y 
no hay género de crimen , no hay infamia qoe no hayan impu- 
tado á vuestros gobernantes , añadiendo al ni traje de la vio- 
lencia la ponzoña de la calumnia. 

«Así, Españoles, han sido perseguidos é infamados aquellos 
hombres que vosotros elegisteis para que os representasen , 
aquellos que sin guardias , sin escuadrones, sin suplicios, en- 
tregados á la fe pública , ejercían tranquilos á su sombra las 
augustas funciones que les habíais encargado. ¿Y quiénes son, 
gran Dios, los que Los persiguen ? los mismos que desde la ins- 
talación de la junta trataron de destruirla por sos cimientos, 
los mismos que introdujeron el desorden en las ciudades, la 
división en lo» ejércitos , la insubordinación en los cuerpos. 
Los individuos del gobierno no son impecables ni perfectos; 
hombres son, y como tales sujetos á las flaquezas y errores ku- 
manos. Pero como administradores públicos , como represen- 



un. X. CAP. VIH. 59 

Uotes vuestros , ellos responderán á las imputaciones de esos 
l^tadores y les mostrarán donde ba estado la buena fe y el pa« 
triotismo , donde la ambición y las pasiones que sin cesar han 
ifcstrozado las entrañas de la patria. Reducidos de aquí en ade- 
lútea la clase de simples ciudadanos por nuestra propia elec« 
OOD,sin mas premio que la memoria del celo y afanes que 
temos empleado en seriricío público, dispuestos estamos, ó 
las bien ansiosos , de responder delante de la nación en sus 
artes, ó del tribunal que ella nombre, á nuestros injustos 
alamniadores. Teman ellos, no nosotros : teman los que han 
edacido á los simples, corrompido á los viles, agitado á los 
Briosos: teman los que en el momento del mayor apuro, 
oando el edificio del estado apenas puede resistir al embate 
bl estranjero , le han aplicado las teas de la disensión para 
Macirle á cenizas. Acordaos, Españoles , de la rendición de 
Iporto. Una agitación intestina escítada por los Franceses 
lúmos abrió sus puertas á Soult , que no movió sus tropas á 
toparla hasta que el tumulto popular imposibilitó la defensa, 
toejante suerte os vaticinó la junta después de la batalla de 
ledellin al aparecer los síntomas de la discordia que con tan- 
• riesgo de la patria se han desenvuelto ahora. Volved en vo- 
otros , y DO hagáis ciertos aquellos funestos presentimientos. 
«Pero aunque fuertes con el testimonio de nuestras concien- 
hs, y seguros de que hemos hecho en bien del estado cuanto 
tsitnacioD de las cosas y las circunstancias han puesto á núes- 
ft) alcance, la patria y nuestro honor mismo exigen de noso- 
H)s la última prueba de nuestro celo y nos persuaden á dejar 
a mando, cuya continuación podría acarrear nuevos distar- 
os y desavenencias. SI, Españoles: vuestro gobierno que 
Ida ha perdonado desde su instalación de cuanto ha creído 
ae llenaba el voto público, que fiel distribuidor de cuantos 
ocursos han llegado á sus manos , no les ha dado otro destino 
■elas sagradas necesidades de la patria, que os ha manifes- 
ido sencillamente sus operaciones , y que ha dado la muestra 
las grande de desear vuestro bien en la convocación de cor- 
«, las mas numerosas y libres que ha conocido la Monarquía, 
asigna gustoso el poder y la autoridad que le confiasteis , y la 
lisiada á las manos del consejo de regencia que ha establecí- 
o por el decreto de este día. ¡ Puedan vuestros nuevos gobei*- 



60 niSTOniA de espaÜa. 

oantes tener mejor fortuna en sus operaciones ! y los indivi- 
duos de la junta suprema no les envidiarán otra cosa que lá 
gloria de haber salvado la patria y libertado á su Rey. 
«Real isla de León 29 de enero de 1810. — Siguen las fírmas.» 

Capitulo IX. 



Planes de Wapoieoo reipeeto á SspeSa. Instala eioo de las Cdrtes 
estraordinarías. Sns prineros actos. Promnlgaeíon de la Constito* 
oíon. Contínoa la gn^ra. Pax entre Hapoleon j Femando. Manifies- 
to de las Cortes. Decretos de 2 de febrero y 4 de nuiyo. 

Casi al mismo tiempo se adelantaba el mariscal Soult, du- 
que deDalmacia, sobre Sevilla , en cuya ciudad entró el día 
1°. de febrero , adelantándose poco después hasta la vista de la 
misma isla de León. 

Libre por algún tiempo Napoleón de otros enemigos que la 
España y la Inglaterra , pudo dedicarse á hacer con vigor la 
guerra de la Península , y dividió en cuatro gobiernos (37) la 
parte situada desde la confluencia del Ebroálos Pirineos, 
considerándola ya en cierto modo como anexa á la Francia. 

Esperábase con impaciencia en Cádiz la apertura de las cor- 
tes extraordinarias. Habian sido elegidos los diputados con- 
forme al método prescrito por el gobierno , y nombrados los 
suplentes por los paises que ocupaba el enemigo, ó á los cuales 
les habia sido imposible el nombramiento de representantes. 
Amaneció el 24 de setiembre , y á vista de las mismas baterías 
enemigas y en presencia de un inmenso concurso se efectuó la 
instalación del Congreso nacional. «Hasta allí, la estensa línea 
que corria desde Cádiz haata el castillo de Santi Petri , dice un 
historiador testigo de vista (a) no solo presentaba un inmenso 
y formidable campamento en que se observaba la mayor vigi- 
lancia, sino que jamás se interrumpia de una y otra parte el 
fuego de las baterías , puestos avanzados, divisiones volantes , 
de la fuerza sutil y las escuadras combinadas. Pero aqueste día 
desde muy temprano se observó un silencio general y profun- 

■ - ' - ■ ' ■ -, - 

(a) Arguelles, Examen hitufríco, tom. 1., pág, a5&. , • 



LIB. H. CAP. IX. 61 

do en ambas líneas, como sí estuviese convenida tina saspcn- 
sioD de armas ; lo que no era así en realidad. En la isla Gadita* 
na el interés y la atención universal se dirigían esclusíva mente 
á la angosta ceremonia que le estaba preparada. Todos se 
apresuraban á presenciar, si era posible, el acto precursor de 
dias mas felices y tranquilos que los que se hablan consumido 
entre lágrimas y desolación por espacio de tres años. £1 ene- 
migo desde sus posiciones, no pudiendo ignorar lo que pasaba, 
ni, atendida la distancia, ni dejar de ver por sus propios ojos 
el concurso , el movimiento , la alegría y alborozo que reinaba 
en la isla de León , contemplaba atónito un especláculo grao- 
dioso y sublime , que le amenazaba nuevas dificultades y peli- 
gros para la empresa en que se hallaba comprometido. No iban 
todavía muchos meses, que arrogante y ufano con sus triun- 
fos, habia intimado la rendición á Cádiz. Este acto ahora tan 
pnblico y solemne , confirmando de un modo irrevocable la 
magoánima resolución de los Españoles , ponia término á to- 
da esperanza , si alguna le habia quedado, de poder rendir 
con amenazas ó halagos á una nación tan esforzada y constan- 
te. A las nueve y media de la mañana la regencia con toda ce- 
remonia , formando cuerpo con los diputados, se dirigió á pie 
á la iglesia parroquial entre las aclamaciones de ¡ viva la Na- 
ción! vivan las cortes! Después de celebrado el oficio divino, 
y prestar juramento los diputados, con el mismo orden se 
trasladaron al salón que estaba preparado para abrir el solio 
en el teatro de la ciudad , como mas cómodo y espacioso , se- 
gún se dijo. Colocada en el solio la regencia, el obispo de Oren- 
se que la presidia pronunció un discurso, en el que no hizo , 
según era la antigua costumbre, proposición específica ningu- 
na. Se limitó únicamente á esponer en términos generales el 
estado de la nación al tomar el gobierno en sus manos la di- 
rección de los negocios , las dificultades que tenia que vencer 
para reunir las cortes , lo mucho que el reino esperanzaba de 
su prudencia y sabiduría , exhortando por último á los diputa- 
dos á que se hubiesen bien-y fielmente en el encargo que se les 
habia confiado. Concluido este acto se retiraron los regentes , 
j con ellos los ministros que hablan asistido á esta ceremonia; 
al parecer para dar testimonio de estar las cortes instaladas. 
De este modo quedaron estas solas, abandonadas á sí mismas. 



62 HISTORIA DE BSPASA. 

sin dirección, reg^lamento ni guia aiguna, á la vista de un in- 
menso gentío de espectadores de todas clases que ocupaban 
los palcos , galerías y demás avenidas del teatro. El papel ó me- 
moria que dejó la regencia al salir decía lo siguiente : « Señor ^ 
los cinco individuos que componen el supremo Consejo de Re** 
gencia de España é Indias recibieron este difícil encargo, real- 
mente superior á su mérito y á sus fuerzas, en ocasión tal j 
que cualquiera escusa ó dilación en admitirle hubiera traído 
perjuicios á la patria; pero solo lo admitieron, y juraron de- 
sempeñarlo según sus alcances, ínterin que junto el solemne 
Congreso de las cortes establecía un gobierno cimentado sobre 
el voto general de la nación. Ha llegado este feliz momento tan 
deseado de todos los buenos españoles, y los individuos del 
Consejo de regencia no pueden menos de bacerlo presente á la 
generalidad de sus conciudadanos, para que tomándolo en 
consideración, se sirvan elegir el gobierno que juzguen mas 
adecuado al crítico estado actual de la M o narquía , que exige 
por instantes esta medida fundamental. — Isla de León 24 de 
setiembre <le 1810. — Pedro , obispo de Orense ; Francisco de 
Saavedra ; Javier de Castaños; Antonio de Escaño , Miguel de 
Lardizabal y Uribe.» 

Una de las primeras disposiciones del Congreso fue procla- 
mar de nuevo á Fernando Vil y declarar por nulos los actos 
de Bayona. 

Entretanto continuaba la guerra encarnizada en Cataluña y 
en el reino de Valencia : el 20 de febrero tuvo lugar delante de 
Vich una reñida acción entre el general O'Doneli y el francés 
Souham, en que llevó el primero lo peor, y en los primeros 
dias del mes de julio el general Suchet logró apoderarse de 
Lérida. 

El género de guerra mas favorable á los Españoles era, co- 
mo hemos dicho , el de las guerrillas , la guerra de partidarios 
hecha por bandas desordenadas y sin táctica. Formadas estas 
por hombres que tenían prestigio en el país , eran muy temí- 
bles en las emboscadas, y obedecían á un gefe, que para perma- 
necer á su frente necesitaba estar dotado de no poco valor y 
de grande resolución. Únese un recuerdo de gloria al nombre 
de algunos de esos gefes : puede citarse entre ellos á Mina , el 
Empecinado , el Cura Merioo , el Pastor , Milans , el general 



LIB X. CAr. IX. 68 

Manso, que tan fatal fué á los Franceses en Cataluña» y á otros 
machos que prestaron grandes servicios á su patria. Dueños 
délos bosques, de las montañas, j de los desfiladeros ; cono* 
cedores del terreno que tenían recorrido á palmos , estaban 
siempre prontos á caer sobre un comboy , á cortarle la retira- 
da y á apoderarse de él ; sorprendían de improviso sin que na. 
da pudiese presagiar su cercanía ; cuando se les quería perse* 
guir de niiierte , no se les hallaba en ninguna parte, pero 
cuando se qneria evitar su encuentro , do quiera aparecían con 
fuerzas superiores , presentábanse de todos lados ; y cada paso 
que daba le costaba al enemigo cien victimas. En vano pensó 
el mariscal Soult contener con medidas severas á esos temiblta 
enemigos; en vano en sus proclamas amenazaba de muerte á 
cuantos cayesen prisioneros con las armas en la roano : la res* 
puesta de los gefes de guerrillas fué la promesa de espantosas 
represalias, y cumplieron su palabra. En todo este año, el que 
geoeralmente dirigía las operaciones militares por parle de los 
Franceses fué el mariscal Jourdan en calidad de mayor gene* 
ral, durante la ausencia de José Napoleón , que por el mes de 
inarzo habla entrado en Francia para asistir al matrimonio del 
Emperador con laarchiduqpesa María Luisa de Anslria. 

£1 afio de 1811 principió bajo deplorables auspicios : el 3 de 1811 
enero el general Súchel se apoderó de Tortosa ; el 22 el maris* 
cal Soult entró por capitulación en OUvenza , y el 1 1 de marzo 
se penetró en Badajoz , capital de Estrcmadura : batido Blake 
cerca de Murviedro , abandona esta población á los Franceses , 
se repliega á Valencia , j cae prisionero con lo restante de su 
ejército después de la toma de esta capital. 

£1 grito de independencia se propagó este año en el conti- 
nente español de América , dándose principio á la sangrienta 
lucha qne acabó por arrebatar 'i la España sus posesiones in- 
mensas en aqueHas apartadas regiones. 

Cundió la voz en la Península que el Rey venia d« Francia 
casado con una sobrina de Kapoleon , y para alejar todo peli- 
gro de una convención clandestina y degradante con la Fran- 
cia, decretaron que se tendría por nulo cuanto hiciese el Rey 
en país enemigo , y declararon que ios Españoles no dejarían 
las armas, ni entrarían en negociaciones de paz hasta tanto 
que todos los Franceses hubiesen evacuado la Península. 



64 0I8TOHIA DE ESPAÑA. 

! CoolÍDuaba siempre eDcaroizada la guerra , y mieotras en 

varios puntos de la Península tenian logar acciones parciales i 
en • el vecino reino de Portugal estaban empeñados ios ejérci* 

I los en operaciones que debían al fin presentarse con un carác- 

ter decisivo. Recobróse la plaza de Olivenza á poco de haber 
sido perdida , ganóse la batalla de la Albuhera contra las tro- 

I pas que mandaba el mariscal Soult, y el ejército anglo-hispa- 

I no se adelantó en la raya de España. 

Ocupábanse entretanto las Cortes estraordinarias en la for- 

I macion de un código que rigiese como ley fundamental de la 

Monarquía , y con efecto se publicó con toda solemnidad el dia 

] SI 2. 19 de marzo de 1812 esa ley que según espresioo de un sabio 

y profundo historiador (a), aunque planteada entonces en to- 

I do el reino , y restablecida años después con general aplauso » 

i derribada siempre, parece destinada á pasar, como decía un 

antiguo de la vida , á manera de sueño ó de sombra, 

A principios de este ano fué cuando se efectuaron los gran- 
des movimientos de Napoleón hacia el corazón de la Rusia, 
movimientos que debían acarrear los grandes desastres del 
ejército francés : los hielos del Norte estaban destinados á veo-* 
gar á la Europa antigua , y á hacerla triunfar de un general 
incomparable que no tiene ejemplo en la historia antigua ni 
moderna. 

Mientras el Emperador se internaba triunfante á la cabeza 
de quinientos mil hombres en el imperio ruso, y mientras un 
general obscuro conspiraba en París para arrebatarle el po- 
der, conseguia Wellington en España la victoria de los Arapi- 
les, derrotando en ella completamente al mariscal Marmoot: 
bien es verdad que tuvo que llorar el vencedor la pérdida de 
credido numero de víctimas , pero la gloria del triunfo com- 
pensó lo caro que habia costado. Los Franceses dejaron en el 
campo de batalla quince mil muertos y heridos , considerable 
numero de prisioneros y veinte y seis piezas de artillería. Era 
una victoria decisiva que obligaba á José á evacuar la capital 
como lo efectuó el dia 10 de agosto. No bien habían pasado 
dos dias cuando los Ingleses entraron en Madrid. Entonces 
^——^^^—^^— ■ ■■ ■ — ^-^-^ ■ ____^^___^.^_^^^_^_ 

(a) El Conde de Toreno : Levantamiento jr Guerra de España f toiDo 4." pi- 
sína 41^' 



LIB. X CAP. IX. SS 

DorobraroD las Cortes generalísimo de los ejércitos españoles 
al Duque de WellingloD, que tan bien se habia portado en esta 
campana. Sio embargo , no fué esta tan decisiva como se espe- 
raba, pues después de haber entrado los Anglo-espanoles en 
Bdi<gos, se vieron precisados á abandonar no solo esta ciudad, 
«que también la misna capital déla Monarquía. José Napo- 
ieoD hizo de nuevo su entrada en Madrid, y el Duque de We~ 
liíngtoD volvió á retirarse á Portugal. 
ú Europa entera se armó este ano para humillarla prepon- 1813. 
deraocia francesa^ y para abatir á un hombre solo. Las Cortes 
de Cádiz fírnka ron varios tratados con la Rusia, la Prusiay la 
Sueda, y al propio tiempo se dedicaron á llevar á cabo varias 
reformas que se reputaban necesarias pero que algunos decian 
ser inoportunas. 

Púsose de nuevo Wellington en campana ; por medio de há- 
bUes movimientos obligó á los Franceses á evacuar por liltimo 
la capital , poco después ganó la batalla de Vitoria , que fué en- 
teramente decisiva , y que á semejanza de la de Villa viciosa ? 
robó á José la última esperanza de ocupar el trono de España* 
Sucesivamente fueron rindiéndose á nuestras armas muchísi- 
mas plazas fuertes que ocupaban los Franceses*, y se preparó 
la total reconquista de la Península. £1 14 de setiembre de 1813 
cerraron sus sesiones 1as Cortes estraordinarias, y el l.*de 
octubre siguiente abrieron las suyas las Cortes ordinarias. 

£1 mariscal Suchet , que tanto se gloriaba con la posesión 1814. 
de Valencia, tuvo que evacuarla precipitadamente , y lo mismo 
debió hacer en Zaragoza el cuerpo de ejército francés que la 
ocupaba. Estos movimientos retrógrados del ejército francés , 
deben en gran parte atribuirse á los apuros en que se hallaba 
entonces Kapoleon á consecuencia de los grandes desastres de 
^leRnsia y la aglomeración de fuerzas con que. la Europa en- 
tera se disponía á abrumarle : al fin de la campaña los Anglo- 
«spaooles pasaron el Bidasoa,y entraron en territorio fran- 
ctis. 

A principios del año 1S14 se trasladaron á Madrid las Cortes 
yeo &US primeras sesiones tuvieron que ocuparse ya de asun- 
tos de muy alta importancia: túvose entonces noticia del tra- 
tado de paz ajustado á últimos delaño anterior entre el 
emperador y el rey Fernando VIL Las Cortes tuvieron sesión 

TOMO X. 5 



66 HISTORIA Bfi B8PAÍÍA. 

seereta el día SI de enero , y se procedió en etla á leer ei dicta' 
meD de la conoísíon encargada de ÍDÍc^rinar sobre la conducta 
que debería observarse en el caso de que el Eey se presentase 
en las fronteras de España. Después de leida hizo un diputado 
la proposición de que se oyese al consejo de cslacfo en la mate- 
ria, y los individuos de este que lo era» Don Andrés García, el 
Maques de Astorga, Don Martin Garay, Don Pedro Ceballos, 
ef Marqués de Piedrablanca , Don Justo María ibar Navarro, 
Don Antonio Ranz Romanillos y Don Esteban Barca dieron su 
dictamen en los términos siguientes: 

a Sermo. Sr. : El consejo de Estado reunido en sesión es- 
traordínaría en este día ha visto la orden de V. A. de anocbe, 
en qne se inserta nna de las cortea ^ por la eiial han tenido á 
bien mandar que Y. A. oiga al consejo de Estado sobre la ms- 
nifestacioD que en sesión secreta de 29 del mes anterior hizo 
el secretario interino del despacho de Estado, relativa á la con- 
ducta que debía observar Y. A. en el caso de presentarse eo 
onestra frontera nuestro rey el Sr. Don Fernando YII, coa 
prevención de que Y. A. exigía este dictamen dentro de veinte 
y cuatro horas. 

«El Goitsejo, que carece de noticias acerca de los anteceden- 
tes que pudiera tener esta consulta, y que al mismo tiempo hs 
observado recae sobre una esposicion hecha á las Cortes eo se- 
sión sea*eta por el secretario interino de Estado, acordó inIn^ 
diatamente pasarle oficio , á fin deque hiciese presente á Y. A, 
que para no esponer su juicio en punto tan grave , necesitaba 
tener á la vista á lo menos la esposicion de dicho secretario á 
las Cortes , si había sido por escrito , y si la hubiese hecho eo 
voae, que con anuencia de Y. A. viniese él mismo á hacerla eo 
el Consejo. Mas enterado este por su contestación de que la 
esposicion fué reducida á las mismas precisas palabras que con- 
tiene la orden de las Cortes , y por tanto sin mas antecedente 
en que apoyarse, ha meditado el asunto por todos los aspectos 
que puede ofrecer la pregunta , con la generalidad que está 
concebida, tomándola en abstracto, y bsyo el concepto de que 
se presente el Rey en la frontera solo y libre de toda fuersa é 
influjo de Bonaparte; y procediendo en esta suposición divida 
las medidas que podrán tomarse para su recibimiento en aquc' 
Has que pertenecen á la autoridad y tiempo en que deber< 



L1B. X. C4P. IV. «7 

enopeEar á ejercerla, y á los honores, pomf» y solemoidad con 
qae deba ser recibido. 

«En cuanto á la autoridad no puede caber duda en que nin* 
guQa debe ejercer el Rey hasta haber jurado la Constitución. 
La perfidia de Bonaparte le arrebató violentamente de en medio 
tle Ja nación en el momento mismo que enagenada de alegría 
por verle subir al trono, le miraba como el origen de todos ios 
bíeaes de que la habian priYado el despotismo y la arbitrarte* 
dad. Esta nación tan heroica como desgraciada, privada de esta 
halagüeña esperanza cuando apenas tuvo tiempo para conce- 
birla, se halló abandonada á sí misma , y con los enemigos en 
el corazón. Bien sabidos y llorados son los desastres y ma- 
les (le todas clases que ha padecido , y que los ha preferido to« 
dos con la mas serena é inalterable constancia a verse sojuz- 
gada y esclava de un tirano. Las circunstancias, ó mejor los 
mismos desastres , reunieron las Cortes generales y estraordi- 
narjas que sancionaron la Constitución , y en ella reconoció la 
oacioD de nuevo á Fernando. £1 rey de las Espanas, el Sr. Don 
Fernando VII , que actualmente reina , dice el artículo 179 de 
la Constitución : lealtad, tino y prudencia singular del pueblo 
español y sus Cortes, que no menos que las otras virtudes nos 
bao hecho diguos de la admiración de las demás naciones. 

«Pero si la España ha guardado y guarda esta fidelidad á Fer- 
oando, se ha dado una Constitución, renovando sus leyes y 
foeros antigaos , cuyo olvido y desprecio la han causado tan 
inmensos oíales : ha fijado las r^las con que sus reyes deb«n 
gobernarla en lo sucesivo , y en cuyo cumplimiento tendrán 
asegurada la gloria , el amor y felicidad de sus pueblos, y por 
consiguiente la suya propia , y terminantemente ha estableci- 
do que el Rey en su advenimiento al trono cuando entre á go- 
bernar el reino ha de prestar ante las Cortes juramento de 
guardar y hacer guardar la Constitución política y leyes de la 
Monarquía española , y siempre ha esperado que su deseado 
Ky Fernando VII jurará con el mayor júbilo esta Constitución 
qoe le presenta un pueblo fiel y generoso que ha hecho toda 
^pecíe de sacrificios para conservarle la corona. 

«Por lo mismo el Consejo es de parecer que el Rey no debe 
ejercer autoridad alguna antes de jurar la Constitución. Tam- 
bién cree que el juramento debe hacerse ante las Cortes, tanto 



6S HISTOBIA DB ESPAÑA. 

porque la CoDsiitacioo así lo exige termioantemente , cuanto 
porque para acto tan solemne y substancial no parece bastan- 
te una comisión que pudiese ir á la frontera ; además de que, 
ne siendo muchos los días que deben mediar desde la entrada 
de S. M. en el reino á la llegada á la capital ; y teniendo la Re- 
gencia entre tanto el poder ejecutivo, parece que están salva- 
dos todos los motivos de hacer el juramento en la frontera , y 
de que se haga dos veces , si el que hiciese el Rey allí aote una 
comisión se hubiera de rati6car después en las Cortes. 

«Ahora en cuanto á los honores con que deberá ser recibido 
el Rey, el Consejo es de dictamen que nada se omita, sioo que 
antea bien se manifieste el jubilo y el respeto que se merece el 
Rey deseado de las Es pañas con todo el aparato correspoo- 
díente á su dignidad y propio de una nación tan magoánima 
como leal. Mas las órdenes relativas á este recibimiento no sa- 
be el Consejo si será oportuno espedirlas desde luego , porque 
ignora enteramente los motivos en que se funda V. A para es* 
citar la cuestión que se ventila, y que solo deberán darse cuan- 
do haya seguridad de la venida del Rey, para no esponernos á 
ser tachados de ligereza por las demás naciones. En este tiem- 
po deberá , en concepto del Consejo , ir á la frontera una di- 
putación del niímero y clase de personas del agrado de las 
Cortes á cumplimentar al Rey , y también á instruirle del es- 
tado de las cosas y de la opinión pública, y presentarle la Coos' 
titucion de la Monarquía y una memoria histórica de los suce- 
sos de España desde su salida de esta corte, y en que se refieran 
los males , incendios , ruinas y devastaciones que ha sufrido la 
nación con la mas heroica constancia , á costa de tanta sangre 
de sus hijos , vertida no solo por. los ejércitos enemigos , sino 
también friamente en el horrendo cuanto glorioso 2 de mayo, 
y después por las ór<lenes de los feroces mariscales y de los 
perversos españoles que han servido mas inmediatamente al 
Rey intruso : el estado del espíritu público de la nación, ya en 
cuanto al odio eterno jurado á Napoleón , y ya en cuanto á la 
observancia de la Constitución -: las alianzas contraidas con la 
Inglaterra , la Rusia , Prusia y Suecia : los bienes que nos han 
resultado de ellas , y que todavía esperamos de seguirlas con 
fidelidad ; y finalmente el estado de abatimiento á que han ve- 
nido las fuerzas y el orgullo del tirano de la Europa. 



LiB. Xé CAP. im. 99 

«Como debe creerse qtie si Napoleón envía á Fernando á £s* 
pana, es para tendernos un nnevo lazo , y hacerle instrumen" 
todesus inícaas tramas, y acaso aborrecible á una nación que 
taolo le desea , con el designio de fomentar una guerra civili 
eo que engañado , seducido y TÍotentado le haga tomar parte 
con la mira de dÍ3traer la atención de los aliadas, y detener 
los progresos de sus operaciones , ahora mas que nunca nece- 
sita España de la energía que hasta aquí ha mostrado contra el 
enemigo; ahora es cuando debe manifestarle cuanto ha hecho 
por su cansa , y cuanto le ama ; pero al mismo tiempo cuanto 
ama la Constitución , y aborrece al tirano inquietador del 
mondo. Por tanto , ahora mas que nunca importa que se re* 
doblen los esfuerzos para mantener en buen pie nuestros ejér- 
citos , y cooperar mas efectivamente á la destrucción de aquel 
monstruo. 

«Cree el Consejo que así como con ocasión semejante se dio 
por las Cortes estraordinarias el decreto de I"", de enero de 
18tt , deberá ahora darse otro por las actuales , declarando laS 
medidas que adopten para el caso de venir Fernando á la fron- 
tera, y circularse este decreto á los generales en gcfe de los 
ejércitos, á todas las autoridades civiles , políticas y militares, 
alas cortes estranjeras, para tener preparada la opinión*, y 
que todo el mundo conozca que si la nación conserva siempre 
los mismos sentimientos hacia Fernando VII, no se olvida de 
loqne se debe á sí misma , de los sacrificios que ha hecho por 
su libertad é independencia , y de las obligaciones que tiene 
contraídas con sus aliados. 

«Últimamente, cree el Consejo ser conveniente que por se- 
parado se comuniquen órdenes á las autoridades de las fron- 
teras para que no permitan la entrada á los empleados que 
han servido y seguido á José ; porque además de ser reos de 
los mas altos crímenes contra la nación y el rey Fernando^, se: 
fian motive de sumo desagrado para toda España, é instru- 
mentos de que el tirano querrá valerse para que al lado de 
Fernando le preparen y aseguren su esclavitud y la de la 
oacion. 

«El marqués de Piedrablanca es de dictamen que la diputa- 
ción de que se trata debe ser del seno de las Cortes; que sí fue* 
se posible , dos de sus representantes acompañen al Rey altcr- 



70 HISTOBIA DB BtPAlfA. 

nativamente en el coche hasta llegar á palacio : y asi mismo ea 
de opinión que además de lo espresado en la consulta tocante 
á las órdenes para impedir la entrada á los que han servido a^ 
Rey intruso , sea estensiva esta medida á todos los estranjeros 
que acompañen al rey Fernando Vil , como también que se 
detenga en la frontera á todos los militares prisioneros en 
Francia, y á los de la servidumbre del Rey, hasta que presten 
el juramento debido á la Constitución en el primer pueblo del 
territorio español. 

«Tal es el dictamen del Consejo, á que no ha dado toda la es- 
ten sion y método que desearía por la premura con qae ha te- 
nido que darle. Palacio 1**. de febrero de 1814. — Siguen las 
nibricas.y» 

En consecuencia de este dictamen y del de la comisión de 
las mismas Cortes se publicó el célebre decreto de 2 de febrero 
de 1814 que á la letra es como sigue : 

«Don Fernando Vil por la gracia de Dios y por la Constíta- 
cion de la Monarquía española , Rey de las Espanas , y en su 
ausencia y cautividad la Regencia del Reino nombrada por las 
Cortes generales y estraordínarias , á todos los que las presen- 
tes vieren y entendieren , sabed : que las Cortes han decretado 
lo siguiente : 

«I Deseando las Cortes dar en la actual crisis de Europa un 
testimonio público y solemne de perseverancia inalterable á 
los enemigos , de franqueza y buena fe á los aliados^ y de amor 
yconfíania á esta nación heroica, como igualmente destruir 
de un golpe cuantas asechanzas y ardides pudiese intentar Na- 
poleón en la apurada situación en que se halla , para introdu- 
cir en España su pernicioso influjo, dejar amenazada nuestra 
independencia , alterar nuestras relaciones con las potencias 
amigas , ó sembrar la discordia en esta nación magnánima, 
nnida en defensa de sus derechos y de su legítimo rey el señor 
Don Fernando Vil , han venido en decretar y decretan : 

« 1.*" Conforme al tenor del decreto dado por las Cortes ge- 
nerales y estraordínarias en 1.* de enero de 1811 , se circulará 
de nuevo á los generales y autoridades que el gobierno juzgare 
oportuno , no se reconocerá por libre al Rey, ni por lo Xaoío 
se le presentará obediencia hasta que en el seno del Congreso 



u». X. CAP. IX. rt 

oacMoal preste el jjurameoio prescrito en el articulo 173 de 
la Constitución . 

'2/ Así que los generales de los ejércitos que ocupan las 
provincias fronterizas , sepan con probabilidad la próxima ve- 
nida del Rey, despacharán un estraordinario ganando boras 
para poner en noticia del Gobierno cuantas hubiesen adquiri- 
do acerca de dicha venida , acompañamiento del Rey , tropas 
nacionales ó estranjeras que se dirijan con S. M. hacia la fron- 
tera y demás circunstancias que puedan averiguar concernien- 
tes á tan grave asunto ; debiendo el Gobierno trasladar inme- 
diatamente estas noticias á conocimiento de las Cortes. 

•3.* La Regencia dispondrá todo lo conveniente, y dará á los 
generaks las instrucciones y órdenes necesarias , á fin de que 
al llegar el Rey á la frontera reciba copia de este decreto, y una 
caria de la Regencia con la solemnidad , que instruya á S. M. 
del estado de la nación , de sus heroicos sacrificios , y de las 
resoluciones tomadas por las Cortes para asegurar la indepen- 
dencia nacional y la libertad del Monarca. 

«4.* No se permitirá que entre con el Rey ninguna fuerza 
ariiuida : en caso de que^sta intentare penetrar por nuestras 
fronteras ó las Uoeas de nuestros ejérduw , seri rechazad» 
a»íon»e ó las leyes de la guerra. 

«5.* Si la fuerza armada que corapañare al Rey fuere de E»^ 
Pifióles, los generales «ngefe observarán las instrucciones qae 
tuvieren del gobierno , dirigidas á conciliar el alivio de los que 
^yan IKidecido la desgraciada suerte óe prisioneros con el ór- 
<íen y seguridad del estado. 

«6.** £1 general del ejército que tuviere «1 honor de recibir al 
%>le dará de su mismo ejército la tropa correspondiente á 
M alia dignidad , y honores debidos á su Real persona. 
/'?•*' No se permitirá que acompañe al Rey ningún estranjero 
i^^ao en calidad de doméstico ó criado. 
y No se permitirá que acompañeo al Rey, ni en su servi- 
^°Di en manera alguna^ aquellos espaooles que hubiese-n ob- 
tenido de Napoleón ó de su hermano Joséf empleo , pensión ó 
<^(iecoracioa de cualquiera clase que sea, ni los que hayan 
^uido á los Franceses en su retirada. 

"^•' Se confía al cdo de la Regencia el señalar la ruta que 
'^'ya de seguir el Rey hasta llegar á esta capital , á fin de que 



73 HISTORIA DB B8PANA. 

en el acompañamiento , servidumbre , honores que se le hagan 
en el camino, y á sa entrada en esta corte , y demás puntos 
concernientes á este particular, reciba S. M. las muestras de 
honor y respeto debidas á su dignidad suprema y al amor que 
le profesa la nación. 

« 10. Se autoriza por este decreto al Presidente de la Regen- 
cia para que en constando la entrada del Rey en territorio es- 
pañol, salga á recibir á S. M. hasta encontrarle, y acompañarle 
á la capital con la correspondiente comitiva. 

«11. El Presidente de la Regencia presentará á S. M. un ejem" 
piar de la Constitución política de la Monarquía, á fín de que 
instruido S. M. en ella , pueda prestar con cabal deliberación 
y voluntad cumplida el juramento que la Constitución pres- 
cribe. 

«12. En cuanto llegue el Rey á la capital vendrá en derechura 
al Congreso á prestar dicho juramento , guardándose en este 
acto las ceremonias y solemnidades mandadas en el reglamen- 
to interior de Cortes. 

«13. A.cto continuo qoe preste el Rey el juramento prescrito 
en la Constitución , treinta individuos del Congreso, de ellos 
dos secretarios, acompañarán á S. M. á palacio, donde forma- 
da la Regencia con la- debida ceremonia, entregará el gobierno 
á S. M., confoi*me ala Constitución y a] artículo 2."* del decre- 
to de 4 de setiembre de 1813. La Diputación regresará al Con* 
greso á dar cuenta de haberse así ejecutado , quedando ep el 
archivo de Cortes el correspondiente testimonio. 

«14. En el mismo día darán las Cortes un decreto con la so- 
lemnidad debida , á fín de qne llegue á noticia de la nación en- 
tera el acto solemne, por el cual, y en virtud del juramento 
prestado , ha sido el Rey colocado constitucionalmente en su 
trono. Este decreto, después de leidoen las Cortes, se pondrá 
en manos del Rey por una diputación igual á la precedente, 
para que se publique con las mismas formalidades que todos 
los demás, con arreglo á lo prevenido en el artículo 140 del 
i^eglamento interior de Cortes. — Lo tendrá entendido la Re- 
gencia del reino para su cumplimiento, y lo hará imprimir , 
publicar y circular. — Dado en Madrid á 2 de febrero de 1814. 
— Antonio Joaquin Pérez , vice-presidente. — Pedro Alcántara 



UB. X. CA». IS. ^i 

de Acosta, dtpatado secretario. — Antonio Días, diputado ae^ 
cretarío. — A la Regencia del reino. . i 

«Por tanto mandamos i todos los tribunales , justicias , ge- 

fes, gobernadores y demás aotoridades , así miles coano miHr 
tares y eclesiásticas , de cualquiera clase y dignidad , que goar^ 
dea y hagan guardar y cumplir, y ejecutar el ¡^resedte decretó 
eo todas sas partes. — Tendréislo entendido, y dispondréis se 
imprima, publique y circule. — L. de Borboo , cardetialde 
Scala, arzobispo de Toledo, presidente.— Pedro Agar. — Ga- 
briel Ciscar. — En palacio á 3 de febrero de 1814. — ADonJo«> 
sefLoyando. » 

Además opinó la comisión de las Cortes compaesta -ds'los 
señores Manrique , Obispo de Urgel , Castillo, Vargas , Larra>> 
zabal, Ximenez, Pérez , Abella , Olmedo y Martínez dela^RcK 
sa ,que su publicase un enético manifiesto para instruir á la 
nacioD de la violencia cometida en la persona del cautivo Mo» 
oarca, junto con todos los antecedentes y fundamentos de^l 
decreto transcrito .JÍ||^se la nota ndm. tS), Conétoia la comí* 
»0D su dictamen , diciendo que era tanto mas necesaria la pu- 
blicación del predicho man^esto , cuanto habiendo' «ido' ooni> 
veniente hacerla á las potencias aliadas í no parecía justo qut 
la nación recibiese estas importantes noticias por manos estra- 
das , y no por las de sus legítimos apoderados. 

Algunos historiadores han notado de improcedente é irre- 
gular la conducta de las cortes en aquellos momentos*; pero si 
bien se mira, la situación de £spaña era entonces sumamente 
crítica, y los temores públicos tantas veces manifestados de 
que alguna traición ó astucia del Emperador de los Franceses 
lograse aun sacar partido de la España en favor suyo desipues 
de tanta sangre como se habia derramado , hacen que sea re* 
patado el manifiesto del dia 19 de febrero y el decreto del día 2 
como absolutamente necesario para tranquilizar á los Españo- 
les, para volver por el honor de una nación que tanta sangre 
babla derramado á fin de conservar su independencia i y para 
bacer ver á ios enemigos de la España que esta tenia uu go« 
bierno enéi^ico capaz de hacerse respetar. 

£1 dio 24 de marzo de 1814 entró Fernando VII en España 
por la parte de Cataluña. Visitó la plaza de Gerona que tanta 

nombradla se habia adquirido, y se disponía á pasar á Valencia 



ouaodo refübjó atoa peticioa de los Aragoneses bn qdc le su* 
pilcaban que honrase con su preseocui so capital. 

Recibióle el pueblo con muestras del nÉayor aprecio y con 
un endtsiasoio que animó al Monarca y á sus cortesanos para 
dar por fiúlo todo cuaoto hasta entonces se había hecho re- 
lativamente á las reformas practicadas en las instituciooes 
de la Monarquía. Al cabo de sds diasse dirigios. M. á Valen- 
cia , donde se le ofreció en todo y para todo el general £lío , 
gefe del segundo ejército ; la oficialidad siguió el ejemplo déi 
general , y aj instante resonaron gritos en favor de la persona 
del Monarca , y contra lo practicado hasta entonces así por la 
junta central como por las cortes extraordinarias y las ordina- 
rias. £s decir que el principal motivo del levantamiento de Es- 
paña en el ano 1808, había sido, á par que el amor i su Rey, 
la necesidad de destruir el sistema hasta entonces seguido por 
el inepto Godoy,y de repente se trataba yB<»al concluirla 
guerra y los sacrificios , de reponerlo todo en el mismo estado 
en que lo habia dejado aquel Indigno favorito. 

Preciso es oonfesar que sien el año 1814 hubiese estado Fer- 
nando Vil rodeado de consejeros sabios, desinteresados é im- 
parciales , hubiera podido adoptar las mejores medidas para 
cortar de rai^ el germen de unas discordias que posterior- 
mente han dado en distintas épocas anos frutos tan amargos. 
Si Fernando Vil en ves de escuchará los enemigos de toda 
reforma^ y de declararse abíertameate contra los que hasta 
entonces habían dirigido ios negocios públicos , se hubiese en- 
terado de la verdadera situación de la España y adoptado me- 
didas de conciliación que eran sumamente necesarias, entonces 
se hubiera completado sin esfuerzo la grande obra de la pa- 
cificación interior de la Península , y se hubiera destruido el 
menor asomo de esas divisiones intestinas que dehtad desarro- 
llarse mas tarde con llanto general. ¿Tan costoso hubiera sido, 
no diremos adoptar enteramente la constitución del año doce, 
que era un imposit>le , sino hermanar los principios de buen 
gobierno enérgico con los de las saludables reformas que re- 
clamaba hacia tiempo la España? Tan difícil hubiera sido que 
Fernando reuniese al rededot* de sí á los Españoles de todas 
opiniones para confundir los partidos, y para reinar solo por 
la ley; pero por una ley sabia > bien meditada y digna del pue- 



JLU. JU CAP. UL 74 

blo espaBol? £d aquellos momentos de eotofiiasmo por la vbel- 
ti de un Príncipe deseado» todo era posible , y la posteridad 
hubiera colocado á Fernando YII en el numero de los grandes 
l^lsdores, qae conociendo las necesidades de la época se han 
«ieüiQtado á ellas. 

No faé así por desgracia , pnes de los dos partidos que exis- 
tían eo España 9 preTaleció uno, y en consecuencia los Espa- 
ñoles qnedaron divididos, y en situación de despedazarse el 
primer día qae llegasen á las manos. No solo una parte del 
ejMto instó al Monarca para que destruyese todos ios actos 
de las cortes , si que también hasta unos setenta de los mismos 
dipotados , á qnienes se dio el nombre de persas, porque en su 
representación al Monarca pidiéndole que no jurase la consti» 
tocioo , daban prinoífMo con estas palabras : « Era costutobre 
entre los antiguos persas, etc. » 

Al fin decidióse el Monarca por los consejeros que le rodea- 
ban, y el dia 4 de mayo de 1814 declaró que no era su ánimo 
00 acceder á nada de cuanto habían hecho las cortes estraor- 
«finarías , y publicó el decreto siguiente , celebre por los eíno 
toa qae produjo en España : 

DMral» de 4 de ottyo de 1814. 

« El Rey. — Desde que la divina Pro? idencia por medio de la 
i^nncia espontánea y. solemne de mi augusto Padre me puso 
^el trono de mis mig^ores, dd cual me tenia ya jurado su- 
cesor el reino por sus procuradores juntos en cortes según fue- 
ro y costumbre de la nación española , usados de largo tiem* 
Po; y desde aquel fausto dia eo que entré en la Capital , en 
medio de las mas sinceras demostraciones de amor y libertad 
con qae el pueblo de Madrid salió á recibirme imponiendo es- 
ta manifestaciod de su amor á mi Real persona , á las huestes 
francesas que con achaque de amistad se habían adelantado 
apresuradamente hasta ella, siendo un presagio de lo que un 
<Iia ejecutaría este heroico pueblo por so Rey y por su honra , 
y ^doel ejemplo que noblemente siguieron todas las demás 
^\ reino desde aquel dia , pues puse en mi Real ánimo para 
^ponder á tan leales sentimientos y satisfacer á las grandes 
^bligiciolies en que está un rey para con sus pueblos, dedicar 



76 HISTOSIABB BtPAtA. 

todo mi tiempo al desempeño de tan angostas funcionas , y á 
reparar los males i que pudo dar ocasión la peroiciosa in- 
flvenoía de un valido durante el reinado anterior. Mis prime- 
ras manifestaciones se dirigieron á la restitución de varios ma- 
gistrados y de otras personas á quienes arbitrariamente se 
había separado de sus destinos; pero la do^a situación de las 
cosas y la perfidia de Buonaparte , de cuyos crueles efectos, 
quise, pasando á Bayona preservará mis pueblos, apenas die- 
ron lugar á roas. Reunida allí la Real famiHa, se cometió en to- 
da ella, y señaladaipente en mi persona, un tan atroz atentado, 
que la historia de las naciones cultas no presenta otro igual , 
así por sus circunstancias como por la serie de sucesos que allí 
pasaron ; y violado en lo mas' alto el sagrado derecho de gen- 
tes , fui privado de mi libertad, y de hecho del gobierno de mis 
reinos , y trasladado á un palacia con mis muy caros hermano 
y tío, sirviéndonos de decorosa prisión casi por espacio de seis 
años aquella estancia. En medio de esta aflicción siempre es- 
tuvo presente á mi memoria el amor y lealtad de mis pueblos, 
y. era gran parte de ella la consideración de los ininitos males 
á que quedaban espnestos : rodeados de enemigos , casi des- 
provistos de todo para poder resistirles , sin rey y sin un go- 
bierno de antemano establecido , que pudiese poner en movi- 
miento y reunir á su voz las fuerzas de la nación y dirigir su 
impulso, y aprovecharlos recursos detestado para combatir 
ias considerables fuerzas que simultáneamente invadieron Ja 
Península , y estaban ya perfectamente apoderadas de sus prin- 
cipales plazas. En tan lastimoso estado espedí en la forma 
que rodeado de la fuerza lo pude hacer, como el ünieo reme- 
dio que quedaba , el decreto de 5 de mayo de 1808 , dirigido al 
Consejo de Castilla, y en su defecto á cualquiera chancillería ó 
audiencia que se hallase en libertad, para que se convocasen 
las cortes; las cuales únicamente se habrían de ocupar por el 
pronto en proporcionar los arbitrios y subsidios necesarios 
para atender á la defensa del reino , quedando permanentes 
para lo demás que pudiese ocurrir; pero este mi Real decreto 
por desgracia no fué conocido entonces ; y aunque después lo 
fué, las provincias proveyeron luego que llegó á todas. la noti- 
cia de la cruel escena provocada en Madrid por el gefe de las 
tropas francesas en el memorabledia 3 de ms^^aá su^obierno 



UX. X. GAP. IX. 77 

por medio de Xas juntas que cresrm). Acaedó en.esto la glorio*. 
sa batalla de Bailen ; los Franceses huyeron hasta Victoria ; y 
todas las provincias y la capital me aclamaron de nuevo Rey 
de Castilla y de León , en la forma con que lo han, sido los Re- 
yes mis augustos predecesores. Hecho reciente, de que la» 
medallas acuñadas por todas partes dan verdadero testimonio, 
y que han conñrmado los pueblos por donde pasé é mi vuelta 
de Francia con la efusión de sus viVo^» que conmovieron la 
seosibilidad de mi corazón , adonde se grabaron para no bor- 
rarse jamás. De los diputados que nombraron las Juntas se 
formó la Centrad, quien ejerció en mi Real nombre todo el po^ 
der de la*soberanía desde setiembre de 1808 hasta'en ero del810y 
eo cuyo mes se estableció e( primer Consejo de Regencia, don- 
de se continuó el ejercicio de aquel poder hasta el día 24 de 
setiembre del mismo año, en el cual fueron instaladas en la isla 
de León las Cortes llamadas generales y estraordínarias ^ con 
corriendo al acto del juramento , en que prometieron conser- 
varme todos mis dominios, como á su Soberano, ciento y cua- 
tro diputados , á saber: cincuenta y siete propietarios, y cua- 
renta 7 siete suplentes ; como consta del acta que certificó el 
secretario de Estado y del despacho de Gracia y Justicia Don 
Nicolás María de Sierra. Pero á estas cortes, convocadas de un 
modo jamás usado en España , aun en los casos mas arduos , y 
en los tiempos turbulentos de minoridades de Reyes , en que 
ha solido ser mas numeroso el concurso de procuradores que 
en las cortes comunes y ordinarias , no fueron llamados los 
estados de Nobleza y Clero, aunque la Junta central lo había 
mandado , habiéndose ocultado con arte al consejo de Regen- 
cia este decreto ^ y también que la Junta le había asignado la 
presidencia de las Cortes, prerogativa de la Soberanía , que no 
babria dejado la Regencia al arbitrio del Congreso, si de él hu. 
biese tenido noticia. Con esto quedó todo á la disposición de 
las Cortes , las cuales en el mismo dia de su instalación , y por 
principio de sus actas , me despojaron de la soberanía , poco 
antes reconocida por los mismos Diputados , atribuyéndola 
Domiualmente á la nación para apropiársela á sí ellos mismos , 
y dar áesta después sobre tal usurpación las leyes que quisie- 
ron , imponiéndole el yugo de que forzosamente las recibiese 
en una nueva Constitución, que sin poder de provincia , pue- 



78 HllTOBUI DB BMUÜ^A. 

blo iii juDla , y sío noticia de las que se decían representadas 
por los suplentes de España é Indias , establecieron los dipu- 
tados , y ellos mismos sancionaron y pabJicaron en 1811. Este 
primer atentado contra las prerogatívas del trono, abosando 
del nombre de la nación , fué como la base de los mncbos qae 
á este siguieron : y á pesar de la repugnancia de mucbos di- 
putados , tal vez del mayor numero , fueron adoptados y ele- 
vados á leyes ; que W^ímwon fundamentales ^ por medio de la 
gritería , amenazas y violencias de los qne aaistian á las ga/e- 
rias de las Cortes^ con qne se imponía y aterraba ; y á lo qne 
era verdaderamente obra de una facción , se le revestía del 
especioso colorido de voluntad general^ y por tal se blzo pasar 
la de unos pocos sediciosos, que en Cádiz y después en Madrid 
ocasionaron á los buenos , cuidados y pesadumbre. Estos he* 
ctios son tan notorios , que apenas hay uno que los ignore, y 
los mismos Z>/ario^ de las Cortes dan harto testimonio de todos 
ellos. Un modo de hacer leyes tan ageno de la nación españo- 
la, dio lugar á la alteración de las buenas leyes conque en otro 
tiempo fué respetada y feliz. A la verdad casi toda la forma de 
la antigua constitución de la Monarquía se innovó; y copiando 
los principios revolucionarios y democráticos de la Constitu- 
ción francesa de 1791 , y faltando á lo mismo qoe se anuncia al 
principio de la que se formó en Cádiz, se sancionaron , no le* 
yes fundamentales de una monarquía moderada , sino las de 
un gobierno popular con un gefe ó magistrado, mero ejecutor 
delegado , que no Rey , aunque alH se le dé este nombre para 
alucinar y seducir á los incautos y á la nación. Con la misma 
falta de libertad se firmó y juró esta nueva Constitución; y es 
conocido de todos, no solo lo qne pasó con el respetable obispo 
de Orense; pero también la pena con queá loa que no la firma- 
sen y jurasen se amenazó. Para preparar los ánimos á recibir 
tamañas novedades , especialmente las respectivas á mi Real 
persona y prerogatívas del trono, se procuró por medio de los 
papeles públicos , en algunos de los cuales se ocupaban dipu- 
tados de cortes, y abusando de la libertad de imprenta, esta- 
blecida por estas, hacer odioso el poderío Real; dando á todos 
los derechos de la majestad el nombre de despotismo , hacien- 
do sinónimos los de rey y déspota , y llamando tiranos á los 
reyes, al mismo tiempo en que se perseguía cruelmente á cual- 



qnkn qvtt tavíese firmeía pata contradecir « 6 skfolera dísen- 
ür de este mcMlo de pensar reír okicíona río y sedicioso ; y en 
lodo se afectó el democnuismo , quitando del ejército y arma* 
da, j de todos los establecimientos que de largo tiempo ha* 
\m llevado el título de reales y este nombre , y substituyendo 
d de nacionales , con que se lisonjeaba al pueblo ; quien á pe* 
arde tan perversas artes conservó, por su natural lealtad , 
ios boenos sentimientos qne siempre formaron so carácter. 
De todo esto luego qve entré diebosameote en el reino , fui 
adquiriendo fiel noticia y conocimiento , parte por mis propias 
observaciones y parte por los papeles públicos , donde basta 
estos días con impudencia se cterramaroo especies tan grose* 
ras é in filmes acerca de mi venida y mí carácter , que aon res* 
pecio de cualquier otro serian muy graves ofensas , dignas de 
severa demostración y castigo. Tan inesperados hechos llena-» 
ron de amargura mi corazón , y solo fueron parte para tem* 
piarla las demostraeioíies de amor de todos lo» qne esperaban 
mi venida para que con mi presencia pusiese fin á estos males 
yá la opresión en qne estaban los que conservaron en su áni* 
mo la memoria de mi persona , y suspiraban por la verdadera 
felicidad de la patria. Yo os juro y prometo á vosotros, ver- 
daderos y leales Españoles, al mismo tiempo que me compa- 
dezco de los males que habéis sufrido, no quedaréis defrauda- 
dos en vuestras nobles esperansas. Vuestro Soberano quiere 
serlo para vosotros y en esto coloca su gloría , en serlo de una 
nacioD heroica, que con hechos inmortales se ha grangeado la 
admiración de todas , y conservado su libertad y áu honra. 
Aborrezco y detesto el despotismo : ni las luces y cultura de 
las naciones de Europa lo sufren ya , ni en España fueron dés- 
potas jamás sus reyes , ni sus buenas leyes y constitución lo 
han aatoriíado , annque por desgracia de tiempo en tiempo se 
Itayao visto, como por todas partes, y en todo lo que es huma. 
Bo, abusos de poder qne ninguna constitución posible podrá 
precaver del todo; ni fueron vicios de la que tenia la nación , 
sino de personas y efectos de tristes, pero muy rara vez vistas, 
circunstancias que dieron lugar y ocasión á ellos. 

Todavía , para precaverlos cuanto sea dado á la previsión 
Humana ; á saber , conservando el decoro de la dignidad Real 
7 sus derechos , pues los tiene de suyo , y los que pertenecen 



9Q HISTORIA DB ElFAÑA. 

á los pueblos , (|ue son igualmeote inviolables , Yo trataré cod 
sus procuradores de España j de las Indias ; y en cortes legíti- 
mámente congregadas , compuestas de unos y otros , lo mas 
pronto que, restablecido el orden y los buenos usos en que ha 
vivido la nación , y con su acuerdo han establecido los Reyes 
mis augustos predecesores , las pudiere juntar ; se establecerá 
sólida y legítimamente cuanto convenga al bien de mis reinos, 
para que mis vasallos vivan prósperos y felices en una religión 
y un imperio estrechamente unidos en indisoluble lazo ; en lo 
cual , y en solo esto consiste la felicidad temporal de un Rey y 
un reino que tienen por esceleocia el título de Católicos; y 
de^de luego se pondrá mano eo preparar y arreglar lo que pa- 
rezca mejor para la reunión de estas cortes , donde espero 
queden aüaozadas las bases de la prosperidad de mis subditos, 
que habitan en uno y otro hemisferio. La libertad y seguridad 
individual jr real quedarán firmemente aseguradas por medio 
de leyes que, afianzándola publica tranquilidad y el orden, 
dejen á todos la saludable libertad , en cuyo goce imperturba- 
ble , que distingue á un gobierno moderado de un gobierno 
arbitrario y despótico , deben vivir los ciudadanos que están 
sujetos á él. De esta justa libertad gozarán también todos para 
comunicar por medio de la imprenta sus ideas y pensamien- 
tos , dentro, á saber , de aquellos límites que la sana razón so- 
berana é independientemente prescribe á todos para que no 
degenere en licencia ; pues el respeto que se debe á la Religión 
y al Gobierno , y el que los hombres mutuamente deben guar- 
dar entre sí , en ningún gobierno culto se puede razonable- 
mente permitir que impunemente se atrepelle y quebrante. 
Cesará también toda sospecha de disipación de las rentas del 
Estado , separando la tesorería de lo que se asignare para los 
gastos que exijan el decoro de mi Beal persona y familia , y el 
de la nación á quien tengo la gloria de mandar , de las rentas 
que con acuerdo del reino se impongan y asignen para la con- 
servación del Estado en todos los ramos de su administración. 
Y las leyes que en. lo sucesivo hayan de servir de norma para 
las acciones de mis subditos > serán establecidas con acuerdo 
de las Cortes. Por manera que estas bases pueden servir de se- 
guro anuncio de mis Reales intenciones en el gobierno de que 
me voy á encargar , y harán conocer á todos no un déspota oí 



IlIB. X. CAP. IX. 81 

UD tírano , sino un tey y un padre de sus vasallos. Por tanto; 
habiendo oído lo que unánimemente me han Informado per* 
sooas respetables por su celo y conocimientos, y lo que acerca 
de cuanto aquí se contiene se roe ha espuesto en representa* 
cjones que de varias partes del reino se me han dirigido , eil 
las coales sé espresa la repugnancia y disgusto con que as< la 
Constitución formada en las Cortes generales y ^straordina" 
rías, como los demás establecimientos políticos de nuevo in* 
trodttcidos son mirados en las provincias ; los perjuicios y ma- 
les que han venido de ellos , y se aumentarían si Yo autorizase 
coD mi consentimiento, y jurase aquella constitución ; confor 
mandóme coo tan decididas y generales demostraciones de la 
voluntad de mis pueblos ,* y por ser ellas justas y fundadasi 
declaro que mi Real ánimo es no solamente no jurar ni acce- 
der á dicha Constitución ni á decreto alguno de las Cortes ge- 
nerales y estraordinarias ^ y de las ordinarias actualmente 
abiertas , á saber , los que sean depresivos de los derechos y 
prerogativas de mi soberanía, establecidas por la Constitución 
y las leyes en que de largo tiempo la nación ha vivido , sino el 
declarar aquella Constitución y tales decretos nulos y de niú- 
gOD valor ni efecto , ahora ni en tiempo alguno , como si no 
bebiesen pasado jamás tales actos , y se quitasen de eumedío 
del tiempo , y sin obligación en mis pueblos y subditos , de 
cualquiera clase y condición , á cumplirlos ni guardarlos. 

•^ Y como el que quisiese sostenerlos , y contradijere esta mi 
Real declaración^ tomada con dicho acuerdo y voluntad, aten, 
taria contra las prerogativas de mi soberanía y la felicidad de 
> la nación , y causaría turbación y desasosiego en mis reinos, 
dedaro rep de lesa majestad á quien tal osare ó intentare , y 
qaecomo á tal se le imponga la pena de la vida; ora lo ejecute 
debecfao , ora por escrito ó de palabra , moviendo ó incitan- 
do , ó de cualquier modo exhortando y persuadiendo á que se 
goarden y observen dicha Constitución y decretos, Y para que 
entretanto que se restablece el orden , y lo que antes de las 
novedades introducidas se observaba en el reino, acerca de lo 
cual sin pérdida de tiempo se irá proveyendo lo que convenga, 
no se interrumpa la administración de justicia , es mi volun- 
tad que entretanto continúen las justicias ordinarias de ios 
pueblos que se hallan establecidas, los jueces de letras á don- 

TOUO X. 6 



9S niai#illA 1>E EftPAKA. 

(k los hubiere , y Ua audieooíaa « mtendMiie» y ckmaa tribona* 
les dejusUoia en la adqiinisiraoioo. de eüa; y eo lo fitéHücoy 
gubernativo los ayuntaittiealos de loa pndUas aegim de pre- 
senté estáo , y entreiau^tq <|oe se eatableee lo <|«e convenga 
guardarse , has|a que , oídas las Cortes que llamaré , ae aaicnte 
el órdeo esiUble de esla parte del gobierna del reiao. T desde 
el día en que este mí decreto se pubHque , y fuere eomunieado 
al presidente que á la saaon Ip sea de las Corles que actual* 
mente se hallan abiertas , cesarán estas en sus sesiones ; y sua 
actas y las de las anteriores, y cuantos espedientes jbubiere en 
su archivo y secretaría* ó en poder de cualesquiera ioittvkluos, 
se recojan por la persona encargada de la ^ecuctoii de este 
mí Beal decreto , y se depositen por ahora en la casa da ayun- 
tamiento de la villa de Madrid , cerrando y sellando la pieza 
donde se coloquen : los libros de su biblioteca se pasarán á la 
Ueal ; y á cualquiera que tratare de impedir la ejecución de es* 
ta parte de mi Real decreto , de cualquier modo que lo baga, 
igualmente le declaro reo de lesa majestad, y que como á tal 
se le imponga la pena de la vida. Y desde aquel día cesará en 
todos los juzgados del reino el procedimiento de cualquier 
causa que se halle pendiente por t^rvcdori de Comtftucion; y 
los que por tales causas se hallaren presos , ó de cualquier mo- 
do arrestados, no habiendo otro motivo justp según \m leyes, 
sean inmediatamente puestos en libertad. Que asi es mi volun* 
tad , por exi(;irlo todo así el bien y la felicidad de la nación.— 
Dado en Valencia á 4 de mayo de 1814.— Yo el Rey. — Como se- 
cretario del Rey QQQ ejercicio de decretos, y habilitado espe- 
cialmente para este. — Pi^dro de Macanas.» 

Después de haber publicado S. M. este decreto, nombró un 
ministerio y ae dirigió á Madrid. Salieron á recibirle algunos 
comisionados de las Cortes, pero se negó á recibirlos. Adelan- 
tóse hacia la capital , habiendo primero dado el mando de la 
capitanía general de Castilla la Nueva á Doa Francisooi £guia. 
El dia 10 de mayo se publicó en Madrid el decreto que anteace- 
de , y se disolvieron las Cortea. Desde entonces empesaroo á 
ser perseguidos todos cuantos pertenecían al sistema constí- 
tuck>nal , y entretanto se dirigieron todas las fuerzas det ejér- 
cito contra la Francia. Loa ejércitos aliados lograron por últi- 
mo triunfar del poder colosal de Napoleón. Sentóse en el trono 



lA» X. GAP* 19. IS 

de Fraock Luis XVI11« h«rinaBO' del qu« tan «kagrtciadaoif aUs 
había perecido eo los días d^eforvesc^ncia 4e la revolodoD. £1 
día 30 de julio de Í8t4 a« firmó eo Pa^is <enUr« et gabinete de 
Francia j el espafiol y dornas aliaba ud tratado de paa» eaque 
000 respecto á la España se decía que- las fronteras de aiabot 
feioos debían quedar como exisiittr<»o .en> priíaaero de enere de 
1792, y al cual se añadieron con re^p^cto ála España loaartí. 
culos adicionales , .de los cuales el > prÁmero estal^leci^ que laa 
propiedades de cualquiera ni4u raleza ^que loa Españoles po* 
&eiao en Francia ^ ó los Franceses en. España les serian resti- 
tuidas en el estado en que se hallaban, b1 loooiento del aecue»* 
tro ó de la confiscación. £1 desembargo de loa secuestros debía 
eslenderae á todas las propiedades que se bailaren en este ca- 
so, cualquiera que fues? la época en que hubiesen sido secues- 
tradas. Las d¡scvi&ione& de intereses existente» ea aK^uella épo- 
ca, ó que en lo &(u;esivo pudiesen euatir entre españoles y 
fraace$es, ya hubiesen principiada antes de la guerra « 6 bien 
se hubiesen originado después , debían terminarse por una co' 
misión milita. En el artículo segundo se establecía que cuanto 
antes Cuese posible debía concluirse entre la España y Francia 
UD tratado de comercio , y niientras esto no tuviese efecto de* 
l)iaD quedar restablecidas las relaciones comerciales entre am- 
bos pueblos sobre el mismo pie en que se tiallaban en el año 
1792. Los dos artículos adicionales se ratificaron y firmaron 
ioterviniendo como plenipotenciarios ^1 príncipe Talleyrand 
por parte de los Franceses, y por Don Pedro Labrador por 
parle de los Españoles. Si hubiese tenido mas tesón nuestro 
gobierno tal vez se hubiera logrado entonces la restitución de 
muchos ,.si no de todos, los objetos de bellas artes, singular- 
mente de pintura estraidos de España ; pero nada se logreen 
aquellas circunstancias* 

La historia no puede pasar en silencio algunos graves desóf • 
deneaque tuvieron lugar en varios punios de la Península contra 
las familias de los que eran reputados adictos i la Francia. En 
muchos puntos el encono popular llegó hasta á allanar las 
casas de los que eran tenidos por afrancesados , y únicamente 
después de haberse cebado en su propiedad se retiraban los 
perturbadores. £1 carácter distintivo de los Españoles es la ge* 
acrosldad para con los vencidos , y por lo mismo todos los 



84 HIStOniÍÉ DB ESrANA. 

buenos ciadadanc» odiaron estos desórdenes y abominaron á 
sus autores^ que eran corto» en numero , y solo pertenecien- 
tes á la hez del populacho. E( gobierfío por su parte para dar 
á conocer que apreciaba en- lo justo los sacrificios de los Espa- 
ñoles , y que estaba con ánimo de castigar á los que se babiao 
entregado al gobierno itítro!K> ,' señaló mercedes y principal- 
mente creó cruces y medallas de distinción para los primeros, 
y desterró á la mayor parte de los segundos. 

El dia 21 de julio se publicó el detfretO'de restablecimiento 
de la inquisición , mientras se preparaba para el año siguiente 
el restablecimiento de los jesuitas, que habían sido estinguidos 
por el digno monarca Carlos III. 
^^^^' A principios de este año volvió á ser conmovida la Europa 
de una manera estraordinaria. Napoleón salió de la isla de El- 
ba al frente de un puñado de valientes , y en quince días se 
hizo dueño de la Francia entera y retmió un ejército de dos- 
cientos mil hombres. Tampoco le favoreció esta vez la fortuna, 
y en las llanuras de Waterloo la suerte se empeñó contra el 
vencedor de la Europa , y cuando tenia en favor suyo todas 
las probabilidades del triunfa , cuando- casi faabia puesto ya en 
fuga al ejército inglés , se presentaron en el campo de batalla 
treinta mil prusianos de refuerzo , y el valor y la pericia mili- 
lar no pudieron mas Contra tan terribles eventualidades. Su- 
cumbió Napoleón para siempre , para ir á perecer al cabo de 
pocos años , en un peñasco en mitad del vasto Océano, menos 
grande que su alma. Pero , á lo nicnos los manes de Ñapoleoa 
tendrán el consuelo de haberse visto acatados por los mismos 
pueblos que le hicieron mas cruda guerra , y el tributo de ad- 
miración que le presta la posteridad será algún dia su mayor 
elogio. La Europa antigua triunfó al fin de la Europa moder- 
na , y los gobiernos se repusieron en el n#smo estado , poco 
nias ó menos en que se hallaban antes de la revolución de 1789. 
El gabinete español tuvo entonces que resolver una cuestión 
promovida por los Reyes padres que se habian trasladado á 
Roma con el infante D. Francisco de Paula « y que deseaban 
que* se les aumentase la pensión de ocho millones de reales 
que les habia señalado Fernando YIl. Después de varias discu- 
siones se convino al ñn en fijar en doce millones de reales 
anuales los alimentos de los reyes padres, en ocho millones de 



LIS. X. CAr. X. 85 

reales la viudedad de María Luisa , y eo pasar al ioíaote Don 
Francisco de Paula la coasignacion que como á tal le perteoe- 
cia. Seguía el gabinete de Madrid gobernando como mejor po* 
día entre la lucha', que por no ser abierta no por esto era me- 
nos cierta , de los varios partidos que pugnaban por alcanzar 
preponderancia. La mayor parte de los protegidos deseaban 
cada dia nuevas recompensas ; otros se' manifestaban cada día 
mas adictos al sistema abolido ; algunos , y los mas sensatos , 
clamaban incesantemente para que se adoptase una marcha de 
reconciliación de todos los partidos , y entretanto se manifes- 
taban mas ardientes que nunca los amigos de un sistema rigu* 
roso y vengativo. Todos intrigaban para* hacer prevalecer sus 
opiniones, pero entretanto se mantenía el gobierno irresoluto 
y vacilante , y no presentaba síntomas de poder durar mucho 
tiempo. 

£1 dia 20.de mayo de 1816 se publicó el decreto en que se 
restablecía: la orden de la compañía de Jesús, fundándola en las 
^rias peticiones que al efecto se habían elevado á la superio- 
ridad. 



Capitulo X, 



Aconteemnentos de América. Decreto de 50 de mayo de 1817» Bulas 
«^MstóUcas. Muerte de la reina Dona María Ziabel j de lof Reyes 

Padres. 

La sublevación de la mayor parte de nuestras Amérícas, re- 
clamaba así mismo de parte del gobierno español el mas alto 
grado de interés , pues los ánimos estaban vivamente conmo- 
vidos, y cada dia tenían mas partidarios los que deseaban imi- 
tar el ejemplo de los Estados Unidos. En vano aconsejaron al- 
gunos que tal vez con sabias concesiones hubiera entonces po- 
dido lograrse calmar la efervescencia general , pues se prefirió 
hacer uso de la fuerza , y las consecuencias fueron un largo é 
inútil derramamiento de sangre española. Reunióse en Cádiz* 
un cuerpo de ejército al mando del valiente general D. Pablo 
Morillo, con descontento de las tropas, para las cuales no era 
muy halagüeño ir á pelear en el Nuevo mundo, y partió para 
Venezuela. 



86 HISTOKIA 'DB E4VAÑA. 

ISIQ. En el año 1 SI 6 vino del BrAÚk fMira ood traer matninoiiio con 
Fernando Til Doña U aríalsa4»6i , bija de luán VI de Poriogal, 
eayaa TtKudea y carácter hacían presagiar á la Eftpafia algunos 
diaa de vestnra , p«ro <|oe por dvK^racia hubo de perecer con 
llanto general en edad teiiipra«Ni. Ei4 de »et¡enibhe- llegó á Cá- 
diz á bordo del na^io S. Sebaslttaq, y al diaaiguíente se desposó 
con el conde de Miranda como-á apoderado del Monarca. El 39 
dei mismo mes ta\i<ron l«garen Madrid las velaciones Reales. 
En América derramaban enlretanto con poco fruto su san- 
gre las tropas qoe luvbian partido e\ año afiterior , y la »able- 
vaciou lomaba un ineretbento prodígioao. 

1S17. ^^ ^' añodelSlT, nos detendrá o n poco et decreto ^obre 
' restablecimiento del sistenia de Haeieii«la publicado et dia 30 
de mayo , y que como obra del ministro Doo Martin de Caray 
le valió gran reputación. En él se hace una pintura de la Espa- 
ña á principios del isiglo dia^ y nueve. « Ob.Ngada , dice , á re- 
peler los ataqves de la furiosa rerolueion de la Pranda ^ empe* 
nada despueson ana liga desg«*aeiada y perjudk^al, empobrecida 
con la guerra marítima de doce años , y conducida de propósí* 
sito por el maligno influjo del tirano de la Europa á su total 
decadencia, viniei*on en pocos años á interrumpirse el comer- 
cio , á desorganizarse las fuerzas de tierra , y á quedar destrui- 
da después de inüliles combates la armada naval , que asegu? 
raba las costas y colonias de esta vasta Monarquía, antes 
opulenta , fuerte y envidiada. Parece que este corto espacio de 
tiempo fué el compendio de las desgracias y pérdidas de otras 
épocas remotas , cuya .memoria seliabia obscnrecidu con los 
reinados de loa señores reyes Cirios lil, Felipe Y, y FenuBú* 
do VI, que liabiare dedicado lodos tas esfuerzoa á fuá dar y dar 
perfección al sialema económico , llevando el de la fuerza ma* 
Hliuia á uii grado de increíble prosperidad.. Los caudales de 
América y las rentas del £al»do no eq^iiiihraron siempre en 
estos reinados los gastos coa loa recursoa , y aim se agravaron 
los pruduotos de aquellas eon censos é impoak^iones que reba* 
jurón au vakkr liquido; p«po •%» gastaron turnas iumeosas eu 
los departomeotos de marítta, en edi6icioe públicos, es o»mi- 
uos reales , en obras de Qtilklad , ornato y magnificencia , de 
que por todas parica se faallaú durables noaumentos; y tam- 
biep se crearon varios cuerpos mercantiles provistos de gran- 



MB. X. GAr. X. Sr 

dm capilak», que se pusieroo ea circuladoh. Mas las di^cun»- 
iMcias dül üUfmo período del pasado siglo fueron tales , y los 
SaUos escedieron en tal cantidad á los productos de las rentas, 
que se nsó de lodos aquellos fondos particulares: los estable- 
címieotos se arruinaron : se creó papel moneda en abundancia 
ntnordioaría : los bienes oías sagrados se pusieron en venta : 
el estado se sobrecargó inütilmente con los capitales de estdH 
bíeiHíB vendidos y sus réditos: la deuda creció hasta lo sumo; 
y el descrédito , como era natural, acompañaba á todas las 
operaciones del gobierno, cuyos pagos momentáneos y ordi* 
Daríos sftcttinplian con los fondos reservados al pago de inte- 
reses y consolidación de aquella. Con tales circunstancias la 
España llegó á hallarse sin recursos, sin fuerzas, y obligada á 
admitir ea su seno á un enemigo eatraojero , que se complacía 
en so premeditada destrucción; y á la verdad parecía imposi- 
ble en lo buinaoo que hubiese podido resistir á la fuerza de sus 
ejércitos , que se dilataron por todas las provincias. £1 mundo 
se acordará siempre con asombro de los movimientos de leal- 
tad del pueblo español , y del esfuerao heroico con que por 
espacio de seis anos se sujetó voluntariamente á sufrir todos 
los imagioables desastres de una guerra sangrienta y horroro^ 
sapor no perder su independencia y la sucesión de sus leg(t»» 
naos Monarcas. Todos los cálculos de política fueron: íiiil ti les 
para los fieles habitantes de la capital y de las provincias : en 
doode hubo hombres capaces de llevar las armas se hallaron 
soldados: sufocáronse los sentimientos de la naturaleza : la 
propiedad particular se hizo publica : el tesoro , los almacenes 
y toda ciase de provisiones se formaron por momentos con los 
bienes de todos: estableciéronle autoridades de armamento y 
defensa: en todas partes se organizaron tropas, se levantaron 
ejércitos se impusieron eontribuciones diferentes; se exigieron 
préstamos , donativos ; se multiplicaron repuestos ; y después 
de unas y otras desgracias, de com balee, de asedios, de asa I tos, 
deaociofies^ de batallias,y de renovarse cien y cien vécelas 
foeraas militares , la Esf^ia triunfó , y á costa de sus saerifi^ 
cios la Europa , que los miraba con asombro, rompió las p«- 
^dsB oadenaa que la aherrojaban».... Lo diré siempre: modelo 
&oi$ ]o|| pueblos! de lealtad, de inaudito valor « de resi&teticia 
prodigiosa. Y vosotros , ge n erales, oficiales ^ soldados del ejér 



88 mSTORIA. DE ESPAÑA. 

cito y marioa , y todos los que tomasteis las armas para de-r 
fender mi trono , mis derechos y la causa de la nación , in- 
mortalizasteis vuestro nombre: acreedores soisá las bendiciones 
de la patria , á la admiración de los estranjeros y á mi perpe- 
tuo reconocimiento £1 cielo quiso terminar esta lucha de 

devastación : el poder de la tiranía quedó desecho; y mientras 
por una parte el ejército vencedor dejaba atrás el Pirineo, en- 
tré por la otra en mi reino , recibiendo el homenaje de fideli- 
dad y constancia que todos mis pueblos me presentaban con 
áVegijía y lágrimas de gozo purísimo. i» 

• £ñ seguida se hace una viva pintura del estado en que se ha- 
llaba entonces la hacienda, de los apuros del erario, de lo gra- 
vados que estaban los pueblos , de lo fuera de nivel que se ha. 
liaban las cargas del Estado comparadas con sus recursos; y 
de la fuerza militar que la naturaleza de las circunstancias re- 
clamaba que se mantuviese en pie, y añade : «£s verdad que 
la deuda se ha hecho mayor por necesidad que la antigua, la 
del reinado anterior, y la nueva de los ültjmos tiempos for- 
man una suma considerable; que mis tropas, dignas por su 
conducta del agradecimiento nacional y del mió, padecen gran- 
des escaseces que están desprovistas de los utensilios necesarios 
é su comodidad ; que los cuarteles se hallan desmantelados; 
que los pueblos y particulares sufren la penosa carga de aloja- 
mientos y bagajes; que en algunos puntos aun se ejecutan con 
desigualdad exacciones perjudiciales de gran tamaño; que la 
marina Real carece de lo mas preciso ; que las costas y color 
nias están infestadas de piratas ; que les disensiones de Amérir 
ca privan á la Metrópoli de apreciables recursos; que los ma- 
gistrados y casi todos los empleados públicos ven pasarse los 
dias y los meses sin recibir poco ó nada de sus cortas dotacio- 
nes , necesitando de todos los auxilios de la virtud , que tatito 
los distingue , para resistir á ]a falta de todo , y á los ataque^ 
de la miseria en que ven envueltas á sus familias, y que es ne- 
cesario desplegar grande energía para recobrar el poderío y 
consideración que la Providencia concedió á la España entre 
las naciones del globo.» 

Menciónase en él que para poner un remedio á tantos males, 
se creó una Junta de Hacienda en 31 de enero de 1816 com- 
puesta de personas ilustradas y conopedqras en la materia, y 



LIB. X. GAP. X. 89 

se la encargó el exámeo át\ estado de la nación , de sus recur* 
sos permanentes , y de los medios mas suaves y meóos ruino- 
sos de contribuir á los gastos necesarios ; que á ella se unió 
otn junta de economías , que ambas presentaron el fruto de 
ras tareas, y que en vista de ello y de todos cuantos ante* 
cedeotes se pudieron reunir, presentó el ministro una me- 
noría en la cua1> prosigue el Monarca: «Manifestasteis que 
importando los valores totales de las rentas de la corona qui- 
nientos noventa y siete millones , ciento veinte y seis mil no* 
vecieotos ochenta y siete reales , y los actuales gastos un mil 
cincnéntay un millones setenta y siete mil seiscientos cuaren- 
ta reales, resultaba la falta de cuatrocientos cincuenta y tres 
iQÜloDes novecientos cincuenta mil seiscientos cincuenta y 
tres reales: que esta cantidad no podia exigirse de ningún mo- 
<loDÍ del pueblo en general, ni de sus clases en particular ; y 
^Qe aotes de todo era absolutamente indispensable suprimir 
^gastos superfinos, y reformar aun los que en otras circuns- 
tancias de abundancia se tenian por necesarios, quedando 
solamente las caicas que son muy precisas y de rigurosa justi- 
cia. Así mismo hicisteis presente la imposibilidad y los perjui- 
cios de continuar el tesoro Real vaciando en el crédito publico 
los atrasos de cada ano; cuyo método observado por desgracia 
^sta el dia es la principal causa de la decadencia del reino , y 
menos de usar de los. recursos destructores con que las nacio- 
nes modernas , librando sobre las generaciones futuras sus ac« 
tóales gastos , se ponen al borde del precipicio en que corren 
nesgo de caer : que era necesario cortar la deuda de una vez , 
comenzar su estincion, señalarlos fondos posibles paradla; 
y que todos estos fondos para satisfacer las cargas del tesoro 
^1 j las obligaciones de aquella, hablan de salir de la na~ 
C|on sola , reducida en el comercio esterior , y privada de las 
jaezas de Ultramar, así en los grandes caudales propios del 
uUdo , como de las inmensas sumas que en frutos preciosos 
ametales se conducían antes para particulares , con los cuales 
^ inoliipiicaban la masa general de bienes y los productos de 
la renta de aduanas en centenares de millones que en el dia 
'altan. Habéis probado también que siendo tan privilegiada la 
^>aoa por el Autor de la naturaleza, como lo es, con grande 
'bundancia de producciones indígenas inuy apreciadas entre 



00 HISTOBIA DE ESPA»A. 

todas las naciones, tenía eo ellas lo bastante para enriquecer 
y ocupar con la industria y cooseroio á lodos los habitantes 
qae existen , y machos mas que pudieran multiplicarse , si se 
aplican al trabajo, se les conduce á amarle, y se remueven los 
obstáculos que arredran de é\ , sin nfjcesidad de emplearse en 
el libre tráfico de la sal y tabaco : qne estos dos ramos estanca* 
dos, administrándose bien , pueden llegar á produdr una cao- 
tídad muy superior á sus actuales valores, y por oonsiguieote 
que se debe usar de las mas vigorosas providencias para aa- 
mentarlas cuanto sea posible, destruyendo el contrabando 
mas bien por el abundante surtido, buena calidad , arralo de 
precios , y perfeocion de labores de los géneros , que por me" 
dio de castigos severísimos, siempre repugnantes á mi cora- 
zón ; con lo cual se conseguirá disminuir mas y mas el vacío 
de los fondos del Estado, y la suma dé imposictonesi principal 
objeto de mis paternales cuidados. Finalmente, recorriendo 
los gastos de cada uno de los ministerios , demostrasteis qne el 
señalamiento á que las circunstancias de la oadon permitian 
llegar era de setecientos trece millones noveetentos setenta y 
tres mil seiscientos reales con corta diferencia ; siendo por 
consiguiente el dt^ficit de ciento diez y seis míHones oohocien-* 
tos cuarenta y seis mil seiscientos trece reales: que una refor. 
ma tan notable, con la cual todos gosartan sin zozobra ni de- 
gradaciones de lo que les corresponde , debía preferirse á la 
conservación nominal de esoesivas obligaciones, desatendidas 
como en el dia lo están , sin prudente remedio humano ; y qae 
^ra muy propio del discernimiento del Consejo examinar, y 
de mi amor á los pueblos resolver, si para recaudar esta can^ 
tídad seria ma^ beneficioso repartir setenta ttiílloDes de reales, 
que con otros medios cubrí rian aquella falta , uniforanndo de 
todos modos las contribuciones de una misma naturaleza , que 
por abusos ó perjudiciales prácticas se cobraron desigoalmen* 
te, como sucedía con la contribución de paja y utensilios, que 
siendo carga coman, se repartía según el número accidental 
de tropas que se habían hallado en cada distrito militar de ejér 
cito , y conservando en lo demás el sistema de oentribucioaes 
del modo que se observó hasta el dia ; é si seria preferible el 
mejorarle estableciendo la administi*ac¡on que conviene en las 
grandes poblaciones , y en lo general un métpdo seodiio me- 



LIB. X. CAr. X. 91 

Bos costoso , mas equitalivo y mas regvlar ,■ segtto el cual mis 
Tt&Hos quedasen aliviados de las trabas , multitud y exhorbi<» 
liflcia de exacciones eos que soo molestáidos sin utilidad da la 
Boj Hacienda.» 

Hanifiéstase desde luego que sieisdo indispensable para bien 
(ie los mismos pueblos , para alrvio de las vejaciones publicas, 
jNira comodidad de la milicia , para la oonservacioo del órdeo 
y de la justicia , para la seguridad de la propiedades partieula* 
ns, para la defensa del reino , y para la protección áo\ comer- 
00 elegir médio^ de cubrir aquellos gastos « se proeuró alean* 
ar balas pootifidas para que el clero contribuyese tambie» á 
los gastos del Estado. Habla después de las rentas, y dice: aCo* 
Bodeodo que la reiita de Ajduanas puede aumentar sus decaí- 
dos proéuelos con el fomesto de la marína Real y mercante, 
coD la seguridad del oomereto tpie «s oonsigniente á él , y con 
Bo perfecto é ilnstrado arregladle aranceles, en que está en^ 
t«odiendo la junta de este nombre: que las estancadas , ^pe* 
oalmente de sal y tabaco, adn susceptibles de grandes mejoras 
7 valores, como vos espusisteis: que las rentas procedentes 
Rediezmos deben administrarse unidas oon mucha inteliged* 
^ 7 economía , y no como kaata aquí , que las tercias Reales 
fisUban agregadas á las rcnias proviaciales en todo diferentes: 
<?oe los fondos de Cruzada se admimstran y recaudan con und 
Kndllez y orden que son asédelo de perfección, que en la ren* 
^ de loterías reales cabe el aliiorro de gastos inútiles; y que 
^ los demás «rtílrahls que ingiresan en las arcas Reales faltan 
ano apurar ia cKactkiul de las oobraniñis , y la unidad del 
método; fueron todos de común opinión que el sistema de 
contribuciones del reino «e fundó basta ahora principalmente 
^ las renrtas llamadas provinciales y sus' agrega das , que en su 
^ígen fueron púrahneíitfi indirectas y adninistrables , en las 
univalentes de estas místoas , que de un siglo á esta parte se 
cttablecieroD en la corona de Arágotí con los nombres de coo^ 
^bocion, catastro ^eqsttvalente y talla^ y son meramente cU- 
i^as ; y eo la contribiseion de piga y utensilios, que ha bien* 
^se también cargado á la oaeion en el siglo pasado, se reparte 
<D las provioeias sujetas ^ «ada intendencia de efdrcíto con ín» 
^ible desproporcieo. Se reconocióla desigualdad ée estas^ 
^tríbucjoiies y derechos. » 



93 HISTORIA DB BSPAKA. 

Últimamente, reasumiendo las disposiciones del decreto, y 
mencionándose que había llegado la época en que ninguna 
causa podía detener el precioso momento de fundar sobre só- 
lidos cimientos el sistema económico del reino, dice el Monar- 
ca en su decreto : « Tengo á bien resolver j mandar que para 
lo sucesivo se ajusten precisamente ios gastos del £stado y dis- 
tribución del tesoro á presupuestos fijos , sin pasar de ellos 
por ningún motivo: que en el presente año y siguientes im- 
porten solamente setecientos trece millones novecientos se- 
tenta y tres mil y seiscientos reales , que no puedan alterarse 
sino en casos estraordin arios : que la deuda pública no se au- 
mente mas por el esceso de gastos á los fondos del tesoro: que 
los ai*ancele8 se arreglen luego con perfección ; y en las rentas 
de aduanas , estancadas , decimales , loterías y demás pro- 
piamente dichas ú otros productos con que se constituye el te- 
soro Real , se tomen providencias y adopten tales economias 
y métodos , que sus valores se aumenten , los gastos se dismi- 
nuyan y se llegue á rebajar considerablemente la contribución 
general de los pueblos: que mientras esto no se verifica, y con 
el mismo objeto de alivio anxilie el estado eclesiástico secular 
y regular por el término de seis años con un donativo de trein- 
ta millones de reales anuales , que en las puertas de las capi- 
tales de provincia y puertos habilitados para el comercio este- 
rtor se introduzca una administración equitativa, sencilla y 
corr^pon diente á la contribución general de los pueblos según 
tarifas bien combinadas : que mientras estas tarifas no se arre- 
glan continúen cobrándose como hasta aquí los antiguos dere- 
chos de arancel , demás imposiciones , y el repartimiento que 
corresponde al aumento de contribución : que en estos pue- 
blos administrados se conserven las inmunidades de que goza 
el estado eclesiástico : que la renta de población de Granada y 
la de diezmo de Aljarafe de la ribera de Sevilla permanezcan 
por su diferente naturaleza como se hallan en el día , subsis- 
tiendo la de aguardiente y licores hasta luego que dispondré 
de su aplicación : que para beneficio de la industria y del co- 
mercio, subsista también el antiguo derecho de inlernaciont 
cobrándose únicamente en las aduanas de puertos y fronteras^ 
quedando suprimidas las interiores, de modo que mis vasallos 
trafiquen libremente sin ser molestados ni detenidos : qdedes- 



LIB. X. CAF» X. 98 

le fuego queden abolidas fuera de las capitales' y puertos ha* 
iJítados ]as alcabalas así Reales como eoagenadas, ó de cual* 
(Diera modo pertenedeutes á poseedores partic«»lares« á quie- 
tes se resarcirá su valor eu la forma y manera que luego de* 
knnJDaré , por ser incompatible su cobro con el sistema que 
iehe propuesta observar en beneficio del resto de mis vasa* 
los, y también los demás derechos provinciales de cientos 
líllooes, fiel medidor, ramo de velas de sebo, ramo de jabón,: 
leve y hielo , martioiega , y otro que pertenezca ¿ éstos mis- 
tos como tales : que por equivalente á las rentas y derechos 
iiolidos para bien de mis vasallos y prosperidad sólida y dura- 
lera de estos reinos se cobre solamente una contribución que / 
t ha de repartir por reglas justas de rigurosa proporción, sin 
ingana escepcíon ni inmunidad , entre todas las provincias; 
^^respondiente solamente al importe de dichas Rentas Pro- 
teges que no se conservan , al de las equivalentes de la co- 
ma de Aragón, al de las alcabalas enagenadas que los pueblos 
Igaron hasta aquí á los dueños particulares al del subsidio 
llesiástico , al de la contribución de paja y utensilios , al de 
lestraordinaria de frutos civiles , de cuyo importe se ha de 
(integrar al crédito publico , y al de la moderada cantidad 
ocíente que de todos modos se habria de pagar de nuevo 
Ira cubrir todos los gastos de la nación : que se tomen tales 
tedídas para los repartimientos, desagravios y conocimiento 
Ha riqueza general é individual de las provincias y con tribu- 
mtes, que después de repetidas operaciones naturales y con- 
Snientes á este género de contribución , se obtengan los re- 
atados exactos ó aproximados á exactitud que es posible 
ttener para que se forme la estadística del re¡no|, y en lo su- 
tívo haya bases ciertas de repartimiento, así para las provin- 
Mcomo para los pueblos: que se haga un moderado des-, 
ieotoá los que gozan cierto sueldo por el Estado, el cual 
'Señalará; y últimamente que se lleven á efecto en to- 
)s los ramos de la administración las posibles economías; 
í modo que aumentándose con ellas las entradas en el 

^ro Real , reciban mis vasallos nuevos y mayores ali- 
es.» 

I^al es el memorable decreto de 30 de mayo de 1817 que va-. 
U Garay el dictado de Necker español que le dieron sus ad-. 



94 H1ST9RI4. WK S«MJ|A« 

miradores : á teaor 4e él se lyó ptira etlU^aio loa pr«6U|^estos 
del nodo sigaleote : 

«Estos preftitpontoft ae fijas para el pi^eseol» mkQ de 1817 del 
modo sigoíeote : 

n El preftu puesto de la Caea Real , e» el qiJMi se ÍQclujren los 
alimcDlos de mis atigualos Padifes jí £amllia , importa GtncfteiH 
ta y seis míllooes ooveeieato» setenta y tres mil seiscientos 
reales. 

« £1 del ministerio de Estado importa quihioe miliones de 
reales. 

« £1 del ministerio de Gracia y Justicia importa doce millo- 
nes de reales. 

. « £i del ministerio de Guerra importa Iresciéotos oiocueota 
millones de realeá. 

«El dtd ministerio de Marina importa eieo mil Iones de reales. 

«El del ministerio de Hacienda importa ciento dies mllloDes 
de reales. 

«Y se reservan para gastos útiles en beneficio y fomento de 
la agricultura , artes y comercio dtes millones de reales : ade- 
más treinta millones para gastos imprevistos eventuales deto* 
dos los ministerios; y otros treinta millones para pago de dea- 
cfos atrasadas preferentes de Tesorería. » 

Acompailaron á este decreto, una instrucción para el r^ptr- 
tinneoto y oobranaa de la contribución que en él se seiialabí, 
y cuatro bulas obtenidas del sumo Pontífice , que es lítil teoer 
presente en la historia. 

La primera lleva la fecha de 15 de abril del propio año , y 
después de esponer la petición del Monarca , y de hacer na 
preámbulo en que se esponen las rasones correspondieotesy 
dice el sumo Pontífice : « Por lo cual, usando de la plenitud de 
la potestad que por divina disposición nos fué comunicada de 
noestra cierta ciencia , y previa una madura deltberadon por 
el tenor de las presentes » y por una espccialísima gracia , ds- 
mos licencia al sobredicho Femando, rey Católico de Espaos, 
para que en el repartimiento de la cootríbocion eatraordios- 
ría señalada ó acordada para este aSo en la cantidad de seteo- 
ta millones de reales de vellón , así llamados de moneda de 
aquel país , y en los sucesivos repaKimientos que se hiciereo 
anualmente de la misma contribución estraordinarta en Iss 



X. GA». X. 96 

caotktadeft fue danniesolo Umb urgencias arriba eDanciadas 
de remediar el Real erarla deban sefialarse respeoUvameote 
cada aao, y jantaneote en las oontribttdoiwa l«rríior¡ale& lia* 
madas de paja , de oteotilioft y de al<>janii0ntoft, y también en 
lastitolachis del eataatro , del eqoívalente , del ¡anfkuesto , y 
» cualesquiera otras, cualquiera denominación que tengan, j 
rebtíras ¿las ñneas ó posesiones territoriales y comerciales^ 
puedan libre y lícitamente comprenderse en igualdad con loa 
kieoes de- los seglares lodos y cada uno de los bienes perrito* 
riales del Estado edeaióstico secular y regular en cuaUfuiem 
tiempo habidos , ó adquiridos y poseídos , y aunque de elloa 
se debiese bacer especial é individual mención : bien que que« 
daodo siempre salva é ilesa la iamimidad y exención de todos 
los diezmos eclesiásticos , que vulgarmente se llaman no secu» 
Urlzftdos ) y de los otros derechos llamados de estola ó de pie 
deahar, pertenecientes respectivamente ¿ cualesquiera perso« 
Das, comunidades y lagares eclesiásticos, y salvas asimismo 
fas exenciones y ios privilegios que competen al clero , tanto 
secolar como regular , en las contribuciones indirectas llama- 
das rentas provinciales ó impuestos conoei*nientes al consumo 
y á las ventas y permutas. Pero declarando que atendida la 
mas oportuna exención de loa enunciados diezmos y derechos 
eclesiásticos , y durante la cobranza de la presente contribu- 
cioD estraordinaria , q^ede suspensa la obligación de pagar la 
utra carga llamada de la refacción , impuesta ya desde el año 
de 1757 en virtud de letras apostólicas á favor de las personas 
eclesiásticas.» 

La segnnda es de fecha de 16 de abril , y en los términos si- 
gaientes , el sumo Pontífice concede en ella á Fernando Vil lo 
que solicitaba : « Por tanto , de no«itra cierta ciencia y previa 
UDs madura deliberación , con la plenitud de la potestad apos- 
tólica por et tenor de las presentes concedemos al sobredicho 
fcy Fernando indulto para que válida, libre y lícitamente pue* 
da por e} espacio de seis aQos exigir solo para el alivio del Real 
erario de todos y cada uno de los frutos , rentas y productos 
del clero , tanto secular etuinto regular , el subsidio anual de 
treinta millones de reales de vellón , así llamados de moneda 
de aquel pais » 

La tercera es del 17 del mismo mes y la cláusula de la con- 



96 HISTOBIA DE EtAAlfA. 

cesión es como sigue : «Por el tenor de las présenles concede- 
mos 7 establecemos que en adelante los f ratos ,. rentas y pro- 
ductos de las mesas arzobispales > episcopales y abaciales, por 
solo el tiempo de su respectiva vacante , que se deben cobrar 
según estilo por el sobredicho colector general de £spolios se 
inviertan primeramente en el cumplimiento de todas las car- 
gas , obligaciones , gastos , pensiones hasta ahora ajsigoadas, y 
porciones reservadas á favor de los Prelados que han de ele- 
girse , y de lo demás necesario para el culto divinoí: todo lo 
cual es nuestra voluntad que no se disminuya en manera nt 
parte alguna por esta concesión; y después, quedando suspen- 
sa al mismo colector general toda facultad de señalar nuevas 
pensiones , puedan y deban invertirse puntual é (ntegrameate 
así en el pago de las pensiones que se señalaren á las viudas y 
familias pobres de los sugetos que se distinguieron en la guerra 
peleando esforzadamente por la iglesia y por la patria , como 
también en ciertos establecimientos y obras de piedad, titiles á 
la religión y al insinuado reino : no dudando Nos de ningún 
modo que el mencionado rey Fernando, en consecuencia de su 
acendrado celo por la religión y piedad , jamás permitirá que 
alguna de las enunciadas iglesias esté por mucho tiempo des- 
tituida del consuelo de pastor; lo cual Nos , también atendida 
la^obligacion de nuestra dignidad, nos vemos precisado á en- 
cargarle muy particularmente en cuanto podemos en el Se- 
ñor. » 

< «La cuarta y ultima, de fecha del 18 de abril , facultaba para 
disponer del sobrante de los beneficios menores vacantes , y 
démas que se menciona , y decia 1 « Condescendiendo con sus 
súplicas ( las de Fernando VII ) , de nuestra cierta ciencia > pre- 
via una madura deliberación, y con la plenitud de potestad 
apostólica , por el tenor de las presentes concedemos induUo, 
á fin deque, durante las necesidades espuestas, y quedando 
firmes todas las obligaciones anteriormente constituidas para 
ciertas obras de piedad , euanto después de cumplidas las car- 
gas respectivas sobrase de los frutos y rentas de todos los be- 
neficios llamados menores vacantes, ó de las anatas de los mis- 
mos beneficios, y de la novena parte de los diezmos, llamada 
vulgarmente Noveno estraordinario , y también de los pro- 
ductos eclesiásticos asignados á usos temporales en virtud de 



LIB. X. CAP. X. 07 

CQalesqaiera otras concesiones apostólicas anteriores, pueda 
▼álida , libre y Hcitameote , y deba inYertírse íntegra y pon- 
tualmente todo en el alivio del Real erario, ó en la satisfacción 
déla deuda , y en la peculiar existencia de los anunciados pa- 
peles de crédito llamados vales Reales, según el mencionado 
nj Fernando lo tuviese por mas conveniente para la adminis- 
tración económica sucesiva del Reino. » 

De este modo en cuanto le era posible, quéria introducir 
Garay orden en la administración ; pero se lo impidieron los 
eoemigos'de novedades, aunque est^s se dirigiesen sabiamen* 
tea reformad abusos. No pudo sostenerse contra los numero- 
sos enemigos que siempre se levantan contra los hombres de 
algon mérito , y al cabo dieron con él y con la mayor parte 
de sus colegas en tierra. 

El aSo de 1817 es' también notable por el convenio que se 
bizocon la Rusia , merced ai cual compramos á los Moscovi- 
tas algunos buques de guerra casi iniitiles , y esto para poder 
transportar una nueva espedicion á América. A tal punto ha- 
bía llegado el estado de la floreciente marina restablecida á 
fuerza de trabajos y constancia por Felipe V, FernandoVIy 
Carlos III. 

Por este tiempo se supo el modo improcedente como se ha- 
bían apoderado los Portugueses de la plaza de Montevideo, sin 
conocimiento del gabinete español , y únicamente con el pre- 
texto de cortar el progreso de los americanos sublevados que 
confinaban con el rio de la Plata. En otros tiempos, en dias de 
mas energía y preponderancia para la España , este proceder 
hubiera promovido una guerra contra Portugal ; pero en el 
año 1817 la España imploró de las potencias aliadas una me- 
diación : solo esto esplica cuanto distaba la España del siglo 
diez y nueve de la del siglo diez y ocho. ISTo puede leerse sin 
rubor la nota que los ministros de las cortes aliadas, respon- 
diendo al clamor de la España , pasaron al gobierno Portugués; 
Léala el lector impárcial y diga si no pasma que la España , 
después de haber salido con gloria de una lucha de seis años 
contra Bonaparte, necesitase apoyo contra Portugal, y ¿ico^r- 
•Te á otros gabinetes contra la agresión portuguesa : la nota- 
lleva la fecha de 16 marzo de 1817 , y dice así : « Luego que la 
Europa ha teoldp noticia de la invasión de una parte de las pe- 

TOMO X. 7 



Ht HISTOftlA 9B KftVA^A. 

sesiones españolas sobre t\ üío de la PIaU por las Iropas por- 
tuguesas, ha sido el objeto át pasos oficiales y siinuUáDeos he- 
chos por parte del gabinete d^ Madrid acerca de las o^r^es de 
Viena, París , Londres > Berlín y .San Petersburgo con la mira 
de protestar solemnemente contra esta invasión , y roclamar 
el apoyo contra tal agresión. 

« La corte de Madrid hubiera podido creerse tal vez autori- 
lada á recurrir inmediataniente á los medios de defensa que la 
Providencia ha puesto en su mano, y á repeler la fuerza con la 
fueria ; pero guiada por un espíritu de prudencia y oíodera- 
cioo ha querido primero emplear los medios de negociación y 
persuasión , y á pesar de los inconvenientes que podrían re- 
sultar de ello para sqs posesiones de Ultramar, ha preferido 
dirigirse á las cinco potencias arriba espresadas paraliacer una 
composición amistosa con la corte del Brasil ^ á fío de evitar 
un rompimiento , coyas consecuencias serian perjudiciales 
igualmente á las dos naciones , y aun podrían turbar el repo- 
so de los dos mundos. 

« Tan noble resolución no ha podido menos de ser acogida 
con una cabal y unánime aprobación de ios gabinetes á que se 
ha acogido la corte de España. Las cortes de Austria , Francia, 
Inglaterra , Prusia y Rusia, amigas de la España y del Portugal, 
deseosas de evitar funestas consecuencias 5 que podrían se- 
guirse de este estado de cosas, después de haber tomado en 
con^deracion las justas re€ÍamacÍQne& del gabinete de Madrid, 
han encargado á los que abajo firman hacer entender al gabi- 
nete de S. M. F. que han aceptado la mediación que la España 
les ha pedido. 

«Que han visto coa un verdadero sentimiento, y no sin sor- 
presa, que en el momento mkmo en que en los dos enlaces 
pareeia unir mas intimamente los vínculos que ya existían en- 
tre las familias de Bragao»a y de BOrbon, y en laa coales esta 
aliansa de los dos países debía hacer sos relaciones mas ínti- 
mas que en ningún tiempo^ el Portugal haya invadido las po- 
sesiones españolad sitas sobre el Rio de la Plata , y qua á esta 
invasión nbhaya precedido una esplicaoion ó declaración. 

« Que los principios de equidad y de justicia que dirigen ios 
consejos de las cinco potencias , y la firme resolución que han 
lomado de conservar por todos los medios qu^ eaisten en su 



I.IB. X. CAP. X. 99 

poder la paz. del roundo, comprada á costa de tao grandes sa- 
crificios, las haa delermioado á tomar conocimiento de este 
negocio, con la intención de cortarle de la manera mas equi- 
tativa, y conforme á ios intereses y á la tranquilidad de las 
demás potencias. 

«Que dichas cortes conocen también que una discordia en- 
tre el Portugal y la España podria turbar dicha tranquiiidad , 
) ocasionar una guerra en la Europa , la cual no solo seria fu- 
nesta á dichas dos potencias , sino también á los intereses y 
reposo de la« demás. 

oQue en consecuencia han resuelto hacer entender al go- 
bierno de S. M. sus ideas sobre este asunto , reducidas á ex- 
hortarle á que dé las esplicaciones necesarias acerca de sus 
miras , que tome las medidas mas prontas y eficaces para des- 
vanecer las fundadas alarmas que ha causado ya en Europa su 
invasión en las posesiones españolas , y que satisfaga á las jus- 
ta ya mencionadas reclamaciones de España , al mismo tiem- 
po que á los principios de justicia y de imparcialidad que diri- 
gen las potencias mediadoras. 

«La negativa de escuchar pretensiones tan equitativas no 
<iejará ninguna duda acerca de las intenciones verdaderas del 
gabinete de Rio-Janeiro. Los males que de ello podrán seguir- 
la los dos hemisferios se atribuirían enteramente al Portu- 
gal; y la España , cuya conducta llena d«.prudenc¡a y de mo- 
(ieracioo ha sido aplaudida por toda la Europa , tendría en la- 
juUicia de su causa , y en el socorro de sus aliados, los medios 
suficientes para tomar satisfacción de sus agravios. 

«Los que abajo firmamos. — Yincenti, Richelieu,Stttard, 
Goliz, Pozzo •di Borgo. » 

Peroá pesar del paso humillante dado por nuestro gabioete, 
nada absolutamente se logró , y Portugal logró dejar por en- 
tonces burladas todas las demandas. 

Viendo las demás potencias la falta de energía del gobierno is\s, 
español , DO es estraño que los Estadios Unidos se lanzasen 
^bien al acio arbitrario de la ocupación de nuestras Flori- 
das. También contra este acto bobo notas y protestas ; pero na- 
da por esto se logró , y acabó de echarse el sello á la nulidad 
de la España á los ojos de todas las naciones. Hiciéi*onse con 
^odo nuevos preparativos contra los sublevados de Amérifja , y 



100 HISTORIA. DB ESPAÑA. 

por complemento de desgracias se sublevó U tripulación del 
navio Trinidad y se entregó al enemigo y este nos apresó la 
fragata Isabela. 

£1 26 de diciembre de 1818 aconteció la muerte de la Reina 
Doña María Isabel de Braganza , de parto de una niña que tuvo 
que es traérsele : fué llorada por lo mucho que prometía su ca- 
rácter. Por el mismo tiempo aconteció en Roma la muerte de 
los reyes padres Don Carlos IV y Doña María Luisa. 



Capitulo xi« 



Vnevo matrimopio de Femando TU eon Dona María Josefa 
lía de Sajorna. Tentativas para lograr el restableoímíento del 

sistenuí eonstítuoíonal. 

1819. Con el objeto de dar sucesión directa á la Monarquía se pen- 
só en breve en desposar de nuevo á Don Fernando VIL Para 
esto se puso los ojos en Doña María Josefa Amalia de Sajón ia, 
hija del príncipe Maximiliano y sobrina del Rey de Sajonia. 
Efectuóse el matrimonio con la solemnidad de estilo el dia 19 
de octubre de 1819. 

Acercábase la época en que debían agitarse terriblemente en 
España los partidos , cuyo furor se iba enconando mas y mas 
cada dia. Durante los seis años tran .ocurridos desde la ternaí- 
nacion de la guerra de la independencia se habían hecho va- 
rías tentativas para reponer el gobierno de España en el estado 
en que se encontraba al volver de Francia el joven Fernando , 
pero todas habían sido inútiles. El general Mina , que lo habia 
intentado en 1814 proyectando apoderarse por sorpresa de la 
ciudad de Pamplona , vio desbaratada su empresa , y tuvo que 
escapar á Francia. Díaz Porlier, que también se habia distin- 
guido como militar durante la guerra pasada , se declaró por 
el sistema constitucional en 1815 , y se apoderó de la plaza de 
la Coruña ; pero al querer dirigirse sobre Santiago , fué sor. 
prendido , hecho prisionero y condenado á muerte. En 1816 
se descubrió en Cataluña otra conspiración , de que era gefe 
Don Luís Lacy ., general digno de mejor suerte , auxiliado se- 
gún parece por Don Francisco Milans , uno de los mas distin- 



• LIB. X. CAP. ». 101 

goidos é incansables guerrilleros. Este pudo escapar á Francia, 
mas 00 así el desgraciado Lacy, que fué capturado , conducido 
á Mallorca por temor de que tuviese partidarios en Barcelona^ 
y allí fué fusilado. Por el mismo tiempo se descubrió en la 
misma capital de la Monarquía otra conspíracioo ^ de la cual 
resultó gefe Don Vicente Richard , comisario de guerra, y que 
por ello fué sentenciado á la pena capital. Entretanto , el ge- 
neral Don Francisco Javier Elío atizaba mas y mas en Valencia 
el espíritu de desunión y el encono de los partidos con las 
mas rigorosas medidas. También hubo en aquella síntomas de 
snbievacion , y sufrió por ello la pena de muerte un tal Vidal. 

Reuníase por entonces una nueva espedicion en las costas 
de Andalucía , al mando del conde del Abisbal , el general 
0-Donell. Los soldados estaban descontentos , y se tramaba 
otra conspiración en favor del sistema constitucional , cuando 
la sofocó el general el dia 8 de julio de 18J9 , y desarmó á va- 
ríos de los cuerpos complicados. Si hubiesen entonces podido 
embarcarse las tropas , tal vez hubieran llegado á América á 
tiempo de poder aun conservar aquellas dilatadas regiones^ 
pero la epidemia se declaró en Andalucía y lo impidió. 

Hemos visto^ pues, que desde el ano 1814, unas á otras se 
hablan sucedido las tentativas para el restablecimiento del sis^ 
tema constitucional , y esto en lugares distintos , y poniéndose 
al frente hombres que se habian distinguido y popularizado 
en la guerra contra Napoleón : esto debia probar al gobierno 
que los amantes de un sistema representativo y de reformas 
sabias eran numerosos en España ,y que entregarse es.clusiva- 
mente á un partido era enconar al otro , era aumentar el nu- 
mero de sus partidarios con la odiosidad del castigo , y labrar- 
se su propia mina. Todavía podía Fernandq entrar en upa 
senda de reconciliación y de cordura para con. todos los Espa- 
ñoles , y entonces hubiera sido bendecido su nombre por la 
generación presente y las venideras ; pero se aferró en su 
sistema de esclusiva á favor de un partido, y las consecuencias 
fueron las que debia temer todo hombre sensato. Vamos á en- 
trar en el año de 182Q. 



102 HltT^BlA DB B8FAHA. 



Capitulo XII. 

AIsM^Mlo de Rícgé. J«ra ém la CTonttitiMMm. 



1820. ABBB8É una época en que empezó á desarrollara la guerra 
civil , coyas calamidades tendrá que Horár por mucho tiempo 
la infeliz Espa&a. Decimos de intento desarrollarse, porque el 
germen de la guerra civil ezistia ya desde el ano de 1814 , des- 
de que triunfó en el ánimo del Rey uno de los dos partidos en 
que andaba dividida la España. Unos buenos gobernantes hu- 
bieran con sabias medidas podido impedir este desarrollo , y 
confundirá todos los Españoles en unas mismas filas ; pero en 
nuestra patria se hizo por desgracia lo contrario. 

£1 ejército espedicionario que se hallaba en la isla de León 
era muy adicto al sistema constitucional , y bastó que el 1.** de 
enero de 1820) hallándose el comandante del 2.* de Asturias 
Don Rafael de Riego en las Cabezas de San Juan , publicase la 
Constitución del año 12 , para que se estendiese al momento 
1á insurrecdon entre las tropas. Tomando á su cargo dirigir 
el levantamiento los Coroneles Don Antonio Quiroga , Don Mi* 
guel LOpeit Baños , Don Felipe de Arco Agüero y el brigadier 
Don Demetrio ODally. Hiciéronse tentativas para entrar en 
Cádiz, tnáa su gobernador lo impidió: entonces se derrama- 
pin aquéllos gefes por la Andalucía y esteudieron el levanta- 
miento. Riego pasó por Málaga; mas venia con tropas en su 
persecución el general Don JoséO-Donell , y dentro de aquella 
ciudad it trabó una acción que quedó indecisa. Retiróse Riego 
hacia la sierra , y después de muchos días de marchas y corre- 
rías , habido el cansancio á par que otros encuentros reduci- 
do á sus tropas al tlltimo estrerao. Por otra parte el general 
Don Manuel Freiré amenazaba con otras fuerzas á las tropas 
constitucionales que habían permanecido en la isla de León. 
Con todo esto, el levantamiento no solo estallaba en Andalu- 
cía, sino también en la Coruña, en Zaragoza, Valencia, Bar- 
celona y otros puntos. Hallábase vivamente conmovida la ca- 
pital; y aunque el gobierno pensaba sosegar los ánimos con 
palabras , cada dia reinaba mas en ellos la efervescencia. £1 



•L». X. CAP. Xtl. tOt 

eoodedél Abisbal, deMíoftdo á t>erMguli* á loa cotistltüdona* 
les, proclamó «n Ooáfia la Coostitocioo ; proelamárouta tam- 
bién «M Santa Cf US de Múdela , y toda la Mancha siguió tí 
ejemplo. Alarmado Feroaúdo VII, títío en conceder que se jun- 
tisen cortea para deliberar lo que conviniese á la Monarquía; 
pero eá« decreto que en otras circunstancias hubiera «scitada 
el entusiasmo y sido principio de una reforma sabia, fuéinilttl 
ea esta ocasión ^ y solo pareció indicio de debilidad. El general 
Bsllastcros y otros sagetos hablaron entonces al Monarca con 
la energía y claridad qne reclamaban las circunstancias, y 
ooQveoddo Fernando espidió el decreto d^7 útí marzo, en que^ 
dijo estar decidido á jurar lo Constitución del año 1812. Dícesa 
qae el Rey fué violentado al firmar esta decreto ; nada mas 
ftlso : los contemporáneos y la historia están ahí para desva- 
necer la impostura* Mientras debian reunirse las nuevas cor» 
tes, nombró el Rey una junta para que le recibiese el jüra« 
tteato hecho á la Constitución» Repúsose el gobierno como 
estaba á principios de I8í4 f validáronse los decretos de lai 
Cortes, y se hizo soltar á euaotos habiaii sido presos por opi*- 
fiionea liberales. £n pocos dias quedó publicada por toda £s- 
pa5a la Constitución sin difícultad : solo la hubo en Cádiz por 
parte de la tropa lo que dio lugar á lamentables escenas do 
sangre; pero conocido et decreto de 7 de marzo quedó resta- 
blecido el sosiego. Volvieron al momento de Francia todos 
caantoa hablan sido desterrados, y la mayor parte ñieron ele- 
gidos dipotados para las cortea que debían Convocarse el 6 de^ 
jallo. 

Preciso es confesar que la revolución del año 20 fué casi er^- 
teramente nacional, ni mas ni menos que su consecuencia itt* 
mediata la abolición del tribunal de la inquisición. Con efecto, 
recordaban todavía con horror los Españoles la desgraciada 
época de la dominación dfe Godoy, y los menos entendidos de- 
cían para sí : ¿quién nos asegura que bajo un gobierno absolu- 
to úo volverá á hacerse df^eño del mando y de la Monarquía 
entera un miserable favorito? Qafén podrá probarnos la bon- 
dad del gobierno absoluto, cuando en él no se ha encontrado 
ningún elemento nacional capaz de resistir por espacio de diez 
y seis ados á un aventurero que logró profanar el tálamo Real, 
mantener á sus piea á la España humillada y disponer de los 



104 HlSTOmiA.BB B8PAMA. 

bienes y de la vida de todos los Españoles? La rcTolacioD de 
Aranjuezeael aQol8Q8, clamaodo contra Godoy, clamaba 
contra ios/vicios del poder absoluto, y est03 no podían cor- 
tarse de raiz sin restaurar las antiguas leyes de la Monarquía, 
adecuándolas al estado déla Europa moderna. Las Cortes de 
Cádiz trataron de restaurarlas , pero por desgracia su obra de- 
jaba sobre manera descarnado el poder Real , y se resentía del 
primer arranque que conduce á las innovaciones; por esto su 
restablecimiento, fué en cierto modo una desgracia , primero 
porque chocaba harto abiertamente contra un partido nume- 
roso, segundo porque quería en un momento cambiar el as- 
pecto de la España, en hábitos y en principios , cosa imposi- 
ble; y tercero, porque como sus partidarios se mostraban 
intolerantes, cuando se necesitaba proceder con la prudencia 
y. tino que reclama el establecimiento de un sistema nuevo, 
por necesidad debia desarrollarse la guerra civil que hemos 
mencionado, y al propio tiempo crearse otro partido , el de 
lof sensatos amigos de reformas, atizarse el encono común, y 
desacreditarse el régimen representativo. 

EL día señalado se abrieron las Cortes entre el entusiasmo 
de la muchedumbre que aclamaba á Fernando: creóse eo ellas 
la milicia nacloaal , y se concedió libre vuelo á la libertad de 
imprenta. Unas tras otras se sucedían las reformas. Pero la 
precipitación es dañosa en todo , y lo que á su tiempo puede 
ser bien recibido, sí se hace prematuramente produce con fre- 
cuencia malps resultados. Así sucedió, de manera que cada día 
se aumentaba el número de los descontentos , cosa que se hu- 
biera podido impedir adoptando upa marcha menos precipi- 
tada, pero mas segura. 



Capitulo xm. 



Gongrefo de &a]rbach. Scsarrollo de la guerra eivíl. Congreso de 

Terona. 

1821. ^^ revolución de España se propagó á otros puntos de Italia 
y empezó á alarmar á la Santa Alianza. Esta fué la causa de 
que á mediados de enero de 1821 se reuniese un congreso en 



/ LIB. X. GAP. • XUU tos 

LajrlNicli y tratase de volverlo todo al estado del apo 1814. Bm- 
pezóse por Ñapóles donde se restableció el gobierno absoluto, 
j poco. después se practioó lo mismo en los estados del Rey de 
Cerdena. Tocante á la España , el recuerdo de la guerra de la 
iodepeodencia hacia que fuese respetada todavía. 

Pero , los desórdenes ocurridos en U capital^ el descontento 
producido por la i eforma de los regulares, la lucha de los par* 
tidos en las mismas Cortes , y sobre todo las personalidades iá 
que se entregaba aquella parte de la prensa periódica que abur 
saba torpemente de su derecho, todo contribuía á que los ^tr 
menes de la guerra civil se desarrollasen terriblemente eñ 
nuestro suelo. Exigíase para obtener empleos la adhesión al 
nuevo sistema : esta es la palabra mas funesta que puede proi- 
nuDciar un gobierno. Cuando se reclama adhesión^ cuando se 
buscan adictos y con el hecho mismo se confiesa qjue haj dera*' 
fectos , que hay enemigos , y este es el principio de todas las 
guerras civiles. Así que oímos la palabra adhesión , asi q«e ^la 
Timos escrita^ se erizaron nuestros cabellos y presentimos desL 
gracias y calamidades sin cuento. ¿Quién ha^de ser juez de la 
adhesión? Como se señalará pqr desafecto á un hombre sin •«fne 
de él se baga un enemigo encarnizado ? Además la palabra ad*- 
hesion se dirige ala conciencia, al convencimiento íntimo, yes 
cosa que debe respetar todo gobierno. Usando de la palabra 
adhesión declaró el gobierno que no era nacional. 

Empezó entonces el alzamiento contra el sistema constitu- 
cional ; entonces se encendió esa guerra civil de hermano i 
hermano , de hijo á padre , guerra de desolación y de estermí* 
nio^ en que los Españoles debían perseguirse con un encarni* 
zamiento igual á aquel con que habían perseguido á los Fran- 
ceses. Guerra de abominación en sus principios y en sus resul* 
tados^y que solo puede terminarse cuando un genio protector 
de la España sepa conciliar los ánimos , confundir todas las 
opiniones en una sola , y hacer que solo domine un partido 
nacional , el de la sensatez, de la beneficencia y de la cordura 
en todo y para todo. Aparecieron bandas en Castilla la Vieja, 
en Salvatierra ,. en las provincias Vascongadas, y particular- 
mente en Cataluña. Casi siempre eran batidas , pero nunca 
pudieron ser destruidas, y pronto demostraron que tenían en 
el país numerosos protectores. Generalmente les eran adíelos 



106 HUTOAIA OB BftVAftA. 

los pueblos pequeños de la lúorttaña, y estd inuttliiteiba los pU- 
Dés nuiS bien combinados, 
1B32. La capital de la Monarqiiia era también centro de las tenta- 
tivas de los que anlielaban destruir el sistema constitucional : 
ya los guardias de Corps babien sido estinguidos por haber ma- 
nifestado deseos de reponer ai Hey en el goce de su poder. £1 
30 de mayo J82d resonaron en Araojnez gritos de U tropa y 
del paisanaje aclamando ál rey absoluto « ál cabo de un mes se 
repitieron en Madrid los mismos gritos al tiempo que se cerra- 
bao las Cortes , y era de ver que se preparaba el sacudimien- 
to que estalló después. £1 2 de julio salieron de Madrid los re- 
gimientos de Guardias en estado de completa insurrección y 
fueron á situarse junto al Real sitio del Pardo. En vatio se pro- 
curó por algunos dias hacerles entrar en razón para que evita- 
ren un inútil derramamiento de sangre ; pues al cabo de cinco 
dias , el 7 de julio , entraron en la capital al amanecer y aco- 
metieron la plaza mayor en que se habian parSipetádo los mili- 
cianos. Dentro de las mismas calles de Madrid se trabó la mas 
sangrienta lucha; dos veces cargaron los Ooardias « y otras 
tantas fueron rechazados con pérdida ^ basta que tomaron lo» 
milicianos la ofensiva , ahuyentaron á los acometientes y casi 
los destruyeron enteramente : así acabó entonces el cuerpo de 
la guardia Real. £1 gobierno constitúcicmai había triunfado; 
pero á pesar de esto se mudó el ministerio de Martínez de la 
Rosa y entraron á dirigir los negocios hombres apasionados y 
poco esperimentados. 

Estos acontecimientos alarmaban al gabinete francés que 
temía ver reproducirse en su seno con el contagio del ejemplo 
aquellas escenas de la revolución de Francia que habian horro- 
rizado á la Europa; asi que ^ dió los primeros pasos para indi- 
nar á las potencias del norte áqne se interviniese en £spaña: el 
mismo Chateaubriand , entonces ministro dé Francia, ha con- 
fesado en su obra del Congreso dé Feróna que la gtterra de 
España del año 1823 fué pensamiento y obra suya. Én este caso 
le debe la España todos los desastres t[K\^ han sobrevenido de 
resultas de no haberse adoptado un sistema de condliaciouque 
tendiese á amortiguar los partidos en lugar de enconarlos. 

So pretexto de la fiebre amarilla que hizo estragos en Barce- 
lona en el año 1821 juntaron los Franceses en su frontera un 



LIB« S. CAP» XIV. 107 

Domeroso ejército al qu« dierotí «I iDtfde»tD Bitinbre út oordoil 
y que sirvió para proteger á todas lat bandaa realiAtai. Merced 
á esta protección te engrosaron estraordioariatnente las par<> 
tidas de Cataluña, y el día 14 de agosto de 1823 instalaron en la 
Seo de Urgel una regencia en nombre de Don Fernando VII^ 
Declaróse la Cataluña en estado de goerra , reunió el gobierno 
de Madrid cuantas tropas le fué posible , qile no fueron mu*- 
chas, dio el mando ai general, acaso el mas famoso guerrillero 
de la guerra de la independencia , y este supo dar tan buena 
cuenta de sí, que derrotó en varios encuentros á los realistas, 
les quitó sus mejores puntos de defensa , los arrojó de la Seo 
de Urgel , é hizo huir á Francia á la supuesta regencia. 

Este ano sufrió la pena capital el general £lio que en 1814 se 
babia declarado con todo su ejército por el poder absoluto. 

El tS de octubre se abrió el congreso de Yerona que duró 
hasta el 14 de diciembre: en él se trató de intervenir en España 
á mano armada, y la Francia se brindó á ello, ó por mejor de* 
cir el gabinete francés. Antes se decidió pasar notas ¿ nuestro 
ministro de estado D. Evaristo San Miguel ^ como en efecto se 
pasaron , relativas á pedir una modificación del sistema cons** 
titocional. 

4 

Capitulo XIV. 

Xntrada de 1m FraaoeMs en Bipafia. Cawnpaüa de 4825. 



Contestó á ellas el ministro español con mas energía de la ^323. 
que permitían los recursos de que podía disponer , y la desu- 
nión que reinaba aun entibe los mismos liberales. No queremos 
recordar los nombres con que unos á otros se moteaban 6sloa 
para descrédito del sistema : { plegué al cíelo que se olvidasen 
para siempre ! 

£1 27 de enero de 1828| al abrir Luis XVIII las Cámaras de 
Francia anunció que iban á entrar en España cien mil holii'* 
bres. Alentó con esto el partido realista, y Bessieres, al fren le 
de unos cinco mil hombres , tuvo la osadía de acercarse á la 
capital de la Monarquía. Sale de Madrid una división mal diri- 
gida , y es arrollada : tuvo que salir el Oiísmo Conde del Atis^ 



108 HlftT0BI4 »B BftPÁÜfA. 

bal para hacer freote á los realistasi y logró ponerlos eo fagff.¡ 

£1 19 de febrero por la noche se coomoyió fuertemente h^ 
población de la capital á causa de haber sido destituidos porl 
el rej sus ministros , pero el aspecto de la milicia nacional im-j 
pidió que tuviesen lugar las desgracias que amenazaban , y e|i 
ayuntamiento recabó del Monarca que repusiese en sus desti*| 
nos á los destituidos. £1 1*. de marzo se abrieron las nuevas] 
cortes , y ante todo decidieron su traslación y la del Rey á Se^! 
viila. £n vano espuso el Monarca que el estado de su salud nd| 
se lo permitía : el día 20 se empezó el viage que terminó el \*l\ 
de abril. Encargóse el mando de la capital al Conde del Abísbal. 

£1 día 7 de abril el ejército francés acababa de entrar en teM 
ritorio español , conduciendo por delante á las partidas espa- 
ñolas que habían sido regimentadas. Temblaban los Franceses 
al recordar la guerra de los seis años, pero pronto se anima- 
ron conociendo que no tenían que hacer la guerra á la nación. 
i Con qué carácter entraban en £spaña ? no con el de realis- 
tas , tampoco con el de constitucionales , y sí solo con el de 
mediadores", he aquí el secreto del entusiasmo con que fueron 
reí bí dos en España. La nación necesitaba un mediador^ el ejér- 
cito francés se declaró tal en todos sus actos, y los pueblos y 
los mismos generales constitucionales lo creyeron. Así fué co- 
mo hallaron buen recibimiento en vez de, resistencia , y como 
pudieron perpetrar la negra alevosía de entronizar un partido 
siendo que la nación solo los había recibido con los brazos 
abiertos para que sofocasen todos los partidos , la salvasen de 
la guerra civil , y cooperasen á darla un gobierno de concilia- 
ción general , de paz y de dulzura. 

£1 20 de mayo fué derrotado junto á Madrid D. Jorge Bes- 
sieres, que quería probar otra tentativa contra la capital, pero 
el 23 entraron en ella los Franceses por capitulación , porque 
los pueblos confiaban masen el estranjero que se les presen- 
taba como mediador , que no en un partido. Pero al dia si- 
guiente se conoció ya que dar entrada á aquellos era consumar 
el triunfo de este, y las ilusiones de los verdaderos españoles 
se disiparon como el humo. Creóse una regencia , armáronse 
cuerpos de realistas, y se empezó á organizar la restauración. 

Entonces acabó de desalentar á los liberales de opiniones sa« 
bias y prudentes el violento paso de privar en Sevilla al Rey de 



LIB. X. GAP. XIV* 109 

SU autoridad para trasladarle por fuerza á Cádiz. Los genera- 
les coQstilucioDales capitulaban casi sin pelear : Murillo lo 
efectuó el 14 de julio y Ballesteros el 4 de agosto \ el ejército 
de Cataluña fué el que por mas tiempo resistió. En vano Riego 
salió de Cádiz para formar un nücleo del resto de las tropaa 
coostitn Clónales, la flor de estas pereció en Sierra Morena , y 
aquel caudillo cayó en manos de sus enemigos, r^uevo baldón 
para los Franceses ! se proclamaban conciliadores ^ y no qui- 
sieron impedir que se asesinase jurídicamente á un general 
eoemigo. Riego pereció el 7 de noviembre en un cadalso. 

ELabian los Franceses puesto cerco á Cádiz y estrechádole ca* 
da día mas ; y conociendo las Cortes que mas prolongada re- 
sistencia solo podía acarrear la completa destrucción de aque- 
lla ciudad comercial , se disolvieron el día 27 de setiembre. £l 
I* de octubre se dio libertad á S. M. para que saliese de Cádiz, 
y no bien estuvo en el Puerto de Santa María , cuando resta- 
bleció las cosas al estado que tenian á principios de marzo de 
ÍSÍO. £n breve las tropas francesas ocuparon la plaza de Cá- 
diz , y todas las demás de la Península que aun se resistían. 
Así se consumó como obra de un relámpago la restauración 
por el engaño de los Franceses ; y esta fué la campaña de 1823, 
qae no es honrosa para los Franceses, para los Realistas, ni 
para los Constitucionales. 

Después de su paseo militar, la mayor parte de las tropas 
francesas se restituyeron á su pais, y solo quedaron algunas de 
guarnición en varias plazas de la Península, singularmente las 
marítimas, porque esto interesaba á los que socolor de paz 
derramaron por la Península los géneros franceses, y mantu- 
vieron paralizada por algunos anos nuestra naciente industria. 
Pobres políticos, si bíenque buenos especuladores , creían ha- 
ber pacificado la Penínsulay no habían hecho mas que concen- 
trar el odio en Jos corazones para que algún dia estallase con 
mas furia. 



i 10 BMTOBIA BB MVAÍA. 



Ca))ttul0 XV. 



Aelof de la veftanraoMii* TaMéf. MtMimtt, ftevantaBnenlo de €•• 
taloÍM* Mamrtm de le Reine Aroelie* Sipedúáe» de Berredac. 0e- 

rogedoo de le ley Sálíoe. 

1824. Eli primer acto de la restauración fué crear comÍBioDes mi- 
litares ejecutivas y permanentes; el 6ef;undo reponer en su an- 
tiguo estado las comunidades religiosas, j el tercero sujetará 
purificación á todos los empleados: Fernando debia obedecer 
sumiso al partido que le acababa de entronizar. Emigrados los 
constitucionales mas comprometidos , todo volvió al ser del 
ano, 1814. No es estraño pues, que también como entonces tu- 
viesen lugar tentativas para restablecer el sistema constitucio- 
nal : tal fué la de Váidas , que el 6 de agosto : desembarcó en 
Tarifa, donde se defendieron sus tropas con valentía ; pero, 
acudieron al momento las tropas francesas y las realistas , y al 
fio tuvieron aquellas que sucumbir. 

1825 ^^ ^^^ siguiente tuvo lugar otra tentativa , mas no de la mis- 
' roa especie. Jorge Bessieres, realista acérrimo , se declaró coo- 
tra el gobierno porque no le suponía aun bastante en su cuerda 
dirigióse á Guadalajara , reunió gente, y amenazó á la Espaoa 
con una nueva guerra civil. Mas esta duró poco , pues habiéD- 
dose destinado en persecución de Jorge Bessieres al Conde de 
España , se logró su prisión y se le condenó á muerte. 

1826. ^" ®' *^^ ^^ ^^^^ ^^ intentó de nuevo restablecer el sistema 
constitucional , pero tampoco coo fruto. Efectuóse un desem- 
barco en la costa de Valencia , y se acometió el pueblo de 
Guardamar; pero acudiendo en breve los realistas, quedó 
desbaratado el proyecto , y efíanisado el poder absoluto en sus 
goces. 

Un motivo de alarma tuvo sin embargo con la noticia del 
nuevo orden de cosas establecido en Portugal , á consecuencia 
de haberse publicado en el Brasil la Carta constitucional. Reu- 
nióse pues un ejército en la raya de aquel reino para evitar 
la propagación de los principios constitucionales. 

1827. ^^^^ ^^ nuevo gobierno estaba destinado á sufrir embales 



U». 1^. QAf, xy. tu 

(le distípta natar«l«sii« No bieo «e babia iranquílícado por la 
parte de Portugal cuaodo tuvo nolícia del leTaotamiento át 
CataiuS9. Igoóra»e quíeo proniQvíó e»la nutva crisis, pero si 
se sabe que á los sublevados sa daba al nombre de Carlistas 
[Carlins)^ que reu Dieron UD niimaro considerable de gente , y 
qae estaba próxima otra nueva guerra civil. Iba esta á princí* 
piarcoo encaroizamiento, cuaodo determinó el Rey pasará 
Cataluña para sosegar por sí mismo los ánimos. £1 93 de se* 
tiembre salió para Tarragona, y en efecto bastó sn presencia 
para probar á los ilnsos que no estaba oprimido como se lea 
decía, sino muy libre. Concedió indulto general, y confiadoa 
en su palabra acudieron á Tarragona los principales gefes : 
pero no les valió la palabra de un Rey , pues la mayor parto 
sufrieron la pena de muerte. Dicen que el fin justifica los me- 
dios; en todo caso justificaria los necesai*ios , mas no los eruc- 
té inütiles. Ello es que la Cataluña quedó pacificada , y el 
^ey después de haber recorrido el Aragón , la Tfavarra y las 
pro?ÍDcias Vascongadas pudo restituirse á Madrid , á donde 
llegó el dia 1 1 de agosto de 1828. 1828. 

£i hecho mas notable de este año es que en él evacuaron los 
Franceses las plaaas que todavía ocupaban en el reino , que- 
dando de esta suerte cerrado en gran parte el escandaloso coo< 
trabando que por ellas hacian. Es de suponer cual debía ser el 
estado de la España, víctima de discordias intestinas, cuyo 
germen fermentaba todavía en su seno , sin marina , y casi sin 
comercio á causa de los piratas americanos y berberiscos : á 
pesar de esto, nuestro gobierno, por pretensiones justas ó in- 
justas de los subditos ingleses, convino en indemnizarlos con 
un desembolso de setecientas mil libras esterlinas , y al gobier. 
no francés, por la permanencia de sus tropas en España, se 
le reconoció un crédito de ochenta millones de francos. 

£o 1820 tuvo la nación que llorar dos desastres: primero, 1829. 
ci ocasionado por los terremotos deOrihuela, y otros pueblos 
de Murcia y Valencia, y segundo el mal éxito de la espedlcion 
de Don Isidro Barradas que desembarcó en Tampico el 27 de 
JQÜo después de haber salido de la Habana el dia 4 del mismu 
Oles. Llevaba consigo unos cuatro mil hombres , que fueron 
otros tantos sacrifieados : entonces debió convencerse el go* 

Wnode que la reconquista de América era imposible, y que 



tl2 HISTaBIA »B KM^AÜA. 

la que reiclaaiaba una oondoela pradente era abrirá nuestro 
moribundo comercio una senda lucrativa. 

El 17 de mayo murió en Araojnez la reina Doña María Jose- 
fa A^malia , virtuosa y sobre manera devota. 

No tuvo de ella sucesión el Monarca , y se pensó desde lue- 
go en procurarle una nueva esposa , que diese á EspaSa la so- 
cesión directa que tanto se anhelaba. Se puso los ojos en Dona 
María Cristina de Borbon, hija^de los Reyes de las Dos Sicilias 
y sus mismos padres accediendo á la demanda quisieron acora- 
pañarla á España. El 11 de diciembre llegaron á Madrid, y el 
mismo día se efectuaron los desposorios. 
1830. Al cabo de pocos meses se anunció que la Reina estaba en 
cinta , y se ventiló una cuestión de sumo interés. Encaso de 
dar á luz una niña , y de morir sin otra sucesión el Monarca , 
¿debía sucederle aquella según la ley inmemorial de la Monar- 
quía, ó el príncipe varón mas inmediato de la sangre según la 
pragmática de 10 de mayo de 1713 publicada por Felipe Y? 
Meditada profundamente esta cuestión , se publicó el 29 de 
marzo de 1830 la siguiente pragmática sanción : 

«Don Fernando YII , etc., etc., etc. Sabed : Que en las cor- 
tes que se celebraron en mi palacio del Buen Retiro el año de 
1789 se trató á propuesta del Rey mi augusto Padre, que está 
en gloria , de la necesidad y conveniencia de hacer observar el 
método regular establecido en las leyes del reino , y por la cos- 
tumbre inmemorial de suceder en la corona de España con 
preferencia de mayor á menor, y de váron á hembra dentro 
de las respectivas líneas por su orden ; y teniendo presente los 
inmensos bienes que de su observancia por mas de setecientos 
años habta reportado esta Monarquía , así como los motivos j 
circunstancias eventuales que contribuyeron á la reforma de- 
cretada por el auto acordado de ID de mayo de 1713, elevaron 
á sus Reales manos una petición con fecha de 30 de setiembre 
del referido año de 1789, hacietado mérito de las grandes uti- 
lidades que hablan venido al reino, ya antes, ya particular- 
mente después de la reunión de las coronas de Castilla y Ara- 
gón por el orden de suceder, señalado en la ley 2.* título 15 
partida 2.*, y suplicándole que sin embargo de la novedad he- 
cha en el citado auto acordado , tuviese á bien mandar se ob- 
servase y guardase perpetuamente en la •sucesión de la Monar- 



LIB. X. GAP. XV. 118 

quía dicha costumbre inmemorial , atestigaada en la citada 
ley , como siempre se habia observado y guardado , publican- 
dose pragmática sanción como ley hecha y formada en cortes 
por la cual constase esta resolución , y la derogación de dicho 
auto acordado. A esta petición se dignó el Rey mi augusto pa* 
dre resolver como lo pedia el reino , decretando á la consulta 
con que la junta de asistentes á cortes, gobernador y ministros 
de mi Real cámara de Castilla acompañaron' la petición de las 
cortes, a Que había tomado la resolución correspondiente á la 
citada súplica.» Pero mandando que por entonces se guardase 
el mayor secreto por convenir así á su servicio , y en el decre- 
to á que se refiere. «Que mandaba espedir á los de su consejo 
la pragmática sanción que en tales casos se acostumbra.» Para 
eo su caso pasaron las cortes á la vía reservada copia certificada 
de la citada süpl¡ca> y demás concerniente á ella por conducto 
de su presidente Conde de Campomanes gobernador del con- 
sejo ; y se publicó todo en las cortes con la reserva encargada. 
Las turbaciones que agitaron la £uropa en aquellos años , y 
las que esperimentó después la Península , no permitieron la 
ejecución de estos importantes designios , que requerían dias 
mas serenos.. Y habiéndose restablecido -felizmente , por la mi- 
sericordia Divina , la paz y el buen orden de que tanto necesi- 
^bao mis amados pueblos ; después de haber examinado este 
grave negocio , y oído el dictamen de ministros celosos de 
mi servicio y del bien público , por mi Real decreto , dirigi- 
do al mi consejo en 26 del presente mes , he venido en man- 
darle que con presencia de la petición original , de lo resuelto 
áella por el Rey mi muy querido padre, y de la certificación 
de los escribanos mayores de cortes , cuyos documentos se le 
lian acompañado, publique inmediatamente ley y pragmática, 
en la forma pedida y otorgada. Publicado aquel en el mismo 
mi consejo pleno , con asistencia de mis dos fiscales, y oídos 
ia voce , en el día 27 de este mismo mes acordó su cumplimien- 
to, y espedir la presente en fuerza de ley y pragmática san- 
ción , como hecha y promulgada en cortes. Por lo cual mando 
se observe, guarde y cumpla perpetuamente el literal conte- 
nido de la ley 2.' tít. 15 partida 2.', según la petición de las 
corles celebradas en mi palacio de Buen Retiro , en el año de 
1789 que queda referido cuyo tenor literal es el siguiente. 

TOMO X. 8 



114 HISTOftlA ME B8PAÑA. 

«MayoHa es nascer príoaero , es mny gran I seBal de amor 
que nuestro Dios á los fijos de los Reyes^ á aquellos que la da 
entre los otros sus bermauos que fHiseen después d^l: ca aquel 
á quien esta honra quier facer» bien da á entender quel ade- ; 
lanta ec le pone sobre los otros porque lo deben obedesceret 
guardar así cooio á padre et á señor. Et que esto sea verdat 
pruébase por tres razones: la primera naturalmente, la se- 
gunda por ley, la tercera por costumbre : ca segunt natura 
pues que el padre é la madre cobdician haber linage que here- 
de lo suyo, aquel que primerb nasce, et llega mas aína pan , 
complir lo que ellos desean , por derecho debe ser mas amado 
de ellos , et él lo debe haber : et según ley , se prueba por lo ^ 
que díxo nuestro seSor Dios á Abrabam, cuando le mandóco- 
mo probándolo , que tomase su hijo Isaac el primero, que 
mucho amaba , et le degollase por amor del ; et esto le díxo 
por dos razones : la una porque aquel era fijo que el amaba asi 
como á sí mesmo por lo que de suso díiimos ; la otra porqae 
Dios le había escogido por santo quando quiso que nasciese 
primero , et por eso le mandó que de aquel le fícíese sacrificiOf 
ca según él díxo á Moisen en la vieja ley, todo másenlo que 
nasciese primerafnente serte -llamado cosa santa de Dios : et 
que los hermanos le deben tener en logar de padre se aiuestra 
porque él ha mas días que ellos , et veno primero al mundo; 
et quel han de obedescer como á señor » se prueba en las pala- 
bras que díxo Isaac á Jacob su fijo cuando le dio la bendición, 
cMydaodo que él era mayor : tú serás señor de tus hermanos, 
et ante tí se tornarán los fijos de tu padre, et al que bendigeres 
será bendicho , et al que maldigíeres cayerle ha la maldición : 
onde por todas estas palabras se da á entender que el fijo 
mayor ha poder sobre los otros sus hermanos así como padre 
et señor , et que ellos en aquel logar le deben tener. Otrosí se- 
gunt antigua costumbre , como quier que los padres comu' 
nal mente habiendo píedat de los otros fijos non quisieron que 
el mayor lo hobíese todo , mas que cada uno de ellos hobiese 
su parte; pero con todo eso los homes sabios é entendudoi 
catando el pro comunal de todos, et conosciendo que esta par 
ticion non se podría facer en los regnos que destroidos noi 
fuesen , segunt nuestro señor Jesucristo dixo que todo regnc 
partido estragado serie , tuvieron por derecho aquel segnoríc 



LIB. X. GAP. XX. i 15 

del regno noD lo hobiese sínon e) fijo mayor después de la 
iBiierle de sa padre. £t esto usaron siempre en todas las tier- 
ras del nmodo do el seSorío hobíeron por lioage , et mayor-* 
Httote en £spana: ca por escusar roucbos males que aeaesde* 
roo et podrien aun ser feechos posíeron que el seSorío del 
regDo heredasen siempre aquellos que viniesen por línea dere- 
cha, et por ende estableseieron que si fijo varón hi non be- 
biese, la fija mayor heredase el regno , et aun mandaron qne 
sí el fijo mayor moriese antes qne heredase « si dejase fijo ó fija 
que hobiese de su Booger legítima , que aquel ó aquella lo ho- 
biese, et non otro ninguno; pero si todos estos fallesciesen 
debe heredar el regno el mas proptnco pariente que hi hobie- 
se, seyendo borne para ello et non habiendo fecho cosa por que 
lo debiese perder. Onde por todas estas eosas es el pueblo 
tenudo de guardar el fijo mayor del Rey ca de otra guisa non 
podría ser el Rey complidamente guarcMo , si ellos así non 
guardasen el regno; et por ende qualquier que contra esto 
fesciese ^ farie traiscion conoscida et debe haber tal pena co- 
mo de suso et dieha de aquellos que desconoscen señoría al 
Kcy.» 

Mientras esto pasaba en España tenia logar en Francia la re- 
Toincion de julio. £ii vano quiso el gobierno resistir con tesón; 
eo vano la metralla harria las calles de la capital del mundo ci- 
TÍlizado : tres dias doró la lucha mortal, y al cabo triunfó el 
pueblo, y Carlos X tuvo que bajar del trono é ir á mendigar 
BD asilo en país estranjero. Entonces fué coronada la rama 
^Orleans. 

Atónita la Europa iba acaso á desplomarse sobre la Francia ; 
pero la revolución tenia á la mano la propaganda , y mientras 
<leana parte enviaba agentes y alentaba á los emigrados espa- 
ñoles para que entrasen á mano armada en la Península , de 
otra wblevaba los Países-Bajos , creaba la Bélgica , y en la mis- 
ina frontera de la Rusia hacia dar á la Polonia su memorable 
S^ito de independencia que á duras costas pudo sofocar el Au- 
tócrata de las Rusias. No fué afortunada la tentativa hecha por 
Hioa ea la frontera de Navarra , y tuvo que desistir de su io- 
teato. 

Ilttevos esfuerzos hicieron este año los constitucionales para lasi. 
<loiQÍoar en España; pero tuvieron un desastroso fin. El día 1**. 



116 HISTORIA DB B8PAÑA. 

de diciembre salieron de Gibraltar dos barcas con unos sesen- 
ta emigrados españoles ; desembarcaron en el punto llamado 
la Fraoglrola , y se internaron en ei país ; mas , no habiendo 
encontrado la protección que se prometían de parte del paisa- 
naje , tuvieron que rendirse á los ¡realistas y fueron sacrifica- 
dos sin compasión. 
1882. Fecundo sobre manera en acontecimientos debia ser el año 
de 1832. 

Desde el año 1830 , en que nació Doña Isabel de Borbon , lu- 
chaban en el seno de la corte dos grandes partidos : uno , de 
los afectos á un sistema de gobierno moderado y de reformas, 
los cuales anhelaban que tuviese completo efecto la pragmáti- 
ca sanción de aquel año ; y otros , partidarios del sistema en- 
tronizado en 1823, que deseaban que en caso de morir Fernan- 
do Vil sin hijo varón pasase la corona al infanteíDon Carlos , 
adicto por demás á sus ideas. En el último tercio del año 1832 
enfermó de peligro el Monarca , y viendo acercarse el trance, 
unos y otros aumentaron sus esfuerzos , los primeros para 
defender la ley sancionada ,^'y los segundos para revocarla. 
Triunfaron estos por un momento, cuando el Rey estaba mo- 
ribundo ; mas como volviese en su acuerdo , dio al instatite por 
nula la revocación de la pragmática sanción de 1830 , que ha- 
hia firmado en momento de exaltación febril, y mientras con- 
tinuaba su convalecencia dio el derecho de espedir los nego- 
cios á su augusta esposa. 

Los momentos de crisis habian pasado ya , pero era menes- 
ter aprovechar la victoria. Y¡ como IDon Garlos tenia de su 
parte gran numero de los partidarios de un régimen monár- 
quico absoluto y rigoroso, y la Reina tenia de la suya á los ami- 
gos de reformas, fué preciso que esta animase á su partido y 
procurase aumentarle para asegurar el éxito. Los principales 
medios de que se valió fueron la mudanza de ministerio , la 
apertura de las universidades que estaban cerradas desde 1830, 
cosa que le grangeó el afecto de toda la juventud , y el decreto 
de amnistía publicado el veinte de octubre, cuyo contexto es el 
siguiente: «Nada hay mas propio de un corazón magnánimo y 
religioso, amante de sus pueblos y reconocido é los fervorosos 
votos con que incesantemente imploraban de la misericordia 
divina su mejoría y restablecimiento, ni cosa'alguña mas grata 



LIB. X. CAP. XV. U7 

á la seasibilidad del Rey que el olvido de las debilidades de los 
que mas por imitación que por perversidad y protervia , se es- 
traviaroQ de los caminos de ia^; lealtad, sumisión y respeto á 
qaeerao obligados y en que siempre se distinguieron. De este 
olvido, de la innata bondad con que el Rey desea acoger bajo 
el manto glorioso de su beneficencia á todos sus hijos, hacer- 
les part¡cipantes[de sus gracias y liberalidades,, restituirlos al 
seao de sos familias , librarlos del duro' yugo á que los ataban 
las privaciones propias de habitar en pais desconocido , de es- 
tas consideraciones , y de lo que es mas , del recuerdo de que 
soD españoles ha]de nacer su profundo , cordial y sincero re- 
cooocímiento.á la grandeza y amabilidad de que proceda ; y á 
la gloriosa ternura que me cabe en publicar estas generosas 
bondades , es consiguiente el gozo que por ellasjjme posee. 
Guiada pues de tan lisonjeras ideas y esperanzas*, en uso de 
las facultades que mi muy caro y amado Esposo me tiene con- 
feridas, y conforme en todo á su voluntad, concedo la amnis- 
tía mas general y completa de cuantas hasta el presente han 
dispensado los reyes á todos los que hasta aquí han sido perse- 
guidos como reos de Estado, cualquiera que sea el nombre con 
que se hubieren {distinguido y señalado , esceptuando de este 
rasgo benéfico^ bien á pesar mío', los que tuvieron la desgra- 
cia de votar la destitución del Rey ^en Sevilla, y los que han 
acaudillado fuerza armada contra su soberanía. Ten dréisl o en- 
tendido y dispondréis io conveniente á su cumplimiento, etc. 

Desde este momento empezó á declararse abiertamente el 
partido que estaba pronto á defender los derechos de Doña 
Isabel deBorbon, y por el contrario principió á trabajar ocul- 
tamente para el logro de sus fines el que protegía al infante 
Don Garlos. Durante los dias de peligro de la enfermedad del 
Rey se habia escrito á todos los capitanes generales del reino 
para que manifestasen por que partido se declararían , y como 
fuesen ambiguas las respuestas de algunos ¡de ellos, se les se- 
paró á pocos dias de sus destinos. 

Organizados ya los dos partidos, debía cada cual procurarse 
mayor número de defensores. Cea Bermudez estaba al frente 
del ministerio , y conociendo que ladearse enteramente hacia 
el partido constitucional era dar á Don Carlos todos los ami- 
gos del poder monárquico soberano, probó á grangearse su 



llá HISTORIA DE E8FAIÍA. 

estimación trazando una línea de política semejante á la de los 
tiempos de Carlos III en su famosa circular de 3 de diciembre 
de 1¿32. « La línea política , decía , interior y estertor que el 
Rey nuestro señor tenia trazada á su gobierno habia produci* 
do ya algunas ventajas á la Monarquía , é infundido á toda la 
Europa una justa conñanza en los principios que guiabao 
á S. M. Adherido á ellos por deber y por convencimiento, es 
bien notorJo que los tomé constantemente por norma en el 
ejercicio de mis funciones cuando por la primera vez se dig- 
nó S. M. elevarme al importante puesto que hoy me confía de 
nuevo. Parecía , pues, ocioso volver ahora á esponerlos á Y.; 
pero, habiendo llegado á noticia de la Reina nuestra señora 
que de poco tiempo á esta parte han cundido en los países es- 
tranjeros ideas equivocadas acerca del actual estado de cosas 
en España , atribuyéndose á su gobierno miras que nunca ha 
tenido, y suponiéndole la intención de variar de sistema .,S.M. 
deseosa de desvanecer por los medios que están á su alcance 
estos errores, para evitar las perniciosas consecuencias que, 
si se acreditasen , pudieran acarrear , se ha servido ordenarme 
haga á V. una clara y sencilla manifestación de la marcha inva- 
riable que de conformidad con la espresa voluntad del Rey, su 
augusto esposo, está firmemente resuelta á seguir, así en la 
administración del reino como en las relaciones con nuestros 
aliados y amigos. 

« De los actos recientes del gobierno el que con mas partica- 
laridad ha sido objeto de falsas ó exageradas interpretaciones, 
es precisamente el que mas realza la innata piedad de nuestros 
amados Soberanos ; aquella virtud en cuyo ejercicio mas se 
complacen , y á la que no ponen otros límites que los que exi- 
gen la vindicta pública y la seguridad del estado. Habrá V. ja 
colegido que hago alusión al Real decreto de amnistía de 15 de 
octubre último. 

« La Reina nuestra señora está decidida á llevarle á debido j 
cumplido efecto, con una perseverancia igual al espíritu de 
generosidad que le ha dictado ; y al paso que halla la mas dul- 
ce recompensa en enjugar las lágrimas de aquellos á quienes 
abre las puertas de la patria , no duda que corresponderán á 
su maternal bondad agradecidos y leales. 

«Ni se han circunscrito á esta medida las imputaciones ín* 



LIB. X. GAP. XV. 119 

iaodadas. La censura se ba esiendido á otras providencias dic- 
tadas por S. M. coo solo el designio da promover la unión t la 
concordia y la felicidad de sus pueblos. Y aun el temor de al- 
gttDOs hombres bien intencionados ha llegado hasta el estre- 
no de recelar que la forma y las instituciones de la Monarquía 
iiao á sufrir un cambio total; que la España en fin había he- 
cho alianza coo la revolución. 

< Como nada está mas lejos de su Keal ánimo, la Reina nueí^. 
Ira señora no podía mostrarse indiferente á este estravío de la 
opioipn pública. S. M. no ignora que el mejor gobierno para 
ana nación es aquel que mas se adapta á su índole , sus usos y 
costumbres , y la España ha hecho ver reiteradamente y de un 
modo inequívoco lo que bajo este respecto roas apetece y mas 
]e conviene. Su religión en todo su esplendor; sus reyes legíti- 
mos en toda la plenitud de su autoridad; su completa índe- 
pendeocia política; sus antiguas leyes fundamentales ; la recta 
administración de justicia y el sosiego interior, que hace flo- 
recer la agricultura , el comercio, la industria y las artes, son 
los bienes que anhela el pueblo español. 

«La Reina nuestra señora quiere y se promete asegurarle el 
goce de estos bienes; y todos sus desvelos se eucaminarán 
coostan temen te al logro de tan grande fin , sin esponer el reí- 
oo, como janeas le espondrá , á los violentos sacudimientos y 
eoQsiguientes calamidades que arrastra en pos de sí la aplica- 
ción de unas teorías que la nación ha aprendido á mirar con 
horror, escarmentada por el funesto ensayo que de ellas ha 
hecho en dos diversas ocasiones. 

«Por tanto S. M. la Reina , conservando las bases que la sa- 
biduría del Rey nuestro señor ha sentado como reglas fijas de 
SQ gobierno ; y persuadida de que los Españoles fundan uq no- 
ble orgullo en ser , á todo trance, fíeles á sus Soberanos y su- 
misos á las leyes , se declara enemiga irreconciliable de toda 
iflDovacion religiosa ó política que se intente suscitar en el rei- 
no, ó introducir de fuera para trastornar el orden establecido, 
cualquiera que sea la divisa ó pretexto con que el espíritu de 
partido pretenda encubrir sus criminales intentos. Mas no 
por eso debe entenderse que S. M. se negará á adoptar en los 
diferentes ramos de la administración pública , aquellas naejo- 
^ que la sana política , la ilustración y los consejos de hom- 



120 HIBTOBIA DB BSP&lfA. 

bres sabios y yerdaderamente amantes de so patria índiqoea 
como provechosas; así como, reconociendo que la perfección 
solo es dada al supremo Criador , y que todo lo que sale de lai 
manos de los hombres es incompleto y S. M. que solo se pro! 
pone el acierto, no repugnará tampoco el revocar ó modíficd 
sus providencias cuando la esperiencia le demuestre su iosofi^ 
ciencia ó desventajas. ' 

« Tales son las máximas inalterables que la Reina nuestd 
señora seguirá en el régimen interior del reino. Con la misma 
solícita constancia observará S. M. las que el Rey tiene sabia^ 
mente establecidas respecto á las relaciones diplomáticas de U 
España con las naciones estranjeras. 

«Estas máximas forman un sistema de política tan justa, 
sencilla y franca , que gana en ser escudriñada. Es tan escen- 
ta de ambición y de todo género de interés esclusivo , que se 
aviene perfectamente con cuanto puede conducir á mantener 
y estrechar la amistad y buena inteligencia con todos los ga- 
binetes. 

«Escrupulosa observadora de los empeños contraidos, y 
respetando la independencia agena, la España aspira úoica- 
mente á que las otras potencias continúen guardando con ella 
la fe de los tratados, y á que su independencia sea igualmente 
respetada. Y como todos los gobiernos le dirigen cordiales es- 
presiones de amistad, confía que no cesarán de multiplicarse 
los testimonios de buena voluntad y afecto que obtiene de 
sus aliados, en cambio de su lealtad y del esmero con que se 
aplicará á grangearse su aprecio y confianza. 

« Conservando así la paz interior y esteríor podrá dedicarse 
con entero desahogo á estender sus relaciones mercantiles ba- 
jo un pie de recíproca utilidad con todas las naciones, y espe- 
cialmente con aquellas que por su posición , por los progresos 
de su industria y por otras consideraciones ofrezcan al efecto 
mayores facilidades fomentando la esportacion de las nume- 
rosas y variadas producciones de nuestro suelo privilegiado. 

« La única cuestión política que de algún tiempo á esta parte 
ha inquietado al gabinete español , por lo muy inmediatamen- 
te interesado que está en su pronta solución , es la deplorable 
lucha empeñada entre los dos Príncipes de la casa Real de Bra- 
ganza. S. M. no se desviará en esta cuestión de la marcha que 



LIB. X. GAF. XV. 131 

ba seguido hasta aquí. La perfecta neutralidad que ha prome- 
tido guardar^ no será quebrantada ; y aplicando á este caso sos 
ya enunciados principios de respetar el derecho de la indepen- 
deocia de las naciones , no intervendrá en el conflicto mien- 
tras que todos los demás gabinetes observen la misma conducta 
coD respecto á Portugal ; y las repetidas y solemnes promesas 
que S. M. ba tenido la satisfacción de recibir de la Inglaterra y 
de la Francia, de que por su parte no infringirán la cotí venida 
Dentralidad , alejan todo motivo de recelo de nuevas conkpli- 
eaciones en este desagradable negocio. 

«Finalmente, la buena fe y la ft anqueza, que han sido s¡em« 
pre el carácter distintivo del gabinete español , y que la Reina 
Doestra Señora quiere que sigan siéndplo ahora mas que nun* 
ca , son otros tantos garantes de que las demás naciones ha« 
Harán en la España una potencia, bien que independiente, firme 
y constante en su amistad , cuyas relaciones serán ventajosas 
á la par que sólidas , y que estará dispuesta á coadyuvar , en 
cnanto esté de su parte, al mantenimiento de la paz general, 
que forma el objeto de los deseos y afanes de todos los sobe- 
ranos. 

«Lo que digo á Y. de Real orden , á fin de que estas preven- 
ciones^ y aclaraciones le sirvan siempre de norma, ya para réc<» 
tifícar por todos los medios que estén al alcance de Y. cual- 
quier errado concepto que se haya podido formar en ese pai» 
en estos últimos tiempos , respecto á la verdadera situación 
de la Fspaña y miras de su gobierno, y ya para todos los casos 
en que convenga que Y. haga uso de ellas en el cfrcolo de sus 
atribociones; en la inteligencia de que este despacho ha sido 
leído y unánimemente aprobado en el consejo de Ministros , y 
qae la Reina nuestra Señora se ha dignado presidir en persona. 

«Dios guarde á Y. muchos años. Madrid 3 de diciembre 
de 1832. — Firmado. — Fratilcisco de Cea Bermudez.» 

La posteridad dirá algún día que Cea Bermudez obrd en 
aquellos momentos como ministro cuerdo, que tiende prime- 
ro á consolidar antes que á desarrollar. 

£1 31 de diciembre se publicó I9 declaración del Rey relativa 
álos acontecimientos de la Granja. Es menester oirlos de la 
)>oca del mismo Monarca. — « Sorprendido , dice , mi Real áni- 
mo en los momentos de agonía á que me condujo la grave en* 



121 HI810AIA OB CSFAlíA. 

fermedad , de qué me ha salvado prodígíosameote la divina 
misericordia , firmé nn decreto derogando la pragmática sao- 
cioo de 29 de marzo de 1830 , decretada por mi augusto padre 
á petición de las Cortes de 1789 , para restablecer la sucesión 
regalar eu la corona de España. La turbación y congoja de ua 
estado , en que por instantes se me iba acabando la yida , iodi- 
carian sobradamente la indeliberación de aquel acto , si no la 
manifestasen su naturaleza y sus efectos. Ni como Rej pudiera 
Yo destruir las leyes fundamentales del reino , cuyo restable- 
cimiento habia publicado, ni como padre pudiera con voluntad 
libre despojar de tan augustos y legítimos derechos á mi des- 
cendencia. Hombres desleales é ilusos cercuron mi lecho, y 
abasando de mi amor y del de mí muy cara Esposa á Ips Espa- 
ñoles aumentaron su aflicción y la amargura de mí estado, 
as^u raudo que el reino entero estaba contra la observancia 
de la pragmática , y ponderando los torrentes de sangre y h 
desolación que hal:^a de producir si no quedase derogada. Es- 
te anuncio atroz , hecho en las circunstancias en que es mas 
debida la verdad por las personas mas obligadas á decírmela, 
y cuando no me era dado tiempo ni sazón de justificar su cer- 
teza y consternó mi fatigado espíritu y absorbió lo que me res- 
taba de inteligencia, para no pensar en otra cosa que en la paz 
y conservación de mis pueblos , haciendo en cuanto dependía 
de Mí este gran sacrificio , como dije en el mismo decreto , á 
la tranquilidad de la nación española. La perfidia consumó la 
horrible trama que había principiado la seducción : y en aquel 
día se estendieron certificaciones de lo actuado, con inserción 
del decreto , quebrantando alevosamente el sigilo que en el 
mismo y de palabra mandé que se guardase sobre el asunto 
basta después de mi fallecimiento. Instruido ahora de la false- 
dad con que se calumnió la lealtad de mis amados Españoles, 
fieles siempre á la descendencia de frus r^es , bien persuadido 
de que no está en mi poder , ni en mis deseos « derogar la YS^• 
memorial costumbre de la sucesión establecida por los siglos» 
sancionada por la ley , afianzada por las ilustres heroínas quo 
me precedieron en el trono y solidtada por el voto unáoifii^ 
de los reinos , y libre en este dia de U ¡afUieocia y coaccioa <i6 
aquellas funestas circunstancias : declaro solemoemente de 
plena voluntad y propio movimiento, que el decreto ütn^^ 



I4B X. CAP. XV. 131 

eD las angustias de mi enfermedad fué arrancado de Mí por 
sorpresa ; que fué un efecto de los falsos terrores con que so- 
brecogieron mi ánimo ; y que es nulo y de ningún valor sien- 
do opuesto á las leyes fundamentales de la Monarquía « y á las 
obligaciones que como Rey y como padre debo á mi descen- 
dencia. En mi palacio de Madrid áll dias de diciembre de 1833. 

Entretanto en Portugal estaba ya empeñada la guerra civil, 
qoe debia después estenderse á España mas terrible y san- 
grienta. Habiendo perdido Don Pe€b*o el trono del Brasil, peno- 
so en destronar á su hermano Don Miguel, que ocupaba el de 
Portugal. Para la empresa contaba con todos los portugueses 
amigos de reformas, y con el auxilio de la Francia y de la In- 
glaterra. Era pues probable su triunfo, y así sucedió , si bien 
qae después de algunos años de guerra y de desolación. 

Fernando Vil iba restableciéndose de su enfermedad , pero 1833. 
todo daba indicios para creer que su mal no cedería entera* 
mente á ningún remedio , y que si le sobrevenía otro ataque 
imprevisto peligrarla su vida. Hacíase de consiguiente forzoso 
activar una ceremonia celebrada e» España de tiempo inme- 
morial , y que era propia para entusiasmar los ánimos ; tal era 
la jara de Doña Isabel de Borbon como princesa de Asturias. 
Verificóse este acto solemne el día 20 de junio de 1833 entre 
fiestas y regocijos ptiblicos, que debían repetirse en todos los 
ángulos de la Monarquía. £i acto solemne tuvo lugar del mo- 
do siguiente , según Jos pormeoores dados por los papeles pú- 
blicos : — La iglesia donde debia celebrarse la augusta cere- 
mooia se hallaba magnífica y vistosamente colgada de raso de 
varios colores con increíble profusión de adornos de oro , y 
ocupaba el crucero un tablado cubierto de riquísima alfom- 
bra. En el mismo crucero y al lado del evangelio, se babia des- 
tinado una tribuna para lasSermas. Sras. Infantas, y el cuerpo 
de la iglesia sus tribunas bajas j cuatro altas para los persona- 
jes convidados á presenciar el acto solemne , entre las cuales 
se distinguían en las primeras del primer piso al lado de la 
epístola al señor presi<leote del consejo y secretario del des- 
pacho : y en la de enfrente los Excmos. señores embajadores 
y ministros estraujeros. A las diez y media las müsicas y mar- 
chas marciales, cuyo alegre estruendo se confundía en «Lairo 
con innumerables vivas á SS. MM. intérpretes del júbilo uoi-> 



124 HISTOftlA DB CSPAi^A. 

versal anuDciaron la proximidad de los augustos Soberanos; 
poco después se vio entrar efectivamente la comitiva por la 
puerta del presbiterio , eo la forma siguiente : abrían la mar- 
cha cuatro porteros de cámara , con el aposentador de pala- 
cío y dos alcaldes de casa y corte. Seguían los gentiles hombres 
de boca y casa que fueron á colocarse en pie detrás del sitío 
destinado para los grandes de España : los procuradores délas 
ciudades y viHas, que tomaron puesto en unos bancos situados 
en ambos lados á lo largo del cuerpo de la iglesia , dejando de- 
socupadas las cabeceras de dichos bancos : la del lado de la 
epístola para los grandes de España y títulos , y la del evange- 
lio para los prelados, escepto los procuradores de la ciudad 
de Toledo , que tomaron asiento en un banco travesero al fin 
de todos : signieron los títulos nombrados por S. M. para el 
acto dé Ib jura , los que se colocaron en el sitio qne dejamos 
indicado : cuatro maceros de las Reales caballerizas que se si- 
tuaron al pie de las gradas del tablado ; los grandes de Espa- 
ña, quienes ocuparon la indicada cabecera del banco de la de- 
recha ; los cuatro reyes de armas que permanecieron en pie en 
el tablado á los lados de las gradas; al Excmo. Sr. Duque de 
Frías , conde de Oropesa , con el estoque Real desnudo y le- 
vantado, colocándose después de S. £. á la derecha del sun- 
tuoso trono erigido en el lado de la epístola ; los Sermos. seño- 
res Infantes, que ocuparon cuatro sillones , dispuestos ala 
izquierda del trono en el orden siguiente : el mas inmediato á 
S^. MM. para el Sermo. Sr. Don Francisco de Paula Antonio: 
el segundo y el tercero para los dos hijos mayores de S. A. R. 
el Sermo. Sr. Don Francisco de Asís María , y el Sermo. señor 
Don Enrique María Fernando; y el cuarto para el Serenísimo 
Sr. Don Sebastian Gabriel. Llevaban SS. AA. el uniforme de 
gran gala de capitán general de los Reales ejércitos , siendo de 
notar qne esta ha sido la primera ocasión en que lo han vesti- 
do los augustos hijos del Sermo. Sr. Infante Don Francisco de 
Paula. En el orden de la marcha precedían inmediatamente los 
Sermos. Sres. Infantes á tos Reyes nuestros Señores, y á la 
Serma. Sra. Princesa Doña María Isabel Luisa, á quien lleva- 
ba de la mano su escelsa Madre , y acompañaba la ama de cá- 
mara que ha lactado á S. A. : tomaron asiento SS. MM. y A. en 
tres regios sillones debajo del docel. Vestía el Rey nuestro Se- 



LIB. X. GAP. XV. 125 

ior el uDÍforme de gran ga]a de capítaD general de los Reales 
ejércitos : constituia el trage de la Reina nuestra Señora un 
rico vestido blanco bordado y listado de hojuelas y brocado de 
oro, j un manto de corte de raso verde manzana , profusa- 
mente guarnecido de perlas. Difícilmente pudiéramos dar una 
idea de la magni£cencia , del brillo deslumbrador del regio 
aderezo que completaba el adorno de S, M. : la augusta Prin- 
cesa llevaba un vestido de raso blanco sumamente sencillo y 
apropiado á su inocente edad , con la banda de María Luisa : 
leoia el pelo levantado y recogido con suma gracia por medio 
de ana elegante y rica peineta de brillantes. Contrastaba sin- 
gularmente con tan magnificas galas la gentil saya montañesa 
de la ama de S. A. Seguian á SS. MM. el capitán de guardias, 
el mayordomo mayor de la Reina nuestra Señora , la camare- 
ra mayor de palacio y damas , entre las cuales iba la £\celen- 
tísima Sra. Marquesa de Santa Cruz, aya de la Serma. señora 
Princesa ; los Emmos. Sres. cardenales , ^que tomaron asiento 
delante de los bancos de los MM. RR. arzobispos y RR. obis- 
pos situados en el tablado del lado del evangelio <, los embaja- 
dores que se dirigieron á la tribuna que les estaba destinada; 
los gentiles hombres de cámara que pasaron á tomar asiento 
entre los grandes , y finalmente los caballeros guardias de la 
Real Persona. 

Mas arriba de los bancos de los prelados estaban los asientos 
délos señores ministros del consejo y cámara y secretario de 
ella : detrás estaban en pie los escribanos mayores del reino, 
y entre los prelados y consejo los señores mayordomos de se- 
mana también en pie. Al lado de la epístola y á la derecha del 
trono hallábase revestido el M. R. Patriarca celebrante, asisti- 
do por los capellanes de honor que debieron servir de ponti- 
fical ; y detrás en bancos rasos los demás capellanes. 

A la derecha del Sr. Conde de Oropesa estaba el Excmo. Sr. 
mayordomo mayor , Marqués de San Martin , y en sus lugares 
inmediatos á las sillas de las personas Reales el capitán de 
Guardias , camarera mayor de Palacio y damas de la Reina 
nuestra señora , el aposentador de Palacio ocupaba el lugar 
que le corresponde inmediato ^l trono. 

Ala llegada de los Reyes nuestros señores , rompió un her- 
moso conjunto de voces é instrumentos , dándose principio á 



126 HISTORIA DE ESPAJ^A. 

hi misa pontifical , y asistió ¿ SS. MM. el M. R. arsobispa de 
Granada á la coafesiofi evangélica y paz. Cooclnida la misa y 
haciendo genufleiion al altar y reverencia á SS. MM. se retiró, 
el prelado celebrante con báculo y mitra al lado de la epístola 
á desnudarse y ponerse de pluvial: en seguida entonó el M.R. 
Patriarca , el himno Keni Creator, qae se caató con sama per- 
fección por la música de la Real capilla. 

Concluido este se retiraron SS. MM. y A. R. por nn cuarto 
de hora , durante el cual dispusieron los ayudas de oratorio 
delante del altar de frente á la iglesia una silla para el M. K. 
Patriarca, nombrado por S. M. para recibir el juramento: una 
mesa cubierta con un misal abierto y un crucifijo encima y 
una almohada , en fin , al pie para arrodillarse los que habiaD 
de jurar. También bajaron entonces los M. RR. arzobispos 
RR. obispos, del banco del tablado en que habian permaneci- 
do durante la misa , y pasaron á ocupar la cabecera del banco 
de los procuradores á Cortes de que hemos hecho mención. 

Dispuesto todo de este modo, y habiendo regresado SS. MM. 
y A. un rey de armas leyó en alta voz la fórmula de práctica 
llamando la atención de los asistentes para oir la escritura de 
juramento. 

A continuación el camarista de Castilla mas antigao, teniea^ 
do á su izquierda al secretario de la Cámara , y á la de esta los 
escribanos mayores de Cortes , y colocados todos cerca de la 
barandilla frente á SS. MM. en la parte del evangelio leyó la 
citada escritura , después de la cual se retiró á su sitio : luego 
el Sermo. Sr infante Don Francisco de Paula Antonio llamado 
por el rey de armas , después de hacer reverencia al altar y á 
SS. MM. pasó acompañado del maestro de ceremonias á arro- 
dillarse delante de la mesa del M. R. Patriarca , y poniendo la 
mano derecha encima del crucifijo y de los Evangelios prestó 
el juramento. Seguidamente se arrodilló S. A. delante del Rey 
nuestro seBor y puestas las manos dentro de las de S. M. hizo 
el pleito homenaje dando palabra de cumplir lo contenido eo 
la escritura. Besó luego la Real mano y S. M. le echó los brazos 
al cuello, y besando después la mano á la Reina nuestra señora 
y á la Serma. Sra. Princesa volvió S. A. R. á su silla. Este mis- 
mo orden observaron los Sermos. SS. infantes Don Francisco 
de Asís María, Don Enrique María Fernando, y Don Sebas- 



LIB. X. CAP. XV. 137 

tiao Gabriel , tanto en el acto del juramento como en el del 
pleito homenaje; mientras juraron SS. AA. RR. estuvieron en 
pie los embajadores, prelados, grandes, títulos, procuradores 
á Cortes y ministros del Consejo 7 Cámara. 

Hecho el jnramento y pleito homenaje por SS. A A. se retiró 
el muy R. arzobispo de Granada á su puesto ; y el maestro de 
ceremonias puso entonces 5obre la mesa otro libro de evan« 
geiio y otros crucifijos, retirando los que hablan servido á los 
Sermos. SS. Infantes. 

£1 rey de armas llamó después al Duque de Medinaceli, 
nombrado por S. M. para recibir de todos el pleito homenaje; 
quien se colocó en seguida á la izquierda del celebrante. 

Llamó luego el rey de armas al Excmo. Cardenal arzobispo 
de Sevilla el cual hechas las debidas reverencias , se arrodilló 
delante de la mesa , hizo el juramento y pasó á prestar de pie 
el homenaje en manos del referido Duque de Medinaceli, res* 
tituyéndose á su lugar después de haber besado la mano á 
SS. MM. y á la Serma. seQora Princesa. 

Todos los demás prelados ejecutaron uno á uno lo mismo 
qoe el anterior: fueron llamados los grandes por el rey de ar« 
oras , y subieron de dos en dos guardando en todo el orden re- 
ferido. 

Siguieron los títulos , y después los procuradores de Cortes 
pero subiendo primero á competencia los de Burgos y Toledo, 
dijo S. M. jure Burgos pues Toledo jurará cuando se lo man- 
de. Pidieron unos y otros reverentemente al Rey nuestro se* 
üorque se les diese por testimonio , y S. M. lo acordó. 

Fueron llamados mayordomos de SS. MM. y principiando 
los mayordomos mayores, cada uno separadamente, siguieron 
los de semana de dos en dos, observando el ceremonial ante- 
rior. Después de todos mandó el Rey que juraran y prestaran 
el homenaje los diputados de Toledo. 

En seguida juróy pfestó el pleito homenaje el Conde de Oro' 
pesa , Duque de Frias , quien dejó en mano del primer caba- 
llerizo de S. M. Marqués de Sotomayor , el estoque Real y le 
volvió á tomar concluido aquel acto. 

Después juró el Duque de Medinaceli; y prestó pleito home. 
naje en manos de SS. MM. y A. y se restituyó á su si lio. 

£1 rey de armas llamó enseguida al Excmo. Cardenal ar- 



128 HISTORIA DE B8PANA. 

zobíspo de Sevilla para tomar juramento al M. R. Patriarca. 

Vislieodo S. Emma. la capa pluvial ocupó el puesto del 
M. R. Patriarca; y este, habiéndose desnudado de ella> prestó 
en sus manos el juramento, é hizo pleito homenaje en las del 
Duque de Medinaceli , y besó las manos de SS. MM. y A. to- 
mando después asiento en una silla que se colocó delante del 
banco donde estuvieron los prelados en el presbiterio. 

Terminado el acto el secretario de la Cámara acompañado de 
los escribanos mayores de cortes, y puesto entre ellos hacieo- 
do las reverencias acostumbradas, preguntó en alta voz S. M. 
si aceptaba el juramento y pleito homenaje hecho en favor de 
S. A. Serma.; si pedia que los escribanos de corles , lo dieseo 
así por testimonio ; y si mandaba que á los prelados , grandes 
y títulos que están ausentes se les reciba el mismo juramento 
y pleito homenaje : á que se sirvió responder S. M. que si lo 
aceptaba pedía y mandaba. 

Retirados los tres se presentaron en el mismo lugar los pro- 
curadores de Burgos y haciendo las reverencias debidas , feli- 
citó el mas antiguo á $. M. en nombre del reino por la jura 
de S. ^ . R. la Serma. Sra. princesa Doña María Isabel Luisa 
como heredera de la corona , suplicando se mandase dar á las 
ciudades y villas un testimonio autorizado de tan solemne acto, 
á lo que S. M. se dignó acceder. 

Finalizado todo entonó el Te-Deum el Emmo. Cardenal ar 
zobispode Sevilla, y lo siguió hasta concluir la música de la ca- 
pilla Real. Después dijo S. Emma. las oraciones , y habiendo 
dado la bendición solemne se retiró al lado de la epístola para 
desnudarse , sentándose entretanto SS. MM. y AA. como los 
demás concurrentes. En seguida se restituyeron á su cámara 
los Reyes NN. SS. acompañados de la misma comitiva por el 
orden en que entraron en la iglesia y en medio de los vivas y 
aclamaciones con que saludaron á sus amados Soberanos , j á 
su augusta Primogénita los fíeles habitantes que en torno de 
la iglesia habian esperado tan fausto momento. 

Pero esta augusta ceremonia debia solo ser preludio de la 
muerte del Monarca, y las fiestas y regocijos públicos podía 
reputarse que eran las danzas que se hacían en la antigüedad 
al rededor de la hoguera mortuoria. El 29 de setiembre á las 
tres menos cuarto de la tarde sobrevino al Rey repentioamen- 



XIB. X. CAP. XV. 120 

te UD ataque de apoplegía tan violento y fulminante que á los 
cinco minutos murió. Las cláusulas de su testamento relativas 
i\ gobierno del Estado eran las siguientes : 

gV « Declaro que estoy casado con Doña María Cristina de 
Borbon hija de Don Francisco I , rey de las Dos Sicilias , y de 
mi hermana Dona María Isabel infanta de España. 

10 «Si al tiempo de mi fallecimiento quedaren en la menor 
edad todos ó algunos de los hijos que Dios fuere servido darme 
quiero que mi muy amada esposa Doña María Cristina de Bor- 
bon sea tu tora y curadora de todos ellos. 

11 «Si el hijo ó hija que hubiere de sucede rme no tuviere 
diez y ocho años cumplidos al tiempo de mi fallecimiento, 
nombro á mí muy amada esposa Doña María Cristina de Bor- 
bon por regenta y gobernadora de toda la Monarquía , para 
que por sí sola la gobierne y rija , hasta que el espresado mí 
hijo ó hija lleguen á la edad de diez y ocho años cumplidos. 

12 «Queriendo que mí muy amada Esposa pueda ayudarse 
para el gobierno del reino , en el caso arriba dicho , de las lu- 
ces y esperiencias de personas cuya lealtad y adhesión á mi 
Heal persona tengo bien conocidas; quiero que tan pronto co- 
mo se encargue de la regencia de estos reinos, forme un Con- 
s^'jo de gobierno con quien hayan de consultar los negocios 
arduos , y señaladamente los que causen providencias genera- 
1^!^ y trascendentales al bien común de mis vasallos, mas sin 
qnt; por esto quede sujeta de manera alguna á seguir el dictá- 
iD^n que le diesen. 

13 «Este Consejo de gobierno se compondrá de las personas 
«gnientes, y según el orden de este nombramiento: El Excmo. 
^r. Don Juan Francisco Marcó y Catalán, cardenal de la santa 
iglesia romana ; el Marqués de Santa Cruz ; el Duque de Medi- 
naceli ; Don Francisco Javier Castaños; el Marqués de las Ama- 
nillas ; el actual decano de mi Consejo y cámara de Castilla 
Don José María Puig; el ministro del consejo de Indias Fran- 
cisco Javier Caro. Para suplir la falta por ausencia , enferme- 
dad ó muerte de todos ó de cualesquiera de los miembros de 
^te Consejo de gobierno , nombro en la clase de eclesiásticos 
áDoD Tomás Arias, auditor de la Rota en estos reinos , en la 
^ gr&ndes al Duque del Infantado y al Conde de España : en 
^de generales á Don José de la Cruz ,.y en. la de magistrados 

TOMO X. 9 



laO BISTOBU DB B8PAÜA. 

á Don Nicolás María Gaveli , y á Don José María Hfvia y T^<^ 
riega « de oai C^osejo real, loa cuales por el órdea de su nom- 
bramíeoto serán suplentes de los pf Uñeros: y en el caso de fa- 
llecer alguno de estost: Quieiro que entren también á reempla- 
zarlos para^ este íiq portan tísiino mini^tei'ío , por el órdea 
mismo que son nombrados, y es mi valunlad que ^ea secreta- 
rio de dioho Consejo de gobierno Dion Narc¡;so Heredia conde 
de Ofalia , j en su defecto Poi^ Francisco de Z.ea Bermudez. 

14 <^$\ antes ó después de mi fallecimiento , ^ ya instalado el 
dicho Consejo de gobierno , faltase por cualqi^iera gaiUsa que 
fuese alguno de los mien^bros <me he i^otabrado para que lo 
compongan , mi ppuy amada Esposa % como regenta y goberna- 
dora del reino , popibrará para reemplazar los sujetos qiie me- 
rezcan su Real confianza y tengan las calidades necesarias para 
el acertado desempeño de tan importante mjipisterio. 

15 <^Si deagraciadameqte llegase á faltar mi muy ornada £&' 
posa antes que el hijo ó hga que me haya de sucede^ á la cor^ 
na tei)ga die:^ y ocho ^nos cumplidos ; <|qlero y izando qae U 
rege^c^k y gobierno de la Monarquía de <]ue en ella estaba en- 
cargada ei^ virtu4 d<f n^i anterior aombramiento é igoalmeot^ 
la tutela y c^rad^r^a dfi este y demás biijos míos y pase á un 
consejo de regencia compuesto de U>& iadividvi.os. CKUPabp^dos 
en la cláus.vil^ trece de este testa mejjtto par^ e\ coAse^ d^ S^' 
biernp. 

1^ f QriWno y nis^^do : que ^s^ e^ e\ anterior ooAse^ de go- 
bierno como en este de regencia que por fallecÍQue^to de mi 
muy. apiada Esposa t queda encargado de la tutela y ouraduría 
de mis hijos m<rQ<?^e^ , y del gobierno del reiiiiO , en ^írt^d de 
la cUu.sula prec^d^ex^te^ se hayan de deeidir todos loo negocios 
por mayoría abs^oluta de votos , de manera que los acuerdos 
se b^ao por el, ^j^fragio conforme di^ l^qi mtitad 0¥»a uno de ios 
vocales concurrentes. 

17 «Instituyo y noj^r<^ por miS) wíoos y iiniveraales ^^^ 
dero^ á los bijos ó hij^ qu^ ti|viereal tiempo de im falWciau'eo^ 
to , mellos en la quinta parte de todos vm bienes la- cn^l 1^<^ 
á mi muy adiada e^po^a Doga M^Ha Cristina de Borboa i ^^ 
deberá sacarse del cuerpo 4^ biene». de mi. bterencia por el ór^ 
dep y preferencia q^ie prescriba laa leyes diQ «s(|o&mis. reinofli 
así como el dote que apor^^ al OEíatrimonio y onaojUMi bienes sA 



LM. »■ OA». IV. 191 

consUtujeron bajo este titulo en los capftuloü malrimoDialea 
celebrados solemnementey firmaclos en Madrid á 5 de noviem- 
bre de 1829. > 

Asi terminó la existencia de Fernando Vil , que tuvo la des- 
gracia de gobernar en circunstancias dirfciles, superiores á sus 
fuerzas ; asf s« moalró tWeiMnleiBeBte Írreae>iita, tanto en los 
buenos cnmo en los malos senderas del gobierno. Jamás utro 
monarca pudo contar mas con el amor de sus pueblos , y sin 
embargo no stipo nnirlos : en 1814 halló ^q embrioo la guerra 
mil , y no supo sofocarla; en 1833 , á lá ¿poca de m muerU 
dejó armados dos partidos , el de loe voluntarios realistas , J 
el de las reformas , ambos deseosos de llegar á las manoa , de 
Yíngar tos mutuos ultrajes y de nadaren sangre. Contemplá- 
balosatónita la España, y mírand» 4e8piie& el lívido cadáver 
de Fernando parecía estar diciendo : ¡ cuantos torrentes de 
sai^revan á derramarse solo por no haber aofocado en 1S14 
la guerra de principios con un sabio y nacional &istem9 de go- 
bierno tt!... 



183 



■ISTOBIA DI B8PANA. 



Capitulo x\L 



Cuadro estadístico de fispafla* 



Los estados que presentamos en este capítulo para que se 
tenga algún conocimiento de la España del siglo diez y nueve 
son los mas fidedignos que han publicado hasta el día , así los 
estadistas nacionales como los estranjeros. 

POBLACIÓN DE ESPAÑA. 

División territorial de la Península é Islas adyacentes , aproba- 
da por S, M, en Real decreto de 30 de noviembre de 1833. 



Proviocias. 


Capitales. 


número de almas. 


Alaya. 


Vitoria. 


67,525 


Albacete. 


Albacete. 


190,766 


Alicante. 


Alicante. 


368,961 


Almería. 


Almería. 


254,789 


Afila. 


Afila 


157,903 


Badajoz. 


Badajoz. 


306,092 


Barcelona. 


Barcelona. 


442,273 


Burgos. 


Burgos. . '' 


224,407 


Cáceres. 


Cáceres. 


241,328 


Cádiz. 


Cádiz^ 


324,703 


Castellón de la Plana. 


Castellón de la Plana. 


199,220 


Ciudad Real. 


Ciudad Real. 


277,788 


Córdoba. 


Córdoba, 


315,459 


Comña. 


Cor uña. 


435,670 


Cuenca. 


Cuenca. 


334,582 


Gerona. 


Gerona. 


214,150 


Granada. 


Granada. 


370,974 


Guadalajara. 


Guadalajara. 


159,375 





^im X. ckw» xiru 




Guipúzcoa. 


San Sebastian. 


108,569 


HaeWa. 


Huelva. 


158,470 


Hucica. 


'. Hnetca. 


• 214,&7& 


Jaén. 


Jaén. 


266,919 


León. 


León. 


267,438 


Lérida. 


Lérida. 


i5i ,822 


Logroño. 


Logroño. 


Í47,7i8 


Lugo. 


. Lugo. 


857,272 


Madrid. 


Madrid. 


820,009 


Málaga. 


Málaga. 


590,515 


Mnixia.' . . 


Murcia. 


288,540 


Návart^ 


1 • Pamplona. 


280,925 


Oréase. 


Orense. 


819,088 


Oviedo. 


Oviedo. 


484,655 


Falencia. 


Palencia. 


148,491 


PonteTedra. 


Pontevedra. 


860,002 


Salamanca. 


Salamanca. 


210,814 


Santander. 


' Santander. 


189,957 


Segovia. 


y Segovia. 


184,854 


Sevilla. . 


SeviUa, 


867,808 


Soria. 


Soria. 


115,619 


Tarragona. 


Tarragona. 


288,477 


Terael. 


TeruJ. 


218,408 


Toledo. 


Toledo. 


292,197 


Valencia. 


Valencia. 


888,961 


Valkdolid. 


VaUadolid. 


184,647 


Viicaya. 


Bübao. 


111,488 


Zamora. 


Zamora. 


159,425 


Zaragoza. 


Zaragoza. 


8dl,408 



188 



Población .fie- la Península. . . 
Iftl^s Baleares. Palma. 

— Gaaamas. Santa Cruz de Tenerife 



11,857.794 

229,197 

. ,199,950 



Población total. 



12,286.941 



\ . i 



i f 



..I 



134 



Huanroau i>i kbp^iSia. 



WMMBn flslca y m9r%tmiA del ierrltorto He 

iBsiiaSa* 





L^uas 


• 


|>roviocia8. 


tibtátñdu. 


FanegMlife. 


(kiHeki. 


á.A30 


9,22^5^0 


Aragón. 


d.252 i 


8,5d6.4«0 


: F.lim&adiira. 


i.t99 


8,326..««6 


CliUluña. 


i.003 


6,96á.87a 


' GtaiAda. 


805 


5,18&.5fl0 


GauMA. 


945 


fi,Sd^9.28« 


TtkMo. 


734 


4^646^898 


SftiiJIld y Sierra Morena. 


860 


&,8n.848 


aiuttíii. 


859 


4,576.098 


¥*lttieia. 


Mh 


4,464.992 


B*J%M. 


642 


4,458.846 


'HaAdKa. 


631 


4^A8i..«60 


. LfeGÜU 


1193 


3,383.892 


-^SálfllADica. 


471 


3,270.6B4 


ílClea^ 


168 


l,460i882 


CAitftdba. 


348 


2,416.812 


I^<>rid.: 


341 


1,673.884 


áAtQriás. 


308 i 


2,142.88d 


iSfeglsváa. 


290 


2,818.780 


VftiadoHd. 


271 


1,881.824 


AviU. 


215 


1,492.960 


tlztay^. 


106 


n^MA 


Gttárááajai»*. 


163 


l,18l'.872 


*_ ' 1 1 i 


165 


1,145.760 


Zamora. 


133 


923.552 


Patencia. 


145 


1,006.880 


Madrid. 


100 


763.840 


Mallorca. 


112 


777.728 





LIS. !k. 


isAp. :ttt. 




NtáVMirá. 




ÍD5 


t,4lS.)»2« 


Atara. 




H t 


62é.(íS2 


Guipúzcoa. 




52 


362.088 


MenóYóli. 




20 


1^8.1380 


Mza. 






104.160 




I02»194.4e6 



i 95 



Produceioite» prlncipale» de la agricultura 

He fiiii^ffla. 

AlVlSlALfeS. 

Caballos, yegnáis f pótrois. Asturias, Avila, Búi'gós, Catttivh' 
ña, Córdoba, Cuenca, Est remad üi^á , Galicia , Granada, Gua- 
dalajara, Jaén, Mancha , Mnrcia , Sál&manca, Segdviá , Sevilla, 
Soria , Toledo, Toro , Yalledolid. 

Mulos y mátbif, A^ágoH , AfitttrtA^ , BÜf^os , Córdbba , Cuen- 
ca, Granada , GUHdtikijarki , laen , Madrid , Mancha , Náváfra , 
Paleficfci , Sálatfianca , Begotia , Toledo , Toro , Valencia , Va- 
lladolid , Zamora. 

frutas, btt^yesy HovHios y tti'histizs. kv^p^tí^ AsttiHás, Burgos, 
Cataluña , C¿Hbbá , Cuerich , Estfettiáditra , Galicia , Gf^áhada, 
Gtladalajara , GiUpttzcoá , 5áen^ Leoil , Madrid, Mallorca, Mur- 
cia, Natari*a, Páletici^, Salamanóa, S<égóvia, Toro , Valladolid. 

Ganado lanar y túhréo, Afágon , Aíiturid^ , Avila, Btírgoíi, 
Cataluña, Córdoba, Cuanta, Esti^etnadut^a, Galicia, Graba- 
da, Guadalajáfá , (íuipüícoa^ Jaef] , León , Madrid , Mallorca, 
Míibchíi , Mut'biii , ííavartii , í^alencla , Salamanca , Scgóvia , 
Sevilla , Soria , Toledo , Tei*ó, Valencia , Valladolid , Zamora. 

Asfró^y httfii)^. Avila, ¿lir^s , CiiénCd^ Granada, Ouadala- 
jara. Jaén , Mancha , Murcia , Falencia , Salamanca , Segovia, 
Sevilla, Soria , Toledo , Valfencia , Valladolid , Zamora. 

Cerdos. Aragón , Asturias , Avila , Burgos, Cataluña , Cót*» 
<)oba, Cuenea , E^trefnadtira , Galida , Gfatiadá , Gtíadalajara , 
Guipüzcoa, Jaén, Madrid, Mallorca, Mancha , Murcia, NávaN 
ra,Paléqc¡a, Salamanca, SegoViá, St^vHl^ , SóHa , iToledo , 
Toro , Valencia , Valladolid , Vizcaya. 



136 HISTOaiA SB ESPAÑA. 

Lana fina, Aragón , Avila , Burgos , Córdoba , CoeDCa , Es- 
tremadura, Granada, Guadalajara, León , Salamanca, Segovia, 
Soria. 

Lana ordinaria. Asturias, Avila , Burgos , Cataluña, Cuen- 
ca, Eslremadura , Galicia, Guipitzcoa, Jaén, Madrid, Man- 
cha, Murcia, Navarra, Falencia, Salamanca , Segovia, Sevilla, 
Soria , Toledo > Toro , Valencia , Zamora , Mallorca. 

VEGETALES. 

» . ■ . 

Trigo, cebada y centeno, Álava, Aragón, Asturias, Avila, 
Burgos, Cataluña, Córdoba, Cuenca, P^stremadura, Galicia» 
Granada , Guadalajara , Jaén, León , Madrid, Mancha , Mur- 
cia, Navarra , Falencia , Salamanca, Segovia, Soria, Toledo, 
Toro, Valencia , Valladolid, Vizcaya, Zamora. 

Trigo y cebada, Guipúzcoa. 

Trigo y centeno, Mallorca. 

Legumbres, Todas las provincias. 

Aceite, Aragón , Avila, Burgos, Cataluña, Córdoba^ Cuen- 
ca , Estremadura , Granada, Guadalajara, Jaén, Madrid, Man- 
cha, Mallorca , Murcia , Navarra, Salamanca, Segovia, Sevilla, 
Soria, Toledo, Valencia. 

Vino, Alava> Aragón, Asturias, Avila, Burgos, Cataluña, 
Córdoba, Cuenca, Estremadura, Galicia, Granada , Guadala- 
jara, Guipúzcoa , Jaén, León, Madrid» Mallorca, Mancha, 
Murcia, Navarra, Falencia, Salamanca, Segovia, Sevilla, Soria, 
Toledo, Toro, Valencia , Valladolid, Zamora. 

Sidra, Asturias, Guipúzcoa, Vizcaya. 

Lino y cáñamo, Aragón, Avila, Burgos, Cataluña, Córdoba, 
Cuenca, Eslremadura, Galicia, Granada, Guadalajara, Guipúz- 
coa, Jaén , León, Mancha , Mallorca, Murcia, Navarra , Falen- 
cia, Salamanca, Segovia , Sevilla^ Soria, Toledo, Valencia, 
Valladolid, Zamora. 

Esparto, Aragón, Córdoba; Cuenca , Jaén , Murcia, Tole- 
do, Toro, Valencia. 

Rubia. Aragón , Granada , Falencia , Segovia , Toro , Valla- 
dolid. 

Barrilla, Aragón , Cataluña, Granada , Mancha, Murcia, So- 
ria, Toledo , Valencia. 



Zumaque. AragOD, Cuenca, Estregadura, GraMfU , Goa- 
dalajara , Mancha , Falencia , Salamanca, Sevilla, Toledo; , To- 
ro, Yalladolid , Zamora. 

Seda, Aragón , Cataluña , Córdoba, Estremadiira., Galicia* 
Granada, Guadalajara, Jaén , Ma drid, Mancha, Murcia, Sala- 
manca, Sevilla , Toledo , Valencia. 

Cerajr miel. Aragón , Asturias, Cataluña , Córdoba, Cuen- 
ca, Estremadura , Galicia , Granada , Guadalajara, Jaén ,, Ma- 
drid, Mancha, Murcia, Salamanca, Sevilla, Soria, Toledq» 
Toro , Valencia Valladolid. . 

Regaliz. Aragón. . , 

Azafrán, Aragón, Madrid, Mancha , Murcia, Toledo. 

Arroz. Valencia. 

GASTRONÓMICAS. 

Frutas. Todas las provincias de España. 
Queso. Aragón, Asturias , Burgos , Cuenca , Galicia , Guada* 
lajara, Madrid , Mallorca , Mancha , Salamanca , Toro, Toiedof 

Zamora. 

Almendra. Cataluña, Granada , Murcia , Sevilla , Valencia, 
Mallorca. 

Limones y naranjas, Asturias , Granada , Mallorca , Murcia, 
ScYÜla , Valencia. 

Aguardiente. Aragón, Avila, Burgos, Cataluña, Córdoba > 
Cuenca, Galicia , Granada , Guadalajara , León , Mancha , Ma- 
llorca, Murcia, Falencia, Salamanca , Segovia , Sevilla , Soria, 
Toledo, Toro 9 Valladolid , Zamora. 

Aguardiente y licores. Cataluña, Jaén , Madrid , Valencia. 

^'oidro de las nunaa de piedra , tierras , salef , metaleí y oomlNMtá- 
blef que fe encaentran en Sspafia* 

T1EBRA8 T PIEDRAS. 

Silex, 

Topacios. — Se hallarán en Cataluña. 

Ágatas — • En Valencia y eo el cabo de Gata en Andalucía. 



Cl*isUl de roca dé cdidrfeá. ~ Eft Cátálaftá , f:h AstttHüs y en 

ídem blanco. —En Murcia, en el váWe ée Alcudia , en la 
ManclM^ «ni kt^^ti y en A^iui*í«is. 

ídem iDétáliGó. — Én Blifgott, eft S^govia, fi^Mte al silm de 
San Ildefonso. 

Alabastro. -^ En Asturias y Gfatiada. 

ia«peft. — Abundan én Cafátufia s Amgotí , A^&Ui'Hiss y Crai- 
oadá : en esu úlUma íife halla iri sanguíneo. 

Emáliles. — En Valencia en la sieH'a dé Aitan&i , eú ^LrligoD 
cerca de Gistan , en Estremadura y Granada. 

Cal. 

Mármoles. — En Cataluña : blanco , negro con vetas blan- 
cas , con ramos y paisajes. 

En Valencia los hay de color de sangre con vetas cenicien- 
tas, negro con vetas blatttds, y atüáHllo ¿bfi titá^ amof atadas. 

En Murcia los hay muy cariados tn sus eoloi'eá y máliee^. 
" En las montañas de Varbájedá , en h t^rovindá de Cuenca, 
los hay abundantísimos y preciosos de varios colores. 

Sóti abundantes y est]UÍsitos ios de Aragón, siendo la ttiayor 
parte variados, de color negro, azul, amarillo, blanco, de 
carne, rojo y jaspeado det:^uatro tintas difterenles. 

Se hallan preciosos en las montañas que yacen entre la Cd- 
VUña y Bttanzos én Galicia , de varios colot*es en Asturias, y 
Guadarrama los ofrece de color pardo y aítíl , oscuro y negro 
con vetas blancas. 

Se encuentran esquisitns ^n Machaél óercii de Almería en 
Andaltttfa , y muy hermosos tn Valencia. 

Arcilla, 

Arcilla. — En Valencia ^ Galicia ) Asturias , Aragón , Madrid 
y en casi todas las provincias. 

Lápiz. -— En Aragón , Asturias y Valencia. 
Lapiz-plomo. — En Andalucía. 

Magnesia, 

Serpentina de color verde. —En Sierra Nfevada en Gitanada. 
Amianto. -- En Asturias. 



. » UB. X. CAP. XYI. 'laO 

Sales, 

Sal comuD. — En Acagt)n , Cátblufiá y Kavarra. 
Sal de higuera. *^ En Mu^dá. 

Combustibles. 

Carbón de piedra. ^ En Astilríai , Aragob , Galalnie j Va* 
lencia. 
Azabache. — En Aragón y Asturias. 
Sucino. — En Asturias. 
Blenda. — En Asturias. 
Carbob itiarciai^ h^ fia Aragón. 
Azufre. — En Murcia , Conil , Aragón y Galicia. 
Alan. — En Valencia , Aragón y Asturias. 
Affibar. — £o Yalemtia y Asturíaa. 
Imán. — En Asturias y AjHklatffti. 

Metales, 

Oro. — £o Asturias , León , Guadarrama^ Aragón , Estriéü 
dora y Andalucía» 

Plata. — En Murcia sobre las montañas de Macarrón « «a 
Calcena , en Benasqne y BieMa «b Aragón « en (^uadaloanal en 
Estremadnra , en Cazalla, Afanaos « Poso4>lafMx>i G«iiiatonClna 
y Linarea en AndalOjQ^a % y en Almodovar del €a«po en la 
Mancha. 

Cobre. — En Valencia en hojas de pitarra, en ka inmedia- 
ciones de Lorca en Murcia ,«n Aragón y á dos ieguaa de Moli- 
na, cerca de Salvatierra y de Salinas en Vízeay« i cerca de 
Pamplona en Navarra , en Asturias « Galicia i Eatremadura y 
Andalucía. 

Hierro*. — En nueve parages del reioo de Valencia « eD la 
Mancha , en nueve puntos del reino de Aragón « en Moodra* 
gon , Hernaoi y Somorostre* en Vizcaya y Guipiúcoa , en Aa- 
Uirias , en Estremadura , en Andalucía y la Mancha* 

Plomo. — Cn Cataluña , Asturias, Galicia y Estremadura : 
en Andalucía se cuentan ocho minas, y entre ellas las célebres 
d« Linares. 

Eslaño. — En Galicia. 

Aiogue, -^ I^ Madrfd ó la pnerta de Sta. Birbara , en Ara- 



140 HUTORIA. DB ESKAÍTA. 

gon , en Valencia y en la Mancha , donde se bailan las celebra- 
das minas de Almadén y Almadenejos. 

Calamina.— En |a M^qc^a y f*n.A|ragop.., , 

Cobalto. —En Aragón , Valen^y A^urias, ; . ' .(> : 

Antimonio. — En la Mancha. 

Arsénico. — En Asturias. 
- Vitriolo; 4<-^ En, Galicia y eo' Andalucía. . 

Caparros. — En Cuenca y en Aragón. 

Bol. — En Murcia. . . / . 

Ocre. — En la Mancha. 

Esmeril. — En Estremadura. '. 

Nuevos metales llamados titaiiiay aeolfraai^^En Eistretna- 
dura. .'.',' • , . ' ■ 

Resultados de las minas que de latí úUétdüf se benefician en 

España. 

De carbón de piedra se benefician en Asturias 90.000 quio- 
-tal«8. ' 

De azufre se benefician en Aragón 1.044 arrobas , y en Gra- 
sada 3.742. ' '' '■" " •'' ' '•■'•■ 

Dealun en Aragón 25.794 arrobas. 

De cobre en Granada 147 Id. 

De hierro en Cuenca 28^095 y en Granada 7.965, \en Guipilz- 
coa 233.228 , y en Vizcaya 620.000 id. 

De plomo en Granada 48.000 id. ' 

De azogue en Almadén 31.116 id. 

De cobalto en>Aragon"6.123 id. 

Decaparrósen id. 15.164 id. ' ' 

De sal en Navarra 11.928 id. ' 

Noticia que dio la dirección de hacienda pública al ministe- 
rio en 30 de diciembre de 1820 , á consecuencia de Real órdea 
de 8 del mismo , de las minas que habían estado á su cargo , y 
délas que entonces dirigía, con espresion de las que corres- 
pondían á particulares : 

Minas de alcohol productivas del plomo. 

En Cataluña la de Faloet.^^Ea Cantabria la dé Baratíibio. - 



Xtt. X. €JlP*'XTI. 141 

En Granada las de Canjagar , Andaraj , Baza , Jnron y Motril. 
—En Jaea la.de Litfarei. — Toda^ estes minas habían corres- 
pondido á la hacienda pública « y estado á cargo de dicha di- 
rección , hasta que por Real orden de 3 de noviembre de 1817 
se asignaron al crédito público , á cuya Junta se pasaron los 
papeles respectivos á dichas minas. 

De cobre. En Sevilla la de Rio-Tinto. — También pasó al cré- 
dito público por Real orden de 27 de agosto de 1818. 

De azufre. En Murcia la 'de Hellin. — En Granada la de Be- 
Damaurel. — En Cádiz la de Conib. — Correspondian á la Ha- 
cienda pública , á cuyo cargo se hallaban ; aunque las disfruta- 
ba ia compañía de Cárdenas por el tiempo de su contrata. 

En Aragón la de Villel. — Era propia de Don Pedro Calzas , 
canónigo de la catedral de Zaragoza , que labraba y vendía el 
género por su cuenta á la Hacienda pública. 

De almagra. En Murcia la de Mazarron. — Estaba en posesión 
de ella la Hacienda pública, cuyos productos de almagra, acre, 
concha y alumbre , hacia tiempo no tenian salida. 

De sal-piedra. En Aragón las de Castellar y Remolióos. — 
Las poseia la Hacienda pública; pero contribuia por recom- 
pensa de la segunda á la justicia y ayuntamiento de la villa de 
Tauste con 10.211 rs. 26 mrs. al ano. 

£n Cataluña la de Cardona. — Era propia del Duque de Me- 
dinaceli , á quien contribuia por recompensa la Hacienda pú- 
blica con 252.234 rs. 25 mrs. cada año; siendo de cuenta del 
mismo Duque pagar seis dependientes , cuyos sueldos ascen- 
dian anualmente á 8.788 rs. 

En Cuenca la de Minglanilla — Correspondía á la Hacienda 
pública. 

En Toledo la de Villarrubia de Ocaña. — La poseia la Hacien- 
da pública, y habia sido consultada su supresión, por costosa 
y no necesaria , en 8 del mismo mes de diciembre de 1820. 



142 



BlSTOmiA BB B8PANB. 



MtttrilMMá^M Ae 1» potolJieiOA iiUiwitrial «• 



Lo$ 269,736 iQdiv¡d^os á que ascendía la poblacioD indas- 
tríal de España se hallaban distribuidos del modo siguiente : 



Manufacturas. 


ladividuos. 


En k» de Uao» cordelería f cáAaino. 


96,907 


Bn las de algodón. 


«,7W 


En la» dci pápela. 


1,295 


En las de otros art que emplean iBsUneias vegetaka. 


i,6M 


En las de lana. 


98,513 


En las de seda. 


i7,5<8 


En las de pieles. 


Í0,i59 


En las de Iota j barro. 


7,182 


En las de Iderro j qoinealla. 


9,269 


En las de fábricas mixtas. 


2,151 


En laa de TÍdrio. 


516 


En las artes y ofeios. 


e,746 


Total. 


259,736 



Producciones InduBtrialCB de WMp^kñtu 

Divídanse las nía a a facturas en Tartas clases, por mson de Icr 
diferentes materiales que en ellas se emplean, como aparecerá 
de! estado que á continnacion presentan los editores de la Es- 
tadística de España, 

Lino y cáJIasao e« tientos. 
Cordelería y jarcia. 
Algodón : indianas , muselinas , pa- 
nas y bombasíes. 

— Pañuelos. 

— pares de medias. 
Papel fino. 

— De estraza. 



20,00». 6i6A 


^aras. 


6,543.726 


arrobas. 


4^616.603 


Taras. 


16.008 


docenas. 


75,000 


— 


255,428 


resmas. 


108,057 


— 



UB. ¥. G4JP. 

Jabón. 
Aguardiente. 

Sustancias animales. 
Curtidos : fádies adobadba. 
Lana: paños, estameñas, barraganes, 

tas , sayales y cordcllates. 
Sombreros. 

Sed.a : daoo^scos , terciopelos , tafeta- 
nes, sargas j cintas. 
Medias. 
Pañuelos. 

Sustancias minerales. 
Loza. 

Tejas y la4rillos. 
Uienco. 
QuincaUa^ 

Fábricas mixtas. 
Terciopelos Qpn oro y plata. 
Me^cl^s de Iíao y cáñamo. 
Gin^ y aldi|car. 
Galpn de qtq y plata. 
Hilo y plata procedente de tiradores. 

Valor de k» manufacturas c[ue dan 
nueras formas á las sustancias -vegetales. 
A las animales. 
A las minerales. 
De las mixtas. 
De los oBcioft. 

Suma 



XVI« 143 

516,751 arrobas. 

10,573.718 varas. 
744,564 

15,494.154 Twr^. 
186,509 p^res. 
447,5^0 

55,659. 82SI. plecas. 

5,042.594 milites. 

1,526.680 arrobas, 

7,805,970 Ubcas, 

6a»049 

28,270 YJ^ras. 

555,809 — 

1,521.171 onzas. 

5,720 — 

1, 524,177.189 rs. 51 mrs. 

575,448.754 4 

544,974.254 14 

61,858.851 94 

52,926.670 8 

2.159,5j6.5..6Q5 15 



144 



HISTORIA DS BSPAlfA. 



Comercio de E«pafl«* 

Estado del oomerdo de la Scpa&a en 1829. 



ImportacioDes. 

Madera de construcción. 

Cáñamo. 

QuincaUa. 

Cueros y pieles. 

Géneros coloniales. 

Drogas. 

Hierro y acero. 

Pescado salado. 

Tabaco. 

Telas de algodón. 

— de lana. 

— de lino y cáñamo. 

— de seda. 
Cristalería. 

Otros Tarios objetos. 



Total. 



Valores en reales tcUod. 

5,6/^0.000 

3,864.000 

16,496.000 

20,652.000 

111,472.000 

1,884.000 

4,524.000 

30,156. 000 

33,156.000 

15,688.000 

23,356.000 

49,120.000 

19,032.000 

1,768.000 

120,224.000 

457,032.000 



Esport aciones. 

Almendras. 

Trigo y harina. 

Géneros coloniales. 

Aguardiente. 

Hierro y acero. 

Frutas frescas y secas. 

Aceite. 

Lana. 

Corcho. 

Mercurio. 

léeles. 

Ploma 



Valores eo reales vn. 

412,000 
50,588.000 

2,484.000 
10,800.000 

4,132 000 
19,624.000 

6,544.000 
39,100.000 

3,520.000 

9,300.000 

140.000 

16,184.000 



LIB. X. CAP. XTI. {45 

Seda. 6,184.000 

Vino». 54,052.000 

Otros varios artíciJo». 49,124.000 



Total. 252,168.000 



(aladro del eonereio de Sfpafiaoon el estrai^ero , en el aao de 1827. 





Iniportaciooes. 


Esportaciones. 


Totales. 




Reales vo. 


Reales vn. 


Reales vn. 


Francia. 


117,540.000 


85,952.000 


200,272.000 


Inglaterra. 


65,812.000 


79,452.000 


145,244.000 


Estados Sardos. 


19,456;000 


10,552.000 


29,768.000 


Rnsia. 


11.644.000 


2,176.000 


15,820.000 


Portugal. 


18,404.000 


16.764.000 


55,168.000 


Suecia. 


9,648.000 


1,520.000 


11,168.000 


Alemania. 


8^008 000 


10,567.000 


18,404.000 


Austria. 


2,884.000 


5,256.000 


6,120.000 


Estados Pontificios. 


S»472«00e 


952.000 


5,424*000 


Países-Bajos. 


2,312.000 


8,056.000 


10,548.000 


Toscana« 


1,626 000 


2,708.000 


4,555.000 


Ñapóles j Sicilia. 


1,452.000 


552.000 


2,004.000 


Díitamarca. 


956.000 


2,580.000 


5,516.000 


HannoYer. 


1,156.000 


, » 


1,156.000 


Turquía. 


496.000 


24.000 


520.000 


Pni¿i. 


528.000 


1,416.000 


1,744.000 


Estados-Unidos de Am. 


4,M6.000 


8,600.000 


12,916.000 


Nuevos estados de Am, 


584-000 


216.000 


800.000 


BrasU. 


276.000 


9,016.006 


9,292.000 


Estados Berberiscos. 


216.000 


280.000 


496.000 


Total del com". estranj. 


268,546.000 


241,968.000 


510,515.000 


-^ Con las colonias esp. 


120,732.000 


45,644000 


166,576.000 


Total general. 


389,077.000 


287,612.000 


676,689.000 


TOMO X. 






10 



146 



HlflTtfiaA. I»E E8»JkKA. 



Mavegaclon de Eiwilla* 



Navegación de loe paertoe de España. 

Cádiz. 



Años. 

1828 
1829 
1850 
1831 
1832 



Eolratia* procedeDtes 
4el estranjerp. 

Baques. ToDetadas. 
385 35.278 



EpU-sdAS proc«deDtcs 
4^ Uf colonias. 

Bogues. Toneladas. 



539 
566 
521 
651 



36 

87 

iOl 

103 

81 



57.050 
62,737 

H.^7 
67.247 

£1 (^ai^amei^io ih «sfos bnq^^ ff$|aba valuado de la maciera 

AAot. . RMksfo. 



6.897 
13.585 
11. 955 
17.812 
10.790 



Totales. 
Baques. Tooeladas. 

A2475 



á21 

6?6 
677 

624 
732 



70.635 
74.6.92 
69,029 
78.037 



IttfwrUciciMS. 



i 828 22 464» 000 géneros estranieros. 
8,924.000 — colomales. 



Totales Rs. tu. 



31,0M.O00 



1829 126,428.000 

31,596.000 

1830 105,Mt.DOO 

33,794.000 

iSH i28,91^.()O0 
86,;>03,000 



estranjeros. 
coloniales. 



estranjeros. 
coloiüales. 



ei^anjeros. 
coloniales. 



i58,OgA.OO0 



139,036.000 



215,220.000 



1833 72,76^,000 
32,616.000 



estranjeros. 
cplonialQS. 



105,368.000 



Puertos. 
Cádiz. 
Barcelona 



Navegación de la España 4iv¿dida por puerto». 

AHns. Entr. Buques. Tooel. Salida. Buques. Tonel. 

1832 732 78.037 686 82.267 

1852 544 45.477 404 32.415 



Lw. X. CAP. xin. 


147 


Cartagena. 1852 


140 20.661 


133 19.613 


fiSbao. 1830 


197 U.e63 


208 17.499 


Otros puertos. 1832 


944 81.370 


945 57.474 


Total general. 


2.5d7 241.406 


2.176 209.266 


Falor del cargamento importado y eiportado. 




Imporlw^ioDet. 


lapartananef. 


Pfftitof. Aflos. 


Rea|c9 vn. 


Reatos vp. 


CáHív 1831 


105,366.000 


117,296.000 


uMnaCSBA* ^\yú¿ 


1^,028.000 


1,460.000 


Bilbao». 1830 


64,346.000 


22,468.000 


Barcelona. 1830 


76,816.000 


42,444.000 


Otros pnertos. 1639 


mfi^o OOO 


67,560.000 


ToUlcig. 


4^8,^80,000 


251,188.000 



Aaos. 

1828 

1829 
1850 
18SÍ 

1832 



E$portafiW9^ 4p Cádiz, 

Esportaciones de Cáikt i 
Reales fo. gapoKacioti. 

16,172.000 al estranjero. 
4«j976.000 á las colonias. 

45,060.000 al estranjero. 
12,548. 000 k las colonias. 

57,728.000 aliestranjero. 
1^,420.0^ ^ l9Mi ^solpp^ia^ 

106» 92 4. 000 al estranjero. 
10,372.000 á las colonias. 



Tattiof. iUtles vn. 
fil^ifi.OOO 

57,608.000 

77,148.000 

117,S96*.000 



189,124.000 al eHraníero. . «^^ .^^ .._ 
18,296.000 á I.. «,l¿nla.. -i 20.2.420.0í)0 



148 HISTORIA DE E8PA.ÑA. 



Faenas maritimag de Xfpafia. 

La ftituacioD de la marina española, en diversas épocas, se 
halla roanifíesta en el estado que sigue: 

1758. 



NaTÍOB de linea. hi 

Fragatas. 19 

Otros baques. 22 



Totales. 85 



1788. 


180.8. 


1850. 


64 


42 


6 


¿3 


30 


12 


60 


74 


94 


167 


146 


112 



Faenas militares de Zspafia. 



Reinado del Sr. Dan Fernando VI. 




Infantería, 






Casa Real : dos regimientos 


6.580 hombres. 


Españoles : yeinte y cinco idem. 


29,175 


— 


Estranjeros : ocho id. 


11.208 




Suitos: tres id. 


3.492 


— 




50.455 


— 


Artilieria, 






Un regimiento. 


1.379 




Fijoe. 






En Ceuta y Oran : dos regimienftps. 


2.756 




Milicias, 






Regimientos: catorce. 


23.826 


— 


Ingenieros. 


141 


— 


Caballería, 






Casa Real : dos regimientos. 


793 


— 


Caballería : Teinte id. 


5.450 


— 


Dragones: diez id. 


2.610 


— 


Compañías sueltas : tres. 


120 




Inválidos. 






Regimientos: cuatro. 


5.244 





LIB. X. GAP. XVÍ. 149 

Coste que causaban al Erario, 







Reales vo. 


Kfrs 


La tropa de la Ca&a Real. 


11,404.226 




Infantería , inválidos y 


milicia. 


47,695.615 


13 


Artillería. 




1,'892.242 


21 


Caballería. 




14,587.115 


14 


Estados mayores. 




7,414.540 


24 


Oficiales generales. 




3,202.960 


14 


Gomisaríos. 




5,589.226 


30 


Gente suelta. 




553.726 


20 


Ingenieros. 




1,254.173 


35 


Viudas j limosnas. 




1,116.107 


12 


Familias de Otan. 




61.662 


80 


Penmónes. 




5,575.417 


19 


Hospitales. - 




5,958.329 


50 


Fortificación y gastos de artillería. 


9,459.200 


5 


Gastos estraordinarios. 




9,525.1^9 


25 


Menages , -vestnaríos y . 


armas. 


2,450.069 


30 


Provisión de víveres. 




5,786.714 


25 


Reinado del Sr, 


ü. Carlos IIL 


jiao 1772. 




Tropa de la casa ReaL 




14,960.970 


4 


Infantería , inválidos y 


milicias. 


55,257.599 


4 


Artillería. 




4,946.058 


19 


Estados mayores. 




6,196.258 


9 


Oficiales generales. 




4,051.827 


11 


Caballería. 




17,598.026 


32 


Comisarios. 


/ 


5,899.745 


25 


Gente suelta; 




505.816 


19 


Ingenieros. 




1,514.810 


12 


Viudas y limosnas. 




595.602 


32 


Pensiones. 




1,695.65^ 


19 


Familias de Oran. 




69.985 


33 


Hospitales. 




5,435.556 


25 


Fortificación y gastos de artillería. 


12,748.960 


26 


Estraordinarios de guerra. 


13,598.815 


13 



í$9 ■laTORIA 


DE CSFüflA 


• 




Montes pios. 




5,195.573 


15 


Menages y vcstuarioB. 




14,703.566 


9 


VÍTeres 




33,956.504 


2 


Reinado del Sr. L 


K Car (os IK l!?9d. 

i 




Tcopa de la casa Real. 




18,050.J10a 


4 


lofantería» 




109,003.696 


28 


ArtUkría. ^ ^ 




&,5U.5&1 


14 


Estados mayores. 




8,474.903 


3A 


Oficiales. 




8,358,458 


32 


Gabaliaria, 




25,4^.431 


5 


Comisarios. 




5,702.184 


24 


Gente suelta. 




7,546.198 


29 


Ingenieros. 




1,415.053 


8 


Penúones. 




10,419.714 


11 


Familias de Osan. 




11.071 


22 


limosas. 




815.416 


7 


Hospitales» 




2I^4«2S4 


30 


Fortifieacion y artillería. 




37,564.422 


7 


Estraosdinarío» de guerra. 




4d,7ft4.ft22 




Monte pió. 




9,180.332 


33 


Menages y TtsUioiioa. 




7,285.814 


20 


Promisiones. 




637,905.580 


U 


beinado del Sr, D. 


Femando FJJ. 1819. 




Plana mayor. 






Generalisitno. 






1 


Capitanes generales. 






5 


Tenientes genérales. 






86 


Mariscales de campo. 






118 


Brigadieres. 






200 






410 


Iñlendbiites óé ejército. 




10 


ComiBftiios ordenadores. 






15 


-** de guerra. 






95 






80 



LtB. Xé CAP. XTf. 



151 







Beal easá. 


• 




ffombres. Caballos. 


Guardias de la Real Persona : cuatro es- 




oÉadrones. 


690 690 


Carabineros : seis escuadrones. 


891 891 




Í.af/Í8 • 


— W alona t uno — 


5.180 


Artillería. 


78 72 


, 


8.127 i,693 


lúfdnteria. 






Hombfcs. 


I^e linea : treinta y siete regimientos. 


45^188 


De lloros t doce. 


15,724 


Eslranjéfós : cuatro. 


2.006 


Saisos : éeis. 


10.S77 




71,895 


Caballería, 






Hombres. Caballos* 


Delinea s doce : regimientos. 


7.255 h.fOV 


Bregones : ocho — 


4.750 2.9Bo 


Catadores z dos — 


1.106 9^ 


Húsares : dos — 


1.572 926 


■ • 


l/l.444f ^^.¿2« 


Artillería. 






Hombres. Caballos. 


De á pie : cuatro regimientos. 


i.m 


De á caballo : seis compaáiás. 


5&d 408 


Compa&ias ííjas : díe2 y nueve. 


1.954 


• 


6.580 4t)8 



162 H181t»BIA »B MPAIÍA. 

Ingenieros» 

Hombres. 
Zapadores : un regimiento. 800 

Minadores : dos compañías. 22 2 



i.022 



Milicias : cuarenta j tres iegÍBÚen(o«* 59,229 

ZLfiotes w f^M«^ nff ele SfpsiiAa 

Consultando atentamente á los antiguos ecoaomístas espa- 
ñoles y los documentos oficiales contemporáneos , forman los 
estadistas el estado siguiente de ^s rentas anuales de España 
por espacio de cerca de dos siglos : 

. . Realeí velloo. 

1600 15,000.000 de ducados 143,000.000 

1603 14,497.000 -— 159,467.000 

1716' 15,171.000 — 166,881.000 

1753 27^246.000 escudos de vellón 290,624.000 

1760 392,506.000 

1778 777,331.000 

1784 685,000.000 

1787 616,000.000 

1791 800,488.000 

1822 664,800.000 

1827 629,890.000 

Estado comparativo de U deuda de los varios países : en la de España te 
cuenta solo la deuda con interés antes de la muerte de Femando VIL 









ContÍDgente por 




Épocas. ^ 


Deuda. 


habitante. 


Gran Bretaña. 


1823 


83.880,000.000 


3.600 


Países Bajos. 


1820 


13.156,768.000 


2.180 


España. 


1820 


7.360,000.000 


656 


Dinamarca. 


1815 


960,000.000 


536 


Francia. 


1833 


15.036,000.000 


460 


BaTiera. 


1825 


1.075,200.000 


300 



PortDgal. 


1825 


960,000.000 




18S1 


325,164.000 


B»leD. 


13S5 


161,920.000 


Pnma. 


1835 


1.848,200.000 


Austria. 


1835 


$.853,096.000 


Rnúa. 


1634 


4.227,100.000 


Suecii j Noruega. 


1319 


15S,600.00a 




APÉNDICE 



Al lomo décimo de la MTisiaria Oe iSmjpaÍÍ€9 • d 
•erando de la Narracloii de saeesos blstdrleoM 

desde leoo basta 1933. 




VMMténu de 9úñ Mmmeí Ck>dojr* 

|n círcuDslancia»iiiendSi(rr¡esga<laft qué las presentes bao 
Iprocurado tos vasallos íeale»auxi liará sus soberanos con 
dones y recursos anticipadosá las necesidades; pero en esta pre- 
visión tiene el mejor lugar la generosa acción del subdito hacia 
su Señor. £1 reino de Andalucía , privilegiado por la naturale- 
za en la producción de caballos de guerra ligeros ; la provin- 
cia de Estremadura , que tantos servicios de esta clase hizo al 
seSor Felipe Y, ¿ verán con paciencia que la caballería del Key 
de España 'esté reducida é incompleta por falta de caballos? 
]No, no lo creo ; antes sí espero que del mismo modo que á los 
abuelos de nuestro Rey con hombres y caballos asistan ahora 
los nietos de nuestro suelo con regimientos ó compañías de 
hombres diestros en el manejo del caballo, para que sirvan y 
defiendan á su patria todo el tiempo que duren las urgencias 
actuales, volviendo después llenos de gloria y con mejor suer- 
te al descanso entre su familia. Entonces sí que cada cual se 
disputará los laureles de la victoria ; cuál dirá deberse á su 
brazo la salvación de su familia , cuál la de su gefe , cuál la de 
su pariente ó amigo , y todos á una tendrán razón para atri- 



APÉNDICE. Ilr5 

buírsie á ^i mismos U salvación de la patrio. Venid , pues, ama- 
dos eoni patriotas : Teñid á jat*ar hajo ios. banderas del mas be- 
néfico de los soberanos : Teñid , y yo os cobríré con el manto 
de te gratitud, compliéndoos cisénió , desde ahora os ofreccoi 
sí el Dios de las Tiotorias nos concede mna paz^ tan felis y d«ira« 
dora, cual le rogamos. No, ivo os detentdr^ el temor, no la 
peridia ; Tiiestros pechos no abrían ta1«i vicios , ni dan lo- 
gar á la torpe seducdoD. Venid pues^ y'si las cosas llegasen al 
panto de no etílanarse las armas con las de naestros enemi- 
gos, no Inüorriré^ en la nota de sor<pechaso« , ñi os tildaréis 
con ttft dictado impropio de voestra lealtad y pnndonor por 
haber sido omisos á mi llamamiento. 

Veto si mi voz no alcanzase á despertar vuestros anhelos de 
gloria, sea la dé vuestros inmediatos ttrtores y padres del pue- 
blo , á quienes me 'dirijo , la que os haga entender lo qfue de- 
béis á vuestra obliga<íion , á vuésli-o honor , y á la sagrada re- 
ligión que profesáis, j^an Lorenzo ti Real 5 de octubre de 1609. 
-El Príncipe de la ^ht, 

ttutnnro ii» 

Decreto de Napoleón , espedido en et palacio de lailán á Í7 de 

diciembre de 1B¿7. 

Napoleón , Emperador de los Franceses , Rey de Italia, pro- 
tector de la Confederación del Rhin. — Habiendo visto las dis- 
posiciones dadas por el gobierno británico con fecha de 11 de 
noviembre ultimo , que sujetan los buques de las potencias 
neutrales, amigas y aun aliadas déla In^aterra , no solo á ser 
i%gistrados por las embar6aGfon«s inglesas , sino también á 
detenerse por fuerjsa etí Inglaterra, y á pagar un impnesto ar*- 
bitrario de tanto pol* ciento sobre sus cargamentos , segtifl lo 
qoe determine el cuerpo legislatiTO británico ; 

Considerando qne por estas disposiciones el* gobierno inglés 
ha desnaturalizado ó privado de carácter nacional á todos lós 
bajeles de los pueblos de Europa ; que ningún gobierno puede 
ceder de su independencia y derechos , debiendo todos los de 
Europa responder en común de la sobe ranía é independencia 



1^6 HISTORIA OS E8FAÑA. 

de SUS pabellones; y qae si por uña debilidad ioescusdble , y 
que iropriiniría ud borrón indeleble y eterno , se dejaba pasar 
y consagrar por el uso semejante liraaía , los Ingleses preten- 
denlan erigirla «d prioeipio de. derecho, así como se bao apro- 
ve<:blBdo de la tolerancia de los .gobiernos para establecer la in- 
fame ii>éxj«»a de que el pabello» no cubre la mercancía, y para 
d^r á au dere<^o de bloqueo una estension arbitraria en per- 
juiqio de la soberanía de todos los estados, . 

Hemos decretado y decretamos lo siguiente : 

Artículo 1.* Todo buque de cualquiera na<:ion que haya su- 
frido que le, visite otro buque inglés , ó que se baya sujetado á 
arribar á Inglaterra , ó baya pagado uki impuesto , cualquiera 
qqe sea., al gobierno británico ^ queda de&aaturalÚEado.ó pri- 
vado :del carácter de su nación , pierde la protección de su 
ban^^a , y ¡se convierte en propiedad in§^9sa. . . 

.2.? Deofairamos de legítima y buena presa á lo^. buqjíi^s des- 
naturalizarla «a eata forma por las medidas ^rbitr^tpías del go- 
bierno inglés, ya entren en nuestros puertos ó enlos de nues- 
tros aliados, ya caigan en poder de nuestros buques de guerra 
ó de nuestros corsarios. 

3.*^ Las islas británicas quedan declaradas en estado de blo- 
queo por mar y por tierra. Todo buque de cualquiera nación, 
sea cual fuere su cargamento , que haya salido de los puertos 
de Inglaterra ó de sus colonias , ó de ios países ocupados por 
las tropas inglesas , es de buena presa como infractor del pre- 
sente decreto ; será apresado por nuestros bajeles de guerra ó 
por nuestros corsarios , y adjudicado al apresador. 

4."* Estas medidas , que no son sino una justa represalia 
contra el bárbaro sistema que ha adoptado el gobierno inglés, 
y que hace su legislación semejante á la de Argel, quedarán sin 
efecto para todas las naciones que sepan obligar al gobierno 
británico á respetar &u pabellón ; pero continuarán en vigor 
durante todo el tiempo que este gobierno no se sujete á los 
principios del derecho de gentes que rige entre los estados ci- 
vilizados durante el tiempo de guerra. Las disposiciones del 
presente decreto quedarán abrogadas y nulas de hecho desde 
el punto en que el gobierno inglés reconozca dichos principios 
del derecho de gentes , que son también los de la justicia)' el 
honor. 



APÉNDICE. 157 

5.* Todos nuestros mioistros quedan encargados de la eje- 
cncion del presente dcxrreto , que se insertará en «1 periódico 
en qaese publican las leyes. —Napoleón. — Por mandado del 
Emperador. — El ministro secretario de estado. — H. B. Marel. 

ttum^ro III. 

Orden general del ejército francés denominado de observación 
de la Gironda al entrar en España, 

Cuartel general de Bayona 17 de octubre de 1807 . 

La gloría militar es el patrimonio de nuestros ejércitos; pero 
la victoria que la constituye no es suficiente para completarla. 
LoÜDÍco que puede hacerla honrosa , y debe acabar de distin- 
guir los ejércitos franceses de los demás ejércitos del mundo, 
es la reunión de todas las virtudes guerreras ; esto es , inde* 
pendientemente del valor , la subordinación , la disciplina y 
el orden. 

Merece tanto mas ser recordada esta verdad á las tropas del 
ejército de observación de la Gironda , cuanto que en su mar- 
cha van á atravesar un pais amigo , y que no pueden hacer de- 
masiado para hacerse dignas del honor que las espera al llegar 
altérmioo señalado á sus trabajos. 

S. £. el general en gefe , amante de sus tropas , pero aun 
nías de sus deberes , no ha omitido para asegurar á los cuer- 
pos antes de su salida de Francia como también durante su 
marcha por España, todo aquello á que pueden tener derecho, 
y todo lo que el pais pueda suministrarles. Aun ha hecho mas, 
ha obtenido que se aumente vino á los demás suministros; pe- 
i^ también cuenta con los esfuerzos de las tropas para corres- 
ponder á su benignidad , y con el celo de los gefes de todas 
graduaciones para justificar la confianza que en ellos tiene. 

Que nadie eche en olvido que se debe tratar con el mayor 
miramiento á los Españoles , y sobre todo á las autoridades 
públicas : que sepan las tropas que no tendrán derecho en Es- 
pacia sino al alojamiento y á las distribuciones : que todos ten- 
gan presente que cuanto pertenece á la religión debe ser el ob- 
jelo del mayor respeto; en fin, que cada cual se penetre de la 



158 HlSTOaU. |>|¡ fi6l»ANA. 

obligación de lo^r^oer h esümBfíion por /u^ (u>ad0eU privaila, 
mientras que llega la ocaaioo de arr^l^aiar ia admiracioQ ppr 
sua bazaSaa. 

Para llegar con inaa seguridad é este fio da «jlíatjogair mt^r 
los que por su ejemplo ó su firmeza contribuyan á su logro , y 
de conocer y castigar ejemplarmente á los que se atrevan á se- 
pararse de él; S. E. el general ep gefe manda que las adjuntas 
instrucciones sean literalmente observadas (1). 

tlumfro IV. 

Orden general del Marqués del Socorro al entrar con las tro* 
pos españolas de su mando en Portugal, 

La ferocidad nunca fué Talor : es «na prueba constante de 
barbarie, j las aias veces de cobardía. La mayor confianza, el 
mayor honor que el Rey pue^ hacer á un vasallo ea entregar* 
le sus armas, siempre consagradas á la conservación de la Mo- 
narquía , al amparo de la religión y de las leyes , á la defensa 
de sus vaaallos, y á la protección de sea amigos. Cuendoel 
gobierno portugués noa da pruebas de su amistad , recibiéndo- 
nos en su territorio , s^ría corresponderle de un modo indigno 
del carácter español , sería faltar á todaa las leyes , el conver* 
tir en enemigas estaa mismas armas protectoras. La guerra 
Itetie s«s derechos y sos leyes , y «oto poede tener logar entre 
loa gefes de los gobiernos ; nosotros los subditos no estamos 
autorizados á hacerla sino ó la voz de esto« mismos gefes; to- 
do lo demás es un asesinato , y la justicia universal reclame et 
castigo de este cobarde delito , odioso á la humanidad entera. 

Encargados de una espedieion importante , vamos á cumplir 
ks órdenes de nuestro Soberano; orgullosos por una confian* 
za tan honrosa para nosotros, guardémonos bien de hacernos 
indignos de «Ha , no consintamos que permanezca entre nues- 
tras ñlas el que mancillando el nombre de todos ooa prive de 

( 1 ) Ljis ÍD8tru«cio«es áe ^ue habla esta prodama sob las q«e eomonmente se 
dan á todos las trnpac bieu dMcíptinadas en el inonento de «mprender una marcfat 
yur uu país aliadu. 



APSXJDICS. 160 

esa boort , Ofioiir/eci0li(lo la opiníoQ geoetr»! áal ejércílo. Tal 
00 tofríré JO jamát; toda íajoría án h/^ho , ih palabra ó apo- 
do, y JiasU los ptnloe de desprecio é ioMillo qtie paedaa pro- 
vocar riñas bárbaras , y daapertar preoeupadones popularla, 
leréirreoHiíbley savertaiiDAiiieote castigada por m(, oo solo 
coD las peaaa posUivaa y legales en que pueda iooarrir el cul- 
pable, «íoo aoD por las arbitrarias que dicten la importanoía 
estraordtnaría de las oircunstanciaa y sus coosecueocias , la 
bajeza de proeeder « la desobediencia al Rey , el compróme* 
timienlo de eos reales ioteocíoues, y el deadoro del nombro 
eg(>añol. £1 soldado recibirá todos los auiilios , y en caso de 
carestía sabremos sufrir privaciones momentáneas á trueque 
del boen nombre , y la honra de desempejoar un grande obje- 
to. Los gefes del cuerpo de mi mando me son conocidos , los 
soldados saben que l^eonoscD á todos personalmente; no se 
eoTJleeeráfi : sé que no vinieron desde la Andalucfo para de- 
sobedecer al Rey y para deshonrar á la nación. Cuartel gene- 
ral de Badajoz 80 de noviembre de 1807.— £1 marqués del So- 
corro. 

Vlúmtvo V. 

Proclama dirigida á las habitante f de las provincias septena 
irionales de Portugal por el general Taranco^ 

Veelttos y habitantes de Entre-Duero y Miño , y Tras-los- 
MoDtes: permaneced tranquilos, y reposaos en la confianza de 
qoeel ejército español que mando no alterará vuestras leyes, 
ni vuestros usos, ni vuestras costumbres; tratadlo con la amis- 
tad sincera que merece por su valor y su humanidad , y halla- 
réis una exacta correspondencia : yo os lo prometo , yo os lo 
aseguro enn o mbre de m! rey y señor tan justo como benéfi- 
co. General de sus armas , é interprete de su justicia y cle- 
mencia , seré fiel ejecutor de sus órdenes soberanas , dirigidas 
enteramente á protegeros en la deplorable situación en que 
habéis quedado por la ausencia de vuestro Soberano, y á li- 
braros de ia pérfida dominación , y de la ambición política de 
'a Inglaterra , que supo aparentar ser vuestra íntima amiga 



160 HISTORIA BB B8PANA. 

para desiruiros mas á su salvo. Creed firmemente que todaa 
nuestras providencias yienea á mejorar vuestra suerte, á ar- 
rancaros de la vergonzosa tutela del gobierno britinico , y á 
reorganizar vuestro sistema político. 

Llegó ya el tiempo de que conozcáis los verdaderos intere* 
ses de vuestra patria, y de que uniendo vuestras voluntades 
y vuestras fuerzas á las nuestras, venguemos juntos los ultra- 
jes que la ferocidad aleve de los Ingleses ha hecho á todas las 
naciones de la Europa ; poneos al abrigo de sus tramas , y go* 
zad de la protección que os ofrece mi católico Monarca. 

Cumpliré religiosamente cuanto os promete ; os doy pala- 
bra de castigar con todo el rigor de las leyes á los soldados es- 
pañoles que cometan el menor esceso ; así cornea todo natural 
ó habitante del reino de Portugal que tome parte en alguna 
conjuración ó alboroto contra el ejército español, será pasado 
por las armas. La ciudad , villa ó aldea donde se dispare un ti- 
ro contra la tropa española , entregará el delincuente , ó será 
responsable del atentado , como lo será así mismo la justicia 
del partido ó jurisdicción en cuyo distrito se matare á algnu 
individuo de la milicia española; y además pagará en contri- 
bución ¿I triple valor de su producto anual , quedando presos 
en rehenes del pago cuatro de sus principales vecinos. 

Si puedo ahorrarme el disgusto de imponer penas tan da- 
ras , tendré la mayor satisfacción , que se aunientará todavía 
si viere á los Portugueses y Españoles amarse sincera y mu- 
tuamente , y que lejos de hacerse acreedores á castigo , se ba- 
gan por sus virtudes dignos de premio. — Cuartel general de 
Oporto 13 de diciembre de 1807 Francisco Taranco. 



ítum^ro VI. 



Instrucciones dadas por el Principe regente de Portugal á los 
gobernadores que dejó para este reino , al trasladarse al 
Brasil. 

El decreto de 26 de noviembre de 1807 , por el cual el Sobe- 
rano de Portugal nombró los individuos á cuyo cai^o dejaba 
el gobierno de sus dominios europeos, contenía las instruccio- 
nes siguientes : 



1*. Qoe los gobernadores del reino babian de prestar el ja- 
ranentú de estilo en manos del Cardenal patriarca, y qne cní- 
daráo con todo el desvelo , vigilancia y actividad , de la admi- 
nistracioo de la justicia, distríboyéndola iroparcialniente , y 
observando rigorosamente las leyes del reino. 

2*. Qoe conservasen á los naturales todos los privilegios 
concedidos por S. A. R. ó por los señores reyes sus antece- 
sores. 

3*. Que decidieran á pinriilidad de votos las consultas que 
iesfaesen presentadas por los tribunales respectivos , arre-, 
gláadose siempre á las leyes y costumbres del pueblo. 

4'. Qoe proveyeran las plazas de letrados , y los oficios de 
JQslicia y hacienda en la forma practicada hasta entonces por 

o. A. K« 

5V Que cuidasen de defender las personas , y bienes de sus 
leales vasallos , prefiriendo para los empl eos militares á aque- 
llos qoe tuviesen mas conocimientos y capacidad. 

6*. Qne practicasen cnanto fuese posible para mantener el 
reino en paz , y que las tropas francesas fuesen bien acuarte- 
ladas y asistidas de cvanto pudiesen necesitar, evitando todo 
ÍDsa)to , castigándolo si tuviese lugar , procurando siempre la 
buena armonía que debe reinar entre los ejércitos de las nacio- 
nescon las cuales estaban unidos en el continente. 

ttumero vii. 

Proclama y decretos del general Junot y comandante del ejér- 
cito francés en Portugal, espedidos en 1*. de febrero de 1808. 

Habitantes del reino de Portugal : Vuestros males han fijado 
la atención de S. M. el Emperador nuestro augusto Soberano: 
toda irresolución debe desaparecer; la suerte de Portugal está 
decidida , y asegurada sn felicidad futura, puesto qne I<(apo- 
lenn el grande le ha tomado bajo' su protección todo po- 
derosa. 

£1 Príncipe del Brasil , abandonando á Portugal , ha renun- 
ciado todos SQS derechos á la soberanía de este reino. La casa 
deBraganza ha cesado de reinar en Portugal'; y el emperador 

TONO X. 11 



X^ BIST0U4 •« «ftPASA. 

Nap^liüoii quiere qtte ente hermoso p«M tea i4iíBioty>jo y go- 
hem^o todo entero «» su nombre , jr por el general t» gefe 
de $u ejércíteu 

La iQbligUeÍQn que me impioiie eate tostimqnio de la benigni- 
dad y confíaDza de m umo es difícil de llenar; pera yo espero 
cumplirla dignamenie , ayudado 4a las looes de los hpjmbres 
mas ÍQ&truidos del r^mo y de la buena voluntad ^e todos uu 
habitantes. 

He establecido un consejo de gobjenao pana qne me instruya 
. sobre tpdo lo buenp qi»e debo bacer i se envieráa edministra- 
dores á las provincias (C0|i el fin de tomar los nusdios oofido- 
centes para la niejora del gobierno , y para establecer en ellas 
el buen orden y U ecoaomüa. Qe maíndado abrir eamioos y 
canales para facilitar las comunicaciones, y bacer que florez- 
can ia ¿^¡culture y la indqstriía nacional, dos ramos tan oece- ^ 
sarJ4»s p^ra la prosperidad de un estado , y que aera fácil res- 
tablecer en un pueblo sag9^ , sufrido y valiente. Bien proolo 
las tropas porjtu|;ue$as mandadas por los gefes oías recomen- > 
•da)>,li^s fori^r^^ una sola familia con los soldados de Marengo^ , 
de A.ust^r|it2,i dfJeua, y de Fri^laud« y na habrá entre elloi 
mas rivalidad qw JÍ9 del valor y d^ le di^eiplinat La bpeoa ad- . 
iqaiqistr^cjpn de las rentas publican aeegurari á cada empleado 
el fruto de su trabajo; la instruccioil pdblica , madre de la el- , 
vilizacion de los pueblos , se derramará por las provincias, J > 
llegará día en que el Algarbe y la Beira superior tengao tam- ; 
bien sus Cáraoens. La religión de vuestros padres, la misma , 
que todos profesamos , será protegida y amparada por el que 
ba «abicjo r<?staur9rla ^n el vasto imperio francéa : pero libre , 
4^ i^s sup^rsticÍQues que la deshonráis : la justicia ser^ admi- 
nistrada con igualdad y desembarazada de la lentitud y arbi- , 
tr^ríedaí] qm |p «Kiitprpeci^p, L^ ir^nquj|ridad piiblioa do será 
y^ alterada por bprriblf^^ ^a^U^Qres , resultado de la socí& 
dad; y si «^xistierep elguno^ malvaos inoorr^íbles., una poli; 
ci£| activa librara do ellos á U sociedad. La deforme mep<ti- 
gifcjt up arra^lr^rá ya $^s andrajos por to sobertúa capital , ni 
por el interior del reino, para lo cual se establecerán caaasde 

r^plusiqn dftudfi pl pobre e$tro|)ettdp encQmtrará m «silo , y 
dQi94<r:^l holgazán será eippleado ea un trab^o niecefiario aon 
para m proj^a copse^v^ciop* , ^ 



AVENBICK. lid 

Hábítflvtcs del rráo de Portugal, vivid s«piro»y tfattqaflo»: 
desechad faii sagestiones de aquellos qoeqiiíaíferan induciros á 
rebelbii , j á quíeaes irada les importa que se derrame sangre 
con tal qae sea del eontinente : entregaos con confiaor» é 
Toestras tareas , qoe vosotros recogenSs e) fruto ; j si es necti< 
arioqneen los primero» aMmientos bagáis algvnos sacrificios, 
SD objeto es poner al gobierno en estado de mejorar vueiitra 
soerte. Por otra parte estos saeríficifi» son vodispensables para 
hsabsisleoeía de ud nomeroaó ejércho , y puta reafrzar Io« 
vistos proyecto» del gran Napoleón ; su» o)os vigüaotes están 
fijos sobre vosotros, y vuestra felicidades segura par»kt veni" 
fcro. £1 os amará tanto como á su» vasallo» franceses ; y así 
procarad merecer sus beneficios con tu estro respeto y con 
Tiestra somíston á s» volnotad* 

£1 geaeral eo gefe del ejército francés de Portugal , en nom<- 
bredeS. M. el Emperador de los Franceses , rey efe Italia , y 
co cumplimiento de sos ordene» , decreta : 

Art I. £1 reino de Portugal será de aquí en adelante admi- 
nistrado y gobernado todo entero, en noflabre de S. M. d Em* 
perador de los Franceses , Rey de Italia, por el general en gefe 
de) ejército f raneé» de Portugal. 

n. El Consejo de regencia creado por S. A. R. el Príncipe 
del Brasd , al tiempo que este Príncipe abanclonó d reino d<e 
Portngal , queda, soprfmido. 

III. Habrá un consejo de gobierno presidido por el general 
en gefe , oompneato de un secretario de estaido encargado de la 
idninislracion del interior y de las rentas, eoo do» consejeros 
de gobierno , el uno encargado dd ramo< del interior , y el 
otro del de rentas : de un secretario de estado encargado del 
departamento de la gpuerra y marina ^ con un consejero de go- 
bierno encargado de estos dos ramo» , y de un coosejero ele 
gobierno encargado del departamento de la justida y de los 
ealtns , coa el título de regidor. Habrá también un secretario 
S^aeral del conato,, á cuyo cargo eataarán.los arcbivos^ 

IV. Los señores corregidores de las comarcas, jueces de fo- 
n, jueces de locrkmiial y jueces ordinarios ; los deaembar- 
S*dore» de loa diferentes tribunales , el senado de la cámara 
de Lisboa , la junta de comercio , las diferente» cámaras ó trí* 
^^^'^nlea ,el preaídeotc dd terreiro páblieo , y en una palabra 



t64 HISTOIIIA. DE ESPAÑA. 

todos los empleados ea la admÍDÍstracion publica, conservarán 
y manteodráa sos empleos , á escepcion de aquellos coja re- 
forma faere oecesaría ea adelante , y salvo las mudanzas que 
á consecuencia de la nueva organización del gobierno sea ne- 
cesario hacer en los oljetM relativos á sus destinos. 

V. Mr. Hermán queda nombrado secretario de estado por 
lo que toca al departamento interior y de rentas. 

Don Pedro de Mello, consejero de gobierno , por lo que ha- 
ce al ramo del interior, y el Sr. Acevedo por el de reotas. 

Mr. L*Huitte queda nombrado secretario de estado para los 
departamentos de guerra y marina. 

£1 Sr. Conde de San Payo , consejero de gobierno para el 
ramo de la guerra y marina. 

£1 Sr. principal Castro es nombrado consejero de gobierno 
para el departamento dé la justicia y de los cultos, con el títu- 
lo de regidor. 

Mr. Vienez-Yaublanc será secretario general. 

VI. Habrá en cada provincia un administrador general con 
el título de corregidor mayor , encargado de la dirección de 
todos los ramos >de la administración , de cuidar de los intere- 
ses de la provincia , y de indicar al gobierno las mejoras qne 
creyere oportunas para fomento de la agricultura y de la io' 
dustria , para lo cual se entenderá con el secretario de estado 
del ramo á que perteneciere , y con el regidor en lo tocante á 
la justicia y al culto. 

Habrá igualmente en cada provincia un oficial general para 
mantener «1 orden y tranquilidad : sus funciones serán pura* 
mente militares ; pero en las ceremonias publicas ocupará ia 
derecha del corregidor mayor. 

£n la provincia de £stremadura habrá un corregidor mayor 
qne residirá en Coimbra , y otro en la ciudad de Lisboa y su 
término, cuya demarcación se señalará exactamente. 

VH. El presente decreto será impreso, y se fijará en todo el 
reino en los parajes correspondientes para que tenga faerza 
■de ley. 

El secretario de estado del interior y de rentas, el de It 
guerra y marina , y el regidor quedan encargados de sa cuiQ' 
pli miento cada uno en la parte que le toca. 

Desde esta fecha en adelante todos los instrumentos piiblí- 



APEffDlCfi. 165 

eos f leyes, sentencias , etc. , etc. , de cualquier naturaleza que 

sean y que hasta ahora se daban y hacían en nombre de S. A. K* 

el Principe regente de Portugal , principiarán con la fórmula 

siguiente: £n nombre de S. M, el Emperador de los Franceses y 

k)' de Italia, protector de la Confederación del Rhin. 

Todas las actas administrativas y de ejecución relativas á 

cualquier decreto ü orden procedentes del actoaV gobierno^ 

teodrán, además de la fórmula- espresada, esta otra :^ e/i con^ 

secuencia del decreto C ó de la orden) del Excmo* señor gober*- 

nadorde Paris, primer ayudante de campo de S, M.,jr general 

en ^efe del ejército francés de Portugal, 

La fórmula empleada por el gobierno será : En nombre dé 

S. M. el Emperador de los Franceses , Rey de Italia , proteo^ 

tor de la Confederación del Rkinr, habiendo oido al Consejo de 

gobierno ( siempre que el consejo hubiese sido consultado ), el 

gobernador de Paris primer ayudante de campo de S, M. , ge*- 

neral en gefe del ejército francés de Portugal ; decreta, 

Y cuando no hubiere habido deliberación del consejo , la 
fórmala será : En nombre de S, M. el Emperador de los^ 
Franceses etc , el gobernador de Paris , etc, : decreta , ú on 
dena. 

El sello del gobierno será el mismo que el del imperio fran-> 
cés, con esta inscripción : Gobierno de Portugal, 

EUecretario de estado del interior y de rentas, y el de guer- 
ra y marina quedan encargados de la ejecución del presente 
decreto , eada una en (a parte que le toca. — Dado en el pala- 
cio del cuartel general á V, áe febrero de 1808* — «kinot. 

£n nuestro palacio Real de Milán á 23 de de diciembre de 
1807. 

Napoleón Emperador de loa Franceses , Rey de Italia , pro- 
lector de la Confederación- del Rhin: Hemos decretado y de- 
cretamos lo siguiente : 

Art. I. Se impondrá una contribucioD* estraordinaria de 
guerra de cien millones de francos sobre el reino de Portugal, 
eo rescate de todas las propiedades pertenecientes á los partí'- 
calares , bajo cualquier denominación que sea. 

II. Esta contribución se repartirá por provincias y ciudades 
scguo las facultades de cada uoa^ con arreglo á las disposicio- 



166 HISTORIA »% H9PAÑA.. 

oes del general en ftU de Duestro ejercito, y «e tomario las 
medidas necesarias para su pronta recaudaeíoD. 

lU. Serán secuestrados todos los bienes pertenecientes á la 
Reia^ de Portugal , al Príncipe regente , y é los Principes que 
disfrutaban heredamientos ó infantazgos. 

Iguaimente ser0n .secuestrados todos los bienes de los seño- 
ras que acompañaban al Príncipe cuando Abandonó el reino, 
y que no hubí^en vuelto á él para el día 2^ de Cabrero de 
1306— Napoleón. 

En consecuencia del decreto que antecede, el genejral eq 
g?fe.Jiinot dio la^ dísposioionei signieptes para la recaudacioD 
de los cien millones de francos de la contribnciont 

Aft. 1. Se impondrá una contribución de cuarenta millonea 
de cru7^dos (1) sobre el reino de Portugal. La de los doscui^ 
Uones de cru^adoj» impuesta y satisfts^a y^ después de la eo^ 
trada del ejército francés , entraré en cuenta de la preseoU 
contribución. 

II. Paf^ el pago de esta contribución estraordioaria coatríi 
bttirán con una suma de .aeis millones de cruzados todos lo^ 
comerciantes , banqueros y arrendatarios de las rentas de la 
q^ropa ) y ¡se hará el repartimiento de dicba suma á prorata 
del caudal conocido ó presumido de «ada uno • con interveoí 
^n de la junta deicomeroio* La eontribucioo se satisfará del 
i9odo siguiente ; el primer tercio en el día IQ del prójimo me^ 
de marzo; el aeguado en 1*. de ma^yo; y el tercero y ultimo 
en 1*^. de Agosto, 

III. Todos los géneros de fábrica inglesa , que por el hecho 
mismo de serlo eatáo ^«jetos i la «oofíscacion , serán rescata- 
dos por los comerciantes que los poseyeren , y podrán dispo- 
ner de ellos á su voluntad , pagando un tercio de su valor coa 
arreglo á la factura. El pago de este impuesto se hará en treri 
plazos, y en las mismas épocas del artículo anterior. 

lY. Todas tas alhajas de oro y plata de todas las iglesias, ca- 
pillas y cofradías de la ciudad de Lisboa y su territorio se ll^ 
varán á ia casa de moneda en «i térmÍAo perentorio de quioce 



(i) ^l «r4j£{t(io portugués vale iO rs. de vo. 



(fói, ú^máeri^lím ca loé Urmp4a<» las nlat preelsae'par» la de** 
cencía del culto, y de estas $« remitirá uña Ksta ftrimdaporhri 
ptFsoDáíó peradiMís encargada» de la adoríDÍatraciofk j^ custodia 
de ealoa objetos. Cualquiera que sea comreDddo de fraude en» 
la declai^acij»» de los objeto» existentes, ó áe los que quedaren 
eo las iglesias , ó q«e hubiere octiitado 6 sustraído algunas al- 
fadas pagará una multar de valor cuádrupt» de los oljeto» no 
declara do& ó sustraídos. 

y. Todas las alhajas expresadas pertenecientes ¿ las iglesias^ 
capillas y cofradías de las provinciasr del reino ,. se entregarán 
también en el término de quince dias á los recaudadores de 
las décimas,, bajo las mismas condiciones y penas señaladas en 
el artículo antecedente. 

YI. £1 producto total de las referidas alhajas entrará en 
cuenta para el pago de la presente contribución. 

VIL Todos los arzobispos y obispos del reino , todos los. 
prelados y superiores de órdenes religiosas de ambos sexos , y 
las congregaciones regulares que poseen bienes , fondos ó ca- 
pitales puestos á interés , contribuirán con las dos terceras 
partes de su renta anual , si ésta no pasa efe' diez y seis mil 
cruzados; pero si escecFiere ds esta suma contribuirán con' 
las tr*es cuartal partes de stí renta. 

VIH. Quince días después dé la pubHcacloiT ileí presehte cfe- 
creto, todos los susodichos prelados remrtrránd! secretario de' 
estado del interior y de rentas una decfaraciotí exacta del pro- 
ducto airual áe sus bíi^nes ; y sí hubiera en la dectafacionr al- 
gún frtftíde, se exigirá el dupfv» d» ésta «e^nti^ibucíon de ícfs 
bienes que poseyere é!deilrtc««ntie. ' 

DL X. y XI.. Loa prelados que haMáoen Lisboa pslgaráci el 
primer ptoae de esta oratrikrucio* en el' térnMir6 de un mea 
despiras dc(l» paihtiÍBaoíon'fiél .presente decreto : el segundo* 
seis seÍBanaa deapüeSrdfehiBohotel pHnler pago^y el. tercero ua^ 
mes cbftpoes de la segoinrda eükrtgav Loa prekick)a residentes- eo 
las provincias satisfarán et primer plaao en el término ÚH s^íá 
semanas «lespues. dis la pablicacüon de este decnreto; el s^giMKlo 
4o8 meaea despoes de bceha la primera entregd ; y el tierrero 
tres meses después de satisfecho el segundo plazd. 

XII y XliL Todo el qu« poseyera algún beneficio eclesiásiti- 
co de sevdeatoS'á novecieif^s mil res» de rciuta: anual , conlrÍM 



1<M^ HI8T0EIA SE EAPAÑA. 

buirá con dos tercios de ella , y coa tres cuartas partes si la 
retota pasase de noYecieotos mil reís. 

XIV. Todos los comendadores de las tres órdenes militares, 
y los de la orden de Malta, contribuirán con los dos tercios de 
la renta anual de sus encomiendas, en los misnaos plazos, y 
bajo las mismas penas señaladas para los prelados. 

XV. Todos los donatarios de bienes de la corona pagarán el 
duplo de la contribución auual que tenían impuesta en los 
mismos plazos y épocas que los prelados. 

XVI. Todo propietario de casas en Lisboa y en su territorio 
contribuirá con la mitad del alquiler anual de las referidas ca- 
sas, siempre que estén alquiladas; y si las ocuparen los due- 
ños, se apreciará el producto que darían al alquiler para qu6 
contribuyan igualmente con la mitad. Los pagos se harán en 
los mismos términos y bajo las] mismas penas ya espresadas. 
Todos los propietarios de casas en las demás ciudades, 'villas y 
lugares del reino quedan sujetos á la misma contribución, en 
los propios térniinos, y bajo las penas ya indicadas. 

XVII. Todos ios propietarios dé tierras pagarán por este 
año dos décimas sobre fa que les está impuesta. 

XVIII. Por cada par de cabalips ó muías de coche , por cada 
caballo de .moat^ry y por cada criado de los que han sido pues- 
tos en la lista ^ej os tributos respectivos para el presente año, 
se pagará una ^i^ma i^ual á la que y? estaba impuesta. 

XIX.. Todas Jas casas y establecimientos püblircos que con- 
tribuyen par» los< gastos de policía pagarán ademásr por este 
año una suma igual á la que pagabap antes. 

XX. El juez del pueblo, con arreglo á las instrucciones y 
órdenes del Seoado, hará el repartimiento de la contribución 
proporcional que deberán pagar 'los gnemios ó corporaciones 
de oficios , los dueños de tienda abierta , j los que venden en 
puestos de plazas públicas ó fuertüle ellas , recaudando ó exi- 
giéndoles por vía de ejecución, y por una vez, el impnesto 
qne se les señalare. El Senado de Lisboa cuidará de qne lo mis- 
IDO se haga en los pueblos de las provincias de Estremadura, 
Alen tejo y Algarve. 

-XXI. £1 Senado de Oporto impondrá y exigirá de la propia 
manera en la'dtiujad y en su áterritíonó el impuesto espresádo 



eo el artículo antermí^, j coidirá de que se haga lonitfwo^ii 
los pueblos de las pravíocias del Norte. 

XXII. £1 tríbuoaló m^sa , Ikinada 4el Bten cotnan^ hará, 
bijo la inspección de la janta Keal de comercio ,' uaaTeparU-> 
doD igual sobre todas las tiendas que se hallaren fuera de la 
jurisdicción det Senado. ' 

XXIII. £1 geB«ral en gefe, qoericodo indennizar á loa ínfeli» 
ees habitantes ^de la. provincia doBeira de lo que han sufrido 
con motivo del. paso. dt^JoS/ ejércitos porosa territorio, ordend 
que las villas , Ingarei y ladeas- comprendidas entre el Tajo y 
el camino de Salvatierra ; Ideiifaa*«nueva , CasteKbranco , So* 
breira-fermosa , y Villa*del-Eey inclusive, hasAa Zezere., á ea- 
cepcíoa de Ábranles ,.'qu)¿deoiex0otos del: pa||o de los dbs< pri«« 
meros tercios^ de; la presente < contribución , y del M[Dpuesto 
esplicado en el articnlo XXI. 

Las villas, lugares.y aldeas inlnediatas' al camino de Lisboa 
desde Ábranles ioíclasive hasta Sacaven y qnedaii exentas del 
impuesto esplicado en el artículo XXI. . 

Pero no.se entenderán las disposiciones del pi*esébte'iartíSc«'' 
lo con- las tierras pertenecientes á los cpníendadores), á los do« 
natarios deja coroiia,j6iá \oÁ iodivÁdmosespresadc^' bailar-* 
ticuloVn, ' , T ; 

XXIY. £1 8ei:i*etáno de £slado del interior y <dé Restas ^foe-» 
da encargado de la ejecuoíon del presente decreto; 

Dado en el palaísio del eiiarl^l general de Lisboa <á 1**. ide fe** 
brero dé 1808. -T Junót. 



Xtnmm VIII. 



j< 



Docuin^iito .relativo {& la'caiua del Escorial, . ^ 

Estrado del proceso j santencia pronunciada sobre la causa del 
Escorial y inserta de orden de S, M, el rey D, Fernando VJI 
en la Gaceta de Madrid de Zl de marzo de 1808. 

No se ha poblioado todavía el resultado de la cansa forma- 
da en el Escorial , sin [embargo de lo que previene el decreto 
de 30 de octubre del ano pasado; y deseando el Rey nuestro 
señor que todos sus vasallos se instruyan de los procedimien- 



170 HttTOniA »K tSPAJrA. 

tos contra sü Real peraonü)! tarlda críadoa aujos jf otroa soge» 
tos que iotervÍDÍeron en la» ócurréociaa^eála^ ha triandado 
hacer un breve resünben de sU coDjtenidO^ a«gab t*e8ntla de 
ella misma, hallada entré loa papelea del Principe déla Páx, 
X ea como sigue : 

En el 28 de octubre próximo pasado entregó lel .Rc^ Padre al 
Marqués Caballero , secnelario dd despachó universal á$ Gra- 
cia. 7 Juatida, unos papoiei' qtie d^d- fadtbÍÉ encontrado entre 
)os del serenísimo atotnr PHníorpe de Aaturiaa ,'mie8tro Hej j 
señor áetuaL Son un ooaderniilo onadooc facjas y algo mas, 
escritas todas por S* M. ; otra papel eon dm» hc^s y media , 
escritas tambieía de sv/letta .4 uoacarla con fecha de Talavera 
á 28 de mayo ^ de IbC^a dcBoonoeida , y aiil fimlá ; una clave 
y soa reglas para escribir, bd cifitivinedia pliego ioon Dooie- 
ros, cifras y nombres , y una esquela sin .firans. 1 

£1 cuadernillo ás las doce hójaa ea.una reinnefe^alaeionr '^ 
dttcida:á manifestar coa ei mayOr respeta al rey Padre toda la 
vida 7 estravíos bien notorios d&Don Menoei.G64oy príweipe 
de Id Fas: En él ie cuenta jdesde su nacimiento, sua hechos, 
fortuna^ orgullo y despotisarso: y. pedia $;. M. á su siugasAo ?»• 
dre sci dignase salir á ona batick ^ en la (for á su. presencia se 
informase, llamando á los sugetos que mereciesen su mayor 
ecifnfíantai.óá'los priilieros que la casuatídadles ptes</ntáse, 
sobre los sucesos que l&dedaraba^ y por eaüe medio se deseo- 
gafíaria,.oonociedda la verdad de cnanto conte»i|i aqoel papel: 
que debía separarle de su lado , confinándole ^ y á-todli sn h- 
milía , donde tuviese por conveniente, y que con solo esta me* 
dida de pura precaución debía estar seguro de que sus pueblos 
manifestarían cuanto leatnaban^y aclamarían con el mayor ju- 
bilo sus providencias. Hay otras muchas ideas muy conducen- 
tes á este intento, y al bfeO dé la nación , que se omiten por 
bastar lo dicho para formar juicio de su contenido ; pero no 
debe pasarse en silendo que rogaba al Rey su Padre, que si no 
adoptaba el medio que le proponía , no le descubriese^ por los 
riesgos á que quedaba espuesta su vida. 

£1 piipel escrito en cioco hojas ae dirigía pfiíieipaflflaeikte á 
tratar bajo nombres supuesitoa e] modo de resistir un enlace 
que se le propuso , y de ningún modo con venia por iKs rela- 
ciones y las circunstancias del día. 



LacarUi eoa ícofaa ule Taiavera es de Don Juan £scen|iiu, 
caoóoigo y dignidad de la igksia de Toledo , y maestro qoe fué 
de S. M., contestándole á va rías, prega olas que le había hecho^ 
la cifra y clave eran de las que se valían para escribirse en al- 
guDas ocasiones sobre estos mismos asuntos; y fíoaloiente la 
esquela era de un criado que habáa sido de S. M. anterior mea« 
te; pero que no tenia U menor conexión con los puntos poi^ 
que se procedía- 
Al dia siguiente 29 de octubre , como á las seis y inedia 4e ia 
noche , fueron convocados en el cuarto del Rey Padre los se* 
cretaríos del Despacho universal , y el gobernador interino 
del Consejo ; y habiéndose presentado S. M queáctualmenttt 
reina , fué preguntado por el contenido de los papeles, y da 
resultas conducido por su augusto Padrea su cuarto, en el 
que lo dejó arrestado « sin otra comunicación que los nnef^^a 
gentiles-hombr<» y ayudas de cámara; pues en aquella mfismft 
ooche se noandó prender á toda au servidumbre. 

En el dia 30 éntrela ^1 Rey padre al marqués Caballero el 
decreto que con aquella fecha ae expidió y publicó por todo el 
reino, tratando de traidor al Rey nuestro señor , y i Jos que la 
auxiliaban. Este decreto, según han pertiGcado de orden úé 
S. M. cuatro secretarios suyos , y oficiales de las secretarias de 
Gracia y Juslicia y Guerra, resulta ser de letra de Don JMannet 
Godoy , príncipe de la Paz , que á la sazón se hallaba en Ma^ 
drid ; mas po obra original en el proceso , ponqué se entregó 
á S. M. luego que $e copió para mandarlo pubUcer* 

En el mismo dia 30 , viéndose S. M. reinante arrastado, y, 
sio comunicación , le pareció conveniente manifestar lo que 
babia hecho hasta entoqces por el bien da la patria, y salir de 
la opresión en que se hallaba ; y por ante el marqués Caballera 
en el dicho dia y otros siguientes declaró los deseos que tenia 
de hacer feliz la España , enlazándose con una princesa de 
Francia; los pasos que espontánea y libremente á este fin ha-. 
biadado, cuanto habia intentado para desengañar á sus auK 
gustos padres , y hacerles conocer los perjuicios que les oca* 
sionaba la absoluta confianza en Don Manuel Godoy : que 
temiendo que este se apoderase de las armas y del reino , si 
fallecia S. M., cuando en el año anterior estuvo tan gravemen* 
^e enfermo , habia dado al Duque del Infantado un decreto to^ 



|7£ HI8T0BIA ífB MPAIIA. 

danesa puño , con fecha en blanco y sello negra, autorizáD- 
dolé para. que tomase , luego que muriese su augusto Padre , 
el mando de las-armas de Castilla la ICueva. 

Después de esto pasó' el Príncipe de la Paz al Escorial r y hi' 
bí<^ndoido al cuarto deS.M. reinante, le presentó escrita una 
oarta para que la cop«aseVen la que pedia perdón á su augusto 
Padre : lo que así ejecutó par no poderse escusar á prestarle 
esta prueba de su filial obediencia y respeto , poniendo igual- 
mente otra para su augusta Madre , que ambas se insertaron 
en. el decreto de 5 de noviembre , que de letra del mismo Don 
Manuel Godoy , príncipe de la Paz , se entregó al marqués Ca- 
ballero., de lo que han certificado también dichos oficiales se- 
cretarios de S. M. 

I El Uaber recibido el referido decreto el Duque del Infantado^ 
y el haber prestado á S. M. reinante algunas cantidades para 
gastos muy precisos, son los únicos delitos por que se ha pro- 
cesado á un vasallo tan distinguido y benemérito, así como Ios- 
de. Don Juan Escoiquiz ser autor de los dos primeros papeles 
escritos de mano de S. M., y suya la carta fecha en Talavera, 
con algunos otros pasoi que le sugeria la lealtad y el amor á 
favor de su Real discípulo. 

Los gentiles-hombres marqués de Ayerbe , conde de Orgaz, 
y Don Juab Manuel de Villena , no han tenido mas parte en 
este negocio que servirá &\i amo en lo que creían bien inocen- 
te : se ha intentadp complicar en esta causa al Duque de San 
Carlos , Conde de Bórnos , y á Don Pedro Giraldo ; pero no ha 
podido verificarse. 

De las declaraciones tomadas á estos sugetos , y otros que 
ha sido preciso examinar, resultó que una de las causas impul- 
sivas para tomar medidas de precaución , y á fin de desenga- 
ñar ai Rey Padre, fué haber propuesto Don Diego Godoy, 
duque de Almodovar del Campo , al brigadier Don Tomás de 
Jáuregui, coronel del regimiento de Pavía, que era preciso 
mudar de dinastía por el fatal estado de salud del Rey , y otras 
razones que resultan. De este esceso , ni él, ni Don Luís de 
Viguri , intendente que fué de la Habana , que promovia, s^- 
gun se dice, la misma especie, se han purgado todavía, sm 
embargo de las declaraciones y careos que entonces se practi- 
caron. 



AJTKIIDICK. 173 

Para la forBMcioD de la caasa nombró el rey Fadre.evS de 
noviembre una junta compuesta de Don Arias Antonio Mon , 
decano gobernador ínterioo del consejo Real, de Don Sebas« 
tiaa de Torres j Don Domingo Fernandez Campomanes , mi- 
nistros del propio consejo, y para que bidese de secretario al 
alcalde de corte Don Benito Arias de Prada. Concluida la su- 
maría nombró por fiscal al mas antiguo del propio consejo 
Don Simón deVlegas ; y para sentenciarla, después de haber 
observado todos los trámites y solemnidades de derecho , ade-* 
mas de los tres que formaban la junta , á otros ocho , que son 
Don Gonzalo José de Yilcbes , Don Antonio Villanueva, Don 
Antonio González Yebra, el marqués de Casa-Garcia, Don An- 
drés Lasauca, D. Antonio Alvarez Contreras, Don Mignel AU 
foHso Villagomez , del propio consejo, y Don £ugenio Manuel 
Alvarez Caballero^ que fué fiscal del de órdenes. 

£1 fiscal de la causa Don Simón de Yiegas pidió en su acusa- 
ción la pena que la ley impone á los traidores contra D. Juan 
Escoiqniz y el Duque del Infantado , 7 otras estraordinarias 
contra el marqués de Ayerbe , conde de Orgaz , y otros pre- 
sos; pero los once jueces , viendo que nada resultaba contra 
ellos, ni demás á quienes se había procesado por un delito tan 
atroz como el que se espresa en los decretos de 30 de octubre 
y 5 de noviembre , por no haber ni aun la mas mínima sospe- 
cha , ni el mas leve indicio de que se hubiese querido atentar á 
la vida y trono de S. M. , de unánime consentimiento acorda- 
ron , decretaron y firmaron la sentencia , que copiada , como 
también la carta misiva , dicen asf : 

SfilfTBNGIA. 

En el Real sitio de San Lorenzo , á 25 de enero de 1808 , el 
ilastrísimo señor Don Arias Antonio Mon , decano goberna- 
dor interino del Consejo; los ílustrísímos señores Don Gonza- 
lo José de Yilcbes, Don Antonio Yillanueva , Don Antonio 
González Yebra , y los señores marqués de Casa-García , Don 
Eugenio Manuel Alvarez Caballero, Don Sebastian de Torres, 
Don Domingo Fernandez Campomanes, Don Andrés Lasauca, 
Don Antonio Alvarez de Contreras y Don Miguel Alfonso Yi- 
llagomez, ministros del concejo Real, nombrados porS. M. 



174 HISTOKIA BK'ISPANA. 

ptr» aentenciar la causa formada contra )o« que se hallan pre- 
sos con moltvo de Tas ocurreneias con el Príncipe nuestro se- 
ñor : visto el proceso con la acusación paesta por el seBor fis- 
cal mas antiguo del nismo triboaal Don Sioion deYiegas, 
Bombrado al efecto por Heal orden de 30 de noviembre ulti- 
mo ; en la que pretende se imponga á D. Joan Escoiquiz^ arce- 
c&íaQO de Arcavaz , dignidad de I» iglesia de Toledo, y al Daqoe 
del laf»Dtado, la pena áe traidores que señala la ley de Par- 
tida, y otras es traordín arias por infidelidad en el ejercicio de 
sus empleos y destinos , al Coode de Orgaz , Marqués de Ayer- 
be, Andrés Casana , Don José González Manrique , Pedro Co- 
llado y Fernando Sélgas , cancilleres los dos ültimos con des- 
tino al cuartv» de S. A. R. , presos todos por esta cansa , y lo 
pedido y espanto por ellos en^ sus respectivas defensas y espo- 
siciones, dijeron, que debian de declarar, y declararon no 
haberse probado por parte del señor Fiscal los delitos com- 
prendidos en su citada acusación ; y en su consecuencia qae 
debiasQ absolver y absolvieron libremente de eMa á loa referí- 
dos Don; Juan Escoíquiz , Duque del Itifantado^ €onde deOr- 
f^Zy Marqués de Ayerbe, Andrés Casara , Don José González 
Manrique ,. Pedro Collado y Fernando Sélgas , mandándolos 
pooeren libertad : igualmente- á' Don Juan Manuel deVillena, 
Don Pedro Gíraldo de Chaves , Conde de Bómos, y Manae! 
Rivero, presos también , aunque no comprendi<h)8 en la refe- 
rida acusación fiscal, por no resultar culpa contra ellos: 
declarando así mismo que la prisión qo* unos y otros han pa- 
decido, no pueda ni deba perjudícsHrles afhora ni en tiempo al- 
guno á la buena opinión y fama de que gozaban, ni para con- 
tinuar en sus respectivos empleos y ocupaciones, y obtener las 
demás gracias á que la inalterable justicia y clemencia de S. M. 
los estime acreedores en ló sucesivo ; y ordenaron , que en 
cumplimiento de lo mandado por el Real decreto de ^ de oc* 
tttbre de 1807 , se imprima y^drcule esta sentencia, para, que 
conste haberse, desvanecido por las> posteriores actuaciones ju- 
diciales los fundamentos que oeaaíottaran las providencias que 
en dicho Real decreto y en el de 5 dé noviembre siguiente se 
ordenaron. Póngase en noticia de S. M. esta, sentencia, para 
que si mereciese su. Real aprobación pueda llevarse á efecto y 
así lo acordaron y airmaroo^ : Don Arias Mon., Don Gonzalo 



José de Vílches , Dod AntoDÍo Villanneva , Don Antooio Gon- 
zález Yebra , el Marqués de Gasa-García , Don Eugenio Manuel 
Alvarez Caballero , Don Sebastian de Torres , Don Domingo 
Fernandez de Campomanes, Don Antonio Lasauca, Don An- 
tooio Alv^r^ft 4« CoQtreras , Doo Miguel Alfonso VUlagomeoe^ 

REMISIÓN DE LA SENTENCIA. 

Seoor. — £1 de<^ao ééí Coimíi(Ío. -^ Paso é las Reales air- 
óos de y. M. la causa original formada oonira los presos , coa 
motivo do las ocurremría» con el Príncipe de Asturias , y ta 
seoteooi^ acordada y fírniada por ks ministros quo V. M. s« 
sirvió nombrar para seotenoiarla ^ y que de unánime consentí» 
mieato bao estimado ajustada^ ^^ después de haberse mé* 
trnido á toda su satisfacqioii de cuanto contie ne ; á fin de qóe 
ea sa vista se digne V. M^ resiilver lo que sea de su soberano 
agrado. 

SsA Loreoso 38 de enero de I SOS. 

tXumtú 1%, 



JK»«imMPlo« wtUítímB 4 Ha» lt«i«el Oodey. 

Decreto de S, M. el Rey Ikm Carlos IV eaconertmdo á D. Ma* 
nuel Godoy de sus empleos de generalísimo y almirante, 

Queríispdo mandar por mi persona el ejército y la marina , 
he venido eo exonerar á Don Miaouel Godoy , príncipe de la 
Paz, de sus eotipleos dfi generalísimo y almirante, concediéo- 
dolé su retiro doede mas le acomode» Tendréislo entendido , y 
lo comuDÍcaréia á qui^a corresponda. 

Aranjues 18 de marzo de 1806. ^ A Do» Antonio Olaguer 
Fdiu. 



174 HMTOBIA DE MMÍÍA. 

Humero X. 

Orden de S. M. el Rey Don Femando FU para formar causa 

á Don Manuel Godoy. 

Excmo. Señor : — Ha determinado el Rey se forme causa 
á Don Manuel Godoy , príncipe de la Paz ,por sus estravíos y 
esoesos , manejo de intereses, y demás qoe resulte , así de las 
diligencias practicadas hasta aquí , como de la causa del Esco- 
rial que se encontró en su casa de Aranjuez en una papelera 
de maderas finas acharoladas y brocadas, según resulta del ad- 
junto testimonio; cuya causa original , compuesta de nacTe 
piezas con el índice de ellas , un telégrafo , y varias cifras qoe 
en él se anotan , remito á Y. E., como también la consulta 
que en 21 de noviembre ultimo hizo á S. M. el Rey Padre la 
junta de ministros que entendió en la citada causa , y la esposí- 
ciou original que yo formé en su razón con fecha del propio 
dia. Así mismo incluyo á Y. E. las adjuntas certificaciones que 
sobre el mismo asunto han dado de Real orden los cuatro se- 
cretarios de S. M. y oficiales de la secretaria de Gracia y Justi- 
cia de mi cargo, y de la Guerra ; las dos cartas que ha dirigido 
el señor Don Miguel Cayetano Soler desde el Real sitio de San 
Lorenzo ; y lo que ha representado el fiscal Don Simón Yiégas 
con fecha 31 de marzo ultimo : todo á fin de que el Consejo 
con audiencia de los dos fiscales Don Gerónimo Antonio Diez 
y Don Nicolás de Sierra , disponga lo conveniente á la sostan- 
ciacion de esta causa , y de la que debe formarse en ramo se- 
parado á Don Diego Godoy , duque de Almodóvar del Campo , 
y al intendente que fué de la Habana Don Luis de Yignri, y 
demás que resulten culpados, procurando dicho tribunal que 
todo sea con la brevedad posible, y con preferencia á todo 
otro asunto, consultando á S. M. lo que fuese necesario , y la 
determinación definitiva que recayese. De orden de S. M. lo co- 
munico á Y. E. para su inteligencia y cumplimiento del Conse- 
jo. Dios guarde á Y. E. muchos años. Palacio 3 de abril de 1808. 



APÉNBICIS. 177 



Humero xt, 

}'ota comunicada por el gefe de estado mayor Belliard , de or- 
den del general en gefe francés el gran Duque de Berg^ á la 
suprema Junta de Gobierno de España ; sobre la entrega de 
Don Manuel Godoy. 

Habiendo S. M. el Emperador y Rey manifestado á S. M. I. y. 
R. el gran Duque de Berg, qae S. A, R. el Príncipe de Asturias 
acababa de escribirle diciendo , que le hacia dueño de la suerte 
dei Príncipe de la Paz , S. A. me encarga en consecuencia que 
entere á la Junta de las intenciones del Emperador ^ que le rei^ 
tera la órdeu de pedir la persona de este Príncipe , y.de en-. 
viarle á Francia. 

Puede ser que esta determinación de S. A. R. el Príncipe de 
Asturias no haya llegado todavía á la Junta. En este caso se de- 
ja conocer que S. A« R. habrá esperado la respuesta de S. M. 
el Emperador ; pero la Junta comprenderá que el responder 
al Príncipe de Asturias > seria decidir una cuestión diferente* 
y ya es sabido que S. M. I. no puede reconocer sino á Gar- 
los IV. 

Ruego pues á la Junta se sirva tomar esta nota en conside-» 
ración, y tener la bondad de instruirme sobre este asunto, 
para dar cuenta á S. A. I. el gran Duque de la determinación 
que tomare. 

El gobierno y la nación española solo hallarán en esta resn^ 
Incion de S. M. I. nuevas pruebas del interés que toma por la 
España; porque alejando al Príncipe de la Paz, quiere quitar 
á la malevolencia los medios de creer posible que Carlos IV 
volviese el poder y su confianza al que debe haberla perdido 
para siempre; y por otra parte la Junta de gobierno hace cier- 
tamente justicia á la nobleza de los sentimientos de S. M. el 
Emperador, que no quiere abandonar á su fiel aliado. 

Tengo el honor de ofrecer á la Junta la seguridad de mi alta 
consideración. — El general y gefe del estado mayor general. — 
Augusto Relliard. —Madrid 20 de abril de 1808. 

TOMO X. 12 



178 HISTORIA OB ESPAÑA. 

Ititmrro xii. 

Orden comunicada por la suprema Junta de Gobierno de Espa- 
ña al Consejo Real sobre la entrega de Don Manuel Godoy, 

liustrísimo Sr.: Eo la Junta de gobierno presidida por el 
Sermo. Sr. infante Don Antonio en la mañana de este día se bao 
tenido presentes todas las repetidas ocurrencias relativas al 
cumplimiento de la generosa oferta que S. M. ba hecho á sa 
íntimo amigo y aliado el Emperador de los Franceses y Rey de 
Italia, de poner á disposición de S. M. I. y R. la persona del 
Príncipe de la Paz, preso de orden de S. M. y á la del Consejo. 
Igualmente ha tenido presentes las seguridades inviolables qoe 
S. M. I. y R. ha manifestado al Rey nuestro señor y á la juDta 
de Gobierno de que la persona del Príncipe de la Faz no volve- 
rá jamás á entrar en España , ni sus dominios, ni á tener la 
mas leve influencia en su gobierno. IL en conformidad de las 
soberanas intepciones de S. M. dirigidas con tap admirable 
bondad á consolidar mas y mas la felicidad de su monarquía, 
y la íntima unión y alianza de ambas naciones , como acaba 
de manifestarlo S. M. según consta al Consejo , ha dado la jun- 
ta de gobierno todas las providencias convenientes á la entre- 
ga del referido Príncipe de la Paz á disposicioR de S. |if . I. y R. 
ek Emperador de les Franceses y Rey de Italia , con la quietud 
buen órilen y seguridades mas conformes á la voluntad de 
S. M., y á la tranquilidad y felicidad de la Monarquía , hacién- 
dose presente al Consejo para su inteligencia y satisfacción del 
publico, y circulándose inmediatamente. Y de acuerdo deia 
misma Junta lo participo á V. S. I. para que dicho consejo dis- 
ponga su cumplimiento. Dios guarde á Y. S. I. muchos anos. 
Palacio 20 de abril de 1809. — Sebastian Piñuela.— Señor deca. 
no del Consejo. 



ArÉNDlCB. 179 



ttuntíro xui. 

Decretos de la suprema Junta de Gobierno de España » sobre 
la entrega de Don Manuel Godoy ^ publicados en las Gacetas 
estraordinarias de Madrid de 33 de abril de 1800* 

£1 Rey nuestro señor, haciendo el mas alto aprecio de los de- 
seos del Emperador de los Franceses y Rej de Italia, ba maoi- 
íestado de disponer de la suerte del preso Don Manuel Godoy, 
escribió desde luego á S, M. I. y R. mostrando su pronta y 
gastosa Yoluntad de complacerle, asegurados. M. de que el 
preso pasaría inmediatamente la frontera de España , y que ja* 
más volvería á entrar en ninguno de sus domÍQÍos. 

£1 Emperador de los Franceses ha admitido este ofrecimieo* 
lo de S* M., y mandado al gran DiK}ue de Berg que reciba el 
preso y lo haga conducir ó Francia con escolta segura. 

La Junta de Gobierno instruida de estos antecedentes, y de 
la reiterada espresion de la voluntad de S. M., mandó ayer al 
general á cuyo cargo estaba la custodia del citado preso, que 
)o entregase al oficial que destinase para su conjduccion el 
grao Duque de Berg, disposición que ya queda cumplida en to- 
das sus partes. Madrid 21 de abril de 1808. 

La Junta superior de Gobierno presidida por el Sermo. se- 
ñor infante Don Antonio , se halla por el parte de boy con la 
gastosa noticia de haber llegado felizmente el Rey nuestro se- 
ñor á la yilla de Iruo el martes 19 del corriente ó las once de 
la noche, esperando S. M. realizar en el dia siguiente la satis* 
facción de ver á su íntimo fiel aliado y amigo el Emperador de 
los Franceses y Rey de Italia. 

Con este motivo y el singular amor que ha manifestado al 
Rey nuestro señor su leal pueblo de Victoria , y provincia de 
Álava al tiempo de la salida de S. M. de aquella ciudad , se ha 
dignado mandar espedir y publicar el Real decreto^ que im- 
preso ha recibido la Junta , y dice así: 



180 HISTORIA DB ESPAÑA. 



Copia del Real decreto espedido por S, M, en Victoria á 19 
de abril de 1808. 



«El Rey está agradecidísimo al estraordi car ¡o afecto de su leal 
pueblo de esta ciudad ó provincia de Álava ; pero siente que 
pase de los límites debidos, y pueda degenerar en falta de res- 
peto con pretexto de guardarlo y conservarlo : conociendo 
que este tierno amor á su Real persona , y el consiguiente cai- 
dado son los móviles que le animan , no puede menos de de- 
sengañar á todos y á cada uno de sus individuos , de qae no 
tomarla la resolución importante de su viaje si no estuviese 
bien cierto de la sincera y cordial amistad de su aliado el Em- 
perador de los Franceses, y de que tendrá las mas felices con- 
secuencias; les mande pues que se tranquiliceny esperen, que 
antes de cuatro ó seis días, darán gracias á Dios y á la pru- 
dencia de S. M. de la ausencia que ahora les inquieta.» 

£1 Rey nuestro señor ha tenido á su llegada á Irun nuevas 
pruebas de la confianza y aprecio del Emperador de los Fran- 
ceses y Re^ de Italia; y habiendo mandado que se manifestase 
así á la Junta , se confirma lo que S. M. se sirvió comunicarla 
con fecha 18 del corriente , á saber: « Que su Real generosi- 
dad á favor del preso Don Manuel Godoy que ha ofendido su 
Real persona, no es incompatible con lo que reclama la jusli- 
cia , y lo que esta interesa en que se averigüe, y ponga en claro 
la inocencia de los ofendidos por dicho reo.» 

De estas mismas ideas con mayor estension se halla penetra- 
da la Junta , con las esplicaciones que S. A. I. y R. el Sermo. 
señor gran Duque de Berg ha tenido la generosidad de hacer 
intimamente á la misma. 



Humara 

Carta de S, M, el rey Don Fernando Vil al consejo Real sobre 
la causa de Don Manuel Godoy. 

A poco tiempo de haberse arrestado la persona del Príucipe 
de ia Paz> se hicieron frecuentes y eficaces instancias por el 



APÉNDICB. 181 

gran Duque de Berg , por el embajador de Francia , y por ei 
general Savary, á nombre del Emperador mi íntimo aliado, 
para que le mandase entregar á las tropas francesas , á fin de 
que estas le entregasen á Francia , donde S. M. I. le mandaría 
jozgar por las ofensas que ha recibido de dicho Príncipe de la 
Paz. Estas solicitudes las mas veces fueron acompañadas con 
la amenaza de sacar en caso de negativa al preso por la fuerza. 
En Victoria se repitieron con no menos rigor; y deseando to- 
mar sobre el particular la determinación mas conveniente « 
consalté al Duque del Infantado » al de Sao Oírlos , á Don 
Juan Escoíquiz» y á Don Pedro Cevallos, mí primer secretario 
de Estado. Tomó la palabra este ministro diciebdo: « Señor, 
si diese oidos á mis sentimientos personales , desde luego pro- 
pendería por la entrega de la persona del Príncipe de la Paz í 
pero estos sentimientos deben sofocarse, como en efecto los 
sofoco , cuando se trata de fijar las obligaciones en que está 
y. M. de desagraviar su sagrada Persona, y de administrar jus* 
ticia á los vasallos ofendidos por Don. Manuel Godoy. Esta 
obligación es esencial á la soberanía , y no puede el Soberano 
prescindir de. ella sin atropellar cnanto hay de mas respetable 
entre los hombres. En este concepto creo debe cootestarse al 
Emperador, enterándole al mismo tiempo de queV. M. ha 
ofrecido á sus angostos Padres , indultar al Príncipe de la Pax 
de la pena de la vida, si el Consejo le.ooácÍena á ella; y que en 
el cumplimiento de esta oferta, sin exceder deja autoridad 
que le conceden las leyes, dará S. M. al mundo una señal de 
magnanimidad, á sus amados Padres una prueba de su cariño, 
y el Emperador quedará complacido al ver con cuanta sabidu-* 
ría concilla V. M. los deberes de la justicia con los núffamien- 
tos que reclaman sus relaciones con S..M. L y R.« Todos loa 
demás adoptaron tan prudente dictamen^ y yo no dudé un 
momento en abrazarle, y en proveer con arreglo á él. La co* 
munico al Consejo reservadamente v así para su inteligencia y 
gobierno, como para que tome las medidas mas activas para 
poner á cubierto de todo movimiento popular las casas y fa- 
milias de los enunciados cuatro sngetos. — Yo el Rey. — £d 
Bayona á 26 de abríl de 1808. —Al decano del Consejo. 



tUt HISTQAIA US MPAÑA. 

Víumtto XV. 

9 

Relación de la ocurrido en el acto de entregar á lóS Ffonceses 
la persona de Don Manuel Godoy, publicada por el Marqués 
de Cas telar, é insertada en la Gaceta de Madrid de^Zde 
agosto de 1808, 

£1 supremo consejo de Castilla faa mandado publicar ia »* 
gtiíeote representacian que le ha keoho el Exorno* Sr. Mar* 
qués de C&stelar. 

« Hoslrísinio Sr. : Veo con mocho fteoUmwnté que ene) día* 
rio de hoy se hace saber ai público , de orden del €oDsejo, que 
para la entrega de Don Manuel Godoy no procedió órdeo de 
nuestro soberano el señor Don Fernando Vil , dando margen 
este relMo á que mi honor , ek del Eicrao. Sr. Don José Pala- 
fox, ahora capitán general del ejercitó y reina de Aragón , qiM 
era mí segundo^ e| de los guardias de Corps , y demás cuerpos 
que estaban á mis ordénes en dicha comieien^ quede mancha* 
do para 6ott el mismo piftWico, poescraerá q»e se e&lregó 
dicho preso sin orden superior ó de oira manera : y para pre* 
caver los males* que se nos pueden seguir priBcspalnente á 
nuestra fama y oprnáoo, no pvedo menos, como general en 
gefe que fui de dichas tropas y en non^re de ellas, de hacer 
presente áV* S. I. y al Consejo, queei 19 deabrtl al anoche* 
cer recibe un oficio de la soprema Junta de Gobierno presida 
da por el termo. Sr. infionte Don Antonio , en qne se me toan* 
daba eotarogaec el preso aquella misma noche. No obatantCi de 
ser la orden reservada, junté consoló de guerra inmediata- 
mente compuesto de todos los olloiales , y determiné vcoír á 
Madrid al momento á hacer «1 Serrat). St, Infante y ¿ la JqdU 
varias rcAcssiones , é informlurme por mi mismo si la érdeo era 
verdadera4 Tuve müailercados y muchos aentinuentos , é hice 
por tres veces en manos del Serno. Sr. infante deiacion de 
todos mis empleos Y que no se me admitió, basta qne diciéno 
dome el mismo señor qoe en la entrega del preso consástia el 
que su sobrino fuese Rey de España , obedecí contra mi pro- 
pio dictamen , y á las once de la misma noche me volví á Villa- 



AMlfMGli». iáá 

miota. Asédese á esto kis vita» ínstaoickíárild^ h\&é á fíti ife 
que se diese un Ésanifiesto al {JüMieo de e&ieá Ofrüi^i^eBdtfs pif* 
ni pener á ctíbíérto mi honot j el de tódtt lá giief ní)HoU , ^ae 
se me ofreeló po^ la auprenia Joiitá , y éé se teHftcó: <4«e tién- 
A> frostfadds mis esperaoBas po^ e&ta pa^(e, íbf^ibé utía répte^ 
seatadod para S. M. el señot* Don Femando Vil ^ en qfué su- 
plicaba se nó^ cKese satisfacción de iitíestt*o lea) proceder para 
hacer ver á la España nuestra fidelidad y ftfnor ai Rey y á Isí 
patria, l|ae dirigí cdü mi segundo , mt ayudante Doii Fernan- 
do Entrón i y con mi hijo el Conde de BeW éder ( por (}(redar jo 
graVemetfitC enfermo de resultas de estoé séntimient^ys) á S. M. 
á tiempo (jne cuando llegaron á ponerla eri sus Reefles pies , yá 
se hallaba en Bayona sin libertad; cnycys documentos deben 
pararen poder del Excmo. Sr. Palafot , á cfuien pdt^ ntléstra 
tolaljñstificaetofi se los pido con esta feéha, y Sic^ heCesat^ro 
de^eamíls se nos forme consejo de goéfr'a. En vista pues , de 
cjtos hechds sopfíeo á V. S. I. y al Conseja se ^irva éh el diario 
(le mafiana y en la Gaceta del martes prójimo mándát^ se in- 
serte este ofició original para c|ue el publico se Cerciore de íjHe 
mi hijo , ni el señor Palafox , ni los óficfs^Tes y tropa de lá co- 
misión hicimos otra cosa durante ella que cumplir con la 
mayor exactitud los sagrados deberes de leales vasallos y 
verdaderos patricios, y sufrir desvelos y fatigas, como es 
notorio. 

Espero que Y. S. í. ío hará todo presente aí Consejo, y que 
accederá á lo que pido eos tanta justicia. Nuestro Señor guár. 
de á y. S. L muchos añds. Madrid 20 de agosto cíe 1808.— II us- 
trísimoSr. — El Marqués de Gástelar. — ihistríAiin o ienor de- 
cano gobernador del Gonfséjo. 

• < 

Uúmíto xví. 

Becreto de S, M, el rey Dan Cdriá» IV, para tranquitíbar d ios 
habiééOtíes de Armiyuez , publicado en la Gaceta de Madrid 
de 18 ele marzo de 180(S. 

Amados vasallos míos : vuestra noble agitación en estas cir- 
canstanclas , es un ntievo tesUmonio que me asegura de los 



184 mSTOlUA 0B BiPANA. 

sentimientos de vuestro corazón ; y Yo, qae caal padre tierno 
os amo , me apresuro á consolaros en la actual angustia que 
os oprime. Respirad tranquilos: sabed que el ejército de mi 
caro aliado el Emperador de los Franceses atraviesa mi reíoo 
con ideas de paz y de amistad. Su objeto es trasladarse á los 
puntos que amenaza el riesgo de algún desembarco del ene- 
migo : y que la reunión de los cuerpos de mi guardia , ni tiene 
el objeto de defender mi persona, ni acompañarme en un 
viaje que la malicia os ba hecbo suponer como preciso. Ro- 
deado de la acendrada lealtad de mis vasallos amados , de la 
cual tengo tan irrefragables pruebas , ¿qué puedo yo temer? Y 
cuando la necesidad urgente lo exigiese , ¿ podría dudar de las 
fuerzas que sus pecbos generosos me ofrecieron ? No : esta ur- 
gencia no la verán mis pueblos. EspaBoIes, tranquilizad vues- 
tro espíritu; conducios como basta aquí con las tropas del 
aliado de vuestro buen Rey ; y veréis en breves días restable- 
cida la paz de vuestros corazones, y á mí gozando la que el 
cielo me dispensa en el seno de mi familia y vuestro amor. Da- 
do en el palacio Real de Aran juez á 16 de marzo de 1803. —Yo 
el Rey. — A Don Pedro Caballos. 

Humero xvil 

Decreto de S. M,\el rey Don Carlos IV , abdicando la corona en 
favor de su hijo primogénito el Principe de Asturias publica- 
do en la Gaceta de Madrid de 25 de marzo de 1808, 

Como los acbaqoes'deTque adolezco no me permiten sopor- 
tar por mas tiempo el grave peso del gobierno de mis reinos, 
y me sea preciso para reparar mi salud gozaD en clima mas 
templado de la tranquilidad de la vida privada ; he determina- 
do , después de la mas seria deliberación , abdicar mi corona 
en mi heredero y mí muy caro hijo el Príncipe de Asturias. 
Por tanto, es mi Real voluntad que sea reconocido y obedecí- 
do como Rey y señor natural de todos mis reinos y dominios. 
Y para que este mi Real decreto de libre y espontánea abdica- 
ción tenga su exacto y debido cumplimiento , lo comunicaréis 
al Consejo y demás á quienes corresponda. Dado en Araojuez 
á 19 de marzo de 18Qa. — Yo el Rey.— A Don Pedro Ceballos. 



ap£nihge. 185 

ttuntiíro xvui. 

Carta de S, M. >el rey Don Carlos IF al Emperador de los 
Franceses , dándole cuenta de su abdicación , y de los moti^ 
vos que tuvo. 

Señor mi hermano : viendo cada día mas quebrantada mi 
salud, he creído necesario para recuperarla buscar un clima 
mas templado que este, apartándome del manejo de los nego- 
cios de mi reino. En consecuencia he juzgado conveniente pa- 
ra la felicidad de mis pueblos abdicar la corona en favor de mi 
amado hijo el Príncipe de Asturias. 

Los vínculos que unen nuestros dos reinos , y la particular 
estimación que siempre he hecho de la persona de Y. M. I. yR. 
me dan confianza de que Y. M. aplaudirá mi resolución; espe- 
cialmente atendiendo que los sentimientos de estimación y 
afecto á Y. M. que yo procuré inspirar siempre á mi hijo están 
grabados en su corazón con tanta profundidad, que yo vivo 
asegurado que él pondrá todo su cuidado en los medios de es- 
trechar mas y mas la íntima alianza que une los dos estados 
bace ya tiempo. 

Yo me apresuro á comunicar todo á Y. M I. y R., renovan- 
^ en esta ocasión las seguridades de mi afecto sincero , y de 
los votos que no cesará de hacer por la prosperidad de Y. M. 
I- yR. y de toda su augusta familia. Con estos sentimientos 
soy de V. M. I. y R. su buen hermano. — Garlos. — Aranjuez 
20 de marzo de 1808. 

ttum^ro XIX. 

Oficio del general Duhesme , comandante del cuerpo del ejer- 
cito francés denominado de ¿o^ Pirineos Orientales, al Conde 
de Ezpeleta de Veyre , capitán general del ejército y princi- 
pado de Cataluña, 

Cuerpo do observación de los Pirineos orientales. — Barce- 
lona 17 de marzo de 1808.— Excrao. señor capitán general:— 



186 niSTOBlA Mt fift^AÑA. 

Las leyes militares me prescriben que tenga siempre asegura* 
dos víveres para quince días , y aunque no dudo que el inten- 
dente tenga acopios paftf mas de díefao término , sin embargo 
debo asegurarme de ello por m( mismo , y supuesto que la 
drstribueioil dé nuéStráá t^áoiieé sé btttfe én la ciéídadela^ sti- 
pHco á V. E. sé sirva prévenií* ál séñdr Int«f»dent€ ^ qee pro- 
vea los almacenes de esta plaza en los términos que he espre- 
sado f á fin de que el tiempo de hacer la inspección del puerto 
lo encuentre eil el debido estado. Igual (tiente deseo qijfé exista 
en Monjuich una materia primera de d¡6¿ míf raciones de toda 
especie. 

Ái á mi entrada mé abstuve de prevenir' á V. É. eátá coüdi- 
cion fué porque conocí el receló que entonces se tenrá <fe que 
faltaran víveres ; pero ya que los benéñcó« desvelos de S. M. et 
Emperador mi amo , que ha mandado sálií* para Bart^lóüa va- 
rios buques cargados de trigo y galleta, y ya que fa supresión 
de derechos de entrada sobré granos y coittestibles de írancia 
han desvanecido nuestros recelos, ñó puedo tbeños dé ir^i^tir 
en mi demanda , estando seguró , coníó eStoy , de que féitiará 
la mayor abundancia en (Cataluña. 

Suplico igualmente á t'. E. se sirva cóittúlfticül' éíítéf aviso áí 
intendente , y á los comerciantes dét pá\i , á flh de' quie le^ ^rr- 
ya de gobierno para sus acopios generales ó parti(5€rfafes. 

Sírvase V. E. recibir la esprésion dé tciii ÉétíñtñleítÁbs , de mi 
distinguida consideración.— Él general dé dívtóóA , granité ofi- 
cial de la legión de honor y comandante éñ gefe. — ^Duhésme. 

Itum^ro XX. 

Contestación del conde de EzpéléiA de Vejre al oficio del ge- 
neral Duhesme , y oficio de aquel general al Principe de la 
Paz , dándole cuenta de esta contentación y su motivo. 

Ejbcmo^ Sr« : La Cjadadela y Moi\^u¡ah tienen toda esta ciu- 
dad por almacenes, y todos sus víveres por provisiones. I^o 
tienen enemigos á quienes temer ni que esperar, sin quesea 
eanrsa coman eon lai plaea y pcrblarei()«i! español». Gomo ^ifHado 
las ocupó V. K. á nombre de S. M. et Emperador y Bey ; y co- 



mo á tal recibió la ocupación el gobierno español de la mejor 
fe y kattad^k misma conque abrió é y. £. y á ana tropas dea* 
de el principid sos teioros ^ so» reoilnos y Ids aeiMs de sus fa- 
milias para hospedarles y hacerles partícipes de su alimento. 

Laa leyes mühares ^riescriben la provisión de laaf>lazas íútr- 
tes coando hay contingencia de qae«ttaá obren hoattlihente^ d 
Mifr»tii sitio , ó bien, cuando amenasa ttná escaBCEB d&TÍveres eú 
el pais que precia á on general á precaoeionar conr depósitos 
la sobsísteiici» de tqs trdpas : fUera de tales casos oe ainre«^ 
ta medida sino para inspiran recelo y. deseosfíonaa. Ni mi co»4 
ducta > ni la constante mx>deracíon y baco* abrigo prodigado al 
ejército francés por esKe inmeniO' pueblo f merece» alarmas* 
£1 puebio está abastecido de todo ^ como verá V< E. por la>ad« 
junta «lemostraotoa que en visto de «ü oficio hace él intenden<» 
ke , y cuando pudiese faitar algk>, Y» E^ mismo no» Jiaegiúra tx)b 
las espedioíooea év vcveresqae me di¿e se aprestan eo lóspueri 
tos de Francia paftieste, Kbresdc dereolios.. S« M.« el Empera^i 
dor y^ Rey ^ cuyo digno nombre nos ka inspirado confianza, 
ocopaBdo ana armaaoaeairoa fuertes^ enterado con verdad de 
miestra docilidad y hoarradesy no Itevará á bien el que. se alar^ 
me coa presagio» terribles á eaie pueblo en; pago de au conlti«r 
miada aomisioA. 

Sírvase Y. E. consultar su determinación antes de llevarla á 
efecto á S. M. I. acompañándole esta esposicion mia ; así como 
yo lo haré con el Rey mi amo> sin cnya orden no puedo yo 
dar á Y. £. lo que no tenian los fuertes en poder de las tropas 
espaffolasv 

Si antes de recibii* la imperial fcsolocíon tuviese Y.£» ttto- 
tívofr para vivir con precaución ó temor eu los fuertes v que 
ahora no deben considerarse sino como cuarteles de la plaza , 
«alovi^fl vendría bien esta medida ; pero mientras que aal fio 
sea y hago á Y» £« plísente que ea mútii á sos tropas provees* 
ios fuertes, al paso que es muy indicante y ofensiva tal ioten-* 
clon vy que tan resoltas de la impresión que paede hacer en el* 
publico , no estaitá en mano de Y. B« ai mia el remediarlas.' 
Dios guarde á Y. E. muchos años. Barcelona 18 de mar2Q> 
de 1W8.— El Coode de Eapeleta. 



188 HISTORIA 0B MPAÑA. 

Oficio dirigide por .el mismo Capitán general al serenísimo 
señor Ptmcipe .Generatísimo Almirante* 

Sereoísii^o Sr.--Alófícip del general Dahesme que tuve el 
hoaor de caplar á T«A^ pore&traordinariodeayer, he contes- 
tado en los términos de la achanta copia. Leída mi respuesta 
repelida» veces, me faa enviado á deeír por el ayudante porta- 
dor qae sa ánimo-, ni teoia otro, motivo para desear proveer 
los fuertes que ooapa con quiacedias de víveres para la guar- 
nición , sino el de cumplir con sus leyes militares , para que 
viniendo su Emperador no le hiciese responsable de esta falta. 
Pero qae eñ vista.de mis razones no insiste en ello ; sino qae 
desea se deje al cargo de los dos intendentes español y francés 
el cuidado de las provisiones. Bien que me ha encargado coa 
instancia no diese parte á S. AL como se lo anunciaba , que éi 
tampoco dirá cosa alguna , y quedase el asunto concluido. 

Sin embarco de que no haya tenido mas progreso , creo de 
mi deber instruir á Y. A. de ello , para que en el caso de tener 
mas trascepdencia por parte de dicho general', pueda Y. A. re- 
solver con plepq conocimiento. Dios guarde.á Y. A. muchos 
años. Barcelona 18 de marzo de 1808.— £1 Conde de Ezpeleta. 

tlumír0 XXI. 

Bando del gran Duque de Berg, general en gefe de las tropos 

'francesas ,. antes de su . entrada en Madrid, publicado en la 

Gaceta extraordinaria de esta corte de 27 de marzo de 1808. 

Soldados ; vais á entrar en la capital de una potencia amigan 
osrecomiejprdo la. mayor disciplina, el mejor órdep y mas gran- 
de miramíenjto con todos sus habitantes : es^oa nación aliada 
que debe hallar en el ejérdto, francés á su fiel amigo y reopoo- 
cedor á 1» biiena aoo^á que ha tenido en las provincias qo^ 
acaba de atravesar: . 

Soldados : espero sea suñciente la recomeiida<;iop que os ha- 
go; y la buena conducta que hasta ahora habéis observado de- 
berá garantirme... pero si aconteciese que algún individuo oivi- 



APÉNOIGB. 189 

da qne es francés , será castigado, y sus escesos se reprimirán 
severamente. En su consecaeocia mando : 

Qae todo oficial que olvidando sus deberes cometa algún de- 
lito, será destítaido de su empleo, y entregado al juicio de 
una comisión militar. 

Todo soldado convencido de robo , ocultación y violencia, 
será pasado por las armas. 

Todo sargento ó soldado convencido de haber apaleado 6 
maltratado á algún habitante , será pasado por las armas , si 
pierde la vida , y cuando no , será juzgado con el rigor de las 
leyes. 

Todo sargento ó soldado que se halle en las calles después 
de la retreta , sufrirá dos días de prisión. 

Señores generales , gefes de regimiento, y comandante de 
las armas de Madrid , velad cada uno en cuanto os concierne 
á la ejecución y cumplimiento de la presente orden , que será 
leída en las respectivas compañías. — Joaquín. — £1 teniente ge- 
neral comandante de la vanguardia del ejército francés y de 
las tropas acantonadas en Madrid. — ^Em. Grouchy. 

ttum^ro xxiL 

Orden general dada por el gran Duque de Berg á las tropas 
de su mcmdo en su cuartel general de Madrid , publicada en 
la Gaceta estraordinaria de esta corte de 2 dé abril de 1808. 

Soldados: los negocios generales de Sneda han retardado 
algunos dias la llegada del Emperador ; pero los ejércitos com* 
binados de Francia y Rusia están ya en marcha sobre Stockol- 
mo , donde deben reunirse , y el Emperador no tardará en 
ponerse á la cabeza de sus ejércitos en España. Es menester 
paes tratar de instruirse ; es menester ponerse en estado de 
maniobrar delante de S. M. , y de merecer su aprobación. El 
general La-Riboissiere dispondrá que se hagan inmediatamen- 
te cartuchos de infantería para los ejercicios de fuego. El gran 
Duque espera qne al informar á S. M. la conducta de las tropas 
no le prestará sino motivos de elogio en todas materias. 

Soldados : veo con complacencia el buen orden y la severa 



J90 HISTORIA DK KSPAnA. 

diacipÜBO q/ate reiiMO eu lo$ cuerpo$ , y sobre todo la armoam 
que hay eotre el ejéreHo frapeés y el ejerció y la oa^ioQ es- 
¡Mifiola. E&U> «M Ueoa de ^U^faccion. X^a aacioq e^paoola me- 
rece tflUlo maf k tafoa voluotad del ejiército fraocés , cuanto 
por so parte no cesa de damos pruebas de su interés y afecto. 
]^:6jla mañana up soldado , que se había becbo acreedor al cas- 
tigo iba á ser entregado al rigor de la justicia ; pero los babi- 
tAQteH d^ Madrid han pedido con instancias m perdón , y yo 
se lo be concedido. Sea esta la última gnacia que se me pida. 
Soldudoa 9 redoblad vuestra consideración para coa los habi- 
tantes , y cimentad mas y mas la amistad que debe unirnos* 
MAdríd Ir" áft abril de I8O3,— Joaquín.— El general gefe del es- 
tado mayor general.— AMg^ Bellis^rd. 



Vínmno xxui. 



C^ren\onial que se observó al entregar á los franceses la espa- 
da de Francisco I, publicado en la Gaceta de Madrid de 5 
de abril de 1808. 

S. A. I. el Gran-duque de Berg y de Cleves faabia manifesta- 
do al Excmo. Sr. Don Pedro Ceballos , primer secretario de 
estado y del despacho, que S. M . I. el Emperador de los Fran- 
ceses y Rey de Italia gustaria de poseer la espada que Francis- 
co I , rey de Francia , rindió en la famosa bataJla de Pavía, 
reinando en España el invicto emperador Carlos V , y se guar- 
daba con la debida estimación en la armería Real desde el aSo 
de 1625 , encargándole que lo hiciese así presente al Rey nues- 
tro Señor. Informado de ello S M» , que desea aprovechar to- 
das las ocasiones de manifestar á su íntimo aliado el Empera- 
dor de los Franceses el alto aprecio que bftce de su; augusta 
persona , y la admiración que le inspiran sua inauditas haza* 
ñas , dispuso inmediatamente remitir la mencionada espada á 
S. M. I. y R. ; y para ello creyó desde luego qiue no podía ha- 
ber conducto mas digno y respetable que el minmo serenísimo 
señor Gran duqifte de Berg , que forniAdo á su lado y en aa es- 
cuela , é ilustre por sus proeaas y talentos militares , era mas 
acreedor que nadie á encargarse de tan precioso depósito ^ y á 



APENAIGB. 191 

trasladarle á manos de S. M. I. A conaecu^aeia de esto » y de 
Real orden que se díó al Excmo. Sr. Marqués 49 Astorga , ca- 
ballerizo mayor de S. M. , se dispuso la conducciou de la es- 
pada al alojamiento de S. A. I. con el ceremonial sígniente : 
£n el testero de una rica carroza de gala se colocó la espada 
sobre una bandeja de plata , cnbierta con un paño de seda de 
color punzó , guarnecido de galón ancho brillante y fleco dA 
oro ; y al vidrio se pusieron el armero mayor honorario Don 
Carlos Montargís , y su ayuda Don Manuel Froti^r. Esta car- 
roza fué conducida por uo tiro de muías , «fiu guarniciones 
también de gala , y á cada uno de sus lados tres lacayos del 
Rey con grandes libreas , como así niismo los copleros. 

£o otro coehe » también con tiro , y dos lacayos é pie, como 
ios seis espresados, iba el Excmo. Sr. caballerizo mayor acom* 
pajjado del Excmo, Sr. Duque del Parque, tQui^nte g/eneral de 
los Reales ejércitos , y capitán de Reales guardias de Corps. 
Precedía á este coche un correo de las Realeí^ ^s^allerizas , y 
al estribo izquierdo iba el caballerizo de campo bono ra rio Don 
José González , según corresponde uno y otro á la dignidad de 
caballerizo mayor en tales casos. Coocurrió á este acto de or- 
den de S. M. una partida de Reales guardias de Cqrps , com-' 
puesta de un subbrigadier , uo cadete y veinte guardias , de 
los cuales cuatro rompieron marcba , y los demás seguian de- 
trás de la carroza en que iba la espada. £n esta forma se diri- 
gió el acompañamiento á la^ doce de| dia 31 de giarzo anterior 
<ÍMdtt la casa del señor Marqués de Astorga, á 1^ en que se ba- 
ila hospeclado el sereofeiuxo señor Grau Dpqi^e de Berg; luego 
qae llegó la carroza m d^nde iba la e^pad? 9e ap^^rop los dos 
armeros, y toroando el booorario la bandeja pon ella » aguar- 
daron áque lo veriGoasen el s^ñor caballeriza mayor y capitán 
degvardías, y aubierou delante deSS. £E. ba.Hta el saleo en 
qae esperaba el Gran Duque. Allí tomó la bandeja el señor Mar- 
qués de Astorga, y de^uea de entregar la carta que llevaba 
de parte del Rey «uejitpo SieSor, y hech^ ui^a Qurta arenga, 
presento al Gran Duque la bapdeja con la ^pada, que $.. A. I. 
r«oibió con el mayor agrado « coutesitaudo con otro espresivo 
tlúaipao. GoDolvIdA es^a cer^u^opia durante 1^ cual permane- 
cieron loa guardias de Corpa foroiados al frente del alojami^p- 
iQ, ae restituyepon diebos exoeleptísimos señores con el mis- 



192 B18TOB1A. OB ESPASÍA. 

mo apáralo y escolta al Real palacio á dar cuenla á S. M. de 
haber cumplido su comisión. 

Uuntirro xiv. 

Decretos de S. M. el rey Don Femando Vil relativos á su wa- 
je á Burgos ^y ala creación de una Junta de gobierno que 
despachara los negocios durante su ausencia , publicados en 
la Gaceta estraordinaria de Madrid de 9 de abril de 1808. 

£1 Rey nuestro Señor acaba de tener noticias fidedignas de 
que su íntimo amigo y augusto aliado el Emperador de los 
Franceses y Rey de Italia se halla ya en Bayona con el objeto 
mas grato, apreciable y lisonjero para S. M., como es el de pa- 
sar á estos reinos con ideas de la mayor satisfacción de S. M., 
y de conocida utilidad y ventaja para sus amados vasallos : y 
siendo, como es, correspondiente á la estrechísima amistad 
que felizmente reina entre las dos coronas , y al muy alto ca- 
rácter de S. M. I. y R. , que S. M. pase á recibirle y cumpli- 
mentarle, y darle las pruebas mas sinceras, seguras y cons- 
tantes de su ánimo y resolución de mantener , renovar , j 
estrechar la buena armonía, íntima amistad y ventajosa alian- 
za que dichosamente ha habido j conviene que haya entre es- 
tos dos Monarcas , ha resuelto S. M. salir prontamente á efec- 
tuarlo. T como esta ausencia ha de ser por pocos dias , espera 
de la fidelidad y amor de sus amados vasallos , y singularmen- 
te de los de esta corte , que tan repetidamente se lo han acre- 
ditado, que continuarán tranquilos, confiando y descansando 
en el notorio celo, actividad y justificación de sus ministros y 
tribunales , á quienes S. M. deja hechos á este fin los mas par- 
ticulares encargos 9 y principalmente en la Junta de Gobierno 
presidida por el serenísimo señor infante Don Antonio , que 
queda establecida; y que seguirán observando con>o corres- 
ponde la paz y buena armonía que hasta ahora han tenido con 
las tropas de S. M. I. y R. suministrándolas puntualmente to- 
dos los socorros y auxilios que necesiten para su subsistencia, 
hasta que vayan á los puntos que se han propuesto para el 
mayor bien y felicidad de arabas naciones : asegurando S. M. 



APÉNDICE. 19S 

que Doliay recelo alguno de que se turbe ni altere dicha tran- 
quilidad , buena armonía y ventajosa alianza , antes bien S. M. 
sefaalia muy satisfecho deque cada dia se consolidará mas. 

Noticioso de que el Emperador de los Franceses y Rey de 
Halia está próximo á llegar á esta villa y corte de Madrid , he 
creído conveniente salir al encuentro de S. M. h]y R. para dar- 
le noa prueba convincente del alto aprecio que hago de su au- 
gusta persona y de los vivos deseos que me animan de conso- 
lidar mas y nías los vínculos de amistad y estrecha alianza que 
felizmente subsisten entre esta Monarquía y el Imperio francés 
coQ recíproca utilidad de sus respectivos pueblos. £n su con- 
secuencia me pondré en camino para Burgos pasado mañana 
10 del corriente , y aunque mi ausencia ha de ser de corta du* 
ración , he resuelto con motivo de las actuales circnnstancias 
aotorizar , como autorizo , con las correspondientes faculta- 
des, á mi muy caro y amado tio el infante Don Antonio , en 
qaien tengo toda mi confianza por los estrechos vínculos de 
sangre que le unen á mi persona , y por las calidades distin- 
gaidas que le adornan , para que durante mi ausencia despa- 
che los negocios graves y urgentes que puedan ocurrir , oyen- 
do antes á mis secretarios de estado y del despacho. Ten d rase 
coteodido en mi consejo para los efectos correspondientes. 

ttumrro xxv. 

Carta de la Suprema Junta de Gobierno de España á S, M. el 
rey Don Femando VII ^ sobre las contestaciones verbales 
con el Gran Duque de Berg^ motivadas por su pretensión de 
reponer en el trono á S, M. el rey Don Carlos IF, 

Señor: Reunida esta noche la Junta de Gobierno en el cuar- 
to de S. A. se presentó á corto rato el general Belliard, dicíen- 
do á S. A. que el Gran Duque deseaba comunicar asuntos im- 
portantes á dos sngelos de su confianza. Destinados al intento 
I)on Miguel José de Azanza y Don Gonzalo 0-Farril , se tras- 
ladaron ambos á casa de S. A. I. á las ocho y media , pasando 
luego á su gabinete interior en compañía de Mr. Laforest. 

£1 Gran Duque tomando la palabra, dijo, que hablaba como 

TOMO X. 13 



n4 niSTORUk DB St^AÑA. 

t«DÍedto del Emperador y general de sa ejército de EspaBí; 
<|ue eo virtud de órdenes reiteradaí de S. M. I. debía restable- 
cer sobre el trono al señor Don Carlos IV , y que antes de co- 
mnnicarlo de oficio á la Janta , quería disentir con los comi- 
sionados dos modos ünicos que tenia de cumplir sus órdenes: 
el uno adhiriendo la Junta de gobierno á la espresada declara- 
ción del augusto padre de Y. M. reasumiendo la corona , jel 
otro por medio de la fuerza. 

En esta discusión tan escabrosa como penosa para los dos 
•comisionados , no hubo punto esencial que estos no tratasen 
de rebatir , sentando como principio inviolable, que jamás re- 
conocerían otra autoridad que la de Y. M., y que estaban bien 
persuadidos de que la Junta , los consejos y todos los estamen- 
ios del reino pensaban del mismo modo , y serian inflexibles 
en sostenerlo : pusieron también á la vista de S. A. las funes* 
^as consecuencias que tendría para la nación , para las tropas 
francesas , y para la gloria del Emperador , el uso y empleo de 
la fuerza en la ejecución de tan estraordinaria resolución: por 
4ÍUimo , y después de repetir el gran Duque la obligación que 
tenia de cumplir en el día de mañana las órdenes del Empera- 
dor, á fuerza de reflexiones y de óbices irresistibles , se avino 
S. A. I. á proponer á los comisionados que el señor Don €á^ 
los lY pasaría á la Junta de gobierno una declaración ceñida 
á decir que reasumía la corona en virtud de haber abdicado 
forzadamente , y que la Junta , contestando meramente el re* 
cibo , diría que la remitía á Y. M. como á su Rey y señor para 
Su superior conocimiento y determinación ; que á esto se se- 
guiría el emprender los Reyes padres su viaje á esa frontera 
para abocarse con Y. M. y el Emperador ; que entre tanto no 
baria acto alguno de mando ó autoridad el señor D. Carlos IV; 
que no pasaría por esta capital ; que los consejos y tribunales 
DO tendrían conocimiento de esto , y continuarían en ejercer 
sus funciones como hasta ahora y á nombre de Y. M. ; que la 
Junta de gobierno seguiría sujetándose Únicamente á las ór- 
denes de Y. M. ; que en la orden del ejército francés no se di- 
ría cosa alguna st^re este punto , y que los Reyes padres , el 
graa Duque y la Junta , guardarían sobre todo el mas profun- 
do secreto. 
. Comok diftciwioB que condojo ácste resultado duró hasta 



APÉNSICB. 196 

la doce , los comisioDados se reservan , en ttrttid de lo acor- 
dado por la junta de gobierno , el amplificar iDañana los pun- 
tos menos estendidos aquí. 

Enterada la junta de gobierno de todo lo tratado en esta 
conferencia , y habiendo examinado con prolija atención lo 
propuesto en ultimo lugar , convencida de los inconvenientes 
qne podía tener el negarse á ello, ha acordado que los mismos 
comisionados volviesen á casa de S. A. I. á manifestarle que 
aunque penetrada de sentimiento suscribia al medio indicado 
de pasará Y. M. la citada declaración de su augusto Padre, 
pero con la firme protesta de su adhesión á los principios 
adoptados por los comisionados , y de que se cumplan exacta* 
mente las condiciones ya referidas. 

Dada esta contestación al gran Duque de Berg , dijo S. A. I. 
que iba á despachar un correo al Emperador , y que mañana 
pasaba al Escorial para confiar al señor |Don Carlos IV lo 
tratado. 

La junta de gobierno desearla haber podido salir dé tan e». 
haraposa comunicación con mucho mejor éxito; pero Y* M. 
{[radoará hasta que punto ha procurado conciliar su deber y 
religiosa fidelidad á Y. M. con la necesidad de precaver con- 
mociones y desgracias capaces de producir males incalculables. 
Madrid á las tres y media de la madana del dia 17 de abril 
de 1808. 

Señor: los dos comisionados de la junta de gobierno para la 
conferencia tenida anoche con el gran Duque de Berg , conti- 
nuarán manifestando á Y. M. las reflexiones y especies que 
oyeron en ella , porque siendo el asunto de tanta gravedad, 
nada debe faltar para el mas cabal conocimiento de Y« M. 

Punto de la abdicación S. A. I. la calificó muchas veces 

de forzada , diciendo , que el augusto padre de Y. M. la había 
dado en medio de una insurrección , de una tropa insubordi- 
nada , del estrépito y gritos del pueblo, y por último al tiem- 
po que mas se insultaba al favorito : que esta abdicación la 
provocaron algunos de sus ministros : que el Rey padre tenía 
hecha su protesta , dando á entender que la habia enviado al 
Emperador : Mr. Laforest añadió que después de ana abdica- 
ción de esta naturaleza , el Rey padre entraba en sos dereofatfs 
rcHumiendo la corona. Trataron después luego los con^sídná- 



1M mSTORIA DI BSrAJfA. 

dos de rectificar tan ^equívoco concepto, poniendo á laxista 
de S. A. I. el ünico objeto qae se propusieron cuantos en aquel 
dia rodeaban á S. M. que fué precaver su retirada á Andalucía 
y con esto un rompimiento <i9n la Francia, y el resultado mas 
feliz para la Inglaterra , nuestro común enemigo, si llegaba el 
caso tan probable de embarcarse la corte para pasar á Ameri- 
ca : dijimos que el pensamiento de abdicar la corona existía 
muchos meses antes en el ánimo del Rey padre: que al comu- 
nicarlo á sus ministros los dejó sin arbitrio para hacer refle- 
xión alguna por la firmeza que mostró en su espontánea reso- 
lución : que así lo declaró al cuerpo diplomático que se hallaba 
entonces en Aranjuez:: y que hablando con S. A. el Sr. iofan- 
te Don Antonio su hermano , había dicho S. M. que jamás 
habia firmado resolución alguna con mas gusto. Aseguramos 
•á S. A. I. como el hecho mas notorio y mas fácil de eviden- 
'Ciar , que en los días y horas que precedieron á esta abdica- 
ción , se oyeron constantemente los aplausos de p/p¿z el Rey: 
jque V. M. no se mostró nunca ni á la tropa, nial pueblo sino 
üomo hijo obediente de su padre y señor .* que la misma tropa 
y pueblo vieron siempre á V. M. bajo de este mismo aspecto; 
-y que llamado V. M. al cuarto de su augusto padre, oyó de sa 
misma Real boca la espresion de que renunciaba voluntaria- 
mente á la corona , y que deseaba á Y. M. mas tranquilidad y 
felicidades que las que habia disfrutado S. M. durante su rei- 
nado : que sin entrar en estos pormenores , la cuestión estaba 
reducida á considerar si la abdicación tenia el carácter legal 
para su reconocimiento y aceptación : dijeron los comisioDa- 
dos. que así lo juzgaron todos los secretarios del despacho de 
S. M. , los consejos, los tribunales , los diputados de los rei- 
nos ^ en suma todos los cuerpos constituidos para semejantes 
actos : 7 notando que al gran Duque de.Berg se le habia dado 
la falsa idea de que era requisito indispensable que V. M. hu- 
biese sido proclamado en todas las ciudades del reino , mani- 
festaron á S. A. I. que esta circunstancia no añade sino la pu- 
blicidad del acto, y nada á su fuerza y legalidad : que las 
órdenes para publicar esta proclamación estaban dadas con 
«uspension hasta que se fíjase el dia: que en todos los dominios 
de jla España estaba ya reconocido Y. M. como su dueño y se- 
^^ »y que á los de América se habían remitido avisos coa- 



' APBlfDICB. 107 

drnplícados del advenimiento de Y. M. al trono que volunta- 
riamente habia abdicado su augusto padre. Mr. Laforest es- 
tendió mas sus reflexiones , sin contraerse á la verdadera 
cueslíoD : dijo , entre otras cosas , que el Emperador no podia 
mostrarse Indiferente á una mutación de soberano en un pai» 
amigo y aliado , sabiendo que esta mutación la habian provo- 
cado el pueblo ó las tropas : que sus principios entre estados 
confederados exigían que semejante ejemplo no prevaleciese: 
que su gloria exigia también el restablecimiento de un sobera- 
no amigo , que no habia cesado de mostrarse su fiel aliado , y 
que conio á tal había recibido á sus tropas. Las contestaciones 
de estos puntos , y sobre todo el de abdicación , hicieron de- 
ducir á los comisionados que para todo lo que puede conve, 
oír á sus TI d versarlos dejaban estos al Rey padre con volui>iad 
propia ó sin ella , según los casos , culpando únicamente en 
estos üitiroos á Don Manuel de Godoy. 

Los comisionados han creído conocer en las espresiones del 
gran Duque que se le habia aliviado de un gran peso adoptanr 
do el espediente que se propuso anoche , el cual aunque no 
realizaba desde luego la orden que nos comunicaba como po- 
sitiva del Emperador , deja obrar el tiempo y el mutuo acuer- 
do de V. M. con su augusto Padre y el Emperador; S. A. 1. re- 
pitió muchas veces que la España no perdería uno solo de sus 
pueblos, ni variarían los privilegios de las provincias; que me- 
jorarla su constitución , y que en el gran sistema de la federa- 
ción del mediodía entraría la España de ua modo mas eficaz 
que hasta ahora. 

Los comisionados tienen algunos antecedentes para creer 
que este sistema federativo del mediodía , es y ha sido el obje- 
to primario de la entrada y reunión de las tropas francesas en 
España, y que tal vez el Emperador está persuadido deque 
puede realizar mas completamente este sistema tratando con 
el augusto padre de Y. M. » 

La junta halla dignas de elevarse á noticia de V. M. las refle- 
xiones que contiene este. papel , y llama principalmente la su- 
perior atención de Y. M . sobre lo que en él se dice del sistema 
federalivx) del mediodía. Madrid 17 de abril de 1808.. 



Humero xxvi« 

Oficio dirigido d la suprema junta de gobierno de España por 
el gran Duque de Berg , sobre los supuestos alborotos de 
Burgos y Toledo. 

Primo y señor mío : Acaban de {nformarme qne ha habido 
reuniones de pueblo en Burgos y en Toledo , y que el popula- 
cho persuadido por nuestros enemigos comunes y p.or misera* 
bles codiciosos de crímenes y de pillaje , ha pasado á grandes 
desórdenes. 

En Burgos el intendente general de la provincia ha estado 
para ser víctima de su celo : ha debido la vida á un francés, 
que le arrancó todo cubierto de heridas de las manos de los 
malvados. Su crimen á sus ojos era la probidad con que cnm- 
plia sus deberes. El general Merle ha tenido que hacer disipar 
esta reunión á fusilazos. Los mas débiles han quedado en el 
campo : los demás han huido. Esta medida ha restablecido la 
calma, y detenido el furor popular á que instigaba el deseo de 
saquear y abrasar las casas de los propietarios mas ricos. 

En Toledo se acaban de cometer pillajes : se han incendiado 
algunas casas, y por la segunda vez la fuerza armada española 
ha dejado obrar á la popular. 

El anuncio de una Gaceta estraordínaría para tas diez de la 
noche ha dado lugar ayer aquí á una reunión. Todos los habi- 
tantes de Madrid han declamado fuertemente contra este anuo* 
cío; y ha sido necesario que se conociese tan perfectamente la 
pureza de las intenciones de todos los miembros de la junta 
de estado, para no haberme creido autorizado á pensar que 
ella misma habia tratado de hacer saquear la villa. 

Lo declaro á Y. A. R.: la España no puede estar mas tiempo 
entregada á semejante anarquía : el ejército que yo mando no 
puede sin deshonrarse dejar cometer desórdenes. Debo segu- 
ridad y protección á todos los buenos españoles : las debo so- 
bre todo á la buena villa de Madrid , que ha adquirido eternos- 
derechos á nuestro reconocimiento por el entusiasmo que ba 
mostrado , y la buena acogida que nos ha hecho , desde núes 



tn enim^ eo sus narallas. Pcbo por Tucslro .órgano haott 
ceur »tts ioqaiatuüe» , asegurar al propietario « al oegoeiaoU 
y ai habitante pacífico de todaa clases. Debo eo fío deciros por 
UúUioia vez, que no puedo permitir reuoioo alguna. Yo no 
Terésiao sediciosos , enemigos de la Francia y de la|£spana» 
en ios individuos <|4«e se atrevieren todavía á reunirse ó esr 
parcir aUrmas. ]>aos prisa pues á anunciar á la capital y á laa^ 
Espatías mi generosa resolución; y si no os encontráis con bas* 
laole fuerza para responder de la tranquilidad publica, me en- 
cargaré de ella mas directamente. Me persuado que Y. A. R.* 
la junta de estado y la nación española aplaudirán esta deter* 
lojoacion , y encontrarán en ella una nueva prueba de mi es* 
timacion y coostante deseo de contribuir á la felicidad de este 
reJDo. 

¡Que los agentes de la Inglaterra, que nuestros enemígoa 
comunes piendao La esperaoaa de armar á dos naciones a mi* 
ps, tao esencialmente unidas por intereses recíprocos i Los 
buenos espaooles no habrán dejado de ver en la actitud tran* 
qailaque he guardada constantemente, cuan lejos está el ejér»> 
ótAde dejarle arrastrar por pérfidas insinuaciones , y queja- 
más hemos. confundido la sana parte de los buenos españolea 
COQ esos miserables íntriguistas. 

Coa esto ruego á Dios, seaor primo, que os tenga en su saor 
ta y digna guarda. — Joaquin. -^ Madrid 23 de abril da IfiOflL 

Humero xxvii. 

(^nteftacion de la suprema junta de gobierno de España €U 
oficio del gran Duque de Berg de 23 de abril de 1308. 

Mi estimado primo : He diferido hasta hoy mi contestación á^ 
bapreciable carta de V. A. I. que recibí ayer de mañana á las 
^ce , esperando tener algunas maa noticias sobre los acaeci» 
niienlos de Burgos y de Toledo , q ue cita Y. A. I. 

M de Bifirgos nada sé todavía de oficio , sin duda porque 
liabrán dirigidoal Rey las noticias, estando S. M. mas inme^ 
<lialo. Solo me han asegurado que dio logar á algún desorden. 
^ r«tfiieiondfl un correo español por una tropa francesa. Si 



MO HISTOUii DB BSPAÑ A. 

en este suceso han ocnrrido los íncideDies que batí informado 
á V. A. I. , ni me sorprende la facilidad con que se sosegó todo, 
mucho menos la seguridad y protección que parece haber ha- 
llado el intendente en la disciplina y sentimientos humanos 
del soldado francés. Pero si la prudencia de sus gefes pudo ha- 
ber evitado la poca sangre que se ha derramado, ¿cual no debe 
ser su responsabilidad en medio de una nación que loa ha re- 
cibido como amigos y aliados? 

De lo acaecido en Toledo me hallo bien instruido, y del mo- 
tivo que debe haberlo originado. El intendente de dicha ciu- 
dad , con citación de los testigos mas imparciales y caracteri- 
zados, refiere el dia y la ocasión en que el ayudante general 
francés Mr. Tomás habia manifestado , con muestras de gran 
complacencia , que le constaba de oficio que el Emperador de 
•los Franceses habia resuelto poner á Carlos IV sobre el trono, 
y que el rey reinante habia declarado que solo lo habia ocupa- 
do interinamente para evitar la efusión de sangre ; añadiendo 
á todo Mr. Tomás que su general en gefe le comunicaba estas 
noticias para que las publicase y anunciase á cuantos pudiese. 

Esto mismo lo confirma con su notoria veracidad el carde- 
Bal de Borbon, arzobispo de la propia ciudad, maravillándose 
de semejante procedimiento; y á V. A. I. le consta ya en cuan- 
tas otras partes de España han tenido igual lenguaje varios de 
los generales y oficiales.de su ejército. 

Aunque el Emperador no haya reconocido á mi Soberano, y 
se haya mostrado inclinado y aun resuelto á restituir sobre el 
trono á su augusto Padre , no por eso dejará de conocer 
V. A. L que no habiendo mediado la espresa y pública decla- 
ración de la voluntad de S. M. I. ni directamente , ni tampoco 
por el único órgano por quien la podia transmitir á la nacioa 
española , que es su dignísimo teniente en España , los proce- 
dimientos voluntarios de muchos de sus generales. en divulgar 
tan iuesperada declaración son tan subversivos del orden pu- 
blico , como contrarios á la buena armonía que subsiste entre 
las dos naciones, y á cuya permanencia da tanto precio la glo- 
ria misma del Emperador, y la confianza que ha inspirado á la 
nación entera su deseo de verá nuestro Soberano. 
. La segunda Gaceta estraordínaria que se dio al público.antes 
de anoche , tuvo por único objeto su mayor tranquilidad. Jio 



se malogró este fin patriótico , á peaer de que suele ser impa' 
cíente la esperaoaa de un gran bien , y ciertamente no habrá 
UD español honrado ni uii estranjero imparcial que en esta 
disposición haya equivocado ni dudado un solo instante sobre 
la pureza de las intenciones de los que gobiernan la nación. 

Cuando tenga los detalles sobre los acaecimientos de Búrgo> 
y Toledo , los apreciaré y juzgaré con severidad. Entre tanto 
V. A I. conoce menudamente el cortísimo numero de disgus- 
tos ó desgracias' acaecidas entre las trnpais de su ejército y los 
habitantes del rqíno ( niimero tan corto , que estoy cierto-qoe 
con la esperiencta de mandar que tiene Y. A . I. lo graduará de 
cosa estraordtnaria ) ; y cuando además de este conocimiento^ 
$. M. I. y R. , Con 'SU superior penetración y esquisito cálcu- 
lo apreciando juntamente las subsistencias que pueden procu^ 
rar las provincias mas pobres de este reino, la falta de brazos 
para su aumento, y la escasez de medios para transportarlas» 
sepa la pu ntuatidad^ y abundancia eon que han sido socorridas 
sos tropas, y la regularidad y buen orden que han existido 
constantemente en este seirvicío, ciertamente no lormará 
S. M. I. y R. el concepto deque la España baya estado siñfgty- 
bierno , y rancho menos en la anarquía , en las críticas 'Cir- 
cunstancias actuales en que un ejército de cincuenta mil heim' 
bres , que se esperaba de paso por esta capital , la ocupa y 
circunda mas de un mes ha , sin reconocer todavía al Sobe* 
rano y gefe de su gobierno. 

V. A. I. es demasiado buen apreciador de la verdad para no 
conocer esta en toda su estension , cuando sepa que hace cua~ 
tro ó cinco años que las Castillas , por las epidemias , esteriii- 
dad y efectos de la guerra con la Inglaterra, perdieron mas 
de un tercio de su población , y á proporción las muías , bue* 
yes, caballos y demás animales empleados para cargas, acar- 
reo y agricultura ; y que en esta desgraciada y tan reciente 
¿poca se registraron en nuestros puertos ó vinieron Costa á 
costa cerca de diez y ocho millones de fanegas de granos y 
harinas de todas clases. 

Sobre todo lo demás de que trata Y. A. I. en su citada carta 
la junta de gobierno confia en la sabiduría y benéficas miras 
que dirigen todas sus operaciones. No habiendo la junta cesa- 
do haata ahora de esperimea.tarlo así , tampoco receta ya ninr 



2Wt msToau ps ispaíta. 

gana providencia de Y. A. I. qae sea capa^de dastr«ír la obra 
de la paz y de conciiiacioo Uo «ólidaioeQie ementada. 

£1 supremo coasejo de Castilla por haodo publicado ayer ha 
renovado Jas peoas que tan sabiamente establecen nuestras 
leyes contra los sediciosos , los que fijen pasquines y formen 
libelos , y aun se estíeode su notorio celo á precaver hasta las 
reuniones de pueblo mas inocentes , como lo fué la <l4s antes 
de anoche. 

£1 mismo consejo se lamenta de las inquietudes y males que 
ban podido ocasionar en U tranquilidad del. pueblo los proce- 
dimientos de algunos de los generales franceaes « y^protesta y 
asegura á V. A. I. que removidas estas causas esteriores le so- 
bran fuerzas en la confianza deque goza en la nación , en el 
^sci^lenle espíritu que actualmente anima á todos los españoles 
y en las prudentes disposiciones de sufi magistrados, tan pun- 
tualmente cumplidas por todos los honrados vedóos « para 
afianzar y hacer inalterable, La tranquilidad publica. 

La junta de gobierno 6^. une con igual conjfianza á esta ta- 
presión del Consejo^ y tiene además á su favor para su mayor 
convencimiento el baber conocido roaa de cerca las b.ené£cas 
y rectas intenciones de Y. A. I. y la admirable disciplina de 
sus tropas. 

Tengo el honor etc* --Palacio 34 de abril de 1808. 

ttttmír0 xxviiL 

Oficio (iirigido por la suprema Junta de gobierno de España d 
los señores Don Gregorio de la Cuesta capitán general de 
Castilla la Vieja y conde de Ezpeleta capitán general de Ca- 
taluña f X ^fe^^-y personas cuyos nombres se espresan en él, 
para pres^nir la anarquía en caso que la piolencia dejara sin 
acción la junta de gobierno creada por S. M. en 9 de abril 
de 1908. 

£n atención á las críticas circunstancias en que actualmente 
^ baila esta corte , y para el caso en que faltando la voluntad 
espresa del Hey nuestro señor , quedase la junta de gobierna 
inhabilitada por la violencia de ejercer sus funciones , he ve- 



n¡dó , con acuerdo de la misma juota , en nombrar otra comr 
puesta de Io$ teoi^otea generales conde de Eipeleta de Vejrre, 
Don Gregorio de la Cuesta, DoQ Antonio. Escaño , y de 4o6 
ministros Don Manuel de Lardizabal y Uribe, del consejo Real 
Don Juan Pérez yillani¡l,del de guerra y de marina y Don Fe- 
lipe Gil Taboada , del de las órdenes , á los cuales en atención 
al inminente peligro que amenaza, y para que en casp de v<^r¡- 
ficarse no quede el reino sin gobierno, he Tenido en conferir- 
les y delegarles con toda la estension y amplitudes necesarias 
toda la autoridad y facultades que residen en mi persona, y e« 
la junta de gobierno, concedidas por mi muy caro, y ama- 
do sobrino el Rey nuestro señor; en cuya virtud todos loa 
MM. RR. obispos, capitanea y comandantes generales de ején- 
cito y provincia, cbancillerías, audiencias, corregidores y ét>- 
mas justicias del reínp , intendentes y demás dependientes de 
rentas reales , y qualesquíera otras personas que de cualquiera 
modo tengan parte eo el gobíef*no , de cualquiera clase y calir 
dad que sea , obedecerán ^ cumplirán y ejecutarán todos. los 
mandatos y órdenes que dicha junta diere, como si fueran 
espedidas por la- juata.de gobierno , concediéndoits ai mismo 
tiempo facultad para que puedan fijar su resideocia en cnaA^ 
quiera lugar d(»l reino , y mudarla á donde y cuando lo tuTÍer 
ren por conveniente. Tendréislo entendido para viiestra inta*- 
ligencia y cumplimiento. Paipcio 1*. de mayo da 1808; ^ Ano 
toqio Pascoal.. 

Itum^ro XXIX. 

Cwi^ro de la Voropa tn 4809, legvn le presentan Jos antonM de la 

Bistoria dé la guerra de España contra Napoleón Boaapmrta, lopio !■" pé^^ 

ginn 49 , llanta la 59. 

FRA?ÍCI4. 

Este imperio agigantado por su eslension y por su fuer^^i^ 
estaba cercado por un valladar de potencias confederadas* 
unas regidas por Príncipes de la dinastía francesa , otras 
gobernadas por soberanos cuyos intereses «ran realmente in^ 



^04 BiSTOHiA me bspaña. 

separables de loa del Imperio , y otras atadas por las Cadenas 
del temor y de la impotencia , mas bien que unidas por vidcu- 
]o6 del interés y mutua utilidad. 

INGLATERRA. 

Sentada y tranquila en medio de los mares, circundada por 
las olas amigas del Océano , que servían de valla á la prepoten- 
cia de Bonaparle, la Inglaterra sin dejar de resentirse de los 
«stragos de la guerra, ni de afligirse por la ruina total del con- 
tinente, desafiaba el poder inmenso de Napoleón , y aguardaba 
8H1 riesgo individual , pero no sin ansia , el momento de la li- 
bertad europea que debía llegar un día, y á lo mas tarde cuan- 
do falleciese Kapoleon. Los preparativos con que este Sobera- 
no babia amenazado la Inglaterra en ÍW^ , obligaron á esta 
potencia á hacer los mayores esfuerzos para asegurar sus cos- 
tas, y afirmar la independencia del estado. Ciento y ochenta 
navios de línea; ciento setenta y cuatro fragatas, doscientas 
veinte y nueve chalupas, doscientos diez y ocho bergantines 
armados, cruzaban en los- mares para hacer respetar el pabe^ 
llofi inglés, ó bloqueaban el continente para, vigilar y descu- 
brir sus designios, ó ceñían las islas Británicas para proteger 
aus playas , y garantizarlas de toda empresa estranjera. A esta 
íiierza marítima, cual no la ha poseído ninguna potencia de^ 
mundo , deben agregarse doscientos veinte y nueve mil qui- 
nientos noventa y seis hombres de tropas regladas , setenta y 
siete mil de milicias regimentadas, y doscientos noventa y seis 
mil setecientos noventa y seis de milicias ordinarias , cuyo to- 
tal asciende á seiscientos tres mil cuatrocientos veinte y nueve 
soldados , que respondían á la nación y al gobierno de la tran- 
quilidad y seguridad interior. 

He aquí los dos poderes independientes que existian en En* 
ropa á principios de 1808; todos los demás estados del conti- 
nente se hallaban sin escepcion alguna sujetos al tridente 
marítimo de la Inglaterra, ó á la espada de la Francia. La neu- 
tralidad no era tolerada ni aun en la apariencia ó en el nombre; 
era forzoso asociarse á los destinos de alguna de las dos riva- 
les. Lisboa invadida por Junot , y Copenhague bombardeada 
porGambier, anunciaban á la Europa el escarmiento de U 



AFÉNDICai. 206 

neatralidad caando no estaba sostenida por la fuerza. Al de- 
creto antisocial de Berlín había respondido la Inglaterra con 
las Orders in Council de 11 de noviembre. I^ Francia no tenia 
eoemigosen Europa; la Inglaterra no tenia rivales en los ma- 
res: la Francia abusaba de la alianza de España ; la Inglaterra 
trataba á la Sicilia como colonia : el continente sufría el yugo 
de Bonaparte, como la India arrastraba las cadenas británicas: 
DO quedaba á Napoleón que conquistar desde el Tajo al Nie- 
men , ni al parlamento colonias que invadir. Nunca fué mas 
expedita la política , ñi mas sencilla la diplomacia. Los gabine- 
tes de Fontainebleau y San James dictaban los decretos ; las 
naciones del continente obedecían pasiva y literalmente. £1 
fuerte mandaba con dureza y desacato , el débil cedia con vi- 
leza 9 ó engañaba con perfidia. Todo se plegaba á la voluntad 
de los ministros de París ó de Londres. Tal era la situación 
política de la Europa ; tal fué la lucha memorable de la fuerza 
contra el dinero. Echemos una ojeada rápida sobre el conti- 
nente , y veamos cual era en 1808 el número y la clase de los 
partidarios de la Francia y de la Inglaterra. 

P4BTID0 DB I^ FRANGÍA. 

En este partido contamos la España , el Portugal , la Italia 
toda , la Holanda , la Suiza , la Alemania entera , la Prusia, la 
Dinamarca, la Polonia, la Turquía y la Rusia. Pero como no 
eran iguales , ni de una misma especie los vínculos que unian 
con la Francia á sus aliados, los dividiremos en tres clases, 
colocando en la primera los aliados por la sangre , en la se- 
gunda los aliados por interés, y en la tercera los aliados por 
la fuerza. 

1 .' CLASE. -^ Aliados por la sangre, 

1.^ El reino de Italia, cuyo cetro empuñaba personalmente 
Bonaparte, y <;uya regencia estaba confiada á Eugenio Beau- 
haroaís, príncipe francés, hijo de la emperatriz Josefina, ocu- 
paba el primer lugar entre los aliados de sangre. El espíritu 
público de esta monarquía no era de los mas opuestos á la 
Francia , por su antiguo rencor contra el Austria, y sus deseos 



306 BI8T0RIA. 0K K8PAÑA. 

de volver á la ItaKa la independencia pohtica tantas teces ao- 
aiada y sepultada bajo las ruinas de Roma , de Genova y de 
Venecía. 

2."* Seguíala Holanda, gobernada porLais, hermano del 
Emperador; pero cuyos pueblos deseaban el rescate, y hubie- 
ran servido con mejor celo la causa de los Ingleses. 

3.* La Westfalia , recientemente erigida en reino y patrimo- 
nio de Gerónimo Bonaparte^ formado de distritos pertenecien- 
tes á varios Príncipes , y cuyos habitantes no tenían afecto al- 
guno á la Francia , ni confianza en el nuevo Soberano , era de 
poco peso en la guerra marítima ; pero no dejaba de pcrjudí- 
tSíT á la Inglaterra , en cuanto le quitaba los recursos del Han- 
nóver, y los reclutas destinados á tripular sus naves. 

4.* Ñapóles, en cuyo trono se había sentado José Bonaparte, 
todavía no se había sometido definitivamente : Gaeta se defen- 
día á las órdenes de Hesse-Philípstadt, y la Calabria sostenía coa 
mas entusiasmo que fortuna la causa de la fidelidad. 

6.* Los Reyes deBavíera y Wurtemberg, y el gran Duque 
de Badén, emparentados con la casa reinante de Francia; Joa- 
quín , gran duque de Berg y Cleves; Camilo, príncipe deBop- 
ghese; y Bacciochi , príncipe de Luca y Píombíno, cunados del 
Emperador , ni tenían costas , ni podían prestar mas que pe- 
queños contingentes ; pero engrosaban con ellos los ejércitos 
de Napoleón , y le ahorraban la sangre de sus vasallos. 

2.* CLA8K. — Aliados por el interés. 

1.* La Rusia confinada mas allá del Niemen , estendiendo sos 
dilatadas posesiones por el septentrión del Asía hasta las fron- 
teras de la China y los mares de América , había declarado U 
guerra á la Gran-Bretaña ( 1 ), y reunido sus intereses con los 
de la Francia. Defendida por los hielos y por sus ejércitos con- 
tra la servidumbre continental , había sin embargo accedido al 
aistema político de Bonaparte , y alejaba de sus costas los ba- 
jeles ingleses. Su ambición la incitaba á castigar á la Suecia, 7 
adquirir las hermosas posesiones de la Turquía europea , y co- 
mo la amistad de Bonaparte le garaatizaba la seguridad de lie- 

' ( f ) Eli t4 de dfciemliM de i8o7. 



i^nufiiiGC. Í67 

nar sos deseos , así es que la Rusia , bien que independiente, 
no dejaba de ser nna aliada poderosa de la Francia , y las 
conferencias de Erfart lo probilron tan evidente como dolo- 
rosamente á la Europa. 

2.* El Soberano de Sajonia , que debía á Napoleón el título 
de rey y el engrandecimiento de sus dominios, era de los mas 
adictos á la Francia , y posteriormente dio bien irrefragables 
pruebas deqne sn partido era sincero y cordial. Sus antiguos 
pueblos disentian del gobierno , pero no sus estados de Polo- 
nia , donde eran muy numerosos y exaltados los que hacían 
Totos por la prosperidad de la Francia , como que en ella cU 
fraban la esperanza ünica de redención que les quedaba. 

5.* La Bavíera, el Wurtemberg y Badén tenían el segundo 
lugar entre los aliados por interés, además de que los unía el 
parentesco con la Francia , á la cual debían su nueva gerarquía 
y la mayor estensíon de sus estados. Los demás Príncipes de la 
Confedei*ac¡on estaban unidos á la Francia, pero flojamente j 
con poca utilidad para ellos y para su aliado. 

4.<* La Polonia no formaba estado independiente ; pero el 
amor de la patria vivía aun en el pecho de los Palatinos ; y en- 
gañados por sus propios deseos , miraban á Bonaparte como á 
un redentor , y estaban dispuestos á verter su sangre por sos- 
tenerlo. 

5.* La Dinamarca se veía tan estrechada por la Inglaterra ^ 
que tenia á dicha ser aliada de la Francia , cuyo poder con te- 
nia á su enemiga : además no se había borrado de su memoria 
la afrenta hecha á su escuadra y á su capital en 1807, cuando 
Gambíer y Cathcart forzando el Sund , desembarcaron como 
ۇrlosXII, y dictaron la ley en el palacio mismo de Cristiano. 
Estas circunstancias la obligaron á ponerse en el partido de 
Napoleón: sin embargo el pueblo no participaba enteramente 
délas ¡deas y disposiciones del gobierno ; y así cuando nuestras 
tropas al mando del Marqués de la Romana quisieron embar- 
carse , encontraron mas apoyo que oposición en los habitan- 
tes, y aun en las autoridades dinamarquesas. 

6.' La puerta Otomana recelaba tanto de la Rusia como de 
h Inglaterra , y creía hallar en I^apoleon un aliado seguro é 
interesado en precaver su ruina. De poco aprovechaba al gran- 
de imperio su afecto, pero aumentaba el ntimero de aliados , y 



909 BISTORIA. DB StPAÑA. 

cerrando \o% puertos á los Ingleses , fortificaba el sistema con- 
tinental , y si no servia directamente á la Francia, perjadicaba 
á lo menos á su enemiga. 

3.' CLASE. — Aliados por la fuerza, 

1.* £1 derecho sangriento de conquista había sometido la 
Prusia á la ley del vencedor , y su declaración de guerra á la 
Gran Bretaña habia &¡do tan forzosa , como era violenta la si- 
tuación de la monarquía. Sus provincias y aun su capital esta- 
ban ocupadas por tropas francesas, sus tesoros se vertían en 
las arcas del imperio , y sus guerreros estaban á merced de 
Bonaparte. 

2.*" Menos humillada que la Prusia, el Austria no dejaba de 
llevar con impaciencia el yugo que le impusieron las estipula- 
ciones de Presburgo; sin costas ni escuadras no podía dañará 
la Inglaterra , y así su declaración contra esta potencia , ni era 
útil, ni aun sincera. Abominaba interiormente ala Francia 
que la habia humillado, anhelaba por sacudir su tiranía, y res- 
tablecer la gloria de sus armas: y así , aunque aliada de Bona- 
parte, propendía hacia la Gran -Bretaña , cuyo apoyo creía que 
pudiera salvarla. 

S.*" La España habia hecho sacrificios enormes y costosísi- 
mos por la Francia. Carlos era íntegro en sus miras y cordial 
en sus relaciones; creía á Napoleón generoso y magnánimo, 
cual era él mismo ; y bien que no aprobaba todos los pasos del 
gobierno francés, ni le traía á cuenta su amistad , era uno de 
los mejores aliados, dispuesto á todo para librará sus pueblos 
de los horrores y devastación que habían sufrido los Alema- 
nes^. Dignas eran de mejor suerte la probidad diplomática,; 
las virtudes privadas de este respetable anciano. 

4."* £1 Papa asistiendo á la coronación de Napoleón, para 
dar á su elevada y nueva dignidad un carácter de sagrada y 
legítima á los ojos de los pueblos , habia hecho al bien general 
de la Iglesia el sacrifício de sus propíos sentimientos; así co- 
mo cerrando los puertos á los Ingleses, hacía como Soberano 
otro sacrificio costoso á su corazón, pero necesario á la salud 
de sus vasallos. Amenazado por las fuerzas francesas , se re- 
dignaba á su suerte , previendo desde entonces las amarguras 
que debían angustiar su ancianidad. 



APÉNDICE^ 209 

5.'' la $QÍ2a ó república Helvética , defendida por los esfor- 
zados deseen dieo tes de Tell, no habia conservado intacta su 
independencia política. Tal vez debía Bonaparte mas á la intri- 
ga jr al prestigio de la fuerza, que á la fuerza misma, el influjo 
que tenia en la Confederación y el título de mediador que se 
había arrogado. Pero do hay duda que cootaba en sus ejercí- 
tos muchos regimientos suizos, y que el partido dominante de 
la república le era adicto^ 

Tales eran los aliados de la Francia , tal la situación de la En«> 
ropa, considerada desde este punto. Veamos ahora el bando 
de Inglaterra* 

Partido de inglaterüa. 

Poco$ eran los aliados ostensibles que contaba la Inglaterra ; 
pero eran ¿crisolados , y es taba tí completamente acordes los 
pueblos con las miras del gobierno. 

1.* La Suecia > enemiga de la Rusta y de la Dínamárcía, re* 
suelta á mantener su independencia á toda costa, y íiada en 
sus guerreros, y en la aspereza de clima, desafiaba las fuerzas 
de la Francia, y se batía denodadamente contra la Rusia.- 

2.° La Sicilia era mas bien colonia que aliada de la Inglater« 
ra, puesto que Fernando cedía á la menor insinuación del ga- 
binete de Lóndr^S:; fuerzas inglesas guarnecían los castillos, 
buques ingleses defendían los puertos, y generales ingleses 
mandaban las tropas sicilianas. 

3."* La Cerdena., desatendida , sin relaciones diplomáticas , y 
como borrada del canon de Europa , era por necesidad una 
aliada déla Gran-Bretaña « si poco útil , á lo menos sincera. 

4/ £1 Portugal invadido por las armas combinadas de Es- 
paña y Francia, pertenecía sin embargo á la alianza inglesa , 
pues que por la traslación de los Soberanos á Rio-Janeíro', ya 
no era mas4|oe.una pequeña y pobre provincia del imperio del 
Brasil, el cual estaba abiertamente en guerra con Bonaparte. 

A estos amigos declarados pudiéramos añadir todos los alia- 
dos violentos de la Francia que detestaban su tiranía, y eran 
por lo mismo adictos á la Inglaterra. Tal era la España , cuyo 
comercio perecía ; tal el Austria , la Holanda , la Prusia, que 
bien claramente maDÍfestaron algunos años después cuales 
eran verdaderamente »us miras y sus disposiciones. 

TOMO X. 14 



210 BISTOHlA BE MPAÑA. 

tluntíro XXX. 

Capitaiaciones ajustada.i entre los tespeeth^os generales de los 

ejéreiios español y francés, 

«Los Excmos. Sres. Conde de Tilly, y Don Francisco Javier 
Castaños general en gefe del ejército de Andalacfa , queriendo 
dar una prueba de su alta estimación al Excmo. Sr. general 
Dupont, grande águila de la legión de honor, etc., así como 
al ejército de su mando por la brillante y gloriosa defensa que 
han hecho contra un ejército muy superior en numero, y 
que le eovoh(a por todas partes , y el señor general Chavert 
encargado con plenos poderes por Si, E. el señor general ea 
gefe del ejército francés , y d Excmo. Sr. günerat Marescot 
grande águila etc. , han convenido en loa sKícsIos siguientes : 

1*. Las tropas del mando del Excmo. Sr. general Dupont 
quedan prisioneras de guerra , eseeptaando la división de Ve- 
del y otras tropas francesas que se kallan igualmente en Anda- 
lucía. 

2°. La dívisíotí del general Vedel , y generalmente las demás 
tropas francesas de la Andalucía que no se hallan en la posi- 
ción de las comprendidas en el articulo ant«cederite , oTacua- 
rán la Andalucía. 

3". Las tropas comprendidas en el art. S"". coAsertaráil ge- 
neralmente todo su bagaje; y para evitar todo motivo de in- 
quietud durante su viaje dejarán su artillería , tren y otras 
armas al ejército español , que se eB<»rga de devolvérselas en 
el momento de su embarque. 

4*". Las tropas comprendidas ett el art. 1*. del tratado sal- 
drán del campo con los honores de la guerra , dos cañones á 
la cabeza de cada batallón y los soldados con sos fusiles que se 
rendirán y entregarán al ejército español á cuatrocietitas toe- 
sas del campo. 

ft"* Las tropas ctel general Vedel y otras qti« no deben rendir 
sus armas , las colocarán en pal»elloh«s sobre s» frente de 
banderas , dejando del mismo modo su artíllela y tren , for- 
mándose el correspondiente inventarío por ofíciaíles de ambos 



APENDIC13. dlt 

ejtircttos, y todo les será devuelto, ^egtin qtieda cotiTenidd en 
el art. á*. 

6°. Todas las tropas francesas de Andalucía pasarán á Sari- 

Idear j Rota por los tráüBitos que se les señale > que ho po- 
drán esceder de cuatro leguas regulares al día con l<is descan- 
sos beceaarios pare embarcarse en buques don triimlacion 
«spañola , y conducirlos al puerto de Roehefbrt én Francia. 

7'. Las tropas francesas se embarcarán así que lleguen él 
puerto de Rota, y el ejército es^afiol garantirá la seguridad de 
su travesea contra toda empresa iiostil. 

S\ Los señores generales , gefes y denas oficiales conserva^ 
rán 8I1S armas , y los sohiados sus mochilas. 

9\ Los alojamientos^ víveres y fori^ajes doruot^au mraróha 
y travesía se suministrarán á los señores generales y demás oñ- 
cíMeS) a^í cotno á la ti*o^ é proporción de fcu empleo , y eon 
arreglo á los gOoes de las trocías españolas eo tiempo de gwerra. 

10. Los caballos que según sus empleos oóri^esponden á los 
seoores geOerales , gefés y ofícialea del estado mayor se trans- 
portarán á Franela mantenidos con la ración de tienipo de 
guerra. 

11. Los sefterei generales oonaervbrán cada uno un coche y 
nn carro ; los gefes y éfídales de estado mayor un cooh¿ sola- 
mente escetitos de reconocimiento , pero sin (jontravimir á los 
reglamentos y leyes del n^inO: 

Í2. Se eaceptuan del artículo antecedente los carruajes to- 
matlos en Andalucfa, cuya inspeócioví hará el general ChaveK. 

13. Para evita!* la difíbultad del embarque de los caballos de 
)os cuerpo» de caballería y los de artillería oompi^éndidos en 
ti art 2*., se dejarán unos y otros en España pagando su valor 
segnn el aprecio que se haga por d/is comisionados español y 
francés. 

14. Los heridos y ^tafertuos del ejército fraooés quie queden 
^n los hospitales , se asistiráo con él mayoi* cuidado y se envia- 
rán á Francia ^n escolta iegura, así que ^e hallen buenos. 

15. Como éa va-Tios parajes , particularmente ^n el ataque 
de Córdoba, mtiobos soldados á pesar de las órdenes de los se- 
^res geáeralt» f del ouidado de loi Señores Oñciales « come- 
tieron escesos que é09 consiguienlcis é Inevitables en las ciu- 
<)a(les que hacen resistencia al tiempo de ser tomadas ^ los se* • 



312 HISTORIA DE ESPAÑA. 

ñores generales y demás ofíciales tomaráo las medidas necesa- 
rias para encontrar los vasos sagrados que pueden haberse 
quitado y entregarlos si existen. 

16. Los empleados civiles que acompañan al ejército francés 
no se considerarán prisioneros de guerra, pero sin embargo 
gozarán durante su transporte á la Francia todas las ventajas 
concedidas á las tropas francesas , con proporción á sus em- 
pleos. 

17. Las tropas francesas empezarán á evacuar la Andalucía 
el dia 23 de julio. Para evitar el gran calor se efectuará por la 
noche la marcha , y se conformarán con la jornada diaria, que 
arreglarán los señores gefes del estado mayor español y fran- 
cés , evitando el que las tropas pasen por las ciudades de Cór- 
doba y Jaén. 

18. Las tropas francesas en su marcha irán escoltadas de 
tropa española , á saber : trescientos hombres de escolta por 
cada columna de tres mil hombres, y los señores generales se- 
rán escoltados por destacamentos de caballería de línea. 

19. A la marcha de las tropas precederán siempre los comi- 
sionados español y francés para asegurar los alojamientos y 
víveres necesarios, según los estados que se les entregarán. 

20. Esta capitulación se enviará desde luego á S. £. el Duque 
de Rovigo general en gefe de los ejércitos franceses en España, 
con un oficial francés escoltado por tropa de línea española. 

21. Queda convenido entre los dos ejércitos que se anadiráo 
como suplemento á esta capitulación los artículos de cuan- 
to pueda haberse omitido para aumentar el bienestar de los 
Franceses durante su permanencia y pasaje en España. — Fir- 
mado. » 

artículos adicionales igualmente autorizados. 

V. Se facilitarán dos carretas por batallón para transportar 
las maletas de los señores ofíciales. 

2°. Los señores ofíciales de caballería de la división del se- 
ñor general Dupont conservarán sus caballos solamente para 
hacer su viaje y los entregarán en Rota , punto de su embarco, 
á un comisionado español encargado de recibirlos. La tropa 
áe caballería de guardia del señor general en gefe gozará ¡a 
misma facultad. 



APÉNDICE. 2ÍS 

3". Los franceses en ferinos que están en la Mancha así como 
los qae haya en Andalucía , se conducirán á los hospitales de 
Aoddjar , ü otro que parezca mas conveniente. 

Los convalecientes les acompañarán á medida que se vayan 
corando ; se conducirán á Rota , donde se embarcarán para 
Francia bajo la misma garantía mencionada en el art. 6^ de ta 
capitulación. 

4*. Los £xcmos. Sres. Conde de Tilly y general Castaños , 
prometen interceder con su valimiento para que el señor ge- 
neral Erselinaut , el señor coronel La Grange y el señor te- 
niente coronel Roseti , prisioneros de guerra en Valencia , se 
pongan en libertad , y conduzcan á Francia bajo la misma ga- 
raniía espresada en el artículo anterior. — Firmado. 

ttttmero xxxi. 

Respuesta dada al general del ejercito francés que sitiaba á 

Zaragoza en 27 de junio de 1808. 

£1 intendente de este ejército y reino roe ha transmitido las 
proposiciones que V. le ha hecho , reducidas á que yo permita 
la entrada en esta capital de las tropas francesas que están ba- 
jo su mando, que vienen con la idea de desarmar al pueblo, 
restablecer la quietud, respetar las propiedades y hacernos fe. 
lices , conduciéndose como amigos, según lo han hecho en los 
(lemas pueblos de España que han ocupado , ó bien si no me 
conformare á esto que se rinda la ciudad á discreción. Los 
medios que ha empleado el gobierno francés para ocupar las 
plazas que le quedan en España , y la conducta que ha obser- 
vado su ejército han podido persuadir á Y. la respuesta que yo 
daria á sus proposiciones. El Austria , la Italia , la Holanda, la 
Polonia , Suecia , Dinamarca y Portugal presentan , no menos 
que este país , un cuadro muy exacto de la confianza que debe 
inspirar el ejército francés. 

Esta ciudad y las valerosas tropas que la guardan han jurado 
morir antes que sujetarse al yugo de la Francia , y la España 
toda, en donde solo quedan ya restos del ejército francés, es- 
tá resuelta á lo mismo. 



214 HISTORIA DB ESPAÑA. 

Teoga y. pres^Qie^ |a^ qootestadoo^ que le 4í pqbo «üias hai 
y los 4ecretQS d$ 31 de Qiajro ^ 18 de este mes , que se le ídc1u< 
yeroD , y no olvide Y. qu» uq9 naoioo poderosa y yalíente de< 
pidjds á spstener la jusU causa que defiende , es invencible y 
po perdonará Ips d<;l¡tos que V. ó su ejército cometan. Zarago- 
za 9Q de junio de IS^. — Por el capitán general de Aragón. — 
£1 Marqués de Lazan. 

Humero xxxii. 

Lista de los individuos que compusieron la Junta Suprema Cen- 
tral gubernativa de España é Indias por el orden alfabético 
de las provincias que los nombraron, 

ARAGÓN. 

Don Francisco Palafox y Melci , gentilhombre de cámara de 
S. M. con ejercicio , brigadier del ejército , y oficial de Reales 
guardias de Corps. 

JDon LedrenxQ Calvo de Rozas , vectno de Madrid i intenden- 
te del ejército de Aragón. 

ASTURIAS. 

Don Gaspar Melchor de Jovellanos, caballero de la orden de 
Alciintara, del consejo de £stado de S. M. y antes ministro de 
Gracia y Justicia. 

Marqués de Campo Sagrado , teniente general del ejército é 
inspector general de las tropas del principado de Asturias. 

CANARIAS. 

Marqués de Yillanueva del Prado. 

CA8T1LÍ.A LA VIEJA. 

Don Lorenzo Bonifaz y Quintano, dignidad de Prior de I9 
sania iglesia de Zamora. 



APBMOlCfi. 315 

000 Fraociseo Javier Caro , catedrático ile layes de la uoi* 
vorsidad de Salamanca. 



CATALUVA. 



Marqués de Vil le] , conde de Parnius , grande de España y 
gentilhombre con ejercicio. 
Barón de Sabasona. 



CÓRDOBA. 



Marqués de la Puebla de los Infantes , grande de E&paiía. 
Don Juan de Dios Gutiérrez Rabé. 



E8TREMADURA. 



Don Martin de Garay , intendente de Estrennadura y minis- 
tro honorario del consejo de Guerra : fué el primer secretario 
genera) , y despachó interinamente los negocios de Estado. 

Don Félix Ovalla, tesorero de ejérato de Estremadura. 



GALICIA. 



Conde de Gimonde. 
Don Antonio Aballe. 



OBANAJIA. 



Don Rodrigo Riquelme, regente de la chancÜlería de Gra- 
nada. 
Don Luís de Funes , canónigo de la santa iglesia de Santiago. 

JAÉN. 

Don Francisco Castañedo, canónigo de la santa iglesia de 
Jaeo , provisor y vicario general de su obispado. 

Don Sebastian de Jócano del consejo de S. M. en d tribunal 
de contaduría mayor , y contador de la provincia de Jaén. 

LEÓN. 

Frey Don A.ntonio Valdés , bailío > gran cruz de la orden de 



J216 HISTORIA DE E8PANA« 

San Jttao, cabálleFO del Toisón. de oro, gentilhombre de cá- 
mara con ejercicio, capitán general de la armada, consejero 
de Estado, y antes ministro de Marina é interino de Indias. 
£1 Vizconde de Qaintanilla. 

MADRID. 

Conde de Altamira, marqués de Astorga , grande de Espa- 
ña, caballero del Toisón de oro, gran cruz del orden de Cár- 
llos III, caballero mayor y gentilhombre de cámara de S. M. 
con ejercicio. Fué presidente de la junta. 

Don Pedro de Silva, patriarca de las Ipdias , gran cruz de la 
orden de Garlos III, y antes mariscal de campo de los Reales 
ejércitos. Falleció en Aranjuez y no fué reemplazado. 

MALLORCA. 

Don Tomás de Veri, caballero-de la orden de San Juan , te? 
niente coronel del regimiento de Voluntarios de Palma , con- 
de, etc. 

MURCIA. 

Conde de Floridablanca , caballero del Toisón de oro , graa 
cruz de la orden de Carlos III , gentilhombre de cámara de 
S. M. con ejercicio, y antes primer secretario de Estado, é in- 
terino de Gracia y Justicia. Fué el primer presidente de la 
junta Central. Falleció en Sevilla y fué subrogado por el 

Marqués de San Mames , que no tomó posesioq. 

Marqués del Villar, 

NAVARRA. 

Don Miguel de Balanza y Don Carlos de Amatria , indívidaos 
de la inuy ilustre Diputación del reino de Navarra. 

TOLEDO. 

Don Pedro de Ribero, canónigo de la Santa Iglesia de Tole* 
do. Fué secretario general. 



APÉNDICC. 217 

Doo José García de ]a Torre , ab(^do de los Reales con- 
sejos. 



SEVILLA. 

Don Juan de Vera y Delgado, arzobispo de Laodicea , coad* 
mioistrador del sefior Cardenal deBorbon en el de Sevilla, y 
después [obispo de Cádiz. Fué presidente de la junta central. 

Conde de Tilly. 

VALENCIA. 

Conde de Contamina , grande de España , gentilhombre de 
cámara de S. M. con ejercicio. 

Príncipe Pió , grande de España , coronel de milicias. Falle- 
ció en Aran juez y fué sobrogado por el 

Marqués de la Romana , grande de España , teniente general 
délos Reales ejércitos y general en gefe del ejército de la iz- 
quierda. 

Es de advertir que aunque fueron treinta y cinco los indivi- 
duos de la Central, nunca hubo reunidos sino treinta y cua- 
tro; habiendo fallecido en Aranjuez sin ser reemplazado, Don 
Pedro de Silva, 

ttumorú x^Kxiii. 

(Capitulación que la junta militar y política de Madrid propone 
á S. M, I. y R. el Emperador de los Franceses, 

Art. 1*. La conservación de la Religión católica, apostólica y 
it)nQana sin que se tolere otra , según las leyes. — Concedido. 

Art. 2^. La libertad y seguridad de las vidas y propiedades de 
los vecinos y residentes en Madrid , y los empleados püblicos: 
la conservación de sus empleos, ó su salida de esta corte, si les 
conviniese. Igualmente las vidas, derechos y propiedades de 
los eclesiásticos seculares y regulares de ambos sexos , conser- 
vándose el respeto debido á los templos , todo con arreglo á 
nuestras leyes y prácticas. — Concedido, 



31S H18T0E1A 9B aSPAÑÁ. 

Art. 3." Se aseguraráp también las vidas y propiedades de 
los militares de todas graduaciones. — Concedido, 

Art. 4 * Que no se perseguirá á persona alguna por opinioD 
ni escritos políticos, ni tampoco á los empleados públicos por 
razón de lo que hubieren ejecutado hasta el presente en el 
ejerqiciQ de sus empleos , y por obediencia al gobierno aote- 
rior , ni al pueblo por los esfuerzos que ha hecho para su de- 
fensa. -^ Concedido. 

Art. 5.° No se exigirán otras contribuciones que las ordina- 
rias que se han pagado hasta el presente. — Concedido hastala 
organización definitiva del reino* 

Art. 6." Se conservarán nuestras leyes , costumbres y tri- 
bunales en su actual constitución. — Concedido hasta la orga- 
nización definitiva del reino, 

Art. 7.** Las tropas francesas ni los oficiales no serán aloja- 
dos en casas particulares, sino en cuarteles y pabellones, y no 
en los conventos ni monasterios , conservando los privilegios 
concedidos por las leyes á las respectivas clases. — Concedido^ 
bien entendido que habrá para los oficiales y para los soldados 
cuarteles y pabellones mueblados conforme á los reglamentos 
militares ^á no ser que sean insuficientes dichos edificios, 

Art. S."* Las tropas saldrán de la villa ooq los hpqores de la 
guerra , y se retirarán donde les convenga. — Las tropas sal* 
drán con los honores de la guerra ; desfilarán hoy ^ alas dos 
de la tarde ; dejarán sus armas y cañones : los paisanos arma- 
dos dejarán igualmente sus armas y artillería , y después los 
habitantes se retirarán á sus casas y los de fuera á sus pue- 
blas. 

Todos las individuos eUistados en las tropas de linea de cua- 
tro meses á esta parte, quedarán libres de su empeño y se re- 
tiraren á sm pueblos. 

Todos los demos será/i prisioneros de guerra hasta su cang^» 
que se hará inmediatamente entre igual número grado agrado. 

Art. 9.*" Se pagarán fiel y constantemente las deudas del es- 
tado, — Msie es un objeto político que pertenece á la asamblea 
del reino , y qtte pende de la ^ministracion general, 

Art. 10. Se conservarán los honores a los generales n^ 
quieran quedarse á la capital , y se concederá la libre salida á 
los que no quieran. — Concedido : continuando en su empl^Oy 



AVÉMOICK. St9 

hienqúe el pago 4e sus^ su^yhs 9er4 imsta la organización de- 
finitiva del reino. 

Art. 11 adicionaK Un ctestacament^ de la guardia toi««rá 
posesión hoy 4 á medio día de las puertas de palacio. Igu^l-* 
mente á medio día se entregarán las diferentes puertas de la 
villa al ejército francés. 

A medio dia el cuartel de gnardiss de Corps y el ho&pital ge- 
neral se entregarán al ejército francés. 

A la misma hora se entregarán el parque y almacenos de w* 
tillería é ingenieros á la artillería é ingeniero! franceses. 

Las cortaduras y espaldones se desharán , y las calles se re- 
pararán. 

El oficial francés que debe tomar el mando de Madrid aeu*- 
dirá á medio dia con una guardia á la casa del principal, para 
concertar con el gobierno las medidas de policía y restableci- 
miento del buen orden y seguridad pública en todas las partes 
de la villa. 

Nosotros los comisionados ahajo firmados, autorizados de 
plenos poderes para acordar y firmar la presente capitulación, 
hemos convenido en la fiel y entera ejecución de las disposi^» 
ciones dichas s^nteriarmente. 

Campo imperial delante de Madrid 4 de diciembre de 1808. 
-Fernando de la Vera y Pan toja.— Tomás de Moría. -Alejan- 
dro (Príncipe de Neufc^^tcl). 

Jt«mfr0 xxxiv* 

Capitulación dé Zaragoza. 

Artículo t.*" I^a guarnición de Zaragoza saldrá mañana 21 al 
medio di9 de la ciudad con sus armas por la puerta del Forti- 
Ho, y las dejará á cien pasos de la puerta mencionada. 

Art. a.** Todos los oficiales y soldados de las tropas españo- 
las prestarán j^iramento de fidelidad á S. M. católica el rey Jo* 
sé Napoleón I. 

Art. s,'? Todos los oficiales y soldados españoles que hayan 
prestado juramento de fidelidad, podrán , si quieren, entrar 
a* wrvicip para la defensa de S. M. católica. 



230 BISTOBIA DB 8SPABÍA. 

Art. 4."* Los que no quieran tomar servicio irán prisioneros 
de guerra á Francia. 

Art. 5.** Todos los"ha hitantes de Zaragoza y los estranjeros, 
sí los hubiere, serán'desarmados por los alcaldes , y las armas 
se entregarán en la puerta del Portillo al medio día del 21. 

Art. 6.*" Las personas y las propiedades serán respetadas por 
las tropas de S. M. el Emperador y Rey. 

Art. 7.' La religión y sus ministros serán respetados : se 
pondrán guardias en las^ puertas de los principales edificios. 

Art. 8.** Mañana al medio día las tropas francesas ocuparán 
todas las puertas de la ciudad y el palacio del Coso. 

Art. 9." Mañana al medio dia se entregarán á las tropas de 
S, M. el Emperador y Rey toda la artillería y las municiones 
de toda especie. 

Art. 10. Las cajas militares y civiles todas se pondrán á dis- 
posición de S. M. católica. 

Art. 11. Todas las administraciones civiles y toda clase de 
empleados prestarán juramento de fidelidad á S. M. católica. 

La justicia se ejercerá como hasta aquí , y se hará en nom- 
bre de S. M. católica José Napoleón 1. Cuartel general delante 
de Zaragoza 20 de febrero de 1809.— Firmado.— Lannes. 

ttutnrra xxxv. 

Decreto de la Junta Central restableciendo la representación 

legal de la Monarquía, 

£1 pueblo español debe salir de esta sangrienta lucha coala 
certeza de dejar á su posteridad una herencia de prosperidad 
y de gloria , digna de sus prodigiosos esfuerzos y de la sangre 
que vierte. Nunca la Junta suprema ha perdido de vista este 
objeto^ que en medio de la agitación continua causada por los 
sucesos de la guerra , ha sido siempre su principal deseo. Las 
ventajas del enemigo , debidas menos á su valor que á la su- 
perioridad de su número, llamaban esclusivamente la atención 
del gobierno; pero al mismo tiempo hacían mas amarga y ve- 
hemente la reflexión de que los desastres que la nación pade- 
ce han nacido línicamente de haber caído en oWido aquellas 



APÉNDICE. 221' 

saludables institiicíooes que eo tiempos mas felices hicieroD la 
prosperidad y la fuerza del estado. 

La ambición usurpadora délos unos, el abandono indolen* 
te de los> otros las fueron reduciendo á la nada, y la Junta des* 
ded momento de su instalación se constituyó solemne mente 
eo la obligación de restablecerlas. Liegjó ya el tiempo de apli- 
car la mano.á esta grande obra, y de meditar las reformas que 
deben hacerse en nuestra administración , asegurándolas en 
las leyes fundamentales de la Monarquía que solas pueden con- 
solidarlas, y oyendo para el acierto, como ya se anunció al 
publico, á los sabios que quieran exponerla sus opiniones; . 

Queriendo pues el rey nuestro señor Don Fernando Vil , y 
en sil Real ncmibre la Junta suprema gubernativa del reino, 
qoela nadoo española aparezca á los ojos del mundo con la 
dignidad debida á sus heroicos esfuerzos; resuelta á que Jos 
derechos y prerogativas de los ciudadanos se yean libres de 
nuevos atentados , y á que las fuentes de la felicidad publica, 
quitados los estorbos que hasta ahora las han obstruido , cor- 
ran libremente luego que cese la guerra , y reparen cuanto la 
arbitrariedad inveterada ha.agostado y la devastación presente 
ha destruido ; ha decretado lo que sigue : 

1.* Que se restablezca la representación legal y conocida de 
la Monarquía en sus antiguas cortes, convocándose las prime- 
ras en todo el año próximo, ó antes si las circunstancias lo 
permitieren. 

2."* Que la Junta se ocupe al instante del modp, nü(nero y 
clase con que atendidas les circunstancias del tiempo presente 
se ha de verificar la concurrencia de los diputados á esta au- 
gusta asamblea ; á cuyo fin nombrará una comisión de cinco- 
vocales que con toda la atención y diligencia que este gran ne- 
gocio requiere, reconozcan y preparen todos los trabajos y 
planes , los cuales examinados y aprobados por la junta han de 
servir para la convocación y^ormacion de las primeras cortes. 

3.** Que además de este punto, que por su urgencia llama el 
primer cuidado , estienda la Junta sus investigaciones á los 
objetos siguientes para irlos proponiendo sucesivamente á la 
oacion junta en cortes. Medios y recursos para sostener la san« 
t3t guerra en que con la mayor justicia se halla empeñada la 
oacion hasta conseguir el glorioso fin que se ha propuesto. Me- 



222 nisToniA de espada. 

dios de CKiegarar la observaivcia de las leyes fnndumenlblei del 
reino. Medios de mejorar nuestra legislación , desterrándolos 
abusos introducidos y facilitando su pórfeocion. Recaudación, 
adóiittisttádion y distribución de las rentas del estado. Refor- 
mas necesarias en el sistema de instrucción y educación pu- 
blica. Modo de arreglar y sostener un ejército permanente en 
tiempo de pac y de gi>erra , conformándose cbn las obligacio- 
nes y retí tas del estado. Modo dé conservar una marina pro- 
pOí'dánada á las mismas^ Parte que deban tener ks Américas 
en las juntas de cortes. 

4.*? Para reunir las luces necesarias á tan impol'tántes dis- 
cüsmnes U Junta consultaré á los consejos s justas superiores 
de las provincias , tribunales , ayuntaiüieUloB, cabildos, obis- 
pos y unitersidades, y oirá á los sabios y personas ilustradas. 

6.*" Que éste decreto se imprima^ publique y drciile con las 
formalidades de estilo pbra qiie llegue á noticia de toda la na- 

oíon. 

- TéndféiSlo entendido y dispondréis lo cotívetóente para su 
cumplimiento*— El Marqués de Astorga, presidente.— Real al- 
Cáíbr de Sevilla 22 de mayo Üe 1809.— A Don Martio de Garaj. 

Uumíro XXXVI. 

Capitulación de la ciudad de Gerona jr fuertes correspohdien- 
te^firrñada elíOde dfNembre de ÍS09 á lai siete de lafioche. 

Arl. 1." La guarnición saldrá con los hodores de la guerra, 
y entrará étt Franda como prisionera de guerra. 

2'.** Todos los habitantes sei-óo respetados. 

3.° La Religión católica continuará en ser observada por los 
habitantes y será protegida. 

4.* MaOana á las ocho y media de ella la puerta del Socorro 
y la del Areoy serán entregadas á las tropas francesas, así co- 
mo las de los fuertes. 

5.» Mañana 11 de diciembre á las ocho y nledia de ella la 
guafnicióo saldrá déla plaaa y desfilará por la puerta del Areoy. 

6." Un oficial de artillería , otro de ingenieros y un comisa- 
i4o de guerra eíitrarán tíl momento en qué se tomará posesión 



APÉNDICE. St 

de las puertas de la ciudad para recibir la entrega de \o% alma* 
cenes, mapas , planos, etc. 

Fecho eo Gerona á las siete de la nock« á 10 de dicifimbre 
de Í809. — Julián de Bolívar. --Isidro de la Mata. — Blas de 
Furnás. — José de la Iglesia. — Guillermo Miscali. — Guillermo 
Nasch. —El genera] en gefe de! estado mayor general del 7.* 
cuerpo.— Bey .—Aprobado por nos e! mariscal del imperio, co- 
mandante en gefe del 7.° cuerpo del ejérciló de España.— AiU- 
gereau , duque de Casliglione.— Yo , brigadier de los Reales 
ejércitos, encargado de los poderes del gobernador interino 
déla plaza de Gerona Don Julián de Bolívar y de la junta i&i<» 
litar, certifico , que la capitulación antecedente es conforme á 
la original firmada con la fecha que espresa. — Blas de Furnás. 
-El general en gefe del estado mayor genei^l del 7," cuerpo 
del ejército de España.— Rey.— Lugar del Sello.» 

Notas adicionales á la capitulación de la plaza de Gerona, 

Que I-a guarnición francesa que esté en la |Haza esté acuar- 
telada y no atojada por las casas, é igualmente que los oficiales 
deben presentarse , procurándose su posada « pagándoseles el 
tanto que se pagaba de utensilio á la guarnición española. 

Que todos los papelea del gobierno quede» depositados en 
ei archivo del ayantamiento, sin poder ser estraviados, ni 
estraidos ni quemados. 

Que á los que habrán sido vocales ó empleados en las juntas 
^ tiempo de esta guerra de opinión , no les sirva de nota ni 
piH'juido aigtfdo en &u« ascensos y carreras , quedando igual* 
f&etite saltas y rtApet^das las personas, propiedades y haberes. 

Que á los forasteros qoe se hallan dentro de la plaza por es- 
patríacion ti otra causa, tanto si han sido vocales ó empleados 
<1« las juntan como no ,, se les permitirá restituirse á sus casas 
^n su equipaje y haberes. 

Que cualquiera vecino que qoiera salirse de la ciadad y tras- 
ludarse á otr^ se te permita , llevándose su equipaje y haberes, 
quedándoles salvas tas propiedades, caudales y efectos en 
^ella ciadftd. 

Y<)i brigadier de los reales ejércitos , certifico : que las no- 
tds atitecedentes , habiendo sttlo presentadas al £\cmo. señor 



234 HISTORIA DU ESPAÑA. 

general en gefe del ejército francés , se han aprobado en sa 
contenido en cuanto no se opongan á las leyes generales del 
reino , y á la policía establecida en los ejércitos. Fornells 10 de 
diciembre de 1809. —Blas de Fumas. — Visto por nosotros etc 

Notas adicionales y particulares aprobadas por el Excmo. se* 
ñor Duque de Castiglione , mariscal del imperio^ comandan- 
te en gefe del!.'' cuerpo del ejército de España , convenidas 
entre el señor general de brigada , gefe del estado mayor ^ 
general del sobredicho cuerpo del ejército , comandante de 
la legión de Honor , y el Sr, Don Blas de Furnás , brigadier 
de los ejércitos españoles. 

Art. 1.° Un teniente ó subteniente elegido entre los ofícia- 
les del ejército español estará autorizado con pasaportes para 
pasar al ejército de observación español , y llevar á su general 
comandante en gefe la capitulación de la plaza y de ios fuertes 
de Gerona , solicitando se sirva disponer el pronto cange de 
los oficiales y soldados de la guarnición de Gerona y sus fuer- 
tes contra igual numero de oficiales y soldados franceses de- 
tenidos en las islas de Mallorca y otros destinos. S. E. el señor 
Duque de Castiglione , comandante en gefe del ejército , pro- 
mete que dicho cange se verificará luego que el general en gefe 
del ejército español le habrá dado á conocer el día en que aque- 
llos prisioneros habrán llegado á uno de los puertos de Fran- 
cia para el referido cange. 

Art. 2/" En los tres dias que seguirán á la rendición de la 
plaza de Gerona , el Illmo. señor obispo de dicha ciudad que- 
dará autorizado para dar á los sacerdotes que está» bajo sos 
órdenes los pasaportes que pidan para pasará las villas, en las 
<^ue tenían su domicilio anterior, para quedar y vivir en él, 
según lo deben unos ministros de paz , bajo la protección de 
las leyes que rigen en España. — El general en gefe del estado 
mayor general del 7.° cuerpo del ejército de España. — Rey.— 
Blas de Furnás. — To brigadier de los Reales ejércitos encarga- 
do de los poderes del gobernador interino de la plaza de Gero- 
na Don Julián de Bolívar , y de la junta militar , certifico: qoe 
los artículos antecedentes son traducidos fielmente del origi- 
nal en 10 de diciembre de 1809. — Blas de Fnrnás.— El general 



en gefe del estado major general del 7.* cuerpo del ejército de 
España. — Rey. — Lugar del Sello. 

Nota adicional d la capitulación de la plaza de Gerona, 

* 
Los empleados en el ramo político de guerra son declarados 
libres, como no combatientes , y pueden pedir un pasaporte 
con sus equipajes para donde gusten. Estos son el intendente, 
comisarios de guerra , empleados en hospitales y provisiones, 
7 médicos y cirujanos del ejército. — Yo , brigadier de los Rea- 
les ejércitos , certifico : que la nota precedente, habiendo sido 
presentada al Excmo. señor general en gefe del ejército fran- 
cés, queda aprobada. Fornells 10 de diciembre de 1809. — 'Blas 
deFurnás. — Don Blas de Furnás, brigadier de los Reales ejér- 
citos certifico : que la copia antecedente de la capitulación he- 
cha en Gerona , y notas adicionales es en todo su contenido 
conforme á los originales firmados por mí ; y para que conste 
doy la presente en la plaza de Gerona á 12 de diciembre 
de 1809.— Blas de Furnás. 

Organización dada por Napoleón á su ejército en España. 

En el palacio de las Tullerías á 8 de febrero de 1810. 
Napoleón etc. Considerando por una parle que las sumas 
enormes que nos cuesta nuestro ejército de España empobre- 
cen nuestro tesoro y obligan á nuestros pueblos á sacrificios 
<iae ya no pueden soportar ; y considerando por otra parte que 
1> administración española carece de energía y es nula en mo- 
chas provincias , lo que impide sacar partido de los recursos 
del pais y los deja por el contrario á beneficio de los insurgen- 
tes ; hemos decretado y decretamos lo que sigue : 

TITULO PRIMERO. 

Del gobierno de Cataluña. 

Art. I."" El séptimo cuerpo del ejército de España tomará el 
Wlalo de ejército de Catal uña . 

TOMO X. IS 



:326 HISTOBtA DB B8PAÑA. 

2/ La ppotiiieía de Cataloña formará ud gobiernb particu- 
lar con el título de gobierno de Cataluña. 

3.** El comandante en gefe del ejército de Cataloña será go- 
bernador de la provincia , y reanirá los poderes civiles y mili- 
tares, 

4.** La Cataluña queda declarada en estado de sitio. 

5.** £1 gobernador queda encargado de la administración 
de la justicia y de la Real hacienda , proveerá todos los em- 
pleos j hará todos los reglamentos necesarios» 

6.° Todas las rentas de la provincia en imposiciones ordina- 
rias y estraordinarias entrarán en la caja militar, á fín de sub* 
venir á los sueldos y gastos de las tropas « y á la manutención 
del ejército. 

TITULO SEGtíNDO. 

Del gobierno de Aragón, — Segundo gobierno, 

£1 general Suchet será gobernador de Aragón con toda la 
autoridad militar y civil; nombrará toda clase de empleados, 
hará reglamentos ate. etc. , y desde l.<> de mayo no enviará 
nuestro tesoro publico fondos algunos para la manutención del 
ejército , sino que el pais suministrará io que necesite para él. 

TITULO TERCEHO, 

Del gobierno de Navarra, Tercer gobierno, 

IjA provincia de Navarra se llamará gobierno de Navarra. 

£1 general Dufour será gobernador de Navarra , y con docírá 
allá los cuatro regimientos de su división: en cuanto á su au- 
toridad y manutención del ejército, lo mismo que lo dicho coo 
respecto á Aragón. 

TITULO CUARTO. 

Del gobierno de Vizcaya. Cuarto gobierno. 

La Vizcaya se llamará gobierno de Vizcaya. 
£1 general Thouvenot será goberoadop, y lo mismo qa^ io 
dicho respecto á Navarra. 



TITULO QUINTO. 

Los gobernadores de estos cuatro gobiernos se entenderán 
coQ el estado mayor del ejército de España en lo que tenga re- 
lación con las operaciones militares ; pero en cuanto á la ad- 
ministración interior y policía , tientas, justicia, nombramien- 
to de empleados y todo género de reglamentos , se entenderán 
coD el Emperador por medio dai Príncipe de iNeufckatel , ma- 
yor general. 

TITULO SBXTO. 

Articolo i.* Todos los productos y rentas ordinarias y es- 
traordtnarias de las provincias de Salamanca , Toro , Zamora 
7 León , proveerán á la manutención del seiLto cuerpo del ejér- 
cito, y el Duque de Elchingen cuidará de que estos recursos 
sean bastantes para este fin , haciendo qoe todo se invierta en 
«tilldad del ejército. 3.** Loque produzcan las |)rovincías de 
Santander y Asturias , para la manutención y sueldos de la di- 
visión de Bonnet. %." Las proviaeias situadas desde el £bro á 
los límites de la de ValladoHd lo entregarán todo al pagador 
^e Burgos para el sueldo y manutención de las tropas que allí 
^ya y gasto de las fortificaciones. 4.^ Las provincias de Yalla- 
dolid y Falencia proveerán á la manutención y sueldo de la 
división de Kellerman. 5.* £1 Duque de £IchÍDgen y los gene- 
rales Bonnet , Thiebaut y Kellerman se entenderán en todo lo 
^e tenga relación con las rentas de las provincias de su man- 
do con el Emperador por medio del Príncipe de Neufchatel. 
6.* La ejecución de este decreto se encarga al Príncipe de Neuf- 
chatel y á los ministroa de la guerra , en la administración de 
b guerra, de rentas y del tesoro público.» 



39S BltrOBIA BB BiVAftA. 

Itumrr0 xxxviu. 

LAS CORTES. 

A LA NACIÓN ESPAÑOLA. 

Españoles*: vuestros legítimos representantes van á habla- 
ros con la noble franqueza y confianza que aseguran en las cri- 
sis de los estados libres aquella unión íntima , aquella irresis- 
tible fuerza de opinión , contra las cuales no son poderosos los 
embates de la violencia , ni las insidiosas tramas de los 
tiranos. Fieles depositarios de vuestros derechos, no cree- 
rían las Cortes corresponder debidamente á tan augusto en- 
cargo, si guardaran por mas tiempo un secreto que pudiese 
arriesgar ni remotamente el decoro y honor debidos á la sa- 
grada persona del Rey , y la tranquilidad é independencia de 
la nación : y los que en seis años de dura y sangrienta contien- 
da han peleado con gloria por asegurar su libertad doméstica , 
y poner á cubierto á la patria de la usurpación estranjera; dig- 
nos son, sí Españoles , de saber cumplidamente adonde alcan- 
zan las malas artes y violencias de un tirano execrable; y hasta 
que punto puede descansar tranquila una nación cuando 
velan en su guarda los representantes que ella misma ha 
•elegido. 

Apenas era posible sospechar que al cabo de tan costosos 
tiesengaños intentase todavía Napoleón Bonaparle echar dolo- 
samente su yugo á esta nación heroica , que ha sabido contras- 
tar, por resistirlo su inmensa fuerza y poderío : y como si 
liubiéramos podido olvidar el doloroso escarmiento que llora- 
mos por una imprudente confianza en sus palabras pérfidas; 
como si la inalterable resolución que formamos, guiados como 
por instinto á impulso del pundonor y honradez española; 
cuando apenas teníamos derechos que defender , se hubiera 
debilitado ahora que podemos decir tenemos patria, y que he- ' 
mos sacado las libres instituciones de nuestros mayores del I 
abandono y olvido en que por mal yacieran ; como si fuéramos I 
menos nobles y constantes, cuando la prosperidad dos briodi ¡ 



mostrándonos cercano el glorioso téüiníno de tan desigual lu-* 
cha , que lo fuimos , con asombro del mundo y mengua del 
tirano, en los mas duros trances de la adversidad ; ha osado 
aoD Bonaparte en el ciego desvarío de su desesperación ^ lison- 
jearse con la buena esperanza de sorprehender nuestra buena 
fe con promesas seductoras, y valerse de nuestro amor al le- 
gítimo Rey, para sellar juntamente la esclavitud de su sagrada 
persona y nuestra vergonzosa, servidumbre. 

Tal ha sido r Españoles, su perverso inteuto; y cuando, 
merced á tantos y tan señalados triunfos, veíase casi rescatada 
la patria, y señalaba como el masfeliz anuncio de su completa 
libertad la instalación del Congreso en la ilustre capital de la 
monarquía; en el mismo dia de este fausto acontecimiento, y 
al dar principio las Cortes á sus importantes tareas, halagadas 
coQ la grata esperanza de ver pronto en su seno al cautWo 
Monarca , libertado por la constancia española, y el auxilio 
de les aliados ,. oyeron con asombro el mensaje ,.que de órdea 
de la Regencia del reino les trajo el secretario del despacho 
de Estado 9 acerca de la venida y comisión del Duque de Sao 
Carlos. No es posible,.£spañoles> describiros el efecto que tan 
estraordinario suceso produjo eael ánimo de vuestros repre« 
sentantes. Leed esos documentos , colmo de la alevosía de uo 
tirano; consultad vuestro corazón; y al sentir en él aquellos 
mismos afectos que lo conmovieron en mayo de 1808 , al es- 
perimentar mas vivos el amor á vuestro oprimido Monarca, 
y el odio á su opresor inicuo; sin poder desahogar ni en que- 
jas ni en imprecaciones la reprimida indignación , que mas 
elocuente se muestra en uo profundísimo silencio, habréis 
concebido , aunque débilmente, el estado de vuestros repre-^ 
sentantes cuando escucharon la ajmarga relación de los insul- 
tos cometidos contra el inocente Fernando, para esclavizar á 
esta nación magnánima. 

^0 le bastaba á Bonaparte burlarse de los pactos, atrepellar 
leyes , insultar la moral pública; no le bastaba haber cau- 
tivado con perfidia á nuestro Rey, é intentado sojuzgar á la 
España, que le tendió incauta los brazos como el mejor de sus 
^oiigos; no estaba satisfecha.su venganza con desolar á esta 
Dación generosa con todas las plagas de la guerra y de la polír 
lica mas corrompida ; era menester aun usar todo lina|e de 



iS4 HIITOHIA Mí UPARA. 

TÍolendas para obligar al deitalido Rey á «ttaapar tn aagasto 
nombre en on tratado Tergooioso ; necesitaba todairía presen- 
tamos un concierto , celebrado entre ona víctima y su verdo- 
go, como el medio decondoir una gverra tan funesta á los 
usurpadores como gloriosa á nuestra patria; deseaba , por úl- 
timo , lograr por fruto de una grosera trama , y en los momeD^ 
tos en que vacila su usurpado trono, lo que no ba podido coa- 
seguir con las armas, cuando á su voz se estremeciao los 
imperios , y se veia en riesgo la libertad de Europa. Tan ciego 
en el delirio de su impotente furor , como desacordado y te- 
merario en los devaneos de su próspera fortuna , no tuvo pre- 
senté Bonaparte el temple de nuestras almas ni la firmeza de 
nuestro carácter; y que si es fftcil á su astuta política seducir 
ó corromper á un gabinete ó á la turba de cortesanos, son va- 
nas sus asechanzas y arterías contra una nación entera, amaes- 
trada por la desgracia , y que tiene en la libertad de la ímpren-. 
ta,y en el cuerpo de sus representantes el mejor preservativo 
contra las demasías de los propio», y la ambición de los es- 
trenos. 

Ni aun disfrazar ha sabido Bonaparte el torpe artificio de 
su política. £sos documentos, sus mal concertadas cláusulas, 
ÍBi fechas , hasta el lenguaje mismo descubren la mano del 
maligno autor ; y al escuchar en boca del augusto Fernando los 
dolosos consejos de nuestro mas cruel enemigo , no hay espa- 
ñol alguno á quien se oculte que no es aquella la voz del de- 
seado de los pueblos ; k voz que resonó breves dias desde el 
trono de Pelayo , pero que anunciando leyes benéficas y gratas 
promesas de justa libertad, nos preservó por siempre de creer 
acentos suyos los que no se encaminaran á la felicidad y gloria 
de la nación. El inocente Príncipe, compañero de nuestros íd- 
fortunios , que vio víctima á la patria de su ruinosa alianu 
con la Francia , no puede querer ahora bajo este falso título, 
sallar en ese injusto tratado el vasallaje de esta nación heroica 
que ha conocido demasiado su dignidad , para volver á ser es- 
clava de voluntad agena ; el virtuoso Fernando no pudo com- 
prar á precio de un tratado infame , ni recibir como merced de 
su asesino el glorioso título de Rey de las Españas; título qoe 
su nación le ha rescatado , y que pondrá respetuosa en sus au- 
gustas manos, escrito con la sangre de tantas víctimas, y sao- 



A»Éii»i«s. ur 

ekMMdos ea ü los derecbos y oblí|paaíoiies á» uo Montrca jus- 
to. Las torpes sospechas, la deshonrosa ingralitud no padierou 
albergarse ni uo iDomeaio en el raagaániíiio coraioo de Fer- 
oaodo: y mal pudiera, sin mancharse con este crimen , haber 
querido obligarse por uo pacto libre á pagar con mano eoemi* 
m y ultrajes los beneficios del generoso aliado , que tanto ha 
coQlribuido al sostenimiento de su trono. £1 padre de los pue* 
blos, al verse redimido por su inimitable constancia , ¿ desea^ 
rá volver á su seno rodeado de los verdugos de su nación , de^ 
los perjuros que le vendieron , de los que derramaron la san^ 
gre de sus propios hermanos ; y acogiéndolos bajo su Real 
manto para librarlos de la justicia nacional , querrá que desde 
alliiasolten, impunes y como en triunfo, á tantos millares de 
patriotas, á tantos huérfanos y viudas como clamarán en der- 
redor del solio por justa y tremenda venganza contra los crue- 
les parricidas? ¿O lografán estos por premio de su traición 
iofiíme que les devuelvan sus mal adquiridos tesoros las mis* 
mas víctiqaas de su rapacidad, para que vayan á disfrutar tran- 
quila vida en regiones estrenas , al mismo tiempo que eti 
nuestros desiertos campos, en los solitarios pueblos, en laS' 
ciudades abrasadas no se escuchen sino acentos de miseria y 
gritos de desesperación ? 

Mengua fuera imaginarlo, infamia eottsentirlo : ni el virtuo* 
so Monarca , ni esta nación heroica se mancharán jamás con 
tama&a afrenta. Y animada la Eegencia del reino de los mismos 
principios que han dado lustre y fama eterna á nuestra céle- 
bre revolución , correspondió dignamente á la confianza da 
las cortes y de la nación entera, dando por respuesta ala 
comisión del Duque.de San Garlos una respetuosa carta dirigi* 
da al Sr. Don Fernando VII, en que guardando uo decoroso 
silencio acerca del tratado de paz , y manifestando las mayorea 
maestras de sumisión y respeto á tan benigno Rey, le habr¿ 
llenado de consuelo al mostrarle que ba sido descubierto el 
artificio de su opresor , y que con suma previsión y cordura 
yaal principiar el aciago año de 1811 dieron las cortes estraor- 
diñarías el mas glorioso ejemplo de sabiduría y fortaleza^ 
ejemplo que no ha sido vano , y q^ie mal podríamos olvidaren 
esta época de ventura , en que la suerte se ha declarado en fa- 
v>f de la libertad y de la justicia. 



ÍS3 RISTOKIA hm CAPARA. 

Firmes en el propósito de sostenerlas , y satisfechas de la 
conducta observada por la Regencia del reino , las cortes 
aguardaron con circunspección á que el encadenamiento de 
los sucesos y la precipitación misma del tirano , les dictaseD 
la senda noble y segura que debían seguir en tan críticas cir 
cunstancias. Mas Negó muy en breve el término de la incerli. 
dumbre : cortos días eran pasados cuando se presentó de nue- 
vo el secretario del despacho de Estado á poner en noticia del 
Congreso de orden de la Regencia, los documentos que había 
traído Don José de Palafox y Melcí. Acabóse entonces de mos- 
trar abiertamente el malvado designio de Bonaparte. En el es- 
trecho apuró de su situación , aborrecido de su pueblo , aban- 
donado de sus aliados , viendo armadas en contra suya á casi 
todas las naciones de Europa, no dudó el perverso intentar 
sembrar la discordia entre las potencias beligerantes ; y en los 
mismos días en que proclamaba á su nación que aceptaba los 
preliminares de paz dictados por sus enemigos ; cuando troca- 
ba la insolente jactancia de su orgullo en fingidos y templa- 
dos deseos de cortar los males que había acarreado á la Fran- 
cia su desmesurada ambición ; intentaba por medio de ese 
tratado insidioso , arrancado á la fuerza á nuestro cautivo 
Monarca , desunirnos de la causa común de la independencia 
europea, desconcertar con nuestra deserción el grandioso 
plan formado por ilustres Príncipes para restablecer en el 
continente el perdido equilibrio; y arrastrarnos quizá al hor- 
roroso estremo de volver las armas contra nuestros fieles alia- 
dos, contra los ilustres guerreros que han acudido á nuestra 
defensa. Pero aun se prometía Bonaparte mas delitos y escán* 
dalos por fruto de su abominable trama : no se satisfacía con 
presentar deshonrados ante las demás naciones á los que han 
sido modelo de virtud y heroísmo ; intentaba igualmente que 
cubriéndose con la apariencia de fieles á su Rey los que pri- 
mero lo abandonaron , los que vendieron á su patria , los que 
oponiéndose á la libertad de la nación minan al propio tiem« 
po los cimientos del trono, se declarasen resueltos á sostener 
como voluntad del cautivo Fernando las malignas sugestiones 
del robador de su corona; y seduciendo á ios incautos , insti- 
gando á los débiles , reuniendo bajo el fingido pendón de leal- 
tad á cuantos pudiesen mirar con ceno las nuevas instituciones 



eocendiesen la gciem civil en estü iiacioo desventurada , para 
que destrozada y sin aliento se entregase de grado á cualquier 
usurpador atrevido. 

Taa malvados designios no pudieron ocultarle á los repre- 
sentantes de la nación ; y seguros de que la franca y noble 
iDaoifestacíon hecha por la Regencia del Reino á las poteiicias 
aliadas, les habrá ofrecido nuevos testimonios de la perfidia 
del común enemigo, y de la firme resolución en que estamos 
de sostener á todo trance nuestras promesas, y de no dejar las 
armas basta asegurar la independencia nacional , y asentar, 
dignamente en el trono al amado Monarca : deci<lieron que era 
llegado el momento de desplegar la energía y firmeza , dignas 
de ios representantes de una nación libre; las cuales »1 paso 
que desbaratasen tos planes del tirano que tanto se apresura- 
ba á realizarlos , y tan mal "encubría sus perversos deseos, le 
diesen á conocer que eran iniitiles sus maquinaciones ; y que 
tan pundonorosos como leales sabemos conciliar la mas res*^ 
petuosa obediencia á nuestro Rey con'la libertad y gloria déla 
nación. , . ■ 

Conseguir este fin apetecido; cerrar para siempre la-entrada 
al pernicioso influjo de la Francia ; afianzar mas y mas los ci* 
mientos de la Constitución tan amada de los pueblos; preser- 
var al cautivo Monarca, al tiempo de volver á su trono, de los 
dañados consejos de estranjoros ó de españoles espurios, li- 
brar á la nación de cuantos males pudiera temer la imagina- 
ción mas suspicaz y recelosa ; tales fueron los objetos que se 
propusieron las Cortes al deliberar sobre tan grave asunto , y 
alacordar el decreto de 2 de febrero del presente aiío. La Cons- 
tilucion les prestó el fundamento ; el célebre decreto de 1.* de 
enero de 1811 les sirvió de norma; y loque les faltaba para 
completar su obra no lo hallaron en los profundos cálculos de 
la política , ni en la difícil ciencia de los legisladores , sino en 
aquellos sentimientos honrados y virtuosos que animan á to- 
dos ios hijos de la nación española; en aquellos sentimientos 
que tan heroicos se mostraron á los principios de nuestra san- 
ta insurrección , y que no hemos desmentido en tan prolonga- 
da contienda. £llos dictaron el decreto ; ellos adelantaron de 
parte de todos los Españoles la sanción mas augusta y volun- 
^na : y si el orgulloso tirano se ha desdeñado de hacer la 



994 RISTOftIA 9B 

mas leve alusión en el tratado de paz A la sagrada Conatitacioo 
que ba jurado la nación entera , y que han reconocido los mo* 
Barcas mas poderosos; sí al contrahacer torpemente la volun- 
tad del augusto Fernando olvidó que este Príncipe bondadoso 
mandó desde su cautiverio , que la nación se reuniese en Cor- 
tes para labrar su felicidad^ ya los Representantes de esta na- 
ción heroica acaban de proclamar solemnemente, que cons- 
tantes en sostener el trono de su legítimo Monarca, nunca 
mas firme que cuando se apoya en sabias leyes fundamentales^ 
jamás admitirán paces, ni conciertos, ni treguas con quieo in- 
tente alevosamente mantener en indecorosa dependencia al 
augusto Rey de las Espadas, ó menoscabar los derechos que la 
nación ha rescatado. ^ 

Amor á la Religión» á la Constitución y al Rey: ese sea Es- 
pañoles f el vínculo indisoluble que enlace á todos los hijos de 
este vasto imperio , estendido en la) cuatro partes del mundo; 
ese el grito de reunión que desconcierte como ahora las mas 
astutas maquinaciones de los tiranos; ese, en fin, el sentiaiien- 
to incontrastable que anime todos los corazones, que resuene 
en todos los labios , y que arme el braao de todos los Españo- 
les en los peligros de la patria. 

Madrid 19 de febrero de 1814. — Antonio Joaquín Pérez , 
presidente; Antonio Diaz, diputado secretario; José María 
Gutiérrez de Teran , diputado seeretario. 

HoMiinentof relativos á la pas i^Jottado caira Wapolaoo y Vamaa- 
do VXI j al nodo eomo faé raoUnda por las CMrtes. 

Plenipotencia de Napoleón Bonaparte al conde de Ltrforest. 

Napoleón , emperador de los Franceses , rey de Italia , pro- 
tector de la confederación del Rhin , mediador de la confede- 
ración Suiza , etc. , etc. , etc. A todos los que las presentes vie- 
ren, salud. Deseando hacer cesar las hostilidades , y concurrir 
al restablecimiento de «na paz sólida y duradera entre la Fran* 
cia y la España , y teniendo entera confianza en la fidelidad 
del conde de Laforest , nuestro consejero de Estado, gran ofi- 
cial de la legión de honor, etc., le damos pleno y absoluto po' 
der, comisión y encargo especial para que en nuestro nombre 



APÉNDICE* - . . tS& 

j con el plenipotenciario nombrado al efecto por S. A. R. el 
Príncipe de Asturias , é igualmente autorizado con pleno» po- 
deres, acuerde , ajuste, concluya y firme, con arreglo á sus 
iostrucciones, los tratados , artículos , convenciones , y otros 
actos que juegue convenientes ; protnelrendo cumplir y ejecu- 
tar puntualmente todo, lo qae nuestro pleoípO'teDciarío haya 
prometido y ñrmado en virtud del presente poder , y de rati^ 
ficarlo en la forma correspondiente y en el tiempo que se baya 
convenido para el cange de las ratifícacioiies. En fe de lo cua^ 
damos las presentes, firmadas , refrendadas y autorizadas ooq 
nuestro sello. 

Palacio de las Tallerías 1'. de diciembre de 1813. '—N.—» 
(L. S. ) — Por el Emperador , el ministro de relaciones este* 
rieres Caulaincourt , duque de Yicebcia. — Es traducción conr 
forme. — José Luyando. 

Plenipotencia de S. M. el Sn />. Fernando FU al Duque de 

San Carlos. 

Duque de San Carlos , mi primo : deseando que cesen la« 
hostilidades y concurrir al restablecimiento de una paz sólida 
J duradera entre la España y la Frauda , y habiéndome hecho 
proposiciones de paz el Emperador de los Franceses , Rey de 
Italia , por la entera confianza que hago de vuestra fidelidad, 
os doy pleno y absoluto poder y encargo especial para que en 
nuestro nombre tratéis, concluyáis y firméis con el plenipo- 
tenciario nombrado para este efecto porS. M. I. y R. el Empe- 
rador de los Franceses, Rey de Italia , tales tratados, artículos, 
convenciones ú otros tratados que juzguéis convenientes; 
prometiendo de cumplir y ejecutar puntualmente todo lo que 
vos como plenipotenciario prometáis y firméis en virtud de 
este poder , y de hacer espedir las ratificaciones en buena for- 
ooa , á fin de que sean cangeadas en el término en que se con- 
tioiese. 

En Valencey á 4 de diciembre de 1813. — Fernando. — Al 
Duque de SanCárlos. — Es copia conforme, — José Luyando. 



SS0 BISTOAIA DV- B8»AÑA. 

!• ■'■.;. • . I 

Tratado de paz y amitéad entre. S* JbT elSr» D. Fernando Flt 

> y Napoleón Bonaparte. 

S* M. Católica y S. M. el Emperador de los Franceses, Rey 
de Italia, protector d^ la Confederación dd Rhin, mediador de 
la Confederación. Suiza, igiialmeotcianiniadosdel deseo de ba- 
cercesar lashostHidadesy de concluir un tratado de paz deñoi- 
tivo entre las do» patencias, has. nombrado plenipoteneiarius 
para este efecto , á saber ; i 

S. M. Don Fernando á Don José Miguel de Carvajal , duque 
de San Carlos , «onde del* Puerto., correo mayor de la« Indias, 
grande de España de pnmera clase, mayordoasne mayor de 
S. M^ C. teniente general de loa ejércitos , gentilhombre de cá- 
mara con ejercicio , gran cruz y comendador dé diferentes ór- 
denes , etc. 

YS. M. elifimperador y Rey á Don Antonio Rene Carlos 
Maturin, conde deLaforest, su consejero de Estado, grande 
oficial de la legión de Honor , gran cruz de la orden Imperial 
de lat reunión , ele. 

Los cuales después del cange de sus respectivos plenos po- 
deres , ban convenido en los artículos siguientes : 

Art. 1". Habrá en lo sucesivo, y á contar desde la ratifica- 
ción del presente tratado, paz y amistad entre S. M. Fernan- 
do y II y sus sucesores , y S. M. el Emperador y Rey, y sus su- 
cesores. 

Art. 2". Todas las hostilidades , tanto por mar como por 
tierra , cesarán entre las dos naciones , á saber : en sus posesio 
nes del continente de Europa inmediatamente después del 
cange de las ratificaciones ; quince dias después en los mares 
que bañan las costas de Europa y las de África de esta parte 
del ecuador; cuarenta dias después del referido cange en los 
paises y mares de África y de América de la otra parte del 
ecuador , y tres meses después en los paises y mares situados 
al este del Cabo de Buena Esperanza. 

Art. 3'. S. M. el Emperador de los Franceses, Rey de Italia, 
reconoce á Don Fernando y á sus sucesores como Reyes de 
España y de las Indias , según el orden de sucesi^on establecido 
por las leyes fundamentales de España. 



APÉNDICE. 337 

Art. 4*. S. M. el Emperador y Rey reconoce la ÍDtegrtdad del 
lerrítorio español , tal cual existia aotes de la guerra actual. 

Art. 5*. Las provincias y plazas actualmente ocupadas por 
las tropas francesas, serán devueltas en el estado en que se ha- 
llaren á los gobernadores y á las tropas españolas que e] Rey 
eoviare á ocuparlas. 

Art. 6*. S. M. el Rey Fernando se obliga por su parte á 
mantener la ingridad del territorio español , de las islas , pía* 
zas , y presidios adyacentes, y señaladamente de Mahon y de 
Ceuta. Se obliga á hacer evacuar estas provincias , plazas y ter- 
ritorios por los gobernadores y tropas británicas. 

Art. 7**. Se conclnirá una convención militar entre un co- 
misario francés y un comisario español, á fin de que la eva- 
cuación de las provincias españolas ocupadas por los france- 
ses ó por los Ingleses , se haga simultáneamente. 

Art. S"". S. M. Católica y S. M. el Emperador y Rey se obli- 
gan recíprocamente á mantener la independencia de sus de- 
rechos marítimos, como fueron estipulados en el tratado de 
Utrech , y como las dos naciones los habían conservado hasta 
el año de 1792. 

Art. 9*. Todos los españoles que han sido adictos al rey Jo- 
sé , y que le hau servido en empleos civiles , políticos y milita- 
res, ó que le han seguido volverán á entrar en la posesión dé- 
los honores , derechos y prerogativas que disfrutaban. Todos 
los bienes de que hubiesen sido privados les serán restituidos. 
Los que quisiesen permanecer fuera de España tendrán un tér- 
mino de diez años para vender sus bienes , y tomar todas las 
disposiciones necesarias para su nuevo establecimiento. Los 
derechos á las sucesiones que les tocaren se les conservarán, 
7 podran gozar de sus bienes, y disponer de ellos sin estar su- 
jetos al derecho de aubaine, ó de detracción, ó cualquiera 
otro. 

Art. 10. Todas las propiedades muebles é inmuebles perte- 
necientes en España á franceses ó á italianos, les serán resti- 
tuidas como las disfrutaban antes de la guerra. Todas las pro- 
piedades secuestradas ó conGacadas en Francia ó en Italia á los 
Españoles les serán igualmente resüiuldas. Se nombrarán co- 
misarios por una y otra parte para arreglar las cuestiones con. 
teDciosas que pudiesen estistir ó sobrevenir entre franceses^ ó 



3S8 HI8T0UA V% ESPAÑA. 

halianoi , y españoles, ya sea por ditcosíooeB de intereses an- 
teriores á la guerra , ó por las que se hajraii suscitado después. 

Art. 11. Los prísinaeros hechos por una y otra parte serán 
devueltos, ya sea que-se hallen ea los depósitos ó en cualquiera 
otro lugar, ó ya sea que hayan tomado servicio, á meóos qae 
después de la paz no declaren delante de un comisario de su 
nación que quieren quedar al servicio de la potencia en que se 
hallan. 

Art. 13. 1a guarnición de Pamplona , los prisioneros de Cá- 
dix , de la Coruña, de las islas del Mediterráneo y los de cual- 
quiera otro depósito que hayan sido entregados á los Ingleses, 
serán igualmente devueltos , bien se hallen en España , ó bien 
hayan sido enviados á América ó á Inglaterra. 

Art. 1^ S. AL Fernando Vil se obliga á hacer pagar al Rey 
Carlos IV y á la Reina su esposa «ina suma anual de treinta mi- 
llones de reales, que será satisfecha regularmente y por caa- 
drimestres. A la muerte del Rey , la viudedad de la Reina coa- 
sistirá en dos millones de fraocos. Todos los españoles de su 
servicio tendrán la libertad de vivir fuera del territorio espa- 
ñol^ donde quiera que SS. MM. lo juzguen conveniente. 

Art. 14. Se concluirá un tratado de comercio entre las dos 
potencias, y hasta su conclusión sus relaciones comerciales 
permanecerán bajo el mismo pie que antes de la guerra del 
año de 1702. 

Art. 15. I^s ratificaciones del presente tratado serán cam- 
biadas en París en el término de un mes , ó antes si fuere po- 
sible. 

Hecho y firmado en Yalencey á 11 de diciembre de 1813.— 
£1 Duque de San Garlos. <L. S. ) — £1 Conde de Laforest. (L. S.) 
Es traducción conforme, — José Luyan do. 

Declaración de los plenipotenciarios de S, üf. el Sr. D. Fer- 
nando Vny de Napoleón Bonaparte, 

Nos los abajo firmados plenipotenciarios nombrados respec- 
tivamente á efecto de negociar y firmar un tratado de paz en- 
tre la España y la Francia , hemos formado la presente acta de 
nuestra til tima conferencia al momento de firmar el tratado i 



para hacer constar que por una y olra parte se ha dado por 
supo esto , á saber : 

1*. Que el pleno poder dado al plenipotenciario español en 
forma de carta autógrafa á falta de cancillerfa , ha sido presen* 
tado coQ reserva de sustituirle en caso necesario otros pode- 
res autorizados en la forma acostumbrada en España al hacerse 
el cange de las ratificaciones. 

3*. Que si el termino de treinta dias estipulado en el art. 15 
del tratado para el cange de las ratificaciones , hubiese pasado 
por causa de algún impedimento real ó verdadero , se reserva 
«I proceder á este cange en los quince dias siguientes, ó antes 
si es posible. 

Hecho y firmado en Válencey el 1 1 de diciembre de 1813. — 
£1 Duque de San Garlos. — £1 conde de Laforest. — Es traduc' 
don conforme, — Luyan do. 

Carta de S. M. el Sr. Don Fernando Vil á la Regencia del 

Reino, 

La divina Providencia, que por uno de sus arcanos permitió 
mi tránsito del palacio de Madrid al de Yalencey , me ha con- 
cedido también toda la salud j fuerzas que necesitaba, y el 
consuelo de no haberme separado un momento de mis muy 
amados hermanos hermano y tio los infantes Don Carlos y 
DoD Antonio. 

£n este palacio hallamos una noble hospitalidad : nuestra 
eiisteucia ha sido después tan suaves , cuanto cabia en mis 
circunstancias; y he empleado el tiempo desde aquella época 
del modo mas análogo á mi nuevo estado. 

Las únicas noticias que he tenido de mi amada España , me 
las han suministrado las gacetas francesas. Me han dado algún 
conocimiento de sus sacrificios por Mí , de la bizarra é inalte- 
nble constancia de mis fieles vasallos, de la perseverante asis- 
tencia de la Inglaterra , de la admirable conducta de su gene- 
mi en gefe lord ^eliington , y de los generales españoles y 
aliados que se han distinguido. 

£1 ministerio inglés dio en sus comunicaciones de 23 de abril 
del ano pasado una prueba de estar pronto á recibir proposi- 
Qones depaz, fundadas en el reconocimiento de mi Persona» 

Sin embargo los males de raí reino continuaban. 



240 HI8T0BIA DE ESPAÑA. 

• £o este estado de pasiva pero vigilante observación estaba , 
cuando el Emperador de los Franceses , Rey de Italia , me hizo 
espontáneamente por mano de su embajador el Conde de La- 
forest proposiciones de paz , fundadas en la restitución de mí 
B.eal Persona, en la integridad é independencia de mis domi- 
nios, sin cláusula que no fuese conforme al honor, decoro é 
intereses de la nación española. 

Persuadido de que la España después de la mas feliz y pro- 
longada guerra no podría hacer paz mas ventajosa , autoricé al 
Duque de San Carlos , para que en mí Real nombre tratase de 
este importante asunto con el Conde de Laforest, plenipoteo- 
ciario nombrado también al efecto por el Emperador Napo- 
león : lo concluyó felizmente ; y he nombrado al mismo Duque 
para que lo lleve á la Regencia, á fío de que en prueba de la 
confíanza que bago de ella > extienda las ratiñcaciones según 
costumbre , y rae devuelva el tratado con esta formalidad sin 
pérdida de tiempo. ¡ Cuan satisfactorio es para M( hacer cesar 
la efusión de sangre, ver el fín de tantos males , y cuánto an- 
helo volver á vivir en medio de unos vasallos que han dado al 
universo iin ejemplo de la mas acrisolada lealtad , y de un ca- 
rácter el mas noble y generoso ! 

En Valencey á 8 de diciembre de 1813. — Fernando. — Ala 
Regencia de España. — Es copia conforme, — José Luyando. 

Carta de la Regencia del Reino á S, M, 

Señor : La Regencia de las Españas , nombrada por las Cor 
tes generales y estraordinarias de la nación , ha recibido coa 
el mayor respeto la carta que Y. M. se ha servido dirigirle por 
conducto del Duque de San Carlos , así como el tratado de paz 
y demás documentos de que el mismo Duque ha venido encar- 
gado. 

La Regencia no puede espresar á Y. M. debidamente el con- 
suelo y júbilo que le ha causado el ver la firma de Y. M. ,7 
quedar por ella asegurada de la buena salud que goza en com- 
pañía de sus muy amados hermano y tío los señores infantes 
Don Carlos y Don Antonio , así como de los nobles sentimien- 
tos de Y. M. por su amada España. 



La Regeooía toddvíii puede espresar aiuchó liienos cuales 
son los del leal y magtiáoímo pueblo que lo juró por su rey ^ 
ni los sacrifícios que ha hecho, hace y hará hasta verlo co4o^ 
cadoeo el trono de amor y de justicia que le tiehe preparado; 
jse coDteota coo oíawfeatar á V« M. que es el amado y el de-< 
seado de toda la necion. 

La R^eocia, que en nombre de V. M. gorbíerna á la España i 
se ve en Ja precisión de pooei^ en noticia «de' V. M. el<decreto 
que las cortes generales y estra ordinarias espidieíron en día 1*« 
de enero del año de 1811 , de que acoñipaña- la adjunta copia; 

La Regencia » al trasmitirá V. M. éste deereto soberano , se 
escusa de hacer la mas «nüiima observacio» acerca del tratado 
de paz : y sí asegura- á V. M. qu« en él hada 1» prueba mas aut 
téotica de que no han .sido infructuosos los 'sacrifícios que el 
pueblo español ha hecho por recobrar fáRéal persona de 
V. M. , y se congratula con Y. M. de verya muy próximo el 
día en que logrará la iriespitcable dicha de entregar á V^ M. la 
autoridad Real , c|ue conserva á Y. M. en el fiel depósito mlen^ 
tras dura el caottteriode Y. M. 

Dios conserve á Y. M. muíchofl años para bien de la Monar^ 
quía. 

Madrid 8 deeoaro de i814. — Señor. -^ A» L« R* P. de y. M. 
^L. Borbon ^ Cardenal de Scala , Arz9bÍ8f>o de Toledo ,>Pre- 
sideote. -^ José Luyaodo. — Es copia' conforme, — José Lu« 
yando. 

« 

Decreto dt las cortes generales y estraord(narias de i*; 'de 

enero de 1811. 

1)00 Fernando VU por la gracia de Dios, Rey de España y 
^ las Indias « y en su ausencia y cautividad el consejo de re- 
gencia ; autorizado interina diente « á todos los que las presen- 
tes vieren y enteiKlieren , sabed : qne en las cortes generales y 
estraordinarias , congregadas en la Real isla de León , se resol* 
vio y decretó lo siguiente : 

Las cortes generales y estraordinarías, en conformidad de 

su decreto de 24 de setiembre del año próximo pasado, en que 

declararon unías y de ningún valor las renuncias hechas en 

Bayona por el legítimo Rey de España y de las Indias el señor 

TOMO X. 16 



342 HisToat^ mm BaPAÑA. 

DoaFerDaodo VII , do solo por f»Ha ele libertod , sino tam- 
bíea por carecer de Ja esencialívoia é ímlíspenfsable círcuBs- 
iaiHHa del consentimíetitode la oacion ; dedaran que oo reco- 
soceráo, y antes biee taoidráB j tienen' por nulo y de niogiin 
Talo^ ni efecto todoaeLtr,. tratado^ eeaiwam ^ transaceioo, de 
cualquiera clase y naturaleza que hayan mdo ó fueren otorga- 
doa por el Rey, Huefttrdi p^roiaaetta en) el estado de opreMoo 
y falta d^ libertad en .que. ae halla 9 yfli se vevtfiqtie su otorga- 
miento en el plá4 del «neoi^o , ó ym dentro de España , siem- 
pre que en este caso ae baile su Real Ptsrto«a rodeado de las 
armaa ^^b»^ ei-jfiflbj«:dir^toóJndireelo del oaorpador de 
sACOl^aav piftes jaoBÓa le consáderaná lyHrela'naciotik , ni le 
pres4iaráobedieni(ifthadtt<Tcrk:entre.8fn£ftBtes subditos eo el 
seno del Ck:iogi^eso, nactoiMlt q«B ahora existe, ó. ea adelante 
eiistíere, ó del gobierno fovmadoí poriaa: oórtee. Declaran asi 
misttko que ioda contravención á est« ddoi^etio; será mirada por 
la oBcljoii como on acto hostil» eostna laí patrúi , quedando el 
C0QitTa«eatof* rospoiisableíá tédo.el .rigor/ dn |as leyes^ Y decla- 
ran por ultimo las cortes , que.tá.^aer«saoaciiio áqniea re- 
piresentan áo. dkejaráiin tnoBunlKMlBs.arilíiaade la- ma»o , ni 
dará oidos á proposición de acomodamiento ó concierto, de 
cualquiera- oatui^ltfza- que fuere.^ bolmi oro preceda la total 
evaQuacloil de Espaéá y. P0rtU]gA:l poo fan tropbs que tan f ní- 
enatnente las ha» invadido , p'ues^ lae' oóirlieá está» resueltas 
con la nación entera á pelear incesantemente hasta dejar ase- 
guradas la religión santa de sus mayores, la libertad de su 
amado Motiainsa > y la. absoluta ifNkpeudeticia é integridad de 
la Monarquía. Tendrálo entendido el .consejo de Regencia ; j 
para que sea conocido y observado puntualmente en toda la 
estension de los domifiióa esipafrolesy lo hadhasl imprimir, pu- 
blicar y evrculaiT. -^ Alonso Cañedo v p^esidieiite^ — Joeié Mar- 
tínez « diputadp aecrelaria -^ Jiosé Azoanres, diputado secreta- 
rio. — Dado en la Real islndel/ecm á. 1^ dé enero de ISII.— 
Al consejo de Re^eoeia. 

Y para la debida ejecución y cumpliMientip del decreto pre- 
cedente , el ocHuejo de Regeneia wánjam y maiHla á todos los 
trfbufnalea , justnna» , gefea, gcibernadeires y demás autorida- 
des , así civiles como militares y eof ttiáatica» , de cualquiera 
clase y dignidad , que le go^rdeu^ bagao guardar , cumplir y 



APilNIHCfi. 243 

ejecutar en todas 6u« parles. Teodréi^U) eoHnMo^ y diapoo- 
(Iréís lo Recesaría á su cumpJiaíiicato.-^ Joaquio Blake , provi- 
dente. — Pedro de Agar* — Gabriel Ciscar. — £» la Uaal isla 
deLeoD a á de enero de 1311.—^ A, Poo Ensebia Bardaxí y 
Azara. 

De órdeD de S. A. lo traslado á Y. para su ioteligeocisi y; 
puDtaal cumplimieoto. Real isla deLe<»B eoero 6 de tSll* -- 
£«j»ebio Bardaxj y Atara. 

Instrucción ciada por S* M. el Sr. D^ Fernando FU á D, José 

Pala/oxy Melci. 

La copia que se os entr^a de la instruccíoo dada al: l>iu|Ue 
de Sao Carlos os manifestará cod claridad su comisión, á cujo 
feliz éxito deberéis contribuir, obrando de acuerdo con dicbo 
Duque en todo aquello en que necesite vuestra asítitencia , sin 
separaros en cosa alguna de su dictamen , como que lu requie- 
re la unidad que debe baber en el asunto de que se trata , y 
ser el espresado Duque el que se baila aiitorizado por mí. Pos- 
teriormente á su salida de aquí ban aoaecido alggnas noveda- 
des favorables en la preparación |le ta ^ecuaipn del tratado, 
que se ball^ en la apimtacion siguienti^ » dada el 18 de diciem- 
bre por el pleoipoteociario Conde de {iafore^t. 

«Téngase presente que inmediatamente desput^a de la i'ali^^ 
fícacion pueden darse órdenes por U Eegencia para una sus*» 
pensión general de hostilidades , y que Ips señores fiiarispal^, 
comandantes en gefe de los ejérqito^ d^l Kqapera^r ^cceder^fi 
por 3U parte á ella. I^a humanidad aitige que se evite de uii^ y\ 
otra parte todo derramamiento inüUI de sangre. 

«Hágase saber que el £mperador, queriendo facilitarla, 
proola ejecncioB del tratado, ha elegido al Sr. m9risc^! Duq^^e 
deA.lbuferA por su comisario en los términos del artículo 7%. 
El Sr. Mariscal ha recibido los pleno# poderes necesarios de 
^- M., á fin deq4ieasÍ4|ue se veriGqae la ratificación por la Be-, 
geociat se concluya una conveacioa militar relativa á i^ eva- 
cuación de las plazas ; tal enai ha f»ido eatipnlada en el tratado 
con el coQÚ^ario que pueda desde Inego enviármele por el gpr 
lÚBriio espMaol. 

« Téngase entmdido también qi»e la devoluciop de prisiones 



244 HISTORIA DB B8PAWA. 

ro8 no esperímentará ningún retardo , y que dependerá lini- 
camente del gobierno español el acelerarla ; en la inteligencia 
de que el señor mariscal Duque de la Albufera se baila también 
encargado de estipular en la convención militar ; que los ge- 
nerales y oficiales podrán restituirse en posta á su país; y que 
los soldados serán entregados en la frontera bácia Bayona y 
Perpindn á medida que vayan llegando á ella.» 

En consecuencia de esta apuntación la Regencia babrá dado 
sus órdenes para la suspensión de las hostilidades, y habrá 
nombrado comisario de su confianza para realizar por su par- 
te el contenido de ella. Yalencey á 23 de diciembre de 1813.— 
Fernando. — A Don José Palafox. — Es copia conforme. — Jo- 
sé Luyando. 



Carta de &, M. á la Regencia del reino^ entregada por D, José 

Palafox y Melci. 

Persuadido de que la Regencia se habrá penetrado de las 
circunstancias que me han determinado á enviar al Duque de 
San €árlos , y de que dicho Duque regresará conforme á mis 
ardientes deseos sin perder instante con la ratificación del tra- 
tado , continuando en dar al celo y amor de la Regencia á mi 
Real persona señales de mi confianza , la envío la apuntación 
que sobre la ejecución del tratado me ha comunicado el Conde 
de Laforest con Don José de Palafox y Melci , teniente gene- 
ral de mrs ízales ejércitos , comendador de Montanchuelos en 
la orden de Galatrava, de cuya fidelidad y prudencia estoy com- 
pletamente satisfecho. Al mismo tiempo le be hecho entregar 
copia á la letra del tratado que he confiado al Duque de San 
Carlos , á fin de que en caso que el espresado Duque por algu- 
na imprevista casualidad no hubiese llegado á esa corte, ni po- 
dido informar á la Regencia de su comisión , baga sus veces 
en cuanto pudiese ocurrir relativo á dicho tratado, sus efectos 
y consecuencias , como también para que si el Duque de Sao 
Carlos , cumplida su comisión , hubiese regresado ó regresase 
se quede el referido Palafox en esa corte, á fin de que la Regen- 
cia tenga en él un conducto seguro por donde pueda comuni- 
carme cuanto fuese conducente á mi Real servicio. En Valen* 



A1ȃND1CE. 245 

cey á 23 de diciembre de 1813. — Feroaodo. — A la Regencia 
de España. — Es copia conforme, — José Luyando. 

Carta de la Regencia del reino á S. M. en respuesta á la que 

trajo Z>. JosefPalafox, 

Señor : La carta de Y. M. fecha en Valencey el 23 de diciem- 
bre del año ultimo , que ha conducido el teniente general Don 
José de Palafox, ha ofrecido por segunda vez á la Regencia 
el grato consuelo de saber de la salud de V. M. Una comuni- 
cación tan interrumpida como deseada, es el preludio mas 
cierto de que es llegado el momento tan suspirado por los Es- 
pañoles de conseguir la libertad de la Real persona de Y. M.: 
libertad que ellos , poniendo la esperanza en la divina Provi- 
dencia , han mirado siempre escrita en el libro de los decretos 
eternos. La Regencia , exaltado su ánimo con la próxima po- 
sesión de tanta dicha , 3^3 oye el acento de V. M. ja lo ve venir 
y ya le entrega una autoridad que le estaba confiada, y que pesa 
tanto , que solo puede descansar sobre los robustos hombros 
de un Monarca , que restableciendo desde su cautiverio nues- 
tras corles , hizo libre aun pueblo esclavo y ahuyentó del tro- 
no de las España s al monstruo feroz del despotismo. Loores 
muy grandes son debidos, y se retribuyen á V. M. por tan no- 
ble hazaña. La Regencia no pude menos de referirse á todo 
cuando dijo á Y. M. en la respetuosa carta que le dirigió por 
mano del Duque de San Carlos ; y solo añadirá ahora para no- 
ticia de Y. M. que un su embajador estraordinario plenipoten* 
ciario está nombrado ya para un congreso, en que las potencias 
beligerantes y aliadas de Y. M. van á dar la paz á la Europa, 
asegurándola del modo que conviene para que nunca vuelva á 
ser turbada. Allí en el congreso se firmará el tratado, que ra- 
tincará, no la Regencia, sino Y. M. mismo desde este su Real 
palacio de Madrid , adonde se habrá restituido en la mas abso- 
luta libertad para ocupar un trono en que resplandecerán á 
uoa los heroicos sacrificios de los Españoles con las sublimes 
virtudes de Y. M. Dios conserve á Y. M. muchos años para 
bien de la Monarquía. Madrid 28 de enero de 1814. Señor. -^ 
A. L. R. P. de Y. M. — Firmado. — Luis de Borbon>, Cardenal 
de Scala , Arzobispo de Toledo , presidente. -^ José Luyando. 
— Es copia. — José Ltiyando. 








TABLAS CRONOLÓGICAS 

Be los aconlecliiileiitos mas memorables de la 
lilstorla antigua y m^erna ( * )• 



Afios antpi úm la vetiída ám J«iiioriito« 

4000^ Creación del mundo. Los padres de la Iglesia opinan 
que fué creado en otoño. Los Hebreos fijaron esta época al 
prinm^ día de setiembre , al qae dan el nombre de Tisri ; por 
cuyo moiivD desde este día empietao su año político y civil, 
celebrando la fiesta de Roidi^Ascfaana , esto es la fiesta de las 
trompetas. 

d67<K. Aaesinato dé Abel por Gatn su hermano. 

377ÍK. üenoch edifica la primera población á la que da el 
nombre «le Henocki». Origen de la fundicMio de los metales. 

aa48u Diluvio uBtyersal,dttl que se salvaron Noé j su familia. 

3M6. GónstrucctOD de la torre de Babel. Dispersión de los 
hi(jo8 de Knéy siis fa>miliaa. A esta época se hace llegar la foo- 
elación d«i imperk» de los Persas y de Persépolís» 



( ^ ) Para que nuestros lectores tengao á la vista en un aoIo cuadro todos ios 
acontecimientos históricos hasta nuestros dias, no nos hemos contentado cod los 
de la España, sino que hemos estendido estas Tablas á los sucesos y á la histo- 
Ha ¿general de todas las tiacíones. De esta suerte, ofrecemos á todos los amantes 
de k kiístorta tía easipo d6 isatodl» dilatado, sin que por esto se hayan echado 
tu oWkld les OKfÉiéMbies lleoboi de nuestra petria. Adeoiás, coi&o dice Aebertsea, 
f90 ift Jíara|>a emBenia. «Máii tan «oídas «otro tí las oaci«nes, que no es posible 
escribir la historia de uoa sin que se mezclcti los acenteoinieotos de las don»- 



TABUkt cMon^uéoiejui. d47 

2S04. iNembrod reuse fNidMoft Üi^ sus ikff9^\ ei^é és el Be- 
las de la historia profana y Berose pret«ift4e que iea él 8atunm> 

de ios Griegos^ 

2ÍSB, Mezraim reina en Egipto. 

2174. Niño funtla á !Nhiív« y OQiN|uiita^ A^s. 

2160. Seiniramis kaee ««btkar kB nMirallaB fáe fiabUonia , y 
construye maravillosos jar<liiies. Eu esie íiiIsmio tiempo los 
Chino», naotcM) ya oivilizada é tostruida,«a|eviUti uo ecdípse \o^ 
ca] de sol que todos los astrónomos modernos han reoModdO 
verda>dero. Fd*Hí gobierna estos pueblas y 4es da ^yes. Prin- 
cipio de ios cyclas tártanos. 

2040. Maris, rey egipcio, hace abrir el lago que lleva iU riOtl»- 
bre y es4á destinado á recdiir las-agoas del Niío. Elevaeíon *de 
las pirámides. 

19S3. Inaco ^ dejondo el Aisía menor ^ va áfundiar el reino de 
Argos es el oHe»te de la peiiln*u1a CDet*idiMia1 de la Grecia. 

1773. Fundatíios dei reinó <^ €ieioné |^r BglaUío. 

17d€L Ditutío de Ogíges que inuoda la Beocia y la Alien. 

I58d. Oecpopes con una ooloola egipcíac» fnndsk á Atenas y 
establece el Areopago. La cronología de la isla de Faros etá^ 
picea stts apocas desde el reinado de earte «Principe , -que vivió 
eo tienipo de Moisés. 

IdSi. ScaiDaildro se eeítableoe en Frigia , fedüfiea lá pequeña 
Troya y da su nombre al rio Scamandro. 

151 d« Cadillo', de ^n*ge íetMo , funda á Tébas , encuentra 
una mina de oro en el itioute Pangeo , y oira de cobre rojo en 
los alreded«»re$ deán -civáá^d. 

1516. Fundación del reino de Lacedemonia por Letex. 

1500. Diluvio de la Tesalia bajo el rei«iádo de Deucálion. En 
esta época el viiQere Méndez Pialo ouen^la, según una crónica 
china, que una princesa llamada "Nankaflijegada de loís paeblos 
«le ios climas septenlrioafiNeB , f a«dé ia «iudad de Nankin. 

1492. Moisés liberta al pueblo hebi-^io de la esclavitud , este 
es perseguido por Faraón de Egipto qui^n perece en el mar 
rojo. 

145*9. Josaé pasa el Jordán ; se apodera de las ciudades de 
Jericó y de Gabaon y conquista la lierf a de promisión. 

1482. Incendio del monte Ida , qtie causa et descubrimiento 
del hierro. 



348 ntTOAIA DB BtPAHA. 

1436. Primera esclaviUid de lo& Jadíos , que dará ocho años 
bajo Chazan rey de la Mesopotamia. 

1412. Gorinto se engrandece. Triptolemo enseña á los Grie- 
gos el arte de la labranza. 

1400. Rapto de Proserpina « princesa de Sicilia. 
- 1389. Jano establece su imperio en el Lacio. 
> 1376. Segunda esclavitud de los Judíos, que dura diez y ocho 
años bdjo Eglon, rey de los Moabitas , de la que son libertados 
por^ Aod^ 

1370. Tros reina en Dardania , edifica la ciudad de Troya, la 
que da su nombre á los Troyanos. Ganimedes es robado por 
Tántalo. 

1310. Picus , el Jdpiter de los latinos , reina treinta y siete 
años. 

1320. Asesinato de Androgeo , príncipe cretense, en Atenas. 

1294. Una colonia pasa por primera vez de Italia á Sicilia. 
Espedícion de los Argonautas conducidos por Jason. 

1276. Tercera esclavitud de los Judíos, que dura veinte años 
bajo Jabín, rey de los Cananeos. Son luego libertados de ella 
por Débora. 

1269. Los Arcadios vienen bajo la dirección deEvandroá 
establecerse en Italia. Edifícase Padua. 

1259. Lo$ Tirios, cincuenta años antes de la toma de Troya, 
fundan Cartago, 

1257. Teseo arregla el gobierno de Atenas y reúne en ciuda- 
des los pueblos dispersos por los campos. 

1249. Guerra de los Epigones, ó de los siete capitanes griegos 
contra Tébasr 

1235. Teseo vence á las Amazonas. 

1229. Rapto de Elena , muger de Menelao , por Páris. 

1214. Cuarta esclavitud de los Judíos bajo los Madianitas; 
dura siete años, después de los que Gedeon libra á su pueblo. 

1209» Destruyen los Griegos la ciudad de Troya. 

1207. Eneas llega á Italia con seiscientos hombre^ de tro* 
pa. 

1206. Orestes, hijo de Agamenón, es absuelto por el Areopa- 
go de la muerte de su madre , según las lápidas. 

1202. Orestes mata á Egisto , y reina en Argos setenta años. 
Teucro edifica la ciudad de Salamina. 



TJtBLAt CBOM^LÓGIGAB 249 

1200. Orestes mata á Alcestes , hijo de Egisto , que quería 

subir al trono. 

1189. Orestes llega á ser rey de Lacedemonia por sa muger 
Hermionc, hija de Menelao , y reina cincuenta y ocho años. 

1175. Fundación de Alba en Italia. 

1159. Nacimiento de Sansón. Heli, gran sacerdote, es nom- 
brado undécimo juez , y gobierna cuarenta anos. 

1149. Una colonia de Tesalienses vienen á establecerse en el 
Cadmo al que dan el nombre de Beocia. 

1148. Las Amazonas queman el templo de Efeso. 

1129. Invasión del Peloponeso por los Heradidas. 

1122. Principio fle la tercera dinastía imperial de la China. 

1118. Sansón incendia las casas de los Filisteos. 

1117. Quinta esclavitud de los Judíos libertados por Jephté, 
veocedor de los Filisteos y de los Amonitas. 

1095. Codrus, rey de Atenas, se desvela por su pueblo. Los 
Ateoíenses establecen los magistrados principales municipales 

perpetuos. 

1076. Neleo ateniense funda la ciudad de Mileto en el Asia 
menor. Hipocles edifica la de Cumas. 

1066. Sexta esclavitud de los Judíos bajo los Filisteos, la que 
doró cuarenta años. 

1050. Establecimiento de Smirna por los Cumanos. David, 
rey de Judíos, derrota á los Filisteos, los Moahitas, los Idumeos 
y los Amonitas. 

1015. Salomón empieza á edificar un templo al Señor. 

975. Al morir Salomón se divide su reino en dos , el de Judá 
7 el de Israel. Cansados los Judíos de los subsidios estraordi- 
Barios que Salomón les habia impuesto , pidieron se los supri- 
miese á su hijo Roboam, y como no lo pudieron obtener, se re- 
velaron y eligieron por rey á Jeroboam hijo de^!Naboth. Solo 
las tribus de Judá y de Benjamín permanecieron fíeles á Ro- 
boam. Homero aparece en Smirna y celebra con sus versos ¿ 
los héroes griegos. 

944. El poeta Hesíodo se distingue por sus obras en Grecia. 

930. Amraro, rey de Israel, edifica Samaría, ciudad que pron- 
to fué rival de Jerusalen. 

925. Tiberino , rey de Latinos , se ahogó en el rio Albion , el 
que después de este acontecimiento tomó el nombre de Tíber. 



t40 HirMBiA «I xuuurA. 

910. Elias profetiza y hecha ea earaá Achap »ai ^lapiedades. 
Hambre horrible en Judea. 

8»4. Licurgo despoes de sat víages da eoAsi^s á Lacede- 
iDooía, y manda eo este estado como á tutor de su sobrino Ca- 
rilao. Tidon , tirano de Ar^s, íoveDta los pesos y medidas , y 
hace acuñar por primera vez moaeda de oro «d la isla de 
Egina. 

867. €arano fonda ei reino de Macedoiiía. 

8S4. Ifíto renueva en Grecia los juegos ohm picos «slabkci* 
dos por Hérciiles , los que duraban cioooiiias j se renovaban 
cada cuatro años. Sirvieron para arreglar la croaoU^ía griega, 
y desde esta época ha tomado mas «erteca la historia. 

827. AventÍDO rey de Pattaos , es sepultad» en la cima de 
una montaña que toma el aombre de Moote Aven tino. 

807. Jonás predica penitencia á los habitantes de Níaíve. 

S01« Se edifica la ciudad de Capua en Carapania. 

786. Los Corintios usan por prinMra vez de los trinemos , ó 
galeras con tres órdenes de remos. 

776. Época de la primera olimpíada. 

771. Nacimiento de Rómuio, 

769. Archias de Corintio eüfiea Síraoasa. £4 profeta Elias 
profetiza. 

760. Establecímíeolo de los dforos ea Lacedemoaia. Sa em- 
pleo sirvo para moderar la autoridad real. 

753. Fundación de Roma por Rómulo. 

750. Rapto de las Sabinas por los Romanos. 

749. Nacimiento de Tobías el patdre. 

747. Empieza la era de Nabonasar el éh 26 de febrero. 

746. Corintio se hace re|>4á;bltca bajo el mando de los Prila' 
nos ó moderadores. 

744. Xenodocus ó Xenocles vence á Massena. 

723. La ciudad de itoma es tomada y arruinada por los Lace- 
demonios. 

720. Orsipoo vence á Megara. 

718. Salmanaz^r destruye Samaría. 

716. Pítágoras vence á Laconia. 

707. El lacedemonio Fíianto viene con una colonia á fundar 
áTerento en Italia. 

704, Memnon vence á Megara. 



TABLAS CM»N<Uu6GIGAa. 351 

708. Cürcyria, ahora €orfú , es ecfifícada por una coloDk de 
corintios, 
roo. Athef adas vettee la Laeonia. 
696. Pentadeo veDce á Atenas. 
690. Manases , rey de Jada , es Uevado cautivo á Babilonia. 

668. Olofernés muerto por Jodith j durante el sitio de Be- 
thulía. 

670. Los Meeenienses vencidos por los Lacedemonios, aban, 
donan la Grecia y se establecen en Sicilia , donde fundan Me- 
sioa. 

669. Combate entre los Horacios y €uriacios. Dos anos des- 
pués fué destruida Alba. 

664. Fundación de Bizancio ahora Constantioopla. 

632. Batus establece el reino de Cyreae en Libia, el que dura 
doscientos años. 

627. Fundación de Ostie en la embocadura del Tíber. 

624. Dracon dicta sus leyes á Atenas* 

618. Los Corcyrios fundan la ciudad de Epidaura. 

606. Los Judíos son reducidos á la esclavitud por Nabobala- 
sar, esta dura setenta años^y^aniel se encuentra en el numero 
de los cautivos. 

595. Sc^on da leyes á los Atenienses. 

592. Tiro es sitiada por Nabocodonosor, cuyo sitio dura tre- 
i ce años. 

587. Los Judíos Fictos se establecen en Delfos en honor de 
Apolo. 

577. Conquista de Egipto por los Babilonios bajo el mando 
de Nabucodonosor. 

572. Esopo se da á conocer por sus fábulas. Anaximenes in- 
venta los signos del Zodíaco. 

566. Servio Tulio, sexto rey de Roma, hace la primera dis- 
tinción del pueblo romano. 

562. Erígese el primer teatro en Atenas. Esta ciudad cae ba- 
jo la tiranía de Pisistrato. 

i561. Muerte de Es6po y del rey de Tiro. 

555. El fílósolb scita Anacharsis , viaja eo Grecia j esttidia 
sus leyes. 

551. NacMueoto deConfucio , filósofo chino. 

548. Ciro vence á Creso rey de Lidia , le hace prisiones y se 



252 HISTOKIA DB BSPAÑA. 

apodera de Sardas , capital de los estados de este último, lo- 
cea dio del templo de Delfos. 

540. Los Foceoses haceo espedicioaes en España , fundan las 
colonias deMenaca , cerca de Málaga, Denia en el reino de 
Valencia y Arapurias en Cataluña. 

539. Una colonia de Focios deja el Asia y se viene á estable- 
cer en las Galias. 

538. Ciro pone sitio y se apodera de Babilonia. Permite á los 
Judíos conducidos por Zorobabel regresar á Judea y restable- 
cer el templo de Jerusalen. 
536. Muerte de Astiages. 
532. Samos pasa bajo la tiranía de Policrates. 
529. Muerte de Ciro. 

528. Muerte del tirano Pisistrato y de Anaximenes, célebre 
filósofo. 
526 Conquista de Egipto por Cambises. 
522. Darío es elegido rey de los Persas. Cambises cae en de- 
lirio y hace malar á Smerdis. 
510. Darío pone sitio y toma á Babilonia. 
509. Tarquino es echado de Roma; la dignidad real se estio- 
gue ; la ciudad se declara república bajo el gobierno de dos 
cónsules. Híppías es echado de Atenas. Pitágoras llega á Italia 
y fija su residencia en Cretona. Milon general de esta ciudad 
derrota á los Sibaritas. 

508. Guerra dePorsena, rey de Etruria , contra los Roma- 
nos ; adición de Mucio Scévola. 
507. La Tracia y la Macedonia son sojuzgadas por Megabaze. 
505. Los Romanos triunfan de los Sabinos. 
500. La ciudad de Preneste se somete á los Romanos. 
498. Los Persas se apoderan déla Jonia y derriban Mileto. Es- 
tablecimiento de las saturnales en Roma. £1 poeta Eschile ha- 
ce representar sus piezas en Atenas. 

493. Creación de los tribunos del pueblo romano. Constru- 
yese en Atenas el puerto de Píreo. 

490. Batalla de Maratón , en la que Mtlcíades, general ate- 
niense vence á Mardonius , general de los Persas. 
489. Los Volscos emprenden guerra contra los Romanos. 
488. Coriolano desterrado de Roma, pone sitio á esta ciudad 
y lo levanta vencido por los ruegos de su madre. 



TABLAS CHONOIiÓGICAS. 253 

487. El cóDsul Sicinio somete á los Volscos. 

485. Nacimiento de Eurípedes, poeta griego , seguo las lá- 

DÍ(13S. 

486. Casio hace publicar en Roma por primera yiez la lígp 
agraria , para dividir entre los indigentes de Roma , las tierras 

tomadas á los Hernicos. 

484. Conquista de Egipto por Xerxes. Nacimiento del histo- 
riador Herodoto. 

480. Combate de las Termopilas , en las que trescientos Es^ 
pananos, mandados por su rey Leónidas detienen por mucho 
tiempo al ejército de los Persas. Combate naval de Salamídft 
en el que fué vencido Xerxes el dia 23 de setiembre. Geloo , tir 
rano de Siracusa , vence á Amílcar general de los Cartaginesea 
cerca del rio Himer , en Sicilia. 

479. Batalla de Platea , la que gaminlos Griegos, y en ella 
Pausanias por sí mismo mató á Mardonius. 

472. Sófocles hace representar sus tragedíaá en el teatro de 
Atenas. Los A.grigenlinos recobran su libertad. 

469. Horrible terremoto en Sparta. Zeusis ofrece á los Grie- 
gos dos obras maestras de pintura. « 

468. La ciudad de Ancio es tomada de los Yoílscos por I/»»» 
Romanos. Los Argienses derriban Micenas. 

463. Peste en Roma^ déla que mueren los dos cónsules. Los 
Ateoíeoses sujetan por segmnda vez á los Tacios. 

462. Los Atenienses vencen por mar á.los Peraas. ! 

458. Cincinato es elegido ^dictador, triunfa de los Eqqos, y 
regresa á su arado diez y seis días después dfe haberlo^ dejada. 

456. Roma celebra por primera vez los jneg^ reculares. £1 
poeta Esquiles muere eá SictHa , según las lápidas* 

451. Establecimiento de los decemviros en Roma para for- 
mar un código de leyes* En víanse á buscar las de Solón en 

Atenas. 

450. Emprenden los Cartagineses establecerse en España á 
toda costa, pero son muy débiles sus progresos. 

449. Apio Claudio, decemviro , abusa de su autoridad y 
precisa á que Virginio mate á su hija. Simón, general atenien- 
se se apodera de la isla de Chipre y perece delante la ciudad 
<)e Citóme. 

448. Perides subyuga á los habitantes de Megara y de la isla 



354 HISTOlllA Dfi ESPAÑA. 

de Cubea que se habían rebelado contra Menas. Charoodas da 
lejes á la cíodad de Tuno* 

445. Creación de los tribunos militares en Roma. Restable- 
cimiento de tas murallas de Jerusalen por üobemías. 

443. Creación de los censores en Roma. 

441. Feríeles conquista la isla de Samos. Artemon de Clazo- 
mene inventa la tortuga y el ariete , máquinas de guerra pro- 
pias para derribar las murallas de las ciudades. Píndaro se ha- 
ee célebre por sos odas , Hipócrates por sos escritos sobre la 
medicina , Sócrates por su sabiduría, Zeoon por su sistema de 
filosofía, Demócritoy £mpédocleg por sus conocimientos fí- 
sicos* Las trajedias de Eurípides son aplatididas en el teatro 
de Atenas. 

433. Los Terentinos edifican la ciudad de Heraclea. 

483. Eoipteza 3a guerra. dtt^l Peloponeso. y dura veinte y siete 
años. 

430. Pesie en Atenas. 

424. Los habitantes de Capua son degollados durante la no 
che > por una invasión de los SainniUs. 

423. Incendio del .templo de Argos, por negligencia del sa- 
cerdote Chrisidas. 

419. Los Argios conquistan la ciudad de Epidaura. . 

411. Hambre en Roma: los Sicilianos la abastecen de trigo» 

409. Aníbal, general cartaginés, arruina las ciudades deSf- 
linonte y de Himer en Sicilia. Aloibíades toma á BÍKaQ$o. 
'408. Los Medas se someten á Darío rey de Persia. 

406. Incendió del templo de Minerva en Atonus* 

405. Dionisio, tirano de Sicilia, sorprende á los Cartagineses, 
y gana sobre ellos una victoria eoteplela. 

404. Después de u« sitio de seis meses, Lísaftdro tornad Ate- 
nas. Esta conquista pone ñn á la guerra dd Pbloponeso* 

401. Cyro muere en una batalla , que da cerca de Babilonia é 
SK\ herniano Artaxerxes Memnon. Xetiofoote saca de ella á diez 
mil griegos , y se celebra en su historia esta retirada, 

400. Aporta Himilcon, general cartaginés, en las Islas Balea- 
res , y funda á Magon , ahora IMahón. 

396. Camilo , dictador romano, toma la ciudad de Veles, de 
la que saca un gran botín. Agesilao triunfa de los Persas, y bs" 
ce alianza con el Rey de Egipto. 



TABLAS CRONOLÓGICAS. 255 

393. Toma dtf Corinto po^ los Argivus. 

393. Dionisio de Sírfteusa bace la paz cod Magoa , general 
délos Cartagineses. 

39(y. Los Gaiilas, ttiandadeis pop Breña, despiies de baher 
Tencidová los Romanos cerca del rio A/llia , se apoderan de Ro<i 
ma y sitian el capitolio ; pero Camilo los vence y somete al 
misroo tien>po á los Votseos. Dionisio de Siracusa baja á Italiat 
y se apodera de Reglo. Lisias, orador ateníeose, bablá contrq 
él y se hace célebre por so elocuencia. 

37f. Los Cartagi Iteres sonafeten la Libia y la Gerdena. 

373. Miicbas poblaciones ^l Peleponeso pereceo en un ter^ 

r 

remoto. 

371. Batalla de Leiictres en Beocia, donde Epaminondas, gen 
seral tehaim , Teneoá los Laoedemcuios ^ qvíeoes perdieron á 
SQ general Cléombrotn. Platón reitta éó la escuek^ de Atenas; 
Aristóteles se ponerá discípulo atiyou 

Zñ^. Elígese en Roma al primer cónsul sacado de la clase diel 
pueblo. 

363. Batalla deMtfntinea, de la que Epaminoodas gana la 
victoria sobre líos- Lacedemon ios, pero sale berido y nitere; 

360. yí(5toWa del díotador SeriHo Abala sobre las Ga^laa cerda 
de la puerta CoHtoe. 

358. Fitiporey de Máoedonia, se apodera.de Ani£í|M»lis. Das* 
cubre minas de oro en s«s estados* Los Brvctanoe se apoderan. 
déla LUcania ; y le dfin el nombre de Abnxaes. Incendio del 
templo deDfaMá en Efes/ií por Erost retes* . 

355. Principio de la guerrft s|fgrada eiwtre bu Foeénses» los 
Locrianos y IdisfLaoedeii^ifios. 

353. Arfétfiiso feitfa de Carta, erige un soberbió sepulcro á 
su esposo Mausoleo. 

351. L{>s habitantes de'SIdoo pegan fuego á su ciudad 31 pe- 
recen en el incendio. 

350. Derrota dé lastOaalas por Pompilio. 

348. Fin de la gu^ra sagrada contra los Focenses. Filípo d^ 
Macedonia se apodera de la cíúdaid de Oiiuto. Es admitido en 
el consejo de los Amílcc iones. 

343. Timoleon liberta á los Siracosanos de la tiranía, y estos 
despiden á Dionisio II su tirano. 

340. Decio se desTela por el ejército romano. Filípo de Ma- 



256 HISTORIA DB ESPAÑA. 

cedooia sitia á Bizanso. £1 orador griego Demósleoes se hace 
célebre por sa elocueacia. Los Cartagiae&es soo derrotados ea 
Sicilia por Timoleon. 

3;38. Filipo veoce á los AteoieDses y Beociaoos en la famosa 
batalla de Gheronea. 

335. Los Griegos reanidos en Corioto , esco^n á Alejandro 
hijo de Filipo para mandak* su ejército contra los Persas. Em- 
piezan á someter la Tracia y los habitantes de Tébas. 

334. Combale cerca del río Granico en Frigia, en el que los 
Persas son derrotados por primera vez por Alejandro, quien 
se apodera de las ciudades de Sardas, Mileto, Halícaroaso y de 
las costas de Asia. Aristóteles publica sus obras é ilustra su 
nombre. 

333. Alejandro vence á Darío cerca del rio Issus eo S¡1icia« 
La madre , hermana é hijos de este ultimo son prisioneros* 
Alejandro sitia á Tiro durante siete meses , y se hace dueño de 
ella como también de la ciudad de Gaza. Es recibido con honor 
en Jerusalen por el gran sacerdote laddus. 

331. Alejandría es fundada por el vencedor de los Persas, 
que son enteramente derrotados en la batalla de Arbelas. Mu- 
chas mugeres romanas envenenan un sin numero de ciudada- 
nos ; una criada acusa á ciento ochenta que fueron todas 
sentenciadas: este fué el primer ejemplo de eaveaen amiento. 
Batalla de Arbelas en que el ejército dte Darío es destruido. 

330. Darío fugitivo muere á manos de Bessus. Alejandro 
saquea é incendia á Persépolis, somete la Hírcanía, y estíende 
sns conquistas hasta el mar Caspio. 

328. Bessus entregado á Alejandróos condenado á muerte. 
£ste pasa á la otra parte del Cáucaso y pasa á las Indias. Derro- 
ta á Poro y edifica muchas ciudades. 

326. Alejandro llega. á la Media, toma é Ecbataoa y somete 
á los Cosenses. 

325. Victoria de Fabío, general romano, sobre ios Samnitas. 
Alejandro llora á Efescion , y le hace celebrar magníficos fu- 
nerales. Hace su entrada triunfante en Babilonia, y muere el 
año siguiente, después de un reinado de doce años y siete 
meses. 

324. Los generales de Alejandro se reparten ana conquistas; 
Plolomeo toma el Egipto; Antígono, la Siria y Frigia; Casan- 



TABLAS CRONOLÓGICAS. 257 

dro, la Caria ; Eumenes , la Pamfília; Meneagro , la Lidia ; Lu- 
simaco, la Tracia; Filólas, laMisia; y Antipatro , la Mace- 
doDÍa. 

322. Los habitantes de Cirene son subyugados por Piolomeo 
quíeD hace llevar el cuerpo de Alejandro á Alejandría. Menan- 
dro, ateniense y poeta cómico, hace representar su primera 
comedia. 

324. Los Sainnitas vencedores de los Romanos hacen pasar 
so ejército bajo el yugo de las horcas candínas. Pronlo á su 
vez les venció Papirio, y les hizo igualmente pasar por el yugo. 

319. Derrota de los Samnitas; toma dé Satrica. Los Roma- 
nos conceden una tregua de dos anos. IVicanor pone una guar- 
nición en la ciudadela de Atenas , y se apodera de Pireo. 

317. £1 alfarero Agatocles , se hace tirano de Sicilia. 

316. Batalla entre Antfgono y Eumenes. Gasandro se apo- 
dera de Pygna , y condena á muerte á Casandra madre de Ale- 
jandro. 

315. £1 dictador Quinto Fabio derrota á los Samnitas. En 
Asia Antígono vence á Eumenes y le hace matar. 

314. Los Romanos toman la ciudad de Nole. Antfgono envía 
á DQandar en el Peloponeso á Telesforo y somete la Caria. 

312. Apio Claudio hace construir la vía apiena. Seleuco Ni- 
canor, uno de los generales de Alejandro se apodera de Ba- 
bilonia. Desde esta conquista empieza la era de los Seleu- 
cidas. 

311. Agatocles es derrotado en Sicilia por los Cartagineses. 
Este pasa.á África , quema su flota , para no dejar ninguna es- 
peranza de regreso á sus soldados, y va á combatir á sus ene- 
migos en su mismo territorio. 

310. Fabio vence á los Tosca nos , de los que hace pasar á 
degüello sesenta rail. Papirio es nombrado dictador. La demo- 
cracia es restablecida en el gobierno de Atenas. Amílcar es 
condenado á muerte en Siracusa. 

308. Fabio gana una victoria contra los Marsos y Pelígnios, 
y Decio contra los Tarquinos. 

307. Yolnmnio hace la guerra á los Salentinos. Se continua 
á Fabio en su cargo. Derrota á los Samnitas. ' 

306. Marcio derrota á los Heroicos. Los Romanos se alian 
por tercera vez cqn los Cartagi nenies. 

TOMO X. 17 



«05. Los5a«fBtot fion «iJerrottdos 4ob veces. Se erige un 
«sUUia Á H«Fcalee en el C*|Mtoiio. 

304. Paz de los Romanos con los Samnítas. Los cónsules 
«oman i los Eqaos ouareaU y una fwbtocsMMies en «eiieiita dtós, 
Sdeuoo haoe edificap la» ciudades deAntioqfUÍa, Updicea.Ede- 
sayApímea. 

803. Demetrio vuelve la libertad á los pueblos de Grecia. Ha- 
t» reeAficw Jas ciudades de CorvaU^ y 4e Sicy^oe. 

301. AnlígoBO y DameArio fie reu4&en jMfcra camba tir i Seleu- 
4», iiísímaco y «Casandito. La balalka se da cernía 4e Ipso cu 
ip-p^ia. Sekuco sftle tenoedor ; A.oA(eotno «nwe en elia , y De- 
-roelrio se ^lúere refttgiar en AJteaas que le íielMisa un afiik). 

^99. iiicuruoo dieAgatoclesefi XUlia, díMide siüa á Crpíooa, 

598. Casandro peydeMifcoedania, lauere .después de haber 

mnade dkey ikuey* wos- Deja tres hijos , Fjlipo, Anlipairo y 

AlejaAdrou 
297. Sitio de Atenas por Demetrio Polircetes, quien aeape- 

éñva de ella^ y trata co« .bomdoid^d i $>^ haMl^ntes. 

296. El tirafiíoLaoberas inüye-de Aienes. 

9S^. Saenififiio idd pracpofiul Deciio eo wml batalla contra 

los Saoinitas. 

^93. Colócase en Botsa «obre -el teoi^plo deQiúriao e) pri- 
mer cuaifii*anie jsolar> Epicúreo ae di^ÍAgae por «ns .e«ierko$ fi- 
losóficos^ 

292. Demetrio se apodera de la ciudad de Tébas, y cebade 

.ella i Pirno rey de Epiro y de Teaaüíi. 

2íM. Fin de la guerra cooli^a los Samoittas por iialner iriunfa- 
4o sobre «Has M. Cttrio. Había d4irad<» «uarevta y oiiev« 
años. 

M9. Demetrio «chado de Sstis «esl^doB , Abandonada) de sa 
cj^cttlo , y Bo .e«eoott*an[ido luogua asU^ , pasa á Asía, y se ria* 
4e á Jelenco rey de Siria. Menon enveiieaa á A^U>cles parias- 
tanda de Archagates su nieto. 

286. Pirro, despredado por loe Macedonios, abdica la coro- 
na. Lisímaco es elegido en su lugar. 

2^5. Príocjpio é» U ^Ugnidad Real ^e Pergaaso «o FiletN-e, 
eunuco de Lisímaco; quien saca á esta ciu4ad del poder de 
dSte úUíi^rQ. Prwcipío de ia república délos Acheos, formada 
por doce ciudades griegas. Los setenta isiérpretes trabajan eo 



TABI.AÍ CRONOliÓGlCAf. 1^9 

la Tersion al griego de la sagrada Escritura* Incuraioo de loa 
Caulas senoDois en Italia, sitian la ciudad de Arezio, Li&íoiaco 
hace envenenar á su hijo. 

280. Pirro, rey de Epiro, viene á Italia en socorro de los Ta- 
reotÍDos, atacados por los Romanos, y derrota á estos últimos 
asustados por los elefantes. 

379. Los Caulas hacen correrías en Macedonía y en Iliria, y 
matan á Ptolonieo Cerano. Meleagro su hermano usurpa el 
reioo de Macedonia, donde reina dos meses. Es depuesto y An- 
tipatrohijo de Casandro , es colocado en su logar, y solo rei- 
na cuarenta y cinco dias. Después de este Sosthene acepta la 
corona , reina dos años, y no quiere que los soldados le juren 
como á rey sino como á general. 

278. Fabricio marcha contra Pirro, que firma la paz con Ro- 
ma, y va á combatir á los Cartagineses en Sicilia. 

277. Los Caulas se apoderan de la Tracia. Los Romanos 
continúan la guerra contra los Tarentinos y Samnitas. 

273. Pirro sitia á Argos, donde m^ere por una t^a que en- 
cima de él echó una muger. 

269. Los Romanos hacen acunar por primera vez moneda de 
plata. Los Pícentinos declaran la guerra á los Romanos. Hie- 
roD es proclamado rey de Síracusa. 

268. Los Romanos subyugan los Píceo tinos , Salentinos y á 
los Brundesianos. 

264. Principio de la primera guerra púnica entre Cartago y 
Roma: esta duró veinte y tres años. 

262. Toma de la ciudad de Agrigento en SiciHa por los Ro- 
manos. 

261. Los Romanos empiezan á ir por npar y equipan una ar- 
mada. 

260. Primera victoria naval ganada por Dulio contra los Car- 
Ugioeses. 

258. Muerte de Areo rey de Lacedemonia. 

256. Atilio pasa á África, donde derrota álos dos Asdrúbales 
y á Amílcar. Vencido él mismo por Xantipo, general laeede- 
nonio, cae prisionero con quince mil hombres. 

251* Mételo venee á Asdrubál y le toma ciento y euatro 
elefantes. Arato reúne á Sicione en la liga Acheena. 
260. Los Romanos ponen en pie una amada de doseientos 



260 HISTORIA DE E8PAWA. 

buques , y sitian la ciudad de Lilibea en Sicilia. Aníbal el viejo, 
llega de África , derrota y pone eo fuga á los Romanos. 

249. Publio Claudio pierde noventa y tres buques de los qae 
se apoderan los Cartagineses. Le despojan del consulado. 

248. Los Cartagineses asuelan y saquean todas las costas de 
los Romanos que no habían puesto armada en el mar. 

247. Antíoco despide á Berenice , y vuelve á llamar á Laodi- 
cea á la que envenena luego. Hace morir á Berenice y su hijo. 

246. Ptolomeo se ofende deque el gran sacrifícador Onías, 
hijo de Simón el Justo no le haya pagado el tributo ordinario. 

244. La ciudad de Brindis es formada por una colonia ro- 
mana. 

242. Los Romanos restablecen su armada en numero de cien 
buques, y echan á pique á cincuenta de los Cartagineses, y les 
toman setenta. 

241. Roma fírma la paz con Cartago, bajo la condición de 
'cederle esta todas las islas situadas entre el África y la Italia* 
£1 poeta Livio Andrónico hace representar las primeras piezas 
teatrales en Roma. 

237. El cartaginés Amílcar hace jurar á su hijo , odio eterno 
á los Romanos. 

236. Amílcar^ general cartaginés, pasa á España, desembarca 
en Cádiz, apoderándose con las armas de los pueblos que do 
se le rendian. Sube el Ebro, funda varias colonias y entre ellas 
Cartago la vieja , hoy Cantavieja. 

235. Ciérrase solemnemente el templo de Jano, los Roma- 
nos se hallan en paz con todos los pueblos. Esto fué por la 
primera vez después de Numa. Cavilio triunfa de los Sardia- 
nos. Previo hace representar en Roma cien piezas teatrales. 
Amílcar Barca , gefe cartaginés, en España funda la ciudad de 
Barcelona. 

233. Guerra de Roma contra los Ligurios, á los que derrota 
Fabio. 

J232. Ley agraria en la Galia Cisalpina ; causa la revolución 
>delos Gaulas. 

231. Los Sardos y los Corsos son igualmente vencidos. 

229. Los Romanos someten á los Ilirios, y despojan á su 
reina Tenta, que habia hecho degollar sus embajadores. 

227. Muere Amílcar en España después de haberla sujetado 



TABLAS CHONOLÓ61CA8. 2tl 

á Cartago. Asdriibal sucede á Amílcar en £spaña. Funda i. 
la nueva Cartago, hoy Cartagena. 

225. Asdrübal con sus dádivas y buen modo confirma en su. 
fe la ciudades de España. 

224. Los Cónsules pasan por primera vez el Pó para comba. 
tír á los Caulas y á los Insubrios. £1 coloso de Rodas es derri-. 
bado por un terremoto. 

222. Los Romanos se apoderan de Milán y Marcelo mata 
por su propia mano á Yirodomar, rey de los Gesates. Fin de. 
la guerra de Cleomenes , quien vencido por Antígono huye á. 
Egipto. 

220. Asdrübal manda clavar vivo en cruz al régulo español 
lago , y un esclavo de este mató á Asdrübal. A Asdrübal le su- 
cede Aníbal. 

219. Aníbal toma á Salamanca y somete á la España. Sitia 
á Sagunto, del que se hace dueño después de un sitio de siete 
meses ; después de haberse arrojado al fuego sus habitantes 
por no rendirse. Roma se queja de la conquista de esta ciudad 
qoe era su aliada. Pide á Cartago que le entregue á Aníbal ; se 
lo niega, y esto origina la segunda guerra pünica, que dura, 
diez y siete anos. 

2Í8. Los Romanos envían á Scipion á España, mientras que 
Aníbal traspasando los Alpes pasa á Italia con ciento cincuenta* 
y nueve mil hombres y vence á los Romanos. 

217. Este guerrero gana la victoria de Trasimena , en la que 
muere el cónsul Flaminio. El dictador Quinto Fabio Máximo^ 
contemporizando salva á Roma de la irrupción de los Carta-- 
gineses. Scipion perdidas las batallas contra Asdrübal , de Ti- 
cÍDo y Trebía, pide socorro á Roma, esta le envió algunas na- 
ves con soldados y pertrechos de guerra, que cayeron en podei?, 
de los Cartagineses. 

216. Ratalla de Canoas, en que Aníbal sale vencedor; cua*' 
renta mil Romanos perecieron en el combale. Antíoco el gran- 
de declara la guerra á la repüblíca Acheena ; y después de va? 
rias derrotas los Acheos se refugian en la ciudad de Sardes. 

215. £1 cónsul Postumio y veinte y cinco mil romanos son. 
hechos piezas , en el bosque de Litana por un ejército Gaula. 
Batalla de Hibera que ganan los Romanos contra Asdrübal. 

214. Antíoco toma la ciudad de Sardas. Arato gefc de los 



362 «ISYOBIA DB E8»AÍCA. 

Acheos se salTa en casa de Filípo rey de Macedonia , qne le ha- 
ce prisionero. £1 pretor Yalerio Levino hace la guerra á este 
Rey y quema su armada. Filipo hace envenenará Arato. Los 
Romanos envían socorro á España contra Asdrrihal Magon j 
Amílcar que tenían sitiada á Lutirgi. Perecen en este batalla 
diez mil cartagineses. Sagunto vuelve en poder de los Ko* 
manos. 

312. Aníbal conquista á Tárento , y por otra parte Marcio 
derrota dos veces á los Cartagineses quienes pierden treinta y 
siete mil hombres. Marcelo toma á Siracusa , á pesar de los es- 
fuerzos de Arquímedes que inventa diversas máquinas para 
defenderla. £ste famoso geómetra muere á manos de un solda- 
do. Dos anos de paz en España. Los Scipiones toman á Turbo- 
la y venden á sus habitantes por esclavos. Derrotas sucesivas 
del ejército romano en España. Muerte de Publío Scípion. 

211. Aníbal levanta el sitio de Capua para ponerlo á Roma; 
mas ya no era tiempo, pues los Romanos se habían recobrado 
de su susto : en el mismo día que Aníbal acampó bajo sus mn- 
rallas enviaron un socorro á España , y el valle en que el ejér- 
cito cartaginés estaba acampado fué vendido á Roma por sa 
justo precio. Antíoco conquista la Judea. 

210. Los Romanos se apoderan de Agrigento en Sicilia. Yic- 
toría de Scipion contra Asdrúbal en España. Se apodera en uo 
dia de la nueva Cartago ó Cartagena. 

209. Batalla cerca de Recula hoy Baeza, que dio Scipion á 
Asdrdbal Barca venciéndole y matándole ocho mil cartagine- 
ses , y haciéndole diez mil infantes y dos mil caballos prisio- 
neros. 

208. Asdrdbal se ve precisado á dejar la España y retirarse 
á África. Muerte del cónsul Marcelo. Annon sucede á Asdrd- 
bal en el mando del ejército cartaginés en España, es vencido 
y hecho prisionero por Sílano general romano. 

207. Principio de la dinastía imperial de los Kan en la Chi- 
na. 

206. Scipion espulsa á los Cartagineses de España , ll^a á 
África y se alia con el rey Siphax. Scipion toma, incendia y 
asuela á Iliturgi. Enferma Scipion en^Cartagena, tumultúase el 
ejército romano que habla en el Xiicar. Scipion gana naevas 
^ctorias en España. 



M. Sdpkm ptm é Afrka y redbe á paAloB la chidad de Lo- 

eris. Regresa á Rem». 
204. Los Romanos baeen Teoír de Frigia la etláloa de Ida^ 

madre de loe dioses. 

20a. Scipmi tence á Asdrnbel y h Siphax en África; se w^ 
étn de mnchas pobiacioaes j precisa á los Gartagineaes á» 
pedir (a pas. 

M2« Derrota de Afffbal por Scipioii , qoieo concede la pae 
¿Ms Cartagineses. 

seo. Empieza fo gaerra de Macedón io. Los Romattos la deb- 
elaran á Filipo , como á enemigo de) rey Átalo y de los demae 
sHados de Roma. Filifyo sitia á Abydos, cuyos habitantes se 
degéetta» m^tmimente y pegan fuego á su ciudad. 

199. El c6DsnI Quineio* ataca á Ftlipoien los estrechos de la 
entrada de Epiro , y le obliga á huir y regresar á sirs estados. 

198. Los Romanos- se apoderan de la isla de Eubea y se aUan 
con \m Acbeos. 

197. División de la España en doe provinciaa romamis , \m 
elteríor y (a* ciCerior. fictoria de Qttincio sobre Filipo en Te- 
salia. 

19e. El* Senado preseribe condiciones de paa á Filipo. Los- 
Beocfos se rebe4afi conkra los Romaiies. 

196. Loe Romanos envían á Espafta á Marco Porcio Gaton^. 

194. Soeécktite PoMio Gornelio Scfpion Nasica y Sexto Digi^ 
cío. £1 primero subyuga á varios p^ieb los rebelados. 

193. Tienen á* España por pi»etores Tulvio Nobilio en la ul- 
terior y Cayo Fia minio en I» citerior. Batalle de este dllÜroo- 
cerca de Toledo con- los Vacecos , Vellones y Celtíberos coliga- 
dos , mendados por HtternK) , quien' cae prisionero. 

192. Roma declara la guerra á Antioco. Vienen por pretores. 
^Bspaña, pare la ult€r¡<n^ Atilio- Serrano y para la citerior 
Bebió Taufilo. Toman los Romanos la cindad de Litabro. Tol*- 
vio propretor en Espeikr gana dos batallas , se apodera de tas 
ctudades de Vescefía y Oloma y por ultimo de Toledo. 

i91. Antioco es vencido en los Termopilas por ei con sol* 
AcHío y hwye al As». Scipion te signe» )e combate y sale ven- 
cedor. Fué la primera vez que se vio en Asia un ejército rom» 
iH>' Son pretores de España para Iaf uHerior y citerior Pmllo 
Knaino y Cayo^ Plammío. 



204 HnTOBIA DB BSPAITA. 

190. Enriquecido el ejército romano de Asia con los despo* 
jos de Antíoco , introduce el lujo en Roma. Se prorogaa ea 
España por este año los pretores del anterior. 

189. £1 senado romano da audiencia á los diputados de £u- 
menes, de los Rodios , y muchos otros , y concede á Antíoco 
la paz. Consecuencia del tratado con Antíoco , es la libertad 
concedida por los Romanos á las ciudades griegas del Asia me- 
nor; de aquí procede una era que se ve marcada en sus meda- 
llas. Salieron pretores de España para la ulterior Lucio Paulo 
Hipsio, y para la citerior Lucio Bevi Divite que fué reemplaza- 
do por Junio Bruto con el título de propretor. 

188. Paz de los Romanos con Antíoco. Filopomen , gefe de 
los Acheos , bace derribar las murallas de Lacedemonia , y 
anula las leyes de Licurgo. Manlio Acidinio y Cayo Atinio son 
pretores de España. 

187. Scipion es acusado de haber vendido á Antíoco la paz 
que el Senado le habia concedido. Lucio Scipion su hermano y 
es condenado por delito de peculado. 

186. Vienen por pretores á España , Lucio Quincio Grispino 
y Gayo Calpurnio Piso. 

18^. Filopomen, Scipion el africano y Aníbal mueren este 
año. Este ultimo se envenena en casa de Prusias , rey de Biti- 
nia , donde se habia refugiado. Este año se confirmaron las 
preturas de España en Terencio , Varron y Sempronio Gongo 
que las habian obtenido el año antecedente. 

182. Son pretores en la España ulterior, Publio Manlio y en 
la citerior Quinto Fulvio Flacco. Este sitió y tomó á Urbicua. 

181. Gontinuan los mismos pretores. Nueva guerra con los 
Celtíberos. Batalla con estos en Ebura , que ganan los Ro- 
manos. 

180. Son pretores de España , Postumio y Tiberio Sempro- 
nio Graco. Derrota de los Celtíberos por Fluvio. 

179. El pretor Sempronio Graco destruye trescientas pobla- 
ciones de la España citerior. El poeta Terencio hace represen- 
tar sus comedias en Roma. 

178. Principio de la guerra contra los Istrios y el rey Car- 
melo. 

176. Los Lugurianos y los Samios son sometidos á los Ro- 
manos. Permanecen en España los mismos pretores. 



TABLAS CaOflOIiÓGIGAS. 96S 

i75. Gn. Serrilio Cipion y P. Turio Filón son pretores de 
España. Glaadio Centón que lo fué en el mismo año , venció á 
los Celtíberos. 

17A. Fabio Bateon y M* Macieno son pretores de España. 
Muere por el camino el primero y le sucede Turio Filón. 

175. M. Junio Peno y Spnlio Lucrecio , les suceden. 

172. Antíoco Epifanio entra en Egipto y derrota el ejército 
de Ptolomeo-Evergete. Este se retira con su hermana Cleopa-^ 
tra á Alejandría. 

171. Segunda guerra de Macedonia contra Perseo , vencido 
por Licinio. P^o vino sino un pretor á España que fué N. Ca^ 
Duleyo. Fundación de la colonia de los libertinos en Garteya> 
primera en España de los Romanos» 

170. Revolución de los Judíos contra Antíoco. Este irritado 
de sus desgracias en Egipto hace recaer su enojo en los Judíos, 
que son degollados en numero de ochenta mil en tres dias. 
Saquea el templo de Jerusalen y devasta toda la Judea. 

169. Perseo es sorprendido por el cónsul Quinto Marcio, 
quien le pone en fuga y se apodera de muchas ciudades de Ma- 
cedonia. Este año vino de pretor á España Cayo Marcelo, quien 
fundó ó ensanchó la ciudad de Córdoba. 

168. Perseo es derrotado por el cónsul Emilio Paulo , que 
reduce á la Macedonia en provincia romana , hace derribar las 
murallas de todas las ciudades de Epiro , y arrastra cautivos 
eo su triunfo á Perseo y sus dos hijos. Antíoco hace matar al 
anciano Eleazar y los hermanos Macabeos. Este año fué pretor 
de España Fonteyo Balbo. 

i67. Primera biblioteca fundada en Roma de los libros qui- 
tados al Rey de Macedonia. Vuélvense á enviar á España dos 
pretores; á saber, Gneio Fulvio yC. Licinio Nerva, el primero 
para la Ulterior y el segundo para la Citerior. 

166. Judas Macabeo marcha contra ApoUonio , general do 
Antíoco , y le mata. Restablece el culto en el templo de Jeru- 
salen el 25 de noviembre del año siguiente. 

165, Antíoco marcha á Persia. 

163. Principio del gobierno de Judea por los Macabeos , que 
duró ciento veinte y seis años. 

161. Judas Macabeo es muerto en un combate por Bachide, 
general de Demetrio Soter rey de Siria. 



360 nsTomiA ni E«»JiftA« 

iS9. Muerte del poeta Terencio , y «le Eumeoes rej de Vév- 
gamo. 

155. £1 pretor de España Galpurnio Pisón tiene varios eo- 
coentros con los Lusitanos , j pierde bastante gente. 

15A. £1 cónsul Marcio derrota los Dalmatas. 

153. Jonatas restablece el culto del Señor. Principio déla 
guerra nuinantina. Batalla entre Caro general de los Segeda- 
nos contra el cónsul Fulvio Nobilior, el primero muere co 
ella j son vencidos los Segedanos. Fulvio ataca á Numancía, 
donde se habian refugiado los Segedanos y se tiene que retirar 
con pérdida. Los Lusitanos toman á Cunistorgis ciudad del Af- 
garbe que era de los Romanos. 

152. Guerra de los Romanos en España contra los Celtibe- 
ros y los Lusitanos, quienes envían diputados a>l África para 
sosegar las turbulencias suscitadas entre los Cartagineses j 
Mas&inisa rej de Numidia. Vienen de pretores á España Mar- 
celo y Marco Atilio. Rinde Marcelo á Ocilis y es condenada á 
pagar treinta talentos de plata y á dejar rehenes. El pretor Au- 
llo toma y asóla la cindad de Oxtraca á los Lusitanos. 

151. Tercera guerra púnica. Heroica sublevación del lusita- 
no Yiriato contra los Romanos. Fueron pretores el cónsul Lv' 
cullo llevando por lugarteniente á P. Cora. Scipion EmiliaBo j 
Sergio Galba. Continiia la guerra contra Namanda. Degüello 
de los Caucenses mandado porLucollo. 

150. Marco Yetilio sucede á Galba en la prelora de Espand* 
Yiriato gana una victoria contra Yetilio , y este muere eo el 
campo. 

Iá9. Los Romanos sitian á Cartago , y proponen á sus ha- 
bitantes dejar la ciudad para establecerse á diez leguas mas 
allá del mar. Los Cartagineses desesperados juran sepultarse 
bajo sus murallas. Cayo Plaucio sucede ¿ Yetilio en la pretn- 
ra. Yiriato derrota á Plaucio. 

14S. Massinisa muere en brazos de Scipion , y le declara stt$ 
intenciones acerca la división de su reino después de su muer' 
te. A Plaucio le sucedió Claudio Unimano en la pretura. Yiria- 
to le vence matando y cautivando todo su ejército. 

Id7. Cayo Nigidio sucede á Unimano en la pretura. Yéocf 
lo Yiriato. 

iA6. Scipion destruye á Cartago y entra triunfante en Roma' 



TABLA» CilONOLÓGICAS. 267 

£1 cóDsal Mamniio quema á Corínto destruye la república de 
los Acheos, y hace de su territorio una provincia romana. Vi- 
riato se apodera de la Lusitaaia y hace prisionero al romano 
yelilio. 

Id5. Combate del pretor Cayó Lelio que sucedió á Nigidio 
con Virialo ; queda \encido el primero. Anlíoco hijo de Ale- 
jandio Bala , se apodera de la ciudad de Antioquía. 

ilik . £1 procónsul Quinto Fabio derrota á Yiriato y le con- 
cede la paz. Trifou hace matar á Jonatas. 

143. Cecilio Mételo sucede á Quinto Fabio. Yiriato no deja 
reposar á los Romanos y les derrota en varias batallas. Mé- 
telo sujeta la Celtiberia , y se apodera de la ciudad de Coft'> 
trebia. 

141. Declárase la guerra á Nnmancia porque habia dado asi- 
lo á los Segedanos enemigos de Roma. El procónsul Serviliano 
queda en España contra Yiriato , y firman paz. 

140. Servilio Cepion viene en lugar de Serviliano. Yuélve^ 
sea empezar la guerra con Yiriato. Apoderase Cepion de Ift 
ciudad de Arsa. Muere Yiriato asesinado por fros mismos capi- 
tanes Aulaco , Ditalco y Minuro. 

159. Sucede en el consulado de España en lugar de Pompe- 
yo , M. Popilio Léñate. 

138. Los INuman tinos ponen en fuga al procónsul Popilio. 
Poco después solo con cuatro mil hombres vencen á treinta 
mil Romanos. Mancino firma una paz vergonzosa con ellos , y 
es entregado por el senado á los Numantinos, que se niegan á 
recibirle. Fundan los Romanos una colonia á la que dan el 
nombre de Yalencia. 

137. £1 cónsul Lepido marcha contra los Yacceos y sitia á 

Falencia. 

136. Yiene á España por cónsul P. Furio Filón. 

135. Sucede á este Calpurnio Pisón. Setenta mil esclavos en 
Sicilia ponen á su frente al Sirio Xano, y se rebelan contra los 
Romanos. 

134. Yiene á España para continnar la guerra de Numaneia 
P. Cornelio Scipion Emiliano. 

133. Prorógasele el poder , por este año. Scipion destruye á 
l^umancia. Pisón combate y somete á los esclavos sicilianos. 
Tiberio Graco es muerto por haber querido restablecer la ley 



968 HISTOBIA DS B8PAVA. 

agraria. £1 rej Átalo maere j deja sus estados j la ciudad de 
Pérgamo á los Romanos. 

152. £a vez de los pretores j los cónsules vienen á España 
diez legados. 

125. Primera espedicion de los Romanos en las Galias. Los 
Italianos se rebelan j hacen la guerra á los Romanos. 

124. £1 cónsul Sextio envía una colonia en Provenza , y fun- 
da la ciudad de Aíx. 

125. £1 senado ordena hacer reedificar Gartago , destruida 
veinte j dos años antes por los Romanos. £1 cónsul Cecilio Mé- 
telo va contra las islas Baleares , apodérase de ellas, y le dan el 
nombre de Baleárico. 

122. Fabio subyuga los Albroges. Los Auvergenses manda- 
dos por su rey Bituto , son derrotados cerca de Isaura y pier- 
den ciento veinte mil hombres en la batalla. 

121. La Galía Narbonense se ve reducida á provincia roma- 
na. Sedición en Roma escitada por Gayo Graco , tribuno del 
pueblo^ quien muere á manos del cónsul Opimio. 

118. Fundación de Narbona. Marcio vence á los Galos en la 
entrada de los Alpes. 

114. Los Tracios vencen á Cator, quien perece con su ejército. 

113. Garbon hecha de Italia á los Teutones y los Gimbrios 
que habian penetrado en ella. 

112. Anlíoco de Gysica es echado de Antioquía por su her- 
mano Antíoco Grypo. Gleopatra su muger es condenada á 
muerte por orden de su hermana Gryfína. 

111. Guerra de los Romanos contra Yugurta. La esplica el 
escritor Sal ustio. Sublevación de los Lusitanos, para cuyo so- 
siego va el cónsul Galpurnio Pisón. 

109. Los Cimbros arrojados de las Galias derrotan al cónsul 
Sllano. Mételo derrota á Jugurta y le pone en fuga. 

108. £1 cónsul £scauro va á las Galias , y es también batido 
por los Cimbros. 

107. Mario combate á Jugurta á quien vence, como también 
4 Boceo y rey de Mauritania su aliado. 

106. Tolosa tomada por el cónsul Gepion. Nacimiento de Ci- 
cerón en Arpiño, pueblo de Toscana. 

105. Combate del cónsul CayoManlio y del procónsul Quin- 
to Cepion, contra los Cimbros y Teutones^ ochenta mil mue^ 



TABLAS CRONOLÓGICAS. 26f> 

tos 7 caarenta mil esclavos entre ambas partes quedan en el 
campo. 

lOá. Mario vence por ultima vez á Jugurta , y entra triun- 
fante en Roma. 

103. Lej establecida en Roma por la que se da al pueblo el 
derecho de elegir los sacerdotes. 

102. Mario derrota y hace piezas los Ambrones y Teutones 
cerca déla ciudad de Aix, doscientos mil muertos quedan en 
ei campo y se hacen ochenta mil prisioneros. Saturnino pide 
la repartición de tierras que Mario habia tomado á los Cim- 
bros, y este le hace matar. 

101. Mario da la paz á los Galos , después de haber estermi- 
nado cerca de Verceil á los Cimbros que habian penetrado en 
Italia. 

100. Ley para repartir las tierras que Mario habia tomado á 
los Cimbros. 

99. Los Lusitanos son sometidos por el cónsul Dolabella. 
Alejandro envía diputados á Cleopatra reina de Egipto. 

96. Ptolomeo Apion al tiempo de su muerte lega sus esta- 
dos y la ciudad de Cyrene á los Romanos. La 'ciudad de Gaza 
€s arrasada por orden de Alejandro, rey de Judea. 

94. £1 senado manda á Syla pretor de Silicia , poner á Ario- 
barzanes en el trono de Capadoclo ; á lo que se opone Mitrida-. 
tes rey de Ponto. 

93. Crueldades en España del procónsul Didio. Fundación 
déla calzada de siete leguas de Mérida á Salamanca por el con* 
sul P. Licinío Craso. 

90. Syla da un decreto para restablecer á IVicomedes en el 
reino de Ritinia del que le había echado Mitridates. Ptolomeo 
Alejandro rey de Egipto , hace matar á su madre Cleopatra. 

89. Lucio Syla general del ejército romano derrota á los 
Samnitas. 

88. Syla es nombrado general del ejército destinado contra 
Mitridates. Mario le hacequitar este mando. Syla furioso echa 
á Mario de Roma. Mitridates devasta la Frigia, se apodera de 
la Tracia , de la Macedonia , de la Grecia , y hace degollar á 
todos los Romanos que se encuentran en Asia. 

87. Mario sitia á Roma donde empiezan las proscripciones, 
(^ínna, cónsul , es echado de Roma. 



370 HISTORIA DB BSrAJTA. 

86, Cinna j Sertorio se poneo al frente de los desterrados y 
se apoderan del monte Janículo. Mario muere de enfermedad. 

85. Lucio Flacco á quien Cinna habia enviado para suceder 
á Syla, muere á manos de Cayo Timbria su teniente. 

84. Cinna hace la paz con Mitridates, quien cede á los Ro< 
inanos el Asia , la Capadocia y la Bilinia. Cinna muere á ma- 
nos de los soldados de su ejército. 

83. Syla derrota á Norbano y obliga á Sertorio á refugiarse 
é España. Incendio del templo de Delfos. Quema del Capitolio. 

32 Syla derrota á Mario el hijo , que se refugia en Prenesti 
donde es sitiado. Todos los patricios de Roma son degollados 
por orden del prefecto Damasipo. Sobreviene Syla quien pros- 
cribe á sus enemigos, y les haca vender sus bienes. Suicidio de 
Mario el hijo, y Prenesta se rinde á Syla , quien es elegido dic* 
(ador. Cicerón se empieza á dar á conocer por la elocuencia de 
sus discursos. 

SO. £1 cuestor Hurtelego enviado por Sertorio vence á Ma- 
nilio pretor en España. 

79. Syla abdica la dictadura , y dos años despoes á la edad 
de sesenta anos , muere pacíficamente en Cumas ciudad de 
Italia , después de haber inundado á Roma en sangre de sus 
compatriotas. Su cuerpo es llevado con grande pompa al cam- 
po de Marte. Cicerón viaja en Atenas. 

78. Perpena, proscrito por Syla , se une á Sertorl». 

77. Poropeyo marcha contra Sertorio, que se habia erigido 
independiente del senado. Ríndensele á Pompeyo muchos 
pueblos. 

76^ Sertorio y Perpena combaten contra Mételo y Pompeyo, 
que son puestos en fuga* Yirtuleyo cuestor de Sertorio es ven- 
cido por Poropeyo. 

75. I^icomedes, re¡y de Bitinia , al morir deja su reino á los 
Romanos. Nueva victoria de Sertorio contra Pompeyo. 

7á. Mitridates hace alianza con Sertorio, y se apodera de la 
Bitinia» 

73. Espartaco, simple esclavo, se poneal frente de un ejército 
de rebeldes y devasta la Italia. Sertorio es asesinado por Per- 
pena y otros conjurados, á quienes mandó ocho años; Mareo 
Perpena ocupa su lugar. Pompeyo conquista la España y la so- 
mete de nuevo á Roma. 



TABLA» CBOflOLÓGICAB. 37 i 

71. Espairtacó es derrotado y muerto por Craso y Pompeyo, 
quienes terxnman la guerra de los esciavos. Pompejo funda á 
Panaplona. Mítrídates huye á ArnoeDÍa y pide socorros á Ti- 
gra n es. 

70. Liiculo somete el Ponto. Cicerón habla contra Yerres. 
Obtiene el cargo de edil. Nace Yirgilio ^ príncipe de los poetas 
latinos. 

69. Liíctilo somete la Armenia, de la que saca el Gereso. An- 
tioco XII, liaiaado el asiático, se apodera de una parte de la 
Siria. 

68. Liiciilo sitia la ciudad de Nisiba eo Mesopotainia. Trlaro 
teniente de Likalo derrota á Mitridates. Aotíoco el asiático es 
reconocido rey de Siria. Principio de la guerra de Creta. Mete* 
lo sitia la ciudad de Cedonia. 

C7. Mitridates recobra su reino naientras que el cónsul Me« 
tele se apodera -de la isla de Creta. Julio César viene á España 
por cuestor del pretor Antis tio. 

66. Poffipeyo marcha contra Mitridates, le derrota ; somete á 
Tigranes rey de Armenia , y le toma la Fenicia y la Siria. Lejos 
de hacerse dueño de Roma á su regreso, tiene la generosidaid 
de despedir sus tropas y enirar en su patria como simple ciu- 
dadano. 

64, Cicerón pronuncia su segunda arenga sobre la ley agraria^ 

63. Suicidio de Mitridates. Estalla la conjuración de Catili* 
na , pero Ciceroa detiene sus resultados, César empieza i apa** 
reoer y hace fó guerra en la JLusilaoia. Nacimiento de Augusto. 

hi, Julio César vuelve á Eipaoa de pretor. Pompeyo entra 
triunfante en Roma. Clodio se justifica del incesto deque se le 
acusó. Pompeyo manda el ejét^eito romano contra los Albro- 
ges en la Galla. 

60. Primer triunvirato entre Pompeyo, César y Craso. Me-» 
telo se opoi»e á la ley agraria que Pompeyo quiere establecer. 

p9, Cé$ar pone eu ejecución la ley agraria, y encarcela á Gai* 
tpD porque se opuso. £1 seoado da á César el gobierno de la 
liiriay de laOaJia Cisalpina por tres anos, y el déla Gaiía 
Transalpina por cinco. César se casa con Calpurnia, hija de Pia- 
sen , y da la suya por muger de Pompeyo. 

^», Cladío irÜMiuo del puseblo hace desterrar á Cicerón. Cé- 
Mr hace la guerra de las Gaitas , y rechaza á los Helvecios y 



373 BISTOnfA D» BSPAITA. 

Alemanes. Gabinio , gobernador de Siria reedifica )a ciudad de 
Ascalon en Palestina. Julio César somete las Gaitas y la España. 

57. Giodio subyuga á los Belgas y Nervienses. Cicerón vuelve 
de su destierro. 

56. Muere Ptolomeo rey de Chipre Ptolomeo rey de Egipto 
ae retira á Efeso. Cayo Catón tribuno del pueblo, se opone al 
restablecimiento de Ptolomeo rey de Egipto. 

55. Clodiopasa á la Gran Bretaña, á laque reduce bajo el 
poder de Roma. Catón es despojado de la prefectura por los 
cónsules. 

56. César subyuga la Gran Bretaña y el pais de Treyes. Got- 
ta y Titurio, tenientes de César^ son cortados por el ejército 
de los Galos y hechos trozos , y luego los Galos llegan al cam- 
po de Quinto Cicerón. César acude á su socorro , mala por- 
ción de Galos y pone á los demás en fuga. Gabinio se justifica 
del crimen de lesa majestad ; y acusado de concusión, oo pue- 
de evitar la condena del senado aunque defendido por Cicerón. 

. 55, Craso combate á los Partos y perece en la lucha. César 
derrota á Yercingentorix, y se apodera de las ciudades de k\e- 
xia y de Gergovia. 

52. César se fortifica en las Gallas. 

51. Los Galos se insurreccionan contra César. Poropeyo es 
elegido cónsul. Mllon es condenado á destierro por haber 
muerto á Clodío, lo que aconteció antes de ser nombradocón- 
sul Pompeyo. £1 senado envia á Cicerón á Sicilia en calidad de 
procónsul. Muerte de Ptolomeo Auletesrey de Egipto quien da 
su reino al mayor de sus hijos Ptolomeo Denis , y á la mayor 
de sus hijas la famosa Cleopatra. 

50. £1 senado manda á César y á Pompeyo enviar cada uno 
una legión para hacer la guerra á los Partos. César enviados 
que Marcelo entrega á Pompeyo. 

49. Empieza la guerra civil entre César y Pompeyo. César 
pasa á España , en la que da la batalla de Lérida , de laque 
ambos ejércitos se atribuyeron la victoria , y por ultimo der- 
rota enteramente el ejército de su rival. César á su regresóse 
apodera de Marsella. Entra en Roma, donde ejerce por once 
dias la dictadura. 

US. César en la batalla de Farsalia en Macedón ia vence ente- 
4*amente á Pompeyo. Este último se refugia en Egipto , donde 



TABLAS GRONDUkllCAS. ¿73 

és cdbardemeDte asesinado por ór«len de Ptolomeo su rey. En 
el mes de octubre de este año empies^a la era de AnUoco. 

47. César combate en Egipto. Pone sitio á Alejandría. Incen- 
díase la hermosa biblioteca de Ptolpmeo. Gleopatra obtiene del 
vencedor el reino de Egipto. 

A6. César pasa á África, donde combate á Catón y Scípion, 
que se dan la muerte, indignados por la pérdida de la libertad 
romana.^ 

45. César reforma el calendario. Da el nombre al mes de ju- 
lio. £1 primer año Juliano data desde el primero de enero de 
este año. César vence enteramente en España á los hijos de 
Pompeyov y la pacifica, toma á Ategua, j gana la batalla de 
Munda. Regresa á Roma y le hacen diictador por toda la vida. 

46. Es asesinado en el senado mismo por Bruto , Casio y 
otros conjurados. Marco Antonio reuoe el senado, ¡qv^ien anu- 
la la dictadura y persigue á los asesinos que huyen,. áe Roma. 
Octavio, sobrino de César, viene para recoger la herencia de su 
tic. 

45. Octavio es cónsul. Segundo triumvirato entre Marco An- 
tonio , Lépido y Octavio* Los triumviros proscriben á sus ene- 
migos y Cicerón es degollado* Fundación, de L¡pn por el cón- 
sul Muncío Planeo. 

42. Octavio y Antonio dan una batalla cerca la ciudad de F¡- 
lipos á Bruto y Casio , estos últimos son derrotados y se sui- 
cidan* 

41. Antonio , vuelve á Asia y Octavio á Italia. Grande ham- 
bre en Roma. Sexto Pompejo uno de los hijos del gran Pom- 
peyo se hace dueño del mar. Lucio Antonio se apodera de Ro- 
ma , de donde es echado por Octavio y se retira á Pe rusa. 

40. Los Partos se apoderan de la Siria, y cortan las orejas á 
Hircano gran sacerdote de los Judíos. Herodes, llegado á Ro- 
ma, obtiene del senado el reino deJudea. 

S9. Ventidio derrota á los Partos,. y les vuelve á tomar la Pa- 
lestina y la Siria. 

3S. Empieza la era de España> Octavio repudia á Scribona 
su moger y se casa con Livia que estaba en cinta. Menas deja el 
partido de Pompeyoy se pasa al de Octavio, quien le hace caba- 
llero romano. 

57. Sexto Pompeyo hecho dueño del mar , comete muchas 

TOMO X. 18 



374 mttOtlTA I» Eft^AÑA. 

Yioleocias en las costas de Italia , y frene la loca tankiád de tí- 
talarse hijo de Neptuno. Totti^ de Jerusalen por Gayo Socio y 
porHerodes. Aotígono'es prrs'tOtitero y puesta en cfruz. 

56. Bisensioives eútre loa triuifhvfrvs. 

35. £1 hijo de Pompeyo se rinde á Antonio , qoiet) leliace 
matar. Herod^rs da el c^rgo de gran sacerdote i Aiistóbulo, 
liermano de Mariamna, pero vrebdo que era grato a) paeblo 
le hace ahqgar en el baño. 

54. Antonio habiendo convidado á AVlavaste ^éy tic Aréae- 
Día , hijo y sucesor de Tfgraíies i Vtt^íH« á 'ver , le htóice arres- 
tar conloa la buena fe , y le hace cfoftrdücír tú t riun^o á Alejan- 
dría donde ts encarcelado y mvet'tb fuego. AMomo'^í^podera 
de la Armenia , y r esparte sftis esítados én'tfe ^os fifi^ós de Gleo- 
p3lrsL réíná dé Égfptó. 

¿3. AgHpa da magníficos 'jué^k'áfósÍtoiírat)os/lia^ abrir 
en las Gallas atichos c¿rtíi?nos , se rédirce el i^eíñó de Boecoá 
provincias. 

33. Octavio hace declarar por el Senado la guerra á Antonio 
yCleopatra , quién se "retira S Eíeso. 

30. C^ebfé 'bátafía dfe Accíó , len Ih que Mbrco Á*tonio y 
tÜeopatra son vencidos por OcfaVlo y'tíoyeh'á'Egipto.Dcsde 
esta época empiezan los años Acciacos. Octavió sigue á f^o ene- 
migo á Egipto, sé apodera de las ciudades de Pelusa y Alejan- 
dría, Antonio y Cleo'paftra se dan ía tnucfrte. 

29. Octavio vuelve del Oriente á Italia, y entra tres veces 
triunfante eíi Roma. 

^8^ ÍEleroclés hace tnatar á sn esposa Mariatnna y á sn suegra 
Alejandra. Moerte de TereOcioVai^í-On, el tos 'sabio fie los fift- 
manos, en la eáad de noventa áños. 

!2t. Octavio obtiene del Se'nado él títoló de Ciés&r Au- 
gusto. 

26. Desde este año ett)píe2a ta época tte Ws Atigttilttís tom- 
nos. ContedéVaclon contra To^Kotaatíbs de los Cántabros, <ja- 
liegos y Asturianos. 

25. Xá Gálidía e& i^érduciád á provincia tótna na. Augusto ba- 
ce 'la guerra éKi fes'p^ña á lo$ táfntlabtbs y Asturianos. Corae- 
lio fca1b, góbfeVtta'dór de'Egíjítb, cotid^ádb pomos tírítóewsi 
es desterrado y se dá la muerta. Va r ron vence á los Safeotí- 
nos. ^grip^ háceiconstrúii''e1 pórtico'de Neptano , donde hi- 



TABLAS CR0N01.ÓG1GÍILS. 975 

ce colgar á fos Ái^gohaiitas :'h«c« igualroente edificar «I Pan- 
teón. Grande hambre en Patestina. 

24. IiO^ Cántabros y A&tur'mnos son derrotados por Ignoto 
Emilio. Herodes hace reedificar á Sámarra, jU llattia Sebasle, 
en honor de Augusto; desde entonces empieza la eraiieeslli 
cladad. Há«ese flégar á eslé afio la deCf «mídla reáucula eoton. 
ees á provincia romana. i*, t 

2$. Augusta, pelígrdsatneñte«nferimo,'e6)cavado?pDr:AD^o- 
nioMusa. Muerte de Marcelo. Agripa |»asá'á'6Í9t¡q. ElSesnacki 
tfa la acrtoridad de trtbufM-y jprocóásnl áíAagúatn. 

^. Murena y otros iltuclios eonkpiran^cfontra AugoaAó,'q«ícA 
descttbt^ el 'cQfnplo^ y'l^ haoe matar. Lob Cáotaíbrosiy AMok 
torísinos visélvén d^'^ableiwtise'if ^^urnroleiifiíiijct&^CayO'i^rcí^ 
m gobérhadtM»' dé ^f^tú-^ lices brm >6dpeaKcíbnA Etiopia K 
obffgaá^'Fatéma€aiKlae<» á'pe^irti^paz. . .:*... ! i 

21. Augusto da su hija Julia en matrimonio á Marco Agmpa 
á qií^o há\M ll^ho ^oMnaador áe ftonial >£iríge áfiinaiQVsa len 
colonia. .o ■ - . •.;(.'' ' ' ' . 

20. A'ttg^^tO''P&sii-'é1'A)sÍ4íih, y aoiticrte á ios Cicibf^Diíefi. Fraates, 
rey delbs Parlón» rettiiVeá los^R^yitiakios'lasrd^aitiñiftteihfS bat 
bian tomado &ti48í^lMílalta ooirtra Orasb: i^o&iiiaiiDis tsaviao .oto}' 
bajadores á Augusto cuando estaba: eh'SainoB.^Mieil»ienl0fd<r 
Hayo Gé^r htjiéitfe á;gf^ y>d«i.tf|¡a.^£^oMniidnÍQ.ck!.lA YnV^n 
^dia^ ^«kíiieiarbrer... '•' •'-'^ ''.::'í. .-ol <: r:-;; •- 

19. Se consagran eo Roairi aitd#eiiá^la;iFortliná>i jEjAUsa.4a| 
n^0sé dls' AugtiiltoL AJgt4pa?>a(ikiisie)á b]S'pButiltiibtx)A y nehusa 
los honores del triunfo. Da el-wasobr^ éé':Allí9tt&ftlt^áU<;ifld«í4 
(le Virgo/ fi^pta^oanga ée iHbvnief por «anco a^9. yjirgilio 
muere en Brindis y se transportan sus huesos :á.9iáp0le$... .,^ 

U.-H0ri>d«s m lA mk> «dsoünobliáwonde Isu reiottcto '«empieza 
á reedificar el temfrio'Ue ieiMiariléii. .. , j 

ti ¿«igllfiloiAMda'lbs^ue^osisébiftlapesfiaim o^ktoar^e cfida 
eiea,aiBdB. <¡ov e«U omión tioMMtóifOckmliHXRBnin jp^^eipii Mt^v9 
^«nérgítl^y44l$gáacfá«•8(áoilIlielVla1|lt^ üuoío\CG^ar .henQtAtfQr4^ 
CAj^iK ;.'» . ' ^r: í.." V • V ,' «. f . -w»; \- r-- . • «• . , 

-16. i^grifiatYa'láSiríav-'' . ::--•.(.'/ r.,»:.- -• . 

tfi.' EtHé^síéda^dé lá^dftRaá >8e4iTa^ia^<Mnó éi vde la»i>&r«i 
provincias romaM(íS;4>f«dkl y a43«l*fp«reiibéii Mm Rhocios. 

14. Incendio del templo de Yesta en Roma. 



376 HlSTOaiA DE ESPAIÍA. 

13. Aagttsto es elegido gran pontíflce en lugar de Lapido. 

12. Aagosto adopta á Tiberio , á quien da su hija en matri- 
monio. Los Lioneses levantan un templo en honor de Roma 
y de Augusto en la confluencia del Roña y el Saona. Muerte de 
Agripa. 

10. Hallándose Roma en pas con todas las naciones , se cier- 
ra el templo de Jano. 

9. Druso hace la guerra á los Gates y Gherusoos , y muere 
antes de repasar el Rin. 

8. Augusto reforma el calendario, manda que se dejen trans- 
carrir doce anos sin añadir el dia bisexto al mes de febrero ; da 
su nombre al sexto mes del acío romano , de lo que proviene el 
llamarse agosto. Muerte de Mecenas. Augusto pasa á las Ga- 
llas. En esta época tenia Roma ciocoenta millas de circuito, 
4,163.000 habitantes y 463iN)0 hombres en estado de tomar 
armas. 

7. Tiberio pasa el Rin y somete é los Germanos que se ha- 
bían sublevado contra el Imperio Romano. 

6. £1 arcángel Gabriel anuncia á Zacar^s marido de Elisa- 
bet , el nacimiento de San Joan. Matíaii es gran sacerdote de 
los Judíos. Se cree que la Virgen María casó con San José ha- 
cia fines de noviembre de este ano. 

&. Señálase á Gayo César para ser cónsul dentro cinco años. 
El gran consejo de los Judíos condena á muerte á Alejan- 
dro y Aristóbulo , hijos de Herodea. 

4. Gayo marcha para restablecer el orden en las provincias 
orientales del Imperio Romano. 

8. LaJVírgen y San José vuelven á Nazareth después de la 
muerte de Heredes. 

3. Augusto pidcjel consulado. Hace construir un canal. Des- 
tierra á su hija Julia convencida de adulterio. 

1. Jesucristo nace en Betlehem, Judea. Los cronologistas 
no han fijado incontestablemente el año del mundo de este 
nacimiento. Calvisio^lm pone en el 3947, Cornelio ó Lapide 
en 3951 , Sixto de Siena en 3962, Petan en 3983 , Capel a/SÑd^ 
Userio y muchos otros en 4004 , Baronüo y Pere^^ «o. 4013, 
Juliam y Turmel .en 4052 , y Genebrard en .4089. £n eajta época 
empieza la era Grístiana y la historia moderna. 



TABLAS CBONdLÓGIGAS. 277 



HISTORIA MODERNA DESDE LA ERA CRISTIANA. 



Slfflo primero. 

1. La era comuD ó cristiana empieza en I*, enero del año 754 
de la fundación de Roma. 

2. Cayo CésSir hace la paz con los Partos y coloca á Ariobar- 
zanes por Rey de Armenia. 

3. Tiberio después de una ausencia de siete años regresa de 
la isla de Rodas á Roma. Lucio César muere en Marsella. 

4. Cinna , nieto de Pompeyo conspira contra Augusto, quien 
ie perdona y designa por cónsul. Cayo César muere en Licia. 

3. Augusto concede pensiones á los soldados pretorianos 
<|Qe tengan diez y seis años de servicio. Establece una caja mi- 
litar en su favor. Agripa nieto de Augusto recibe el traje viril. 

6. £1 Senado destierra á Arquelao , rey de Judea , y reduce 
sos estados á provincia romana. Joazar es despojado del cargo 
legran sacerdote. 

7- Germánico va á combatir á la Panonia. 

8. Jesucristo de doce años de edad disputa en el templo con 
los doctores. 

d* Augusto hace decretar penas pecuniarias contra los celi- 
l^tarios , y favorece los matrimonios. Sumisión de la Dalma- 
^* Arminio general de los Germanos derrota á Varo y des- 
pués se da la muerte. Victorias de Germánico en Alemania. 

10. Tiberio dedica en Roma un templo á la concordia. 

11- Tiberio y Germánico procónsules asuelan la Germánica, 
augusto asocia á Tiberio al Imperio. 

13- Tiberio vuelve á Roma y recibe los honores del triunfo 
l^i* la conquista de la Panonia j de la Dalmacia. Ley para re- 
Pyimir el lujo. Nacimiento de Cayo Calígnla , hijo de Germa- 
iiico. Augusto envia á Silano á Siria. 

13. Este Príncipe aceptó por la quinta vez el gobierno de la 
^^Püblica por diez años, y hace continuar á Tiberio en la au- 



978 . mtVOBbk 9% MPAtA* 

toridad de triboDo. Augusto impone la yeinteoa al pueblo ro- 
mano , de lo que se ofende. 

14. Augusto muere e» I^ole crodad de la Campania, el 19 de 
agosto de edad de setenta y seis años , y había reinado cuaren- 
ta y cuatro , después de )a batalla de Accio. Las legiones ro- 
manas que estaban en Germania y en la Panonia se rebelan. 
Federico empieza su reinado. Annio Rufo es nombrado go- 
bernador de Judea. 

15. Germánico hace la guerra en la Germánica. 

16. Germánico somete á los Germanos y particularmente á 
los Cheruscos, los Cattes y los Angrivarianos. Tiberio prohibe 
el u^ de Testídos de seda y vajillas de oro. Echa <ie Roma á to- 
dos los matemáticos y astrólogos. 

17. La Capadocia es reducida á provincia romana después 
de la muerte de su rey Arquelao. Un terremoto derriba doce 
poblaciones eu Asia. £1 poeta Ovidio muere en Panonia vol- 
viendo del destierro. 

18.. Germánico visita las ciudades de Grecia y pasa luego al 
Oriente^ Pisón llega á Siria. 

ld% Germánico visita al Egipto y regresa á Siria, donde mue- 
re; se sospecha haberle envenenado PJson. Caifas es nombrado 
gran sacerdote de los Judíos por Valerio Graco* 

20. £1 cuerpo de Germánico es conducido á Roma. Pisón 
acusado de haberle. envenenado es condenado á muerte. 

21. Los GaalaS'Se sublevan y son sometidos, Floro y Sacrovir 
sus gefes se dan la muerte. 

32. Livia madre de Tiberio cae enferma. Tiberio vuelve á 
Roma. 

28. Sejañ , favorito de Tiberio , pensando lograr el imperio 
envenena á Drtiso h^ del Emperador. 

24. Lób Romanos terminan la guerra en África coa la muer- 
te de XacÉaríno (» ps6e de los rebeldes. 

25. El historiador Cremecio Cordus comparece al Senado 
pdr haber llamado a Casio el üUimo romano^ y haber alabado 
á Bruto; por lo que es condenado á muerte. £n este tiempo 
mfurió San José esposo de la Virgen María. 

26. £1 cónsul Sabino derrota á los Tractos. Agripína mager 
de Germánico es persegoida por Tiberio , quien se dirige á 
Campama y v¡o vuelve mas á Roma. 



37. £i anfitieaUa de.Fi4«í<^ i CPii^trui.clQ, «ík ou^yo y se des- 
ploma j magulla cinccieQt9 iypii| espectadores^ Pilatos e;i nom- 
brado goberoador (k) J^de». ](qcei^dia 4e ^^m?^. 

2& Juan Bautista se retira ^\ desierto y predica Ul p^^iteo- 
ckLos Friaonea &e rebelan y derrotan á Ip^E^om^QOA. A^ci- 
pina, hija de Germánico y después madre de Nerón , s^aqaaa 
eco Cn. Domicio Ñero. 

30. Pfimeír aoo d<^' \^ predícacioi^ de JesiM^risto. Es bautiza- 
do por Juan Bauü&|a en el desierto. Llaixia ík sus dQ<^^ discípu- 
los al apostolado, y celebra la prioiera Pa,scUia. Juan Q^i^tij^U es 
eoqarcelac|p. Livia ok^iJrQ de Tiberio ipuere á la eda^d de ocbtu^- 
ta y seis aoK^s. 

31. $^no aspira jpl Imperio. El senado. le condeu9 á muer- 
te por acusación de Tiberio. Degollación de San Ji\an Bautista* 
ScguB^diO apo 4e kp predicaciopi de Jesucristo. 

32. Tercer ano de la predicación de Je^uc^Lsto. 

33. Uft \ie;|f masque se cree ser el 3 de abril ^ ^\ ^ de la luna, 
lesus es crucificado á la edad de treinta y dos año9 y tres me- 
se$. Primera persecución de los Judío^t,. San Estévan muere á 
manos de qsú^s» Tiberio, reqbe del ^eq^do m^dhos título;s^ li- 
«ojiy^rQ^ Q^rlifi^o. es eqvíado á deatierro. Tiberio casa las dos 
bijas. ^ G($r^4nico, sus nietas. Condena á muerte muQbi^a 
persoqf^^ d^ i;fi)id^4* Drusq bijo de Germánico y Agripina , si^ 
madre, se dejan morir de inanición, no pudiendo siiportar el 
bárbara tr^tp q\kp Tib^fta lea hace sufrir. 

34. Segunda persecución de los Judíos. Saúl, ó Sap Pajilo , 
^ coi^vM^rtQ Qerca de Paao^sí^o. 

35. Airtab^pp es ^b|ado del tronp de lo^ Parto^. Tiberio 4a 
U}&ostadci$ á Tirid^^tea. Filipp (líja de Herodes muere desp44es 
d4i haber reinado tceiptay oqbo ano^. 

36. Csjifás es depuesto por el gobernador de Siria. Tiridaten 
es deitpojado por ArtabfiQO. 

37. Tiberio cae enfernc^o. Trafilo , yatrólogo , le predice que 
^Uiráauo (|iea años , p^ro muere pocp tiempo después. Cayo 
por sobrenombre Calígula , le sucede á la edad de veinte j ocl^p 
aoos. Calígula hace matar á Tiberio^ hyo de Druso y nieto del 
^nperador Tiberio. Si^o Mateo escribe el Evangelio. 

3fli. £1 emperador Calígula ejecuta ipuchas crueldades. 
40. Pílalos , desterrado por Calígula , se da h muerte. £1 



380 HISTOBIJl db bspaIIa. 

nombre de cristianos se da por primera veza los discípulos de 
Jesuseo Antioquía. Imperio de Claudio Y. 
41. San Pedro establece su silla en Roma. 

43. £1 emperador Claudio Pasa á la Gran Bretaña, la que 
somete. Hace construir un puerto magnífico en la embocadura 

del Tíber. 

44. Sao Marcos escribe el Evaugelio. 

47. Una isla desconocida hasta entonces se levanta en el 
mar Egeo el mes de enero, después de un terremoto. Claudio 
hace celebrar los juegos seculares. 

' 48. Hace conceder el derecho de ciudadano romano á los 
Lionesesy á los de la ciudad de Autun. Habiendo sabido que 
Mesalina su muger, se había casado con Cayo Silio , la manda 
matar con su adúltero. 

49. Claudio echa de Roma á todos los Judíos. Se casa con 
Agripina hija de Germánico y madre de l^eron. 

50. San Pablo habla en el aeropago y convierte á San Dioni- 
sio que era su juez. 

51. Nerón recibe el ropaje viril. Los Partos se apoderan de 
la Armenia. El Senado echa á los astrólogos de Italia. 

52. Se concede á Palas , privado de Claudio los honores de- 
bidos á los pretores y ciento cincuenta mil seitercios. Claudio 
da el espectáculo de un combate naval entre el lago Tucinoy 
el rio Liris. 

53. Nerón , de edad de diez y seis años, se casa con Octavia 
hija de Claudio. 

54. Muerte del emperador Claudio de edad de sesenta y cua- 
tro años. Domiciano Nerón le sucede á la edad de diez y siete 
años. Agripina su madre hace envenenar á Julio Silano pro- 
cónsul de Asia y obliga á Narciso á darse la muerte. Los Partos 
se apoderan de la Armenia y la abandonan. San Pablo envia á 
Timoteo y Erasto á Macedonia. Demetrio , platero , excita uoa 
revolución en Efeso contra San Pablo. 

55. Corbulon combate á los Partos y fuerza á Yologese sa 
rey, á pedir la paz. Británico es envenenado por orden de Ne- 
rón , á solicitud de Agripina su madre. 

56. Nerón se entrega ó toda especie de escesos. San Pedro 
envia á España á sembrar la fe de Cristo , los siete discípulos 
de Santiago ya consagrados obispos , San Torquato , San Etesi- 



foD , San Segundo , San Indalecio , San ()edlio y San Hesiquio , 
7 San Eafrasio. 

57. San Pablo escribe sn segunda epístola á Timoteo después 
de haber comparecido ante Nerón. 

58. Los Partos hacen ia guerra á los Romanos , quienes se 
oponen á la conquista de Armenia. Corbulon restablece la dis' 
cíplina militar. Ñeron, enamorado dePopea, da el gobierno de 
la Litnania á Otón , su marido. 

59. Nerón hace matar á su madre Agripina, y el Senado tie- 
ne la cobardía de aplaudir este delito. 

60. Corbulon se apodera de la ciudad de Tígronocerte , y so- 
mete á la Armenia , de la que hace gobernador á Tigranes. 

61. Los Romanos son derrotados en la Gran-Bretaña ; pero 
Paulino Sueton , gobernador de esta isla , gana en seguida una 
victoria contra ochenta mil bretones. Nerón hace construir 
no magnífico edificio para los juegos públicos. Envía á la Es- 
paña tarraconense á Servio Sulpicio Galba. 

62. Nerón repudia á su muger Octavia para casarse con Po- 
pea , á la que hace matar poco después. Se apodera de los bie- 
nes de su privado Palas , quien muere por orden suya. Perseo, 
poeta satírico , muere á la edad de 82 años. 

63. Nerón da el gobierno de la Siria á Cintío y el mando del 
ejército á Corbulon , quien declara la guerra á los Partos. Ti- 
rídates es derrotado y conducido al campo romano , donde se 
quita su corona y la pone á los pies de la estatua de Nerón. 

64. Nerón hace pegar fuego á Roma , para procurarse el es- 
pectáculo de un vasto incendio. Primera persecución de los 
cristianos acusados de este atentado. La ciudad de Lyou es 
consumida por un incendio. 

65. Nerón descubre una conspiración de Calp. Pisón , fa- 
moso ebrio , y le hace matar con sus cómplices , supuestos ó 
verdaderos , entre los que se cuentan el poeta Lucano y el fi- 
lósofo Séneca. 

66. Nerón hace matar á Sorano y Iraseas Petus ; destierra á 
Corbulon y le precisa á matarse. 

67. Tito se hace dueño de Galilea. 

68. Galba se revoluciona en España. Nerón se mata. Yespa- 
uano sitia á Jerusalen. Galba va á Roma y deja en España á 
eluvio Rufo por gobernador. 



29^ 1IIÜMM4. W mféfitA* 

€i9v Oten se apodara: d^V Ipip^f ¡o* Hace ii>aUr á G/»lba su 
predecesor. £1 nnísino es vencido por Vítelio , quiep qaiiare 
traspasado é G«^í.M«4a&. 

70. Yespasiaoo es emperador. Tito su hyo toma á Jerusaka 
d«ip«es de ua siti^ 9emoira()le ; el templo de esta ciudad es 
quemado el día ^ deagQSito , lo que pone fíu ^ la. guerra de los 

71. Tito entra en Roma en triunfo coq Yespasiaso* Simón , 
gefQ de loa Judías , y ochocientas pe^s^^^as disliaguidas de su 
nación , marchan al frente de este triunfo. Se cierra, el^ templo 
de Jan.o , y Vespa«aiio empieza á edificar el^ ten^^lo ó^ ha pa/.. 
Los habitantes, de la Judea son vendidos. Ce&avea Uega á ser la 
metrópoli d^ aquel país. Martiriade Sa» Bar-toilomé apóstol. 

73. V)9Sf>asia<i9 echa de Roma á todos los fílósofós , espep^o 
Miisauio. 

74. La Achia, la Licia, laCilic¡a,la Gomagenes., Samos, 
Rodas y Bigancio , son provincias romanas. 

75. Yespasíaaoi consagra un soberbia lemplciá lapaa, don- 
de coloca los despojos del de Jerusa&en. 

76> NacimíentQ de Adriano, que fu^ después emperador. 

77. Los Partos se sublevan contra Yespasisaot 

78* Rotwa despoblada por la pe&te, 

79« J»oÍQ Agrícola, gobernador de ta GraarBreitana , aon»ete 
á loa pueblo» revoirtieionad<»s. Una ertipcíoiA del Yesuvio en- 
gulle las jCiodades á9 Pompeya y Heroulano, 

SO. Muerte del emperador Yespasíano. Tiito h^oe construir 
un aafitaatro y terma- Un iqc^dio CQO&umerea Roma el paa- 
teon y el templo de Serapio. 

81. Muerte de Tito. Domiciano l.e su<?ede« 

83. Este pnncipe echa de Roma y de- Italia á. los filósofos. 
Hace eolerrar vivas tres vestales: que habían violado su virgi* 
mdad. 

84. Agrícola acaba de someter la Escocia. 

86. Loa juegos ^pttolinps son instituidos por Domiciano y 
se celebran cada cinco años. Nacimiento del emperador Aato* 
niño , llamado el Pío. 

87. Domiciano se hace titular Dios y soberado. 

88. Domiciano marcha contra el rey Decébalo. 

89. Domiciano entra triunfante en Roma, y condena á muer 



te á muchos ciudadanos. Echa á los matemáticos ó astrólogos 
j al resto de los filósofos. Nerva> después emperador, \uelve 
del destierro. £1 famoso hnpostor Apolouio de Tiane, que se 
decía filósofo , viene á Roma y defiende su causa delante del 
Emperador. 

90. £1 rey Agripa el joven , habiendo concedido la Antoní- 
nia á la ciudad de Capitolias, empieza á señalar esta era en sus 
medallas. 

92. Domíciano quiere arrancar una porción de viñas, y en- 
terrar viva á la vestal Cornelia Maximiita. 

93. Segunda 'persecución contra los cristianos^ bajo el em- 
perador Domíciano. San Juan Evangeliza es desterrado de 
Padroos, donde escribió /«I Apocalipsis. Se condena á npuerte á 
todos los que se cree pertenecian á la familia de David. 

94. Muerte del rey Agripa el joven , ultimo de los Herodes. 

95. Domiciano condena á muerte á Flavio Clemente , su co». 
lega en el Consulado. Muchas personas 9on martirizadas por 
causa de la religión cristiana. 

96. PomiciaQo es asesinado á la edad de 45 años , después de 
haber reinado 15 y 6 dias. £1 reino de Cbaldíce en Siria» cesa. 
de tener reyes y queda provincia rpm^tna^ De ahí proviene la 
era de la ciudad de Qhalcis , que se eoc^^otra qn sus medallas. 
Nerva , tercer emperador , sucede á Domiciano. San Juan vi^tl- 
ve de su destierro en Asia j escribe sn evdtngelio,. 

97. Muerte de Apolonio de Tíane. Conspiración de Ci^lpnrr; 
Dio Craso contra P^erva , quien adopta á Ulpío Trajano , goberv^ 
nador de la Germania. Los Chinos habiendo hecho conquistas^ 
f3 Tartaria , hasta el miar Caspio , quieren atacar á loi| Ho« 
laaoos, 

98. N^rva muer^ de edad de 66 años. Trajano le sucede á )a, 
de 46. Es oriundo de Itálica en Andalucía. Prohibe á los cris- 
tianosel reunirse. Cerdoo gobierna la iglesia de Alejandría por 
U años, Sao I^acio^ es nombrado obispo de Antioquía y Sao 
Simón de Jerusalen. 

99. £1 emperador Trajaoo llega á Roma. . 

100. San Juan Evangelista muere en EfesQ á la edad de 92 
aftos. 



3S4 kiSTOAIA DB B8VAÍVA. 



Hlglo «esando* 

102. Decébalo , rey de los Draces , se dá la muerte después 
de haberle vencido Trajano. 

103. Est^emperador hace leyantar la coluna que lleva so 
nombre ; construye bibliotecas ; recibe los embajadores de las 
naciones del India. Plinio el joven da cuenta á Trajano del es- 
tado de los cristianos. Trajano le manda castigar á los que in- 
sistan en sus sentimientos. 

106. Se hace dueño deSeleuco, de Gtesifontey de Babilonia. 
Somete la Armenia , la Iberia , los Sármatas y los Árabes sod 
vencidos. 

107. Tercera persecución de los cristianos. Martirio de Sao 
Simón , obispo de Jeru salen y de San Ignacio. 

112. Trajano marcha contra los Armenios y los Partos; pasa 
á Atenas , á Siria y de alli al Oriente. 

114. Trajano somete á la Armenia y obliga á todos los reyes 
vecinos á reconocer su dominio. 

115. Un terremoto derriba á Antioquía; el emperador, que 
se hallaba alli, baja por una ventana y á duras penas logra 
salvarse. 

116. Incursión de los Judíos de Girinea en Egipto, donde 
todo lo llevan á fuego y sangre. Penetran hasta Chipre , der- 
riban la ciudad de Salamina y d^üellan doscientas cincuenta 
mil personas. Matan los Judíos á doscientos mil Griegos y Ro- 
manos y cometen toda especie de crueldades. Trajano envia á 
Mauricio Turben contra los Judíos. Este general hace perecer 
un gran número de ellos. Máximo es vencido en un combatey 
muere. Lucio recobra á Nisiba , quema Adesa y toma á Seleu- 
cia. Trajano da el reino de los Partos á Parta maspate. Pasa á 
Arabia , ataca la ciudad de Atra , delante de la que es herido y 
se retira. 

117. Los Partos recobran su libertad y despiden á Parta- 
maspate, que les habia sido dado por Rey. Trajano fatigado, 
deja á Adriano en Siria , pasa á la Mesopotamia con su ejérci- 
to, cae enfermo y muere en Selínunto en Gilicia. Esta ciudad 
ha tomado el nombre de Trajanópolis. Elio Adriano le sucede. 



TABLAS GRONOLÓGICAiU tS$ 

Así que fué Emperador firmó la pac con los Partos y lea de- 
vuelve todo lo que Trajano les había ioma4o. 

118. AdríaDO vuelve á Roma y hace quegüar los registros de 
lo que se debía al fisco de dies y seis aSos á aquella parle. 

119. Adiiaoo vá á Mesía á apaciguar lai turbulencias causa- 
das por los Sármaias , y firma pas cou ellos. Eufrates, filósofo 
estoico^ se da la muerte bebiendo un vaso de cicuta. Adriano 
exita una, oneva persecUck>Kk cootna los cristiaDos, 

120. Nicomedia y otras ciudades veciuas se buadeo coa un 
terremoto. £1 Emperador viaja por la (rraa-BretaSa ., donde 
hace construir una muralla de treinta leguas- para separar á 
los Bretones de los Fictos. 

121. Vuelve á las Galias« dpnd? hace edificar en !N.imes. UQ 
soberbio palacio en honprde Plotina, viuda de Traj^po; de 
illipasaá España, permanece todo un jnvierno.ep Tarragona 
; administra justicia. Un esclavo loco pretand^ asesinarle* 

123. Pasa en seguida al Oriente , apacigqa la^ tuii)U)leo^s 
promovidas por los Partos, después de una entrevj/ita con; su 
Rey. ^ 

125. Vuelve á Grecia y se dirige á Atenas, dond^ asista á ios 
misterios de Eleusina. 

U6. A4ría^oo.va é Sicilia y vuelve á Rp(9«' . : / . 

i29. Va al África , donde permanece poc^y vf^sr^mii Roma^ 
Concede privilegios ;á las provincias. 

130. Adriano pasa por Atenas yepdo de >uevjO al .Oriente | 
luieeacabar lasobra^ienapter^adast y:dedica elt^mplo.dt; Júpi- 
ter Olimpio , hace erigir altares en su honor y permite á los 
^egosedifioirle un. templo. Viene á Asia, gaiía la. amistad 
del Rey de Persla; recorre las provincias y. haqe (sastígar se* 
veramente á los gobernadores. que habían preivaricado en sus 

t3i. Adriano publica el edicto perpetuo hecho por el juris^ 
consulto Si^ick Jnlianp. Hace reedificar el templo deJerusa- 
len ) le da el fliombf*e de Etía CapiitoUna y envía allj una colo- 
nia. Los ludios ésoüan sediciones. > . , 

132. Hace erigir en Pelusa un magnifico sepulcro á Pompe* 
yo. Antinoust, lavoríto del Emperador , es arrojado al rio Nilo; 
Adriano llora su muerte y le hace cdocar en el rango de lo$ 
dioses, y hace edificar en Egipto una ciudad, 41a que da el 



it^ «ISTOaiA DE ESPAÑA. 

fiOmbfe de Antíhoé^ IgaalmenU hace ootisinnr ea Romana 
templo ea hoooridtt Veilvs. Pasa del Ej^taá Siria > «Idode se 
tiabiari aubkeraclo ioa Judíos, y regresa á Ron» por Ateaas, 
donde kact eonstrulr grándes edificios. 

464. AdHabo envía 6 Julio S«fTen> pam someter ¿ los Judíos 
qtee se haíbiati revolucionado di$(ntte«o¿ Ma^eíoa eoipie»! 6 es- 
fttrdrsulieregía. 

i36. Los Romanos dan muerte á «^ulovNitoi ochenta mil ja- 
utos «fá t<[Wt09 sus gef^^ ' 

ist» Ad¥iM» adopta á aej(>iild Cómódé Vero v y dá «I título 

138. Habiendo muerto Eh'o Vero eu el míA*de^iieto, Atina- 
ttó adopta á causa de sus continuas etofermedaáé^ á Arrio Ao- 
touiho 4 don condréfon-dé t|ue etke- adoptara á Ai^tíio Vero y 
i^VCá' Aurélib. 'ICtEtUp^^fadot* blk;e tostará Siervjaao^mtt^^^ 
de sú bémiatfá. Mdét^biete §égurdá. Le ^u^é íAiAó^ído / Í1a« 
«UU^iél t¡^ ó Piaídbsó. : ' 

"'im^ SIni Juslioo ha^e '^tipHmetá ápotoglÉ de loscríBiia- 
nos. 

' ÍHi Méét^éé la érÁpeVatriK Fauitkiai'^iit«<iitu> le hace 
erigir altares. -• ' > ^ 

148. Gelébranse<fel^ll[orilá''fAfr 'jtle||M^tí«ill&í«lípoif el año 
900de)afUvtd;Édóod\»iéstai:^udadi ' ' >' 

152. Aotonino escribe á 4ok puetMs iÁ Aaid proitibiyadeles 
pehsegüir«á toS'Ct^istlaooSh 

: ji58; Stfü :PnHcurpo , ob¡i(po de Smvvuu , 'hdoeoh ¡viágei Ro- 
ma pai^a apa«)iguar Isa di^pvtai» «sobre láPanmal . . 

lOlv Mbtffle.deltetíiperadoi* A«ÍODÍQO,fátspUBB:dé-haherrt» 
iMKlo 3SÍ^o§. Afertx) A«#tíi6, ,por sobne «ouilire Abtbo^'aoy de 

40dfios'lto^dády Lodo Ve4^;>m-tfa» j(Nico« ^ ^ 

162. Yologese, rey de los Partos, hace la guerra á 4osfto* 

«68* £1 Bihp0nldérr '>«9d(ia la' ooarla penáeduciofeiicotitni ha 
orletíattMis i iSevémJScilpiídid^^ cuenta porlá ifimlía. • 

164. Santa Felisa es martirisada éb RoBÉJEt«l -^..áé noviem^ 
br^^ y «feteihtj«iM|ueliéiite 'despocaidelilOjde jciüa > 

46¿v L¿» ftomanos ae 'iMiueBilu«Ebi duiOteriToftjy^leucii; 
los Piarlas ^étú la pM {f «edéMf á'4bs'JEi^iiiMioaf la üusbpotimfi 
y laAéidbetii^. '' » • 



TAD'LAS CRONOfLÓGICAB. '!í87 

466. Los dos emperadores entran tHiinftr»lfes len tloMfei y 
reciben el título dfe Pedrés de la Patria. 

467. Mdrtfrío de San Jostifro. 

168. El filósbfo Pí'regHno , apóstata , se t^rt^ojti á Irtí fn^tí 
qae el mismo había 'encendido en los juegos olímpicos. * 

169. Gnerra de los Carcómanos én 'Gei*máwia. Los dos etü- 
petadóres Van ámándarélVíJértíitollotrtíinó. Lncló Vero m€irtif. 
Marco Aifrelío , (joe ijueda "solb emp'eraddr , tegnesa á RblÁ^ 
para hacer la^ «xcíjuiars de su co'íega. ' 

175. Avidio Craso, gobernador de ^rrsr , ehgaKafdb don liik 
faUannticta '^ te muerte dd Eímpcrador,se apodera del go- 
bierno y tres meses después es condenado á muerte. ' '"' 

176. El'émperardof Marco AuH»Ho va áÓriéntie^cíMi su-lliu- 
gerFausiina (la jóveif) y su tójo Cómfodo. La^éttipérati^ix Fttdá- 
tontuere ¿1 pre del monte Tauro. El fempel^adfír al V«IV* 
pasa por Atenas. Hace reconocer á Cómodo fíOh su «ücesor/^i 

178. Tiene por gobernador de la España Irfrráconehíré' Se|>- 
limro Severo, . . . . . í . . . 

n-O. ÍÜ'heresíarca Montano con Prisilars y llfak'íhn'IÍB,!ñi<ge- 
res de mala vida, dan origen á la heregía de?o^*irtbntanrstas. 

180. Muerte del emperador Marco Aufel?o.*(íótnodo sobijo, 
de edad 19 años , le sucede. :•'.••. , . n 

181. Este príncipe, después de baber pacificado todas las 
turbulencias de la G^mania , regresa á Roma , donde entra 
triunfante. Teodosio , natural del Ponto , judío de origen , 

We bajo su reinado ünra íradacéion griegii 'deránliguo4«sta- 

menlo. ... .:. ,..j •'.,,. ■ . \ 

183. Incendio del templo de Serapio en Alejandría. - 

183. ülpio Marcelo acaba la gueiíra que asolaba la ^Bretaña. 
LncHa, muger de FompCyan^'y hermana dííl 'Emperador, en- 
tra en una conspiración contra Cómodo. T.ÉÍ tíonjtrracíon es 
descubierta y son tron denados 'á tmierte todos Tos conjurados. 

48ft. El'capitolfo y las b?bHotecas de Horma son incendiadas 
por fuego del cielo. 1.a Italia es asfcíTada por'la peste. 

'Wl. Incendio en Homa , que consnme el palacio^ tél templo 
de Vesta y Ta mayor parte de la ciudad. 

4^. ÍII Emperador da grandes fespeclílCüíofe en diciembre, 
^eb venenado por Xfeto y Electo , sus chambelanes , y Marta 
«u concubina. 



388 BIS10UA OB BSPAñA* 

193. Pertioax es proclamado emperador por los soldados 
Pretoríaoos , quienes le haceo luego perecer después de dos 
meses de reinado. Didio Juliano llega al imperio y es asesina- 
do á los dos meses. Luis Septimío Severo que mandaba en Fa- 
nón ¡a , Pescennio Níger en Siria , y Glodio Albino en Bretaña, 
usurpan al mismo tiempo el gobierno. Severo licencia á todos 
.los soldados que tuvieron parte en el asesinato dePertinaii 
da á Albino el título de cesar f marcba contra Níger. 

194. Severo queda solo; bace la guerra á Níger , quien buje 
á Antioquía y es muerto cerca del Eufrates. 

195. Guerra de los Judíos y Samaritanos, apaciguada por 
los Romanos. 

. i96. La ciudad de Bizancio se rinde después de un sitio de 
tres anos. Severo quita la libertad á sus habitantes y hace ar- 
rasar todos los edificios considerables. Vuelve á Italia , idea 
perder á Albino , quien se declara contra él. Numeriano, gra- 
mático de Rpma , pasa á las Galias , reúne tropas , derrota á 
Albino, regresa á Roma, y solo pide una módica pensión. 
. 197. Severo va á las Galias ». da una batalla á Albino, quien 
se mata cerca Lyon» Severo marcha contra los Partos. 

198* Severo proclama á su hijo Antonino emperador , y hace 
celebrar juegos magníficos. 

SliPlo tercero» 

,201. Severo hace de nuevo la guerra á los Partos, y toma la 
ciudad Ctesifon su capital. Persecución de los cristianos eo 
África. .. 

302. Antonino casa con Plantilla hija de Plautico. Quinta 
persecución en consecuencia de los edictos del Emperador. 

203. San Irineo es martirizado en Lion. 

204. Juegos célebres eo Roma. Piaucio prefecto del pretorio, 
y muchos de sus partidarios son condenados á muerte por 
haber conspirado contra los emperadores. 

207. Tertuliano hace sus tratados contra Marcio; j Mioucio 
Félix hace su diálogo para los cristianos, intitulado Octavio. 

208. £1 Emperador va á la Gran Bretaña con sus dos hijos. 
210. Termina felizmente la guerra contra los bárbaros de 

Escocia. 



TABLAS CBONOLÓGlGAfl. 3t9 

211. £1 emperador Antonino por sobreooAxbre Caracalla, 
quiere matar á su padre ; este lo sabe y muere de pesar en 
lorck. AutonÍDo Caracalla y Septimio Geta sus hijos le su- 
cedeD. 

212. Caracalla asesina á su hermano Geta en los brazos de 
so madre. £1 sabio jurisconsulto Papíniano es condenado á 
muerte. 

215. Caracalla pasa de Antioquía á Alejandría donde hace 
degollar una porción de sus habitantes. 

216. Sorprende á Artabanes ^ rey de los Partos , y va á Me- 
so potamia. 

217. Es degollado por Marcial Centurión entre Edessa y 
Carros. Opimio Macrilo le sucede á la edad de cincuenta y tres 
años. 

218. Macrino y su hijo Diadumeniano son asesinados por 
asoldados después de haber gobernado un año. Antonio He* 
liogábalo es proclamado emperador por los soldados. 

219. Julio africano pide al Emperador el restablecimiento de 
la ciudad de Emaus en Palestina. 

221. El Emperador adopta á Alejandro Severo y le nombra 
César. 

222. £liogál>alo muere en una sedición militar. Alejandro 
Severo le sucede. Permite á los cristianos el ejercicio de su re- 
ligioQ , y hace poner á Jesucristo en el rango de los dioses. 

225. Alejandro promulga excelentes leyes. Permite á los ma* 
temáticos enseñar en Roma. 

226. Artajerjes mata á Artabano , Rey de los Partos j ulti- 
mo de los Arsácidas. 

228. Los soldados matan á Ulpiano , jurisconsulto, prefecto 
del pretorio, á pesar del emperador Alejandro. Nacimiento de 
San Pablo. 

231. Orígenes compone sus Exaples y Oc tapies. 

232. Los Persas pillan la Mesopotamia. Alejandro marcha 
contra ellos. 

234. Derrota á Artajerjes, regresa á Roma y destierra al pa- 
pa Poncio á Cerdeña. 

235. Alejandro derrota á los Germanos y pasa á las Galias^ 
donde maere con su madre á manos de algunos soldados. Ma- 
ximino Goth , de bajo nacimiento , de una estatura y fuerza 

TOMO X. It) 



990 HISTABIA DE ESPAÑA. 

estraordinaria , le sucede. Sexta persecuctoD contra los cris- 
tianos. 

-' 237. Gordiano padreé hijo son elegidos Emperadores en 
Cartago , los Romanos abrazan su partido. Los dos Gordianos 
son condenados á muerte y ejecutados por Capeliano general 
del emperador Maximino. £t senado elige á Celio Balbinoj 
Pupio Máximo. 

338. Se adelantan con Ira Maximino quien muere en el sitio 
^e Aquilea. Los soldados Pretorianos matan á Balbino y Pupio. 
Goi'diano hijo del joven Gordiano , de cerca trece años es pro- 
clamado emperador. 

240. Sabiniano se rebela en áfrica. El gobernador de Mauri- 
tania pone la tranquilidad en esta provincia. 

241. Sapor , rey de Persia se apodera de la Mesopotamia jr 
amenaza á Antioquía. El emperador Gordiano se casa con la 
hija de Misito, prefecto del pretorio. Aureliano , tribuno mili- 
tar , derrota una partida de franceses que devastaban las Ga- 
lasias. 

242. Gordiano va á Antioquía, toma á Garres, Nisibe j otras 
ciudades. 

243. Misito suegro del Emperador es condenado á muerte 
por Filipo , hijo de un capitán de salteadores árabes , quien le 
sucede. 

244. Gordiano es condenado á muerte por Filipo quien se 
hace reconocer emperador. 

245. Filipo fírma la paz con Sapor. San Dionisio es primer 
obispo de Paris. 

2/i8. Juegos seculares en Boma. El teatro de Pompeyo es re- 
ducido á ceniza. San Cipriano es elegido obispo de Cartago. 

249. Muerte de Filipo el viejo y Filipo el joven su hijo. De- 
cio les sucede. 

250. Promueve la séptima persecución contra los cristianos. 
Pablo primer ermitaño en la Tebaida. 

251. Xíacímiento de San Antonio en Egipto. El Emperador y 
sus hijos perecen persiguiendo á los Godos. Trebnniano Galo, 
general de los ejércitos romanos, es elegido emperador; asocfl 
á su hijo Tolusio al imperio. 

252. Continua la p ersecticion contra los Cristianos. 1.a peste 
asuela á Alejandría. 



TkVUíB CRONOLÓGICAS. 201 

2S3. Galo 7 Volasio se dirigen á Mesia contra Emiliano ck- 
clarado emperador y mueren á manos de sus soldados. Vale- 
riaDo es proclamado emperador en la Panooia , y asocia al im- 
perio á Galieno sa hijo. Emiliano es asesinado por sus solda- 
dos. Son depuestos de su grado los obispos de Astorga y León, 
Basílides y Marcial de Mérida , cuyas sedes ocuparon en su In- 
flar , Félix y Sabino. Martirio en Astorga de Santa Obdulia. 

351 GalieDO se opone á los Francos que asolaban las Ca- 
lías. 

256. San Honesto predica en Navarra el evangelio. 

257. Valeriano promueve la octava persecución contra los 
cristianos. Los Persas toman á Antioquía. 

258. Valeriano restablece Antioquía. Gíríades se erige empe- 
rador. 

259. Muerte de dríades. Valeriano derrotado por Sapor. 

260. Los Scitas hacen correrías por el imperio romano. Los 
Galos elevan á Postumo al imperio. Un cuerpo de Francos, sa- 
quea Tarragona y se embarca para el África. Sapor prende á 
traición á Valeriano; y muere cautivo el 269. Galieno queda 
ÜDÍco emperador. Incendio del templo de Diana en Efeso* 

261. La peste asuela el imperio. 

262. Muerte de Ragilieno, que se habia hecho coronar empe- 
rador en la Panooia, y de Saturnino que le habian coronado en 
Egipto. 

263. Galieno derrota al tirano Postumo , y queda vencido ed 
el sitio de Autun. Odenato, rey de Palmira, se apodera del go- 
bierno del imperio de Oriente y de la Mesopotamia. 

265. £s asociado al imperio romano, asuela la Persia , y en- 
vía á Galieno machos persas. 

267. Asesinato de PostOmo. Victorino , que se le habia aso- 
<^iado, gobierna solo y muere. Odenato rey de Palmira mue- 
re asesinado. So muger Zenobia le sucede. Gleodamasy Ateneo^ 
generales de Galieno, ponen en fuga á los Scitas. Los Godos 
duelan Gizico, el Asia y la Acaya. Vencidos por Ateneo entran 
<iD Epiro , la Acarnania y la Beocia. 

268. Tétrico toma el título de emperador en Burdeos y go- 
bierna seis años en las Gallas. Galieno emperador y su herma- 
no Valeriano son asesinados cerca de Milán. Claudio II le su- 
cede, derrota al tirano Aureolo, persigue á los cristianos, y 



S92 HISTOBIA D« E8PAHA. 

ataca á los Godos , y les derrota en un combate sangrieato. 
Revolución de los paisanos Galos. 

270. Clandio 11 muere de la pesie: su hermano Qaiotilio es 
elegido en Roma y se mata. Aurelia no es elegido emperador 
por-el ejército de Diría. Fundación del primer monasterio. 

271. Los Alemanes y Marcomanos asuelan el imperio roma- 
no. San Antonio de edad de veinte y un años llega á ser gefe 
de una multitud de solitarios. Asesinato de Sapor rey de los 
Persas. 

272. Nona persecución. Aurelia no hace la guerra á Zeno- 
bia. 

273. Aureliano sale vencedor, y condena á muerte al filósofo 
Longino. Marcha contra los Palmerianos que se habian re- 
velado. 

274. Llévase en triunfo á Tétrico con Zenobia y edifica un 
templo al sol. Los monederos se rebelan, y Aureliano les castiga 
severamente. Abandona la Dacia de la otra parte del Danubio, 
f^robo derrota á los Francos en las Galias. 

275. Aureliano muere asesinado en enero. Tácito es elegido 
emperador por el senado el 7 de las calendas de octubre. 

276. Tácito muere asesinado después de haber reinado seis 
meses. Su hermano Floriano se da por sucesor suyo en Sicilia 
y no goza del título de emperador sino tres meses. Marco Au- 
relio Probo , oriundo de Panonia, es elegido emperador y cas- 
tiga severamente á los bárbaros. 

277^ Pasa en seguida á las Galias y echa á los bárbaros. Un 
cuerpo de Francos va á devastar las costas de Grecia. 

279. £1 Emperador marcha á Iliria y somete á los Getas. 

280. Próculo , franco de origen, es proclamado emperador 
en Lion y vencido por Probo. Saturnino galo es proclamado 
emperador en Egipto. Probo hace la guerra á los Persas, so- 
mete en Egipto á los Blemmidas, somete las ciudades de Copio 
y Tolemaida, como también los Tracios. 

281. Probo permite á los Galos restablecer los viñedos que 
Domiciano habia hecho arrancar. 

282. Muere en Sirmich á manos de sus soldados. 

283. £1 emperador Caro se apodera de la Mesopotamia y pe- 
rece de un rayo en Gtesifon. 

.284. Carino y Numeriano, sus hijos, son reconocidos empe- 



TABLAS CHOMOLÓGICA8. 398 

radores, y haceo celebrar juegos en Roma. Nuineriano muere 
por las celadas de Ario Aper su suegro. Díocleciano de Dal- 
macía , valido de Anulino , senador , es elegido emperador 
por el ejército de Calcedonia , y mata con su propia mano á 
Aper. Época de Díocleciano llamada también la de los márti- 
res. Embajadores romanos en China. 

285. Carino es asesinado y Maximiano Hércules proclama- 
do cesar. Los Bogodes, ó paisanos de la Galia , son sometidos 
por Maximiano. 

286. Carausio , hombre de baja esfera « «neargado de poner 
eo seguridad los mares de Bretaña y de la Galia , es acusado 
del delito de peculado y condenado á muerte. Este con lodo 
se apodera de la isla británica. Narses rey de Persia declara la 
guerra al imperio de Oriente. Unos pueblos bárbaros devastan 
el África. Los Galos vnelven también- á ponerse en movimien- 
to. Díocleciano es titulado Augusto; Maximiano Hércules gana 
sobre él muchas victorias. Degüello de la legión. tebana maa- 
dada por San Mauricio. 

288. Los Francos piden la paz á Maximiano Hércules» Mat*- 
tirio en Sevilla de las santas vírgenes Justa y Rufina. 

289. Díocleciano va á Ilíria mas allá del Danubio, y después á 
Oriente. 

291. Aqufleo se erige emperador en Egipto. Los Galos culti- 
van los campos incultos de los Nervios y Treviros. 

292. Constancio y Maximiano Calero son proclamados cesa- 
res. Maximiano Hércules va á Egipto, Constancio Cloro á las 
islas británicas, y Maximiano Gatero á Oriente. Díocleciano se 
bace adorar como á Dios. 

293. Carussió es hecho asesinar por Alecto, á quien se había 
asociado y gobierna tres años. Los Francos son echados de la 
Batavia por Constancio Cloro, quien hace matar muchos miles 
7 transporta un sin número á las Galias. 

29á. Constancio Cloro, reedifica la ciudad de Autun , arroi'* 
Bada por los Bagandos , y restablece sus escuelas. 

295. Los Carpianos se entregan á los Romanos , quienes les 
dan tierras en Panonia. 

296. Díocleciano toma sobre Aquilea la ciudad de Alejan- 
dría después de un sitio de ocho meses, hace arrasar las ciuda- 
<les de Busirís y de Capto. 



904 nsToniA di EsrAHA. 

Sl^lo coarto» 

301. Constancio César derrota cerca de Langresá sesenta 
mil Alemanes « Maximiano Galerio derrota á los bárbaros ea 
África. 

303. Galerio César derrota á Narses , rey de los Partos qaiea 
le cede cinco provincias sobre el Tigris. 

303. Décima persecución , la que fué muy cruel. En España 
persegoíalos á los Cristianos el muy cruel Pu blio Daciano. 

305. £1 emperador Diocleeiano y Maximiano Hércules re- 
nuncian el imperio. Constancio Cloro y Maximiano Galerio, 
son proclamados emperadores. Severo y Maximiano son nom- 
brados cesares. Los Francos son vencidos en las Galías por 
Constantino; dos de sus reyes Ascaricoy Ragaso son muertos. 

306. Constancio Cloro muere en York en la Gran Eretana. 
Constantino) su hijo de treinta y dos años de edad , es elegido 
emperador por los soldados el 25 de julio, y Majeocio bijo de 
Maximiano Hércules, por las tropas pretorianas en Roma. Cis- 
ma de los Donatistas. Otra eísnia en Egipto originado por Me- 
lece». 

307. Galerio envía á Severo César contra Majencio ; las tro- 
pas abandonará Severo quien huye á . Ravena y es asesinado. 
Maximiano Hércules quiere recobrar la purpura y conspira 
contra su hijo Majencio, qqien le hace echar de Roma. 

308* Licinio es proclamado emperador. 

309. La perseouicion se renueva en Oriente, 

310. Maximiano Hércules tiende lazos á Constantino su yer- 
no, Fausta muger de este emperador, los descubre y obliga á 
su padrea retirarse á Marsella donde le hacen matar. Saporll 
rey de loa Persas persigue á ios Cristian'os por espacio de cua- 
renta anos , y reina setenta. Su hermano mayor Hormisdases 
eaeluido del trono. 

311. Pedro obispo de Alejandría escomunica á Arrio, y el es 
martirizado. Achilas le sucede y restablece á Arrio. Galerio 
muere de una enfermedad infame. Majencio le hace poner en 
el rango de los dioses. 

312. Alejandro sucede á Achilas. Maximino vuelve á empe- 
zar la persecución. La peste asuela el Oriente. Conversión de 



TABLAS €HONOLÓeiGAft. HdS: 

Goostantiiio. Diaminaye ki perseoucioa , YÍene á Robu y der- 
rota á Majen cío que perece ea el Tíber. 

313. Gooslaotiao pacifica á Roma y parte para U GeriDaoia. 
latrígas de loa donatistas. BiocLecíaDO muere en la ciudad de^ 
SoIoDa en Dalmacia. Maximino le sobrevive algunos meses. 
Celebración del concilio llamado Iliberitano ó de Elvira ; pri- 
mero celebrado en £spaña en el que se solidaron ocbenta y un 
cánones y asistieron á él diez y nueve obispos. 

314. Los Donatistas son condenados por Constantino. Con' 
cilios de Anciro y ISeocesarea* 

315. Muerte de Tálente á quien Licinio habia hecho cesar. 

316. Arrio enseña sus errores al pueblo y es acusado. Naci- 
miento de San Martin en Sebaria , ciudad de la Panonía. 

318. Alejandro e^comunica á Arrio. Ensebio obispo de Nico- 
da abraza el partido de este hereje. 

319r Licinio echa á los cristianos de su palacio y se declardi* 
costra ellds. Constantino envía á Ocio obispo de Córdoba para 
pacificarlas tuvbulencias que Arrio habia es.citado. Crispo Gé* 
sar hijo de Constantino gana una victoria á los Francos. 

320. Constantino quita las penas que sus antecesores habían 
impuesto á los célibes. 

321. Levanta igualmente el destievro á los donatisrtas y prof. 
tege á los sabios. 

^23. Guerra entré Constantino y Ltcíciáo* Constantino rom- 
pe las ley«a de Licinio y gana contra él dos ruidosas victorias 
en AodriaópoHs y Bisancio* Licinio es admitido á la mesa de 
Constantino, y después desterrado á Tesalónica. 

324. Los errores de Arrio se esparcen. 

^5. Primer concilio general tenido en Nicea , Bitinia , el 19 
de Judío. Arrio es escluido de Alejandría- Constantino, man> 
da matar á Licinio que qneria mover nuevos alborotos en Te- 
salónica. Abóle los espectáculos de gladiadores. 

^6. Crispo César es sentenciado en Pola , ciudad del Lstria. 
Coostautino se declara contra los herejes. Muere Alejandro,» 
obispo de Alejandría y le sucede San Ataaasio. Sapor , rey de 
^criia peipsigoe á los Cristianos. Arrio procura en vano volver 
áentrarea Alejandría. Constantino hace matar á Fausta , su 
^^po&a, á causa de la falsa acusación que habia. intentado cout 
^t^a Crispo. 



395 aiSTOBlA BB SSFANA. 

327. Elena madre de Constan tí no, muere en Roma , de 
ochenta años de edad. 

828. San Atanasio interdice á Ischiras qae hacía las veces de 
obispo en la Mareótida : hace una visita á San Antonio y San 
Pacomio. Constantino establece en Bizancio la silla del ím« 
perio. 

329. Los melecianos y ensebienses cargan á San Atanasio de 
falsas acusaciones. 

330. Dedicación de Constantinopla. 

33 1. Los melecianos acusan á San Atanasio de haber muerto 
á Arsenas y de haber roto un cáliz. Constantino da un edicto 
para hacer derribar los templos de los paganos. 

332. Constantino concede socorro á los Sármatas contra los 
Godos; de los que Constantino César mata cerca cien mil. San 
Martin de edad de diez y siete años se alista en la milicia de 
orden del emperador. 

333. San Atanasio para disculparse envía al sacerdote Maca- 
rio á Constantino. Este emperador da una respuesta muy hon- 
rosa á San Atanasio. 

334. Constantino hace reunir á los obispos de Tiro para exa- 
minar la causa de San Atanasio. Los esclavos de los Sármatas 
se rebelan ; son puestos en fuga y se acogen á los estados de 
Constantino. 

335. Constantino celebra el aniversario del trigésimo año de 
su reinado. Dalmacio su sobrino es creado cesar, y se casa con 
Constancia hija del emperador. Concilio de Tiro , justifícacioD 
de San Atanasio. 

336. Concilio de Constantinopla. Constantino destierra á 
San Atanasio y á todos los obispos que sostenían su partido. Se 
deja sorprender por una profesión de fe capciosa de.Arrio: este 
hereje perece con muerte funesta. Constantino hace ediGcar 
en Constantinopla una iglesia á los doce apóstoles , para ser- 
virle de sepulcro. Hace llevar á él diversas reliquias de San Lü* 
cas , San Andrés y San Timoteo. 

337. Constantino muere cerca de Nicomedia el 22 de maya 
Constantino el joven , Constancio y Constante sus hijos, se re- 
parten el imperio : todos los favoritos de Constantino mueren 
en una sedición. 

338. San Atanasio es llamado á Alejandría por Constancio' 



TABLAS GMIVOCÓGICAir. 897 

Este ultimo empreüde una espedicion contra los Pbrsas* Sapor 
su rey, sitia por dos meses á Níaiba pero tiene que retirarse; * ' 

339. Nueyas acusaciones contra San Atanasio. 

340. £1 papa Julio éonTOca un concilio ten Roma para jnagait 
á San Atanasio . Ensebio de Nicomedíá es obispo de CoD&tánti> 
oopla. Constantino el joven hace la guetra á su hermano Coiis<- 
tan te, y muere cerca de Aquilea. Queda la España por muerte 
de Constantino en poder. de Constante , y viene de gobernador 
á ella un tal Albino. 

341. Constante combate áloí Francos. Gran terremoto eiy 
Oriente. Los arríanos deponen á San Atanasio y ponen en su 
lugar á Gregorio obispo de:Cápadocia. 

342. Concilio en Roma, San Atanasio es absnelto. Constante 
pacifica las tarbolenciaa de los Galos: Constancio restablece en 
Alejandría á Gregorio de Capadooia. San Atanasio se retira á 
Roma. Eusebio muere obispo de Constantinopla. Disensiones 
para sucedeiie* Potio, obispo de Anoiria sé declara gefe de. una 
Queva herejía. 

343. Persecución en Persia contra los cristianos. ^ ) 

345. Lo&arriaiios rennen' un huevo concilio en Antioquía. 
CoDstancio continua la guerra con los Persas sin resultados, ti-^ 
daoo es prefecto del pretorio en las Galias. Galo y Juliano hí*> 
jo de Julio Constando, hermano del gran Constantino se háceií 
eclesiásticos. : ' .. 

346. San Atanasio llamado otra vee por Constantino llega á 
Milao. ConstanteyCoostancioconvocanel concilio deSardicaf 
Otro concilio en Colonia , en el que es condenado Eufrates.' ' 

347. Concilio de Sardíca ; San Atanasio es absnelto y conde- 
nados los Arríanos. Estos se reúnen á Filipo en Traoia. Los 
obispos españoles presididos por Osio tienen un ooncitio en 
Córdoba y confirman el de Sardíca. 

348. Deposición de Esteban, obispo de Anlíoqnía, y nombra^' 
n^ieoio en su lugar de Leoncio, hombre de costumbres. cor- 
rompidas. Pablo obispo de Constantinopla y San Atanasio son 
reintegrados por Constancio. 

349. El emperador Constante envía al África á Pablo y á Ma- 
cario para volver á la iglesia á los donatistas ; opónense á ello 
í^lgunos obispos ; muchos revoltosos son muertos y honrados 
^onio verdaderos mártires por los donatistas. 



9Q8 mSVOBU OB E«P4ÍC4. 

t 350. Constancio queda sol€^ emperador > haM^ndo Cojüstan- 
te muerto por orden ^del tirano Majencto^ oepilafi d« su6 
guardias que se hahU hecho proclamar emperador en Autun. 
Conotíío en Jerusalen por San Atafiasfo: k» habita n les 4Íe Ale- 
jandiMa le reciben con graades muestras de amistad. Ur&acio y 
Valente escriben á San Atanasio, j yan á Roma á esousarse eoo 
el papa Julio. Constancio hace la guerra al tirano Majencio, 
y da el título de cesar y el ilombre de Coostancius á Galo su 
primo: á quien encarga el gobierno de Oriente, y le hace casar 
coin Constancia su hermana. Majendo da el gobierno délas 
Galias á Decencio César su hermano. Pablo obispo de Cons- 
tantinopla es echado de la cindad por su gobernador Füipo eo 
TÍrtud de una orden de Constancio. Macedonio elegido en su 
lugar , persigue á Jos católicos. Pablo es abogado en Cucusa. 

351. Batalla de Mursa sobre el Drava en Pauonía, en la que 
Constancio derrota á Majencio. - 

352. Constancio Galo, ejerce machas crueldades eo Orien- 
te, hace matar los Judíos é incendiar muchasdesus pobla- 
ciones. 

• 353. Nueva derrota de Majeocio en el* Deifinado , qnien se 
suicida' en lion. Decencio aii hermano se ahoga en la ciodadde 
Sehs. CoQjStancio pasa.el jurierno eo Arles, donde hace ejecu- 
tar J0s juegos de Circo. Qalo haoe naatdr «n Antioqiiía un gran 
número de personas á instancias de Constancia su muger. 

854t Constancio se dispone é hacer la gue^ra á Gundomade 
yYadomare., reyes de los Germanos , y después h^ce alianza 
con. ellos. Constancia muere en Bítifpi.a ; Galo es meterla en Bi- 
tiníft por orden del Emperador. La emperatriz Eusebia salva 
la vida á Juliano hermano de Galo. IVacimiento de 9- Agustín. 

355.. Silvano, franco de origen , es enviado á las Galias y pro- 
clamado augusto ; y después condenado á muerte en Colonia. 
Concilio de Milán. Muchos obispos se declaran por Sau Ataoa- 
sio, y son desterrados por Constancio. Los Francos destruyen 
Colonia y cerca cuarenta poblaciones situadas sobre el Rio. 
Juliano , hermano de Galo, es instituido cesar y prefecto de 
las Galias por Constancio su primo. Donato> gefe de los dona- 
tistas, es echado de Gartago. Constancio entra triunfante en 
Roma. Llamamiento del papa Liberio. San Ataoasio es perse' 
guido de nuevo. 



356. £1 Emperad^ quiere en vüao obligan áOsio obi^p^ de 
Córdoba á condenar á San AtaDasio. Eusebia tnuger de Con^o 
taocio eoYeoeoB á Helena, mwger de Juliano para hacerla abor- 
tur. Juliano bace la pax con los Francos , y pasa el invierno 
eo Seos* 

357. Juliano es sitiado en la eíudad de Sens durantee) invien- 
Do ; derrota á los Alenianea cerca de Strasburgo, bace prisior 
aero al rey Cudonaro y va á pasar el invierno á París.-El papa 
Liberio intimidacb por los Arríanos condena á£ían Ata-oasio* 
Llévanse á Roma reliquias de San Andrésy San Lucas. 

858. El rey deBersia Sapor II envía embajadores al Empeña? 
dor. Terremoto epiíüdierable e» Maeedonia , en Asia y en^ 
Ponto. Mas de eiento cincuenta poblaaiíooes fueron destruicbsi 
entre ellas la de !NÍQOft>edia. . Juliano derrota á los Francos'ia^ 
llenos, como iaOibielí á Chamabas, y devuelve á este un hijo 
()«e creta haber |[>erdido. 

359. Los Germanofi. precisan á Juliano á pedir la paz« Iiab 
Persas laarchaa «<inira los Komanos y sitian á Amidas. Ctuns» 
tsttcio destro^^ á (oalimigantes^ Nacimiento d«. Graciano. hijo 
de Yalentíaiaoo^ Concilipa de SelcAicía ji de Rimini. . 

360.. Loi soldados pirbclamaD emf^Qnador á.Juliaiio.'Sapon-^ 
i'ey de los Pensaa eáti^a en la IXIesópQlaniia,. toma las ciüdadei 
deSíogara.jr de Beadbde,y prueba ¡Diililmfefite la iaáur dciV'nr 
ta. GoDstanoio pasa el invierno en '-ConataiitiiMipla.lJuVfaiio 
derrota á los Francissies', apellidados Atan rianos, y «ftivibi á 
Coostancio diputados, qnesom mal recibidos. Los' Persaj? se y^tk 
obligados á mantenerse ea la clefensival Sao Marti» edifícacert> 
ca de Potiers el prihier monasterio |de las.Gilr'lias. Maeedonio 
es echado de Coostantinopla , y publica abieríamenle susernoiy 
res; sucédele Eudoxiu obispo dé Antioquía. Juliano bace re- 
presentar ílestas en. Yiena; Helena su mnger muere en esid 
ciudad. Canstancio, babiejido muerto su muger Eusebia, se casa 
<:on Faustioa, con la que tiene una hija que se llaufta Coastant 
^^^y se casa con Graciano. Juliano emprende hacer la guerra 
a Constancio. Constancio termina la guerra con los Persas, 
niarcha contra Juliano, y muere cerca de Tarso el 3 de ooviemi> 
^re. Juliano entra en Conslantiaopla, da el cargo de prefeolo 
^el pretorio á Saluslio: abjura la religión Cristiana y permite 
ía libertad de cultos. 



800 KISTORtA BK MPAVA. 

363. Las ciadades y las naciones disputan á Jaliano. Parle 
para la guerra de Persia , y pasa el invierno en Anlioqafa. Jor- 
ge obispo de Alejandría es muerto por los habitanles de esta 
ciudad; Juliano les reprende con dalzura. Persecución coDtra 
los cristianos. £1 templo de Apolo y Dafne edificado por An- 
tíoco Epífano es consumido por un incendio. Juliano acusa de 
esto á los cristianos. Nicomedia y parte de Nícea son derriba- 
dos por un terremoto. Hermógenes obispo de Cesárea en Ca- 
padocla , muere ; y elígese en su lugar á £usebió cateciimeQo. 
Todos los monges de quienes era gefeSan Basilio se separan de 
su comunión. Muerte de' Jorge obispo de A]e|andría. Vuehe 
San Atañesio y reúne un concilio. Tres ofadspos- de Alejandría 
aun mismo tiempo. Juliano echa á San-Atanásio de su iglesia 
y hace leyes contra los cristianos. Los donátistás son vueltos 
á llamar. Juliano se junta con muchos fílósofbs. 

363. Permite á los Judíos reedificar el templo de Jerusaleo. 
JaUano marcha contra los Persas ; sitia en vano á Giesifon, y 
muere de una flecha el 26 de junio. Los soldados eligen empe- 
radora Joviano; sigue la reli^on cristiana , haoe* la paz coo 
Sapor rey dé Persia^y regresa á su impierio. Joviano se declara 
en favor de los católicos , hace cerrar los templos de Jos ído- 
los y favorece á San Atanasio. Malárico ^ ¡franco ó francés es 
nombraido intendente de Ibs ejércitos de itosGarlíat. 

364¿ Joviano dicta leyes en «favor, de los oristiahoB , y maere 
en Dadastane^ en los cbnfiiies de ia Bitiniafsi 19 de' febrero. £1 
26, e4. ejército elige emperador á Valen(ÍD¡iino, quien asocia al 
imperio á Yalente su hermano, y leabandona el gobierno de 
Oriente. Leyes de los emperadores contra Ics' magos. Los Ma- 
cedonianos y lo&semi^arrlanos tienen un concilio en Larasaca* 

366. Nacimiento de Valentiñiano , hijo del emperador Valen- 
tioíano. Yalente derrota y mata á Procopio que U: habia suble- 
vado contra él. £s bautizado por £udoxto obispo de Constan- 
tinopla. Valentiniano derrota á los Alemaiies. Yalente reitoe 
en Nicocia á los obispos arríanos , hace> cerrar las iglesias de 
los Novacianos, y Marciano sacerdote de esta secta obtiene la 
revocación de esta orden. San Basilio y San Gregorio nacienze* 
no vienen á oponerse al arrianísmo. 

367. £1 emperador Yaientiniano cae enfermo, y declara au- 
gusto á su hijo Graciano. 



TJkBáXñ CBONOLÓOIGAS» 901 

368. Valente vuelve á empezar la guerra contra Ids Godos, 
Yalentiníano derrota á los Alemanes, que le piden. la paz. £1 
rey de Persia hace la guerra á los Romanos y es derrotado por 
Valeote. Los Franco^ y los Sajones devastan las Galias. 

369. Yalente pone en fuga á Atanarico, rey de los Godos , y 
le concede la paz. 

370. Yalentiniano derrota á los Sajones y los Alemanes. 
Muerte de Eudoxio obispo de Constan tínopla. Yalente hace 
embarcar ochenta eclesiásticos en un buque, al cual se pega 
fuego en alta mar. Hambre suma. San Atanasio perseguido. 
Yalente prueba inútilmente corromper á San Basilio; su hijo 
Yalentiniano Galate muere en Cesárea. San Gregorio nacience- 
no es desterrado. 

371. Severo derrota á los Alemanes. Teodosio termina la 
gaerra de Mauritania. San Basilio obispo de Cesárea implora 
el auxilio de los obispos de oriente. San Gregorio nacienceno 
es elegido obispo de Sasima. Yalentiniano hace edificar «n ei 
Capitolio un altar á la victoria. 

372. Hace con buenos resultados la guerra á los Quados. 
Teodosio gobernador de Mesia , somete á los Sármatas. Mavía 
reina de los Sarracenos abraza el cristianismo , y concede la 
paz á los Romanos. 

373. Muerte de San Atanasiopatriarca.de Alejandría. Ochen- 
ta mil Borgoñones perecen en las orillas del Rio. 

374. Yalentiniano hace alianza con Macrieno rey de los Ale- 
manes. 

375. San Martin es consagrado obispo de Tours. Yalente 
persigue á los católicos ; Temistío le templa. Los Borgoñones 
se establecen en las orillas del Rin. Yalentiniano muere de 
apoplejía el 15 de las calendas de diciembre. Graciano le suce- 
de con Yalentiniano el joven su hermano. 

376. Yalente manda á los subditos del imperio romano re- 
cibir á los Godos echados de su pais por los Hunos. Se les se- 
ñala la Tracia por morada , y hacen la guerra á los Romanos. 
Condúcese á Gonstantinopla el cuerpo del emperador Yalenti- 
niano. Graciano con un edicto, prohibe las reuniones de los 
herejes y confisca sus bienes. 

377. Revolución de los Godos; los Romanos envian un ejér- 
cito contra ellos. Yalente parte para Antioquía , y cesa de per- 



302 HnTOIlIA BB B8»49a. 

seguir á los ortodoxos. Cuarenta mil Alemanes penetran en 
ks Calías , y son rechazados cerca de Colmar por un franco 
llamado Mellobaude. 

378. £1 emperador Valente combate á los Godos , y es der- 
rotado y muerto. Los Godos llegan basta las puertas de Gods- 
tantinopla. Graciano somete á los Alemanes. Graciano, llama 
á Teodosía que se habia retirado en España desde la muerte 
de su padre. 

370. Graciano declara emperadora Teodosio , y le concede 
el imperio de Oriente. Teodosio echa á los Godos de la Tracia. 
Los Lombardos derrotan á los Vándalos en la Gertnania. 

380. Teodosio cae enfermo en Tesalónica ; recibe el bautis- 
mo. Graciano hace paz con los Godos. Justina madre de Ya* 
ten tiniano protege á los Arrianos. Teodosio hace su entrada 
en Constantinopla, y quita á los Arríanos sus iglesias. Difün- 
dense en España los errores de Priscilíano. Concilio en Zara- 
goza de doce obispos en que se condena á Priscilíano. 

381. Atanarico, rey de los Godos, echado por sus vasallos, 
viene á encontrar á Teodosio en Con stant inopia donde muere. 
Segundo concilio ecuménico de Gonstantinopla. Se condenan 
en él los errores de Macedonío. Teodosio da á los obispos 
católicos iglesias de los Arríanos. Graciano conña sus tropas á 
Bandon y Argobasto , los dos francos y amigos de los Ro- 
manos. 

382. Teodosio hace inhumar á Valentiniaoo. Los Godos caen 
sobre las tierras del imperio. 

383. Máximo se hace tirano de Bretaña , y asocia á Víctor su 
hijo al gobierno. Reinado de Conan , primer rey de la pequeña 
Bretaña en Galia. Arcadío es declarado augusto en Gonstanti- 
nopla. Máximo ataca á Graciano á quien abandonan sus tropas 
y le asesinan el 25 de agosto. La España se entrega á Máximo. 
El papa Damasio envia á Arsenas á Gonstantinopla, para pre- 
ceptor de Arcadío hijo de Teodosio. 

384. Los Persas renuevan la paz con Teodosio. 

385. Elia Flacilla, esposa de Teodosio, muere en este ano. 
San Gerónimo va á Gerusalen. San Paciano obispo de Barce- 
lona. 

386. Conversión de San Agustín. Los Greutíngíenses son ven- 
cidos y llevados cautivos. Teodosio y Arcadío entran triunfao- 



TABLAS CMIN0LÓi6tCA«. Sdft 

tes en Consta nlíiiot^td el 25 de octubre. Tefodosio se casa con 
Galla Placidia, hija del anciano Yalentiniano. Valentiníano pei*<* 
signe á San Ambrosio. 

387. Arcadío Celebra las quioquintales. La emperatriz Jtisti* 
oa quiere desterrar á San Ambrosio. Máximo hace una írrup^* 
clon en Italia. Teodosio marcha contra Máximo. 

388. Máximo es vencido y muerto cerca de Aquilea el primero 
de agosto. Su bijo Víctor muere en las Calías. Teodosio vuel- 
ve áValentiniano el joven todo lo que habia tomado á Máximo. 
San Ambrosio bautiza á San Agustín en Milán. Genobando 
Marcomiro y Suenon reyes francos , devastan las Galias. Qnin- 
tino les ataca y derrota completamente. 

389. Teodosio hace su entrada en Roma, y destruye el culto 
délos falsos dioses. Los Lombardos nombran por su primer 
rey á Aquilmondo , hijo de Asíon. Preséntase en España un 
jóren obrando cosas estraordioarías , vendiéndose por el pro- 
feta Elias, y aun después por el mismo Jesucristo. £1 obispo 
Rufo llega á adorarle. 

390. Teodosio hace degollar á los habitantes de Tesalómca , 
qne habían muerto á Botérico, prefecto de Ilirta;San Ambrosio 
le hace hacer penitencia. Teodosio y su hijo Honorio llegan á 
Constan tinopla. Eugenio se hace proclamar emperador en 
Occidente. 

39(. Valerio obispo de Hipona hace sacerdote á San Agustín. 

392. El joven Yalentiniano, mortalmente herido por Argo 
basto muere en Víenne en el delfínado. Argobasto levanta tro- 
pas en las Galias , y reúne á ellas un gran numero de Francos. 
Eiígenio favorece á los Paganos. 

393. Honorio es declarado augusto. 

394. Teodosio marcha contra Argobasto y contra Eugenio. 
el Emperador es vencido el 5 de setiembre ; al otro dia gana 
'ína victoria completa. Eugenio es preso y muerto , y Argo- 
basto se suicida. Mucbas poblaciones se arruinan por un ter- 
remoto. 

395. Muerte de Teodosio el día 17 de enero. Arcadioy Ho- 
nonio sus hijos le suceden, el primero en Oriente y el segundo 
<ín Occidente. Arcadio se casa con Eudoxia, francesa, y hace 
tnalar á Rufino. Stilicon hdfce la paz con los Sicambros y los 
Francos. 



%04 HISTOIIA D£ B8PAÑA. 

396. San Agustín es hecho obispo deHipona. Frigftíla, reina 
de losMarcomanos, se hace cristiana. 

397. Eutropio hace declarar á Stilicon enemigo de la repú- 
blica. Arcadio se apodera del África. Muerte de San Ambrosio, 
muerte de San Martin, obispo de Tours. Muerte de Nactario, 
patriarca de Constantinopla; San Crisóstomo le sucede. Uoa 
partida de francos es derrotada por los Romanos; su rey Mar- 
comiro es preso y desterrado á Tosca na , y muere Sunnoo su 
hermano. 

398. Gildon , hijo de un rey moro , hace la guerra á los Ro- 
manos; Massacel su hermano, gana sobre él una victoria grao- 
diosa; Gildon se ahorca, y Stilicon hace arrojar á Massecel á 
un rio. San Juan Crisóstomo hecho obispo de Constantinopla 
el 26 de febrero. £1 Emperador se casa con María hija de Sti- 
licon. 

399. Gainas empeña á Tribigaldo, godo de nación, á devastar 
el Asia. Eutropo envia á Gainas á aquella región. Valentino 
derrota á Tribigaldo. Nacimiento de Pulcheriael 19 de enero. 
Honorio hace demoler los templos de los falsos dioses. En Es- 
pana también son demolidos ; prospera en ella mucho la Reli- 
gión Cristiana. 

Siglo quinto* 

400. Gainas , declarado enemigo de la república , regresa á 
Tracia donde es muerto. Eudoxia es declarada augusta : naci- 
miento de Arcadia. Alarico rey de los Godos entra en Italia, y 
penetra hasta tres leguas de Ravena ; Honorio le cede la Espa- 
ña y una parte de las Galias. Stilicon es derrotado. £1 papa 
Anastasio condena los errores de Orígenes. 

. 401. Nacimiento de Teodosio hijo de Arcadio el 9 de abril. 

402. El joven Teodosio es declarado augusto. Los Tártaros 
derrotan á los Hunos y se hacen dueños de la gran Tartaria. 

403. Alarico rey de los Godos , marcha contra Roma con uo 
«jército numeroso y es derrotado por Stilicon en Poflencia. 

404. San Crisóstomo es desterrado. Muerte de la emperatriz 
Eudoxia. Disputa de San Agustin contra los maniqueos. 

405. Honorio quiere volver á hacer entrar á los donatistasen 



TABLAS CRONOLÓGICAS. )06 

la Iglesia. £1 presbítero Vigilancio pretende diseminar sus er- 
rores por España. 

406. £1 joven Teodosio celebra las quinqaeoíales. Radagaso 
eotra en Italia con doscientos mil Scttas, y es muerto y derro- 
tado por Uldes y Sarus reyes de los Hunos y de los Godos. Los 
Vándalos vencidos por los Franceses se reúnen á Alaíus y ¿ los 
Suevos y áe^fj/m las Gallas. 

407. Pasan á España. Muerte de San Grísóstomo el 14 de no- 
viembre. 

408. Arcadío muere el l^ de mayo; encarga ia tutela de sa 
hijo Teodosio á Jesdegirdo I rey de Persia. Stílicon es conven- 
cido de traición y ejecutado en Ravena. Constantino , hombre 
de baja esfera se apodera de una parte del Imperio , y pone si- 
tio á Arles. Alarlco, rey de los Godos , quiere hacer la paz coa 
Hooorio , quien lo rehusa. Alarico sostenido por los Hunos y 
Godos sitia á Roma. Eucher hijo de SUlicon es condenado á 
moerte. 

409. Constantino envía diputados á Honorio, quien le hon- 
ra con la purpura. Invasión de la España por los Vándalos , 
Hunos y Suevos. Alarico reduce al último estremo á Roma el 
32 de agosto y se hace dueño de la ciudad, la que entrega al 
saqueo. Muere Alarico. Sucédele Ataúlfo su pariente, quien 
casa con Plácida hermana de Honorio. 

410. Establécense los Suevos en Galicia , los Alanos en la Lu- 
úlania, y los Vándalos y Silingos en la Bética. 

411. Teodosio celebra los decimales y Honorio los Ticena- 
ies. Geroncio , general de Honorio hace elegir por emperador 
á UDo llamado Máximo ; estos son derrotados por Constancio. 
Conferencia publica de los católicos en Cartago. Pulcheria her- 
mana de Teodosio se encarga sola de gobernar el Imperio. 

412. Heracliano se apodera del África. Los Godos penetran 
en las Gallas. Celestio discípulo de Pelayo es condenado en 
Cartago. La grande Armenia es repartida entre los Persas y los 
Romanos. 

413. Los Burgiñones se afirman en la Galía. Heracliano se 
dirige á Italia con una armada considerable y es derrotado por 
Marin y muerto por algunos oficiales de Honorio. Pelago ense- 
^ públicamente sus errores. 

414. Pulcheria , hermana de Teodosio obtiene el título de 

TOMO X. 20 



306 HI8T0AIA DE ESPAÑA. 

augusta. El cónsul Coostancio derrota á los Godos cerca de 
Arles 7 les fuerza á retirarse á España. Attala se hace tirano de 
las Gal ¡as. 

415. Es abandonado y llevado al Emperador. Ataúlfo es ase- 
sinado en Barcelona, y le sucede Valia , su cufiado. Muerte de 
Respendial ; sucédele Atació. Los Judíos son echados de Ale- 
jandría. Jesdigardo rey de Persia persigue á los cristianos. 

416. Plácida hija del viejo Teodosio se casa con Constancio. 
Constancio prende á Iredibal rey de los Vándalos y le envía á 
Honorio. Teodosio va de Heraclea á Constantinopla. Los obis- 
pos de África condenan á Pélago. 

417. Gran terremoto. El Papa declara inocente á Pélago. Los 
Vándalos y Silíngos son derrotados por Valia y como también 
]os Alanos ; su rey Atacio muere y se reúnen con lo» Vándalos. 

418. La Aquítania es entregada á los Godos, y sn rey Valia 
pone la corte en Tolosa. Reinado de Faramundo rey de los 
Francos. El papa Zózimo envia diputados á África. 

419. Un terremoto destruye mochas poblaciones de Palesti- 
na. Cisma para la elección de papa ; el Emperador se declara 
por Bonifacio. Los Godos entran en el mediodía de las Galias. 
Muerte de Valia , Teodorico le sucede. 

420. Teodosio asocia á Constancio al Imperio. Los Romanos 
hacen la guerra á los Persas y derrotan á su rey Vararano. La 
China es dividida en dos imperios. 

421. £1 general Constancio es proclamado Emperador el 34 
da febrero. Muere en 20 de setiembre. Teodosio se casa con 
Endoxia. Los Romanos combaten á los Persas. 

422. Los Hunos devastan la Tracia. Paz entre los Romanos 
y los Persas. Gastino es enviado contra los Vándalos y le veo* 
cen. 

423. Plácida echa á Honorio su hermano de Roma , y ella 
pasa á Oriente. Lamíso , es segundo rey de los Lombardos. 
Muerte de Honorio en Roma. Un notario llamado Juan se apo- 
dera del Imperio. Teodosio proclama cesar á Valentiníano , y 
este se casa con la hija de aquel. 

424. Cien mil Persas se ahogan en el Eufrates. 

426. Juan es asesinado cerca deRavena por Valen tlníaDOt 
quien se hace reconocer emperador de Occidente. Apodérase 
Gunderico de Cartagena > pasa con sus Vándalos á Sevilla, aso* 



TABLAK CRONOLÓGICAS. 307 

lando el camino, da esta ciudad al saqueo , y él muere de re- 
pente. 

426. Estadios públicos restablecidos por Teodosío á Cons- 
tantinopla. 

427. Los Romanos recobran la Panonia. 

428. Nestorio de Antioquía es elegido obispo de Constantí- 
ttopla. Aceto invade una parte de las Galias. Muerte de Fara- 
mundo, sucédele Clodion. Gen^erico rey de los Véndalos ven- 
ce á los Suevos en £spaña. Los que quedan nombran por su 
rey á Hermenerico y se establecen en Galicia. 

429. £1 conde Bonifecio se rebela contra Valentiniano , lla- 
ma á los Vándalos de África y ellos rehusan salir. Agrícola es- 
parce en Irlanda los errores de Pélago. Herejía de Nesto- 
rio. 

4S0. Teodosío celebra los juegos de los treinta años. Muerte 
de San Agustín. Los Vándalos sitian la ciudad de Hipona. Los 
Borgoñones se hacen cristianos y derrotan á los Hunos. 

431. Concilio de Efeso contra Nestorio. Es este depuesto , y 
proscrito el pelaganismb. 

432. Bonifacio es general de la caballería y muere. 

433. Una parte de Constan tinopla es incendiada el 13 de 
agosto. Atila y Bleda, gefes de los Hunos, hacen un tratado 
con los Romanos. Los Hunos envían embajadores á la China. 
El papa Sixto acusado de enormes crímenes por el ex-cónsul 
fiassus , es absuelto. 

434. Atila devasta el imperio de Occidente. 

435. Los Romanos firman la paz con Genserico. Paz entre 
Guadicario rey de los Borgiñones j Aecio. Los Hunos ganan 
una victoria completa á los Borguinones. 

436. Teodorico , rey de los Visógodos , hace la guerra á los 
Romanos y pone sitio á Narbona; lo levanta. Nestorio es des- 
terrado á Oasis y después á Pentápolis. 

437. Valentiniano se casa con Eudoxia hija de Teodosío. Gen* 
sérico condena á muerte muchos obispos católicos. Aecio der- 
rota ocho mil godos. Hermenerico rey de los Suevos transmite 
la corona á su hijo Requila. Propónese este hacerse dueño de 
la España. Batalla de Antequera , en la que loa Suevos vencie- 
ron 4 los Romapoa. 

438. Valentiniano y Eudoxia llegan á Revena. Eudoxia reedi- 



308 BlSTOllA DB B8PAÍVA. 

fica las murallas de Jerusalen. Código publicado por el empe- 
rador Teodnsio el joven. 

439 Genserico se hace dueño de Gartago. Teodoríco derro- 
ta y prende á Litorío , general Romano. Muerte de Nestorio. 

440. Genserico se dirige á Gartago para oponerse al conde 
Sebastian. 

441. Teodosio hace la guerra á los Vándalos. £1 territorio 
del Imperio es devastado por los Persas, los Sarracenos, los 
Zannienos , los Isaurianos Hunos : Anatolio y Aspar marchan 
contra ellos , y hacen la paz. Muerte de Hermenerico rey de 
los Suevos ; su hyo Requila se apodera de la Hética , de Sevilla 
y de Cartagena , y acaba c«n los Alanos j Silingos de estas pro- 
vincias. 

442. Yalentiniano hace paz con Genserico. AUla y Bleda de- 
vastan la Tracia y la Ilíría , y se retiran mediante la retribución 
de seis mil libras de oro al año. 

443. Quémanse en Roma los libros de los Maniqueos. 

444. Atila hace matar á su hermano Bleda. Teodosio celebra 
los quinqueniales. 

445. Vito hace la guerra á los habitantes de la Hética y Car- 
tagena, y se ve precisado á retirarse. Clodion se apodera de 
Tournay , Cambray y otras muchas poblaciones. 

446. Constantinopla es asolada por el fuego , la peste, el 
hambre y un terremoto. Los Fictos y Escoceses devastan las is- 
las Británicas. Yalentiniano envia un ejército á España contra 
Requila. £1 ejército de este último, mandado por Avito, derro- 
ta á los Romanos. Requila acaba de asolar la Bética , Celtiberia, 
Oretania , Bastitinia y provincias confinantes. 

447. Atila asuela la Europa. Reedificación de las murallas de 
Constantinopla. Concilio de Astorga. 

448. Entiches es convencido de hereje. Ibas es absuelto y 
condenado dos veces. Muerte de Clodion. Reinado de Mero- 
veo, gefe de la familia de los Merovingianos. Muerte de Reqoi- 
la , rey de los Suevos ; su hijo Requiario le sucede. 

449. Invasión de la Gran Bretaña por los Sajones y los In- 
gleses. 

450. Muerte de Teodosio el 28 de julio. Marciano es empera- 
dor de Oriente. Atila devasta la Alemania. Horrible hambre eo 
Italia. 



TABLAS C10N0LÓG1GA8. 300 

451. Atíla devasta la Francia , y es vencido en Maaríac por 
Aecio, Teodorico y Meroveo. Muerte de Teodoríco rey de los 
Yisogodos; su hijo Turísmuodo le sucede. Cuarto concilio ecu- 
méoíco en Calcedonia en el cual son condenados Entiches y 
Díoscoro. 

452. Revolución de los habitantes de Alejandría. Atila sa- 
quea la ciudad de Milán y hace la paz con los Romanos. Esta- 
blecimiento de Venecia. Turismundo rey de los Yisogodos ase- 
sinado por sus hermanos. Teodorico , uno de ellos, le sucede. 
Maerte de Atila en un festin. Fin del imperio de los Hunos. 

354. Máximo conspira contra Valentiniano , que habia des- 
hoorado á su muger ; este ultimo mata á Aecio. Invasión de la 
Sicilia por los Vándalos. 

455. Dos guardas de Aecio matan á Valentiniano III el 17 de 
marzo. Máximo se apodera del imperio de Occidente, y se ca- 
sa coD Eudoxia , la que atrae á Genserico á Italia. Máximo es 
asesinado y Roma saqueada. Avito es emperador de Occidente. 

456. Muerte de Meroveo ; Childerico su hijo le sucede. Los 
fiurguioones se apoderan de los paises vecinos alSonay alRho- 
oa. Teodorico II , rey de los Godos^ prende á Requiario rey de 
los Suevos en Portugal y le hace matar , con esto da fin el go- 
bierno de los Suevos en España. Recimiro derrota á los Ván- 
dalos. 

457. Muerte de Marciano. León , de origen tracio es elegi- 
do emperador. Hace declarar á Mayoriano emperador de Occi- 
dente. Avito abdica el Imperio y muere. Childerico rey de los 
Francos es destronado y huye á Turingia. Egidio general ro- 
mano le sucede. 

458. Gran terremoto en Antioquía. Un gran número de bre- 
tones se van á establecer en Francia. rVavegacion de los Chinos 
bacía la América. 

459. Madras rey de los Suevos en España mata á su herma - 
ooFrontan. 

460. Muerte de Eudoxia , viuda de Teodosio el joven. 

461. Recimiro hace matar á Majoriano. Severo le sucede. In- 
cendio en Constantinopla el 11 de setiembre. 

462. Siglo pascual establecido por Victorino de Aquitania. 
464. Recimiro derrota y hace matar á Beorger rey de los Ala' 

nos. £1 conde Marcelino echa á los Vándalos de la Sicilia. 



910 H18TORIA D£ ESPAÑA. 

565. Incendio de Gonstantínopla. Recítníro hace envenenar á 
Severo. Interregno en el Occidente. Genserico pasa á Alejan- 
dría. Childerico rej de Francia es vuelto á llamar y casa coa 
Basina. 

466. Teodorico II rey de los Yisogodos es asesinado. Earico 
su hermano le sucede. Nacimiento de Clovis. 

467* Antemio es elegido emperador de Occidente ; da su hi- 
ja á Recimiro y hace celebrar los juegoji lupercales. Roma de- 
solada por la peste.. León hace la paz con Genserico. 

468. León envia á Basilisco contra Genserico , al principio 
sale vencedor, después se deja vencer y convencido de traición 
es desterrado. 

469. £1 Emperador hace matar á Aspar y Ardabure su hijo. 
Los Francos biaiten á los Sajones y toman á los Romanos la ciu- 
dad de Angers. Recimiro hace la guerra á Antemio. 

472. Le hace asesinar y muere. Olí brío emperador de Occi- 
dente reina siete meses. Erupción considerable del Vesubio. 

473. Glicerio el 5 de marzo es emperador de Occidente. Ea- 
rico rey de los Yisogodos hace grandes conquistas en la Galia, 
y es rechazado por Ecdicio hijo del emperador Avito. Parte de 
los Ostrogodos se rinden á Glicerio. 

474. Muerte de León el viejo, emperador de Oriente. León 
el joven es proclamado su sucesor: Zenon su padre es regente 
y después asociado al Imperio. Los Sarracenos invaden la Me- 
sopotamia y los Hunos la Tracia. Muerte del joven Emperador. 
Zenon su padre le sucede, y es depuesto. Julio Nepote obligaá 
Glicerio á abdicar el imperio y se hace proclamar en su lugar. 

475* Zenon huye con Isauria; Basilisco le sucede. Nepote 
echado de Ravena por Orestes , general de sus tropas , se hoye 
á Salona en Dalmacia. Orestes hace proclamar emperadora 
su hijo Rómulo Augusto Mamillo. Los Yisogodos se apoderan 
de la Auvernia y muchas otras provincias de la Galia. 

476. Zenon vuelve á subir al trono, envia á Basilisco su hijo 
y su muger Zeuonida á Capadocia donde mueren de hambre. 
Incendio en Gonstantínopla. Odoacresrey délos Hérulos se ha- 
ce dueño de Roma y de Ravena. Fin del imperio Romano de 
Occidente. Odoacres rehusa el titulo de emperador , abule los 
cónsules de Roma y establece su solio en Ravena. 

477. Muerte de Genserico el 24 de enero ; Hunerico su hijo 



TABLAS CBOJNOLÓGICA8. 311 

le sucede. Odoacres hace matar al conde Brachílas , qaa no )e 
quería reconocer. Eurico r^y de los Visogodos se apodera de 
una porción de ¡a España. Terremoto enCostantínopla.Zenon 
Toelve á llamar á los obispos católicos. 

479. Terremoto en Constaolinopla. 

480. Eurico rey de tos Visogodos &e apodera de toda la Pro- 
venza. Reinado de Glovis en Francia. Placimiento de S. Benito. 

481. Teodorico hijo de Triario rey de los Godos, llega con 
UQ ^ército á las puertas de Constantinopla , y muere de una 
herida en Iliria. 

482. Teodorico por sobrenombre Valamar devasta la Mace- 
(loDia y la Tesalia. Edicto de Zenon para reunir ios católicos y 
los euchienos. 

483. Zenon echa á Juan Talaía de la silla de Alejandría. Pe- 
dro Monge, que la había usurpado , se declara por el concilio 
de Calcedonia ; poco tiempo después muda de opinión, y todos 
sus partidarios le abandonan á^causa de su inconstancia. Se les 
da el nombre de acéfalos , esto es sin gefe; porque bebiendo 
abandonado á su obispo no quisieron reunirse á la Iglesia. Hu- 
nerico rey de los Vándalos persigue á los católicos, 

líU. Leoncio se rebela y toma la calidad de emperador. El 
papa Félix III escomunica á Acacio. Muerte de Eurico rey de 
los Visogodos en España, sucédele Alarico. Muerte de Huneri- 
co rey de los Vándalos y Guntabond hijo de Centón le sucede. 

485. Xenaio, obispo de Hiera polis, es el primero en comba- 
tir el culto de las imágenes. 

&S6. Glovis derrota á Síagriá^Patricio , general romano y le 
hace matar. 

488. Leoncio y el tirano lio son presos y decapitados. Teo- 
dorico rey de los Ostrogodos vence á Odoacres. 

489. Nueva derrota de Odoacres. 

490. Glovis subyuga parte de los Taringios. 

491. Muerte del emperador Zenon. Anastasio es elegido en 
su lugar; se casa con AriaJna viuda de Zenon , y se hace amar 
del pueblo. Teodorico derrota de nuevo á Odoacres. 

492. Longino hermano de Zenon se rebela contra Anastasio. 

493. Glovis casa con Clotilde bija de Childerico. Odoacres 
hace la paz con Teodorico quien le hace matar. 

494. Anastasio persigue á los ortodoxos. Las ciudades de 



312 HISTORIA DB B8PAÑA. 

Hieraples , Laodicea y Trípoli son tragadas por un terremoto. 

495. Eufemio obispo de Goostantinopla es desterrado. Ma- 
cedoQÍo le sucede. 

496. Glovis derrota á los Alemanes en Tolbíac , se hace cris- 
tiano , como también su hermana Albofleda , y un gran núme- 
ro de sus soldados. Trasimnndo rey de los Vándalos en África 
persigue á los católicos. Los Esclavones invaden la Polonia y 
la Bohemia. 

497. Fin de la guerra de Isauria. Atenodoro es decapitado. 
Alianza de los Francos y Armoricos. 

498. Sedición en Gonstantinopla. 

499. Anastasio obliga á los Búlgaros que asolaban la Tracia 
á retirarse. 

Mylo sexto* 

500. Los Sarracenos devastan la Fenicia y la Siria. Glovis ha-' 
ce la guerra á los Burguiñones. Teodorico va á Roma y hace 
reedificar las murallas de la ciudad. 

501. Anastasio pacifica el Oriente , hace degollar á tres mil 
personas en tos juegos públicos. Leyes sabias de Gondebaut. 

502. Los Búlgaros asuelan de nuevo la Tracia. Gabades rey 
de Persia se apodera á traición de la ciudad de Amida en Me- 
sopolamia. 

505. Anastasio combate á los persas y es vencido. Principio 
del reino de Escocia por Fergus. 

504. Los Búlgaros se retiran. Son derrotados por Teodori- 
co. Los Vándalos renuevan la persecución. 

505. Anastasio hace la paz con Gabades. Los Getas derrotan 
al cónsul Sabíniano. 

506. Anastasio hace romper las estatuas de Gonstantinopla. 
Alaríco , rey de los Visogodos hace redactar el código teodo- 
siano. 

507. Glovis hace la guerra á Alarico á quien derrota y mata 
con su propia mano. Su hijo Amalarico le sucede. 

508. Glovis se apodera de los tesoros de Alaríco. Honores 
que recibe de Anastasio. Hilbas general de Teodorico derrota á 
los Franceses. Este mismo general pasa á España contra Gesa- 
leico , quien huye al África. Sitio de la ciudad de Arles. 



TABIJL8 GRONOUtelCAt. 818 

509. GIotís hace matar á Gloderico rey de Colonia , Ghárarí- 
co rey de Amieos, Ragoacairo rey de Carobray y Rignomer rey 
de líaos. Reclamacioaes contra el concilio de Calcedonia. In- 
cendio en Gonstantinopla. 

511. Muerte de Glovis el 27 de noviembre. Partición de sa 
reÍDo. Macedonio es desterrado. Sedición en Gonstantinopla. 

512. Muerte de Santa Genoveva en París el 3 de enero. Sedi- 
ción jd^ello en Antioquía. Las tierras del Emperador son 
ocupadas por los Hérnlos. 

5is. Gabades rey de Persia, y Alamondaro rey de los Sarra* 
ceños se hacen cristianos. 

514. Vitalieno gefe de los Godos , declara la gaerra al Empe- 
rador, hace prisionero á Hipato su sobrino, y se retira me- 
diante una suma de dinero. 

515. Vitalieno asuela de nuevo la Tracia. Muerte de Ariadna 
mager del Emperador. Los Hunos devastan la Gapadocia y la 
Liconia. Muerte de Macedonio. Los Daneses son derrotados 
por Teodoberto , hijo de Tierri rey de Metz. 

516. 1 Anastasio persigue á ios obispos ortodoxos. Concilio 
de Tarragona. 

517. Los Getas devastan la Macedonia , la Tesalia y el Epiro. 
liOs ortodoxos del imperio de Oriente son siempre persegui- 
dos. Goncilio de Gerona el 8 de junio. 

518. Anastasio odiado del pueblo quiere abdicar el imperio. 
Continua en perseguir los ortodoxos. Muere el 8 de julio. Jus- 
tino , prefecto del pretorio es elegido emperador. Este hace 
cortar la lengua al hereje Severo obispo de Antioquía , y resta- 
blece á los católicos. 

519. Liberalidades de Eutarico hacia los Romanos. Condena 
deNestorio , Eutico y secuaces. Hermanfredo rey de Turiogia 
hace matar á Bertier su hermano. 

520. £1 Emperador hace asesinar á Vitelieno. Los Bretonéé 
derrotan á los Anglo-Sajones eñ Bathe. 

521. Espectáculos públicos dados por Justiniano , sobrino 
de Justino. 

522. Zacio de los Lacios en Cólchida se hace cristiano con 
dios. Gabades abandonado de Zacio se une al rey de los Hunos 
para hacer la guerra al Emperador. Conclusión de la paz. Teo- 
doríco nombra por su sucesor en España á Amalarico su nieto. 



314 U8T«RIA BB StPAlfA. 

525. Los Moros derrotan á Trasirnuodo rej de los Vánda- 
los y muere. Socédele su primo Rílderico. Los hijos de Clovis 
derrotan á Segismundo rey de Borgoña, y á su hermano Gun- 
demaro. Clodomiro hace arrojar á Segismundo en un pozo. 
Justino hace matar un gran niimero de vagabundos y destier- 
ra á los maniqueos. Estos herejes son perseguidos por Gaba- 
des. Muerte de Eufemia esposa de Justino. Este hace coronar 
á Teodoi*a. 

524. Justino hace reedificar con el nombre de Justinópolis 
la ciudad de Anazarbe en Ctlicía , derribada por un terremoto, 
y hace igualmente recomponer á Edesa sumergida por las 
aguas. El Emperador persigue á los Arríanos , y Teodorico se 
pone de su partido. Clodomiro rey de Orleans hace la guerra 
á los Burguiñones y muere en ella. Sus hermanos Childeberto 
y Glotario, degüellan dos de sus hijos, y el tercero se hace 
eclesiástico. Se le da el nombre de St. Gloud. 

525. Teodorico , rey de Italia obliga al papa Juan I que pida 
á Justino la tranquilidad de los arríanos, estaesiiien acogida 
pero no se le concede. 

526. Un incendio asuela á A.ntioquía,Ia que es devastada por 
un terremoto como otras muchas poblaciones de Grecia. Efrem 
prefecto de Oriente ayuda á los habitantes de Antioquía á ree- 
dificar su ciudad ; y estos le eligen por obispo. Teodorico hace 
perecer á Simaco su so^ro, y Atalaríco su nieto le sucede. 

527. Justino asocia al imperio á Jnstíniano su sobrino , y 
muere. Los Lombardos se establecen en la Panonia. Concilio 
toledano tenido el dia 17 de mayo. 

528. Justiniano envia á Belisario contra los Persas. Gette 
rey de los Hárulos viene á Constantinopla y se hace bautizar, 
como también la mayor parte de sus soldados. Boazer rey de 
los Hunos da á Justiniano mas de cien mil hombres para guar* 
dar el Bosforo. Gorda rey de los Hunos abraza el cristianismo. 
Horrible terremoto en Antioquía. Sao Benito edifica un mo- 
nasterio cerca del monte Cassino. Justiniano reedifica Antio- 
quía. 

529. Alamundar rey de los Sarracenos llega á Siria. Se ve 
precisado á retirarse. Los Persas rehusan la paz á Justiniano. 
Los Judíos persiguen á los cristianos y son castigados por el 
Emperador. Código de Justiniano. 



TABLAS CROMOIiÓeiCAS. ^16 

S30. Belísarío vence repetidas Teces á los Persas* Tic^rri bu- 
jeta á los Turingios , cii^o rey Hermonsfroi es precipitado de 
las murallas de Tolbiac. Gilimer destrona á Hilderico rej de 
los Vándalos , y este pide socorro á XustiníaDo , ^uieo declara 
la guerra al usurpador. 

5di. Cebades hace aun la guerra á los Romauos. Belisarío es 
vencido. Gabades hace condenar al comandante de sus tropas 
por haber ahorrado poco la sangre de sus soldados. Muerte 
del papa Bonifacio. Sucédele Juan. Amalartco rey de los Viso- 
godos es muerto en una batalla por Ghildeberto. Teudis es 
aclamado en su lugar. Nuevas cuestiones de ios origenistas y 
Destorianos en Palestina. 

552. Conjuración contra el Emperador en Gonstantinopla; 
grande degüello de sus habitantes , y devastación de la ciudad 
por los rebeldes. Gabades sitia á Martiropolis , y muere nom- 
brando á Cosroes por sucesor. Turbulencias en Palestina á 
causa de los origaaistas. 

5S5. £1 Emperador paga mil libras de oro á los Persas para 
obtener la paz. Belisarío pasa al África , derrota á Amatas rey 
délos Vándalos. Se apodera de Gartago , mata á Zancón, her- 
naoo de Gilimer , y pone en fuga á este ultimo» Justiniaoo ha- 
ce publicar el Digeste. Desolación de la Italia por el ham- 
bre. 

554. Gilimer es preso y conducido á Constantinopla. Fin de 
la dominación de los Vándalos en África. Justiniano vuelve á 
la iglesia de Jerusalen los vasos sagrados robados por Tito y 
transportados al África por Genserico. Muerte de Atalarico 
rey de los Ostrogodos ; Teodato le sucede , y hace envenenar 
la madre de Atalarico. Muerte de Teodoríco ó Tierri rey de los 
Franceses ; su hijo Teodoberto le sucede. Derrota de Gode- 
mar rey de los Burguiñones; los reyes de Francia se reparten 
su reino. 

555. Justíniatio hace la guerra á Teodato rey de los Ostrogo- 
dos. Belisarío pasa á Sicilia y se hace dueño de Catana , Paler- 
mo y Siracusa. 

556. Paso inútil del papa Agapito para con Justiniano en fa- 
vor de Teodato. Revolución de las tropas de África, las que si- 
tian á Cart£^o , pero Belisario les precisa á retirarse. La estofa 
de seda se introduce en Grecia. Belisario se hace dueño de Ná- 



S16 H18T0UA 0B BSPAJfA. 

polea. Teodato condenado á muerte por los Godos. Yitiges le 
sucede. 

557. La moneda de Francia se esparce por el imperio roma- 
no. Belisario se dirige á Roma , sus habitantes le abren las 
puertas. 

538. Yitiges llega á sitiar á Roma. Los Hunos devastan la 
Iliria. La Italia desolada por la peste , el hambre y la guerra. 
Yitiges levanta el sitio de Roma. Los Godos arrasan Milán y 
degüellan sus habitantes. Teodoberto rey de los Franceses so- 
corre á los Godos. Este derrota á los Romanos. Su ejército es 
arruinado por la peste. 

540. £1 Emperador confirma la entr^a de la Galia á los 
Francos. Yitiges es sitiado en Ravena por Belisario , quien le 
hace prisionero y le envia á Gonstantinopia. Belisario es nom- 
brado patricio. Heldibaldo ó Teodobaldo es elegido rey por los 
Godos de Italia ; este era sobrino de Teudts rey de los Yisogo- 
dos en España. Gosroes rey de Persia penetra en Siria. Este 
derriba la ciudad de Aotioqoía é impone á Justiniano un tri- 
buto anual. Los Moros vencen en África á los Romanos. 

541. Basilio último cónsul. Muerte de Teobaldo rey de los 
Crodos ; Erarico le sucede y es hecho matar por Totíla sobríoo 
de Teodobaldo , quien toma muchas plazas á los Romanos. 

541. Belisario precisa á Gosroes á repasar el Eufrates. Justi- 
niano hace reedificar á Antloquía. Childeberto rey de Francia 
y su hermano Glotario devastan la España. 

545. Totila se apodera de la Campania y toma á Ñapóles. Be> 
lisario derrota de nuevo á Gosroes rey de Persia. Terremoto 
casi general. 

544. Los arríanos son echados de Roma. Belisario marcha 
contra Totila. Los Persas vencen á los Romanos. 

545. Totila hace degollar ¿ todos los habitantes de Tivoli. 

546. Totila sitia áRoma. 

547. Los habitantes de Roma padecen hambre. Los Godos 
enviados por el Emperador son derrotados. La ciudad es eo« 
tregada á Totila ; perecen en ella mas de ochenta mil perso- 
nas. Belisario recobra á Roma. Totila vuelve á sitiarla y es re- 
chazado. 

548. Muerte de Teodoberto rey de los Franceses. Teodobal- 
do su hijo le sucede. Los Godos devastan la Italia y derrotan á 



TABLA8 GROIfOLÓGlGAS. 8i7 

h)s Romanos. Los Esclavones se apoderan de la Iliría. Regre- 
so de Belísarío á Goostantinopla. 

549. Totíla se apodera segunda vez de Roma y la fortifica. 
Asesinato deTeudiselo sacesor de Teudis en Sevilla. Reinó diez 
j ocho meses. 

550. Los Esclavones devastan de nuevo la Iliría. 

551. Horrible terremoto en Palestina , en Siria y en la Me- 
sopotamia. Muerte de Germano enviado contra los Godos ; es* 
tos se apoderan de toda la Italia. Teodobaldo rey de Metz re- 
husa abandonar á los Ostrogodos. Gariarico rey de los Suevo» 
<D España abraza el cristianismo. Únese Atanagildo con los 
Homanos y derrota á Agila. 

552. Narsetes derrota á los Godos , quienes son echados de 
la Sicilia. La Tracia es devastada por los Hunos y Esclavones. 
Los Tártaros pierden la gran Tartaria en Asia. Principio de la 
Turquía por los Hunos. Narsetes desembarca en Toscana y 
mata á Totila. Teias le sucede. 

553. Este es vencido y mandado matar. Fin de la domina- 
ción de los Godos en Italia. Terremoto en Gonstantinopla. 
Quioto concilio general de Constantinopla. Orígenes es conde- 
fiado. 

554. Atanagildo rey de los Visogodos transporta el trono 
Keal de Toledo. Gosroes derrota á los Romanos en Cólchida. 

555. Los Franceses y Alemanes devastan la Italia. Narsetes 
viataá los primeros. Los Persas derrotan á los Romanos. 
Muerte de Teobaldo rey de los Franceses ; su reino es reparti- 
do entre Childeberto y Glotario. 

556. Pelago se escusa con Childeberto rey de Francia de ha- 
^^r condenado los tres artículos. Guerras civiles en Francia. 
Cáramo hijo natural de Glotario se rebela contra su padre. 
Justino derrota á los Persas. Revolución de los Judíos en Ce- 
sárea. Adamancio les tranquiliza. 

557. Terremoto en Gonstantinopla y en Roma. 

558. Invierno riguroso. Los Hunos van á asolar la Tracia y 
la Grecia , y Belisario les da dinero para que se retiren. La 
peste asuela á Constantinopla. (Muerte de Childeberto. Clota- 
rio su hermano queda solo, rey de los Franceses. 

560. Enfermedad del emperador Justiniano. Los soldados 
Preteríanos roban Constantinopla. Gararao se reconcilia con 



318 StSTOaiA DG ESPAÑA. 

Clotarío y se reuoe en seguida con Conobre , conde de Breta- 
ña. Clotario mata á Conobre, prende á Garanio, y le hace que- 
mar con su mnger y sus hijos. 

561. Justioiano haee matar á Áblavio , Marcelo y Sergio, que 
habian conspirado contra él. Belisario es acusado de complici- 
dad y despojado de sus bienes. Muerte de Clotario, rey de 
Francia. Sus cuatro hijos Gartberto , Gonlraoo , Ghilperico y 
Sígiberto se reparten su reino. Los Persas hacen la paz con 
los. Romanos mediante un tributo anual de treinta mil piezas 
de oro. 

563. Horrorosa incendio en Constantinopla. Embajada del 
Gran Kan de los antiguos Turcos al Emperador. Teodomiro, 
rey de los SueTos en España , abraza la fé católica. Muerte de 
Belisario. 

564. Deposición de Antiquio, obispo de Constantinopla. 

565. Muerte de Justioiano el 14 de noviembre. Justino II, 
su sobrino 9 llamado Guropolata , le sucede. 

566. Los Lombardos derrotan á los Geptdas. 

567. Muerte de Cariberto, rey de Francia, en Paris. Liuva I, 
rey de los Yisogodos. Justino se nombra cónsul á sí mismo. 
Llama á Justino uno de sus parientes que mandaba sus ejér- 
citos y le hace matar. Narsetes , gobernador de la Italia , es lla- 
mado á Constantinopla. Muere este en Roma. 

568. Los Lombardos se establecen en Italia al mando de sa 
rey Álbuino. Su sobrino Grasulfo es el primer duque de Trioul- 
Justino nombra á Longino gobernador de Italia. 

569. Albuino se apodera de muchas provincias de Italia, en 
que coloca duques. Los Turcos de Oriente envían un embaja- 
dor á Constantinopla para proponer el comercio de la seda. 
Coronación de Leovigildo por Rey de España , por disposición 
de Teodomiro. 

570. Nacimiento de Mahoma. Muerte de Teodomiro. 

571. Muerte de Liuva, rey de los Yisogodos. Su hermano 
Leovigildo le sucede. 

573. Rosemunda , muger de Alboin , rey de los Lombardos, 
le hace perecer. Clefo le sucede. Leovigildo destruye el reino 
de los Suevos. Irrupción de los Hunos en la China, la Gerona- 
nia y en Turingia ; los reyes de Francia les obligan á retirarse. 
Sublevación de la Cantabria. 



T/kBLAS CRONOLÓGICAS. 3(9 

57á. Glefo , rey de los Lombardos , es asesinado en Imola. 
loterregno de 10 años. Sus generales se reparten sus estados. 
Los Persas hacen la guerra á Justino. Los Hunos se apoderan 
de muchas plazas de Oriente. Los Persa» asuelan la Siria y to-i 
ban la ciudad de Apamea. 

575. Los Franceses derrotan á los Lombardos. La empera- 
triz Sofía obtiene la paz de Gosroes. Guerra entre los reyes de 
FraDcia por muchos años. Sigiberto, rey de Austrasia, derrota 
áChiíperico y Gontran , sus hermanos. Ghtideberto , su hijo, 
le sucede. 

576. Gosroes es derrotado por Justiniano , general de las 
tropas de Justino. Paz entre Leovigildo y los Romanos. Leovi- 
gildo sujeta las ciudades de Oróspeda y Moncayo, que se ha* 
bían sublevado. 

577. Tregua de un ano entre los reyes de Francia. 

578. Mnerte del emperador Justino. Elección de Tiberio 11, 
yerno de Justino. Muerte de Gosroes , rey de Persia. 

579. Su hijo Hormisdas le sucede , hace la guerra desgracia- 
damente y gobierna como á tirano. Ochenta mártires son muer* 
tos por los Lombardos. 

580. ün terremoto derriba Antioquía. 

581. San Gregorio es prefecto de Roma. 

582. Los Sajones vuelven de Italia á Alemania. Los Ortodo* 
jos son perseguidos por Leovigildo. Muerte del emperador 
Tiberio en Gonstantínopla. Elección de Mauricio de Gapa- 
docia. 

583. La Francia es devastada por la peste , de la que perecen 
ios dos -hijos de Chtlperico y la muger de Gontran. Leovigildo 
somete á Mirón , rey de los Suevos, y este se hace monge. Leo- 
vigildo toma Sevilla , y Hermenegildo huye á Górdoba^ la que 
toma Leovigildo y lleva á Hermenegildo en cadenas á Toledo. 

584. Ghil perico , rey de Soisons , es muerto en una caza. 
Clotario n , su hijo , le sucede. Los Lombardos eligen por rey 
á Autaris, hijo de Glefo. Esmeragdo es nombrado exarca en lu- 
gar de Longino. 

585. Leovigildo, rey de los Visogodos, derrota á los Suevos, 
y reúne el reino de estos al suyo. Pretéxtalo, obispo de Rúan , 
que había favorecido á la reina Brunechilda , es asesinado por 
Predegunda. Muerte de Hermenegildo. 



S30 HMTOBIA DB B8PAMA. 

586. Muerte de Leovigildo ea Toledo. Caredo le sucede y 
abjura el arríaDÍsmo. 

587. Los Griegos 80D completamente batidos porAutario, 
rey de los Lombardos. Terremoto eo Aotioquía. 

588. Filípico marcha contra los Persas. Quema de los libros 
arríanos en Toledo. 

589. Incendio de París. Filípico derrota enteramente á los 
Persas. Los Yisogodos derrotan á los Franceses y se apoderan 
de Garcasona. Roma es inundada por el Tíber y desolada por 
la peste. La China forma un solo imperio. Tercer concilio To- 
ledano. Afírmase en España la religión católica. 

590. Muerte del papa Pélago IL San Gregorio, llamado des- 
pués el Grande , le sucede. La Francia es asolada por la peste. 
Ayuno universal. Romano es sustituido al exarca Smeragdo. 
Autario, rey de los Lombardos , es envenenado. Los Franceses 
vencen i los Lombardos. Los Avaros y los Persas devastan la 
Tracia y derrotan á los Romanos. Hormisdas III , rey de Per- 
sia f se hace odioso á sus vasallos. Es condenado á muerte. 
Sucédele su hijo Gosroes II , y él se refugia con el emperador 
Mauricio, quien le restablece en el trono. Concilio de Se- 
villa. 

591. TeodoHnda , reina de los Lombardos, se casa con Agni- 
lulfo, general de las tropas. Se hace este bautizar y toma el 
nombre de Pablo. 

592. Arnulfo Lombardo , asuela la Romanía y la Toscana. 
Concilio de Zaragoza. 

593. Los Avaros son echados de la Tracia por Prisco general 
romano. Muerte de Gontran, rey de Orleans y de Borgoña; 
sucédele su sobrino Childeberto. Los Gascones , pueblo de Es- 
paña, se establecen eo Francia. 

595. Agilulfo, rey de los Lombardos , quiere sitiar Roma. 

596. Los Lombardos asuelan la Italia y se apoderan de Cro- 
tona. Calinico es nombrado exarca en lugar de Romano. Los 
monges Agustino y Melito van á predicar el Evangelio á Ingla- 
terra. Muerte de Childeberto, Rey de los Franceses. Sus hijos 
Teodoberto y Tíerri le suceden. Guerra entre Brunegilda J 
Fredegunda. 

597. Muerte de Fredegunda. Mas de 10,000 ingleses recibea 
el bautismo. 



TkVLA» GROMOLÓGfCAS. S31 

5d8. Tregua entre Romanos y Lombardos. Muere en SeTÍlla 
su arzobispo San Leandro. Concilio en Huesca. 

599. La peste asuela et África. Concilio en Barcelona. 

filylo iM^ptlmo. 

600. Los Esclavones y Avaros asuelan latstria. Fundación de 
la ciudad de Ferrara. Teodoberto derrota á Clotario. Funda- 
cioD del monasterio servitano en la ciudad de Sétabis , después 
Xátiva y ahora San Felipe. 

601. Calinlco hace prender al yerno é hija de Aguilulfo. 
Maerte de Recaredo en Toledo. Sucédele Liuva IL 

602. Los Lombardos vencen á los Romanos. Smeragdo re- 
cobra el destino de ei^arca. Los soldados eligen emperador á 
Focas. Este va á Constantinopla y hace matar á Mauricio y á 
m hijos. 

603. Witerico, general del ejército godo , asesina á Liuva II 
yse apodera del trono. Cosroes hace la guerra á los Romanos 
con felices resultados. Focas es proclamado emperador en 
Boma. Cosroes derrota el ejército Romano. 

604. Gran frió y hambre. 

605. Aguilulfo declara rey délos Lombardos á su hijo Ada- 
loalde. Muerte del papa Sabiniano. Focas atrae á Constantino- 
pía á Narsetes , general romano, acusado de inteligencia coa 
los Persas , y le hace quemar vivo.- 

607. Boniíicio III es elegido papa. Focas hace degollar un 
sin número de personas. El papa Bonifacio obtiene de Focas 
cltemplo llamado Panteón y le consagra á Dios. 

608. Focas hace matará muchas personas distinguidas, so 
pretexto de una conjuración. Conspiración de Prisco y Hera- 
clio contra Focas. Cosroes se adelanta hacia Calcedonia , ha- 
ciendo degollar cuanto encontraba al paso. 

609. Sedición en Constantinopla. Focas hace matar á mu- 
chos de los culpados. Heracllo , prefecto de África , se declara 
contra Focas. 

610. Los Persas penetran hasta Antioquía. Heraclio se hace 
Hueno de Constantinopla y hace decapitar á Focas. Se hace 
coronar emperador. Los Persas se retiran victoriosos. Asesi- 
nato de Witerico por sus mismos vasallos. 

TOMO X. 3Í 



611. Nacimieoto de Heraclíe , después llamado Cofistaotino 
el jóveo. Muerte de la emperatriz Eudoxia. Juan Lemigio es 
nombrado exarca eo lugar de Smeragdo. 

612. Muerte de Guudemaro, rey de los Vísogodos. Sucédele 
Sjsebuto , príncipe virtuoso. Los Sarracenos asuelan la Siria. 
Principio de los errores de Mahoma. Tierri derrota á su her- 
mano Teodoberto j le hace matar. 

613. Muerte de Tierri. Clotario II es rey de toda la Francia. 
Hace juzgar á Bruneaut , quien es arrastrado por un fogoso 
caballo al rededor de Paris. Jerusalen es saqueada pqr los Per- 
sas, quienes matan mas de ochenta mil habitantes y se ]le?an 
la cruz de Jesucristo. 

614. Estos vuelven á empezar la guerra contra los Romanos. 
Cosroes despide á los embajadores de He radio sin contesta- 
ción. Concilio celebrado en Egara , hoy Tarrasa. 

615. Los Partos toman á Alejandría. Sitian á Cartago. Em- 
pieza en Borgoña el uso de las campanas^ 

616. Devastación de Cartago. Eieuterio sucede á Juan Le- 
migio, degollado. 

617. Cosroes niega la paz á Heraclio si no adora al sol. 

618. Los Avaros aniquilan las cercanías de Constan! ipoplS' 
Sisebuto hace edificar un templo en Toledo, en honor de San- 
ta Leocadia* 

619. Principio de la dinastía de los Tang en la China. Los 
Persas devastan el Asia menor. Revolución del exarca Eieute- 
rio; sus soldados le matan ; Isaac le sucede. Goocilio provio- 
cial en Sevilla. 

620. El emperador Heraclio hace la paz con los Avaros y 
hace vender los vasos de oro y plata para acuñar moneda. 
Muere Sist^buto en Toledo con sospechas de envenenamieoto; 
sucédele Recaredo II. 

621. El emperador Heraclio marcha contra Cosroes. Ma- 
gundato , general de los Persas , se rinde á Heraclio y abraza 
la religión cristiana. Heraclio derrota un cuerpo de caballería 
persa. 

622. Se apodera^este de muchas ciudades , ataca á Cosroes 
en Gazagote y le persigue basta Medía. Clotario II da el reÍ0O<l' 
Austrasia á su hijo Dagoberlo. Mahoma huye á Medina. PriO' 
cipio de la egira. Los Hunos se retiran á su pais. Los Yaic^ 



TABLAS CRONOI.ÓGICA8. 92S 

nes fandan la ciudad de Oligitís ; la que unos quieren sea Va* 

lladolid y otros Olite. 

623. Heraclío derrota á los Persas. Saíntila , rey de los Viso- 
godos, echa enteramente á los Romanos de España. 

624. Heraclío pasa el Eufrates , toma la ciudad de Samosata 
y rechaza á los Persas. 

625. Los Avaros y Esclayones entran en la Tracia. Sarbara, 
general de Gosroes, sitia en vano á Gonstantinopla. Saín, otro 
general de los Persas, da una batalla á Teodoro , hermano de 
Herácleo. Los Persas son puestos en derrota por un horro- 
roso granizo. Edelburga , hija de Etelberto, rey de Kent , casa 
con Edwin , rey de Inglaterra y le obliga á hacerse cris'- 
tiano. 

626. Heraclio derrota á los Persas y se apodera de los pala*- 
ck)s de Gosroes. Adaloald, rey de los Lombardos, es depuesto; 
Aríoaldo le sucede. 

627. Gosroes, perseguido por Heraclio, cae enfermo en Sei- 
leacia y quiere hacer coronar á Mardesane , el mas joven de 
sus hijos. Siróes , su hijo mayor , le hace cargar de cadenas y 
encerrar en un calabozo; hace degollar á todos sus hermanos 
y matar á su padre á flechazos. Siróes hace la pdfc con los Ro«- 
manoa y les devuelve la cruz de Jesucristo. Heraclio entra 
triunfante en Gonstantinopla. 

628. Heraclio lleva á Jerusalen la cruz de Jesucristo y echa 
á los ;Nestorianos. Heraclio abraza el monotelismo. Muerte de 
dotarlo II , rey de Persia. Su hijo Dagoberto le sucede. Pepino 
el viejo es raaire del palacio. 

629. Muchos obispos de Oriente abrazan el monotelismo. 

630. Blahoma se apodera de casi toda la Arabia. Academia 
de Cantorberi en Inglaterra. 

631. Dagoberto hace envenenar á Ghilderico , duque de 
Aquitania. Suintiia, rey de los Visogodos, es depuesto, y Sise- 
nando le sucede. 

632. Muerte de Mahoma en Medina. Abubeguer su suegro, 
es califi de los Árabes ó Sarracenos. Abubeguer hace la guerra 
álos Persas y á los Romanos. Dagoberto repudia á su muger 
por estéril, y se casa con una religiosa. 

688. Los Árabes ó Sarracenos derrotan á Teodoro , herma- 
no de Heraclio; este último abandona la Siria. Los Bretones 



334 HISTORIA DK BIPAÜíA. 

matan á Edwín , rey de los Ingleses. Celebración dei cuarto 
concilio Toledano el 5 de diciembre. 

63¿. Rayano , general de Heraclio , se reúne á Teodoro ; el 
califa Ornar les pone en fuga y se apodera de Damasco y de la 
Fenicia. 

635. Los Árabes quieren sitiar á Jerusalen , y se retiran des- 
pués de haberles prometido Cyro , patriarca de Alejandría, 
doscientos mil escudos al ano. Misioneros cristianos enviados 
a Ja China. 

636. Manuel^ gobernador de Egipto, rehusa pagar á los Sar- 
rácenos la suma prometida , y es derrotado por Yarmouc. 
Muerte de Arioaldo , rey de los Lombardos. Rotario le sucede 
y hace redactar un código de leyes. Jesdejírdo, rey de Persia, 
es derrotado por los Sarracenos en un combate que duró tres 
dias. Muerte de Sisenando el I."* de abril en Toledo. Chin tila es 
elegido á pluralidad de votos. Congregación del quinto conci- 
lio Toledano. 

' 637. Casi toda la Persia cae en poder de los Sarracenos. 

638. Se apoderan de Jerusalen y de Antioquía. Muerte de 
Dagoberto , rey de Francia ; Sigeberto II y Clovis II , sus hijos, 
le suceden. Poder de los bailes del palacio. Muerte del exarca 
Isaac; Platón le sucede. Nuevo concilio nacional Toledano. 

639. Muerte de Pepino el anciano , baile del palacio de Aus- 
trasia ; sus virtudes le hacen llorar. Su hijo Grimoaldo le su- 
cede. 

640. Amrou , general de Ornar > invade el Egipto. Muere cd 
Toledo el rey Chintila. Sucédele su hijo Tulga. 

641. Toma de Alejandría por Amrou. Muerte del empera- 
dor Heraclio. Constantino III , su hijo , le sucede , y es enve- 
nenado al cabo de cuatro años por la emperatriz Martina, su 
madrastra , la que hace elegir á su hijoHeracleon. Los dos son 
desterrados. Constante II, hijo de Constantino, es proclama- 
do emperador á doce años. 

642. Chindasvinto es rey de los Yisogodos. Osvaldo, rey de 
lYortumberland en Inglaterra , es muerto en un combate con- 
tra los Marcianos. Oswi su hermano le sucede. 

643. El califa Omar hace reedificar el templo de Jerusalen, 
el que convierte en mezquita. Este es asesinado por uo esclaro 
Persa. 



TABLAS CRONOLÓGICAS. 8dS 

({•H. Osnoaado le sucede. Embajador romano en Ghioa. San 
Máximo presenta una profesión de fe al papa Teodoro. 

645. Disputa de Pirro , monotelita, con Máximo. 

646. Séptimo concilio Toledano. 

6á7. Los Sarracenos se apoderan de una parte de África. 

6d8. Edicto del Emperador prohibiendo el hablar de una ó 
dos voluntades en Jesucristo. Teodoro Calíope es exarca de 
Ravena* Los Sarracenos desembarcan en Chipre ; toman la 
ciudad de Constancia, después Salamina . Exarcado de Olimpio 

GA9. El Tnonotelismo es condenado por todos los obispos 
Ghindasvinto nombra por su coadyutor en el reino de Espa- 
ña á su hijo Recesvinto. 

650. Los Esclavones inundan la Italia , y son rechazados por 
los Lombardos. 

651. Oswin rey de una parte de Inglaterra , es muerto. Jes- 
dejirdo ultimo rey de Persia es muerto. Su hijo Firouz se pe- 
fagia con el emperador de la China. 

652. Muerte de Olimpio exarca de Ra vena. Catíopas recobra 
tu lugar. Este roba al papa Martin. Una tempestad le obliga á 
dejarle en la isla de Naxos. Muerte de Rota rio rey de los Lom- 
bardos. Rodoaldo su hijo es asesinado ; Ariperto le sucede. 
Los Daneses asuelan la Inglaterra. Moavía gefe de los Sarraca^ 
nos se apodera de Rodas, rompe el antiguo coloso , mirado* 
como una de las siete maravillas del mundo. Un judío carga . 
de él novecientos camellos. Los Sarracenos devastan la Ar- 
menia. 

653. El papa Martin llega á Constantinopla. £1 Emperador 
le hace aprisionar. Muerte deChisdasvinlo el dia 50 de setiem- 
bre. Octavo concilio nacional toledano reunido el día 16 de di- 
ciembre. Recesvinto queda único dueño del solio. 

65¿. El papa es interpelado sobre su conducta tocante al 
tipo. Es desterrado en el Quersoneso. Teodoro nuevo exarca 
manda al clero elegir otro Papa. Estos nombran^ Eugenio. 

655. Muerte del papa San Martin. Moavia sitia á Constanti. 
nopla. Incendio de su armada. Vuelve con otra mas numero- 
sa y derrota á Constante. Nono concilio toledano abierto el 
2 de noviembre y cerrado el 28. 

656. Muerte de Sigiberto II rey de Francia. Ghildeberto hijo 
de Grimoaldo , baile del palacio, le sucede ; no reina mas que 



336 HISTOmiA DS ewava* 

fíete meses, j Ghilderíco II hijo de Glovís II es puesto eo su la- 
gar. GloTÍs 11 rey de Francia en Borgona hace quitar el trage 
de plata de San Dionisio para acuñar moneda , la que distriba- 
JÓ á los pobres. Muerte de Otman califa de los Sarracenos. AIí 
yerno de Mahoma es califa en Arabia , y Moavia en Siria. Muer- 
te de Glovis II ; su hijo mayor Clotario III le sucede. Décimo 
concilio toledano. 

657. El Emperador hace venir á Sao Máximo á Gonstantino- 
pla , quien es maltratado por los monotelistas , y después des- 
terrado. Muerte del papa Eugenio. Elección de Yitalieno. Gri- 
moaldo y su hijo son echados de Austrasia. Gbilderico II « hijo 
de Glovis II , es elegido rey. Paz entera en España. 

658. Paz entre los Sarracenos y el emperador Gonstante. 

659. El emperador Constante hace matar á su hermano Teo- 
dosio, y atormentado por los sueños se va á vivir algún tiem- 
po á Si rae usa. 

661. Muerte de AIí, califa de los Sarracenos. Su hijo Hazan 
cede á Moavia todos sus derechos. Muerte de Ariperto rey de 
los Lombardos. Sus hijos Pertarito y Gundeberto se reparten 
el reino\ y después se hacen la guerra* Gundeberto llama eo 
su socorro á Grimoaldo duque de Benavente. £1 emperador 
Constante va á Roma ; hace quitar y transportar á Constanli' 
Dopla la cubierta de cobre de la iglesia de Santa María de los 
mártires. 

662» Grimoaldo, duque de Benavente, se adelanta en la Lom- 
bardía , mata á Gundeberto y se apodera de sus estados. Per- 
tarito huye á Panonia. Muerte de San Máximo. 

664. El Emperador va á Siracusa donde se hace aborrecer 
por las exorbitantes contribuciones. Descenso de la Virgen eo 
Toledo el 24 de enero. 

665. £1 papa recibe presentes de los Ingleses. Espedicion de 
los Sarracenos en África. £1 patricio Gregorio sucede al exar- 
ca Caliopas. 

666. Muerte de San Ildefonso. 

667. Revolución de Sapor prefecto de Armenia. Obtiene so- 
corros de los Sarracenos. Su muerte imprevista. 

668. Muerte del emperador Constante en Siracusa. £1 ejér* 
cito elige al armenio Mezizio. Constantino IV , hyo de Coos- 
tante derrota al usurpador y le hace matar. Este se asocia á 



TABI.A» CRONOtÓGlCAt. SST 

809 hermanos Tiberio y Heracüo , y les hace eortar la Darít 
por zelos. Lo6 Sarracenos se llevan de África mas de ochenta 
mil prisioneros. 

669. Los Sarracenos devastan la Sicilia j derriban la ciudad 
de Siraciisa. 

670. Muerte de Osvi, rey de Nortumberland en Inglaterra, 
su hijo Egfrido le sucede. Conversión de los Fictos en Escocía. 
Muerte de Glotario III. Ghílderico II , su hijo, es rey de toda 
la Francia. 

671. Incursión de los Sarracenos en el Asia menor. Muerte 
de Grimoalde rey de los Lombardos. Pertarito sube al trono. 

672. Los Sarracenos sitian Gonstantinopla. Muerte de Reces- 
vinto rey de los Yisogodos; Wamba le^ sucede. Pacifica los va- 
rios revoltosos. Rebelión de Paulo. 

675. Derrota de los Sarracenos. Galinico inventa el fuego 
griego para quemar su flota. Muerte de Ghilderíco II ; Tierri su 
hermano le sucede , este fué el primero de los reyes holgaza- 
nes. Wamba rey de los Yisogodos somete la 6a lia narbonense. 

674. Degoberto II, hijo de Sigíberto II se apodera de umt 
parte de la Austrasia. 

675. Wamba destruye la anhada de los Sarracenos qvtt qws 
Han hacer una incursión en Espafía. Undécimo concilio tole- 
dano tenido el día 7 de noviembre. 

677. Etelredo rey de los Mercianos en Inglaterra , devasta 
d país de los Gantanrianos. 

678. Teodoro II sucede al exarco Gregorio. Trata do de paÉ 
entre el emperador Constantino y Moavia , este líllimo se obli- 
ga á pagar un tributo á los emperadores de Oriente. Los Bul. 
garos invaden la Tracia. Estos se retiran mediante una suma 
considerable y se establecen cerca del Danubio. 

679. El cristianismo es anunciado á los Frisones por San 
Wilfrido obispo de York. Este les predica eí cristianismo. Ase- 
sinato de Dagoberto II rey de Austrasia. Los bailes se apode- 
ran del gobierno. 

680. Muerte de Moavia ; su hijo Yecid le sucede. Tercer 
concilio de Gonstantinopla. Wamba por una enfermedad que- 
da monge; se retira al monasterio de Pampiiega , y le sucede 
Ervigio. 

681. El concilio de Gonstantinopla condena á los monotelis- 



328 HiaTOAIA Dñ BSPASrA. 

tas. Un señor francés asesina á Ebroin baile del palacio d« 
Keustria. Duodécimo concilio toledano el 9 de enero. 

683. División entre los Sarracenos. Moavia II hijo de Tecid, 
es califa por algún tiempo ; Merwan le sucede y después Abu- 
melec. Decimotercio concilio toledano el 4 de noviembre^ man- 
dado juntar por Ervigio. 

684. Décimo cuarto concilio toledano , el 20 de noviem- 
bre. 

685. Muerte del emperador Constantino IV. Justiniano II 
su hijo , elegido emperador de Oriente , echa á los Sarracenos 
de Armenia. 

686. Kilien, monge irlandés, anuncia el cristianismo en Ale- 
mania. Cuniberto sucede á Pertarito su padre. 

687. Muerte del papa Conon. Eh'gese á Sergio. £1 archidiáco- 
no Pascal quiere hacerse sostener por el exarca Juan y le ofre- 
ce dinero. £1 exarca ya á Roma , recibe la suma prometida, y 
encierra á Pascal. Muerte de Ervigio rey de España ; Egica pa- 
riente de Wamba le sucede. Decimoquinto concilio toledano. 
Muerte del rey Wamba en el monasterio. Pepino de Heriste!, 
baile del reino de Austrasia. Pepino de Ueristel derrota al rey 
Tierri, y se hace dueño de toda la Francia. 

688. Los Sarracenos se apoderan de Kairoan en África. Jus- 
tiniano combate felizmente á los Esclavones. 

689. Martirio de San Kilien obispo de Wirtzbourg. 

690. Pepino envia á San Willibrord para convertir á los Fri- 
sones. Los Sarracenos derrotan á Justiniano , quien les cede la 
Armenia. Muere en Toledo su obispo San Julián ; sucédele Sis- 
berto. 

691. Muerte de Tierri, rey de Francia, en Borgoña. ClovisIII, 
su hijo , le sucede ; y Pepino baile del palacio conserva su au- 
toridad. 

692. Concilio en Constantinopla. 

693. Justiniano II hace edificar muchos edificios. Decimo- 
sexto concilio Toledano. 

694. Decimoséptimo concilio toledano. 

695. Justiniano quiere hacer degollar los habitantes deCons* 
tantipopla y es depuesto. Leoncio Patricio es elegido empera- 
dor, hace cortar la nariz á su predecesor, lo relega eo el 
Quersoneso , y hace matar los ministros de sus crueldades. 



TABI»A8 CMMI01jÓ01€A8. 380 

Egíca hace castigar á los Judíos que habían coDspírado contra 
él. Chiideberto III sucede á Glovi» III. 

697. Absimaro , general de la caballería, elegido emperador 
por el ejército , de pone á Leoncio , quien es encerrado en un 
monasterio y toma el nombre de Tiberio. Los Sarracenos em* 
piezan á acuñar moneda. Yenecia es gobernada por los Do- 
gos. Egica se asocia para el gobierno del reino á su hijo mayor 
Wiliza. 

698. Los Romanos recobran la Siria y matan mas de dos mil 
Sarracenos. £1 cristianismo se estiende en Frisa. Los Sarrace- 
nos destruyen Cartago. 

Siglo octavo* 

700. Muerte de Guniberto rey de los Lombardos. Su hijo 
Liutberlo le sucede. Graco, rey de Polonia , edifica á Cracovia. 

701. Muerte de Egica rey de España ; su hijo Witiza le su- 
cede. Liutberto rey de los Lombardos es destronado. Ragim- 
berto reina poco tiempo y muere ; su hijo Ariperto II le su- 
cede. Gisulfo duque de Benavente devasta la Gampania. 

702. Decimoctavo concilio toledano. Tentativas de Justi- 
oiano II para subir al trono; se casa con la hija del rey de los 
Lacios. Teofílacto es exarca de Ravena. 

70 á. Etelredo rey de una porción de la Inglaterra se hace 
monge ; su sobrino Cenredo le sucede. 

705. Walid gefe de los Sarracenos estiende su imperio en 
España. Justiniano sitia á Gon&tantinopla , persigue á Absima- 
ro, Tiberio y Leoncio que se habían fugado, los lleva al circo y 
les hace en seguida cortar la cabeza : hace quitar los ojos á Ga- 
linico patriarca de Gonstantinopla , y pone á Ciro en su lugar. 

708. Este es derrotado por los Búlgaros sus bienhechores. 
Sisinio es elegido papa , y muere ; Constan lino le sucede. Sitian 
los Sarracenos á Geuta. Rebelión de los Godos de Andalucía. 
Estos nombran por su rey á Rodrigo hijo de Teodofredo. Los 
Romanos le auxilian. 

709. Justiniano devasta el Quersoneso , y trata con la mayor 
crueldad á los habitantes que habían conspirado contra él. 

710. Muerte del exarca Teofílacto. Rodrigo destrona á Witiza. 

711. Muerte de Chiideberto III rey de Francia ; Dagober- 



dSO BisTOftiA DB mnrjJíA, 

to III , su hijo , le sacede. Eutíqaio es exarca de Raveoa. Id- 
cu rsioa de los Sarracenos eD España. Hacen traición á Ro- 
drigo. Muerte de Wítiza. Revolución de los soldados contra 
Justioiano. Filipico, elegido emperador , se apodera de Gons- 
tantínopla y hace cortar la cabeza á Justiniano. Protege á los 
Monotelitas. 

712. Los Sarracenos de África ó Moros derrotan á Rodrigo 
y se apoderan de su reino. Muerte de Ariperto II rey de los 
Lombardos. Ansprando reina tres meses; su hijo Luitprando 
le sucede. 

715. Llegan los árabes á Toledo y se apoderan de ella. Ab- 
dalasis hijo de Muza queda en España para gobernar lo con- 
quistado por los Moros,, gobiérnala un mes, y le sucede Alahor 
enviado por el califa. Artemio secretario de Filipico le hace 
quitar los ojos y toma su lugar bajo el nombre de Anastasio II. 
Escolástico sucede á Eutiquío en el exarcato. Los Búlgaros de- 
vastan la Tracía. 

714. Muerte de Pepino de Heriste] , baile del palacio ea 
Francia; su hijo Garlos Martel le sucede. 

715. Muere AValid califa de los Sarracenos. Solimán su her- 
mano le reemplaza. Revolución del ejército contra Anastasio; 
Teodosio , sirio , elegido emperador , derrota la armada de 
Anastasio, quien es encerrado en un monasterio. Muerte de 
Dagoberto III rey de Francia. Daniel hijo de Ghilderico II 
es elegido por los grandes y toma el nombre de Chilperi* 
co II. 

716. León de Isauría se ve precisado por los Sarracenos á 
aceptar el imperio. Teodosio se retira voluntariamente con su 
hijo á Efeso y se hace eclesiástico. La ciudad de Pérgamo en 
Asia cae en poder de los Sarracenos. Apodérase Alahor de la 
Galia narbonense. 

717. Los Sarracenos sitian Constantinopla ; el fuego griego 
consume su armada. Peste horrible en Constan tinopla. Inun- 
dación del Tiber. Garlos Martel derrota á Chilperico rey de 
Francia y hace elegir en su lugar á Clotario IV. Muerte del ca- 
lifa Solimán. Omar le sucede. 

718. Los Sarracenos abandonan el sitio de Constantinopla. 
Los Españoles fugitivos de los Sarracenos se refugian en Astu- 
rias , y en las cuevas de sus montañas. Los Asturianos eligen 



TABLkñ CRONOIiÓOICAt. SSf 

por rey á Felajo , príocípe godo , quien derrota á los Sarra« 
ceoos. 

719. Muerte de Radbod rey de los Friaones. Nacimiento de 
Constantino Coprónimo , hijo de León el Isaurio. San Bonifa» 
cío anuncia el evangelio en Alemania y en Frisa. Carlos Marte! 
derrota á Chil perico. Muerte de Clotario. Los Sarracenos se 
apoderan de Narbona. Se restablece el monasterio de Monte^ 
Casino. Zama, llamado también A.lsamah, sucede á Alahor. 

720. Constantino Coprónimo es asociado al imperio. ChiU 
perico es entregado á Carlos Martel. Yesid II , califa de los 
Sarracenos, sitia á Tolosa. Tiene que levantar el sitio, y muere 
Zama su general con casi todos los suyos. Muerte de Cbilperi- 
co II. Tierri IV le sucede , pero b^jo la autoridad de Carlos 
Martel. 

721. Por la muerte de Zama es nombrado gobernador Am^ 
biza. 

722. £1 Emperador quiere precisar á los Judíos á abrazar el 
cristianismo , se niegan á ello y perecen en sus casas, habien- 
do pegado fuego en ellas. 

72B. £1 papa nombra obispo á$an Bonifacio. 

724. San Bonifacio predica el cristianismo en Turingia. Tra- 
simundo despoja de sus estados á Faroaldo II su padre , du- 
que de Spoleto. Scham es califa de los Sarracenos. 

725. León proscribe el culto de las imágenes. £1 patriarca 
germano se opone. Eudes , duque de Aquitania, hace la guerra 
á Garlos Martel y á los Sarracenos. 

726. £1 papa Gregorio II se opone al edicto del Emperador, 
implora el socorro de Carlos Martel j de los Lombardos, 
quienes devastan la Italia. £1 Emperador hace derribar las 
imágenes en Constantinopla , y castiga una sedición á este ob- 
jeto. Los Sarracenos se apoderan de Cesárea. Yahía^Ben-Sala- 
ma sucede á Zama en el gobierno de la España por los Sarra* 
Ceños. 

727. Pablo es exarca de Ravena ; tiene orden de hacer pere- 
cer al Papa y perece en una sedición. Los Sarracenos sitian 
inútilmente Kicea. £1 culto de las imágenes es sostenido por 
muchos obispos. Ina rey de los Sajones se hace monge después 
de haber establecido el dinero de San Pedro. 

728. Los defensores de las imágenes hacen la guerra á León. 



M3 SltTORtA HK EBPkVh. 

AgaliflDO y Estévan , defensores de las imágenes , son vencidos 
por mar. Eutiquio recobra el exarcato de Ravena. 

729. Este se reane áLuitprando rey de los Lombardos, para 
hacer la guerra al Papa, quien burla sus proyectos. Los Sarra- 
cenos devastan la Proven za. 

7S0. Germano patriarca de Constantinopla, resiste al Empe- 
rador , quien no pudiendo obligarle á declararse contra las 
imágenes, le depone y echa de Constantinopla, poniendo ea 
su lugar á Anastasio Iconoclasta. León es escomunicado. 

732. Este confisca las tierras del Papa en Sicilia. Constanti- 
no Coprónimo casa con Irene hija del rey de los Chazares. 
Una tempestad dispersa la armada del Emperador. San Juan 
Damasceno defiende el culto de las imágenes. Los Sarracenos 
son completamente derrotados por Carlos Martel cerca de 
Tours. 

73S. El Emperador persigue á los ortodoxos. 

734. Continua la persecución. 

735. Muerte de Eudes, duque de Aquitania; sus dos hijos 
Abson y Hunaldo se reparten sus estados. 

736. Ejecución del edicto contra las imágenes. 

737. Cleolulfo, rey de Nortumberlaod se hace monge y ced« 
la corona á su hijo. Muerte de Tierri IV rey de Francia. Car- 
los Martel conserva el título de duque de los Franceses; some- 
te á los Sajones , y echa á los Sarracenos de toda la Francia. 
Muere Don Pélayo en Gangas. Sucédele su hijo Don Favila. 

739. Muerte de Favila hijo de Pelayo rey de Asteriaps* Al- 
fonso I le sucede. Luitprando, invade el ducado de Spoleto , y 
Trasimundo lo recobra. Muerte de San Viilibrord obispo de 
Utrech. 

740. Terremoto en Constantinopla , Nícea y Nicomedia. Los 
Lombardos devastan la Campania. Luitprando se apodera del 
ducado de Spoleto, que da á Asprando su sobrino, y del du- 
cado de Benavente. Vanas tentativas del Papa para aplacar al 
Emperador. 

741. Muerte de León III. Su hijo Constantino V, llamado 
Coprónimo le sucede. Este equipa una armada contra los Sar- 
racenos. Muerte de Carlos Martel. Carlomagno y Pepino sos 
hijos le suceden. 

742. Childeríco III, hijo de Tierri de Chelles, reina en I^ens- 



TABLAS CBONOLÓeiGAfl. 883 

tria j en Borgona. Nacimiento de Carlomagno hijo de Pe- 
pino. 

743. Lu itprando quiere tomar á Baveoa y abandona este pro 
yecto por consejo del Papa. Revolución contra el Emperador; 
este derrota á Nicetas en Calcedonia , toma á Consta ntinopla-* 
la entrega al pillaje, y hace tratar ignominiosamente al patriar- 
ca Anastasio. £ste le perdona. Como patriarca de Alejandría^ 
deja el monotelisroo. Los Sarracenos matan á Walid II su ca< 
)ifa por sus maldades. 

^U, Muerte de Luitprando rey de los Lombardos:.Ratchis le 
sucede. Teofilacto es patriarca de Antioquía. Mervan II ataca 
sucesivamente á los califas Yesid é Ibraim , á los cnales sucede 
}' con él fíne la raza de losOmmiadas. 

745. Carlomano echa de la Turingía á los Sajones que la de* 
vastaban. Sao Bonifacio es obispo de Mayencia. 

746. Guerra civil eatre los Sarracenos. Gran terremoto en 
Siria y Palestina. Una peste horrorosa asuela la Calabria la S¡«' 
cilia y Ja Grecia. 

747. Carlomano deja sus estados á su hermano Pepino \ y se 
retira en el monasterio de Monte Casino. Alfonso rey de Astu- 
rias echa á los Moros de Galicia , León y Castilla. 

249. Terremoto en Siria y Mesopotaroia. Pepino veneeá Ion 
Sajones y Westfaiienos. Ratchis rey de los Lombardos sitia á 
Perusa. Persuadido por el papa Zacarías , abandona su empre- 
sa ^ abdica la corona y abraza la vida monástica , como ignal- 
mente su hija y esposa. Aslolfo su hermano le sucede. 

750. £1 trono de los Sarracenos cae en poder de los Abasi- 
<ias , parientes de Mahoma. Ahderramen linico vastago de los 
ommiadas es reconocido califa de Andalueía. Abbonlabas go- 
bierna el resto del imperio de los Sarracenos. 

751. Siendo Childerico incapaz de gobernar , Pepino hace 
pedir al Papa el derecho de subir al trono. Astolfo rey délos 
Lombardos se apodera de la Istria. 

752. Pepino elegido rey es consagrado por San Bonifacio. 
Childerico último de los Merovingianos es relegado á Saint- 
Omer donde abraza la vida monástica. Esteban es elegido papa. 
Aslolfo rey de los Lombardos se hace dueño de Ravena. £ut(- 
quio último exarco se refugia en Ñapóles. 

753. Astolfo hace la guerra al Papa , y pide la ciudad de Ro- 



334 ■MTOniA BB bsbaía. 

ma. PÓD6la sitio. CoastantÍDo se niega á socorrerla. El rey Pe- 
pino hace retirar á los Lombardos. 

754. £1 papa va á Francia , y declara á Pepino j sus bijos so- 
beranos de Roma. Pepino obliga á Astolfo á volver á Ravena, y 
todas las otras poblaciones. Abougíafar Almanzor , califa de 
los Sarracenos , edifica la ciudad de Bagdad. 

755. Astolfo pone de nuevo sitio á Roma , j Pepino se lo ha- 
ce levantar. 

756. Muerte de Astolfo. Didier duque de Toscaoa se hace 
elegir rey. Ralchís procura en vano volver á subir al trono. 
£1 Om miada Abderramen es califa de España. 

757. Los Sarracenos imponen á los cristianos de Siria nue- 
vos tributos. Pepino hace á los Sajones tributarios suyos. Mue- 
re Alfonso rey de España después de haber reconquistado de 
los Moros una gran parte de ella , y haber merecido el nom- 
bre para st y los demás reyes de España, de Católico. Sucédele 
su hijo Fruela , y continua la reconquista de EspaBa. 

758. Constantino echa á los Esclavones de la Macedonia. 
Didier rey de los Lombardos, despoja de sus estados á Alboio 
duque de Spoleto , y á Luitprando duque de Benavente. Emba- 
jada del califa Abougíafar en Cfaina« La ciudad de Cantones 
devastada por los Árabes y Persas. 

759. Los Búlgaros derrotan á Constantino. Pepino bate i 
los Sajones, y se apodera de Narbona y de la Septímania. 

761. Constantino persigue á los adoradores de las imágenes. 
Los Moros son vencidos por Fruela rey de España, quien esta- 
blece su corle en Oviedo que él babia edificado. Los Sarrace- 
nos se apoderan de la ciudad de Valencia. 

763. Constantino subyuga á ios Búlgaros. Invierno mnj ri- 
guroso. 

765. Pepino hace la guerra en Aquitania. 

766. Persecuciones de Constantino; los Búlgaros le derro- 
tan, y solicita el socorro de Pepino. 

767. Muerte del papa Paulo. Didier rey de los Lombardos 
pone en su lugar á Constantino laico. Los Turcos devastan 1< 
Armenia y el Asia menor. 

768. Constantino, precisado á dejar la tiara , se retira á no 
monasterio donde es envenenado. Por de pronto se elige áFí* 
lipo y después á Esteban. Fruela rey de Asturias nuere asesi- 



Cablas cbonolócicaa. S3S 

nado. Sucédele Aurelio su primo hermano. Pepino termina la 
guerra de Aquitania y muere en San Dionisio. Sucédele Cario- 
maguo y Garlomano sus hjjos. Estos deponen de sus estados á 
Hunaldo duque de Aquitania» 

769. Garlomagno casa con Desiderata btja de Didier. León 
hijo de Constantino se casa con Irene. 

770. León maltrata á una multitud de religiosos que no que- 
rían someterse á su edicto sobre las imágenes, y hace vender* 
les los monasterios en su provecho. 

771. Muerte de Carlomaoo. Carlomagno es rey de toda la 
Francia. Nacimiento de Constantino Poríirogeneto. 

772. Didier recobra Ravena y otras muchas poblaciones» 
Garloms^oo, derrota á loa Sajones cerca de Osnabruck , y su 
duque Bertoldo es muerto. 

773. Didier sitia á Roma, el papa Adriano implora la ayuda 
de Garlomagno quien derrota el ejército de los Lombardos. 

774. Didier se refugia eo Pavía. Carlomagno pone sitio á la 
ciudad, esta se rinde, y envía á Didier á Francia donde muere 
Fin del reino de loa Lombardos. Muerte de Aurelio , y le suce- 
de elegido por los grandes su hermano Silon. 

775. Muerte de Coostaotino Gaprónimo. Su hijo León IV le 
sucede. Muerte de Aboogiafar Almanzor califa de los Sarrace- 
nos. Su hijo Mahadi le sucede. 

776. León deslierra á Nicéforo al Quersoneso, porque había 
conspirado contra él. Rodgause, duque de Frión 1 , quiere apo- 
derarse del reino de los Lombardos ; Carlomagno le derrota y 
le hace cortar la cabeza. Carlomagno sujeta á los Sajones. 

777. Telerico rey de los Búlgaros se hace cristiano. Asamblea 
general tenida por Carlomagno en Paderborn. Muchos gefes 
imploran so protección. 

778. Carlomagno marcha contra los Sarracenos de Espa- 
ña, se apodera de la ríavarra y una parte de Aragón. Nacimien- 
to (le Luis apellidado el Benigno. 

780. Fundación del monasterio de San Vicente mártir^ no 
lejos de Lugo en Asturias. Los Sajones domados por Carlo- 
niagno se refugian con los Esclavones. Muerte del emperador 
Leun. Su hijo Constantino IV le sucede: Irene su madre es re- 
genta del imperio. Restablecimiento de las imágenes. Los Sar- 
i*acenos conducidos por Haroun, que después fué califa, 



381^ JUtTdBlA DB BS^/ilÍA. 

«aquéan y derrifoao las iglesias de los cristianos en Asía. 

781. Fundación del monasterio de Obona en España. Luis es 
rey de Aquitanía y Pepino su hermano de Italia. Alianza re- 
suelta entre el emperador Constantino y Rotruda hija de Car- 
lomagoo. La emperatriz Irene retira su promesa. 

782. Los Sarracenos derastan aun el Oriente ; Irene hace la 
paz con ellos por medio de dinero. Los generales de Constan- 
tino echan á los Esclavones de Grecia. 

783. Muere Sílon en Pavía, sucédele Mauregato hijo natural 
de Alfonso I. Muerte de Hildegarda muger de Carlomagno , y 
de Berta su madre; él se casa con Fastrade hija de Raoul. He. 
reja de Eli pando obispo de Toledo. 

.784, Witíkínd gefe de los Sajones, se somete y abraza el cris- 
tianismo. 
. 786. Haroun es califa de los Sarracenos^ • 

787. Segundo concilio de l^icea para restablecer el culto de 
las imágenes. Carlomagno se muestra restaurador de las letras, 
y hace venir de Inglaterra al célebre Alcuino. 

.788. Carlomagno reúne la Baviera á la Francia.' Tassillon du* 
que de este país , se retira á un monasterio. Muerte de Maure- 
gato. Bermudo ó Veremundo es elegido rey. Los Asturia- 
nos son gobernados por Veremundo que sucede á Mauregato, 
era este Veremundo hermano de Aurelio llamado el diáco- 
no. 

789. Constantino de 20 años de edad quiere reinar por sí 
mismo. Irene destierra á los que creyó habían dado este conse- 
jo al .Emperador. Muerte de Híldebrando duque de Spoleto. 
Winjgiso , señor francés le sucede. 

790. Terremoto en Constan tinopla. Los ejércitos no quieren 
obedecer mas á Irene. Constantino gobierna solo. Incendio en 
Constantinopla. 

. :,79d. Irene toma de nuevo parte en el gobierno, y hace sacar 
los ojos á muchas personas. Veremundo rey de Asturias abdica 
Uicorona , y le sucede Alfonso II , hijo de Fruela, llamado el 
Casto. El Tíber inunda muchas casas de Roma. Carlomagno 
hace matar á muchos que habían conspirado contra él. 

793. Carlomagno derrota á los Sarracenos de África, qae 
devastal»n la Galia narbonense. Inútil tentativa para juntar el 
Rin con el Danuvio. 



TAllLAS CRONOLÓGICAS. 337 

794. Garlotnagno asiste al concilio de Francfort en «1 qne se 
condena el culto de las imágenes. 

795. Constantino hace enderrar á un monasterio á Mana 
su esposa , y coloca en el trono á Teodata , dama de honor de 
María. 

796. Legados del papa León III á Carlomagno. Carlomagnn 
envía á Engilberto á Roma. Coloca en Aix-la-Chapeile la silla 
de su imperio. Irene quiere hacer deponer á Constantino. 
Muerte de Issem rey moro de Córdoba , y le sucede Alhacem. . 

797. Irene conspira contra Constantino y le hace sacar los 
ojos. Muerte de Constantino. Fin de la. familia de León el isau'¿ 
rio. Muerte de Veremundo el diácono. 

798k Los Sarracenos devastan la Tracia y rehusa» hacer la 
paz. A-lfonso les derrota en España. Embajada del califa Ha^ 
roun á la China. 

799. £1 Papa León es horriblemente maltratado « y sfí refu. 
gia en Francia. Carlomagno le restablece y hace castigar á loa 
rebeldes. Carlomagno echa á los Sarracenos de las Islas Balea* 
res. Destruye los Avaros en Hungría. Concilio celebrado en 
ürgel; 

Mglo láonOÁ 

800. Carlomagno es coronado emperador d^ Occidente en 
Roma¿ Muerte de Lutgarda su cuarta inuger. 

801. Carlomagno va á Espoleto. Horrible terremoto en Fran- 
cia, Alemania é Italia. La emperatriz Irene suprime las oon.- 
tribiiciones. Principio del condado de Barcelona con Befa su 
primer conde. 

802. Embajadores de Carlomagno en Constantinopla. Píicé- 
foro se habe declarar Emperador. Destierra á Irene en la isla 
deLesbos; 

803. Muerte de Irene. ISicéforo se asocia á su hermano Stau^ 
raco y hace proponer la paz á Carlomagno. Diez mil familias 
sajonas pasan á Flan des. 

804. £1 papá León va á conferenciar con Carlomagno , y se 
vuelve. 

805. Los Sarracenos espantan á Nicéforo, quien hace con 
ellos una paz desventajosa. Los Esclavones devastan el pais de 

TOMO X. 22 



33S HISTORIA DK ESPAÑA. 

los Avaros. Carlos , hijo de Cárlomagno les ya á combatir y 
les derrota. Grandes capitulares dirigidos á Aix-la-Chapelle. 
Los Sarracenos se apoderan de ta isla de Chipre é imponea un 
tributo á sus habitantes. 

806. Asamblea de los principales señores de Francia en Tion- 
ville. Testamento aprobado de Cárlomagno. 

807. Haraun, califa de los Sarracenos, envia magníficos pre- 
sentes á Cárlomagno, y le abandona los lugares santos, r^icé- 
foro se hace odioso. 

808. Cárlomagno obliga á Godofredo rey de Dinamarca, que 
devastaba sus estados , á retirarse. Don Alonso el Casto labra 
la preciosa cruz que se guarda en Oviedo. 

809. Concilio tenido en A ix*la-Chapelle. Amino sucede al 
califa Hará un su padre. 

8Í0. Muerte de Pepino hijo de Cárlomagno. 

811. Los Búlgaros vencen y matan á Nicéforo. Estaurace su 
hijo es preqísado á retirarse á un monasterio , donde muere 
Miguel Corupalato , yerno de P^icéforo le sucede. Muerte de 
Carlos hijo maj^or de Cárlomagno. 

812. Miguel Corupalato , hace la paz con los Búlgaros , y en- 
vía embajadores á Cárlomagno. 

813. Aquel es vencido por los Búlgaros, abdica el imperio y 
se retira aun monasterio. León V, por sobrenombre el Arme- 
nio , le sucede. Cárlomagno asocia á su hijo Luis al imperio, 
y reúne muchos concilios. Amin califa de los Sarracenos es 
asesinado: su hermano Mamón le sucede. Las ciencias empie- 
zan á florecer en Arabia. 

814. Cárlomagno muere de una perlesía, y es enterrado en i 
Aix-la-Chapelle. Su hijo Luis el Benigno le sucede. Leonem 
perador de Oriente favorece á los Iconoclastos. 

815. £1 Papa hace matar á muchos habitantes de Roma, cul< 
pables de revolución. Claudio Clemente, obispo de Turin se de 
clara contra las imágenes. 

816. £1 Papa Estévan corona á Luis y su esposa Hermengar 
da en Reims. 

817. Luis hace reunir los estados en Aix-la-Ghapelle , y aso- 
cia al imperio á Lotario su hijo mayor. Marcha contra Bernar 
do, rey de Italia , su sobrino , que se había rebelado , y le hace 
prender y sacar los ojos. 



TABLAS CR0N0IX)GI€A8. 839 

SIS. Muerte de Bernardo. León derriba las imágenes. Muer- 
te (Je Herinengarda inuger de Luis. 

819. £sta se casa con Jodiih hija de Guelfo duque de Ravens- 
perg. 

820. GoospiracioD de Miguel el Tartamudo contra León ; es 
cargado de cadenas , y su cómplices matan ai Emperador du- 
rante la noche. Miguel es elegido emperador Los Normandos 
devastan la Europa. Bernardo hijo de Guillermo duque de To- 
loso, sucede á Bera en el condado de Barcelona. 

821. Los Sarracenos devastan la Armenia y el Asia. 

822. Un esclavo llamado Tomás , su gefe, sitia á Gonstantí- 
nopla , la que socorren los Búlgaros. Tomás es preso en An- 
drJDópolis y muerto junto con su hijo Aoastasio. 

833. El papa Pascual corona á Lotario hijo mayor de Luis, 
nacimiento de Garlos el Galvo. Los Sarracenos se apoderan de 
la isla de Greta, en la que edifican la ciudad de Gandía. Ebon , 
obispo de Reims va á predicar el cristianismo en Dinamarca. 
Popiel II, duque de Polonia hace envenenar á sus hijos, y él, 
^UD se dice, fué comido por los ratones. Interregno de 19 
anos. 

824. Embajada del emperador Miguel en Francia. 

825. Herioldo rey de Dinamarca abraza el Cristianismo. 

826. Miguel el Tartamudo procura recobrar la isla de Greta. 

827. Los Sarracenos invaden la Sicilia, la Pouillia y la Gala- 
bria. Todas ias provincias de la Gran Bretaña se reúnen bajo el 
loando de Egberto. 

828. Luis el Benigno, quita el ducado de Frioul á Balduino; 
de aquel forma cuatro condados. Luis fuerza á los Sarracenos 
á evacuar la Sicilia. 

S29. La ciudad de Ostia que los Sarracenos habian arruina- 
do , es fortificada por Gregorio IV. Luis da la Recia y una 
parte de la Borgona á su hijo Garlos el Galvo. Descontento de 
sus otros hijos. Revolución contra Luis* Muerte de Miguel el 
Tartamudo emperador de Oriente. Su hijo Teófilo le sucede. 

830. Luis el Benigno es encerrado por sus hijos en la abadía 
de Sao Medardo. Vuelve á subir al trono. Teófilo protege á los 
Iconoclastas, Don Alonso el Gasto continua la guerra con los 
Moros. Sitia el castillo de Santa Gristiña , lo toma y causa á los 
Sarracenos la pérdida de cincuenta mil Moros. 



340 HisTonK bfi E8í»axA. 

831. Teófilo hace la guerra con felices resultados á los Sur- 
rácenos. 

832. Echa á los pintores tle su imperio. Conclasíoo y consa- 
gración de la Basílica de San Salvador de Oviedo, mandada ^ 
edificar por Don Alonso el Casto. 

833. Luis el Benigno es de nuevo destronado por sus hijos, 
y recobra su imperio. Los obispos de Francia intimidan á Gre- 
gorio IV, que quería escomunicar á Luis. Muerte de Mamón 
califa de los Sarracenos. Su hermano Motassen le sucede. 

834. Luis el Benigno es restablecido por ios obispos. 

835. Establece la fiesta de todos los santos. Principios del 
condado de Navarra. Hallazgo en Iría Flavia, hoy el Padrón en 
el reino de Galicia , del cuerpo del apóstol Santiago. 

837. Luis el benigno declara á Garlos su hijo mas joven , rey 
de Neustria. 

838. Muerte de Pepino rey de Aquitania. 

839. Luis el Benigno da su corona á Carlos. Pepino hijo ma- 
yor del rey de Aquitania se la dispula. 

840. Muerte de Luis el Benigno. Lotario emperador de Occi- 
dente procura en vano arrebatar á Garlos el Calvo su corona. 
El reino de Alemania es gobernado por Luis , tercer hijo de 
Luis el Benigno. Kenet II rey de los Escoceses somete á los 
Pictos. 

841. til emperador Lotario es derrotado por sus hermanos. 

842. Muerte de Teófilo emperador de Oriente. Su hijo Mi- 
guel le sucede. Teodora su madre, regenta del imperio, resta- 
blece las imágenes. Un paisano llamado Piast es elegido duque 
de Polonia. Muerte de Alfonso II rey de Asturias. Ramiro I 
hijo del rey Yeremundo le sucede. Muerte de Motassem califa 
de los Sarracenos. Watek-Biltah su hijo le sucede- 

843» Muerte de Judit viuda de Luis el Benigno. El empera- 
dor Lotario , Luis el germánico y Carlos el Calvo, se reparten 
los estados de su padre. 

844. Muerte de Bernardo conde de Barcelona. El conde T^e- 
pociano quiere arrebatar la corona de Asturias á Don Ramiro. 
I3ánse estos una batalla en las márgenes del Karceya , la que 
perdió el conde, y Ramiro le manda sacar los ojos. 

845 £1 rey Carlos hace retirar á los Normandos de sos esta- 
dos mediante unas sumas considerables. Los Alemanes los 



TABLAS CAONOLÓGlGAf. 341 

Tencen. Edicto del emperador de la Ghtna contra los cristia- 
nos. Invadea los Normandos la Coruña. Derrótalos y ahuyén- 
talos Don Ramiro quemándoles setenta naves, Qacen los Nor- 
mandos nueva irrupción en Sevilla, y roban todo lo mejor de 
los Moros. 

846. £i ejército de Abderramen rey de los Moros es destrui- 
do por Ramiro rey de Oviedo. Los Sarracenos de África van á 
sitiar á Roma. 

847, Motawakkel sucede á su bermano Watek califa de los 
Sarracenos. 

849. £1 papa León lY fortifica á Roma. Los aliados del Papa 
derrotan á los Sarracenos. 

850. Muerte de Ramiro rey de Oviedo. Su hijo Ordooo le 
sucede. £1 evangelio es anunciado por San Anseairo en Dina- 
marca y en Suecia. 

851. Los Sarracenos devastan la Cerdeña y la Córcega. 

852. Lotario asocia á su hija Luis II al imperio. Los Ingleses 
SCO derrotados por los Daueses en Okley. Abderramen, rey de 
Córdoba, hace quemar los cuerpos de los cristianos que habia 
hecho martirizar. Muere antes de apagarse la hoguera. 

853. Los Normandos devastan la Francia. A Abderramen le 
sucede su hijo Mohamad Abu-Abdalla. Rebelión de los. Vasco- 
De^ Sujétalos Don Ordooo. Un godo renegado llamado Muza 
se declara contra Mohamad rey de Córdoba á quien, derrota y 
toma Zaragoza , Tudela, Huesca y después Toledo« Muza se 
hace titular tercer rey de £spa3a. Combátele Don Ordoño y le 
vence matándole diez mil Moros y saliendo el mismo Muza con 
tres heridas graves. Lope hijo de Muza hace alianza con Don 
Ordoño. 

854. Miguel quita la regencia del imperio á su madre Teo- 
dora. £1 papa León reedifica la ciudad de Centumcella , ahora 
Civitavechia , que los Sarracenos habian derribado. 

855. Muerte del papa León. Renito III le sucede. £1 empera- 
dor Lotario reparte sus estados entre sus hijos y se retira ai 
monasterio de Prum donde muere. £1 emperador Miguel hace 
encerrar á su madre en un monasterio. 

556. Los Normandos asuelan la Holanda y roban Orleans.. 

857. Los Normandos devastan la Francia. 

858. Concilio en Gonstantinopla. Miguel Bardas tio del em- 



S42 BISTORIA BB BSPAITA. 

perador hace aprisionar al patriarca Ignacio. Pecio le sucede. 
Principio del cisma de Grecia. 

859. García Ximeno erige en reino la Navarra. Invierno muy 
riguroso. 

860. Los legados del papa Nicolás son mal recibidos en Cons- 
tantinopla. Lotario hace anular su matrimonio con Tietberga. 
Comparecen en las costas de España los Normandos, pero so- 
lo á los Moros causan daño. 

861. Brunswik fundado por Bruno y Franchmor su herma- 
no , duque de Sajooía. Buric primer príncipe de Rusia , esta- 
blece su residencia en Novogorod. Motasser mala al califa 
Moltawakkel su padre. Reina seis meses. Mostasin su primo le 
sucede. 

862. Gran parte de los Slavos abraza el cristianismo Lotario 
se casa con Waldrade sobrina de Gontier , arzobispo de Co- 
lonia. 

863. £1 concilio de Metz aprueba esta unión. Waldrade es 
escomunicada por el Papa. 

86á. Un concilio obliga á Lotario á volver á tomar á Tiet- 
berga. El la vuelve á dejar. 

866. Los Sarracenos devastan la Italia. Luis les fuerza á re- 
tirarse. Se apoderan estos de la Campania. Muerte de Ordoñol 
rey de Asturias t:{ 27 de mayo. Sucédele su hijo primogénito 
Don Alonso III. Miguel hace la guerra á los Sarracenos de 
Creta , hace asesinar á Bardas y asocia á Basilio al imperio. Los 
Turcos deponen á Mostain. Motaz hijo de Mottawakkel le 
sucede. 

867. Basilio el macedonio hace asesinar al emperador y sube 
al trono. Restablece al patriarca Ignacio. Lamberto duque de 
Spoleto saquea la ciudad de Roma durante ia consagración del 
papa Adriano II. 

868. Hícmar de León se enmaraña con Carlos el Calvo. 

869. El Papa levanta la escomunion pronunciada contra Lo- 
tario. Muerte de Lotario. Carlos el Calvo se apodera de la Lo- 
rena. Asocia al imperio su hijo León. Estando de caza babiéo- 
dole un ciervo arrastrado por su tahalí, uno de sus guardas 
cortó con su espada el tahalí y por esto fué decapitado por ha- 
ber levantado la espada encima del emperador. Basilio derrota 
á los Sarracenos se apodera de Samo^ta y socorre á Luis con< 



TABLAS CRONOLÓGICAS. 343 

tra estos iufíeles. Octavo concilio general en Constantinopla en 
el que es desterrado Focion. A.ses¡oato de Moctadi califa do los 
Sarracenos. 

870. Moctadel su sobrino le sucede. Carlos el Calvo se apo- 
dera de la Provenza. Carlomano su hijo conspira contra él y 
es aprisionado. Los Daneses devastan la Inglaterra y reducen 
á cenizas uu monasterio de religiosas. Don Alonso III rey de 
Asturias se casa con Doña Ximena, hija de García Iñiguez, prí« 
mer señor independiente de Navarra. Aumentado de este mo- 
do su poder hace la guerra á los Moros con grande estrago de 
estos. 

871. Los Daneses matan á Etelredo rey de Inglaterra quien 
les había vencido diversas veces. Su hermano Alfredo le su- 
cede. 

872. El emperador Basilio hace usar en Constantinopla las 
campanas que le enviaron los Venecianos. 

873. Carlomano conspira de nuevo contra su padre, estele 
hace sacar los ojos y encierra en un estrecho calabozo. 

874. Los Sarracenos devastan el Italia y el África. Los Dane- 
ses infestan aun la Inglaterra 

875. £1 emperador Luis II muere sin dejar hijos varones, 
Carlos el Calvo es coronado emperador. 

876. El arzobispo Ansperto le corona rey de Lombardía en 
Pavta. Muerte de Luis el Germánico. Sus tres hijos Carlomano 
Luis el Germánico y Carlos por sobrenombre el Gordo, se re- 
parten sus estados. 

877. Carlos el Calvo muere envenenado. Su hijo Luis el Tar- 
tamudo le sucede. Mahomad rey de Córdoba envía su ejército 
contra Galicia. Derrótanle los Gallegos, haciendo prisionero 
á su general Abuhalid, quien es presentado en Oviedo á Don 
Alonso. 

878. Lamberto duque de Espoleto y Adalberto marqués de 
Toscaua se apoderan de Roma. £1 papa Juan VIH va á Francia 
á coronar á Luís. Almundar hijo de Mahomad quiere atacar 
Astorga y León. Acude Allí Don Alonso y derrota á los Sarra- 
cenos. Paz de tres años eotre Don Alonso y Mahomad. 

879. Luís hace restablecer á Focion. Muerte de Luís el Tarta- 
mudo. Luís III y Carlomano sus hijos le suceden. Derrotan á 
Bosson rey del Delfinado. 



3A4 HI8T0BIA DE B8PAÑA. 

880. Muerte deCarlomano rey deBaviera , Luis el Germá- 
nico su hermano toma sus estados. Los Normandos devastan 
la Francia. 

881. Carlos el Gordo es coronado emperador de Occidente. 
Juan VIH condena de nuevo áFocíon. Los Sarracenos devastan 
el Peloponeso y se apoderan de Siracusa en Sicilia. D. Alonso, 
hace de nuevo la guerra á los Sarracenos y se apodera de 
Nepza. 

882. Muerte de Luis rey de Germania, su hermano el empe. 
rador Carlos el Gordo le sucede. Muerte de Luis III rey de I 
FraHHI^ia. Carlomano queda único rey de Francia. Los Norman- 
dojf^reducen á ceniza la ciudad de Treves, y devastan otras 
niiuchas poblaciones. Mahomad hace la guerra á Muza , pero 
no saca ningún provecho. 

883. Formoso obispo de Porto escomunicado por Juan VIII, 
es restablecido por el papa Martin. Mahomad repite contra 
Zaragoza también con mal éxito , la espedicioo del ano an- 
terior. 

884. Muerte de Carlomano rey de Francia. Carlos el Gordo 
se apodera de todos sus estados. Los Sarracenos incendian el 
monasterio de Monte Cassino. Paz de seis años entre D. Alon- 
so y Mahomad. Este le regala á Alfonso los cuerpos de San 
Eulogio y Santa. Leocricia. Han no se rebela contra el rey Don 
Alonso , y este le confisca sus bienes. Otro llamado Hermene- 
gildo se rebela también y tiene el mismo castigo. 

886. Muerte de Mahomad rey de Córdoba. Sucédele su her- 
mano Abdalla. Muerte del emperador Basilio. Su hijo León VI 
ó el Filósofo le sucede. Este depone al patriarca Focio y pone 
en su lugar á Estovan su hermano. Eudes conde de Paris y el 
obispo Joselin defienden la ciudad sitiada por los Normandos. 
Carlos el Gordo hace un tratado vergonzoso. Su espíritu se de- 
bilita , abandónanle sus subditos, quienes reconocen en su lu- 
gar á su sobrino Arnoul. 

888. Muerte de Carlos el Gordo. División de la Francia en 
cinco reinos. Los Alemanes reconocen á Arnaldo rey de Ger- 
mania; Rudes hijo de Roberto el fuerte conde de Paris, es rey 
de la Francia occidental y de Aquitania; Luis hijo de Boson lo 
es de Arles, Rodulfo de la Borgoña transjurana, Guy y Beren- 
gtier se disputan la Italia. 



TArBLAS GBOIIOIÁQIGAS, 845 

889, Los Biilgaros devastan la Grecia y derrotan Á los Fila- 
ros que socorrían á Lepo. 

89i. El papa Estévan corona emperador á Guy, quien dispu- 
taba ]a Italia á Berengiur. Lamberto su hijo es asociado al im<- 
perío. Por poco es asesinado el emperador León. Los Norman- 
dos devastan los Países Bajos y son derrotados por Arnaldo. 

892. Mostader es califa de los Sarracenos en Bagdad. 

893. Coronación por rey de Francia de Carlos III dicho el 
Simple, hijo de Luis el tartamudo. 

894. Eudes le persigue y se refugia con Arnaldo. Borgiboi 
duque de Bohemia se hace cristiano. Muerte de Guy : su hijo 
Lamberto le sucede. Fundación de Burgos. 

896. Arnaldo sitia á Roma y se hace dueño de ella. Es con- 
sagrado emperador por el papa Formoso. Aquiitrudis madre 
de Lamberto , hace tomar á Arnaldo un brebaje soporífico 
para tener tiempo de escaparse. Eudes reconoce á Garlos el 
Simple por rey de Francia. 

897. El cuerpo del papa Formoso es exhumado y echado en 
el Tibre. 

898. Muerte de Eudes. Garlos el Simple es reconocido rey 
de toda la Francia. Muerte de Lamberto. Berenguer queda 
dueño de la Italia septentrional. Elección del papa Juan IX. 

899. Muerte del emperador Arnaldo. Los Húngaros devas- 
taD la Lombardía. Goncilio de Oviedo. Gonsagracion de la igle- 
sia de Santiago y de la catedral de Oviedo. 

M9I0 déelinc»* 

900. Luis IV sucede á Arnaldo su padre. 

901. Luís hijo de Boson rey Arles se hace coronar empera- 
dor en Roma* León VI emperador de Oriente depone á IHíco. 
las patriarca de Constanlinopla y pone en su lugar áEutimio. 
Eduardo I gobierna la Inglaterra. 

902. Moctasi e^ califa de los Sarracenos. Himerio, general 
de León los vence por mar. 

903. Los Normandos devastan la Francia. 

905. Berenguer prende á Luis hijo de Boson y le hace sacar 
los ojos. Los Normandos toman á Rúan. £1 papa Sergio III, 
^rala indignamente el cuerpo del papa Formoso. El rey Don 



/ 



346 nisToaiA db bspama. 

Alonso destroza al ejército moro mandado por el capitán Ben 

Alcat cerca de Zamora. 

906. Los Normaodoá devastan laBaviera, la Picardía y la 
Champaña. Muerte de Gifredo II primer conde propietario de 
Barcelona, después de haber fundado el monasterio de Ripoll. 
Sucédele su primogénito Gifredo III. 

907. Fundación de la ciudad de Calicut en la India. Fin de 
la dinastía de los Tam ó Targ en la China. 

908. Teodora concubina de Adelberto marqués ds Toscaoa 
gobierna en Roma. £1 emperador León hace aprobar su casa- 
miento con Zoa, y destierra al patriarca Nicolás. Moctader es 
califa de los Sarracenos. 

909. Dinastía de los Fatimttas en África. Los Húngaros de- 
vastan la Turingia. Los Húngaros deri*otan á Burchard Land- 
grave de Turingia. Muerte de Burchard. Otón duque de Sajo- 
nia le sucede. Don Alonso el Casto abdica la corona. Sus hijos 
le suceden á saber Don Ordoño en Galicia. Doña Fruela eo 
Oviedo y Don García en León , los tres tomaron el título de 
reyes. Don García funda el monasterio titulado de San Isidoro. 
Don Alonso pide á su hijo García le deje hacer una campana 
contra los Moros. Se lo concede y los derrota. 

910. Muere Don Alonso, y su cuerpo fué llevado á As torga j 
después á Oviedo. Don García hace la guerra á los Moros coa 
buenos resultados. 

911. Muerte del emperador León V. Su hijo Constantino VII, 
llamado el pórfírogenito le sucede bajo la tutela de Alejandro 
su tio. Muerte de Rodulfo rey de la Borgoña Transjurana. Ro- 
dulfo II su hijo le sucede. 

9i2. Carlos el Simple cede á los Normandos una parte de la 
Neustria y da su hija Gisela á Rol su gefe, que se había hecho 
cristiano. Muerte de Luis de Germanla. Conrado conde de 
Franconia le sucede. Los habitantes de Lorena reconocen por 
soberano á Carlos el Simple. £1 imperio de Occidente se hace 
electivo. Muerte de Alejandro tutor del imperio de OrieDte. 
Nicolás patriarca le sucede. 

913. Zoa madre del emperador se hace nombrar regen- 
ta. 

914. Muerte de García I rey de Asturias en Zamora. Su her- 
>mano Ordoño II le sucede y toma el título de rey de León, (^on- 



TABLAS CRONOLÓGICAS. 847 

rado derrota á los Hüogaros en Baviera. Los gederales de Cons* 
tan tino derrotan á los Sarracenos. 

9Í5. Los Húngaros devastan la Sajonia. El papa Juan .X co- 
rona emperador á Berenguer. 

916. Conrado toma á Ratisbona, y cede á su hermano Eve- 
rardo toda la Baviera. Ordoño rey de Asturias hace la guerra 
á los Sarracenos con buenos resullados. 

917. Los Húngaros queman la ciudad de Basilea. Estos sitian 
á Constantinopla y son precisados á retirarse. Muerte de Rol 
primer Duque de Normandia. 

918. Muerte del emperador Conrado. Suéldele Enrique hijo 
de Otón duque de Sajonia. Don Ordoño rey de Asturias y León 
junta un poderoso ejército ; hace la guerra á los Moros y les 
toma el fuerte|de la Culebra hoy Montanches. 

919. Constantino emperador de Oriente se casa con Elena 
hija de Romano general de sus tropas. Este último es procla- 
mado augusto y gobierna con Constantino. Zoa su madre es 
encerrada en un monasterio. Correrías de Don Ordoño por 
Andalucía: llega á Talavera; sale vencedor en todas ocasiones. 
Don Sancho de Navarra saca también á los Moros de sus fron* 
teras. 

920. Un concilio de Constantinopla prohibe las cuartas bo- 
das. Conspiración contra Carlos el Simple. Los Sarracenos co- 
meten muchos desórdenes en Italia , pero al fin son vencidos. 
Don Sancho de Navarra se retira al monasterio de Leiria y deja 
la corona á su hijo Don García. 

922. Los Húngaros devastan la Alemania y pasan á Italia y 
Francia. Rodolfo U rey de la Borgona es reconocido rey de 
Italia por gran parte de los príncipes. Roberto hermano del 
rey Eudes se rebela contra Carlos el Simple y se hace consa- 
grar en Reims. 

923. Carlos el Simple derrota y mata á Roberto. Raoul du- 
que de Borgoña es coronado en su lugar. El origen de los 
grandes feudos sube hasta este siglo. Carlos el Simple da el 
condado de Holanda á Tierri* Carlos el Simple es preso y en- 
cerrado en el Castillo-Tierri. La reina Ogiva su esposa se lleva 
á Luis su hijo único á Inglaterra. Muerte de Ordoño II rey de 
LeoD. Froeia H su hermano le sucede. 

924. Berenguer rey de Italia es n>uerto en Verona. La Italia 



348 BISTOMA BB BSF4ÑA. 

pertenece á Rodolfo n rey de Borgoña. Los Hiiogaros devas- 
tan ]a Alemania , y van á quemar á Pavía. 

925. £1 emperador Henríque quita á los Slavos , el Brande- 
burgo, la Misoiay la Lasada. Muerte de Ordeno II rey de León. 
Su hermano Fruela 11 le sucede. 

926. Hugo conde de Arles es coronado rey de Italia en Mi- 
lán. Los Sarracenos atacan la isla de Lemos. Constantino les 
hace echar. 

927. Herberto conde de Yermandois , da libertad á Garlos 
el Simple y después le hace aprisionar de nuevo en Perona. Ra. 
miro sucede á Alfonso IV, su hermano, rey de León que se ha- 
bía hecho monge , y le hace quitar los ojos porque quería vol- 
ver á subir al trono. 

928. Guy de Toscana á solicitud de Marozia su rau^r hace 
matar al papa Juan y Pedro su hermano. Muere Guy. Lamber- 
to hermano suyo le sucede. Hugo hermano uterino de Guy se 
casa con la viuda. Henríque emperador de Occidente hace edi- 
ficar la ciudad de Misna. 

929. Muerte de Carlos el Simple. La Francia es aun gobe^ 
nada por Raoul. 

931. Muerte de Cristóbal, hijo del Emperador Romano. 

932. Hugo derrota á Arnoul duque de Baviera , que quería 
apoderarse de la Italia. Hugo asocia á su reino á su hijo Lota- 
rio y va á devastar los arrabales de Roma. Moctades, califa de 
los Sarracenos es hecho matar: Caber le sucede. £1 emperador 
Enrique obliga á los reyes de Dinamarca y de Noruega á hacer* 
se cristianos. Ramiro rey de León toma Madrid á los Sarracenos. 

933. Los Húngaros asuelan la Turingia y la Sajonia. 

834. Los Sarracenos. deponen á su califa Caber. Radhi le su- 
cede. 

936. Muerte de Raoul rey de Francia. Luis IV, llamado de Ul- 
tramar , hijo de Carlos el Simple, es coronado rey de Francia. 
Muerte del emperador Enrique : Otón su hijo le sucede y me- 
rece el nombre de Grande. 

937. Los Húngaros devastan la Francia y la Italia. 

938. Luis de Ultramar se casa con Serberga hermana de 
Otón. Ramiro rey de León derrota completamente á los Sarra- 
cenos en Simancas. Bolesiao asesina á su hermano Venceslao 
primer duque de Bohemia. 



TABLAS CRONOLÓGICAS. 349 

^39. Ei Conde de Castilla derrota á los Normandos, que de- 
vastaban la Galicia. Hay muchas tempestades en EspaSa. El 
dia 1*. de junio salió del mar una llama que hasta en el mismo 
mar incendió ios escollos , pegó fuego á muchas aldeas y c¡u« 
dades , y mató á muchos hombres ; en Zaragoza quemó todo 
iiD barrio, y también incendió algunas casas de Carrion , Cas- 
tpojeriz, Biirgos, Briviesca, Pancorbo, Belorado y otros mu- 
chos pueblos. 

940. Montaksi es califa de los Sarracenos en Bagdad. 

942. Los emperadores de Oriente invaden la Calabria. 

943. Alberico gobernador de Roma hace maltratar horrible- 
mente al papa Estovan VIII. Muerte de este pontífíce. 

944. Mostaksi califa de los Sarracenos es relegado aun mo- 
nesterio por Estévan hijo de Romano Lacapene emperador de 
Oriente. 

945. Constantino hace devastar la Tracia por los Turcos. 
Constan tina porfírogenito hace desterrar á Estévan y Constan- 
lino hijos de Romano que habla conspirado contra él. 

946. Hugo rey de Italia se retira á Provenza y deja la corona 
áLotario su hijo, bajo la tutela de Berenguer II, hijo del mar* 
qués de Ivrea. Edredo sucede á su hermano. Edmundo rey de 
Inglaterra es asesinado á puñaladas en un festin. 

947. Mothi es califa de los Sarracenos. Muerte de Edita mu- 
gar de Otón. 

948. Muerte de Romano Lacapene. 

949. llueva victoria de Ramiro contra los Moros, 

950. Los Húngaros devastan la Italia. Muerte de Lotario rey 
de Italia. Berenguer U y su hijo Adalberto ocupan su lugar. 
Gton hace la Bohemia tributaria é introduce el cristianismo. 
Muerte de Ramiro II rey de León. Ordooo III su hijo reina des- 
pués de él. 

951. Otón llamado por Adelaida, viuda de Lotario, echa á 
Berenguer y á su hijo Adalberto de Italia. £1 cgército de Be- 
renguer circuye á Adelaida y ella se escapa. 

952. Otón regresa á Italia y casa con Adelaida. Berenguer y 
Adalberto quedan sometidos. 

953. Lodulfo, hijo de Otón, y Conrado su cuñado conspiran 
contra él. Don Sancho hermano de Don Ordono III , el conde 
Fernán González su suegro y Don García rey de Navarra pre- 



350 HISTORIA ]>K ESPAÑA. 

tendeo quitar la corona al Rey. Quedan frustrados sus desig- 
nios. 

954. Muerte de Luis de Ultramar rey de Francia; Lotarío su 
hijo mayor le¡sucede. 

955. Hugo el Grande es duque de Borgona y de Aquitania. 
Olega, princesa de Rusia, va a Constan tino pía para hacerse 
bautizar; es honrada con el nombre de Santa ¡Elena. Oloo 
echa á los húngaros de Baviera* Perdona á Lodulfo y á Con- 
rado. 

956. Don Ordoño III toma á Lisboa y la da al saqueo. Mue- 
re Hugo el Grande, Hugo Capeto le sucede. 

957. Muerte de Don OrdoBo III. Sancho I su hermano le su- 
cede. Ordoño el Malo , hijo de Don Alonso lY le destrona. 

958. Muerte de Lodulfo hijo de Otón. 

959. Berenguer devasta la Italia. £1 rey Lotario declara á 
Hugo Capeto duque de Francia. Romano II hijo de Gonstaoti' 
no , emperador de Oriente, envenena á su padre y le sucede. 
Erección de la Lorena en ducado. 

960. Dinastía de Sum ó Song en la China. Los Moros y Gar- 
cía rey de Navarra reponen á Sancho I en el trono de León. 

96). £1 Papa implora el socorro de Otón contra Berenguer. 
Nicéforo Focas, general del Emperador de Oriente, se apodera 
de la isla de Candía. El emperador Otón bace coronar á su hi- 
jo Otón en Aix-la-Chapelle. Este recibe en Milán la corona de 
los Lombardos y hace aprisionar á Berenguer II ; quien muere 
en Alemania el año 968. 

962. FI papa Juan XII corona emperador á Otón. Muerte de 
Helena muger de Constantino. Nacimiento de Don Ramiro III. 

963. Muerte de Romano emperador de Oriente. Nicéforo 
Focas le sucede; y se casa con Teofania viuda de su predecesor. 
£1 Papa se declara por Berenguer ; Otón bace reunir un CoO' 
cilio ; el Papa es depuesto , y León le sucede* 

264. Los Romanos' reponen á Juan en el trono pontifical. 
Otón vuelve á Roma y repone á León. 

966. Heraldo rey de Dinamarca se hace cristiano. Micislao , 
duque de Polonia introduce el cristianismo en sus estados. £' 
emperador Otón hace castigar á los rebeldes de Roma que ha- 
bía echado el papa Benito Y. Muerte de Don Sancho I. Socé- 
dele su bijo Ramiro III. 



TABLAS CRONOLÓGICA 8. 3¿t 

967. Los generales de Nicéforo toman Anlioquía á los Sarra- 
cenos. Luitprando, obispo de Cremona, va á pedir á Nicéforo, 
Teofania hija de Romano II para el hijo del emperador Otón. 

968. !Nicéfoi*o maltrata á Luitprando y á muchos otros se- 
ñores que Otón había enviado á Constan ti nopla. Los Norman- 
dos devastan la España. 

969. £1 joven Otón marcha contra Nicéforo y lo derrota. Su 
ronger le hace matar. £1 califa Moez invade el Egipto y hace 
edificar la ciudad del Cairo. Zimisco es elegido emperador de 
Oriente. Basilio y Constantino hijos de Romano II, son asocia- 
dos al Imperio. £1 conde Don Gonzalo Sancho derrota y pasa 
á cuchillo á los normandos que hablan invadido la España* 
Muerte del Conde Fernán González, á quien debió Castilla su 
libertad y principios de su grandeza. Sucédele su hijo Don 
García Fernandez en Castilla y en León. 

970. Muerte de Don García rey de Navarra ; sucédele su hijo 
Don Sancho García Abarca. 

' 971. Bardas general de Zemisces derrota un ejército innume* 
rabie de rusos, bülgaros y turcos que desolaban la Tracia. 

972. £1 joven Otón se casa con Teofania hija del emperador 
de Oriente Romano II. Nacimiento de Don Ramón hijo del de* 
puesto conde de Barcelona Don Borrel. 

973. Mnerte de Matilde madre del emperador Olon. Muerte 
de Otón el Grande. Olon II su hijo reinó después de él , 

974. £1 papa Benito VI es ahorcado. Bonifacio entra en su 
lugar. Tai es califa de los Sarracenos. , . 

975. Ei papa Bonifaoio huye á Constaot inopia. 

976. £1 emperador ZinoíMes muere envenenado. Reinado de 
Basilio y Constantino, hijos del emperador Romano 11^ é pe* 
sar de la oposición de Bardas Selero y Bardas Focas. Muerte de 
Alhacem rey de Córdoba. Elevan los Moros al trono á su hijo 
Isem. 

977. Otón somete á los Bobemiosi £dutirdo rey de InglateN 
ra es asesinado ; Etelredo su hermano reina después de él- 

978. Otón hace retirar á Lotario rey de Francia de la Lore- 
na ; y este asocia á la corona á sil hijo Luis. Mahomet Alman- 
zor regente del reino de Córdoba durante la menor edad de 
Isem , derrota en España á los cristianos. 

979. Bardas Selero sale herido y se retira á Persia. 



352 HISTORIA DE ESPAÑA. 

980. Los emperadores de Oriente invaden la PouiHia j la Ca- 
labria. 

981. Olon hace degollar en Roma un gran numero de seño- 
res. Fundación de la ciudad de Halle en Sajonia. 

' 982. El Brandemburgo, la Sajonia y la Misnia son devasta- 
das por los Esclavones y Bohemios. Los Gallegos se rebelan 
contra Ramiro III rey de León. Su muerte. Eligen los Gallegos 
á su tío Bermudo, quien toma sus estados y le coronan en Ja 
iglesia de Santiago el 15 de octubre. Los Sarracenos y Griegos 
derrotian á Otón U en Italia. 

983i Muerte del emperador Otón II. Su hijo Olon III le su- 
cede. 

984. El antipapa Bonifacio hace sacar los ojos al papa Juan 
XIV, quien mucre en una cárcel. 

986. Muerte de Lotario. Su hijo Luis V le sucede. 

987. Luis y muere. Fin de la familia de los Carlovingianos. 
Hugo Capeto es coronado rey de Francia ; con esto empieza la 
dinastía de los Capelos. Cede este la Borgoña á su hermano 
Enrique el Grande. 

988. Yaldimiro, gran duque de Rusia, casa con Ana herma- 
na de los emperadores de Oriente, é introduce el cristianismo 
en sus estados. Su muerte. Hugo Capeto hace coronar á su hi- 
jo Roberto. Carlos duque de la baja Lorena le disputa la dig- 
nidad Real. 

989. Teofania , madre de Olon , ejerce en Italia actos de au- 
toridad soberana. 

991. Su muerte. Cader es califa de los Sarracenos.- Carlos 
duque de Lorena es preso en Leoo y encerrado en una torre 
en Orleans. 

992. Reloj de péndola inventado por Gerbert» arzobispo de 
Reims. Muerte de Carlos duque de Lorena^ 

994. Etelredo se hace tributario de los Daneses. Geisa duque 
de los Húngaros se hace crtstiaoow Almanzor pretende atacar 
á León y tiene que retirarse por la gran pérdida de su gente. 

995. Vuelve Almanzor á atacar á León y después de un año 
de sitio se apodera de él y lo destroza todo. 

996. Muerte del Papa XV. Otdn pone eo su lugar á Bruno su 
pariente bajo el nombre de Gregorio V. Muerte de Hugo Ca- 
peto. Su hijo Roberto le sucede. Quiere atacar Almanzor las 



TABLAS CRO^íOLÓGICaS. 36S 

j^stnrias, pero le detiene lo bien defendido desús plazas. De- 
vasta sin embargo los pueblos abiertos de Castilla. 

997. San Estévan , primer rey de Hungría introduce el cris- 
tianismo en sus estados. Ataca Almanzor laLusitania y Galicia. 

998. C péscense echa de Roma al papa Gregorio. Le prende 
Otón y le hace decapitar. £1 papa Gregorio V hace anular un 
concilio. Matrimonio de Roberto rey de Francia con Berta su 
prima. Roberto escomunicado, despide á Berta. 

999. Muerte de Bernardo II rey de León. Alonso V su hijo le 
sucede. Gerberto arzobispo deReims es colocado en la santa 
Sede bajo el nombre de Silvestre II. 

Stglo undtk^lmo* 

lOOO.'Oton hace ud peregrinaje á Polonia donde establece un 
arzobispado. Basilio Emperador de Oriente echa á los Búlgaros 
de la Tesalia. Suenon rey de los Daneses invade la Noruega. 
Dlao rey de este distrito se arroja al mar. División de sus esta- 
dos en tres condados. Batalla de Galatañazor, piérdela Alman- 
zor, quien huye á Córdoba. Muerte de García el Tembloso rey 
(le Navarra. 

1001. Otón derrota á los Sarracenos en Italia. 

1002. Muerte de Otón. Enrique duque deBa\iera le sucede. 

1003. Algunos señores se oponen á su elección. 

1004. Enrique somete á los que habian coronado rey de 
Italia á Arduino marqués de Ivrea. 

1005. Godofredo es elegido príncipe de los Lorenos á pesar 
déla oposición de Yandovin conde de Flandes. Boleslao duque 
de Polonia hace sacar los ojos al duque de Bohemia y se apo- 
dera de sus estados. El emperador Enrique recobra esta con- 
quista. 

1006. Este hereda los estados del conde de Bamberg , donde 
funda un obispado. 

10Ó7. Erupción del Vesubio. 

1008. Los Sarracenos se hacen dueños de Capua. Los Vene- 
cianos los rechazan de delante de Barí. Los Normandos devas- 
tan la Frisa. Muerte de Abdelmelic hijo de Almanzor que se 
habia sublevado contra Hissem. Un moro llamado Mahomad. 
TOMO X. 2.3 



4lfia)ij»^i ^e ftpQiier^ d« HihS^t^ )e \}2^ epc^rri^r en w«3 torre 
y hace esparcir la vci^ de su rpu^rU. 

^QOSL ^o^ Sarraceno» aítiafi 4 Jpvuii^i^i^' 

^010. l^os Moros derrotan á los crisii^no^ en ^^aq^. 

^QH. Muerte de yillegíse arzol^ispo de M^yfi^ci^, 

1012. £1 (jalifa de ^gip^o ^que^ á J^r^sale?. 

ifiíl2t. Eorique hace tr«gu^ ^i\ Bole^tap r?j ^poloqjaqne 
devastaba la Pomerania , y d^rrptd k A^P^W^ ^W 4ft l^eqÍA rej 
^e l^qipbs^rdía. 

:|Q14. ^ueuop rey de Din9Q99r^ 9^ 4pa(i?ra de Lpqdre&y ae 
hace aclamar rey de Inglatfrr^. £1 |i^p^ Q^DltQ YIII <}Ofona i 
Enrique emperador. Inundación de una parte de Flándes. Ba- 
silio emperador de Oriente derrota á los Búlgaros y hace sacar 
los ojos á quince mil prisioneros. Muerte de Hissem. Aniqui- 
lamiento del poder Real sarraceno en España. 

194?i, pUioperadar Ei^^riqíie Jiace i^u. trU>«^tanp al r«^y ^ Po- 
lonia, CaRv^to el Graf^de l^ijc^ de §nt?R(>p , v^y 4e pín^inarca, 
^ucqdíí 4 si^ padr^. ?3sHioi prpteft^ Is^ Q^ij^qq\^ cp9-t,ra ^oít$a^ 
rs^cqnos^ 

lai^- Algufto;^ nonmsindos se ^sta^bleqeft ^i? Ua^ljai- Alfo»»p Y 
ixdifi^ reedi&car. (a, o^ud^^d de Leoii. 

1017. £1 rey Roberto sufoca en Francia la herejía d^e U>s ma- 
niqueos. Muerte de Don f^^moQ CQn,de dq Barcel<\Q^- Sucédek- 
!)U ^ijo, Doa Qerengqer, M^eJ^te de Don. S(iajpbo. CQat]¡e ^ Gas- 
tilla. Sucédele su l^ijo Do|i ^Ar^i^* 

ÍQX^' hos l^M^os son eqhs^4<¡^ de Pplooj^* 

1019- Basilio somete enteramente ia]S^lg9ci9^ 

ip;^a. La p^^te dt^^pl? 1^ S^onia,.. 

IQ^l.. El ^iji^peradQr Enrique deri7at9^41qs (^ri^go^veoi Italia. 

102(3. En,tr?vi5ta entre. ?!; R,?y Rot^to^ y el en^fih^r^tdor Enri- 
que, Deposicjoa dei {iodulfp ijl i;'ey d^ Aijl,^^ £i emp^ador 
Enrique le hace reponer. Principio de los condados de Maria- 
no y de S^bp^a. Muerta 4el ^^vperuxio^r lÍQfifue. GodpmIqII 
duque de Franconia le sucede. Los Griegos, piulen al papa qu^ 
su patriarca tenga el título de ps^ti^i^cs^epuiQénijQQi. Oposición 
por parte de Ips obipos^dq Fr£^)ci9^ 

1035. Maerte del eJ3aip<?«í«*í^r Bft^ilij^. QOfi^ltttttifto» stt hefMft- 
no le sgpede. 
10:^7. ConradQ.ef5 cqrofi^fiQ en^p^ra^fN^v. Maerte deAUbn- 



TABLAS CRONOLÓmCAlt. S^S^ 

sf^Yvéyá^htoíí. Htírmvdo lil su hijo reina ctospufl» de él. 

1038. Muerte de Constantino emperador de Orieolt». Booia- 
DO II por aobrenombre Argircí , le $uoed«4 Sancho III , llama- 
do Grande reúne la Gaslilla á la I^avarra. Muerta alcYCM de 
Dofí Gurda hijo d« DonSünobo. 

lasa (Mac rey deNoi^oega^uiuere en un combate ^Dtra 
Canato rey úe Dinaiinarea. Este sé apodera de su» estackisd. Re-* 
mano III cooibftte á loa Sarracenos en Siria y buje á Ap4íq(|«í0« 

1031. Los Sarracenos aoo odiados de la Siria. Miterte de Ca^ 
der gran catifa de Bagdad. Caiem su bajo le sucede. Lm IKor» 
mandos echan á Ioa Griegos de la Pouilíia. Mtttrle de Ro^irto 
rty de Francia. Sn hijo ma^or £nn<|tie I le sucede á pesar de 
sa madre GonsiSanza ifüe quería poner al trono á my bermano 
Roberto. 

1032. Enrique I cede á su hermano. el ducado de Borgoña. 

1033. Farnando hijo de Sancho III goliierna la Castilla y to- 
na el título de Rey. fiade8 conde de Champaña disputfa la Boii 
gooa al emperador Covradó, á «inien el rey Rodolfo sei tiola 
habia legado. 

lOSi. Zoé, esposa dd Roiqanlo ill ^ le hace ahogar; y obloca 
ea e! treno á Miguel lY llatmado elf Paflag^niano. 

I035« Los Esclawoiies devaistan \k $4Jk>aia« Conradi» lo^^ re* 
chaza y somete. Muerte de Sancho el Grande rey de Na.val*ra'. 
Sus cuatro hijos Garck , Fernando , Gotitalo y Rdnirfo 4^ re- 
parten sos estados. 

1016. MtteYte de Ganttto el grande; Canuto III, su hijo, rei- 
na en Dinamarca; y Heraldo , otrode &U6 hijo^ > en Ia|;laterra. 
La Normandía cae en poder de Magno , hijo de OUo. 

1057, Eu4e^> 490o4e deCbampüñ^j «aiier^f «o un combate. 
Conrado reina pacífícamente en Borgoña. Qer^audo III, üHimo 
rey de León, muepc en una ba^aUa contra los reyes de Cas- 
UHa j deNavV^pa. Mignel, eniperador d« Oriente, hace paz 
con loa Egip^i^ y los Sa<rraceno& de Siria y 90»49te la Sicilia. 
Togruhul-Begh, gefedelos Turcos. Seljucidaf j»e e&tableoe en 
P«r»it. 

loas. Miguel, deabaita&a los prof eetos de loa Sarracenos, que 
qaeriaB toaaar á Edtesaw Mnerte de San Estéira» -, primer rey 
cristiaoo'de IfaNftgrMí* Molerte d« Mn1»Qiei*aI-<^llab, ultimo cai- 
lifa de España; . 



> .* 



356 mSTOftlA DB BWAKA. 

1039. Muerte del emperador Conrado II. Enrique lU, &u 
hijo, le sucede. 

1040. La ciudad de Smirna es derribada por un terremoto. 
Los Sarracenos pasan de África á Sicilia. 

1041. Quince mil Búlgaros son derrotados cerca de Tésalo- 
nica. A su general le sacan los ojos. Muerte de Miguel IY<» em- 
perador de Oriente. Miguel y, llamado Calafate, le sucede. 
Borique III devasta la Bohemia j precisa á Brcticlas, duque de 
este pais , á venir á pedirle un perdón humillante. Los Pola- 
cos llaman á Casimiro, hijo deMícislao II, que se había retira- 
do en el monasterio de Cluni, en Francia. 

' 1042. .Zoé hace echar al emperador Miguel. Calafate de sus 
estados Le manda sacar los ojos. Cqnstantino IX ó Monomaco 
es elegido en su lugar. Este se casa con Zoé. Reinado de Eduar- 
do 111 , rey de Inglaterra. 

104d>. Guillermo ^ llamado Braxo de hierro , es: el primero de 
los condes y duques de OuUle y de Calabria. Un ejército nu- 
meroso de Rusos es derrotado en Trácia« La Persia cae entera- 
mente en poder de los Turcos Seijucidas. 

1046. .Enrique III es coronado por el papa Clemente II. 

1047. El emperador Constantino hace sacar los ojos á Tor- 
nico^ qué se había rebelado contra él. Este lleva la guerra á 
Media. 

1048. El ducado de Loreoa es dado á Gerardo deA.l6ada, 
cuya familia ha gobernado la Alemania. 

1049. Los reyes mahometanos de Toledo y Zaragoza son 
deiTotados por Fernando, rey de Castilla y de León, quien los 
hace sus tributarios. 

1050. Nacimiento dé un hijo del emperador Enrique, quien 
retna después de él. 

1052. Principio del marquesado de Badc; 

1053. Miguel Cerulario establece el cisma de los Griegos. 
Los Normandos prenden al papa León IX ^ quien es encarce- 
lado en Benavente. 

1054. El emperador Enrique hace declarará su hijo rey de 
Germania. Muerte de Constantino Monomaco, emperador de 
Oriente. Su hermana Teodora le sucede. Batalla de Atafinerca 
entre don Garefa, rey <4e Navarra, y don Fernando rey de Cas- 
tilla. Muere el primero en la acción y la pierde. Don Fernando 



TABLAS CRONOEiDCICM. ZS7 

Tttelve sus armas contra los Morósí j toma y da al saqueo la 
ciudad de Viseo. 

Í056. Muerte' de Teodora. Miguel VI . ó Estrttioo gobiernt 
después de el'Fa. Muerte de Enrique III , emperador de Occi- 
dente. Enrique IV, su- hijo, le sucede bajo la tutela de su 
madre. 

Í057. £1 ejército destrona á Miguel y coloca á Isaac Comnene 
en el trono de Oriente. Rebelión de Ibs Sajones contra En rl- 
qoe IV. Las tropas de &i*unswíck los derrotan.. Thongíl-Begb 
derrota á Caiera , califa de Bagdad* Don Fernandoipone sitio y 
gan^a de tos Moros á Lamego. 

1056. Roberto Guiscart edía á los. Sarracenos de Sicilia^ Doo 
Fernando toma- ¡a ciudad de Coímbra. Cortearen León. 

1059. Isaac abdica el imperio de Oriente. Constantino Da* 
cas le sucede. Enrique I, rey de Francia, hace reconocer por 
«Q sucesor á Felipe , su hijo mayor, de edad de seis an<i.s-, y hs 
bace coronar en >Reims. Continua don Fernando <lai gu^ra 
contra los Sarracenos de España y les toma 4 Gormas,* Vado 
del Rífy , Berlanga , Aguilera, Castillo deSan Juste, Santa Mai 
ray castiHo de Cuernos. Almenen ,. rey.de Toledo , le. envía 
presentes j le pronvete ser su tributario. 

1060. Enrique I muere el 29 de agosto en Vitry, cerca de 
París , y confiere la regencia del reine á Baudoin., conde de 
Candes. Don Fernando hace la guerra á los Monos de Anda- 
lucía j saquea ydevasta los contornos de Sevilla. 

1061. Aboubnguer funda el imperio de ios Almorávides en 
íl África septentrional. 

1063. Muerte de Ramiro, rey de Aragón; su hijo Sancho Ra- 
niro le sucede. Muerte de Trogrul-Begh , gefé de los Turóos 
Jeljucidas de Pe rsia y de Siria. 

1064. Setenta mil europeos hacen el viaje de la Tierra Sania 
' todos presos ó esterminados. 

1065. Muerte de Fernando I , rey de Castilla, sus tres hijos 
e reparten sus estados; á saber ^ don Alonso el reino de León, 
Ion Sancho el de Castilla , y don Garcia en Galicia y Portugal, 
lió además á sus hijas doña Urraca y doña Elvira el infantado 

las ciudades de Zamora y Toro. Los Esclavones abjuran el 
ristianismoy asesinan á los cristianos. 

1066. Muerte de Ednarde , rey de Inglaterra ; los Ingleses 



B5t mSTOBIA DB BSPAffA. 

coloca» en el trono á Araldo< Guülermo , «limva da Norma»- 
día , á quien Eduardo había señalado por su Hicesor , pasaé 
ingitlicrra 7 ttiaU á áriklo en on eo«»bate«erca de HastÍD{s. 

1<067« Mnerie de Constan lino Ducts ; quien deja tres hijos, 
4e los cueles ano es declarado emperador 7 se le llama A& 
guel VII, dicho Parapinace. Revolución de los Ingleses coDtn 
les ofíoíales de Guillermo , qttien los sámete y se le da d nom- 
l»re de Conquistador. Muerte de Baildoin t 00 nde de Flaodes, 
regenl» del t*eitto de Francia. Muerte de doda ^emshii » mugcr 
de den Fernando i. 

1068. Romano Diógenes casa con £ndoxia y «ube en el troito 
del leraifMrador de Oríenie. Batalla de LlanUbdo 4 orilia del Pi- 
suerga, entre el rey de Castilla 7 eá de Jj«o|i , la iqiíe pfi« <i 
oaatelJano. 

d069. Pedro Oaaaíací impide el divorcio del f nB^terador £0- 
ríqtje y Berlo sm éfif>ofia;.Los Daneses hacen nn^ incursión ea 
inglatema y se apoderan de York. Joitaoüt , soberano de I« 
^AitiTora vides « edifica á Maroa 

1 070. Vuélvese á etnfkeoar la guerra entre Caatellanos j I^ 
«eses. Batalla de Yolpeiar , á^rilto del Carrio». Vencen pri- 
mero los Leoneses, pero deiptes soo hechos prisioneros coi 
8« nismo ney >dbn Alooao, -por k>6 G«s^ellanoS| iaa«da(ioi por 
donBiKhrigo Días de Vivar , llankado el ,Gid. Apodérase doi 
^ncbo del •reibo dé León. 

1071. Alp-Arsiasd, segando .ftultam de 1^ T4ir«os ^^. 
das> jpre«de á Asotano DiógeHes,. MigM^l vuelve é subir « 
trono. Romano regresa á Constan tingla •, doade Miguel 
haceiaoft^ los ojos. £1 emperador Kn fique IV « llamedoBeif^ 
ó Guétfo, és duí|ue át Bavfera» Dnn Saaíoho, rey de Castilla 
de León , derrota á su hermano don García ^ r^ de Galicia ^ 
'Je pcofie^^ 

1072. Rogerio I , gentilhombre normaodo , es primer co 
de de^cilia. Don Saoobo sitia á Zamora. Un cabalWro Ua0^ 
do Vellido Dolfos le maUi a traicioii^ 

1678. Los Sajones se eubMan contra ei emperador f^ 
que iV. El ipepa 'Greigorio VU ainenasa á Felipe I , r^ de Fn» 
cia. £ete hace prestar j^rümeoto de adeudad á Landül^i ^^ 
que de Renavenle y á Rioardo „ duque ^e Gápua. Sus \^^ 
iüiivdlcesi á Geroniir , obispo de Praga , y h ádspojan de <i<^ 



tíehéi de au igfteSíáf p^fqtie Éé optíhlá a sbs l*écét^bib¿r«á. fió^ 
Alofiáó s^ apdckfá fáciimeiite <te Portugal y Galicia , y tiníHií t 
ser üoico dueño d« todá^ las tierras de su padre Ferriattdd I. 

1074. El papa 6NgtíM6 pred^a á )a HuDgr/a á pagante \íñ 
censo , bafo petla d« despojar di Rej de su reino. Muéi*!^ de 
Saeoon II , rey dt Dinamarca , quien dejó treo« hfjóa nat«f^' 
les , de los cuales dtíM han reinado sucesttamente. I>ofi AfoQ'' 
so socorre a) Rey nfiórO de Toledo , contra el de Cófddbtf. 

1075 Los Sajofies y Ytír'íngfds^ son echados de su fiars á= té^'^ 
secuencia de ti ba b¿rtalla dada pt>r e) emperador Efrfiqtié. El 
Papa eacoñiurifóli h Cintilo { prefecto^ de Roma. Ci^cioi M<¿^^ 
Papa CQdndd éetebrába la tAise { pettt el pnebio le ot^li^a á li- 
bertarle y á reftfgiarsé étí lé^ dotninios^ del emperador. FeHpe,^ 
rey de Francia , obH^á á Guiltertti^ ef Gottqnfstador á levamtll^ 
el sitio de Dolé. MdCfadi suóede á Gai>efn su abuelo ^ califa' d^ 
Bagdad. 

1076. Loa Ttí^cóé tóiíiían Dúttia&cm , la I'alestíNár y )a bsíj^á Si- 
ria al califa deE^|St<y. S^hcbo Ramire^, rey de Arago'tí , §é 
apodera de Nává^I^. E! Pap¿r Crttf ál etíipera^i^ Enrique á 
Roma y escMítirttda ál ca^denal Uúgch Echa d^RóMa^ á ]b§ 
embajadores de Enfrlc^tíe , ((Uietí aúfUlá ía éleCCiióii del- Fáp^,' 
Este declara á EnH^cie detfpóseld<y de stfs^ estados^. Eáfr^Sfééf i9 
despoja de tód^sr las rdsígnitf^ Aeales btfsla qué Éé haya héchtí 
absolver; pá^a ló tfiie hace et iridje á Italia Cotí éú úiMgét y éi? 
hijo para pedi^ ía aí^sdlitcion al Papá*. Muerte d(i> ddtí^ RéVitfé^tf 
Berenguer , Cótiád dfe Baírcelcfna. Sticédete sil hijtof rfo» RáiiióM 
Berengoer fl , atl cual por la Maficuri' de su* pelo líafnísl^otí Cd^ 
heza de estopa. Muerte de don Sancho, rey de Navarra, á rtíá^ 
DOS de su hertnanó^ don Ranldn desrpé&átiddle dé Un niétíte. 
£1 rey de Ga^Hl^y él de Aragón sé répáfVetí l^á NaVef^k^af. 

1077. Enrique eá áb^tielto deSpneff dte haber áyuntidv^tre^ 
días á pan y agtfa , haber andado* todo ei^te tieinpd descalxty, y 
haber prometido Toíveí* todos sus estados* é\ Papa , qu^éii <í^ 
cribe á los' prín-cipes de Alemanlaqn^ elijan otrwémpe'r'ádofr sf 
no están contentos de Enrique. En éotisec<»eñéfá Értd\iWfy, é\P 
qnede Soabía , es efegido rey dé Oé^ittaWi^ él 56 &é febrero y 
coronado erf lííayencia- éf 26' dé máVió'. Él Papa rénneVaf **?«► 
pretensiones sobre lé Éspaffa* y eüfhoVtrf á hvs r(*ye'* y príncipes 
á pagarle vtti tfibtrto; ft)rtira ignales pretensiones sob^'e la i^híf 



860 HISTOBIA DB ESPAÑA. 

de Córcega, en la que envía un legado. Muerte de Landulfo YUi 
prÍDCÍpe de Benavente ; el Principado es reunido en parle al 
ducado de la Pouilla y la Calabria. Boleslao 11^ duqoe de Polo- 
nia , rompe el yugo de los Alemanes y toma el título de Rey. 

1078* NiceforoBotoniete.se apodera del imperio de Críenle 
y hace encerrar á Miguel. Enrique derrota áRodulfo. Nicéfo- 
ro Botoniate es escomunicado en un concilio de Roma porque 
se había apoderado del imperio. £n España se adopta el oficio 
romano y deja el gótico.- Muerte de Almenen, rey moro de 
Toledo. Sucédele su bijolsen , pero muere al cabo de pocos 
dias sucediéndoles á ambos el hijo menor del primero Híaia. 
. 1079. Rodulfo es de nuevo derrotado. Gregorio Vil da á 
Landulfo , obispo de Pisa , la legación y la mitad de ingreso^ 
de la Córcega. Boleslao II , rey de Polonia , es escomunicado 
por haber muerto á San Estanislao , obispd de Cracovia. La 
Polonia pierde el título de reino. Solimán , primer sultán de 
Iconía, se apodera de JNicea y una gran parte del Asia menor) 
que desde entonces toma el nombre de Turquía. 

1080. Enrique es rechazado en Sajonia y derrota á Rodulfo 
en la Turingia. El Papa le escomunica en un concilio y da su 
reino á Rodulfo. El Papa es depuesto en el concilio de Brixen 
por los partidarios de Enrique. Clemente III toma su lugar. 
Gregorio hace entrar á Roberto Guiscart en sus intereses y le 
concede la investidura de la Pouilla. Rodulfo es herido de 
muerte en un combate contra Enrique. Gregorio envía á Ale- 
mania para hacerle dar un sucesor. Prueba inútilmente hacer 
tributaria á la Francia y quiere someter la Cerdaña á la sania 
silla. 

1081. Miguel Ducas pide socorros al Papa y á Roberto GiuV 
cart. Alejo Comneno se hace declarar emperador de Oriente. 
I>9¡céforo muere en un monasterio. Roberto Guiscart derrota 
completamente al emperador Alejo Commeno en Dahnacia. 
Enrique sitia á Roma iniUilmente. Da tropas al antípapa Gui- 
berto para devastar el país. Los rebeldes de Alemania eligen á 
Hermán de Luxemburgo para emperador. 

1082. Muerte de don Ramón Berenguer, llamado Cabeza de 
estopa y sucédele su hijo de 25 días de edad Ramón Berenguer. 

1083. Bohemundo, hijo de Roberto Guiscart, derrota dos 
veces á Alejo Comneno. Los Turcos le obligan á retirarse. 



TABLA» CBON01Á01CA9. tM 

1084. San Bruno fundó la ord^n de los cartujos; £1 empera» 
dor Enrique IV se apodera de Boma y sitia á Gregorio en el 
castillo San t- Angelo ; pero Roberto Guíscart le obliga ¿ reti- 
rarse á Lombardía. 

1085. Muerte de I\oberto Guíscart. Alfonso VI , rey de Cas* 
til'a, toma á los Moros la ciudad de Toledo y otras muchas. 

1086. Felipe, rey de Francia, repudia á Berta su muger. Los 
Daneses matan á San Canuto su rey, porque quería establecer 
el diezmo para el clero. Concilio de Toledo , en el que se elige 
arzobispo de esta ciudad á don Bernardo , abad de Sahagun. 

1C87. Los Almorávides de Maroc se apoderan de todo lo que 
los Aral es poseian en España. Guillermo el Conquistador, rey 
de Inglaterra, devasta el Yexin francés y quema INántua. Mue- 
re en Rúan. Guillermo el Rojo , su segundo hijo , reina en In- 
glaterra , y Roberto, su hijo mayor, en ISormandía. 

1089. £1 niño Ramón Berenguer , conde de Barcelona ^ ade- 
lanta su condado hasta Tarragona , la que tomaron los Catala- 
nes de los Moros á fuerza de armas. 

1090. £1 emperador £nr¡que IV se apodera de Mantua, de 
Florencia y otras ciudades. Roberto y Guillermo se disputan 
laNormandía. Se convienen. 

1091. £1 antípapa Guiberto queda dueño de Roma. Celébra- 
se contra él un concilio en Benavente. Origen de la orden de 
losHospita'arios de San Juan de Jerusalen, ú orden de Malta. 

1092. Felipe, rey de Francia, casa con Bertrada, muger de 
Foulques de Recbin , conde de Anjou. Ibo, obispo de Chartres, 
se opone. Muerte de Malecksebah Gelaladín , sultán de los 
Turcos seijucidas. Barkiorok su hijo le sucede. 

1093. Revolución de Conrado , hijo de Enrique. Este es co- 
ronado rey de Italia en Milán. 

1094. Práxedes, muger del emperador Enrique, se queja de 
él en el concilio de Constanza. Felipe, rey de Francia , es esco- 
manicado en el concilio de Autun. Moctades es califa de los 
Sarracenos en Bagdad. £1 rey don Sancho pone sitio á Huesca* 
Muerte de don Sancho , herido de una flecha de la ciudad. Su- 
cédele so hijo mayor don Pedro. Continua el sitio de Huesca. 

1095. Concilio en Plasencia. Concilio de Clermont en Auver- 
i^ia. Felipe es escomunicado de nuevo. Proyecto de cruzada. 
Muerte de Toutousch, sultán de Persia. Sus dos hijos Redouan 



W9 auToaiA ummwwjkJkA, 

jf Dekak le sucedeo» Origen del reiao <le PbrUigiil púr Enrique 
deBorgoña. 

109Q. Disputa de San Anselmo con el rey de Inglaterra, so- 
bre las investiduras. £1 Papa absuelve en el eon«Hk> deTlitMi 
al rey Felipe , que había prometido dejiir á BertrediGi. No cum- 
ple su palabra. Cruzada bajo el mando de Godofredó de Btf- 
Uoo. Solimán, príncipe de los Tarcos del Asia menor, derrota 
i los cristianos. £1 emperador Alejo annla igualmente sus pror 
yectos. Los Hiingaros derrotan á quince mil cruíddos manda- 
dos por nn sacerdote alemán. Reodicioii de Huesca. 

1097. Godofredó de Bollón se apodera de I*ficea, y knatd Uias 
de cuarenta mil infieles* Sitio de Aotíoqm'a. Los Cruzados »e 
apoderan de £desa. Los Almorávides de Africtf se apoderan de 
la Andalucía. 

1098. Godofredó se bace duefio de Antiequía. Kelbogai ge- 
neral , ea sitiado por los Persas , á quienes n)>ata mos de cien 
mil hombres. Boheronndo , hijo de Roberto Gofueart, es tl(^ 
do príncipe de Antíoquía. Conrado , bijo del emperador Enri- 
que , repone al papa Urbano y casa con la bija de Jkogér, du- 
que de la Pouilla. £1 Papa á ruego de San Anselmo auapeodt 
el escomulgar al Rey de Inglaterra. 

1099. Los cristianos se apoderan de ieruMlen y nombran fej 
á Godofredó de Bullón. Este derrota á mas de cíe* mil £gip« 
cios. Regreso de loa Cruzado» á Europa* £1 emperador Eofi* 
que IV destierra á Conrado como á rebelde y y declara rty á 
Enrique» su otro hijo. Felipe asocia á la cmroMl de Fraooifl i 
su hijo Luis el Gordo< Celebfárovse en es^te áiglo 24 concilios 
en £spaña , á saber : 4 en Bar celona ; 3 cil Gerona ; d en Con»- 
postela ; 2 en Jaca ; 2 en Borgoa; 2 eo Sao Jvnn de la Fifti; 2 
en Leyre de Navarra ; 2 en León; í en ¥iq«e; 1 en Pamploof? 
1 en Goyaoca ; 1 en Zaragoaa « y 1 eo Toledo. 

fliffta «mMIéciiHOr 

. liOO. Roberto de Arbrisei fonda la orden de Tontreavld dñ 
el Poita. Muerte de Guillermo el Rojo, rey de Inglat<^»; Éa^ 
rtque I an hermano reto» después de él. Muerte út (iodefredo 
de Bullón ; Baldníno su hermano le sucede. Priivcrpit !>. AIíMT 
so la guerra con los IHoros. 



TABLAS .G»eN«Iiái(K:A«. 968 

ii€t. Rtiberlodaque de IKormaiidia dedara fo guerra á su 
hermano, qwen se obliga á pagarle cada Bñú itth mil iiMircoa 
«ie plata. Muerte de Conrado bijo 4el einperadeír Enríqne IV» 
Muerte de Dona Urraca hernaaDa de Don Alonso. 

1102. Luis el Gordo gobierna la Francia viviendo su padre. 
£1 emperador Enrique bace voto de visitar la Tierra Santa. 

1105. Luis el Gordo va á ver á Enrique I rey de loglaternaiv 
Bertrada prueba en vano bacerle eorvenevar. GuiiJermo diH 
que de Aquitania emprende el viaje deia Tierra Saffita, pero 
el emperador Alejo hace degollar su ejército por loe Turcas; 
cinco Odil hombres solamente penetran en Paleatíaa. 

1104. Balduino rey de JerusaJen es derrocado por los Sarra«- 
cenos. Este los derrota y se apodera de Tolemaida. Muerte de 
Don Alonso rey de Aragón ; sucédele au hermano Don Alonso 
llamado el Batallador, 

li<)$. Eiirique Y reconocido rey ^e Romanos hace prender 
á «a pudren Este es aun escornti^oMado eoa el OMicílio de Ma- 
j'eoci^u £&te renuncia al imperio , y derodtíbs pide la absolw- 
cioo al legado del Papa. Su hijo reina en su ivgar. Enrique rey 
de Inglaterra va con un ejército á Normaodía. Regresa á »o$ 
estados. Ei papa Pascual II va á implorar la protección del 
r«y de Francia contra el Emperador. 

1106* Muerte «de Enrique IV en Lieja. Enrique Y su hijo 
obliga á loa Liejeoses á deaeüterrar el cuerpo de su padre» 
Eoriq^ie rey de Inglaterra deritita á su hermaiio Roberto du** 
que de Norman día, y reúne esta provincia é la Inglaterra. Ua« 
Jise hijo de Aben Jucef declara la guerra i D. Alooso, y eoipie^ 
zai sus bosJtilidades .por Castilla. 

1107. A^mblea tenida en Mayeacia para las investiduras. 

nos. Muerte de Felipe I rey de Francia ; Luis el Gordo su 
bijo k Mscedew Pierden los crbtianos la batalla de üclcs , en la 
que muere el príncipe Don Sancho , hijo de Don Alonso. 

1109. El •emperador Enrique Y bace la guerra sin resultado 
á Boleslao rey de Polonia. Loa cristianos de Siria se apoderan 
de Trípoli. Muerte del rey D. Alonso el batallador. Don Aion* 
^ de Aragón quiere apoderarse de Castilla , áouyo fin le bace 

^guerra. 

1110. Enrique Y pasa á Italia. 

ilil. Tratado entre ^i emperador Eoríque Y y el Papa sobre 



i 

364 BISTORtA HÉ ESPAÑA. 

atiiirespec tiros derechos. Contestaciones á este objeto. £ñri- 
<[ue V hace prender al Papa , quien se ve obHg^do á conceder- 
le lo qoe pedia. Enrique hace «epultar á su padi^. Don Alonso 
de Aragón gana la batalla de Campo de la Espina. 

1143- Enriqne V sortéele á muchos señores revoltosos. El 
papa Pascual II cohfírma el establecimiento de la orden de San 
Juan de Jeritsalen. San Bernardo se retira á Citeaux coo trein. 
ta de sus compañeros. Luis el Gordo funda en París la abadía 
de San Víctor. Don Bernardo arzobispo de Toledo celebra el 
concilio de Palencla. 

1115. £1 emperador Enrique se apodera de Toscana dejada 
por la princesa Matilde. Don ñamon Berenguer conde de Bar- 
celona^ junta una poderosa escuadra y conquista de los Mor- 
ros las islas Baleares. Don Alonso át Aragón emprende la 
guerra santa contra los Moros. 

1116. El papa revoca en un concilio las investiduras conce- 
didas á Enrique, quien se prepara para emplear la fuerza. 
Enrique rey de Inglaterra hace la giierra á los Franceses. 

1117. £1 emperador Enrique sitia á Roma^ £1 Papa se> refu- 
gia en Pulla. Enrique se retira. 

1118. Enrique vuelve á Homa y coloca en la santa sedea 
Mauricio Burdin , llamado Gregorio VIII. Muerte de Bal dui* 
no I segundo rey de Jerusalen. Batduino II , ó de Borgoña , su 
pariente le sucede. Institución de los caballeros del Templo 
llamados templarios^ Muerte de Alejo Comneno emperador 
de Oriente. Su hijo Juan Comneno le sucede. Mostarsched es 
califa de Bagilad. Don Alonso de Aragón se apodera de Zara- 
goza después de haber derrotado á los régulos Moros de lAtv- 
da , Valencia ^ Tortosa y demás ciraunveciuo&á Aragón en la 
batalla de Cotanda. 

1119. El rey de Francia hace la paz con los Inglese», ique le 
habían derrotado^ dos veces. 

1120. El papa Calixto enira en Boma como eto triunfa, Sao 
Norberto instala el orden de Premontres. Guillermo hijo de 
Enrique rey dé Inglaterra y muchos señores se sumergen en 
el mar al regresar á Inglaterra. 

1121. El antipapa Burdin es preso en Sulri, y pasa el resto 
de sus dias en el monasterio de Cave. 

1122. El emperadpr Enrique se reconcilia ^os el papa*. 



TABICAS CBON0LÓ6ICA*. J^* 

1125. Noveno -concilio general de Letran para el recobro de 
la Tierra Santa. £1 tratado entre el. papa Calixto y el empera-' 
dor sobre las investiduras queda aprobado, 

1124. Luis el Gordo hace retirar á Enrique, que habia pasa- 
do á Fran<:ia con un grande ejército. 

1125. Muerte del emperador Enrique V. No habiendo dejado 
hijos eligen á Lolario II duque de $ajonia. Conrado y Federico 
sobrinos de Enrique V le hacen la guerra. El papa Honorío 11 
les escom única. 

1126. Muerte de la reina Doña Urraca. Queda Don Alon- 
so VII ínico rey de Castilla, León y Galicia. Alianza entre 
Alonso VII y Alonso de Aragón. 

1127. El Papa hace la guerra á Rogerio conde de Sicilia. El 
papa Honorio levanta ei interdicho que los [obispos de la pro- 
vincia deSens habian puesto sobre las tierras de Luis el Gordo - 

1128. £1 Papaescomunioa á Rogerio copde deSiciHa^ á quien 
da la investidura de Pulla , Calabria y Ñapóles. Enrique rey de 
Inglaterra pasa á Francia. 

1129. Luis el Gordo hace coronar en Reims á Felipe su liijo 
quien es reconocido rey , por el de Inglaterra-. '» 

1130. Rogerio II e^ coronado rey de Sicilia en Palermo. Luis 
primer landgrav^ide Turingia. 

1131. El emperador Lolario propone al Papa el restablecí* 
miento de las investiduras» San Bernardo le pei*sn a de lo con- 
trario. Muerte del joven rey Felipe. Luis su segundo hijo es 
coronado en su lugar. Muerte deBalduino rey de Jerusalen. 
foulgues su yerno le sucede. ; 

1155. Latario repone al papa en Ronna. El antipapa Anacle. 
lo Je echa por segunda vez. Lotario perdona á. Federico y i» 
Conrado qu<; se habían: rebelado... Don Alonso rey de Castilla 
We la guerra á los Moros. Destruye, ■ quema y aniqnila lo» 
pueblos que se le oponen , hasta qlie se le rinden las ciudades 
y poblaciones , reconociéndole por seSor y pagándole tributo. 
Don Alonso de Aragón hace también la guerra á los Moros* 
ensancha las fronteras con sus conquistas. Toma á Mequi-* 
nenza. 

1154. Alfonso I rey de Aragón y Navarra, pone sitio á Fraga. 
^s Moros de Lérida , Valencia , Murcia y Andalucía le atacan 
y derrotan matándole casi todo su ejército. Huye el rey y miM- 



36ir mtñtnmfk iHT sn^ütA. 

re descaes en otra nueva batalla á tnediados de^ setiembre de 
e«le año; &cicédefe&» hermano D. Ramiro , llamado «( Mooge, 
que fué abad de Sabagon y obispo de Burgos y Pamplona, en 
la QorotQft de Aragón. Los Navarros nombran por su rey á I>on 
García Ramírez bijo de Don García de IVájera. Deposición de 
ftifichiod califa de Bagdad, Moektasi le sucede. 

ii55. Muerte de Enrique I rey de Inglaterra; Estévan conde 
de Bolonia so sobrino le s«cede , por no tener brjos TaroiMs. 
Don Alonso Vil junta cortes en León y toma el títnlo de em^ 
pera4lor, 

at5>7. Muerte de Lo» el Gordo ; su bijo Lnis Vil, ó el Jóveo, 
reina después de él. Muerte del emperador Lotarto. Don Ra- 
miro de Aragón cede la corona al conde de Barcelona Don Ra- 
moB f caaándose csle con su bija Doña Petronilla, qneno tenía 
eofaonees ra8S> do dos aflos. 

lias. Conrado ill, doqira de Franconia sucede á Laisel 
Gordo. El rey de Francia coaced« la Normandla á Enstaqnio, 
bijo del rey de Inglaterra. 

ili^9v Rogefio rey der Sicilia prende al papa InoccneíoII, 
quien le confirma, la donaeion de la Sicilia , PuHa y principado 
do Capitau El oondé Alonso derrota á cinco reyes Moros en 
Urique, y por esta acción fué elegido primer rey de Pürtifga),- 
y^ett iaemorá de eJIs paso cinco escudos en las armas de aquel 
reJ«o« Do» Alonso de Castilla toma ¿ los Moros el' castillo de 
Aurelia hoy Orejíu, Décimo concilio general de Latran contra 
el an^ip^pQ Anaeleto;: en el que se condena á Arnaldo deBres* 
se discípulo de Abelardo. 

4kA/^0. Pedro Abelardo compotto su apología. San BernaHo 
te co«d««a en el oonicilio de Seas y se retira al monasterio de 
CluiH. Pm entre Caalill8y Navarra y Cataluña, y contrato de 
VHitriai«HiMi cekbvado entre Don Sancha príncipe de GastüU 
y Doéia Blanca; bíj« del rey de Navarra. 
' ili2^. Luis el Joven hace la gnerra á Teobaldo conde de 
Glaampalia , quícii había acogidb á Pedro de la Chatre elegido 
«mohfspo de Brugei sin an consentimiento. El Papa pone á 
la Francia en interdicbo. Luis se ve precisado á reconocer 
ai arzobispo de Brisgea. Don Alonso de Castilla toma á ^ 
Moros ci castülo de Coria. Diferentes victorias contra las Mo* 



TABLAS CBONOLÓOICAS. $67 

i4i(3. AffM)He do Juan Comncoo emperador de Oriente. Ma- 
que! ^u hijo lesueede, 

1144. £1 papa Lucio II hace una tregua oon Rogerio é im» 
plora el socorro del emperador Conrado eontra los rebeldes 
rornanoa* San Bernardo trata la pas entre Luis el Joven y el 
conde d« QkafQpaoa. Muerte de Foulguea rey de Jerusaíen i 
su hijo ma^or Balduino III reina después de él. Nuevas dispo<« 
Ua ei^lre el rey de Castilla > el de Artfon y el de Navarra. Fir- 
man paa , ofpedéndose casar el d6 Navarra , pues era viodo, 
con Doña Urraca , hija de Boo Alonso. 

iWi Noradino surtan de Alepo amenaza el reino de Jeru- 
^len. &» Bernardo recibe orden del papa Eugenio Ili de pre- 
fop una nueva cruzada. Don Alonso de^ Castilla se apodera 
de Cóf deba ; pero se ve obligado á abandonarla por falta de 
gaarni0ioQ compeUnte- 

4146* EL «aoi^ lUocii obliga á los oroaados á matar todo» 
lo» j;i|dioa \ $aik Bernardo se ope^e. £1 rey Loia , su moger y 
un gran numero de señores toman la cruz. Los Atmohadaa 
sueeclen á 1^ Alo^oravidea en Espaia y en Berberéa. 

iU7. JUms e) Mven da la regencia de Francia á Sisger abate 
de San Dionisio y á Raoul conde de yeroiaiMÍot& E^ enapera^ 
<iorG<MMí«»do llega á Ge^^atantinopla con- im nünieroBQ ejiá^to. 
il r^y de Fraiicia se le reúne. HaDiMU eraperejdor de Orientep» 
les 8iU6qili4 nomebos pbatieulos, y deseable* viiinieotQ todod lo» 
p^sos dejoa cri$tíaAOS« EWjiército de Conrado es hecho pie- 
zas y huye á Conslan>UOíO#to. LoaIngfcai»es y Fiameneos a^rvnail 
d<»$i(}qnt,o4 b^eles cootra los Sarraeaaofl qíVte: devastaban )a Ga- 
licia Do»! Aloo/iQ rey de* Castilla tocaaé ]/u$ Moros, la ct«da^ 
okiCaUktraiva. Eptra cüi Andalucía, y la devaata> apodenáodeae 
<)a noMjbelMSi do sn^ plf^z^s faertea. üdiuerte de Doa¡ Raniíiro Ne*- 
mado el Mooge rey de A.ra¿oii. Xa princesa Dofia Pslronihn le 
&aceid«> y' reina juicio eon su fu turen marido Don Ranen óoode 
(|e BatceloHa. Provienes^ )>oi;t- BUirnaa papra la €jQR£|.uísta de 
Tortoaa.. 

1148. Contado llega á Jeriieaifcen.. Part4»dei ^ércitoi francés 
es des^oaaiclsk Blimbre borribJa «lae padecen. Los. cruzados 
IWgan á. Jeirusalfeoi. Sitian 4 Damasco y se han de retirar. Cotf- 
vade m)gitesa< á Al)emi>oia.. Luis vuelve; á Franciai despj!ie& de ha* 
ber perdido rnAadockii n%tt hombues. ftmidickio de Tortoaa* 



96$ HI8T0KIA DK E$TkSiA.^ 

1149w El.emper&^r Manuel qtiita Gorfii á Rogero rey de Si. 
cilia. Don Ramón , conde de Barcelona se apodera en un mis- 
mo día de Lérida y- Fraga. 

ii50. Noradíno sultán de Alepo se apodera del condado de 
£de8sa. Don Ramón celebra sus bodas con Doña Petronila de 
Aragón. Muerte de Don García rey de Navarra ; Don Sancho 
su hijo le sucede. 

id 51. Graciano , monge de Italia , acaba sa colección de cá- 
000:96. Vistas en Tndelin de Navarra entre Don Ramón rey 
de Aragón y Don Alonso de Castilla. 

ii5.2.' Muerte de Conrado lll. Federico I ó Barbaroja es ele- 
gido en su lugar. Muerte de Massouf sultán de los Seljucidas. 
£1 califa Mocktasi recobra su autoridad en Bagdad. Luis rey de 
Frantíia repudia á Eleonor de Guyena. Esta se casa con el 
príncipe que fué después Enrique II de Inglaterra^ á quien ella 
da la Guyena y el Poitn« Don Alonso da el gobierno de Casti- 
lla á su hijo Don Sancho. Don Alonso sitia á Andüjar y se ha 
de. retirar. > 

1154. Muerte de Estéyan rey de Inglaterra. Enrique n du- 
que 'de Normandía le sucede. Federico Barbaroja somete á las 
ciudades sublevadas de Italia. 

1155. Arnaldo de Bresse es espulsado como á hereje , yes 
preso. £1 prefecto de Roma le hace quemar. Adriano IV corona 
en Roma á Federico Barbaroja^ Jorge I príncipe de Rusia fun- 
da ^oscou. Don Alonso de Castilla se apodera de Andújar^ 
Alarcos , Pedroche , Cara^uel y Almodóvar. 

.1156. Escomunion de Guillermo í rey de Sicilia por haber- 
se apoderado de posesiones de la Santa sede. El papa hace la 
pazcón él. El Emperador irritado por una carta del Papa echa 
á ios dos legados de sus estados. £1 Papa da satisfacción. El 
Hüarquesado de Austria es erigido ducado. 

1157. Federico va á Polonia. La Polonia obtiene la paz. 
Muerte de Alfonso VIII rey de Castilla y de León. Sancho III y 
Fernando II se reparten sus estados , el primero toma la Cas- 
lilla donde ya reinaba , y el segundo León y Galicia. 

1158. El duque Uladislao es creado rey de Bohemia. Federi- 
co se apodera de Milán y perdona á los habitantes. Creación 
de la orden militar de Cala t raya en Castilla. Confederación de 
Don Sancho III y Fernando U tenida en Sahagnn. 



Í159. MiíeMe ée} piapa Adriano IVi Gne.^tionés f^afa cT<»^¡i*le 
«n sucesor. Los ri^j^esde frsrnoia y delD^bíeitra: f9O«tií0f)tJn-'>í 
Alejandro I([; 5 el emperador y clero de . ftoma 'KO»t««*'í('rt*.fe 
Víctor IV. Muerte de Don Sancho rey dd Gaktilla/ Suüédfjié sw 
hijo DO0 Alorisoi, de «dad de tres ands.Los Gastros y Lárais sé 
dispotan la tutela de) joven rey. •'• ^ ' < '•«.• i|> 

11^. Miguel dq Tesal^nica oree'éniílat'hcrejiatdff ¡loS'B^xgH-^ 
miles; y se retracta. Mostangdct es califa de Bagdad. Liiis(iá) 
Joven se casa con Alíx bija' de Wobak|o<!c6f{do.!di9"Cha[iipaRa. 
Principio de U orden mililar español ai «fe' SaiUiaga: DqnfPedro 
d«Fnenter-«ficaIad»'e8<9ir'pvjinciT:ina«Mrei ' í ii'¡'»'l • " . í? •>»' o» 

ii6^ Muerte die: Balduíno^IÍI' rey de'Jeriísaleti^ >kmtt4)tiMi4A 
hennafio- reina de8f>tieii(te él. Iile^aÜa .d^l^f>ap^''Al€ja(ndN^4 
Frahda. ^ EmpefádotT' pi^^ypcme! una' é«rífór«)iGÍft:en Aviñbtí; 
el.p^pa Alejandro se nl^ga.' El cmp^t^i^rl Fedet'lcb'Bar4:yáW^jh 
se apodera de Milán é incendia todos mis <élHílci><)>^i LaXi'Oiráti 
poblaciones dé'LomtMh*dfa'se soniete<»'<l^n*é^té>dé Don Rabión 
reyde Aragón y conder^le Bafcet0nai;rSi( tlilid^ l!>tír>á Vét^^dñíl)! 
reparte ' «o j^'cfiítaídos «filtra («trs d^sr* h»*j|oái Don' ÁUriitit^ , á^^iljs 
dióle Aragón y omalañi^rl^K <t^te'reRn4oét'niism^ DnHAlons^ 
y Don Pedrí) i )q'ni«n ctfpferón !los drmda^dots ^Ae Oerdainié ,>GaH- 
ctsona y Plurbona ,* y á 'este áustitayó ; á* ísti t€rrc»r híjoi Dv)h 
Sancho. í >'' '•• • -' -">■ - • • • '■ '' 

4l68i* Fbctericofticríafá'lok Polactis á'^rdlVerpl hijo de Ula- 
di8laoiof5' • bWn«'<te' -str ^»dr«. La i ^ilcisra se reparte - í*»tre iái 
bijosd^t -difunto rey de Polonia. • i- - »' '' •♦• 

1166'. Mii«rt)í'idél «fvfipiípa. Pasoiíaltt'eáetégidn^or siifi^r- 
Üdarioü. SantoTomésde Gantorbery^ r^htnsa en* la a$ambli[<a'di? 
alaren don' aprobar las costa ni b res de Inglaterra. El i*ey 'dé 
Francia le acoge favorablemente. El "arzobispo de Yorck'obi 
tiene el tlíinro d^ legado. . ' • ' 

1165. Al^jandfio entra enfloma. N^cim^iento de Felipe Anú 
justo , rey de Francfia y de Enrique ^ hrfo de Federico] 

1166. Federico pasa á Italia para sosteneral ántipápa Pas^ 
Hial. Tomás de Ganterheryes legado por la santa sedea In¿ 
;laterra , reprneba las costumbres publicadas en Giarendori y 
imenaza' con la estoiliúníon al rejr de Inglkterra^ Giraldó, por- 
tugués llamaxio, le^l'cahnltero sin miedo ^ toma á los Moros Fa 
:i«dad.deEb©ra. /. 

TOMO X. 24 



iifi7. FedeHco 8e4ifrtd<íra<l«RiCHiiau El piante Alejandro, hu- 
y.e. Una ©afepmedaa ef>ii*8iiiic*J© otUigp á retíraree « Lorobar- 
4ía. E4 papa oaitíbra úw legadoa para j«*gar el astiDto dclar- 
lobiapo de Canlóriitfry. 

ii68. Revofracémi de los iialiatios conlra el Einficrador, 
quienes reconocen á Alejandro •píw papa. Santo Tomás de 
Ga»lOr|jerY hace T««ocfcp los jtteoea qüc «I papa le había da 

Úoi . .'*■ ■•'.••. 

U«9i Llegada :del )p»pá. AI«íJáfidro á Boma. Les Roawoos 
eJilgeñ que lwigflEídttiao*tP,laa fprüficacionea de Friasoaii ; «I ha- 
ce de nuevo fortificar «uUt lagar , y. regneaa.á B«a»v€nU. I>» 
]yiilia<i0$ea Aeff^olm. á.Feéerioo , K^iáeo M «Uva «i Al«»wia 
li«s ti^yes; fie |Fra»aijl y de loglattírraí üene» una ^«irevi^ea 
jSait Diowía , por tiwiar del omiH^ i <4e Santo Toaoás d« Gan- 
rtttwWy- El l^y <>* HigUtwrni iiát» toamuntr á»tt liijft Earique 
l^ranswl)ií»po:U0lop«k.. . ,. , 

, lt7O.rMt|eiHed(e440l¡lWBpaPas««*l. Sus partidarios eiígea a 
,q¡ritstu ÍIL Baí Ptoirfe \í»:vey^ dn? Frtoda y de htglaterra. w 
.pap^ pWigaal ney Eo^^^ac^ <á reooBQÍrfiara« cow Saoto Tomas. 
£aie áUimor^rfc^aé Gíi»^tb«i!y<l0n<lte«s$<»a»«iado mater. Ma- 
natí CkHiin«OP ♦i'ftfHMlefa* >P^)fl la *eiinioo <te laa doa igi«i« 
Sf.ifíiiere ctirofiarle^iñperaibr. de oeüi dente. EJ Papa se oiegia 
esto. Mostadi es califa de Bagdad. 

1171. Eoriqciell te^^de Inglaterra. «t> apoderaría la Irlan- 
da. Ríndermi rey 4eiastíl.fel»,íse.«ita»cte«iflí«wnbrte,y«ehace 
tributario de los Ingleses. El P^fMKtátopiHuoieaá lo9 a^winosde 
Sw^Q'i:omm^,<^ loi*0fy.~ El r^ «le íbagí***rra Anoía la» eos- 
t»i¿bile« pniMieadaasfltitGIflirBiwlttn; Miwsrie <íe Aidhet ííH»»" 
cali^ íaiimH^rd» Egipto. Saladíno^ curda d^ oactou, «eap^*^ 
ra^ff \'4 aptoridíwl- S«8i»a<;esoces se b«ee« Utglar awllaiies. O^b 
Alonso rey del Aragón y conde de Baro$lp«>a toma áipi Moros 
)9 ciudaid de Teroiet y 5aUH>s oiiiebo^ lugares y plaz«&. 

1172. Gai>oflUíícJ4NTr^ Santo Tomás de Caotorbery» LosMfr 
rm ót AndaihKtíay Valeocia entra» ern la Maaelia. Don Alonso 
de Aragmi i»vad« falencia/ lo^ Morft$ ««leociaooi le pagan ei 

tl73>iIolerrwoti9 -engulle 13. CHidad ^Catana. MueHe» 
Araa*vn 1 rey de Jepn,sateii. So hijo BéWuino le ancbde. m 
Alonso de Aragón y Don Alonso de Castilla se «iHg» cooW 



TABLAS CRONOLÓGICAS. S71 

t) IVávarro. Moeine de Doña Petn^nila tnádre de Don Alonso 
de Aragón. 

117á. Canonización de San Bernardo. Enrique rey di>Ingia« 
térra , hace entrar en sos deberes á sus hijos rébtílados, hace 
prisionero al rey de Escocia y firma paz cod el de Francia. Ba« 
hiiia entre los Castros y Laras en la que muere Don Alvaro de 
Lara. 

1175. £1 emperador hace la guerra á Italia. Ibstitucion en 
Espafía de la orden de San SaWador ^ é instituto de ia de San-^ 
tiago. Don Sancho rey de Portugal derrota á los Moros en la 
bitalla de Beja. 

1176. Los Milaneses derrotan al Emperador. Este hace la 
^2 con el Papa. Principio del reino de Gcrtgiskan gefe de los 
Mogoles. 

1177. Federico recibe del Papa la absolución en Venecia. 
Federico regresa á Alemania. Don Alonso de Aragón «¡lid á 
Gnenca, y los Moros se ven precisados á rendirse por capitu- 
hcion. 

1178* £t Papa envía on legado á an rey de Asia. Los Roma* 
nos llaman al Papa que estaba en Anagni. Federico se hace co» 
roñar rey de Borgoña. £1 legado del Papa e^comunica en Tolo. 
sa á un gran numero de personas , y las echa de la ciudad. 
Kogerío conde de Aibi las acoge favorable mente. £1 papa Ale- 
jandro III perdona al antipapa Calixto. 

1179. Tercer concilio general de Letran. Los Albigenses son 
condenados. Luis VII rey de Fraticia ve á Inglaterra á visitar el 
sepulcro de Santo Tomás de Gantorbery , y regresa á Francia. 
Hace coronar en Reims á su hijo Felipe. Esta prerogatíva per- 
lenece después constantemente al arzobi^^o de Reims.. Tori- 
tomo , general sajón , toma el título de cobo , ó gi*an general 
déla corona. 

1180. Muerte del califa Mostadic. Sú hijo Nasser le sucede. 
Muerte del emperador Manuel Gonineoo. Alejo II su hijo le 
sucede bajo la tutela de S4i madre María. Muerte de Luís Vil 
rey de Francia. Felipe II titulado augusto le sucede. Martirio 
de los tres hermanos Bernardo , María y Gracia , hijos del ré- 
gulo moro de Carlet y convertidos al cristianismo. 

1182. Nacimiento de San Francisco. Isaac Comneno , her- 
mano del emperador Manuel Comneno gobi^na )a isla de 



372 nisroKiA ns cspaSía. 

Chipre con crueldad. Muerte de Valdemarol rey de Dinamar- 
ca. Enrique , el león, duque de Sajonia es despojado de sus 
estados. Saladino se apodera de Alepo. 

1183» Liga de los Pacíficos' contra los Brabanzones. Muerte 
de Elarique hijo del rey de Inglaterra. Andrónico Gomoeno se 
apedera del imperio de Oriente después de haber hecho aho- 
gar á Alejo. 

1184. Mas de siete mil Brabanzones son n^aertos. Felipe Au- 
gusto hace empedrar á Paris. Guillermo II rey de Sicilia toma 
muchas poblaciones á ios Griegos. Aben Jucef rey de Marrue- 
cos pasa á España con innumerable ejército de Moros. Alíanse 
para hacerle frente los reyes de Portugal , Castilla y León 
eon el obispo de Oporto y el arzobispo de Santiago. Derrota 
de los Moros y muerte de Aben Jucef en el campo de ba- 
ttalla. 

1185. Contestaciones entre el papa Urbano y el emperador 
Federico. Andrónico aborrecido de sus subditos, es degollado- 
Isaac el Ángel le sucede. Muerte de Balduino IV rey de Jeru- 
salen. Balduino Y su sobrino le sucede. £1 sultao Saladino 
continua sus victorias. Revolución de los Búlgaros. Estos se 
hacen independientes. La Livonia abraza el cristianismo. El 
hijo de Federico se casa con Constanza bija de Rogerio rey de 
Sicilia. Asamblea en Gehio&leahausera sobre las pretensionei 
del Emperador. El papa Urbano III le quiere escomanicar , jr 
le sacan esta idea los habitantes de Verooa. Muerte de Baldui- 
no V rey de Jerusalen. Gny de Lusinan su suegro le sucede. 
Muerte de Don Alonso Enriquez rey de Portugal. Su hijo Don 
Sancho le sucede. 

1187. Muerte del Papa. Gregorio VIH le sucede. Su muerte. 
Derrota de Guy de Lusiñaa rey de Jerusalen. Saladino se apo- 
dera de esta ciudad. 

i 188. Ordenanzas de Felipe rey de Francia tocante á la cru- 
sada. Los Holandeses y Zelandeses van á España y matan mas 
de sesenta mil Árabes. Sancho rey de Portugal se hace dueño 
de los Algarbes. Muerte de Don Fernando rey de León. Sucé- 
dele su hijo el. príncipe Don Alonso IX. 

1189. Muerte de Enrique II rey de Inglaterra* 'Ricardo su 
hijot por sobrenombre Corazón de ieon, le sucede. Muerte de 
Guillermo II rey de Sicilia. TSmcredo primo de Guillermo II 



TABLAS Giao?roLóefCAS. 375 

(ube al trono. Tercera cruzada de Federico I , Felipe II de 
Memanja y Ricardo Corazón déleoo. 

1190. Los Grregos hacen perecer una parte del ejército del 
emperador Federico que iba á la Tierra Santa. Marcha de los 
•eyes de Inglaterra y Francia para la Tierra Santa. La regencia 
!S confiada á la reina madre Alix de Champaña , y á Guillermo 
ardeoal arzobispo de Reims. Guillermo obispo de Eli es re- 
lente de Inglaterra. J'ederico derrota dos veces al sultán de 
conia. Aquel perece en el rio Salef en Sicilia , antes llamado 
'igdnus. Su hijo Enrique VI le sucede. Llegada de los reyes 
le Francia é Inglaterra á Mesina. 

1191. Enrique VI reclama sus derechos al reino de Sicilia. Ri- 
ardo se hace dueño de la isla de Chipre. Este se reúne á Felipe 
»ara atacar á Tolemaida, la que se rinde. Felipe cae enfermo 
' regresa á Francia. Eudes de Borgona manda tas tropas, 
ostitucion de los caballeros teutónicos en Alemania. Funda- 
ion de Berna en Suiza, por Bertoldo duque de Zeringen. 
Confederación contra Don Alonso de Castilla de los reyes de 
dragón , León , Portugal y Navarra. 

1193. Ricardo Corazón de León cede á Lusinan la isla de 
'hipre por Jerusalen. Ricardo á su regreso es preso por Leo- 
poldo duque de Austria quien lo entrega á Enrique. Su herma- 
no Joan sin tierra se apodera de Inglaterra. Enrique es esco*^ 
nulgado, 

1193. Felipe rey de Francia casa con Ingeburga , hermana 
ie Canuto VI rey de Dinamarca , j toma muchas ciudades de 
forman día. 

1194. Enrique VI despoja á Guillermo hijo de Tancredo , y 
« hace coronar rey de Sicilia en Palermo. Ricardo recobra su 
ibertad y recobra las plazas de que Felipe se había apoderado, 
(tuerte de Saladino sultán de Egipto y de Siria ; sus hijos rei- 
nan después de él. Muerte de Don Sancho rey de Navarra. Su 
lijo Don Sancho llamado el Sabio , le sucede. 

1195. Jacob-Aben-Jucef rey de Marruecos viene á España 
:on innumerable ejército de Moros. Alonso VIII rey de Castilla 
>ierde mas de cincuenta mil hombres en una batalla contra 
acob-Aben-Jucef. El rey de Francia hace la paz con la Ingla- 
^^ra. Alejo el Ángel hace sacar los ojos á su hermano Isaac y 
'eina en su lugar. 



374 HlSTOmU 99 IBtPAMA. 

1196. Enrique aetpoddra de U Sícüia y trata crudmenteá 
sus habitantes. La Polonia es destroxada por una guerra civil, 
£1 Sena inunda Parisy sua alrededores. Jacob-Aben-Jucef lla- 
mado el MiramamoUn se apodera de To ledo y otras ciudades. 
Muerte de Don Alonso rey de áragon. Sucédele su hgo mayor 
Don Pedro. 

1197. Los Sarracenos son vencidos repetidas veces por un 
ejército que Enrique VI habia enviado á Palestina. Su Muerte* 
Felipe su hermano y Otón de Brunswick se disputan el trono. 
£1 papa Celestino III consiente en que Federico hijo del empe- 
rador Enrique sea coronado rey de Sicilia. Vuelve el Miraina- 
moliii á España á hacer la guerra á los cristianos. 

U98. Premiftiao ü Otocaro £ duque de Bohemia recibe el 
título de vty. El papa Inoceneto nt hace tratar la paas entre Fe* 
lipe y ed rey de Inglaterra. £1 cardenal de Gapaa es elegido 
mediaclor. San Juan de Mata instituye en Francia la orden de 
la Santa Trinidad llamada de los Maturinos. £1 cardenal de 
Capua escomulga á Felipe porque no quería volver con su mo' 
ger Isemberga. 

1199. Ricardo, rey de Inglaterra , sitia ei castillo deCalus, 
cerca de Limoges y muere de un flechazo. Su hermano JnaD 
sin tierra le sucede. El rey Felipe vuelve á tomar su primera 
muger por algua tiempo. Muerte del rey de Marruecos Jacob- 
Aben-Jucef. Sucédele en aquel reino y en la Andalucía su hijo 
MahoBiad-Aben*Jacob , llamado el soberbio MíraBaamolin. 

SI9I0 décUnotercUH 

1200. Felipe rey de Francia hace la paz con Inglaterra 7 ca- 
sa á aa hijo Luis eon Blanca de Castilla. Fundación de Ripae<i 
Livooia. Empieza á usarse la brüjula. 

1201. Juan rey de Inglaterra repudia á su muger Avoisa por 
Isabela hija del duque de Angulema. Felipe le hace la guerra. 
La Tonngia es devastada por los das pretendientes al imperio- 
£1 Papa sostiene á Olon. 

1202. El rey de Inglaterra es citado á la asamblea de pare& 
du Francia como culpable en la muerte de su sobrino Arturo- 
Confiscación de sus tierras. Cuarta cruzada , bajo el pontifica* 



TiMMJkft CSMIQIiÓBfCAS. 97i 

do de JBoniládo. Toa»' de Coostantiaoisia' par les i'm[fOfi8e&; 
YeDeciaoos y otros auxiliares. 

1208. FeHpe sitia a] CastíHo^Gallard , (ierca de RuaD. Et ifti- 
perío del Mogol es fandado por Greogiskao.^ 

1304. Los habitan tes de Consiautinopla proclaman en' lugar 
de Alejo IV á Nicoláh Canabé. £1 rey Felipe se apodera de Gas* 
ttllo-Gaillard , de la Normaodía , del Maine, de Á,njou « de la 
Turena, etc. Marzuto aconseja á Alejo et. Ángel de atacar á los 
Latióos crusadoa. Este le hace perecer y toma el títiilo de em- 
perador. Los Latinos se apoderan de Coostan ti sopla y procla* 
man emperador á Balduioo , conde de Flándes. Teodoro Láa- 
caris se eatablece ea Nicea , e» Bitioia. Los Cumnenos se 
apoderan de algunas tierras en las cercanías de Cnns.tanttno- 
pía. El abate de San Gallo es Príncipe del imperio de Ale- 
mania. 

1:^5. Los Búlgaros derrotan al emperador Baldnino quien 
muere en ana cárcel. £1 emperador Felipe se hace coronar en 
Mx la Chapelle. Felipe se apodera de Colonia. Otón se salva 
en Inglaterra. Los Griegos de Asia nombran emperador á Teo-> 
<ioro Lascaris. 

120S. Eoriqoe hermano de Bal dutno es elegido emperador 
de Constan tÍBopla. £1 rey de Inglaterra 00 quiere reconocer á 
Estévaa de Langbton arzobispo de Cantorbery , quien interdi-* 
ce »tt. reino. 

t30Qf. f^elipe hace la paz con el Papa. Otón se retira á Ingla** 
térra. 

^208. Raimando TI conde de Tolosa , haee degollará Pedro 
deCa8till«i«Nttevo primer inquisidor y es escomulg^do por el 
l^pa , y despees obtiene su perdón. Otón de >Yithelapacfa ma» 
taal emperador Felipe. Otón IV le sucede^ Don Alonso deCaso 
lilla fanda la uniTersídad de Patencia. 

1209. Institución de la orden de Franciscanos. Otón es co* 
roñado per el papa Inocencio m. Los Romanos se rebelan 
contra él. El t^odede Montfort gefe de los cruzados se apodo- 
i^a de Carcasona y de Bezaers , donde hace degollar mas da 
treinta mil personas. 

1210. Un concilio deParis hace quejnar los libros de física 
<^ Aristóteles. £1 Papa escomulga á Otón. Ju ao rey de Ingla- 
l«rra hace pagará los Jiulios inmensas contribuciones. Pon 



I7ft BlftnntlA Dft ISMLNA. • 

Alonso de.Caatilla pm^ieza la guerra' contra el Miramamóliq 
llamado el Verde. 

1212. Otón devasta laTnrlbgia. Se casa con Beatriz hija del 
emperador Felipe. Federico II le fuerza á huir, y se hace pro- 
clamar emperador: en Mayencía. Reúneose en Toledo las fuer- 
zas coaligadas de EspjSña contra el Miramamolin Verde, Bata- 
lla de las Navas. de.Tblosa^ ganada por Don Alonso VIII y 
demás príncipes cristianos de España contra los Moros. 

1213. Juan rey de Inglaterra ; obtiene su absolución del Par 
pa mediante un tributo.. Felipe, rey de Francia, equipa mil se- 
teeiehtos bajeles contra la Inglaterra. Los Ingleses le toman 
mas de trescientos bajeles y se preparan para incendiar los 
restantes. Felipe temiendo que se apoderen de ellos los hace 
el mismo incendiar. Pedro II rey de Aragón sitia la ciudad de 
Muret en el Languedoc. Este es derrotado y muerto por el 
Qonde de Monforte. Don Alonso VIII toma á los Moros diver- 
sas plazas de A ndaluoía y regresa victorioso á Castilla. 

1214. Felipe obliga al rey de Inglaterra á abandonar la Frao. 
cía dojnde habia desembarcado. Felipe derrota al emperador 
Otón cerca de Bouvines. Muerte de Don Alonso VIII rey de 
Castilla; Proclamación en su lugar de su hijo Don Enrique!. 

1215. Nacimiento de .San Luis. Simón conde de Monforte 
tóíma 'el, título de conde de Tolosa. Los libros de Aristóteles 
de metafísica son de nuevo prohibidos por Roberto de Coar- 
zon. La. orden de los hi^rmanos menores es autorizada por el 
Papa. Establecimiento de los dominicanos en Paris donde fae- 
ron llalbí^adós Jacobinos Cuarto concilio de Letra n contra los 
albtgensds>y el abate Joaquin. £1 rey de Inglaterra da la gran- 
de caria en. la.<}ae está fundada la libertad inglesa. Muerte de 
£nríqtie.I rey de Castilla del golpe en la cabeza de una teja 
que uu page hizo caer de una pedrada. Proclamación en su lu- 
gar de Don Fernando. 

í2íGi El Papa escomulga á Jos barones de Inglaterra coma 
•rebeldes. Ellos proclarnan rey á Luis hijo de Felipe Augusto, 
tsfuien va á Inglaterra. Muerte de Juan sin tierra. Enrique III 
su hijo, reina en su lugar. Muerte de Enrique emperador de 
Oónstantinopla. Pedro de Gaurtray su cuñado le sucede. 
• |217, Teodoro Comneno príncipe de Epiro, prende á Pedrír 
áe Courtpay. Su muger Yolanda gobierna el imperio. Andrés I! 



TAHUAS CMMKQI'ÓGIGAf. 877 

my de 9ttiigi|í9'SQ eriaza para^ ir á PabsUnay regreía.el eioo si-, 
guíente. 

1218. Amaurí, sMo^deá su padr? Simón dq Monforte,.mQ«r- 
toea el sitio de Tolosa. Muerte del emperador Otón. £1 impe^ 
rio de occidente pasa á Federico II. Muerte de Bertoldo Y, Ü1-. 
timo duqaede iacasa deZeringen^ Teodoro Comoeno príncipe 
de Epiro se reúne á la iglesia latina. Fundación en España de 
las órdenes religiosas de predicadores y mercenarios. 

1219. Los cristianos se apoderan de Damieta. 

1220. El papa Honorio III corona á Federico. Muerte de Pe- 
dro de Gourtras- emperador de Constan tinopla. Roberto su hi^* 
jo le sucede. 

1221. Federico funda la universidad de Padua. Muerte de 
Santo Domingo. 

1222. £1 imperio de los Griegos cae en poder de Juan Ducas 
después de la muerte de Teodoro Lascaris. £1 sultán de Egip- 
to derrota á los cristianos, quienes rinden Damieta* Quémase 
eo Oxford un pretendido Mesías. 

1223. Muerte de Felipe Augusto. Su hijo Luís VIH le sucede. 
Loa esclavos son mauumitidoSf San Pedro Nolasco funda la 
orden de la Merced en Barcelona. Federico se prepara para la 
guerra contra el Papa. Juan de Briena rey de Jerusalen , les 
reconcilia, El Papa anima á la Francia y á la Inglaterra contra 
los iofíeles. Juan de Briena, da su hija en matrimonio al empe- 
rador Federico, quien toma el título de rey de Jerusalen. Don 
Alonso rey de León funda la universidad de Salamanca y la 
provee de maestros competentemente dotados, 

t224. Roberto de Gourtenaies derrotado por Juan Yatace, 
emperador de Nicea, con el cual hace una paz vergonzosa. 
Muerte de Raimundo conde de Tolo^a. Su hijo Raimundo le 
sucede. I^uis VIH rey de Francia derrota á los Ingleses en el 
Poilu. 

1225. D^her sucede á su padre Nasser califa de I03 Sarrace-, 
DOS, yes pronto reemplazado por su hijo. 

1226. Liga de señores franceses contra los Albigen^ses. Luís 
^III hace derribar las murallas de Aviñpn, que se hablappues- 
toá su paso. Este muere en el castillo de Monpensier en Áu- 
^ergQía. Su hijo Li\is IX le sucede bajo la regencia de Blanca 
9u in^drCf Un concilio en P^ris escomi^lga á Raimundo conde 



378 aiSTOAlA »K BÍFAÍ A. 

de Tolosa. Luís IX hereda pose&ioaet doyfts. Maerte de San 
Francisco de Asis el 4 de octubre. 

1237. Gregorio IX escomulga de nuevo á Federico , quien 
hace publicar manifiestos contra él. El concilio de Narbonaes. 
comulga también á Raimundo conde de Tolosa. Cruasada re- 
suelta en la asamblea de Aix-la-Chapelle. Vatdemaro II, rey de 
Dinamarca , Tencido en Bronhovedeo , renuncia al norte de 
Alemania. Muerte de Geogiskan emperador de los Mogoles y 
Tártaros. 

1228. Marcha de Federico para la Siria. El Papa se apodera 
de muchas poblaciones de Pulla. £s echado por los Romanos y 
se relira á Viterbo. Muerte de Roberto emperador deConstao* 
tinopla. Balduíno II su hermano le sucede. Juan deBriena,rey 
de Jerusalen es asociado al imperio como regente. 

1229. Federico trata con el sultán de Egipto, y regresa á Ita- 
lia^ donde recobra loque le pertenecía. £1 Papa escomulga á 
Teodoro Ck>mneno que se había apoderado de Tessalónica. La 
universidad de Paris cierra sus escuelas y su retira á Rdmsy 
Angers. Los dominicanos enseñan en su lugar. Raimundo Til 
conde de Tolosa cede al rejr de Francia una parte de sus hie- 
des. £1 rey Don Jaime I de Aragón toma la isla de Mallorca á 
los Moros. El Rey de León les toma Cáceres. 

12S(K Federico se reconcilia con el Papa. Muerte de Alfonso 
rey de León. Su reino cae en poder de Fernando IH rey de 
Castilla. 

1291. Federico destierra á^ Pulla á su hijo rebelde Enrique. 
Gregorio IX proscribe de nuevo los libros de Aristóteles. 

1232. Don Jaime de Aragón toma á los Moros la isla de Me- 
norca. 

1233. El Papa prueba la reunión de las dos iglesias. Restable- 
cimiento de la universidad de París. Estatutos de Raimundo 
conde de Tolosa contra los Albigenses. £1 rey Don Jaime reH* 
líe cruzados de todas partes,y empréndela conquista de Valen- 
cia empezando por tomar á los Moros los castillos de Morella 
y Arias, y otras muchas poblaciones. 

1234. Estermimo de* los Estatings, herejes de Alemania. San 
Luis rey de Francia casa con Margarita de Pt*ovenza. Teobaldo 
primero^ conde de Champaña sucede á Sancho VII su tío rey 
de Navarra. Sa» Fernando rey de Castilla etnprende de fuerte 



TABLAS CftONOLÓOlQAf. 879 

la guerra contra los moros andalacea, y empietñ con rendiré 
Ubeda. 

1285. Mehenied-»Abii*Zaide, es primer rey de Granada. Don 
Jaime de Aragón toma á los Moros la isla de Ibiza. Prosígaen 
las hostilidades de Castilla contra los Moros de Córdoba. Los 
Castellanos se apoderan de los arrabales de Córdoba. 

1236. El emperador Federico apacigua á los Guelfos y Gibe, 
linos. Eccelino tiraniza á Pádua. Irrupción de los Mogoles en 
Rusia. San Fernando toma la ciudad de Córdoba. Batalla del 
Puig en que salieron derrotados los Moros. 

1237. Federico recobra casi toda la Lombardía. Roberto her** 
mano de San Luis es primer conde de Artois. 

1238. La pluralidad de beneficios es prohibida por la facul** 
tad de teología de Paris. Don Jaime de Aragón pone sitio á Va- 
lencia. Rendición de esla ciudad. Don Teobaldo rej de Navar^ 
Fa , á solicitud del Papa , parte para la guerra de Jerusalen coa 
k gente que pudo recoger. 

1239. La corona de espinas de Jesucristo es llevada á Fran- 
cia. £1 Emperador escomulgadu por el Papa se adelanta hacia 
Roma. 

1240. Juan Yalace , emperador de Nicea , abandona el siti» 
de Constantinopla. Federico rechazado por el Papa se apodera 
de Ravena. 

1241. Este hace ahorcar parientes del Papa. Los Tártaros de*< 
vastan la HungHa. 

1242. San Luis derrota á Enrique III rejr de Inglaterra en U 
batalla de Taillebourg. El arzobispo de Mayencia corona á Li<* 
von por rey de la pequeña Armenia. 

1243. Mostansem sucede á su padre Mostanser, califa de 
Bagdad. El Rey moro de Murcia cede la mitad de su reino al 
i'ey de Castilla Don Fernando, y le paga tributo de la otra mi- 
lad gobernándola en sn nombre. 

1244. Cortes tenidas en la ciodad de Lérida. Júrase al pría* 
cipe Don Alonso sucesor de Don Jaime en el reino de Aragón. 
I)oQ Ja ime se apodera de Játira. 

1245. Primer concilio general de Lion; el emperador Fede*? 
rico II es depuesto; los cardenales toman el sombrero colora^ 
<lo. Don Jaime de Aragón toma el castillo de Btar y so villa. 

134a Enrique landgrave de Tu ringla e& elegido por alganos 



/ 



S80 .nsTOUA 9B BSPAirAr 

aJemaiMS. E\ rey Doo Jaime de Aragón comete d sacrilegio de 
hacer cortar la lengua al obispo de Gerona Don Fray Beren- 
guer de Gattellbisbal, según sedice por haber revelado un se- 
creto. 

. 1247. Muerte de Enrique. Guillermo, conde de Holanda le 
sucede. El. Papa rehusa la absolución á Federico. Pedro de Vi- 
des ^ acusado de haber querido envenenar á Federico , I «i sacao 
los ojos* San Fernando rey de Castilla se apodera de SevilJa. 

t248. Guillermo se hace coronar en Aix^la-Chapelle. Partida 
de San Luis para la Tierra Santa. Fernando III rey de Castilla j 
de León se apodera de toda la Andalucía. 

1249. San Luis se hace dueño de Damieta. Muerte de Raí- 
mundo VII, último conde de Toiosa. 

1250. San Luis vence á los Sarracenos. Estos le hacen prisio- 
nero. Tr^ua de diez anos. La familia de Saladino es escluida 
del trono. Muerte del emperador Federico. Este deja su impe- 
rio á Conrado IV su hijo. Guillermo es confirmado por el Pa- 
pa. Tranquilizacion de las turbulencias de Aragón. El príncipe 
Don Alonso hijo de Don Jaime , acepta el reino de Aragón y 
gobierno del de Valencia dejando la propiedad de este y de las 
ielais Baleares á su hermano Don Jaime , y á Don Pedro le deja 
la Cataluña. ' 

1251. Conrado se apodera de la Sicilia. Es escomulgado por 
el Papa. La ciudad de Florencia se erige en repilblica. . 

1252. Muerte de Fernando rey de León y de Castilla. Su hí- 
jo Alonso reina después de él. Muerte de Blanca madre de San 
Luis. 

1253. Roberto de Sorbo n funda el colegio de gorbona. Muer- 
te de Don Teobaldo I rey de de Navarra. Sucédele su hijo ma- 
yor Don Teobaldo II. 

1254. Manfredo envenena al emperador Conrado su herma- 
no. Guillermo es reconocido emperador. Regreso de San Luis. 
Enrique rey de Inglaterra va á Francia. Institución de la or- 
den de ios carmelitas. Fundación de Stokolmo en Suecia. 

1255. Manfredo derrota el ejército del papa Alejandro IV; y 
y se apodera de la'Sictlia. Los hermanos predicadores son res- 
tablecidos en la universidad de París por una bula del Papa. 
Muerte de Juan Ducas emperador de Nicea. Su hijo Teodoro 
Lascaris le sucede. Principio de la liga anseática. OtocaroHi 



TáBLAB CBONOLÓOICAB. 381 

rey de Bohemia edifica la ciudad de Komgsberg eh Prusta. 

]3¿6. Muerte de Gaillermo, emperador de Occiüeote* IñLer¿ 
regno en Alemania. 

1257. Ricardo hermano del l*ey de Inglaterra , es elegido por 
algunos electores, y Alíonso vey de Castilla por otros. Muerte 
de Sancho II , rey de Portagai. Su hermano Alonsd III le su* 
cede. 

1253. Parte de Castilla es inundada. Bagdad es tomada por 
Houlagon Mogol , nieto de Gengiskan , quien hace matar al ca- 
lifa Mostaaem. 

1269. Muerte de Teodoro Lascaría. Juan su hijo aun:d^,m^ 
Dor edad es declarado emperador. Miguel Paleólogo se t>acQ 
declarar regente. Muerte de Mangonkan emperador de MogpU 
Houlagou y Koblai , nietos de Grengiskau, se reparten el im- 
perio. 

1260. Miguel Paleólogo se asocia al imperio. La secta ^e \o^ 
flagelantes se estabieoe eo Perusa. 

1261. Los Latinos mandados por Alejo Strategópulo,gepjeraf 
de Miguel Palec^ego, recubran Constan linopla* San Luis abó- 
le el duelo judiciaL 

1262. £1 papaUrbino IV, da la investidura de la Sicilia á Gár: 
los, hermano de San Luis. Jaime ó Jacobo I rey de Aragón , da 
la isla»de Mallorca á su segundo hijo Jaime. Miguel Paleólogo 
hacesacar los ojos á Juan, hijo de Lascarís, y reina solo. Los 
Moros de Andalucía recobran en tres semanas trescientas pla- 
zas y fortalezas vecinas. 

1263. La guerra civil desoía la Inglaterra. Los Castellanos 
ayudados de los Aragoneses vuelven á recobrar las plazas que 
el ano auterior les hablan quitado los Moros. 

1264. Origen del parlamento de Inglaterra. £1 papa Urba- 
no IV instituye la festividad del Santo Sacramento. 

1265. Carlos es coronado en Roma rey de Sicilia. Simón , le- 
gado de la santa sede , confirma el reglamento sobre los libros 
d« Aristóteles. 

1266. Carlos de Anjou se hace dueño de Sicilia después de 
muerto Man fredo en una batalla. 

1267. Coradino , hijo de Coorado, se dirige á Italia para re- 
cobrar la Sicilia. 

1268. Este es proclaouido , emperador en Roma. Bibars, sul- 



S82 HlSTOBtA DK ESPAHA. 

tati de Egipto, tona á Anlíoquia. Carlos rey de Sicilia hace 
prisionero á Coradino, quien es condenado á muerte el 29 de 
octubre. 

1269. Eftte toma Lucera en Pulla á los Sarracenos. 

1370. San Luís pasa á África y muere el 25 de agosto. Feli- 
pe in su hijo mayor , por sobrenombre el Atrevido, derrola á 
los infieles. Don Teobaldo rey de Navarra deja el gobierno 
del reino á su hermano Enrique para seguir á San Luis al 
África* 

1271. Eelipe III regresa á Francia. Muerte de Ricardo empe* 
vtLÓoT de Alemania , el 2 de abril. Muerte de Allonso hermano 
de San Luis, el 21 de agosto. £1 condado deTolosa es reunido 
á la Francia. 

" 1272. Muerte de Enrique III rey de Inglaterra el 15 ó 16 de 
noviembre. Su hijo Eduardo primero le sucede. Valdemarorey 
de Suecia pasa á Palestina. 

1273. Rodulfo, conde de Hampsbui^ es elegido emperador 
en setiembre. 

1274. Olocaro rey de Bohemia rehusa reconocer á Rodulfo* 
Segundo concilio general de Lion. El condado veneciano esce» 
didoá los papas por Felipe III rey de Francia. El rey Don Alon- 
so junta cortes en Biífgos. 

' 1275. El emperador Rodulfo confirma al Papa la posesión 
del exarcato de Ravena , de la Marca de Ancona y dd ducado 
de Espoleto. Entrevista del Papa y de Don Alonso en Bel- 
caire. 

1276. Rodulfo obliga Otocaro á volverle todo lo que le había 
tomado. Los Moros derrotan á los cristianos en Luchen te. 

1277. Muerte de Jaime I rey de Aragón. Pedro ni sü hijo le 
sucede. Un incendio consume á Lubeck. 

1278. Olocaro muere en un combate contra Rodulfo el 26 
de agosto. Venceslao su hijo reina después de él. 

1279. Vistas de Don Sancho con el rey de Aragón , entre Bn- 
fíol y Requena con las que quedaron confederados y amigos 
los reyes de Castilla y Aragón. 

1280. Grande abundancia de víveres en Edropa. Koblai, ole» 
to de Gengiskan se apodera de toda la China. El príncipe Don 
Sancho invade con su ejército la vega de Granada. 

1281. Nuevas vistas del Rey de Aragón y Rey y Príncipe de 



TABLAS CRONOIiÓGICAfl. 883 

CasUila eiitr« Agreda y Taraxona en las que se coDcUiyó la 
alianza de amigo de amigo y enemigo de enemigo. 

Í2H% Degüello de loa Franceses en Sicilia el 30 de marzo, 
«^nocido oiMi el nol»bre de vísperas sicilianas^ Pedro rej d« 
Aragón se apodera de la Sictlia. Sancho destrona á Alfonso X, 
rey de Gasti í Id sn padre. Lo$ Ingleses someten el país de Gales» 
Juan Comaeno' prínicipe deTrebísodda, toma el título deeia* 
perador. Muerte de Miguel Paleólogo emperador de Oriente 
acaecida el H de diciembre. Andrónico 11 su hijo reina después 
de él. £1 S7 de diciembre el «mpefador Rodulfo da á AlfaÑerto 
su hijo d Austria que había quitado i Otocaro* 

1383. Rompimiento entre Griegos y Latinos. Alfonso X rc^jr 
^ GAstilift maldice solemnemente á su hijo Sai>cfao« 

1264. EtR^yde Aragón derrota á Carlos rey de Sicilia, y 
prende á GájHos el :probado su hijo. Muerte de Alfonso Xrey 
de Casulla. Su hijo Sancho IV llamado el Graode le sucede. 

1285. Muerte dé Carlos rey de Sicilia el 17 de eii«ro. Muerte 
de Felipe el AtroWdo rey de Francia, el 5 de octubre. Su h^o 
Felipe IV, llamado d Hermoso le suieede. Guerra de Francia 
contra Cataluña. Los Franceses se apoderan de Gerona. Hasta 
cuarenta mil franceses mueren de las picadas de las moacas 
que salieron del sepulcro de San Narciso , cuyo cuerpo arra8<- 
traron por «1 suefo. 

1286. Don Jaime hijo dei rey de Aragón se corona rey de 
^iilia. 

1287. Los Mogoles y Tártaros deirastan la Polonia. Garlos el 
€ojo recobra su libertad , y cede la Sicilia á Jaime hijo. dei rey 
de Aragón. 

1288. Kelouah sultán de Egipto, buce incendiar Trípoli, t\ 
26 de abril. Jura en Jaén por rey de Castilla por sus partida- 
rios y madre de Don Alonso de la Cerda. 

1289. Carlos el Cojo s« hace coronar rey de Sicilia el 26 de 
mayo. Los Genoveses someten la Córcega. 

1290. Asesinato de Ladislao III rey deHongna. Inlerr^no 
de veinte a&osi 

1291. Devoción á nuestra señora de Loreto. Muerte del em* 
perador Rodulfo el 15 de julio. Los Mamelucos sultanes de 
Egipto se apoderan de Acre, y echan á los cristianos de Siria. 
Reunión de legados y embajadores de Aragón, Francia y Roma 



384 üiirtoiifA 1^ EÉPksÁ. 

en Tarascón. Pas entré la iglesia romarraf, el rey deFf*añcía^ 
Garlos de Valois j el Rey de Aragón, 

1392. Adolfo conde de Nassau es elegidd efriperador de Oc- 
cidente , el 1.* de mayo. Eduardo, rey delng4aterra bacelar 
guerra á FeHpe el Hermoso, y coloca á Jtiaw ftalM efr el trono 
de Escocía. El almirante Benito Zacarías , C0r<» á A.ben-Jn- 
cef rey de Marruecos en Tánger y le toma vedóte y siete ga- 
leras. 

1293. Vistas en Salerno. PaE entre* Castilla y Aragón. 
"1294. El ermitaSo Pedro Morón és elegido papiá t>ajo el-nom- 
bre de Celestino V. Benito Cayetano le dbtí||a á abdicar el 
potaitiíicadd, toma sn lugar, y se hace »ámar:Qdfirfiici6 VIH. 
Fin del imperio de los Seijuoidas de Iconiói ^1 i^mf^érador 
Adolfo devasta la Turíngfeii Los Moros skian á Tarifa* Heroica 
acción de su alcaide GucinaQ', af>eMidado<el BuencK. 

1295. Mnerte de Doh Sancho lY rey de CastjHa. Ternando Ví 
'sil hijo le lucede. Primislánr duque» de PtMontá ;es' elegÍ4Ío r^y. 
£) infan-te Don Juan quiere hacerse! rey de Oarstillé yde León. 

1296^ Acuerdo eh Bordalva en que^ hisyúe-J^rá^om se obíí^ 
ga á favorecei* á Don Alonso de la Cerda eontra Cástüki. 

1297. £1 Duque de Bretaña v tos Qondc8r>'de Anjon y de-Ar* 
toTS, son electos pares. Ed'uardo rey>€ltíilog'l»terra>:io'vade h 
Escocia y prende al rey Juan Bailiol. Establéceseen'.Vqnecia el 
gobierno ariatocráttcn. Paz firmada de €ástfHa -con* Portugal. 
£1 rey de Aragón no hace con ningún empeño la guerra a Cts* 
¡lilla por necesita t* sus fuerzas en SfcUlay ' :* .^ 

1298. £l23de; jun£dea' dbpíicsto. él. eiropeha^r Adolfo. Al- 
berto duque de Austria, hijo del emperador Rodulfo , lesuce* 
de y le derrota. Muerte dé Adolfo:, asleséoado el 2 de julio. Los 
Ingleses derrotan en Faikirk á loa rebeldes^ escoceses. El rey 
de Aragón se embarca para SiciWa con una escuadra deoclreo* 
ta galeras y gran número de transportes. Don Jaínié de Ara* 
gon se apodera de muchos castillos y plazas de Sicilia , propias 
de Don Fadriqne. 

1299. Terremoto en Alemania. Establecimiento de la sobera< 
nía de los Turcos otomanos. Don Jaime rey de Aragón, tiene 
que ir á Ñapóles, y Don Fadrique reéobra lo que'le kaMá qo^ 
lado^ 



TAMBAS ClRONOLÓGICAIt; 3SS 






1300; Jubileo «stáHkcido por eí pd^» Boi^ifácid. La Reina, dé 
Castilfa' juDíla eót t^s en YalláddlM y* réctne sumas conside-» 
rabies. * ' ' • *•• •;; '• ^ . '■ 

■ 1301. EJ p&rlaífnénlo dé Pái4s'es faebbo l^e^eotarío f>or F^ípe 
el Hermoso. Eelípé él. Hernioso' és'éscoíftftlgado por el papa 
Boñífiadó Tin. Nuevas córteá>t> Va1lid«líd ^ á lás (jue áoridie- 
ron'iokiDtariamen.te todas las ciudades; •• • 

1302. Felipe reúne los eslados en París contra las exigencia ft 
kl Papa.. Muerte del t^ondéidie Arloífe <i6n'ub' combate contra 
os flamencos rebelados. AidmíteSe el tercer estado en Jos está- 
Jos ^e Francia. Flavío de Melfe perfecciona la brüjula. La rei- 
na dé Gastrllá v'uelVfcá jüYílar cortes en Burgos. Hambre bor- 
ible en Espafia','*cle-ld que murió -la- cuarta parte de gen te. 

1 208; Bonifacio es presb «en Ag^atii lelld dd síetlembre y mue- 
re el If^eoctubrie. Benito 7ÍI le suceide. Don Fernando congo- 
ja cor l«8' de León eti'Medíhkdd€apfnpo.' ' ! .' 

1304.' BiJiütb XI revoca Idstóifes desús antecesores. Felipe 
íl Hermoso derrota á los FlamerKjoseo Mobsi Eduardo Kéy 
Je Ittglíatérra sdmete lá Escoda. .1 

130^5. 'Clemente V elíegído papa. Todas las^ bulas de Bonifacio 
?ontrá la Francia son't*év<^€a<ías. Muerte de Venceslao mey dp 
bohemia. «Venceslao su bijo 'reina un año. Enrique de Carintta 
■Kíupa I& Bohemia. EitípréiYdese é! proceso délos Templario*s. 
institución del parlamento de Tolosa. • ' 

' 1306^. Guerras •<ífrjl€séri'^IlalÍB. '« 

4308. Muerte de EdiKMrd'ó rey de Inglaterra él 7 de ¡jirMoi Sn 
lijo.Edüardo H reiñad^spues dé él. Luis bijo píiayor de Felipe 
fl Hermoso es rey de Navarrii. Principio déla repüiüiea'de los 
kiiKos.'Prfeionidé todo's. los Tetpplafio^ el ¿de octubre; ' 

<í|3fl8j 'Muerte del 'era|)erador Alberto eí* l*i d^e mayo.. Enriqtié 
te Luiembúrgo le sucede. Los. iríquiiiid»i*es deí Papa ' interina- 
ban á los Templarios. El hereje Dúlcinroes quebiado. £Í peírla- 
mentd deloglaterra seápodera diél poder legislátiTO. i • ' M 

1309. El papa Clemente V se establece en Avftíoni 'EbrÍ>> 
}ue VU e& coronado empera^orl el 6 de enero. Proceso- deHos 

TOMO X. 25 



dSlS HISTORIA. »B BSrA.ÍLA.i 

Templarios. Los reyes de Castilla y Aragón se alian contra los 
Moros del reino de Granada y les hacen la guerra. 

1310. Un concilio los condena en París. Muchos son ejecuta- 
dos en el mes de mayo. Enrique Vil da á Juan su hijo los esta- 
dios d» Enrique 4e Carintia. Fulgues die Villarct, gma UMestre 
¿e los oabdirieros deSan Jii^n de Jerusalea &i$¿ipQd«ra óe Ro- 
das. Caroberto es elegido rey de Hungría. 

1^11 . C9QoUiog€»eral d« Vlena ( en cd Del£Laa^e ) 4 prific^ia 
el 16 d9 octubre.. Sedeatierra á los Templarios. 

1^13. £oriqu^yii s« hace coronar eu Roma el 29 de junio. 
Muerte de Fernando rey de Castilla. Su hijo Alonso XI k su- 
ceileb 

1813. Muerte del emperador Enrique YIIiíI 24 de agosto* la- 
t«rregoío. Mulsrle de Doia María reina de Castill^u 

1314. Jaiáie de Molay , graii maestra de los Tempiark|s,a 
4^utado el 1 1 de inarso^ £1 20 de octubre algunos eii^ctora 
eligen por eiBperador á Luis de Baviera , y otros á Fod^rko, 
hijo del emperador Alberto. Guerra €ÍviL Roberto Brtis rej ót 
Escoda derrota k los Ingleses ea Baonpcli Buró. jVüuerte de Fe* 
lipe el Hermoso el 29 noviembre. Luis X su hijo le sucede. 

1315. Los Sui;so9 derrotan á Leopoldo d^ique de Avstría , en 
upe Miongarten «1. 15 <h naviembre. . 

1316. Jaime de Ossa se nombrft papa bajo el nombre de Juan 
XXII. Muerte de Luis X rej de Fraiiicia /«?! &de j^nio.. Felipe V 
por ftobrenoffl'bfe el Largo su herfi^aiiq le su^^de. Batalla <k 
Marios entre I06 M^rosy Españoles;, laqtte ganarmi.ostosúi' 
tifiaos. E4 ínfonttí Doa Pedro hace la guerra á los Moros ^ 
Granada. 

1317. Felipe y hece reunir los Estados |^eraltea. Erección 
4e la 6rdei1 militar de Mootesa. £) P&pa <^ooc6de al rey de Ara- 
•go6 los bienes que fueron de los Templarios etk sil miau para 
aplicarse á loa g astob do «sta orden. 

1319. Dioniaioiel. Liberal, rey d« Poir^iigai Conda ta^rdeode 
^oacabalkros «de Cristo. Don Pedro, iofanCé de Ara^n se po- 
ne á vista áe Ort^oada « en el dia ée Slin Juao Bautista. Muerte 
-de los infantes Don Juan *y DOn Pedro. . 

1.321. Federkare5"idé'Sicítía aeasooiaásu bíjoFsdnk Oíríes 
4« CutaluHa en C^^ona. 

1 3321. Muer! e . ide • i^ipe él Larj^o. voy ide ¥nmew en 8 de ene. 



TABLA! CaON«LÓ«l«M0. 98T 

ro. C¿r)o5 IV. so faérmeoo llaoia<lo el JhtrmotQ rúoit df «fiues 
üe él. Federico de Austria es derrotado y preso por Lut» de 
Bavíera eerca de Moldo rf* 

1325. £rupcioD del Etoa. Don AU>dbo de Aragón marcha ooo 
^r«ndes fuerzas y perirechos contra Córcega y Cerd^íña. 

1834. Gacrra eotre la Francia y U Inglaterra* EstableciiQien- 
[0 de los ja^os floréales ea Tolosa. 

1395. Lnia deBaviera déla libertad á Federico, qntoo renon- 
»a ai imperio. Tratado de pax «atre Carlos. «I Heraooso y 
Eduardo rey de ioglalerra. 

1326. Los reyes de Aragón se apoderan de Cerdena. Muerte 
deOtocma primer sultán de los turcos otaiQaÉoa. Qrcbao , su 
liijo, le sucede. Nuevas cortes ea Valladolid* 

1327. Ljqís deBaviera es eseomulgado por el Papa. l40sln- 
{leses de^oen á £doardo II. Su muertes Qtk b^o Eduardo III 
le sucede. £1 sultán Orchan toma á Nicomedia. Muere en Bar- 
ttlóoa el Rey Dop Jaime H de Aragón. Suoédele bul hija Bou 
Uouso. 

1328. Luis de Baviera es corataado en Roma el S 7 de enero , 
f coloca ea la saota Sede á Pedro de Ci>rbiere » bajo el nombre 
de l^icolás V. Los Romanos le echan. Muerte de Cárlos<el Her- 
nioso al 8 de febrero. Felipe de Yalols le sueede. Este dernota 
líos Flam^aicos ea Cassel. Andróníco el jói^en destierra á An* 
(Irónico su abuelo á un monasterio y se apodera del trono de 
Oriente» El Rey de Castilla marcha contra los Moros. 

1329. Alianza de los reyes de Oaatilla > Aragón y Portugal. 
i330. Muerte de Federico de Austria en i3 de enero. £1 rey 

de Castilla pone sitio y rinde el castillo de Teba. 

i332. Eduardo IIl rey da loglatarra coloca á E<(luardo Ballol 
en el trono de Escocia. 

i}3a. Los Turóos se af odtrran de UTicea. Publicación ele ana 
(bruzada general. 

1335. £1 papa Benita 311 4we|;» la abnoVucion al emperador 
^w de Baviera. Mi«ef te de AbOisaid soberaoo d? los Miagóle», 
"^iiftifmto dé Tamorlao. 

1336. Eduardo rey de Inglaterra sostiene á los fla-meacoa ra- 
lladas. Este reclama ¿sus deroohos á la corooa de Frafuria. 
tuerteen Barceloa^ del rey Don Aionüo IV de Aragón. Suoé- 
^ su higo Don Pedro» designes de teber juntado los estados 



358 mSTORIA DB ESPAÍIA/ 

en Zaragorá ; tUalándbse rey de Aragón, : Vateocía ., ^erdena^ 
Córcega j ooode de Barcelona. 

1338. Embajada de Luis de Baviera y del rey de Francia al 
Papa, quien niega de nuevo la absolución áLuis de Baviera. 
Los príncipes de Alemania se declaran independietes del Papa. 

i3S9. Andrónico hace proponer inútilmente al Pápala rea- 
nion de las dos iglesias. Los Genóveses son gobernados por un 
Dnx. Introdúcese el uso de las armas de fuego. Renuévase la 
guerra de Castilla contra el Marroquí. Victoria alcanzada por 
los Castellanos cerca del rio Patute , en cuja batalla muere 
Abomelic gefe de los Moros. 

< 1340. Eduardo, rey de Inglaterra , derrota á la escuadra 
francesa en el combate de la Esclusa el 24 de. junio. Alfonso 
rey dé Castilla derrota á los reyes moros de Granada y Mar- 
ruecos en la batalla del Salado el 30 de octubre. Famosa bata- 
lla del Salado. 

1341. El IS de junio-muere Andrónico el joven,. Juan y Ma- 
nuel Paleólogo sus hijos, le suceden bajo la tutela de Joan 
Gantacuceno , quien es echado por Ana de Saboya , viuda de 
Andrónico. Se proclama emperador en Andrinópolis á Ganta- 
cuceno. 

1342. La emperatriz Ana manda sacar á loa Palámitas ^ 
Constantínopla. Combate de Tarifa de la que salea vencedores 
4os Españoles. . . ( ' 

1343. Muerte de Roberto el sabio rey deNápolea, en 19 de 
enero. Juana su nieta casada con Andrés, i^y de Hungría; rei- 
na después de él. Muerte de Felipe de l&vmix rey de Navarra 
en 16 de setiembre. SU hijo Carlos el Malo le sucede.. Don Pe* 
•dra ly de Aragón se apodera de Mallorca y saca.de ella i Don 
Jaime. Sitio de Aljeciras. • < 

A344.'€i*uzada contra los Turcoisi ftendioion de ^Aljeciras al 
Rey de Castilla. 

'• 1345. Muerte de Andrés , rey de fiíungriá. Juana- -su viuda 
casa con Luis príncipe de Tárenlo. El rey de Inglaterra Eduar- 
do envia á Alfonso rey de Castilla los primeros corderos me- 
rinos. £1 comercio se hace ñoreciente e» Yenecia. 

1346. El Papa depone al emperador Luis de Baviera. los 
electores de Colonia y de Trév^rísieligen á Carlos rey deBobe- 
jnia. £1 rey Eduardo derrota á F^ipe de V^lois , cerca deCre- 



<!]rel36dea§órtb..J)frVid)r«y deKísebcffa es i1orrii)Utid>y( preso 
por los Ingleses. 

1347. Jtiftñ CantacuGeno toma á Constantioopla el 13 de fe- 
brero. Juan Paleólogo, le asocia al Imperio, Nicolás Rienzi es- 
Ubleceel tribanalo en Roma , y se hace reconocer por. sobe- 
rano el 19 de mayo. Eduardo se apodera de Calais el 29 de 
agosto. . IMaerte de Luis de Baviera emperador de Occidente' 
ei 21 de octubre. Carlos IV , conde de Luxemborgo se hace co- 
ronar eo AfX-la^Ghapelle. 

1846. Le peste asuela la Alemania é Italia., Nicolás Rienzi «s 
echado de Roma. 

1349. Humberto ced« el Delfinado á la Francia. El Rey de 
Francia coihpra la señoría de Mompeller. Pedro IV rey de Ara- 
gón se apodera de Mallorca. £1 Rey de Castilla pone sitio á Gi« 
braltar. 

1350. Mnerte de. Felipe de Valois el 2!í de agosto. Juao' II su 
hijo reina después de él. Garlos rey de Navarra conspira con- 
tra este. Pedro el Cruel sucede á su padre Alfonso rey de Gas- 
tilia. Institución de la orden de caballería de la Jarretiere eo 
Inglaterra. 

I3di. El rey de Castilla Don P¿dro el Cruel junta cortes eo 
Valladolid. 

1352. Los- habitantes de Lucerna destruyen el castillo de 
Habsburgo en Suiza. Casamiento de Don Pedro el Cruel con 
Dona Blanca de Borbon. 

1353. El emperador Cantacnceno propone al Papa la reu- 
nión de las dos iglesias. Los Berneses entran en la confedera. 
cion helvética. 

1354. Nicolás Rienzi vuelve á Roma y es muerto á puñaladas 
por el pueblo. Liga contra Don Pedro el Cruel. Prisión y fuga 
de este. El Rey d«» Aragón funda la universidad de Huesca. Re- 
belión de la Cerdeña. 

1355. Coronación del emperador Carlos, el 5 de abril. Re- 
ouncía á sus pretensiones al estado eclesiástico. Cantacuceno 
^retira á un Monast<;rio. 

1356. £1 emperador Carlos IV hace aprobar la bula de oro 
concerniente á la elección de emperador. Juan rey de Francia, 
(is hecho prisionero por los Ingleses , el 19 de setiembre en la 
batalla de Poitiers. Apodérase Don Pedro el Cruel de Toro , 



refugio (de la iíga* Don Pedro n»y de Castilla dediira la gtvem 
al de Aragón. 

i3^7. Luis el G^fittd» 4 rey d« Hiia§rk ^ toma 4a Dalfliada. 
Mochos pr¡o<tip«les oattlelUbosae fMsan al Rey dé Aragón. 

i8&8. El 1.* de agosto, ^EUévan Mafodo^» gele de loa parí' 
sieoMs rebelados cotilta ttl Delfio es molido de Dm liaohaxo > 
los prifriooeros ae somete o « Don Piedra manda malar é Don 
Fadriquii , y ai infante Don Juan. 

1359. Los Turcos penetran en Traoia. Batalla dé Aravians 
entre Castellanos 7 Aragoneaca^ la que gaoaD'«8loa lilticnas. 
Muere en ella Don Juan de Hinestrosa. 

tSfSO» Muerte da Ontbaii y sultán <i« loa turcos Otoattanos. £t 
ejercito áti Am arates su hijo toma ó Aadrinópoli. Liberalidad 
del ray Juan, ^ta eedé ai rey de Inglaterra la Aquttattia^el 
Poitu y Calais. 

13<^i. Muerte da F«ll^e duque deBor|p(kña. Juan rey de Fran- 
cia la sucede. 

1363. Vao los Casteltaoos á ata<»r á Goadil. DerrólaBlos los 
Moros. Queda priaíoiiero^ Maestra de Caiatrava. 

1363. Alianza de Don Pedro de Castilla con el rey de Iiigla^ 
térra. 

i364.Los diputados de la liga anseática se reúnen en Colonia. 
Muerte de Juan , rey de Francia. Carlos Y so hyo , por sobre- 
nombra «1 sabio, le sucede el g de abril. Du-GueseUn derrota 
á los Ingleses en Cocherel el 16 de mayo. Este cae prisiooeit) 
eo la batalla de Aurai el 29 de setiembre. 

13^5. Alianza de los cristianos contra los Turóos de Andti- 
nopóli. £1 rey de Francia, cede el ducado de Bretaña á Juaa 
de Monfort. Sitio y toma de MurvjediY» por «el rey de Aragoo. 

1869. ProolamaciOtí en Calahorra por rey de Castilla del io- 
fAQte Don Enrique. Ijos partidarioB de Don Enrique tomaa 
Navarrele y Bribiesca. 

lj^7. Bürgoa f muidlia parte de Espliña se declara por Ddd 
Enrique. Aliánaa de Don Enrique con Don Carlos rey delVa* 
varra. Batalla de Nájera , la que pierde Don Eurique* 

1868» Batalla de Montieh Piérdela Don Pedro el Cruel. En- 
ciérrase este en el casillo de Montiel. Pónele sitio Doa Enri- 
que*. Muerte de Don Pedro el Cruel : sucédela Don Enri- 
que U. 



9ÁVEAS CH«NftljéeiQAB. Í9t 

1169. Los CMO0» «cbat» M tpoóoiá loa Mogoles cKMM)«n4i«r>« 
tes de Gengis-kan. Embajadores de Tftttiorlan y ^el Empega flof 
deOríeote ea Cbiiia. Ma«rte de iVdPo el €cu«l rey d« C«»tíHa. 
Bertrán da-Guesetin , oondesUble de Francia , liaoe ^iibrr al 
I troco á Etinqise de Trastamara. £1 emperador Jiia o PaleólO'r 
goTa á Roma j se ^Teuite ctm laigUisiaí romana, i^ofl V^^ot^ano» 
fopreafirB. Manuel au bíjo le liberta^ Loa FranceBeíi quitan k 
los Ingleses el Portu y algunas otras provincia&<.£| rty de Por*, 
tu^sl pretendil ser fpy de Carsiüla* EfKpaii. ki& Poriuguesfss. por 
Galicia, . ...... 

197^. BeHrao do - Gneselin hace docHqoísttas en Guyena. 
Muerte dé Ga»aii«!0 III lütimo de los Pia^.I^uis^ rey de Hud« 
gría su sobrino reina después de él. Tamorlan «íS elegido Em« 
perador de Z«gata¡. La Kga aoMáticm obliga á Haquin IV y Val- 
demam ni reyes de -Noruega y de DinaiDa,rca9 á conoedede 
prívilégiosí 4NMasiderables. Junta Don £nrM)«ie JI «orles en Ke-) 
^iaa éei Gantpo. Yao á España dos «iHidos apoatóliooa para 
poaer p»2! entre Castilla , Pdrtnga} , JLmgooy Katarra^ 

1^1. ltol»erio II,- primero de k)§ Estoardos/gobieroa la Eso<n 
na« Don £vipi<|j»e If tama á darfnoaavsft^^e podara de 1q& teso* 
ros y envía presos á Toledo los hijos de Don Pedro. .» 

iS72. £tirk|ue II rinde ei» Tuy ¿ Síkm Feroamio de Cafstr* y 
^<|«« no (fuístéirnn enttrar en bu serviciiy. Enciéadese de anitN 
*o la guerra eiiU»e^f^í»rtttgal y Gaslilia. 

t373. Andfónieo crmapira contra Jnaa i^^eólogp su padre* 
Contaja hijo del sultán Amurates sigue su ejemplo Apodérase 
arique II de los arrabales de Lisboav . . 

^t74. Entra eo el RoseMon el ejército de Don Jaime. 

Un. Maerte de Jaime de Mallorca. Herédale su hermaoa 
Dona I^belraarq^MM de Monferrato^ ,. 

1376. Venceslao rey de Bohemia es elegido rey de Romanoa 
íUodejwwo. 

187T. El* papa GregfHT*© XI , hafce la paz con los Florentina)!». 
Mtierte de Eduardo Ilf rey de Inglaterra , el 28 de junio^ Kiw 
<^9rdo 11 sa nieto reina después de él-. El Makiemburgo es erigí" 
^0 en ducado. 

*37». Muerte dei emperador Garlos IV, Su buj<^ Venceslao 
^«ittcede. 

U79. Clemente Vn y Urbano VI , pretenden li» dos la dig.. 



uidad papal. Juan sacedeá Eooiqkie su. padne tt^ jde Castilla, 
Paz entre Navarra y Castilla. 

1980* Los Veneoiai1i0s deri^táná los Geoiaveses; Muerte de 
Bertran-du-Gueselin* Mcrértede Carlos V, rey de Frai»cia> el i6 
de setiecnbre- Su hijo .Cirios VI ie-stíeeiie. Urbano. VI quita el 
reino de Nápol'es á la reina Juana. >! da esta io vestidura á CáHos 
de Durps , bisnieto de Cavíos. ¿il Cbjo. Juan ¿cede sus. derechos 
á'Liiis de Anjóu^ • •' :'; ;■ >-> -- : . . ' íj; . : . . , 
'• 1381. Chirlos de I>urasise apodera de. Nápoies y 'ba0& ahorcar 
á la Reina. Los Castellanos ganau á los Portugueses uo comba- 
te , en que les apresa» todaiSii estíuadira., eompueata' de^ydnte 
galeras y hacen prisioiíePQ<á su aliiiiraote.4.lQi!iso X^Ueziier- 
mano de la Reina. .! - 

~ 1882. Carlos VI derrota ea Rosbeque á los Ganteiies subleva- 
db!S. Muerte^de Luisel¡6raoide., reyde Hungría y dePoíonia, 
en el mes de'setieiBbfPe. MaWa stt bija reina en H«M»gria; ínter- 
Pegdo eñ Palopia.< Loa mamelucos ciiícasianos sucíedea á los 
mameluicosbaharitas en Egipto. £1 rey Don Juan de Caatüla si- 
gue, ék sitio de Alnkeidaiy hace Condestable, de Castilla áDoo 
Aloriso de' Aragón fsu Kermano. :Pílz. de Portugal é Inglaterra 
con España. ' : ; • . < ■ ' ^ i ., 

V 1383. Luis'doAojoh cnUaen^ el reino iderNápoleá. Muerte de 
Fernando rey da PbrtugaL Juan subAPmano r^eina después de 
él. Casamiento de^Don Juan deCaitijIa .con 1^ Reina viuda de 
Portugal , por cúfb atedio Portugal pasaá la corona de Cas- 
tilla* ". ' ' I ]•> II " ' 

1384. Muerte de Luis de Aojou en la de octubre.. Juan Paleó- 
logo asoeia. el ItMperio.á su hijo Manuel lU Muerte de Luis 
conde.dé Borgoña:, de Flándes y de Artois,. Felipe el Atrevido, 
duque de Borgoña que había casado á Margarita su bija üoica, 
bereda olgubos. de iüs-tístados* 

1385. Joan I rey de Portugal derrota á los Casl^llanos en 
Aljubarrot^. £1- papa Urbano haee n>atará cinco cardenales 
que habían conspirado contra éL El oiajestrodeAvis, favore- 
cido del pueblo j igrandeza t se titula rey de Portugal , coa el 
nombre de Juan L 

1386. Muerte de Carlos de Duras» Su viuda es echada por 
Otón duque de Brunswick, marido de la reina Juana. Aaüró- 
njco Paleólogo sp apodera de Constan tinopla y aprisiona á su 



tuaoia. Los Suizos derroliiltá rÍLjédr|»old«i>fkn|o^i db^^ttsrtráfti 
quíeo perece eo el combate. £1 Duque de Alencastre enlra ea 
Castilla y es proclamarfo íf/t^ mwí.S9iíeAÍ9$f^ ' 

1387. £1 Duque de Alencastre y Juan I de Portugal iuvaden 
IaCa^lállBi«perQtlien0siiQ|u(idt)af¥)cMiarb(|»or4alpe8le.V i f 

<i38&;. Juao.^tilKligael Paleiólq^B(tifaíttii>aLtK>iw>j €njAciobid«lf 
títulode(>3rÍQflVia;de.A9ÍiirM{«Ai.Géaíiii!ia* '. ' * <> - :'(!i><> -uf 

1389. Afntii»|jQ&, suUan. desloa. Turoo^v es iasfisinadorpoittaiii 
soldado criatiiano, Bayaeeto.stii ÍNJ0ineina:d«9pQ'£srdeiár. Alber- 
to rey'deS<ieQÍa»«a b«cb0i|»*iaiOni^*O!ert;U bdtaláadcBailDoiping,' 
Sus estados son reunidos á ia Dinamarca y á la Noruegas' .>; **. 

lS9<^i Luls.« «1 jé^fo^ bijo,dt^ji Dliq^eide Afijoti:ebréy diitiNá- 
po)es, Bdya<}e^Q sitia á C(H)«^iixiof^a>.EsM'se i'et ira ¿Lilis de> 
Anjpu deaptoja ^ot^rM^c^te ;d$),sas;estado9 á LakUaiadhíjoi-dif; 
Carlos deDuraSf.que pi^iendia )a^carOoa.d0NéfK>U&. .CóMes 
en Guadalajara , en las q)j# el,Rey'd4>CA9UU»oeÜe.s«i corooá á 
su hijo £nrique IH. MueriQ 4^1 rpy 4»'QasUlla:DbolJuan4... .:-i. 

1391. Muerte de Ju^aB^leqiogo. Al^puel II su. bijpilá a<M)«^. 

1392. Carlos VI » rpy d^ Fnaociitv tieae intervalos' .He: IcKuisau 
Cortes en. Burgos. • ¡ . . «jo 

139Á. Muerte, de Clemente VIL Pedro dje.Lüna lo sucede baio 
jo el nombre de Benito XIII. Los señores de Bobemia apmsiia*' 
Dan al emperador Venceslao* £6te se escapa. . .;. l 

1395. Venceslao vuelve el ducado de Milán á Juan GaleaiKx^v 
Víscontt su cunado. Muerte d^. Juan rey de.Aragoo* Martí ifi su 
hermano reina después de ^J. 3ay aceto derrota á Segismundo 
rey de Hungría en !Nícópolis. Los Turcos se apoderajn de la> 
Bulgaria. Los Geno vose» se entri^gao á U Francia. - 

1397. Margarita baoe consolidar )a reunión deJaSiieiciavDi*. 
Damarca y Noruega. Bayaceto ^i^ia é Constan tinop^la, filemper 
rador Manuel le obliga á retirarse , mediante un tributo anual 

de diez mil monedas de oro. 

1398. Se publica una sul^st^uccion de obediencia á lox dost 
contendientes á la dignidad papal» ^ ; ..' 

1399. Ricardo II rey de In^at^rra <es destronado , y Enrique 
conde de Lancasiter su primo., 1 le sucede* bajo el noosbre do 
Enrique IV. Ladislao, bijo de Qárlos de Duras y queda dueño 
detodq el reino de INápoles, Deposición xlel Empierador a^R'- 



oeslao. Estr tieiie por aitcesoft áFiMforico d& BriuMmok « y des* 
p«v^ á Roberio ooode j^ialioo del Bin. 

1401. VerK^sIso reina aun «n Bohenntai Liis tropas 'det em- 
perador Roberto «on derrotadas por Jaan Oak*aí5ü Vizcooti. 
Los subditos de Venc6&]ao le aprkionati. Segismundo su ber- 
mano es nombrado regente. A^nceslao recobra «tv ooro na. 

d^D^. Timur fteg ó Tamortan' , kan tto )os tártvi^os , dérroiai 
y prende á Bajaceto sultán de los Turcos ; Siollman su hijo le 
sucede . < i 

á&Od« £1 daño de Frangía levanta la sustracoion de obrcfieo- 
ciá á Benito XIII. Milkerle de B^yaceto. Ilay diversas opíntoaes 
acerca el «nodo como 'lé trató «n veno^dér. Paz en Castilla. 
' \h<^k, H uerte de Bonifacio , el i8 dd ^cftubr<% 
í 1405. Descubrimiento dé 1í(s <^a n arlas. Mii«i* te deTamorlan. 
Jura en Valladolid de loa«i III f)or rey de Castilla. 

14M. La Francia se sustrae de nnevo á la obedietioia de Be- 
nito XIIL Muerte de Inocebclo VIL Ángel de Corarío es elegí- 
do en su lugar bajo el nombre de Gregorio XIl. Los Moros 
de Granada turban la paz de Castilla. Junta el rey cortes en 
Toledo para resistirlos. 

1407. Benito pone- la Francia en interdicho» El Duque de 
Borgoña hace asesinar al Duque de Orleans en la noche <lel 2S 
al 24 -de noviembre. Bei'ejía de Juan Hi»s. Muerte de Don En- 
rique rey de Castilla y de Leoii. 'Sueédele bu hijo Joan ID, niño 
aun de poca edad. 

1408. Ladislao toma á Roma. Gregorio fulmina el anatema 
contra loa cardenalea que se hablan retirado a Pisa. Benito in- 
juria al rey de Francia con cartas. Los cardenales sefialanon 
concilio en Pisa. 

1409. Sexto concilio general. Los cardenales deponen á Be- 
nito XIII y á Gregorio XII , y eligen á Alejandro V. Los Geno- 
veses se sustraen á la obediencia de los Franceses. Baltasar 
Gossa vuelve á recobrar Ro«ia. Muerte de Don Martin rey <ie 
Sicilia. Deja heredero de aquél i^lno al de Aragón su padre. 

4ft40. Muerte de Alejandro V el 3 de mayo. Muerte del em- 
perador Robwto XVIU ; Segismundo hermano de Venceslao 



TABliAt C«Wi«u6GieAS. 996 

y rey <k Hortgría le soccde» Muerte de Martin , rry de Aragón; 
Fernando mi «obritio Ití éuceúe. Muerte ¿e Solimán hijo de Bar* 
yaceto. Muza su hermano reina en Europa. Rnciéndoáe la- 
gaerrs cóolfn Granada. Batalla de Anteqoera , en ia que mué- 
reo quince mil Moros y- aolo cmto Veinte cmüanos. Muerte 
del rejf de Aragón. 

iai. Joan XXlIi derrota á Ladislao. Aquel llega hasta las 
puertas de Roma. Eligen los AragoDe«es compromisarios para 
nombrar sucesor á la corona. EligeD estos á Don Fernando de 
Casulla. 

i¿i2. Muia^ sultán de los Turcos^ derrota el emperadnrSe- 
gismundo. Muerte de Margarita reina de Dinamarca , de No- 
ruega y de Suecia , apellidada la Semirarois del IVorle. 

i4U. ladislao echa de Romaá Juati XXIÜ^ quien trata eon 
Segismunflb, Muerte de Enrique IV rey de Inglaterra , el 20 de 
marzo ; Enrique ¥ su hgo reina deapnes de «1. Muía es Tencí* 
dojr he<Mio matar. por su hemtumo Maliomel* 

i414. Déoimosépiimo concilio general en Constanza. Muer^ 
te de Ladislao rey de ?(ápoles ; Juana il bu faermaik^a le sucede. 
Se forma el proceso á luaA Hus. 

I41S^ Juan XXII abdica el pontificado , se arrepiente y es 
depuesto. GregoHQ XII renuikcia el pontificado. Condena de 
Jaau H«s , el 6 de julio. Gerónimo de Praga su discípulo es 
preso 7 se retracta. £nriqoe V^ rey de. Inglaterra derrita á loa 
Fraaceses en la batalla de Azincourl, d iS de setietfi)bre« El 
margravato de Brandeburgo, es \endido por el emperadora 
Federicoi margrave de Tfuremberg. Jaan I rey de Portug^il to- 
BHi á los Moros la plaaa de Ceuta. 

U16. Se procesa^l atitipapa Benito XXIL GeróninK) de Pr»« 
ga es quemado el dia i."* de junio. Asonadas de religión en Bo*- 
hernia. Muerte de Don Fernando rey de Aragón ; sucédele su 
primogénito Don Alonso» 

1417. La Saboya es erigida ducado. Amadeo VIH es su prí- 
mer duque. Depoiicioo de Benito XIII. Martin V sDl3e á la 
^anta sede. 

141S. Degüello de cuatro mil orleaneses por los partidarios 
del duque de Borgoña. Los Ingleses invaden la Normandia. 

1419. Muerte del emperador Venceslao. Su hermano Stfgis- 
>nundo le sucede. 2^ska , gefe de los Imsitas de Bohemia , se 



^pojéítá dfi Praga¿ Fín.del coneitín de Goa«lausa.')QliaiId¿)a)MÍb 
lAueifte de Gregorio^XIIy de Juaa XXÍL Mantiel :se 'asooia á 
Jaa a Paleólogo su liijo.. ^ .,. .• . 

1420. £nríque,y rey de ittglaterra «ecasa oob Cataliua hija 
del rey de FraiD/oía, yj es declarado heredero de la ocyrona.. Lo» 
Portugueses toman á Madera. Los Hussitas derro4an las tro- 
pal de Segismundo. Juana 'II reina de Nápdles implora el so- 
corro de^ Alfonso , rey de Sicilía'y de Aragen , y le elige para 
sucedería. Guerra entre Alfonso y Luis de Anjou. Don Alfon- 
so sujeta la Cerdeoa. 

. 1421. -Reinado de Amurales II hijo de BSahometl. Los du- 
ques de Milán gobiernan á Genova. 

1422. .Muerte de Enrique V rey de logiatcnra el dia' 31 de 
agosto; su hijo Enrique VI le sncede: Muerte deCárlos VI rey 
de Francia , el 22 deoctpbre; Garlos YU, su hijo , le sucede á 
p98^r de los partidarios del rey de i Inglaterra. 

1423. Amurates II sitia á GoDstaniinopla. La toma de Nícea 
por su hermano Hostafá le obliga á regresar á sus estados. Fe- 
dfir'iQo el BeliooBo esjeieetor de Sajooia. 

1424. Muerte de Benito XIII. Guillfes Mnotoo es: elegido P^i* 
los ^partidarios de este Papa, bajo el nombre de Clemente VIH. 
■ . 1425. Muerte del emperador de Oriente , Manuel PaleótogOi 
el 21 de julio ; Juan Paleólogo su hijo le sucede. El' Papa envía 
á M»scaoo á Constan tinopla para la reünióo délas dos iglesias. 

1427. Los HUiftsiias devastan la Silesia , la Moldavia y el Aas< 
tria- 

. 1429. Abdicación de CleiQente VID. Juana de Areh hace le- 
vantar el sitio de Orleans , y hace consagrar á Garlos Vllen 
Reims el 17 de julio. Felipe duqne de Borg^oa instituye la or- 
den del Tóisoo de oro. AmU rales toma Tesalónica á los Yeae- 
eiano. 

1431. Los Hussitas derrotan un ejército de cruzados. Juana 
reina de Ñapóles adopta .á Luis duque de Anjou. Enrique VI 
rey de Inglaterra.es coronado rey en Paris. Décimooctavo con- 
cilio general tenido en Basilea. Empiézanse á mover las armas 
de Castilla contra Granada. Los Castellanos derrotan á li>s Mo- 
ros en Figuera. 

1432. Los Romanos espelen al papa Eugenio IV. 

1433. Los Portugueses descubren las islas Azores. £1 empc- 



TABLAS CH0N0LÓ6ICA». S07 

radorSsgisíiiiíaildo^nmiibra á Juao Franciacb Ganzaga, prítif^er 
marqués de Mantua. 

HH, M uerte deLois'de Anjoo rey deNápole» ellS.dého- 
irieiiibre. Juana II nombra en su lugar á Renato de Anjou sü 
hermano. Las trppais de Segismundo derrotan á los Hiissitas, 
quienes se someten. Amadeo VIII duque de Saboya instituye la 
orden de ia'Atooncialá* 

1^55. Muerte <de Juaiia II reina de Ñapóles. Renato de An- 
jou la sucede* Felipe duqne de Borgoña se reane á Carlos VII 
en virtud del tratado de Arras. Juan Gorvin, Humíada, Táivode 
de Transilvania echa á Amuratesde frente Belgrado.. Los'Ge- 
oovesesse hacen de nuévogobernar por dux. Batalla de Podza 
en que caen prisioneros en poder de los Genovesés,, íel rey dé 
Aragón, el de<Navarr»y Don Enrique hermano de este« .■ 

1436. Los Ingleses son echados de I'aris. > 

1A37. Moerte del émíperador Segismundo el 9 xle diciembre. 
Se procede contra el Papa. • ''.'.: ú \ 

U3r8. Eugenio transfiere á Ferrara el concilio dé Basilea; y 
este le. declara suspenso. Alberto II duque de Austria^és elegir 
do emperador el 18 de marzo. . 

1439. El concilio de Basilea , depofne al papa Eugenio. Amat 
deo, antiguo duque dé Saboya le sucede bajo el nombre<'dé Fé- 
lix V. El'concilio de Ferrara es transferido á Florencia. .Sé de-> 
tiene la unión de los Griegos y Latinos. Muerte del emperador 
Alberto II , el 27 de octubre. 

14&Q. Federico Hile sucede. El clero de Constan tinopla y 
los obispos se oponen á la unión. Union de los:ja4íobitas y de 
tos etíopes con ios latinos. Descubrimiento, de! la impreotá'en 
StrasbuFgo y Mayenoia. . . . ..'.;:.., 

1441. Demetrio se rebela contra el emperador de Oriente., 

1442. £1 conoilto de Florencia $e Iransüeré á Auiaa. . Aifon- 
so rey de Aragón y Sicilia se apodera de IVápoles. Cortes, eh 
Toledo, las que conceden- odien ta millones de maravedís al 
rey de Castilla. • . > . . '» 

1443. Concordia firmada en TerracLnaetit re el rey. de Arar 
gon y el Papa. 

1444. Ladislao rey de Hungría es vencido y muerto por los 
Turcos el 10 de noviembre. Los Turcos sitian Gonstanfcinopla. 
Juan Paleólogo* obtiene la paz. . : ,; 



99$ KlSTttRIA DB BlPABAt 

. 1645. Juan Huniada es re^t^nie d«-Httttgtía. Establectiníaii^ 
de la milicia y de la guillotina en Francia. 

4446. El (imperador Federico hace la guerra ó los.Soiaos. 
loundadon del mar cerca deDordreehIé 

14¿7. Jorge Gastriot, llamado Scanderberg derrota á Amu- 
ra tes. 

1448. Muerte de Juan Paleólogo el Si de octubre. Saber- 
mano Constan lino reina de&pues ele él. Giitemo I es rey de Di- 
namarca , Noruega y Saecta. £1 papa Nicoláa concedía al em- 
perador Federico eí derecho de ele^r obíspoSi. 

i 449. Félix y abdica el p^olificado. 

ft450. £1 ducado de Milao es tovadido por Sforcia Juan 
Van-Eyok , de Bruges ,io venta la pintura aJ óleo. Los Fraoce* 
ses derrotan ó los Ingleses eo Formigsti. Estos lilUmos son 
echados de la Norma ndía. 

i45i. Muerte de Amnrates II sultán de las Turóos , el 9 de 
febrero. Mahomed II , su hijo le sucede. 
- ikSt, Nicolás y da la corona de Lombardía al Emperador. 
PrÍQcipia de los ducados de Módena , Regio y Ferrara. Les 
Suizos se alian á la Francia. GuemiL de la rosa blanca y de h 
rosa encarnada en Inglaterra. 

1435. £1 Austria es erigida en Archiducado, llahooiet II s« 
apodera de Constantlaopla el 29 de mayo. £1 emperador Coos* 
tanlinoes asesinado. 

1454. Muerte del rey de Castilla. Sucédele Don Enrique IV. 
14d5. £1 duque de Yorck hace prisionero al rey Eurique yi, 

en la batalla de San Aihano. 

14Sib. Huniada fuerza á ios Turcos á ieTaotac el sitio de 
Belgrado. Muere Huniada. Gran terremoto eii €l reino de Ñi- 
póles. 

1457. M«erte de Ladislao, rey de Hungría y de Bohemia, el 
día S8 de n9V¡fnibr& 

1455. Le sucede Matías , hijo deJuan Huniada. Jor^s Po- 
diebrad es rey de Bohemia , en 2 de marzo. Muerte de Alonso 
rey de Aragón , «I 27 de junto ; Juan II su hermano reina en 
Aragón ; y Fernando su bastardo en Ñapóles. Mahomet sultán 
<iltí los TtircoH hace tributaria i toda la Grecia. 

1460. £1 duque de Yorck derrota á Enrique VI rey de Ingla- 
terra en Northampton. Margarita de AD|oa n98er de Eorí" 



que VI vence al d«qii6 da Yorok y quico muere en el combato. 

Los Portugueses descubren las islas de Cabo Verde. 

im. M.«e*t«.d» Carlos VH rey de FraDcia el d» 22 dejnlio. 
L«UXI , su hijo:, ie stocede. Enrique VI rey de IngUterra es 
destrocado por Eduardo IV , hijo de Ricardo dnq^ieile Yorck. 
Mabomet II , se hace dueño del imperio de Trebisonda. David' 
Comoeno-^wel^einiaba Mi es preso j tlegollado , en Andrínó- 
poli. SuWevaeiOr^tde Catfliuaa en favor del príncipe de Víaoa. 

1462. Matías <rey de eiiogr& se apodera de una parte de 
Austria. La isla de Lesbos es entregada á Mahomet II. Los Ca- 
taJaneS3e eatregaé ál reyüe Castilla. 

146$v :Tr«g«aB. firmadasí entre Aragón y Castilla. 

1464. Luis XI rey de Francia establece el «so de los eorreos 
Mahooiet II se apodcipa déla Caramania. Los Catalanes se se- 
paran 4e Castilla y eligeo por ¿a rey á Don Pedro condestable 
de Portugal. 

1465. RewoJtidoii de los laeCboces Franceses contra Luis XI 
Hacen la paz. Depositeioíi db Enrique IV rey de CasliJIa y de 
León. Srncéctete so feermano Alonto. Despaeá de la muwte de 
eite üllimo récabrit lA corona el depuesto. Batalla Üe Wm de 
Rey en Cataluña. Piérdela el condestable de Portugal. Ir 

1466. La Prusia es dividida entre la Polonia y la orden Teu- 
tónica. Muerte del cortdej*table4e Portugal. Los Barceltwieses 
proclaman en su lu^r á Renato de Ajijoti. 

1497. San JVancisiío de Paula io5tUu>e la orden de los míni- 
mos en Francia. Muerte de&canderberg rey de Aibania. 

146«. Lbís XI es preso dn Peroné, por Carlos el Temerario 
duque deBorgoña , que hace destruir Ueja. La Persia caeeo 
poder de üzumrHasfearn ^efe de los Turcomanos del carnero 
blanca Jura i)or heredera. deltrooo de Castilla de la resina Bo- 
na Isabel. 

4&6>. Luis XI instiliijie la ¿rden de San MigtíeK Isabel ber- 
inana de Enrique IV rey de CjisVilía , casa con Fernando V bija 
de Juan II rey derAragon, 

147«. Moerte deüárlos Canntson rey deSoeda. Interregno 
de 27 afloa. S^ennn Stone sobHno del rey difunto obtiene el tí- 
tulo de adroittistradnr del reino. El Conde de Warwíck repone 
á Enrique en el trono de Inglaterra. Mahomet II tómala isla 
^ NegropoBio á Ua Venecianos. La imprenta se establece en 



400 rHIftT^UlA Wt» téPk^X, 

Francia. El Dtique de Lorepaatnthdbna la'(3ftt!aídils y ^e retirá 
á Francia. ' ' ■ • - ' ' ' f ? t 

.íli^l. Miierté de Jorge* PódíjcbrtíJ rey d<í Bbhémia , el 22 de 
XBaretK LsdísIaO/hijn de C^simiho. rey de J^olot^iá , roifea des- 
p^tes de él. Eor¡qaé¥i> {Pierde dé Daevasa corana, Kfu^te de 
Enrique VI. . <- i'-u:'.' < • .:,:i < .*. .'i . 

- 4i72j El duqne de Borgpña sitia á BeauVaiSi Joao'a' Hachóte 
al frieñle de las mugeres de la ciudad ie dMIgaTá'ievantar el M- 
4ioel:ie de julio. Entrégase íBaroeltoa^á íXon' Fernando de 
AragoQ. . '.••;• "' ■• • -- • í »' ' ' í. 1 .•". 

1474. Muerte de Enrique ÍV téy de/Ca^tálJa. Femando Vsu 
cuñado le sucédu. CnslernoM Péydc BéoariiEwca es e! primep 
duque >de Holsteia. ! ^í" •' :'' -' 

1475. Cá'rlbs el Teméraría:se apodera #e Lorena* Dona loa- 
fia, de Portugal. )disputá ei reina^de tlastjl^la k Isabel y Fernan- 
do V. Muerte de Doña Jnana. í 

i -1476,' Los Suizos derrotan á( Carlos él Ttmcrarid en Grand- 
sbn el 3 de marzo « y en i^urat el- 28 :de jpnio.' DoSa Isabel 
sitia á; Burgos: . Rendición, (de ésta 'ciada«É. (Batalla en Pela jo 
CrOiKr^^ziÁa 4^e ganó Don! Femando V á Aílfonso de Por- 
tugal.' .*í.- ; ' ' . ■ i )'. \ ■':'■., . > . • 

• 1477. 'Carlos el Temerario perece en una batalla contra el 
duque de Lorena ,.el 5 dejuvito.ll^áxiftitliano hijo, del empera- 
dor Federico III hereda sus 'estados', hieréda los 'estados áe 
-Ciarlos el Temerario , casándósíé con su hija Marfa. Luis XI re- 
cobra ei ducado!de. Borgoña. £1 ehiperádor contra. la pazá 
Matías rey de Hungría que deivastaba sus; estados. Los Moros 
de Granada entran por Castilla'. . ' ' '^ . 
, 1478.) Los. Turcos se apodaran de la Albania^ Julián de Mé- 
•dicis es degollado por' 1 05 Parzi y Slalviati. Ivan ó Juan. III gran 
duque de Rusia rompe el yugo de los Tártaros. 

1&79.' Muerte dé Juan II rey de ára|ion apéFrídado^el. Católi- 
co; Fernando V rey de Castilla le sucede: Muerte de Don Juan 
rey de Navarra. Sucédele su hija Dona Leonor*' / 
< i4^. Ijds Tuncos son rechazados' de : La^hla^ dé Rodas por el 
gran maestre de Abusón ¿estos toman, á' 'Oirán to en la. Pulla. 
hñ inquisición se establece en Castilla. Sujeción dd marqués 
de Vjjlícna. . : 
,. ,1,481. Muerte: de M^hómbt II, el 3 de ñiayo; Bayaceto Huno 



TABLAS CRONOLÓGICAS. 401 

de sus hijos le sucede. Muerte de Carlos III conde de Proven- 
za , quien deja sus estados al rey de Francia. 

Iá82. Matías Gorvin , rey de Hungría i hace la guerra ál em- 
perador Federico. Principio de la ultima guerra contra Gra- 
Dada¿ Toma de Alhama. 

1483. Muerte de Luis XI rey dé Francia , el 30 de agosto; 
Carlos Yin su hijo reina después de él. Muerte de Eduardo IV 
rey de Inglaterra ; Eduardo Y su hijo , es depuesto por Ricar- 
do III duque de Glocester. Batalla entre Moros y Castellanos 
en Martin González. £1 Conde de Cabra hace eü ella prisione- 
ro al rey Chico de Granada^ 

1484. Don Fernando y Dona Isabel loman los castillos dé 
Alora y Setenil. 

1485. Matías rey de Hungría toma Yiena y Austria. Ricar- 
do III perece en un combate contra Enrique , conde de Riche- 
mood., quien reina bajo el nombre de Enrique YII. Principia 
^a guerra civil en Granada. . . .. 

1486. Bartolomé Diaz, al frente ele ló's^ Portugueses llega 
al cabo llamado de Buena - Esperanza. UbiA> -Ib^ern^inóo y 
Doña Isabel toman á los Moros los- castillos dé Lojíi y de 
Illora. • '• ' 

1487. Uno llamado Simnel , que se decía coridie dé Warwíck 
es derrotado por el rey de Inglaleri^a. El moro llamado el 
Santo intenta asesinar á Fernando Y , y da uña cúch'ijládá á 
Don Alvaro de Bobadilla , durante el sitio de Málaga. Ríndese 
Málaga á Fernando é Isabel. 

1488. Jura del príncipe Don Juan por heredero de la coro- 
na de Aragón. 

1489. Catalina Cornaro reina de Chipre , cede esta á los Ye- 
Decianos. Los Moros rinden Baeza , á Fernando Y. 

1490. Muerte de Matías rey de Hungría. Federico III, vuelve 
á entrar en Yiena. 

1491. Garlos YII rey de Francia casa cori Áriá, duquesa de 
Bretaña. Sitio de Granada. Fundación de Santa' Fe. 

1492. Rendición de Granada á los reyes Don Fernando y 
Doña Isabel , quienes hacen Su entrada éii el día de los reyes. 
Treinta mil familias de judíos rehusan el bautismo y dejan la 
España. Cristóbal Colon, descubre la América. En 7 de diciem- 
bre un aldeano loco llamado Juan de Cañamars , dio cerca de 

TOMO X. '2Q 



402 HISTORIA DIS ESPAÑA. 

Barcelona una cuchillada en la cerviz de Don Fernando Y que 
le puso en mucho peligro . 

1493. £1 papa Alejandro VI manda con una bula la división 
entre España y Portupl de las tierras nuevamente descubier- 
tas. Muerte del emperador Federico III el 19 de agosto: su hijo 
Maximiliano le sucede. Entrega del Rosellon y Gerdeña á los 
reyes de Aragón j Castilla. Confederación de estos con el Rey 
de Francia. Regresa Cristóbal Colon del descubrimiento del 
nuevo mundo , con regalos para Fernando é Isabel. Don Fer- 
nando le dá el título de Almirante de las Indias. 

1495. Muerte de Zizim , hermano de Bayaceto. Garlos VIII 
toma el reino de Ñapóles y le despojan de él; el 6 de julio gana 
la batalla de Tornoua contra el emperador. £1 emperador Ma- 
ximiliano , los Aragoneses y el Papa nombran duque á Everar- 
do el Barbudo, conde de Wurtemberg. Muerte de Juan II, 
rey de Portugal. Emanuel , su primo hermano , le sucede. 

1496. £1 Papa da á Fernando Y y á Isabel el título de reyes 
Católicos. Treguas con Francia. 

1497. Americo Yespucio , de Florencia, aborda al nuevo 
mundo. Yasco de Gama descubre un nuevo camino para las 
Indias Orientales. 

1498. Los Yaiacos venden á los Turcos cien mil Polacos. 
Muerte de Carlos YIII, rey de Francia , el 7 de abril. Luís XII, 
duque de Orleans, apellidado el Padre del Pueblo, reina des- 
pués de él. Jura del príncipe don Miguel por rey de Aragón. 

1499. Jura del mismo por rey de Castilla. Luis XII se casa 
con Ana de Bretaña , viuda de Carlos YIII. 

Siglo déctiiio«exta« 

1600. Nacimiento de Carlos Y , hijo de Felipe de Austria. 
Los Portugueses descubren el Brasil. Los Franceses conquis- 
tan el Milanesado. Sublevación de los Moros de las Alpujarras. 
Sujetan se luego. 

1501. Los Franceses se juntan á Fernando , rey de Aragón, 
para tomar el reino de Ñapóles. Ismael Soíi se apodera de 
Tauris en Persía. Juan, rey de Dinamarca, elegido rey deSue- 
cia en 1483, es echado por Stenon Sture. 

1502. Fernando^ rey de Aragón , derrota á los Franceses eo 



TABLAS CR0N0LÓQICA8. 409 

Seminario y en Gerifiola y queda tkieño d« los reinos de Né- 
polas y de Sicilia. 

ím. Mii«rt6 de Federico III , rej de Ñapóles, y de Isabel 
de Castiila , nuiger de Femando V, el día 96 de ootubre. Guer- 
ra coa Francia. 

1606. Cortes en Toro. Léese en ellaa el tealamento de la Reí. 
ua madre de Castilla , y se jura á su luja por reina , siendo go- 
bernador su padre den Fernando. Cntooordia en SalanunM» , 
firmada el 24 de diciembre entre don Felipe y don Fernando. 

1546. Viataa en RenMsal de don Felipe y don Fernando 
Maerte de don Felipe el 3& de setiembre. 

1607. Luis XII sooiete á los rebeldea geñorvcset. Fernando V 
nombra gobernador de Mapolea á áon Ramón de Cardona y él> 
regresa á Castilla. 

1508. El Papa y el Rey de Francia se rennen contra Ve- 
necb. 

1609. Mnerte de Eoriqae Vil , rey de Inglaterra , el 2S de 
abril. Su bijo Enrique VIII reina deapuea cfo él , y casa con Ca- 
talina de Aragón. Luia XU derrota á loa Venecianos en Agna- 
del el 14 d« mayo. El cardenal-Jiménez., primer ministro dé 
España , toma Or^o á los Argelinos. Armanee en España eos 
escuadras, una contra Venecia y otra contra Rerber/a. Muerte 
de Catalina Cornaro , antes reina de Chipre. 

15iO. La escuadra española contra Rerbería aborda en Bugia 
á primeros de enera Toma de Rogra. Ríndese Trípoli á me- 
diados de julio. Derrota entera del ejército español en Rerbe- 
ría , el dia 30 de agosto. 

15U. Los Portugueses descubren las islas Molucas. La Al<*- 
maoia es dividida en círculos. Fernando el Gatólieo despoja á 
Juan de Albret del reino de Navarra. Ray aceto II es envenena- 
do por su hijo Selim, quien ocupa sa troivo. Liga llamada san- 
tísima entre el Papa , el Rey Catótíeo y la repdblica de Ve- 
necia. 

1512. Gastón de Fox , duque de Nemours , derrota á los 
españoles en. Rav«na y perece en el combate. D^imonono 
concHio general de Letra n el dia 10 de mayo; se suprime la 
pragmática sandon de Frauda. £1 Papa escomnlga á Juan y 
Catalina , rey«s de Navarra. 

<6i3. Muerte de JacolM^ IV , rey de Escocia. Su hijo Jaco- 



404 B18T01KIA DB ESPAÑA. 

bo V reloa eo su lugar. Invierno riguroso. Los Suizos derro- 
tan á los Franceses en Navarra el 6 de junio. 

1514. Muerte de Ana de Bretaña ^ muger de Luís XII, en 9 
de enero. Se casa con María, hermana del rey de Inglaterra. 

1515. Muerte de Luis XII en 1 de enero. Francisco I, su pri- 
mo, le sucede. Luis XII en unión con León X, anula la prag- 
mática. Francisco I derrota ¿ los Suizos en Marinan el 12 de 
setiembre , y se apodera de los ducados de Milán > Parma y 
Plasencia. 

1516. Muerte de Fernando Y rey de España, en 22 de fe- 
brero; Garlos y, hijo de Felipe de Austria, le sucede. Muerte 
de Ladislao VI , rey de Hungría y de Bohemia. Luis II , su hijo, 
reina después de él. Kauson , sultán de Egipto , es derrotado y 
muerto por los Turcos , quienes se apoderan de casi toda la 
Siria. 

1517. Promoción de treinta y un cardenales. Herejia de Ma^ 
tin Lutero. Muerte del cardenal Francisco Jiménez, ministro de 
España* Toumaobai, sultán de ios Mamelucos, es derrotado y 
condenado á muerte por Selim , emperador de los Turcos, 
quien toma el Egipto y la Siria. Fernando Pérez Andrada, por- 
tugués, aborda en China. Francisco I hace publicar el concor- 
dato en su reino. 

1518. Los Españoles derrotan á los Moros. Conclusiones de 
Lutero sobre la penitencia. Este es condenado por el papa 
León X y apela al primer concilio. Hernán Cortés conquista 
Méjico. 

1519. Muerte del emperador Maximiliano el 12 de enero. 
Carlos V su nieto le sucede. Zwingle predica su doctrina en 
Suiza. Fernando Magallanes hace el primer viage al rededor 
del mundo. 

1520. El Papa escomulga á Lutero. Carlos V es coronado 
emperador en Aix-la-Chapelte , el 25 de diciembre* Muerte de 
Stenon-Sture. Cristerno II, rey de Dinamarca , se apodera de 
la Suecia y hace degollar á los principales del país. Muerte de 
Selim , emperador de los Turcos. Solimán II , su hijo , le su- 
cede. 

1521. Lutero es desterrado. £1 luteranismo es refutado 
por Enrique VIII, rey de Inglaterra. Carlos V declara la guer- 
ra al rey de Francia. Solimán II se apodera de Belgrado el 9 de 



TABLAS CKONOI.ÓGICA8. 405 

agosto. Batalla de Esquiros , en que sod derrotados los Fran» 
ceses. 

1522. Enrique YIII ^ rey de Inglaterra , hace la guerra á 
Francisco I. Los Españoles se apoderan del Mílanesado. Soli- 
mán , emperador de los Turcos , se apodera de Rodas. £1 em- 
perador Carlos Y deja á su hermano Fernando en Alemania y 
él parte para España. 

1523. Federico, duque de Holstein, destrona á Cristerno II, 
rey de Dinamarca. Gustavo Vasa gobierna la Suecia. Los Ana- 
baptistas desoían la Alemania. El luteranismo se estiende en 
Suecia y Dinamarca. Muerte de Ismael Sofí , rey de Persia. 
Tomás su hijo le sucede. £1 pontífice Adriano concede al rey 
de España la ^facultad de nombrar y presentar los obispos de 
este reino. 

1525. Los Franconianos se declaran por Lutero, y son der- 
rotados por Guillermo de Fursteraberg. Lutero casa con Ca- 
talina de Born, antes religiosa. Francisco Pizarro penetra en el 
Perü. Baber , descendiente de Tamorlan , toma el Indostán y 
funda el imperio del Mogol. Francisco I , rey de Francia , es 
hecho prisionero en Pavia el 24 de febrero. Alberto de Bran- 
deburgo, gran maestre de la orden teutónica, abraza el lutera- 
nismo y se hace reconocer duque de Prusia. £1 pontífice León 
se liga Gon el emperador don Carlos V^ 

Í526. Introducción de la inquisición en Portugal. Francis- 
co I recobra su libertada Walter de Cronbergh es elegido gran 
maestre de la orden teutónica en Alemania, Los Colonnos se 
apoderan de Roma. Luis , rey de Hungría y de Bohemia, pere-^ 
ce en Mohatz en un combate contra los Turcos. Fernando , 
hermano de Garlos Y, es reconocido rey de Bohemia, á pesar 
de las pretensiones de Juan Zapoiski. Queda la Europa sose- 
gada y libre de guerra. El emperador Carlos casa con doña Isa-* 
bel , hija mayor del rey de Portugal. 

1527. Garlos de Borbon , general de Carlos Y , perece en el 
sitio de Roma , la ciudad sin embargo fue tomada el 6 de ma-^ 
yo y el Papa quedó prisionero. 

1528. Los Genoveses nombran un dux cada dos anos. Juran 
los estados de España en Madrid por príncipe y heredero de 
aquellos reinos al niño Felipe. 

1529. Los príncipes de Alemania se declaran por el lutera^ 



405 mSTORlA DM MAXA.' 

nismo. Los Turcos aitiaD «o tsdo á Yieoa de Aoistria. Enri- 
qae YUI hace litigar su divorcio con Catalina , tia de Garlos V. 
£1 emperador Carlos ¥ sie k*ecbnctlia con el Papa. 

1^30. Inundación de Heilanda en el mes de enero. Un terre- 
moto derriba á Lisboa. GáHos Y cede la isla de Malta á los ar 
balleros de San Joan de Jerusaien. Muerte de Roberto, funda- 
dor del imperio del gran Mogol. Su hijo Homoiaun reina des- 
pués de ¿1. Dieta en Ausburgo para tratar del luteranismo el : 
26 de setiembre. / - 

1531. £1 5 de enero Carlos Y hace elegir á Femando su her 
mano rey de Romanos. Zwigle es muerto en una guerra civil. 
Carlos Y erige en ducado la Toscana> para los Médids. 

1632. £ste firma paz con los príncipes de Alemania el 13 de ^ 
julio. Griáterno II es preso y muere en la cárcel. Francisco I 
reúne el ducado de Bretaña á su corona. 

1533. Los Anabablistas toman Munster. £1 rey de Inglater- 
ra es declarado soberano de su iglesia. Grammer , arzobispo 
de Gantorbery , legítima el divorcio de Enrique Ylü con Gata- : 
lina. Nacimiento de Isabel, bija de Ana Bolena , nueva reina de . 
Inglaterra. Pizarro al frente de los Españoles se hace dueño 
del Perú. íi 

1634. £1 Papa rompe el casamiento del rey de Inglaterra 
con Ana Boleua y aquel se separa de la Iglesia Romana. Cris- 
terno Hl , hijo de Federico , introduce el luteranismo en Diaa- 
marca. Tratado de comercio entre Francisco I y Solimán , em- « 
perador de los Turcos. Faneeimknto de dmi Alonso Fonseca, 
arzobispo de Toledo; sncédele el cardenal don Juan Tarera. 

1535. Los Genoveses se erigen en república y abrazan lare* 
ligion reformada. La ciudad de Munster es recobrada de los 
Anababtrstas. San Ignacio de Loyola , español , crea la Comps- 
fiia de Jesús. Carlos Y sale de Barcelona para Aft^ica. Pone al 
rey de Túnez en el trono y toma la Goleta. 

1536. Ana Bolena , acusada de incesto y adulterio, es conde- 
nada á muerte por Fnrique VIII, quien se casa con Juana Sei- 
roour. Los Berneses quitan al duque de Saboya el pais de 
Yaud. 

1538. Bala del Papa contra el rey de Inglaterra. 

1539. £stab]ecimiento de las loterías en Francia. Fallecí- 
miento de la emperatriz doña Isabel en Toledo á 1.** de ísayo. 



TABLAS CBaN«I^ICA8. 407 

i540. Garlos Y marcha contra los Ganteses rebelados; Fran- 
cisco I le recibe magDÍficamente. loan SegiaaifiDdq , hijo de 
Jüao Zapoiski , es príncipe de Transilvaoia. 

1542. Muerte de Jacobo Y, rey de Escocia , en ló de diciem- 
bre. María mi hija le sucede. Tres comeroiaates portugueses 
descYibren d Japón. 

1543. £1 emperador Garlos Y nombra por gobernador de 
£&paSa al príncipe don Felipe, y él parte para Genova con su 
armada. 

1544. £1 duque de Engien derrota á los imperiales en Ge- 
risola el 14 de abril. £1 17 de setiembre Garios Y hace la paz 
coo Francia. La Suecia es declarada hereditaria. Eclipse de 
fol qne dura todo el dia. Casamiento del principe don Felipe 
coD doña María, hija del rey de Portugal. 

1545. Concilio general de Trento el 16 de diciembre. Pau- 
io in«rige en ducados á Parma y Plaseneia para los Farnesios. 
Joan lY Baálíowitz , gran príncipe de Rueia , se hace llamar 
czar. 

1546. Muere Lutero el 18 de febrero. 

1547. £1 A.* de enero Juan Luis de Fiesco en Genova cons- 
pira contra Andrés Doria. Muerte de Fiesoo. Muerte de Enri- 
que YIII rey de Inglaterra , el 38 de enero. Eduardo YI, su hijo, 
reina en su lugar. Muerte de Francisco I, rey de Francia, el 
31 de ma rxo : sn hijo Enrique II le sucede. Juan Federico, elec- 
tor de Sajonia es preso en la batalla de Mulberg por Garlos Y , 
quien da so electorado aJ príncipe Mauricio. Maximiliano , hijo 
del rey dos Femando, irieoe á ¿spafta á casarse con la infanta 
dona María , au prima hermana. 

1549. Carlos Y publica un interim en la Alemania el 15 de 
mayo. Palleoimienlo de doña Margarita , reina que se dijo de 
Navarra. 

1550. Edicto de Garlos Y contra los Luteranos. 

1551. Carlos V hace la guerra a) duque de Parma y al rey de 
Fraocia. Segunda apertura del concilio de Trento, el 1.* de 
mayo. Enrique II, rey de Francia , da un edicto contra los he- 
rejes. 

1552. La Inglaterra muda de religión. La paz dePassau deja 
á lüs protestantes de Alemania la libertad de conciencia. Los 
Franceses se apoderan de parte de la Lorena. Carlos Y sitia á 



408 HISTORIA AB BSPANA. 

MeU ÍDÜtílmeote. El czar Juao toma el reino de CasaoJ Los 
Turcos toman á Temeswar. Maerte de San Francisco Javier. 

1553. Maerte de Eduardo VI rey de Inglaterra , el 6 de julio; 
María su hermana reina después de él , y restablece en Ingla' 
térra el catolicismo. Juana Gray , hija de Enrique Vil , pro- 
clamada reina de Inglaterra , abdica la corona. Miguel Servet 
es ejecutado en Genova como á hereje. 

1554. Garlos V derrota á los Franceses en Marciano (Tosca- 
na ) el 3 de agosto. La Reina de Inglaterra casa con Felipe, 
hijo de Carlos V. £1 czar Juan IV se hace dueño de Astracán, 
y es reconocido soberano por los Tártaros. 

1555. FQusto Sucíno esparce sus errores en Polonia y Trao- 
silvania. Fallecimiento de Enrique de Labrit , titulado rey de 
Navarra. Deja por heredera á su hija Juana. 

1556. El emperador Garlos V abdica la corona y se retira á 
un monasterio. Felipe su hijo reina en España y Fernando su 
hermano en Alemania. Treguas de cinco años entre Francia y 
España , empero no cesa por esto la guerra entre ambas po- 
tencia s. 

1557. El duque de Guisa, toma á ?íápoles , y es obligado á 
dejarla. Gosme de Mediéis reúne Siena á la Toscana. Los Espa- 
ñoles derrotan á los Franceses en San Quintin. Muerte de doo 
Juan III , rey de Portugal. 

1558. Los Españoles ganan á los Franceses la batalla deGra- 
velines el 13 de julio. Muerte de Carlos Y el 21 de setiembre. 
Muerte de María, reina de Inglaterra , el 14 de noviembre. Sii 
hermana Isabel , hija de Ana Bolena , reina después de ella. £1 
duque de Guisa al frente de los Franceses recobra Calais. De- 
clárase la peste en Murcia , Valencia y Burgos. Fallece en Ya- 
lladolid la reina doña Leonor, hermana del emperador. 

1559. Paz entre España y Francia firmada el 10 de julio, 
concluida en Ghateau-Cambresis. Muerte de Enrique II, rejde 
Francia , herido en un torneo por el conde de Mongomajeri. 
Francisco II, su hijo mayor, reina después de él. La reioa Isa- 
bel se declara contra el catolicismo. 

1560. Descúbrese la conspiración de Amboisa, tramada por 
los reformistas contra el rey de Francia. Muerte de Francis- 
co II , rey de Francia , el 5 de diciembre. Carlos IX su herma- 
no le j^uccde, bajo'Ja tutela de Gatalina de Médicis , su madre. 



TABICAS GAONOLÓGICAS. 409 

Prjpcipio de la liga de los Hugonotes en Flaodes. Cosme I , 
^0 duque de Toscana , funda la orden de los caballeros de 
5fiD Esteva n. 

156Í. £dicto de Carlos IX en favor de los reformistas. Goi- 
tardo Ketler es el primer duque de Guriandla. 

1562. Los partidarios del duque de Guisa degüellan en Vasi 
de Champaña á los hugonotes Tercera apertura del concilio 
deTreoto. El duque de Guisa derrota á los protestantes en 
Dreaxel 19 de diciembre. Un horrible temporal echaá pique 
en el puerto de ia Herradura á la escuadra de don Juan de 
Mendoza. 

1563. Asesinato del duque de Guisa el 24 de febrero. Catali- 
na de Médicis hace la paz con los hugonotes el 19 de marzo. 
Guerra entre los Suecos j Daneses. Fin del concilio de Trento 
ei 4 de diciembre. Salarraez , rey de Argel , pone sitio á Oran y 
áMa^alquivir. Donjuán de Mendoza le hace levantare] cerco. 

1564. Muerte del emperador Fernando I el 25 de julio. Su- 
cédele Maximiliano II, su hijo mayor. Don García de Toledo, 
virey de Sicilia gana á los Moros el castillo del PeñoK 

1565. Los Turcos sitian inútilmente á Malta. Muerte de Don 
Luis de Biamonte conde de Lerín , y condestable de Navarra, 
sio dejar hijo varón. Acábase con él su familia, Don Diego de 
Toledo, hijo menor del duque de Alba, casa con su hija mayor 
Doaa Brianda y le sucede. Dona Isabel reina de España parte 
para las fronteras de Francia. Celebran se en España varios 
coDcilios provinciales, de los que fueron los principales los de 
Toledo , Salamanca y Braga. Entran en Toledo el cuerpo del 
mártir San Eugenio. 

1566. Muerte de Solimán II emperador de los Turcos el 30 
de agosto. Selím II su hijo le sucede. 

1567. Los Escoceses se rebelan contra su Soberana. Esta se 
ve precisada á dar la coronará su hijo Jacobo VI. El condesta- 
ble Anne de Monmorenci es herido de muerte en un combate 
contra los hugonotes en San Dionisio. £1 rey de España envia 
^ Flándes para apaciguar las disensiones á Don Fernando de 
Toledo , duque de Alba. 

1568. Juan III destrona á su hermano Erico rey de Suecia. 
La reina de Escocia es prosa en Inglaterra. La guerra .de los 
liugoDotes se apacigua. Esta se vuelve á encender. Tráensc á 



410 BMVORtA DB BtrAÜA. 

Alcalá de Henares los cuerpos de los saotps mártires Justo y 
Pastor. £1 príocípe de Orange es el príocípal promovedor de 
las turbuleucias de Flándes. £l duque de Alba le derrota y re- 
cobra mochas placas. Sublevación de los Moriscos de Grana- 
da. £1 marqués de Moodejar les vence. El general Don Juan 
de Austria los acaba de apaciguar. Fallecimiento de Don Car- 
los príncipe de £spa2a en 20 de julioy de su madrastra la rei- 
na Doña Isabel en 3 de octubre. 

1569. Los Hugonotes son derrotados en Taroac y en Mon- 
contour. Garlos IX se casa con Isabel bija de Maximiliano. La 
Tosca na es erigida en gran ducado. 

1571, La reina de Inglaterra publica un edicto contra los ca- 
tólicos. Los Turcos toman á los Venecianos la isla de Chipre. 
Don Juan de Austria al frente de la armada de los cristianos 
gana á los infieles el famoso combale de Lepanto. 

1572. Setenta mil hugonotes son degollados en la noche de 
San Bartolomé por orden de Garlos IX rey de Francia. Perece 
el almirante de Goligni. Enrique de Borbon llega á rey de Na- 
varra. Rodolfo hijo mayor de Maximiliano es coronado rey de 
Hungría el 26 de setiembre. Muerte de Segismundo II rey de 
Polonia. 

197S. Los Polacos eligen á Enrique hermano del rey de 
Francia. 

1574. Muerte de Selim II emperador de los Turcos el 18 de 
diciembre. Amurates III su hijo le sucede después de haber 
hecho decapitar á cinco de sus hermanos. Muerte de Carlos IX 
el 30 de mayo. Enrique III rey de Polonia , vuelve á Francia 
para sucederle. £1 duque de Alba es relevado de su cargo en 
Flándes por Don Luis de Requesens. £ste vence al conde Lu- 
dovico hermano del príncipe de Orange. La armada turques- 
ca recobra la Goleta. Sübeuse en Espaiía las alcabalas. 

1575. EstévanBattori príncipe de Transtlvaoia sobe al trono 
de Polonia. Rodolfo hijo de Maximiliano II es coronado rey de 
Bohemia. £1 duque de Alenxon hermano del rey Enrique III se 
pone al frente de los hugonotes. Ismael II sube ai trono de 
Persia. Don Juan de Austria parte de Italia á España donde el 
rey su hermano le nombra higar teniente. 

1576. Muerte del .emperador Maximiliano el 12 de octubre. 
Su hijo Rodulfo II reina después de él. Enrique ni descubre 



U08 oonftfMracioB contra él. Pas ooo los hugonotes. Principio 
de Ja liga. La peste devasta á Milán. Los Flamencos resuelven 
espetera los Españoles. 

1577. Nocrva guerra de los hugonotes. Hacen estos la pas. 
hmael II rey de Persia es ahorcado. Mahomed Khodabeode su 
hermano le sucede. £1 archiduque Matías hermano deMaxi" 
milíaDo II , es gobernador de los Países Bajos. Este regresa á 
Aienania. 

1578. Los Moros matan á Don Sebastian rey de Portugal en 
la batalla de Alcáear en África. £1 cardenal Enrique su tio rei- 
na eo su lugar. Enrique III rey de Francia instituye la orden 
de Santo £s|>irítu. Don Juan de Austria derrota á los rebeldes 
de los Países Bajos en Gemblours. Muere Don Juan de Austria 
á primeros de octubre. Sucédele en el gobierno de la FJándes, 
Alejandro Farneaio príncipe de Parma. 

1579. Enrique de Nassau , príncipe de Orange, es declarado 
estatuder de los Países Bajos septentrionales. £1 rey de España 
Don Felipe pretende la corona de Portugal. 

1580. Felipe II se previene para la guerra de Portugal y se apo- 
dera de este reino. Los hugonotes vuelven á empezar la guerra« 

15gl. Las Proviodas-Untdas de los Países Bajos se declaran 
iodependíeotes de la España. Isabel reina de Inglaterra que 
debia casarse con el duque de Anjon^ antes duque de Alenzon 
<e niega á ello. 

1582. £1 papa Gregorio XIII reforma el cslendario. Asesina- 
to del príncipe de Orange. 

1588. £1 duque de Anjou , proclamado duque de Brabante 
j conde de Flándes'por las Provincias-Unidas, es despojado de 
sas pretensiones. Muerte de Don Fernando Alvarez de Toledo 
duque de Alba. 

1584. Muerte del duque de Anjou hermano del rey Enri- 
<Ioe m el 10 de junio. Los Españoles hacen asesinar á Guiller* 
0)0 de Nassau estatuder de Holanda. £1 príncipe Mauricio, su 
bijo le sucede. Los Aosos empiezan á sujetar la Siberia. Esta- 
blecimiento de loe ingleses en la América septentrional. Los 
tres estados de Castilla, juran al pdncipe D. Felipe pmr here- 
dero de estos reinos. 

1585. Revolución de los parciales de la liga contra el rey de 
i^rancia. Muerte de Mahomet Khodabende, rey de Persia. Ha- 



412 HISTORIA DE BSPAÑA. 

zein j después Ismael III sus hijos reíoan poco tiempo. Abbas 
su hermano tes reemplaza. La aatorídad soberana en el Japón 
es dividida entre dos emperadores , el Dairo y el Cubo. El rey 
Don Felipe acompaña á sus hijos recien casados basta Barce- 
lona , donde se embarcan para Italia. Cortes de Aragón ea 
Monzón , en las que se jura por heredero del reino de Aragón 
al principe Don Felipe. 

1587. Marfa Stuarda reina de Escocia es decapitada el &8 de 
febrero. El rey de Navarra , después Enrique IV, gefe de los 
hugonotes derrota á los partidarios de la liga en Coutras el 
20 de octubre. Segismundo III es rey de Polonia. El conde de 
Serin general de los Imperiales derrota á los Turcos. Los Ru- 
sos edifican la ciudad de Tobolsk en Siberia. 

1588. Felipe rey de España quiere apoderarse de Inglaterra 
so pretesto de vengar la muerte de la reina María Stuarda. S» 
armada es maltratada por una tempestad y dispersada por el 
vicealmirante Drack. Jornada de las barricadas en París. Enri- 
que III se retira á Chartres. Este da la paz á los de la liga y red- 
ucios estados de Blois. Asesinato del duque de Guisa y del 
cardenal de Guisa su hermano. Revolución casi general con- 
tra Enrique III. El duque de Mayena , hermano del duque de 
Guisa , se pone al frente de los de la liga. Job , metropolitano 
de Moscou es nombrado Patriarca. 

1589. Muerte de Catalina de Mediéis el 5 de enero. El conse- 
jo de los diez y seis decide en París que los Franceses pueden 
tomar las armas contra Enrique III. Aquiles de Arlay primer 
presidente del parlamento de Paris es conducido preso á la 
Bastilla. Los partidarios de la liga proclaman al duque de Ma- 
yena , teniente general de la corona. Gran parte de la Francia 
se rebela contra el Rey. Enrique de Borbon rey de Navarra, 
acude á Francia en socorro, de Enrique III. El dia 2 de agosto 
Jaime Clemente, religioso dominicano mató de una cuchillada 
á Enrique III ultimo de la familia de los Yalois, en Saint-CIood. 
Los Persas ceden la Armenia á lo» Turcos. Enrique IV rey de 
Navarra sube ai trono de Francia. El duque de Mayena , elige 
por su parte al cardenal de Borbon bajo el nombre de Gar- 
los X. Enrique IV derrota á los de la liga en Arcos. Peste en 
Barcelona. Concluyese la fábrica de San Lorenzo el Real, en el 
reino de Toledo. 



TABLAS CRONOLÓGICAS. 413 

1590. £niiq«e IV gaoa la batalla de Ibrí el 14 de marzo. Pa- 
rís se Te redncido á la mas horrible hambre. £1 duque de Par- 
ma obliga á Enrique IV á retirarse. Muerte del cardenal de 
Borbon el 9 de mayo. Schah Abbas rey de Persia , fija su resi- 
dencia en Ispahan , cuya ciudad embellece. Mauricio príncipe 
de Orange y estatuder de Holanda toma Breda á los Españoles. 
Enfermedades contagiosas en toda España de las que mueren 
mucha gente. 

1591. Enrique IV es escomulgado. 

1592. Enrique IV sitia á Rúan. £1 duque de Parma vuelve al 
socorro de los de la liga. Muerte de Juan III rey de Suecia. 
Carlos duque de Sudermania, su hermano se apodera de aquel 
i^íno, á pesar de Segismundo rey de Polonia, hijo de Juan III. 
Invasión del sultán Amura tes en la Croacia. Amura tes es dos 
veces derrotado en Hungría. Sedición popular en Zaragoza. 
Los sediciosos matan al ministro Don Iñigo de Mendoza. 

1593. Enrique IV abjura el calvinismo el dia 25 de julio. 
1504. Enrique lY es consagrado en Ghartres el 27 de febrero 

y hace su entrada en París el 22 de marzo. Un asesino llamado 
Juan Chatel le hiere de una cuchillada. Este es ajusticiado. Los 
jesuítas son proscritos del reino por ser sus cómplices. Falle- 
ce en Madrid el dia 22 de noviembre el arzobispo de Toledo 
Gaspar Quíroga. 

1595. Enrique IV se reconcilia con el Papa. Muerte de Anto- 
nio rey en el nombre, de Portugal, el 26 de agosto- Muerte de 
Amurates III emperador de los Turcos , el 17 de enero. Su hi- 
jo mayor Mahomet III le sucede después de haber hecho ma- 
lar á diez y nueve de sus hermanos. £1 conde de Fuentes gene- 
ral de los Españoles toma á los Franceses Gambray. 

1596. Los Españoles continúan la guerra en Flandes. Los In' 
gleses asaltan , toman y saquean la isla y ciudad de Cádiz , y 
queman la flota que estaba surta en aquel puerto , el dia I"", 
de julio. 

1^97. Los Españoles se apoderan de Amiens , y lo pierden 
eo seguida. Muerte de Alonso de Este duque de Módena, Fer- 
rara y Regio. César de Este le sucede en los ducados de Módena 
y Hegio. El Papa se apodera del de Ferrara. 

1598. Paz de Vervins entre la España y Francia , el 2 de ma- 
yo. Clara Isabel Eugenia hija de Felipe II , soberana de los 



414 aiSTORIA DE ESPAXA. 

Pakes Bajos j del Franco Condado, se casa cod Afiíerlo archi- 
duque de Austria. Edicto cte Nantes eo favar de loa refomi»- 
taa« dado ei 35 de abril. Maerte de Felipe li rej de España , el 
17 de setkmbre. So h^o Felipe III , reina en au lugar. Segis- 
mundo Battori cede Ja Transí ÍT»Ma al imperio. Muerte de! 
Czar Fedor , ultimo de ka familia de Rurik. Borts Godounow se 
kace doeSo de la corona. 

1599. El emperador Maximiliano vuelve á tomar la Transil- 
vania á Andrés Battori. Felipe III rey de j^spaña ae casa coo 
Margarita hija del archiduque Carlos. 

M9I0 &ée3ínkomépHMmM»0 

1600. Mauricio estatuder de Holanda, derrota cerca de Ifien. 
port á Alberto de Austria , príncipe de los Países Bajos espa- 
ñoles. Enrique IV se casa con María de Médícis , bija de Fran- 
cisco gran duque de Toscana. 

4601. Paz entre Francia y Saboja. Roberto deEvreux, conde 
de Essex, favorito de Isabel reina delnglatefTa, conspira con- 
tra ella. Roberto de Evreux es decapitado. £1 27 de setiembre 
nace Luis XIII en Fontainebleau. En los meses de marzo y 
abril se traslada la corte de Madrid á Valladolid. 

1602. El mariscal de Biron conspira contra Enrique IV. El 
mariscal de Biron es decapitado. £1 duque de Sabojra prueba 
inútilmente la toma de Genova. 

1603. Muerte de Isabel reina de Inglaterra, el 8 de abril. Ja- 
eobo IV rey de Escocia le sucede , y reúne tos dos reinos con 
el nombre de rey de la Gran Bretaña. Muerte de Mahomet ni 
emperador de los Torcos. Achmet su hijo reina después de él. 
El rey de España envía á Juan de Tasis, conde de Villamedíaoa 
por embajador á Inglaterra. 

1604. Los Franceses se establecen en el Canadá. Los Holan- 
deses toman á Ostende. Segismundo rey de Suecia es depuesto 
como católico. Garlos iX su tio le sucede. Los Holandeses es- 
tablecen en las Molucas su compaüía de tas Indias orientales. 
Juan Fernandez de Velasco , condestable de Castilla sucede á 
Don Juan de Tasis en la embajada á Inglaterra. 

1605. El senado de Venecia prohibe el dar fondos á los ede. 
«iásticos. El papa Paulo V publica muchas monitorias contra 



TABLAS CRONOLÓGICAS. 413 

esU repüblica. Descúbrese una coospiracioD eoDlra el rey j 
contra el parlamento de Inglaterra. Un impostor llamado Dme- 
trí , que se decía hermano de Fedor es reconocido gran duque. 
Maerte de Akbar gran Mogol. Su hijo Gebanghir reina despueft* 
áeél £1 8 de abril nace en Valladolid el príncipe Don Felipe, 
Domingo, Víctor de la Crua. 

1606. Leonardo Donato es dux de Venecia. £1 papa Paulo V 
interdice los estados de esta provincia. Su bula no tiene efec 
to. Incendio del cuartel de los Judíos en Gonstantinopla. Ach- 
met sultán de los Turcos hace la paz con el emperador Rodul* 
fo. £i Czar Dmetri es degollado en Moscou. Yasilio Chouski 
ie sucede. 

1607. £1 cardenal de Joyeuse reconcilia al Papa con los Ve- 
Decíanos. Inundación en Inglaterra el mes de enero. Nacimien- 
to en Valladolid del infante Don Carlos. 

1608. Invierno muy riguroso. El archiduque Matías es coro- 
nado rey de Hungría, el 14 de noviembre. Los Francesas edifi- 
can á Quebeck en el Canadá. Jura en Madrid del príncipe Don 
Felipe , el dia 13 de enero. 

1609. Los Españoles hacen tregua con los Holandeses el 14 
de abril. Confírmala el rey en Segovia , el mes de julio. Naci- 
miento en el Escorial , del infante Don Fernando, el 17 de 
nía>o. 

1610. Francisco Ravaillac asesina en París á Enrique IV, el 
U de mayo. Luis XIII su hijo le sucede bajo la regencia de Ma- 
na de Mediéis su madre. Felipe III rey de España manda á los 
descendientes de los Moros dejar sus estados. Mas de nove- 
cientos mil individuos se ven precisados á dejar la España. 
Ujadislao hijo de Segismundo rey de Polonia , es elegido czar 
por una porción de Rusos. 

1611. £1 23 de majo es elegido rey de Bohemia el archidu- 
<Iüe Matías. La peste desoía á Constantinopla. Muerte de Gar- 
los IX rey de Suecia. Su hijo Gustavo Adolfo reina después de 
él. Muerte de la reina de España Doña Margarita de Austria. 

1613. Muerte del emperador Rodulfo 11^ el 20 de enero. Ma- 
tías su hermano le sucede. Los Ingleses prueban el viaje á la 
^hina por la bahía de Hodson. Los Franceses se establecen en 
la isla de Marañon y en el Brasil , y predican el cristianismo. 
Pedro deBerulle , después cardenal, funda en Francia los sa- 



< 



hí6 mSTOaiA DE ESPAÑA. 

cerdotes del oratorio. Casa mieo tos tratados del príncipe de 
España coo Isabel hija del rey de Francia y de este mismo cod 
la infanta Dona Ana. 
" 161 S. Miguel Romaoow es el^idoc2ar de Rasia. 

1014. Un gran nú mero de señores franceses se retiran de la 
corte. Asamblea de los estados generales en París el 27 de oc- 
tubre. La armada española al mando de Don Luis Fajardo se 
apodera de la Mamora. 

1615. Muerte de la reina Margarita de Yaldis , primera mu- 
ger de Enrique IV , el 27 de marzo. El 23 de abril, Luis manda 
dejar la Francia á todos los Judíos. El príncipe de Conde v los 
reformistas se arman contra el rey. Luis Xin se casa coa Ana 
de Austria infanta de España. Felipe lU , rey de España se casa 
con Isabel hermana de Luís XIIL Los Turcos vuelven al empe- 
rador sus conquistas de Hungría. Don Pedro de Toledo gene- 
ral de los Españoles toma la ciudad de Yerceli. Gómez de Fi- 
gueroa , duque de Feria, le sucede en el mando de Milán y en 
el cargo de general. £1 duque de Feria se apodera de la Va^ 
telina. 

1616. El 25 de setiembre el príncipe de Conde es encerrado 
en la Bastilla. San Francisco de Sales funda las religiosas de la 
Visitación. Los Persas derrotan á los Turcos cerca de Bassora. 
£1 Cubo echa de su imperio del Mogol á todos los estranjeros, 
escepto los Holandeses, y persigue á los cristianos. 

1617- Muerte del mariscal de Ancre,el 24 de abril. El pueblo 
ultraja su cuerpo. Su muger Eleonor Galigai es quemada eo 
Greve el dia 8 de julio. María de Médicis se retira á Blois. Los 
Venecianos hacen la guerra al archiduque Fernando deGratz. 
Achmet , emperador de los Turcos muere el 15 de noviem- 
bre. Su hermano Mustafá reina cuatro meses. Osmati hijo áe 
Achmet es puesto en su lugar. Los Españoles al mando deDoo 
Juan Ronquillo ganan una célebre victoria á los Holandesesen 
las islas Filipinas. 

1618. Paz entre el Rey de Suecia y el Czar. La eleccioD de 
Federico V, elector palatino para la corona de Bohemia ocasio* 
na una guerra sangrienta. El I."* de julio Fernando rey de Bo- 
hemia es coronado rey de Hungría. Este hace prender al car- 
denal de Clasel. Los Jesuítas abren el colegio de ClermoDen 
París. Cristerno IV, rey de Dinamarca, envía una escuadra á 



TAftl^AS C»9H6LÓOICAa. 417 

)fts Indias Orieii tales. El ducado dePmsia es rennido al Bran- 

demburgn. ' 

1619. Los Holandeses ñindan á Batavfa ^ la isla de Jaba. El 
emperador Matías muere el 20de marzo. Fernando II nieto de 
Fernando 1 le sucede. El 13 de mayo es dera pitado Starneveit, 
gran pertsionario de Uolouda , conforme aun decreto dado en 
el Sínodo de Dordrecht. Enti*evista de Luis XIII y María de 
Médicis cerca de Tonrs. El príncipe de Conde recobra su 
libertad. El rey de España parle de Madrid para Portugal 
el (Jia22 de abril, é hizo su entrada en Lisboa el 29 de ju- 
nio. 

1620. Luis XIU reúne el Bearnés á la corona. Federico V es 
-vencido en la batalla' de Praga el día 8 de noviembre. Federi- 
co V abamlona sus estados. 

1621. Muerte de Felipe III rey de Espafía, el 31 de marzo. 
Sucédele Felipe lY su hijo mayor. Grocio que bahía caldo en 
la misma desgracia ^ue Barnaveld se refugia en París donde 
compone »iHi obras. Re«ir«lucion de'la Rochela contra Luis XIII. 
Los Polacos deh'Otan á Osniaa sultán de los Turcos , y hacen 
la paz. ' 

1622. Los nefi>rmístas óe} bajo Languede^e ^ y de Bearn se 
someten al Rey. En Pár'is se erige el'arz^yblspado. Los Impe- 
riales toman á Heidell>erg. El 19 de mayo Osman se coloca en 
logar deMustafá, emperador de los Turcos. El Conde Duque 
se encarga de la administración interior déla Monarquía es- 
pañola. Los negocios de España en Alemania prosperan siem- 
pre. El Conde de Tilli gene>*al español derrota al Marqués de 
Valent en Harlbrou. 

1623. El electorado de Federico Y es dado al Duque de Ba- 
tiera. £1 10 de setiembre es depuesto Mustafá , emperador de 
los Turcos. Negocíase el contrato de matrimonio entre Don 
Carlos príncifye dé Gales con la infanta Doña Marta hermana 
del Rey de Espa&a. Amurates hermano de Osman sucede á 
MiMtafá. 

1624. El cardenal Rlchelfeu entra en el consejo del Rey Cris- 
tianísimo. Los Holandeses derrotan á los Españoles cerca de 
Lima , y se apoderan de San Salvador en el Brasil. Guerra dé 
h Valtelina entre la Francia y la España. El Conde de Bena- 
vente toma cinco naves berberíseas en las costas de Sicilia* 

TOMO X. 27 



418 jiiSTomiA mi e»PAi(A.- 

Don Glrcíá de Toledo les toma otras cioco cerca de Arcilla. 
Los Holandeses saquean Lima. 

1696. Muerte de Jaeobo I t^ áú Inglaterra el 6 de abril. Car- 
itos I reina después de él. Este se cesa ooo María Enriqueta bija 
di3 £a4*ique lY. loundacíoneofispanaú Los Españoles toi&ani 
Breda. Muerte del estatuder Mauricio príncipe de Orange. Fe- 
derico Enrique su hermano Je sucede. Los Turóos sitian Bag- 
dad. Los Españoles se alian cotí \oé Duques de Toscana y Parnn 
y ks repúblicas de Qénova y LiAca, pera oponerse al D^que de 
Saboya. 

1626. Los ejércitos de Snecía , Dinamarca , y Holanda der- 
•rotan á lo^ Imperiales en D^^seeut y Lurltari 

1627. Fernadde -bijo maj^of.del Empeirador , es rey de Bobo- 
mia. Luis XIII va al sitio de la Rocbelai La España i desembara- 
zada de la guerra de Italia , ei^via {;raia4ies reCuerios al Empe- 
rador. 

1638. Muerte de Jekau^lhit*, gnan Mogol* Su hijo Sbah-Gebao 
reina después de él. Los de la AooheJ« se alian ooo 4q$ lucie- 
ses. El Duque de BuckHi^am /Eay^Hto datarlos I es afieaínado 
el 23 de agosto. Luis XIII toma la Rochela el dia 2 de noviem- 
bre» La peste asílela la ciudad de Lion* M<lerte de Scbah ábba, 
rey de Persia. Scbali Son su dieto^ pWincipe muy cruel le soce' 
de. El Duque de Saboya se alia cov k>s Españoles^ 

1620. Luis Xfll sostiene das, pretensiones dd Duqne de JVie- 
yers al ducado de Mantiiai Cnncllíyesq lia paz en Lubeck eatrc 
el Emperador y el Rey úie Dínamarcii. fit príncipe Don Balta- 
sar Carlos, nace es Madrid el din A7 de <M;twbre. 

1630. Ultima asamblea general de la liga anseá!lbea en Ltt- 
beck. Gusiayo Adolfo rey de Swecia t^nima á los protestantes 
de Alemania. El Rey &r Francia be ali»con él» Los Holandeses 
se establecen en el Brasil. 

1681. Gastón, hennano del Rey de Fradcia , y María Méókit 
dejan el reino por aiiiadhesiob á Richelii^u. ^netáVoAdolfb rty 
de Suecia derrota á los Imperiales en Leipsich el 7 de setiem- 
bre. Se apodera de Mayencia. Erupdoé temible del Tesitbío. 

1632. £1 28 de abril fallece Segisrmvn do rey de Ptolonis. ÜU- 
dislao Vil su h\io mayor le sucede. <^ustavo Adolfo derrotií 
los Imperiales en )a batalla de Lutzeo W día 'i6 de ootiembre, 
y pereceen el combate. Cristina s%i hifa le«ucede. Nuetaeruf* 



WfMYeM»^' Luis XIII hace . uo tratadlo de paz^oo>Cár- 
06 US 4m<|II^ de Loreoa. Este derrota ep Casteloaudüri ^,eo ej 
««ogAKuioc a las tropas de su beripano Gastón y de Eofique 
ÁoúíüorcítUH^e se habia rebelado cootra éJ. £n ,el 30 di3 octu: 
)rees.pr«so y decapitado Enrique de MoDiuoreucj, Gastoo se 
KCMoília COA 6|ii»ermaoo y deja de uuev9 la Francia, >Pederi- 
!P y, ^e4;:(UMr platino» muere el día 2d, d^ ,apyieu)bré;. 

i693* JSÍ^eyA guerra coD el Duque de Lor«na* Li^isi^^m ^Mf 
íaAci* Pírffias^ ia paz. 

16a4* £1 Puque de Lorena elude sus ojbligacione^. . Luis XIII 
ovia tropas á Lorena. Los Imperiales derrotan á lasSuecof 
Ala bataiJa^e Blorlíoga. Uo edictp de Lui$;XUI fija e) prtngier 
aaridiani» ^^ la isla de Hierro. £1 Marqués >de Aytona gobier- 
la ios PMs^ ií^jos ba^ta la llegada del Cardenal loCante. 

iQdÁ, Pruicipio de la academia f rancei^a. La Francia bace la 
Htfirra á Ir «Eíspaoa y á los Imperiales. Gastón bermaoo de) 
My yu^^ á (entrar -ea Francia- Tregua entre la Polonia y la 
iaecia. J^^ri^ndp II firma la pa:^ con el elector de Sajonia; 
(liarte ^ Tornad PacK .9 ÍAglés,.^ la e4ad de 1¿2 añps* Unp. 
escuadra española al if^ap^o del Bqque.jde Fernandina, y dql 
tfarqu¿a daSaola Cruz , aborda eo las islas de Lerim , se apo- 
lera de las de Santa Margarla y San Honorato; se bace fuertes 
^ ellas jr domina dgolf^ de León. 

%QA^ B^ai^Vf geqe|*al (Sueco « derrota á los imperiales y Sal- 
ones ea Yis^Qub. El Cardenal Infante logra levantar el sitio 
le Diole. Los Españoles ataca» la Francia por la frontera del 
Cirineo Occidental* El almirante de Castilla entra por el Vida- 
^, y ae apodara de San Juap de Luz, Sibout y Socoa. Batalla 
ielTesjop. 

l^$7, Jyt^erte idel emp^radpr Fernando II en 15 de febrerp. 
5u hijo Fernando m reiiwi id^spups de él. .. 

Il>ak8. f4 Puque de Bej^mar geperal sueco derrota á los Im- 
?em\^%, ¿iferíp de Don jQrisípbal, bijo de Antonio, rey tilij- 
lado 4e Ppritig^l- h\Ú^ XIV Aape el 5 de setiembre. Mana de 
Médifiis ,, reina ;madre, f asa á Ip(g;laterra el 14 de agosto. En. i^l 
^poupxQscribep la Religión Cristiana. Los Turcos toman B3g- 
^(1. ü&l P^íq^cip.^ d^ CoMdé sitiad Fuenterrabía. £1 almirante 
de Castilla le derrota y bace levantar el sitio. 
16^. El :8daurante bulapdés Tromp derrota á la armada es- 



41N) HISTOAlil Oft eSPAT^A. 

(gañola. El general Picolomíni derrota á los Franceses» Eljsrfa. 
cipe Tomás se apodera de Turin por sorpresa. Batalla de Sais» 
que ganan los Españoles. La EspaSa envía una fuerte escnadn 
con Fernando Mascareñas para reconquistar al Brasil. 

1640. Los Franceses toman á los Españoles la ciudad deA^ 
ras. Don Felipe de Francia duque de Orleans nace el día 31 de 
setiembre. Revolución en Portugal. Juan V duque de Bragao* 
za sube ai trono. Revolución dt» los Catalanes contra la Espa- 
ña. Muerte de A murales IV emperador de los Turcos. Ibraliira 
su hermano reina después de él. Los Holandeses se apoderas 
de Malaca en la India. 

1641. Luis Xni vuelve la Lorena á Carlos 111, qtiien serebelí 
de nue>'o. El 12 de mayo el parlamento de Inglaterra hacede^ 
capilar al Conde de Strafford Tninistro de Carlos f. El Rey de! 
Portugal hace la paz con Holanda el 13 de junio. Los católicos 
iíle Irlanda degüellan á cien mil Ingleses el dia 13 de octubre. 
£1 Príncipe de Módena en Italia implora de la Francia su pro* 
teccion. El ejercito castellano sitia á Barcelona. Derrota efIl^ 
ra del ejército castellano, cuyos restos vuelven á Tarragona. 
XJn ejército francés penetra en el Rosellon. 

1642. £1 dia 3 de julio muere María de Médicis , madre de 
Luis Xni en Colonia. Ejecución de 5 marr.o de Thon ei 
Lion. Se quita al Duque de fiovil Ion su principado de Sedan. 
Los Franceses se apoderan del Rosellon. El 26 de noviembre 
son derrotados en Daiiíngen. El 4 de diciembre muere el car- 
xlenal de Richelieu primer ministro de Francia. El cardenalMa. 
zarini toma su lugar. Ouerras de religión en Irlanda é Ingla- 
terra. El rey C.Vrlo.í quiere apaciguar los disturbios de Irlanda. 
El parlamento se opone y le declara la guerra. Muerte de Shali 
Soíi , Viíy de Persia muy amado de isus sdbdittis. So bíjollk 
sucede. Paz entre el Emperador y los Turcos. 

1643. El 26 de selienibre las tropas de Carlos rey de íngía* 
térra derrotan á los parlamentarios en Newburí. Luis XIfli 
apellidado el Justo, declara á Ana de Austria, su esposa, regfefl- 
la del reino. LuisXIlf muere el dia 14 de mayo. Su hijo Luis Xl^ 
Je sucede. El 19 de mayo los Españoles son derrotados en Ro- 
croy por el Príncipe de Conde. Los Tártaros orientales sí 
Apoderan de l:i China. 

1644. Tratado entre la -Francia y Portugal. Coodé y el fo^^ 



TASLAi^ CmOlfOLÓGlCAt. 494 

mide Tnrena derrotan á los Imperiales cerca de^ribiirgo. 
Emprézaseen Munster las negociaciones para la paz general. 
U)s Castellanos salen vencedores en la campaña de Cataluña. 
Salalla indecisa en las fronteras de Estremadura entre e^ 
ijército español y el portugués. 

1645. Muerte de Miguel Romanow czar de Rusia. Su hijo 
Uejo reina después de él. Turen£hes derrotado en Marienlhal, 
íerci general de los Imperiales es derrutado en Nurlingen 
K)r Conde y Turena, y perece en el comlrate. Toma de Treve- 
is. £1 24 de junio los paramentarlos derrotan á los realistas 
le Inglaterra en la batalla de INasuy. Los Turcos se apoderan 
le una parte de ka isla de Candía. Los Españoles toman á Ca- 
inira.en Italia. Las armas castellanas son desgraciadas en Ga* 
ttliiña. 

4646. El 9 de noviembre Conde se apodera de Dunquerque, 
liFlánd«»^ Los Escoceses entregan á Carlos U rey delngla» 
erra al parlamento. Batalla de Bozzolo de la que salen vence* 
bres los Españoles. 

1647. Masaniel turba el reino deNápoies: el Duque de Guisa 
t sostiene. Muerte de Federico Enrique estatuder d« Holán* 
lá' Su hijo Guillermo II toma su lugar. Conciertan se las. bodas. 
M Rey de España con Mariana de A.ustría , hija del. em pera.- 
br Fernando II. Sitio de Lérida en Cataluña. Los Franceses le 
lacen levantar. 

1648. Paz de.MuBSter y de Westfalia entre la Francia, Alema- 
nia y Suecta. Paz entre España y Holanda. Carlos Luis hijo de 
''ederico V, es nombrado octavo elector en el bajo Palatinado^ 
«a Holanda y la Suiza son reconocidas por repúblicas soberan- 
ías. £1 20 de agosto Conde derrota á los Españoles en. Leus, 
ioerra civil en Francia. Barricadas en- París. Orígpr> de la 
Vonda ó del partido opuesto al carilenal iMazzariiii. Muerte de 
^adislao Segismundo rey Polonia; su hermano- Juan Casimiro 
eiaa después de él , y se casa con María de Gonzaga* viuda de 
tt predecesor. Las ciudades Ñapóles y Palermo se rebelan con- 
iza España, pero.s.e sosiegan Féeitmente. Los Franceses se apo* 
'*»*an de Tortosa en Cataluña. Son degollados en Madrid Don 
^arlos y Don Juan de Padilla por haber conspirado contra la 
«da de S* M* 

1<M9. Carlos I rey de toglalerra ea decapitado el tt dt fehrr 



432 insTOiirA'tt* m^aAa. 

ro. Cárlo7ri su hijo se saTva en Francia. La Itigl»l«vrai se eríg 
en república. El Príocrpe de Corteé bloqnea á Patls. EíRefs 
retira á San Germán en Laja. Mazanot es declarado eoemigí 
del estado y se refagia en los Países Bajos. Se apacígnaD los ti 
multos. Ibrahim emperador de los Toreos es a-hogadow Si hi 
jo Mahomel IV reina despoes de él. 

ÍG50. Muerte de Guillermo II, estatuder de Holaoda. Nací 
miento de su hijo Guillermo III príncipe de Orange. Los^Ho 
landeses renonciaii al estatuderato. La guerra civil cootinnaet 
Francia. El 13 de setiembre, Oliterto Gromwel derrota ate 
Escoceses en Dnmbar. Él Marqués de Mortara , general de te 
Españoles en Catalana , despnes de haber tomado á Fllx, Ifín 
bet y Balaguer , pone shío á Tortosa. Esta plaza se rinde. 

1651. Mazarini se retira á Colonia. £17 de setiembre Luis ^ 
se declara mavnr de edad. £115 fiel tntsmo mes Crom^ívtl dtt 
rota á Carlos II en TForcester. £1 Marqués de Mortar»|MMi<» 
tío á Barcelona. 

1652. Batalla de la puerta de San Antonio en Furis entren 
Príncipe de Conde y Tureca general de los realistas. La corte 
suelve á Paris. El- Cárdena? áe Met^gefe dé los Frondistaseí 
aprisionado. Don Jaran de Ausrrís^ socede c» el maDéo del vi» 
de Barcelona al Marqué» de Morfara. Barceiocí» , Casal y Dni 
kerque se rinden á los Espadóles. Coloma de Holandeses eo^ 
cabo de Buena £speranza. 

1655. Mazarini regresa á Paris el 3 de febrero. Goerraeotitj 
Holanda é Inglaterra. Oliverio Cromwel es proclamado pro- 
tector de la repiíftyliea Inglesa el> dta36 de djciembrc. Vietoriii 
de la Roqueta ganada por ei Marqués de Garacea» eomin i<^ 
Franceses y Saboyardos reunidos. El Mariscal de HocquíD'' 
court y Don José Margark penetran en Cataluña procora»^ 
resncitar la rebettoil ] empero no lo pudieron k^rar, paesl^^ 
dos los Catalanes deseaba» la paa. 

l!654% La Rusia aem^ete á los co«aaoa de tfkraniav €ous»^ 
cíoú de Luis XlVf el día 7 de junio* Criétina , reina de Soeciit 
abraza el cato4lcfsnio y deja la corona á sa prftno Carlos 6>^ 
tavo el dia 16 de jiitifo. Fínese este uñó la obra del Paateoí 
del ICscorral. 

16.55. Tratado de Cromwel con la Francia. Este tomílíJ'*' 
maica á les Esf«kiloJ«si. Efl- Plátitles {«btfnaa la guerra coo ai 



guDas Yentajfts por parte de loa Franectes. £n Gataluaa el Príar 
cipe cte Coatí se apodera de algunos pueblos forttfícadoa, y 
Don Juan de Austria toma Solsoua, Berga y otras poblacioDea 
de importaocia. La guerra de este principado se reduce á la» 
freoteras. 

1656. £1 Rey de Fraocia coucilia á los Suiaoa de entrarabai 
eomunioiies. Los Holandeses toman la isla de Ceilao á los Por-< 
tiiguesea. Goiilí»uaD las guerras de Flandes. Los mariacaks die 

, Turena j de la Fcrté ponen sitio y so apoderan de Yaleocie* 
fies defendida por el Duqoe de Bournerilleb 

1657. El 3 de abril muere el emperador Fernando III. Su hi- 
jo Leopoldo I le sucede. Los Españoles sitian á OUirenza , de- 
fendida por Don Manuel de Saldaña. Ríndese esta plaza á los 

ísitiadore». El almirante Blak penetra en el puerto de Santa 

Cruz de Tenerife é incendia una flota española a preciada en 

valor de ousrrefitay ocho millonea «le pesoa duros el valor de 

}os buques apresados , y en otro tanto el de hos &uniergidos. 

f 1658. Aiireng-Zeb, hijo del grao mpgol Sehah-<}eban destror 

r oa á su padre* El Prínoipe deConéá y Don Juan do Austria son 

f derrotados por Turena en la batalla de Dunas* Turena se apo«? 

<lera de Dunkerque. Esta ciudad es entregada á los Ingleses. 

£1 13 de setiembre muere Oliverio Oomivel. Su hijo Rieardo 

' €roatwel le sucede. La campana de Portugal se presenta uins 

favoraUeá los Españoles que la de Flándea. Muerte del empa^ 

rador Fernando IIL Su hijo el archiduque Leopoldo le sucede. 

W Españoles sitian el fuerte de El vas. 

1659. Ricardo Cromwel abdica el protectorato después de 
¿aber restab]e<^o el pa rlamento. Paz de lt}a Pirineos enítre la 
Francia y \a España el 7 de noviembre. Cédele á la Francia el 
Artois, el Roselion , y una parte de Flándes , de Ainaud y del 
L»xemburg€>. Continua el sitio de Elva. Batalla de Elva en la 
<}ue son derrotados los Españoles y m uere el valeroso Albura 
qaerquq. 

1B60.* Guatón de Francia hermano deLuisXIII muere ni 9 de 
febrero. El 23 muere Carlos Gustavo rey de Suecia. Sn hijo 
(darlos XI le sucede. Luis XIV casa con María Teresa de Aáis- 
^na, infanta de España , el 9 de junio. £1 8 Garlos II de la fa«- 
^iliade losStuardos es vuelto á llamar a) trono do Inglaterra. 
^os Turcos 96 apoderan de las Islas de Meteün y de Lemof 



414 BISTOIIIA mi BWAftA. 

pertenecieoteft á los Venecianos , y Var«Hn á loa Imperiales. 
Tratado de Oliva entre ei Emperador , la Polonia y la Siiecia. 
Los estados de Dinamarca declaran el trono hereditario en la 
familia Real. Portugal queda ünico enemigo de la España. 

1681. El 9 de marzo muere el Cardenal Mazarini. Kl Duque 
deOrlean», hermano de Luis XIV , se casa con Knriqtieía de 
Inglaterra hermana de Carlos II. Tratado del 6 de agosto en- 
tre los Holandeses y Portugueses ; la Holanda renuncia sus 
preieiisionrs sobre el Brasil. Mut^rte de Chi-t/.uó Ciincli Irlií 
primer emperador chino de la familia de los (arlaros ¡Vlaiitch- 
cones; Kam-hi su hijo le sucede. No son de grande importan- 
cia este ano los sucesos de la guerra con Portugal. 

1662 La Francia se alia con La Holanda. La Holanda rescata 
Dunkerque. Los Holandeses toman de los Portugueses la ciu- 
dad de Cochin en la India. El Marqués de Liche pretende ase- . 
ftinar al Rey de España , para lo cual hace minar el teatro del 
Buen Retiro y poner barriles de pólvora en la miua. Perdóna- 
le el Rey, y agradecido el joven da su vida por el Rey en la ba- 
talla de Estremo/. Don .Fuan de Austria hace algunos progre- 
sos en la campaña de Portugal. | 

1663. Principios de la Aca<lemta de Inscripciones y de Bellas \ 
Letras. Federico Guillermo , elector de Brandeburgo y duque | 
de Prusia , es reconocido independiente de la Polonia. D. Juan 
de Austria pone sitio á Evora capital del Alentejo. Es derrota- 
do en Ameigial , Llamada impropia mertte batalla de Estreinnz. 
El Duque de Osuna venga en parle la derrota de Estreraoz 
batiendo en Valdemula al ejército portugués. 

1664. Trataílo d.e Pisa entre la Francia y el Papa. Establécese 
la Academia de pintura y escultura en París, el 10 de setiem- 
bre. El 8 de noviembre se principia el canal de LanguetiDch. 
Monlecuciili j los Franceses derrotan á los Turcos en San Go- 
tardo de Hungría, fírmase la paz Guerra entre Holandeses c 
Ingleses por la cosía de Guinea. Los Portugueses se apoderan 
de Valencia de Alcántara. Es también desgraciada para España 
la campaña de Portugal. 

1605 Kdifuan en Paris el observatorio y Louvre. Batalla de 
Villavic¡osa,en la que son derrotados los Españoles. La ool ida 
de esta derrota causa un desmayo á Felipe IV rey de Cspaoa, 
y muere ei 17 de setiembre. Sucédele su hijo Carlos U. 



TABLA* .cm«lf OU)ONUMI« 414 

1(^66. Ana de Ausilna, reina madre , i^uere el 20 4e febrero* 
LuisXIV se declara por la Holaoda coAtra la InglateiTa, La 
Academia Real de eíf ncia» de París seestahleco en «1 mes de 
diciembre. Parte de Londres es incendiada el dia 13 de setienit 
bre. Muerte de Abbas U vty,i\e Pf rsia ; su hijo Solimán , prítt-» 
cipe crut'l, h sucede. La guerra de Portugal no tiene este año 
sucesos decisivos. La guarnición estpanota de La rae he, com* 
puesta de ciento cincuenta hombres ^ recbaza. un ejército de 
cuatro mil moros, que emprendieron apoderarse de aquella 
fortaleza. 

1667. Guerra de España cop Francia Paz de Breda , firmada 
el 26 de enero entre Inglaterra , Holanda, Fraílela y Dioaiaar* 
ca. Luis XIV se apodera de Tournaí, Douai y Zila. Alfonst» VI^ 
rey de Portugal, es depuesto. Su hermano D. Pedro le sucede. 
Los Franceses abren la campaña contra España con la toma de 
Cbarleroi. 

1668. Casimiro Y, rey de Polonia, abdica la corona. Alianza 
eDli'<^ Inglaterra , Suecía y IIolan<la el 23 de enero. £1 Portugal 
firma paz con España y te cede la ciudad de Ceuta en África. 
LuisXIV. toma á los Españoles el Franco Condado. Tratado de 
pa/. entre Francia y España ., el 2 de majo. La Regenta de Es- 
paña envia refuerzas considerables á los Países Bajos. Envía 
por gobernador de los mismos á Donjuán de Austria. E&te 
Príncipe se queda en España. Turena abraza el catolicismo. 

1669. Luis XIV de la aladía de San Germán des-pres á Casi- 
tniro rey de Polonia. Miguel Kosibut Wiunovischi es elegido 
para sucederle. Los Turcos toman la ciudad de Candía. Doo 
Juan de Austria obtiene el gobierno de las tres provincias djB 
ía corona de Aragón. 

^670. Los Argelinos firman paz con la Francia. Confirmación 
Qe la triple alianza en la Haja. Luis XIV consigue disolver la 
^i^iple alianza. El mariscal Durequi depone de sus estados ai 
^"que de Lorena. 

^671. La princesa Palatina se reúne á la iglesia católica el 15 
<ie noviembre. El 21 se casa con Felipe, hermano de Luis XIV. 
EíRej^ de Francia establece ta Academia Real de Arquitectu* 
^ en Paris.. Principiase la casa de Inválidos. El Emperador 
condena á muerte á muchos condes que querían sublevar la 
nuogría contra él. Morgen vuelve á atacar las posesiones espa* 



ñola*. Se apodera óe h isla de Santa CatnHnar »»q»«a á Per- 
Uweio y Panamá, ioceodio en el Escorial. 

1672. Liga del Emperador , de España , de Srandeburgo y de 
la Hotenda contra la Francia. Luís XIV entrega la regencia e\ 6 
de abril. El 12 de janto pasa el Rin y se apodera d» una parle 
déla Holanda. Gntllerino III, hijo de GuiHenno II, «s oobi- 
brado estatiider. Maliomet IV, emperador de los Tarcos, de- 
vasta la Polonia y bace la par. En el mes de diciembre muere 
Casimiro rey de Polonia. 

1673. Tregua entre la Francia y el Brandeburgo. Eí Duque 
de Lorena se reimeá los enemigos de la Francia. La España se 
declara contra la Francia. Juan Sobiesqui , general de los Pola- 
cos , derrota á los Turcos. El 40 de noviembre muere Migwl 
Cosibut rey de Polonia. El conde Monterrey reúne sus tropas 
con las de Guillermo y se apodera de Naarden. Los Franceses 
se apoderan de Maeslrik. Los Españoles intentan apoderarse 
dé Botó; el teniente general Bret los recbaea. 

i«74. El elector Palatino se declara contra la Francia. Paz eo. 
Ire la Inglaterra j la Holanda. LuisXIV ae apodera con facilidad 
del Franco Condado. El 21 de mayo los Franceses bacen elegir 
rey de Polonia á Juan Sobieski. Victorias de Turena. Conde 
derrota al príncipe de Orange en Senef. La plaza de Grabe se 
rinde á los Holandeses. El castillo de Bellagarde ea<^ en poder 
de los Españoles. Batalla de Morella, que ganan los Españoles 
a los Franceses. 

±$7S. Los Franceses vencen en Sicilia. Tareoa muere de un 
cañonazo en Alemania , el 27 de julio. Montecucult ocupa la 
Alsacia. Derrota de Crequi en Consarbruk , el 11 de agosto. El 
6 de setiembre es becho prisionero en Tréveris. El 18 de setiem- 
bre muere el duque de Lorena Carlos III ; su sobrino Carlos IV 
reina después de él. Los Suecos derrotan á los Daneses en Luo- 
den el 14 de diciembre. Juan Sobieski rey de Polonia obliga á 
los Turcos á firmar la paz. Los cosacos Zaparogos se entregas 

los Rusos. Los Españoles se mantienen á la defensiva eo el 
BoselloB. Schzoberg se apodera de Figueras, Ampnrias, j lo- 
BM á Bellagarde. Empieza este año el congreso de Nimega ba- 
jo la mediación de Inglaterra , á pesar de Luis XIV y del prin- 
cipe de Orange, que no querian la paz. 

1676.. El S8 dQ agosto la Francia sostiene á la Suecia conlw la 



SHoaoiarca. Muerte del Ciar AI«jo; su hijo mavAr F«dbr ic 
sucede. E) msríscat de Nai^atofr pewtira t\ Ampurdafi. La «n* 
<:aadr8 española se renne á la holandesa. El Conde de D^ioqum 
general eapafíolj sitia Mecina por tierra y Ruiter por mar.HI 
ejército de tierra es rechazado. Las escuadras holaDdi;s»y rs^ 
páñola 9on destruidas por el Marqués deYWoune, ahtifrante 
francés. 

1677. El ejéreito francés derrota en Kasott , el 11 de abr?l { 
al príncif)« deOrange. Los Franceses se apoderan de Cambray^, 
Valencíeones, iSajthomer y Friborgo. El Conde de Monlerey, 
general del ejército español en la frontera del Rosellon^ se en- 
cuentra con el mariscal Navales en el arroyo de Orlin» y pier- 
den cada nno mil quinientos hombres. Los Moros asaltan á 
Oraoy pero son recbaaados y dejan el campo cubierto de cada* 
irires. 

1678. Paz de Nimega entre la Francia , la Holanda y la^Espa^ 
ña. El Príncipe de Orange á pesar del tratado ataca á los Fran*^ 
ceses cerca de Mons , y es derrotado por el mariscal de Ln-^ 
xembiírgo. 

1679. £1 rey de Dinamarca y el elector de Brandebnrgd 
Tueiiren á la Suecia sus conquistas. Los Franceses descubren 
la Lttisíaoa. £1 rey de España se casa con la hija mayor áe ¥t^ 
Irpe hermano de Luís XIV. ' 

16S<^. Luis XIV hace -volT^er al duque de Holstein todo \0 
que los Daneses le ha bian tomado. Los Franceses se estable-» 
C90 en las Indias Orientales. Muerte de Sevajehe fundador del 
tmperk» de ios Maratas en el Indostan ; sn hijo Sambajebe (tf 
reemplaza. Conlinna el letargo de España. 

i6>M. Lois XIY toma la ciudad de Strasburgo el 13 de ec- 
tobfe. 

168&. LuisXtV t*eGonoce con letras patentes la independen^ 
eia del soberano de Dombes. Él 6 de agosto nace el Duque áé 
Borgona hijo del Del&n. El almirante Duquesue bombardea' ál 
Argel. Hostilidades de las hiíngaros rebelados , mandados pot* 
el conde Tekelí. Muerte de Czarfedorf ; Juan y Pedro sus l^ef'-^ 
manos le suceden juntos bajo la regencia de Sofía su hermana.' 
La corte de España se alia con la de Holanda y el imperio pá-' 
ra defender los Paises Bajos. 
1S9&. £1 30 de jolio muere María Teresa de Austria espoMv 



deLoísXlV. Rompimiento de la Fraocta coo la España , por 
haberse esta negado á entregar á aquella el condado de Alost, 
el viejo Gante y algunos otros territorios de Flan des. Los Tur- 
cos sitian á Víena. La Francia detiene sus hostilidades contra 
España para que esta pudiese socorrer á Vit-na contra los Tur 
COS. Juan Sobíeski rey de Polonia les obliga á retirarse. £1 € 
de setiembre muere el primer ministro Coibert. El 19 de di- 
ciembre nace el duque de Anjou segundo bijo del Delfín. 
Vuelve á encenderse la guerra en Flándes entre Fraocta y Es- 
paña. Muerte de María Teresa reina de Francia. 

i68/i. Embajada áfi Argel á París el i.* de julio. Los France^ 
ses toman la ciudad de Luxem burgo. El mariscal de Bel fin ds 
general de las tropas francesas suspende el sitio de Gerona, da 
un asalto y es rechazado con mucha pérdida. Tregua de Ra- 
tisbona el 11 de agosto entre la Francia y la España , y el i6 
tregua deFrancia coa Alemania. Eaibajada de Siam á Luís XIV. 
La mala administración interior de España aumenta los males 
de la nación. 

1685. El rey de Inglaterra Garlos II muere el dia 16 de fe- 
brero ; Jacobo 11 su hermano le sucede. El 22 Luis XIV conce- 
de la paz á los Genoveses. El Dux va á rendir sus homenajes 
al rey de Francia el 25 de mayo. El mariscal de Stven bombar- 
deaá Trípoli. Paz entre Túnez y Francia. El día^ 22 de octubre 
se revoca el edicto de Nantes. Errores de Molinos , sacerdote 
español; la inquisición le hace prender. £1 Duque de Medina- 
celi hace dimisión del ministerio español. El Conde de Orope- 
sa le sucede. Gooóceoae pronto las mejoras de la adcntoistra- 
cion interior. 

i686. El duque de Loreoa Garlos IV á la frente de los impe- 
riales toma Buda á los Turcos. Inundación déla Holanda. Nue- 
va embajada de los Siameses en Francia. Liga de Ausfnirgo 
coatra la Francia, en la que casi todos los soberanos de Euro» 
pa loman parte. Tratado entre la Polonia y la* Rusia. Los Ve- 
necianos toman la Morea á los Turcos. Luis XIV en-via una es- 
cuadra al golfo de Cádiz, la cual apresa dus galeones, y exige 
de la ciudad mil quinientos escudos de contribuoiofv para lí* 
bra'*se del bombardeo. 

1<87. Carnaval de Venecia. Los duques de Saboyay deBa- 
vien se declaran «sontra la Francia. El 12 de agosto el Dtt<|iit 



TAlBtiAB CBONOL^GICAS. 49t 

de Lnreiia generiil de lo» Imperiales derrota los Turcos eit 
Mohatft ^ y se apodera de la Esclavonta. £1 archiduque José es 
reconocido rey <le Hnfigrfa el 9 de diciembre. Mahomet empe* 
rador de los Turcos es depuesto; su hermano Solimán III io 
sucede. Los Moros sitian Melilla y Oran ; Francisco Moreno 
gohernador de Oi*áú hace una salida,, los derroto y rechazan 
Don Diego de Bracamente gobernador db Melilla es derrotado 
y muerto por los Moi*os. El Duque de Veraguas soCori^eá la 
plaza y los enemigos se retiran. . , 

168S. Los Franceses se apoderan de Filisburgo, Manbeim y 
Treverrs. £1 6 de setiembre los Yenectanos toman Belgrado é 
los Turcos. Guillermo , hecho estatiider de Holanda el día i5 
de noviembre, pasa á Inglaterra en socorro de los protcsUor 
tes. El & de diciembre los Franceses declaran la guerra á la 
Holanda. Hevolucion de Siam ; Pitraeha destrona al rey Cbaoo 
Narayé, su par¡ente,y destierra á loi Franceses de sftis as^adoa< 

1689. Llegada de la Reina de Inglal-erra y del Prineipei^da 
Gales á Paris el nJia 6 de «ñero. El 7 Ikga Jacobu de Jo^aWrflI 
á San Germán eti La Haya. Gmlina reina de Suecia mu«iire>ei> 
Roma, cuiillermo príncipe de Orange es coronado rey 4e |n* 
glaterra. El Emperador declara la guerra á la Francia é%k ^ 
enero. £1 15 de abril, LuisXIV la declárate España , y cí .^$ 4f{ 
junio los Ingleses al Príncipe de Orange. Los Turcosü'ecobraii 
Belgrado. La Ti*ansílvan¡a es reunida al Austria. £1 Duque d.9 
Vil iahermosa , general español, «lerrola al mariscal frauc^és 
Noaíites que mandaba el ejército cbutra GaUluoa. Tiene esle 
que retirarse. 

1690« Catinato derrota al duque de Saboya en la batalla de 
Stafarda, en Italia. El mariscal de Luxemburgo gana lai batalla 
deFleut*us á los aliados»» Mr. €ie Tdurville derrota el día, 10 de 
julio á las escuadras inglesa y hcdandesa cerca de Dieppe. El 
rey Jacobo es vencido en Irlanda el dia 11 y regresa á Francia* 
Paz de rtipchou entre la China y la Rusia : establécense los M- 
mites de los dos estados. No es de grande importancia la guefr 
ra en el Roselloní. 

1691. Luis XIV toma la ciudad de Mona el dia 9 de abril. £1 
dia 22 de junio muere Solimán III emperador de los Tureca; 
^chmet II su hermano le sucede. El 22 de jüHo el partido del 
rey Jacobo es destruido eu la batalla de Richmofid en Irlanda. 



Si; id'ife agostó ios Tainos sod ckrrotadns por «I PrÍAeipP dn 
Badén eo SlaAlüemen (Huogría). El 18 de setieiskbre el wariMai 
deiLuiLéfDfourgo gana la batalla de Leuoe en Flánd^s^ Ei mari^ 
cal ^e NoMllea sitia ia ciudad de Urgel. ReodiÍGion de esU 
plaKBiiLa escuadra francesa bombardea Barcelríaa y Alicante. 
Ooffibate entre ia escuadra española y la Fraocesa delante d« 
iJo-rna ^ «a que los Españoles toman atoaos buquea. Destita* 
ülon $ki Gonde de Oropesa del ministerio es))aabl ; tsucédele ^ 
conde de Melgar. 

' 9692/ Ettk el día 29 de mayo la escaadra inglesa derrota á la 
Préífítm^em la bataHa naval del cabo de lo Hoguo..XL4i de ju- 
hio'iinifi XtV se apodera de Nemurs.' E4 D«i|«tt de ilab^yH de- 
vtA^iaéli Detonado. Lx>s Veaeciaoos derrotan álos Tttnoosi. £1 h 
die^^ést^Mel nKiriscai de Lcrsemburgo derrota bl Prtodipede 
O^ári^e im Sleínkerque^ El Ermperftdor erige el ducm9a4e Haa* 
Eíói^^^n^^ikctorado. En Gataluoa ei Duqu£ de Medina Sidoais 
gbn^tU) e^paík»! pen^etra eo el Rosellon , y se iieítíra por<0iá9clo 
á'é '^ricdi^aÜO'por íel- marisoal de Bioaiiles. fiste peoetra á so 
iMfL'iÉf(f'Cm.9¡kQña% y tiene qne fetirar^e phecLpKadaimenlie. 
'f'i<^3. fAiis XI¥ funda l^órden miiítar de San Luis el.dM M 
db mía^i Los 'Franoeaes sejapodenao del Palatínádo» El Princi- 
pie ^'Orlaage es dtfrr^ytado el dia 29 • de fuiio «n iNerwHid0« 
fB4«abavtk^ , por et mariscal de LuKembiirgo. £1 maiMcal de 
€Í5it$vi>at ^rota al D^ique de Seboya en niairs<st1a ^\ 4k A^ 
é¡elttbi^$iLo6 Holandeses toman á ios Fraoeeses Ja cundid á^ 
Hsvid>í4heri. Lok Ingleses, bombardean Sai¡at. Mató el di» i9 
de noviembre. Los Franceses mandados por NoaU^les i&e apo- 
rran de 'Rbsas y del castülo de laprífiidaíd. Ta»r^iUe mmnn- 
(^ñkt*ih hr escuadra (francesa en «1 Oeéeno-^ apoder^ide UAa 
Hoto'' iKierbaafte délos aliados que «e evalifté «¡n treiiHft y 3ei» 
tniUnnes de iíbra<s esterlinas. Los MOfHüs ftCKMonet^n á Qn«» J 
^{i trecliaKȎ0&. ' 

-Vii^^. Viotoritfs del manisdal dejNoaUleü »e^ Catalumi. B^^ 
dttpide tésl«ygiléses¡á Bnetana , áoaútí AOfí ,mii^9xaeüt^ dienrota' 
dos. Estos bombardean el Havre , Dieppe y í)m>ker!qiíe. B 
4íta« de octiibre ios Polacos derroten á íns.'Tnrcos. qenc» de 
Jí^e^íer. Muerte deiSoliman rey:dKí l^rsia ; sw seguftdo h^ 
t^iüHeln i^stiocdei.EfitabLecimieniUxlcd ban^oReal eníLúndrei.. 
«e»5. EÁ kté» enero iriueite el maria^a) 4^ j^uneoiburgo. El 7 



TABLAS GAONO«4ÓaiCA«. 49 1 

muere María Stiiarda , muger de Guillermo príncipe de Oran- 
ge. El 17 muere Achm^tlI «mperatloi* «le los Turcos ; Musta- 
fá II su sobrino le sucede. El 4 de agosto Guillermo se apodera 
(le N«anir$. Luis XIV pierde Casalt.. LOiS Bsp&ñr)li;s {sitian bu- 
oesivament^ á Castell'-foUitv Hostalrich y Paiamós « pero ^ 
ven precisados ¿ levantar los sitios. 

1696;, £1 A de julio fírmase paz entira ia ?>aiicía ye] Di'iqiif 
de Sahoya. £ftt«'d« sg kija ftUria Adjelaida ai Duque de Borgo* 
ña. £1 i7 de jcinioinuere Jqati SQbiesü ney de^^olonia. £1 29 
de julio el czar Pedro I toma la ciudad de Azoff á los Turcotf, 
£1 Duque de Vendowa hace la canapaAaen <]ata4.uñd fcQD )luer- 
¿as superiores á las de los £«paQi>les. E&labkce su ^mpo eñ 
Tordera ; pero lo ba de Jevantar retirándose á QeiH)na. JUo| 
Moros i «van tan el sitio deOrivi y Al'elilJa. , . 

i697. ;£1 15 deabrU muere Carlos Xi rey de Suecia; ««4iijo 
Garlos XII reÍQ^ después de él. Federipo,August4» «lector: de 
SajfQoia es ékgido rey de í>x>lon¡a el día .27 ule jumío , á piesa^ 
del Príncipe de Cooti s» caropeíidop».¡E| 11 de setiembre «i 
príocifiíP Eugenio lie Saboya general 4e. los imperiales derrota 
á los Turcos eo la bíitalJa deGeuta eft/Hui}gina.;El Du^rde 
Ven4onaa paoe sUip á Barcelona. I»a •escuadra del lecmdé dt 
Trees.le Wo^uea. Vendoroa sorprehde.al Yirey de Caíalo ña «h 
SanFeliu de Llobregat. Los Franceses pierden en el sittO'dc 
Barcelona «alonce niiil hombirfes;^ pero ai fid s» ve'prtecísadií á 
capitular. En el mesóle ofctubneae owieluye la paageijerelun 
Riswick ^ 4e Holanda* :. . *. , ,j 

1698. Teslameíilo: de CérJ-Osil hey db España en fovorídél 
Divque de Aojou* jDisensjoaes mtes4iniab eo España.. El azar 
l^dro recorre la Europa de incógnito. C^asliga la sedkid» dá 
los StiTelití. ' I , ' : 

1699. El 6 de febrero Luis XIV «lo aiidiuntáaiá *>n enii)ajadot 
delrqy de Marruecas, Pa^t^de GaiioWit?;po<*Jo&JínMtes de Ah^ 
fflattia :y Turquía. BJ czar íedrp líkitrDdiuve^íP HusiH e,l calci»> 
dario Juliano mo reformado, lü^ietri^c del prijdiaiperide Bi^vieira^ 
la que Iibgv nula la neparticioo .^e )a6 $)í>le>Hte ««inrapeaBília-» 
bian hecbo de la España. . r ..» • . 



4700. El i* de noviein^ire rriiiere Garlos II rey de España; 
Ei Dufluts de Anjou nielo de Luis XIV bajo el nombre de Feli- 
pe V le sucede. Los Reyes de Polonia y Suecia , y el Cxar de 
Ri)Wla sé ligan contra Carlos XII rey de Suecía , de 18 años de 
edad. Este Príncipe siliu á Cop(*nha'g{ne y concede la paz áios 
Daneses, £1 50 de noviembre derrota á ios Tarcos cerca de 
Piar va. 

^POi. Liga del Emperador, de Inglaterra , de Holanda y del 
D(iq<|e deSaboya contra la Francia y la España. El Rey de Es- 
paña se casa con la bija del Duque de Saboyo. 'Fiflipe V cele- 
bra cortes dtí Cataluña en Barcelona. La guerfa contra Francia 
y^España pHtlcipía^n Italia. Federico- elector de Brandebiirgo 
ae hace reconocer pot* tey de I^rusia. Victorias? <ld priiicípt* Eu- 
gtnÍQ en Italia. Muerte de Jacobo II 'rey.de Inglaterra el 16 de 
faetieiñbre. Carlos XII derrota á lu's Pdiacos cercd de Riga, y 
Bt apóflera de Mitau capital de la Curlandia. Sublevación de 
Hungría contra el Austria. Los Suecas descubren la peninstila 
é9 Kamstchatka en la esliH^midad orlen tal' del Asta , y se hacen 
dueños de ella. Principio de la guerra de sucesión al trono de 
España. ' - 

: 1702.. £1 rey de Inglaterra Givitlermo III muere el día 19 de 
mal^o>; A^oaStitarda segunda bija deJacobo'II reioa después 
de él. £1 15 de agosto el duque de Vendoma general de los 
Franceses en Liizara de Italia , derrdta á los Imperiales. Estos 
aoo también derrotados én Friling^ por el marqués de YHlars. 
Los Franceses envían colonias en laLiiisiana. Augusto rey de 
Polonia es derrotado en Cbissau por Carlos XIL El príncipe 
£ugenio general de los Imperiaíeai sorprende á Cremona en 
Italia , y después de un obstinado combate en las calles de la 
cíndad , los Franceses I é ^j^bligan'á abandonarla. El príncipe 
Eugenio pone;iÍt¡o á Manléia. Vendoma gene^ral francés derro- 
ta á ^os Imperiales en Santa Victoria del dr^ntolo. El Príncipe 
de Badén toma á Landau. 

1703. Mnstafá II emperador de los Turcos es depuesto en 
setiembre. Su bermano Achmet III le sucede. El dia 7 el Du- 
que de Borgoña toma á Brisacb. El dia i 5 son derrotados los 



TABLAS CRONOLÓGICA». 433 

imperiales en Espira. Los ejércíios español y francés , derro- 
tan repetidas veces á los aliados en Flándes. £1 mariscal de 
Yíilars se apodera del TiroL Intrigas palaciegas en la corte de 
Madrid. Muerte de Adrián patriarca de Rusia. El Czar anula 
este cargo. Garlos XII hace elegir á Estanislao Leiccinski rey de 
Polonia el día 12 de junio. 

1704. Los Ingleses se apoderan de Gibraltar el dia 4 de agos-* 
to. El 13 los Franceses son derrotados en Hochstet en Baviera 
por el príncipe Eugenio y el conde de Malborough. El czar Pe- 
dro se apodera de Narva. Este hace edificar á Petersburgo« 
£1 archiduque Carlos , reconocido por rey de España por la 
grande alianza, desembarca en la ría de Lisboa el dia 7 de mar- 
zo con 9000 hombres. £1 ejército español penetra en Portugal 
en cuatro divisiones , y se apoderan de varías pequeñas plazas. 
Segunda batalla de Hochstet, que pierden los Franceses. 

1705. £1 dia 6 de mayo muere el emperador Leopoldo. Su 
hijo mayor José I le sucede. Carlos, hermano de este último, 
marcha á España y se apodera de Valencia y Cataluña. En el 
mes de julio Garlos Vil derrota á los Turcos cerca de Milán y 
de Varsovia. El 16 de agosto Ven doma derrota al príncipe Eu- 
genio en la batalla' de Cassano en Italia. El parlamento fíja la 
corona de Inglaterra en la línea protestante de Brunswick. Los 
I'ranceses se apoderan de Verrue. IjOs aliados toman á Landau 
yTarbuc. El consejo de Madrid resuelve sitiar de nuevo la 
plaza de Gibraltar. Es este sitio desgraciado. El archiduque Cárt 
los pone sitio á Barcelona j la gana. Esto completa la entrega 
de Cataluña á Carlos. 

1706. El dia 23 de mayo los Franceses son vencidos en la ba< 
ialla de Ramillies en el Brabante. El 7 de setiembre el príncipe 
Eugenio los vuelve á derrotaren Turin. El archiduque Carlos 
se hace proclamar rey en Madrid. El mariscal de Berwick le 
derrota. Los Suecos derrotan al rey Augusto en Tramustadt. 
Carlos XII se apodera de la Sajonia. El czar entra en Polonia. 
Los Españoles descubren las nuevas Filipinas. 

1707. El 25 de abril el mariscal de Berwick , general de Fe- 
lipe Y, derrota al archiduque Carlos en la batalla de Almansa. 
Los imperiales se apoderan del reino de Ñapóles* El duque de 
Saboya sitia en vano á Tolón. Muerte de Aureng-Zeb , gran 
inogol. Su hijo Bahader Schah reina después de él. El general 

TOMO X. 28 



4M StSTORIA nK ESPAÑA. 

Asleld toma á Requena por capítuladoo. £1 conde de Yillars 
recobra á Menorca , echando de allí á los Ingleses. 

1708. El 1.* de junio son det*rotados los Franceses en Dude- 
narda. £1 príncipe Engenio y Malborough de Lila. Los Ingleses 
toman á Puerto Mahon , en la isla de Menorca. Los imperiales 
atacan los presidios de la costa de España^ j se apoderan fácil- 
mente de Orb¡te1o> y Píombino. El duque de Orleans sitia á Tor i 
tosa, después de haber derrotado en Falset un cuerpo de ejér* 
cito del archiduque Carlos. El conde de Mahon i, general espa- 
ñol, tómala plaza de Alcoy en el reino de Valencia. Apodéranse 
los Moros de Oráo. Muerto el duqu« de Mantua , el Emperador í 
se reserva sus estados. Este cede al Duque de Saboja el ducado 
del Monferrato. Carlos XII echa á los Suizos de Polonia. 

1700. Invierno muj riguroso. £1 5 de julio Carlos XII es 
completamente derrotado por el czar, cerca de Pultava. Este 
se retira á Hender, en Turquía. Augusto vuelve á subir al tro- 
no de Polonia. Estanislao se retira al ducado de Dos-Puentes. [ 
£1 principe Eugenio y Malborough se apoderan de Tournai. Ba- 
talla de Malplaquet el dia il de setiembre ; los aliados perdíe- , 
ron en ella treinta mil hombres y quedaron dueños del campo . 
de batalla. Hermosa retirada del mariscal de Bouflers. Los 
aliados se apoderan de Mons. Felipe V « rey de España , hace 
reconocer á su hijo mayor rey de Asturias por heredero pre- 
suntivo de la corona. El general Asfeld, que mandaba el ejér 
cito de Felipe y en Valencia , se apodera de Alicante , ultima 
plaza de aquel reino que era en favor del archiduque. La Fran- 
cia pierda mucho influjo en la corte de Madrid. El marqués de 
la Frontera , general del ejército de loa aliados en la frontera 
de Portugal , pretende sitiar á Badajoz y es derrotado en los 
llanos de Gudina. 

1710* En enero el Duque de Noailles toma á Gerona en Ca* 
taluña. I^a cimiento de Luis XV , hijo del duque de Borgoia, 
el dia 15 de febrero. Los aliados se apoderan de Douai. Las 
tropas de Felipe V , rey de Espafia , son muchas veces derrota- 
das, y él se retira á V<alIadolid. El* archiduque Carlos entra eo 
Madrid y es mal recibido de sus h^ítaotes. Felipe V vuelve á 
eotrar en Madrid ,. derrota á los aliados en la célebre batalla 
de Villaviciosa y afirma con ello su corona. Las tropas del czar 
Pedro toman muchas plazas á los Suecos. 



TABLAS C»OI«eLÓOieA8. 4A5 

1711< É) 21 de «tiem nm«re FedeHoa Gurtii^nio iCetl:ér < du^ 
que áfi Gurlandia. lili eear Pedro toiha sus estados. £1 etnpéta^' 
dórela árdüt|ir« de Mód«Aa el ducado de Mirándola. El -4 de 
atH^il nroere el Delfín. £1 duque de Borgoná, padrv de Luís XV: 
hepeda este título. Maerte del emperador José el i7 de abril. 
Gárlois VI su hermano )e sucede. Paz entre d ctat Pedro y la 
Turqaía. £1 3 de setiembre los Ingleses pretenden tomar é 
Qoebeck, capital ^el Cbnadá. £1 1.3 llalbchroogh se apodera icieí 
Boucbaía , sobre el £scaut , á pesar de la reeistetidá ú^ia Rei-i 
aa. £spedi€ioo de Diique^Troioo «n el BHasii. Totná de Mon- 
gsscb , qiie da fin á te guerra de Huagri^b Congreso de UtheeK 
el 6 de enero, pura tratar de la pajs gfn«t*ai. Diiokerqjic ea vA-» 
tnegade á lois Ingleses^ Desgracia de.Malborougb. Br^inst^ifi^ 
cante la guerra «te Portugal. 

ni'2i £Í 13 de febrero: ni aero Maríar Adelaida deSabojit, es-* 
posa del dniqcie de Bordona , Be^oj £1 td mtlere ea^ iiltíx»e> 
£1 8 de marzo muere 'el duque de Bretaña^ su b^o major. El 
11 de junio muere el duque éü Vendotnfei i bisn^ietó de Enrl-» 
que IV. £1 24 de juniot^ mar¡soa>l de Villal*s alean 2Si gtandes 
ventajas ea la cámpaaaí de Ftandes^ £1 9 de agosto el tratddo 
de A^aü en Suiza termina la guerra dé réirgiotr. lehaüoiief 
Schab, gran mogoU es derrotado ceroá dé Agrapdr dosom^ 
rahs. Su sobrino Feroksere reiba en su tuga^. Adelantan, poco 
los plenipotenciarios reunidos en Utrech. 

1718. El 6 de noviembre Felipe V reinmcia sus derechos á 
la corona de FraitCÍ^i Fírmase la poa de Ütreoh» Todas las 
fuerzas españolas cargan en GataluÜa* Establécese este año en 
EspaHa la ley que esciuia de reinlrr ed ella á las hembi^as. £1 
t3 de febrero Garlos Xtl se defíenife en su casa conti^a un ejér- 
cito de turcos y tártaros. Este es cotklncido á Demir^Focea. 
F'l H muere Federico ^ elector de Bratideburgo y primer rer 
(le Prusia. Federico Guillermo su bijo reina deapnes de él. Los 
imperiales se niegan á la paz de títreóhi. Ei elector de Bran*. 
(leburgo es reconocido rey de Prusia por el tratado de Uthecbt, 
y renuncia al priticipado de Oraoge. Luis XÍV para seguridad 
<le la paz hade demoler las fortifieaeionei de I^nnkerqne. Los 
Ingleses eonsérváti la Aeatliá , la isla ée Tvarra-mievft en Amé- 
n<:a,Gibraltary lá isla de Menor^caen Europa. Loa Afghans 
toman el Gdndtthar I Sohah Husseín , rey de Persia» £t empe- 



436 HISTOIIIA DB B8PA.ÍÍA. 

rador Carlos VI toma Landau j Fribargo. Sus tropas evacuao 
la Catalana. Barcelona y Cardona quedan las únicas ciudades 
sublevadas. El 13 de abril Carlos Vi asegura su sucesión á Ma- 
ría Teresa de Austria , su Lija mayor. El 16 de mayo los Dane- 
ses derrotan á los Suecos en Holstein. El 24 de diciembre Fe- 
lipe V abandona la Sicilia al duque de Saboya. El emperador 
rende el marquesado de Final á los Genoveses. Los Rusos to- 
man á la Suecía casi toda la Finlandia* Los Suecos son derro- 
tados por los Rusos en el mar, cerca la isla de A.Iand. 

1714. Tratado de Ramstad entre la Francia y el Emperador. 
Bi 4 de mayo muere el duque de Berri en Versalles* Si lio de 
Barcelona» Ríndese esta plaza á^Felipe V después de una obs- 
tinada resistencia, y con eila se rinde también Cardona y cuan- 
to demás quedaba en Cataluña por el Archiduque. El 2 de 
agosto muere Ana , reina de Inglaterra. £1 dia 31 de octubre 
Jorge Luis , elector de Hannover , bisnieto de Jacobo III, sobe 
al trono de Inglaterra. El parlamento proscribe á Jacobo in 
el pretendiente. £1 1.* de noviembre Carlos XII deja la Tur- 
quía. El 22 llega á Stralsund en la Pomerania. 

1715. El 13 de febrero se concluye la paz de Utrecht entre 
España y Portugal. Mallorca continua sublevada. Los Españo- 
les se apoderan de Mallorca. Embajada del rey de Fersia á Pa- 
rís. La peste asuela á Viena en Austria. Rl rey de Dinamarca da 
al elector de Hannover los estados de Bremen y Varden. £1 1.* 
de xunio Jacobo III es proclamado rey en Lancaster. El conde 
de Marr se arma á sii favor en Escocia. Los Turcos toman la 
roo rea. £1 1.® de setiembre muere Luis XIV después de haber 
reinado 72 años. El 2 de setiembre Luis XV su biznieto le so- 
cede bajo la regencia de Felipe, duque ^e Orleans. Tratado en- 
tre el Emperador y la Holanda el 15 de noviembre. El 23 el 
conde de Marr es derrotado en la batalla de Dumblain eo Es- 
cocia. £1 22 de diciembre Carlos XII sale de Stralsund. Los re- 
yes de Dinamarca y de Prusia se apoideran de esta ciudad. 

1716. El 20 de enero nace don Carlos , infante de España- 
Jacobo III se retira á Italia. En el mes de mayo Carlos XII 
quita muchas plazas á los Daneses* £1 2 de mayo letras paten- 
tes concedidas en Lau para el establecimiento de un banco ge- 
neral en Francia. El Emperador se liga contra los Turcos. £1 
12 de agosto el príncipe Eugenio , general de los imperiales^ 



TABLAS CRONOLÓGICAS. ¿37 

derrota completamente á los Tarcos en 1á batalla de Peterwa- 
radrno. El 22 los Turcos levantan el sitio de Corfú. M. de Loo- 
vígni somete á los Renards en Otugamix , salvages de la nueva 
Francia. El 12 de octubre el principe Eugenio se apodera de 
Temeswar en Hungría. Los Turcos atacan á los Venecianos. 
Felipe y les envía en socorro algunas galeras con ocho mil 
hombres de desembarco. 

1717. El 8 de mayo el cxar Pedro va á París. Combate naval 
de los Dardanelos entre Turcos y Venecianos. El 15 de agosto 
el rey Estanislao descubre una conspiración contra su perso- 
na. Perdona á los culpados. El 16 el príncipe Eugenio derrota 
á los Turcos y les toma Belgrado ; devasta la Bosmia y la Ser- 
via. El cfardenal Alberoni, primer ministro de España, procura 
escítar disturbios en Francia y en Inglaterra. El marqués de Le- 
de, general de los Españoles , se apodera de la CerdeSa el 1.* 
de octubre. Conquista de los Venecianos á los Turcos. Los Ra- 
sos toman la Georgia á los Persas. Instálase este año la uni- 
versidad de Cervera. 

1718. El 24 de junio se forma el proceso de Alejo , hijo ma- 
yor del czar. Es condenado á muerte y muere el 25 , según se 
dicede apoplegía. El 13 de julio el marqués de Lede toma la 
ciadad de Palermo en Sicilia. El 21 se hace la paz de PaSsaro- 
witzeritre los Imperiales y los Turcos. El 24 los Españoles se 
apoderan de Messina. El 2 de agosto el Emperador , la Francia 
y la Inglaterra se reúnen para sostener los tratados. El 11 el 
almirante inglés Bing derrota la armada española cerca de Si- 
racusa. Tratado entre el rey de Marruecos, Muley Ismael y los 
españoles. Los Rusos devastan la Suecia. Garlos XII derrota 
dos veces á los Daneses en el mes de octubre. Carlos XII es 
muerto de un balazo de fusil en el sitio de Fredericshall el 11 
de diciembre. La princesa Enriqueta Eleonora su hermana le 
sucede. Disturbios entre los Holandeses y el emperador acer* 
ca la compañía de Osteóde. 

1719. La Francia y la Inglaterra declaran la guerra á la Es- 
paña. Los Españoles equipan una armada en favor de Jaco- 
^oIU: parte es dispersada por una tempestad , y la restante 
derrotada en Escocía. £1 conde de Goertz es decapitado en 
^tockolmo el 2 de marzo. El 14 de abril letras patentes de 
^uís XV para establecer la instrucción gratuita en la Univur- 



♦ 1 



49$ KISTPmiA DI ispaía. 

aidad de París. £1 19 e» «dopado p^r los estados d^ At^stria el 
reglameoto M empeoador Cirios VI, sobre la sucesión en fal* 
la de los tierederos varones. £1 t^ de junio el duque de Ber- 
wick , mariscal de Francia , toma á los Españoles machas pla- 
cas fuertes. El dO, combate de igual pérdida entre los Españoles 
é imperiales cerca de Francavilla. Tratado del elector de Hano* 
ver , rey de Inglaterra, con la Suecia el dia 23 de julio. Los Bu- 
sos devastan la Finlandia. Legación del papa Clemente XI al 
emperador Kam-bi de la Cbina. Merci, general de los Imperii* 
les, toma á los Españoles la ciudad de Messina en Sieilia, el 
dia 18 de octubre. £1 6 de diciembre el cardenal Alberoni , roí* 
nistro dé España , cae en desgracia. Felipe Y desea la pae. 

1720. £1 5 de enero el escocés Law es nombrado coqtralor 
general de Hacienda en Francia. El 14 entra al consejo. Cae en 
desgracia pasados seis meses. El 26 de enero el Rey de España 
ücm» la paz , y entrega al Emperador la Sicilia y la Cerdeñi. 
Los Franceses le vuelven todo lo que le habian tomado en Es- 
patja. El i.° de febrero se firma la paz en Stockolmo entre la 
Suecia y el elector de Brandemburgo , rey de Prusia. El 15 de 
marzo nace don Felipe, inCante de Et^paña. £1 4 de abril Jos 
estados de Suecia eligen por rey á Federico III , hijo de Garlos, 
Jandgrave de Hesse-Gassel. Federico III rey de Suecia, abraza 
el Ijuiteranismow Los Eusos (ievastan la Suecia. £1 3 de julio se 
bace la paz de Frederiosbourg entre la Suecia y Dinamarca. U 
el meii de agosto la peste devasta á Marsella. Descrédito dolos 
billetes del banco de Franda. Felipe V envia al marqués de 
Ledecon un ejército, para bacer levantar el sitio que los Mo- 
ros tenian á Ceuta desde el a6o 1694. E| marqués de Lede los 
derrota y libra á la plaza de aquellos incómodos enemigos. 

1721. £1 día 10 de marzo el papa Clemente XI erige á Viesa 
4e Austria en arfielwspado. Muerte de Clemente XI. El cárde- 
na Conti le sucede bajo ei nombre de Inoceacio XIIL El czar 
Pedro I da la Curlandia á su sobrina Ana. El ii de setiembre, 
tratado de Nystad entre la Rusia y la Suecia. El 9 de novieP- 
bre el czar Pedro I es proclamado emperador. La España po* 
»» todo d conato de su política en asegurar los estados óe 
Parma y de Toscana al infante don Garlos. 

1722. Revolución eo Persia el día 23 de octubre. SopbiHas- 
saín es obligado á sindicar la coronta* Myr Bfabmud , gefe <ie 



TABL<AS CMONOfliÓGlCAt. 130 

los Afghaut se hace elegir eo en 4i]f;Bír. Goronaoíoa de Luis XV 
eo Reims el 35 de octubre. £1 itO de díeiembre moere K^iD»h¡, 
emperador de la China. Yum-Tebim su cuarto hij(> teaucede. 
Terremoto en los Algarbes , en Portugal. Felipe Y empieza á 
sentir esie «60 eoQ niucba fuerza una profunda melancolía. 
Los Moros -de Marruecos arman una fuerte escuadra para in- 
vadir las costas de Andalucía , y una horrible tempestad dis- 
persa sus nav«s sumergiendo una multitud. 

1723. £1 23 de marzo acaece el incendio de Buda en Hun- 
gría ; el 12 de mayo otro eu StockoÍaio,y el 20 de junio otro ea 
Chateaudun en Francia. £1 10 de agosto muere el cardenal. INi* 
bois , primer ministro de Francia. Inundaeíon de Madrid el i5 
de setiembre. £1 Ai de octubre muere el gran duque de Tosca- 
oa Cosme III de Médicis. Su hijo Juan Gastón rema después de 
él. £1 21 de diciembre muere Felipe II , duque áe Orleana , re- 
gente de Francia. Invasión délos Turcos en Persia. Tamas , 
biio del viejo Sopbi Huasein , les derrota. Tratado de alianza 
entre Pedro el Grande , emperador de Rosia , y el príncipe 
Tamas. Víctor Amadeo II > rey de Gerdena, es:duque de Sabo- 
ya y hace publicar un código de l^es. £1 11 de enero el empe- 
rador de la Ghitta publica un edicto contra los cristianos. Con- 
tinua la ÍDdí»f>o»icioo moral de Felipe V. Sequedad en los.rei- 
fios de £spaQa y Portugal , y tanabien pe&te : solo en Liabon 
aiurteroh cuarenta mil personas. 

1724. Felipe y abdica la corona el 15 de enero. £1 Príoeipe 
de Aatnrias su hijo ntayor le sucede bajo .el nombre de Luis I. 
£1 7 de marzo muere el papa Inocencio XIII. £1 7 de mayo el 
czar Pecfa*o I hace oorooar á Catalina su muger. £1 29 sube Be- 
nito Xlli á la.Saota Sede. £1 ai .4e agosto Luis I rey de £»pana 
fallece sio dejar hijos* £1 6 de seticüoibire su padre Felipe vuel- 
ve á subir al trono. Tratado entre los Husos y los Turóos. 
Irnpcion del monte de Kekla en Islandia. 

1725. £1 18 de febrero , muere Pedro el Grande, emperador 
de Rusia; Catalina su bermana le sucede. £L 6 de marzo nace 
el cardenal de York., segundo hijo de Jaeobo Stuardo III. £1 
^ de abril, Mahonlud, usurpador de Persia es ajusticiado^ 
Ashraf su pariente le sucede. £1 5 de setiembre Luis XV casa 
con la princesa María, hija única de £stanislaoLeccioski antes 
rey de Polonia. Los Turcos se apoderan de Tauris en Persia. 



440 HISTOMIA OB ESrAlfA. 

£1 Daque de BorboD remite á España la infanta Dona María 
Ana , que estaba destinada para esposa de Luis XV. Agravíase 
infíDÍto del desaire el rey Felipe V. Tratado de Viena. 

1726. £1 26 de febrero, muere Maximiliano, elector de Ba- 
viera. Su hijo Carlos Alberto le sucede. £1 almirante inglés \ya- 
ger , pasa al mar Báltico para oponerse al restablecimiento del 
Duque de Holstetn. El duque de Borbon Conde primer minis- 
tro de Francia cae en desgracia el dia 11 de junio. Luis XV to- 
ma las riendas del gobierno el 16, y suprime el cargo de primer 
ministro. £1 conde Mauricio de Sajonia es elegido duque de 
Curlandia, después se ve precisado á abandonarlo. £1 6 de 
agosto los Rusos é Imperiales forman entre sí un tratado de 
alianza ofensiva y defensiva. Gran terremoto en Palermo, Si* i 
ciiia , el dia 1.* de setiembre. Establécese una imprenta eo 
Constantinopla á pefcar del Mufti. La Rusia accede al tratado de 
Viena. 

1727. El dia 23 de febrero, los Español es atacan íniitilmeote 
Gibraitar. Et dia 20 de marzo muere Isaac Newton , uno de los 
mas grandes talentos de Inglaterra. £1 17 de mayo, muere Ca- 
talina I emperatriz de Rusia. Pedro II, nieto de Pedro el Gran- 
de le sucede. Muerte de Jorge I rey de Inglaterra , el 22 de ja- 
nio. Su hijo Jorge II le sucede. Los Persas derrotan á los 
Turcos. Tratado de paz entre estas dos potencias. Guerras ci- 
viles en el reino de Marruecos. La EspaSa envia su primer em- 
bajador á la corte de Rusia. 

1728. Los Rusos derrotan á los Persas. Embajada de la Ra- 
sia al Emperador déla China. El 15de marzo Muley Hamet 
rey de Marruecos, es destronado por su hermano Abdelmelek; 
aquel sube al trono y hace matar á este. Luis XV hace bom- 
bardear á Trípoli. Reparación hecha por esta ciudad , y por 
Túnez al Rey de Francia. Parte de Gompenhague es incendia- 
da el 10 de octubre. 

1729. El 27 muere Leopoldo duque de Lorena y Bar. Su hijo 
mayor Francisco Estévan le sucede. Muerte de Muley Hamet, 
rey de Marruecos. Abdallah su hermano le sucede; la aversión 
de este á los blancos ocasiona guerras civiles. £1 4 de setiem- 
bre nace el Delfín hijo de Luis XV. Tratado de Sevilla éntrela 
Francia , Inglaterra y España, el 9 de noviembre. Los Iugl#es 
conservan Gibraitar. Los Franceses forman una colonia eo la 



XMMhAB GMONOL061CA8. Mi 

isla de Tabago en América. A fioes de ooViembre los salvajes 
de la Luisiaoa, degüellan á los Franceses. £1 21 de inarxo mue- 
re en Venecia Lave, antiguo contralor de hacienda en Fran- 
cia. £1 arzobispo deSaUburgo atormenta á los protestantes y 
treinta mil de estos abandonan sus estados. Los Corsos se re- 
belan contra la república de Genova, y nombran por su rey 
al senador Veneroso. Celébranse en Elvas los matrimonios del 
príncipe de Asturias Don Fernando con la infanta de Portugal, 
y del Príncipe del Brasil , con Doña María Ana Victoria, infan** 
ta de España. 

1730. En enero de este ano A&haraff, usurpador de Persia, 
es muerto en un combate con Tbamas , quien recobra su coro- 
na. Muerte de Pedro II emperador de Rusia, en la noche de| 
29 al 30. La princesa Ana Ivannowa , sobrina de Pedro el Gran- 
de le sucede. £1 papa Benito XIII muere el dia 21 de febrero* 
El dia 12 de julio Clemente XII es elegido papa. Nacimiento 
del Duque de Anjou segundo hijo de Luis XV. Víctor Amadeo, 
rey de Gerdeña y Duque de Saboya abdica sus estados el dia 2 
de setiembre. Carlos Emanuel III le sucede. Revolución délos 
negros en la Jamaica. El 30 gran terremoto en la China. En 
octubre sedición en Constantinopla. El sultán AchmetlII , ab- 
dica prudentemente la corona en favor deMahamaudsu so- 
brino. 

1781. £1 20 de enero muere Don Antonio Farnesio , ultimo 
duque de Parma y de Plasencia. Don Carlos infante de España 
se apodera de sus estados á pesar del Emperador de Austria 
auxiliado por los Ingleses. Segundo tratado de Viena el 16 de 
marzo entre el Emperador, La Inglaterra , la Holanda y la Es- 
pana. A fines de octubre es reconocido Don Carlos por prínci- 
pe hereditario deToscana. Victorias de Thamas-kouli-kan ge- 
neral de los Persas ; los Turcos los derrotan. Los Portugueses^ 
de Goa derrotan á los Indios. 

1732. £1 11 de enero la dieta del imperio adopta la pragmáti- 
ca sanción de Carlos VI. Los electores de Sajón ia y de Baviera 
se oponen. El 21 se hace el tratado de Riatscha entre la Persia 
y la Rusia. El 27 de mayo tratado de Copenhague entre el Em- 
perador , la Rusia y el Rey de Dinamarca. DÍ!$ípase por algún 
tiempo la melancolía habitulil de Felipe V. A principios de ju- 
lio los Españoles derrotan á los Moros, recobran la ciudad de 



442 KHVOftIA Mí m$PÁfKA. 

Oran y el castillo de Mazalquivir. La gaarnioioo de Ceota re- 
chaza dM asaltos de los Moros. Scbah Tha^íaas rey de Pérsia«s 
derrotado por los Turcos y firma la paz. Thamas-KoiiM-kan se 
opone á ella , y hace deponer al Rey y pone en su logar ¿ su 
joven hijo bajo el nombre da Scbah Abbcis III, toma la regen- 
cia y bace de n«evo la guerra á los Turcos. El 31 de octubre 
muere Víctor Amadeo antes rey de Cerdeña. Los bajeles de 
Malta derrotan la armada de los Argelinos. Muerte de Augus- 
to I rey de Polonia y elector de Sajonia. Los Moros y Argeli- 
nos sitian á Oran , y los Españoles los derrotan. En el mes 4e 
julio Tbamas-Koulí*kan derrota á ios Turcos. £1 12 de setiem- 
brm Estanislao es elegido de nuevo rey de Polonia. El 6 de oc- 
tubre los Rusos le sitian en la dtidad de Dantzick. Los del par- 
tido opuesto coronan á Augusto 11 elector de Sajonia. La 
Francia , España , y Cerdefía forman una alianza contra la ce- 
lebrada antes por el Austria , la Rusia y la Sajonia. El Rey áe 
Francia bace la guerra á los Imperiales. Ei mariscal de Ber- 
wi^ toma el fi^erte de Keitl. Las ciudades de Pavía y de Milán 
son tomadas por el Rey de Cerdeña el mes de diciembre. 

1734. £1 Emperador solo conserva en I^lalía la ciudad de 
Mantua. Los Napolitanos imploran el auf[ilÍo del Rey de Espa- 
lla. Don Garlos hijo de Felipe Y, va alU con un ejército y los 
Napolitanos le eligen rey. £1 25 de mayo el Conde de Monte- 
tnar general de los españoles derrota á los Imperiales en Vi- 
lonto en la Pulla. El mismo pone sitio á Oápua , Gaeta y Pes- 
cara. Thamas-Koul i-kan derrota de nuevo á los Turcos. £^ 
mariscal de Berwick duque de Fitz-james es muerto en el sitio 
de Flibsburgo ol dia 12 de junio. £1 17 muere el mariscal de 
Yillars en Turín. Batalla de Parma, dada el 29 de julio en la 
que son derrotados los Imperiales, y muere su general el Con- 
de de Merci. El 9 de julio el Conde de Municb general de los 
Rusos toma á Dantzik. £1 rey Estanislao se retira á Francia. E' 
i8e4 mariscal de Asffeit se apodera de Filit»sburgo. El 29 de 
agosto los Españoles baeen una tentativa en Sicilia. El 19 de 
setiembre los mariscales de Goñy y de Brogiie derrotan á los 
Imperiales en la batalla de GuastaUa. F>l dia 24 de noviembre 
Don Carlos toma á Cápua y se hace dueño de todo el reino de 
Népoles. 

1785. £1 22 die febrero Mesina se rinde á los Españoles. £i 9 



de marzo Don Cários pasa á Sicilia. Tratado entre la Empera^ 
triz de . Rusia y ia Peraía; El 1.* de janio se toma Siractisa. Bl 
89 Don Garlos entra en Palermo. El 12 de junio se rinde Trá- 
pana y toda la Sicilia se somete á Don Garlos. El 9 de julio se 
pacifica la Polonia. Los estados nombran duque al Duque de 
Bíren. Tratado de paz formado en Yiena el 3 de octubre ; Don 
Cários guarda la Sicilia ; se acepta la abdicación del rey Esta* 
níslao ; y el Emperador recobra los ducados de Milán , de Par. 
ma y dePlasencia. La Francia adopta la pragmática sanción. En 
la noche del 7 al S de octubre muere el Emperador déla China 
Tong-tching; sn hijo Kiculoup le sucede. Thamas-Kouli-kan 
toma la Georgia y la Armenia á los Turcos, quienes se deciden 
por la paz. AbtKisIII es destronado por Tfaamas-Kouli-kan, 
quien reina bajo el nombre Schab-nadir. 

1736. El 13 de febrero Francisco Estévan duque de Toscana , 
se casa en Viena Con María Teresa de Austria hija mayor 
de Cários VL Teodoro baroo de Tíeuof en Weslfalia se crea un 
partido en Córcega que se debilita pronto. Guerra entre la Rusia 
y la Tnrqufa. Bl Conde de Munich general ruso se apodera de 
parte de la Crimea. Tratado de paz firmado el mes de julio entre 
Schah^nadir y los Turcos. En el mes de octubre se descubre una 
conspiración de los negros de Antíoqnfa contra los blancos. 
Los Españoles se apoderan de la colonia del Sacramento. La 
Kspana limita sus pretensiones en Itatra á los bienes alodiales 
M difunto duque de Parraa. Muerte de Patifio ministro de Es- 
paña. Sucédele en el de hacienda el Marqués de Torremnra , y 
en el de la guerra el Duque de Montemar. 

1737. Muerte de Fernando Ketler duque de Curlandia. Juan 
Ernesto de Viren , favorito de la Emperatriz de Rusia le su- 
cede. Guerra del •emperador Cários VI contra los Turcos. El 19 
de junio muere Juan Gestor, grao duque de Toscana. Sn her* 
■nano Francisco Estévan de Lorena le sucede. El día 15 de julio 
el Conde de Mtioich toma á ios Turcos ia ci<tdad <h» Oczakow. 
Los Imperiates se apoderan de Kisa en Servia el día 28. £1 ge- 
neral roso Las tai devasta la Crimea. Las desavenencias entre 
W cortes de Madrid y Londres toman un carácter peligroso. 

1738. £1 5 de marzo Thamaa*Koali*kan se apodera de Canda- 
^1*1 y marcha contra el lodostao. El Conde Boisieux general 
francés entra eo la isla de CxSrcega , y no puede someter á los 



á44 HiSTumiA m csfaüá» 

rebeldes. Los Turcos sitian á Orsowa, de la que se apoderan el 
9 de agosto. La peste y el hambre arruina á los imperiales. El 
Conde deMunich derrota á los Ttircos. Tratado definitivo en- 
tre la Francia y la Alemania el 18 de noviembre. Celébranse las 
bodas del Rey de Ñapóles con María Amalia hija mayor del 
elector de Sajonia y rey de Polonia. Felipe Y funda y dota Ka 
Real academia de la historia de Madrid. 

1739. £1 Conde de Wailis general de lo)i Imperiales es vencido 
en Krosca por los Turcos el día 21 de julio. Los Turcos sitian á 
Belgrado. El 8 de agosto el Conde de Munich derrota á los Tur- 
cos , y se apodera de Yassi capital de la Moldavia. Los Turcos 
y el Emperador hacen un tratado de paz el !•** de setiembre. 
Los Turcos vuelven Belgrado al Emperador. El Marqués de 
Mallebois general francés restablece la tranquilidad en la isla 
de Córcega. £1 Rey de Inglaterra declara la guerra á la España 
el día 30 de octubre. Thamas-kou|i-kan derrota al gran Mogol, 
le hace prenderá traición y toma la ciudad deDheli su capital. 
Vuélvele sus estados mediante un tributo. Los Indios quieren 
echar á los Portugueses. £1 3 de diciembre el almirante inglés 
Yernon toma Portobelo á los Españoles. El capitán rusoSpao- 
genberg descubre treinta y cuatro islas nuevas en el Japoo. 
Celebración del matrimonio del infante Don Felipe con Luisa 
Isabel hija primogénita de Luis XY rey de Francia. Conspira- 
ción en el Peni para arrojar á los £spañoles , y restablecer el 
trono de Atauhalpa. Son castigados con el último suplicio los 
conspiradores. 

1740. El papa Clemente XII muere el dia 6 de febrero. Fede- 
rico Guillermo muere el dia 81 de mayo. Federico II su hijo le 
sucede. Benito XIY sube á la Santa Sede el dia 17 de agosto. 
En la noche del 19 al 20 de octubre muere el emperador Car- 
los YI. Su hija mayor María Teresa de Austria , casa con Fran- 
cisco Estévan de Lorena gran duque de Toscana , y se apodera 
del gobierno. Las casas de Baviera, de Sajonia y el Rey de Pru- 
sia se oponen. Muerte de Ana Ivanowa emperatriz de Rusia el 
dia 28. Juan de Brunswick nieto de su hermana le sucede bajo 
el nombre de Juan YI. £1 Duque de Yiren regente es desterra- 
do á Siberia, y reemplazado por Ana de Brunswick Bevern, ma- 
dre del Emperador. Thamas-kouli-kan hace la guerra á los Tár 
taros Usveks , y se apodera de la antigua Sogdiaoa. Muerte de 



TABLAS CB0N0LÓGICA8. hh& 

Sahovjee hijo de SamtMigehe gefe de los Mará tas. £1 16 de di- 
ciembre el Rey de Prusia entra en la Silesia , sobre la que pre- 
tendía tener derechos. Bnfurecido el gobierno español por la 
pérdida de Portobelo, manda arrojar de España á todos los 
subditos de Inglaterra ; da un decreto castigando con pena de 
muerte á los españoles que comerdasen con los Ingleses , y 
envía á América una escuadra mandada por Pizarro. 

1741. El 9 de marzo el rej de Prusia toma el Grand-GIogaws. 
Augasto II elector de Sajonia y rey de Polonia , se arma por su 
parte contra la heredera de Garlos VI. El rey de España se dis- 
pone á entrar en Italia. Ei 10 de abril el conde de Neuperg, ge- 
neral de los Imperiales es derrotado en Molvitz por el Rey de 
Prusia. El 25 de junio María Teresa de Austria se hace coronar 
por reina de Hungría en Presburgo. El 27 Ernesto Fernando 
de Brunswick y cuñado de la r^enta de Rusia es elegido duque 
de Gurlandia. Los Españoles obligan al almirante Yernon á le- 
vantar el sitio de Cartagena en América. El elector de Baviera 
manifiesta sus pretensiones á la corona de Austria. Luis XV 
les socorre. El 10 de agosto el Rey de Prusia se apodera de 
Breslau capital de la Silesia. El almirante Yernon procura 
en vano tomar Cuba á los Españoles. El general ruso Lascí 
derrota á los Suecos en YiUamstran. El elector de Bavie- 
ra se apodera de la baja Austria el 2 de octubre. Este entra en 
Bohemia. £1 dia 31 de octubre los Prusianos toman la ciudad 
de Neis en Silesia. El 26 de noviembre el conde Mauricio de 
Sajonia general francés toma la ciudad de Praga para el elec- 
tor de Baviera , el cual es reconocido rey de Bohemia. El 5 de 
diciembre muere la reina de Suecia ULrica Eleonor. Conjura- 
ción contra Thamas-kouli-kan. Este hace prender á su hijo co. 
mo culpado , y le hace sacar los ojos. En la noche del 5 al 6 el 
emperador de Rusia Juan es destronado. Isabel hija de Pedro 
el Grande le sucede. 

1742. Garlos Alberto elector de Baviera es elegido empera- 
dor de Austria el dia 24 de enero bajo el nombre de Carlos YII. 
£1 dia 27 de marzo el Rey de Prusia se apodera de Iglavo en 
Moraviay de Hatz en Bohemia. El Rey de Prusia derrota á los 
Austríacos en Czezaslan el dia 17 de mayo. La Hungría y la 
Prusia firman la paz. £13 de julio el Rey de Francia declara la 
guerra á la Reina de Hungría , á la Inglaterra y á la Holanda. 



4A6 HltfTOAJA DB ElfA±A. 

Eq agosto d g«»fe de e&oüa<lra inglés Marlto hace una ¡ncorsion 
en «1 veiaa de Ñapóles. £1 Rey dtí Gerdeña se alia coo la Hud. 
gWa cootra la España. El. 38 de junio se apodera de Módena, 
y el 22 de julio de \á Mirándola. El 17 de setiembre se trata de 
la paz entre la Reina de Hungría y el Rej de Polonia. Los Aus- 
tríacos son de nae\^ arrojados de Baviera. Los Rosos toman 
á los Suecos toda la FiUlaodia. Thamas^koaü^kan ^ia la 
paa firmada con la Rttsia. VaeWe costra los Tnrcos. Los 
Maratas devastan la coala de CoromandeL Los Españoles reco- 
bran la Saboga en el roes de diciembre. £1 i6 de este mes el 
mariscal de Belle*isle se retira de Praga y pasa á Egra. £1 31 
Carlos Teodoro príncipe de Sultzbacb es nombrado elector pa- 
latino. £1 almirante inglés Verooo hace otra tentativa contra 
la Ajuérípa española tan inütü como las antecedentes. 

1743. El 2 de enero capitulación honrosa de lagoarnicioo de 
Praga. £1 29 muere el oarct«nal de Fienrí , preceptor de 
Luis XV. £1 8 de febrero se da la batalla de Campo Santo eo 
Uatia entre los Españoles y Austríacos. £i almirante Matthew 
para coo los Genov^es ejerce crueldades eseesivas. Garios de 
Lorena general de los Austríacos, recobra la Baviera. El IS de 
junio el mariscal de Noailles al frente de los'FraiMeses es der- 
rotado en Dettingeo por el conde de Steirs, inglés general de 
los aliados. £1 4 de julio Adolfo Federico de Hokstein obispo de 
Lubu es elegido rey de Soeeia. El 28 de agosto tratado de Aoa 
entre Rusos y Suecos. El conde de Goltotvartb general de los 
Auslriacios entra en Egra el dia 7 de diciembre. Tbamas^Kou. 
li-kap ataca á los Turcos sin resoltado. Una revohicioo en Per- 
sia le obliga á regresar. Ei almirante Knoobbles sucede á Ver- 
non eo el mando de la escjuadra inglesa; atacft la Guarra y Puer 
to Cabello j ambas empresais le salen desgraciadas. Es también 
desgraciada otra espedidon inglesa contra La iala Gomera una 
de las Canarias. 

1744. Combate naval, entre el almirante inglés Mátthew y 
Mr. de Court comandante de las armadas española y francesa; 
delante de Tolón cujro resultado fué quedar libres para la 
Francia y Espaüía .aquellos mares. El 4 de marzo el rey de 
Francia declara la guerra á Haría Teresa, y el 26 de abril á loa 
Ingleses. Los Españoles entran en Nuca el 15. £1 príncipe de 
Conli loma Y ¡llafraoca de Italia. £1 14 de junta Luis XV» toma 



TABLA» GRONOLÓGICAfti 447 

]n ciadades de Bfienífi y de Iprea. £1 19 de julio el príocipe de 
Gooli se apodera del castillo del Delfín en el PíamoDte. El 39 
los Austríacos cntrao eo. Alsacia. Luis XV cae peligrosamente 
eofermo el 8 de agoa4o. £1 i7 el príncipe de Gonti toma e^ 
fuerte de Demon* £1 19 sale de peligro el rey de Francia. £1 
rey de Prusia se alia cod el emperador Carlos Vil. £1 & de se* 
tiembre el ejército prusiano derrota á loa Austríacos cerca de 
Praga. £1 16 el rej de Prusia ae apodera de Praga. El 30 los £&- 
pañoles vencen en-Cer deña al ejército de Goni. £1 conde de San 
Germán recobra á Munich el dia 14 de octubre. A principios 
(le noviembre la guarnición bolandesa evacúa el fuerte de 
Embden en Obstfrise. £1 dia 7 Luis XY entra en Friburgo <n 
Suaria y hace derribar las fortificaciones. £1 22 Garlos VII hace 
su entrada en Municb. El 27 el rey de Prusia sale de Praga pa. 
ra defender la Silesia contra los Austríacos» £1 18 de diciem- 
bre se celebra el mutrinionio de Luis delfín de Francia con la 
infanta María Teresa, hija de Felipe V. Los Torcos derrotan á 
Thamas-kouli'kan y ponen sitio á la ciudad de Kars, 

1745. Tratado de Varsovía entre el Austria,, la Inglaterra, las 
Provincias Unidas y la Sajonia el día 8 de enero. £1 20 muere 
el emperador Garlos VII ; su hijo Maximiliano José es elector 
de Ba viera , después de él. Hermosa retirada de los Franceses 
en Plaffenboven el dia 16 de marzo. Los Austríacos se apode* 
ran de Munich el 15 de abril. Pac entre el elecU>r de Baviera y 
la reina de Hungría. El.ii de mayo el mariscal de Sajonia der- 
rota á los altados en.Fontenoy. £1 rey de Prusia vence á los 
Austríacos en Friedb/erg. El. 26 los Ingleses toman de los Fr^nr 
ceses la isja Re^ en.An^érioa. Los Españolas y Franceses pe- 
netran en Italia ; Genova se reúne á ellos. A fines, de agosto-, 
Eduardo Sluardo, hijo mayor de Jaoobo III desembarca en Es- 
cocia y hace proclamar á &6 padre rey de Escocia y de Irlanda. 
Francisco Estévan de Lorena grao duque de Toscana es elegido 
emperador bajo el nombre de Francisco I, el dia 13 de setiemr 
bre. El dia 27 Dop Felipe derrota al rey de Cercleña y á los 
Anslriacos en la batalla de Tanaro, Los Ingleses bombardean 
las costas de Genova^ y sostienen á los Corsos en su rebelión. 
El 3o de setiembre el rc^ de Prusia derrota en Prandwttz , al 
príncipe Garlos general de los Austríacos^ El 2 de octubre el 
príocipe Eduardo deliróla en Escocia en la< batalla de Prcston- 



448 HlSTOaiA BE ESPARA. 

paus al general inglés Cope. El 9 de noviembre Luis XV entr» 
en )a ciodad de Hat en Hainoul. El 17 los rebeldes de Córcega, 
toman la ciudad de Bastía , de la que son arrojados por los 
Genoveses. El 26 d príncipe Eduardo toma la ciudad úefiaLrlls- 
le. En diciembre el rey de Prusia derrota á los Sajones. El 16 
los Españoles mandados por el conde de Gages se apoderan de 
Milán. El 18 se apoderan de Dresde. El 2S hacen la paz con 
Hungría, y reconocen á Francisco I por emperador de Austria. 
£1 duque de Cumberland , vuelve á recobrar de Eduardo la 
ciudad de Carlfsle* 

1746. El 28 de enero, el príncipe Eduardo derrota á los In- 
gleses en Falkirk. Tratado de paz entre los Turcos y Thamas- 
kouli*kan. El 20 de febrero el mariscal de Sajonia , toma Bru' 
selas. El rey de Cerdena recobra Asti. Guastalla, Casal y Parata 
vuelven á caer en poder de los Austríacos. Derrota del prín- 
cipe Eduardo en CuHoden el dia 27 de abril por cuyas resultas 
regresa á Italia. El 19 de mayo ios Franceses entran en Ambe^ 
res. El 15 de junio los Franceses y Españoles son derrotados 
por los Austríacos cerca de Plasencia. El dia 9 de julio muere 
Felipe V rey de España , llamado el Animoso á los sesenta y 
tres años de edad y cuarenta y seis de reinado, falleció de 
apoplegía. Sucédele Fernando VI so hijo. El 10 de julio el 
prím;ipe de Conli entra en Mons. El 22 muere la delfina María 
Teresa , infanta de España. El 2 de agosto el príncipe de? Conti 
entra en Charleroi. El 10 los Españoles y Franceses derrotan 
á tos Austríacos en la batalla de Tidon en Italia. El 6 de setiem- 
bre el marqués deBotta, general de los Austríacos se apodera 
de Genova. El 19 el príncipe de Gonti , toma á Nemurs. El 21 
Mr. de la Bourdonay derrota á los Ingleses en las Indiars y íes 
toma Madras. El 11 de octubre el mariscal de Sajonia derrota 
á los Austríacos , Ingleses y Holandeses en Raucoux. Rl 28 ter. 
remoto en el Perú. El 30 de noviembre los Españoles y Pía- 
monteses entran en Provenza. El 15 de diciembre, el príncipe 
de Anhalt-Dessau general del rey de Prusia , derrota al prín- 
cipe Carlos en Kesseldorff. Los Austríacos son arrojados de 

Genova. ^ ^ , . . 

1747. Fernando VI rey de España pone por genera! del ejer- 
cito de Italia al marqués de la Mina , en vez de Gages y Caste- 
lar. El dia 10 de enero , se casa el Delfin con María Josefa de 



TAftIiAfi CttONOIiÓOieAíS. ■&40 

SajoDÍa , hija de Angosto II rey de Polooia; £i mariscal de Be** 
Ile-Isle arroja á los Austríacos de la Proven za. En el mes de 
abril ios Franceses conquistan la Flandes holandesa. £1 .2& Gui- 
llermo Garlos Enrique Frissnn dé Nassaa-Dieté \ príncipe de 
Oraoge , es elegido eslatudtir. £114 de mayo el almirante in* 
glés Anson , es derrotado pov Mr. de la. Jonquiere en el cabo 
de Finisterre. £1 20 de junio , es asesinado Thamas'kouli-kan, 
llamada igualmente Schah-Nadir , rey de Persia, Su sobrino 
A^ii se hace proclamar rey, bajo el nombre de AdeNSchab. Ah- 
med general de Thamas-kouli-k^n se' apodera de Gandabar. 
Muerte de Mabomed-Schah , gran mogoL Su hijo Ahnied- 
Schah le sucede. £1 2 de junio el duque de Gqmberland general 
délos aliados es derrotado en Laufeldt por el rey óa, Fraacla 
y el mariscal de Sajón ia. El 19 el caballero de Belle-Isle al 
Frente de los Franceses ataca los atrincheramientos de Exi* 
lies y muere en la demanda. £1.16 de setiembre el conde de 
Lowendal toma á Berg-op-Zoom. El 22 de noviembre el esta- 
Laderato es hecho hereditario eo la casa de ITfasaau-Dietz- 
3raoge. 

17A8. Tiénese en el mes de npar^ el congreso dQ Atx*la-Cha. 
3elJe. Adel-Scbah , rey de, Persia , es vencido por su hermano 
brahim, quien le hace sacar los ojos y se apodera .del trpno. 
i^ombate naval del 12 de octubre entre las escuadras delugla- 
ierra y de España cerca de la Habana en América. El 16 los In- 
gleses levantan el sitio de Pondichery. El dia 17 reconocido 
1 senado de Genova , al duque de Richelieu , le declara noble 
¡enovés , como también á su hijo el duque de Agenois^ El 18 
efírraa el tratado de paz eo Aíx-Ia-Ghapelle entre las póten- 
las europeas. Dase fín con esta paz á la guerra de la sucesión 
usXr'iskca Mamada guerra pragmática» 

1749. Erupción del Vesubio el día 5 de junio. Conjuración 
escubíerta en Malta. El mes de julio se descubre otra cons- 
iracion en Berna contra el gobierno. El 5 de agosto los Fran- 
eses de Pondicheri derrotan al príncipe de Areate , y se hacen 
oderosos en la India como los Ingleses. Descubrimiento d^l 
[erculano sepultado desde mas de mil seiscientos años atrás. 
1 marqués de la Ensenada es colega en el ministerio de Car- 
ajal. Fernando VI está decidido para la paz. Matrimonio del 
!^y de Cerdeña con la infanta Doña María Antonia , hermana 

TOMO X. 29 



460 «ISTOBIA 1»R BSíPAftA. 

tie S* M. Católica. Priacífyio de \m negodacioded defispaaacoo 
Inglaterra para ei sosten de la paz. 

1760. fi! 16 de enero tratado eotre España j Portugal respt 
Ko á las posesiones de Amértea. El si de jalio muere J«anT, 
Tey de Portugal. José sn hijo le sucede. En el mes -de octubre 
se firma el tratado de comercio entre BspaHa é fogJaderra. Res- 
tablécense con él los derechos mercantiles de los Ingleses so- 
lare el mismo pie que tenían en tíetnpo de Garlos IL Los la^ 
aes renuncian con este tratado al del Miento» En noviembre 
Luis XV da nn edicto para crear una nobleza mrlttar. £1911 
mnere Mauricio deSajonia , mariscal de Francia. £1 15 de # 
oiembre Mr. de la Tonche gefe de Franceses de Pondícber; 
derrota á Naeercingar usurpador del reino de Golconda y re 
pone en el trono á su sobrino Muzacereingoe 

1751. El 80 de marzo mweiie Federico Ln» áé Brunsvieb^ 
anower príncipe de Gales. El 5 de abril muere Federico I rey* 
Suecia y landgrave de Hesse-C^tsse) ; su hermanó GuUlennoi^ 
sucede en el landgravato. Adolfo Federico de Holstein^tto^ 
sube al trono de Suecia. En la noche del 13 al 14 de setiembH 
nace el duque de Borgoña hijo maj^or del Delfín. El 22 deoeti 



5 



lH*e muere Guillermo de Nassau estatudet* de Holanda; sohi, 
Guillermo V reina después de él, bajo la regencia de su nadJ 
Ana de Inglaterra. Tratado de paz entre la Holanda y el njÁ 
Marruecos. El 14 de noviembre el parlamento de Inglaterra á 
un decreto para adoptar el calendario Gregoriano. Victoria (h 
Taimouras príncipe de Georgia contra los pretendientes il 
trono de Persia. Disturbios del jansenismo en Francia. Fod<í» 
eion de la escuela militar en Francia. Piérdese este aio la co- 
secha de Andalucía á la que se sigue una hambre horroro» 
Tratado entre la España, el Austria y la Gerdeña para megarar 
la tranquilidad de Italia. 

1753. Horrible incendio en Constantinopla. Chank nieto d« 
Thamas^kouli-kan reina en Khorasan. Prepáranse en los pi^ 
tos de España muchas fuerzas navales para perseguir á los pi- 
ratas berberiscos. 

176S. Los Indios se rebelan en el Paraguay el mea de febrcf» 
Establecimiento de! museo de Londres. Los Moros siliafli 
Ceuta en África y los Españoles los derrotan. 

1754. Muerte de! ministro de estado Don José Carvajal. So* 



HkBLA0 Cm«N0IÁGIGA8. 4&1 

eédtl^ el ingle» Don Ricardo WaU. Lot Indíb» son ddnrotados 
por los PoriúgütetiéWeú el Pirragoaj' en el ineii de ál>ril y firma a 
ia paz. Caída'' dfll mmUtror Buseoada. El 33 de agoBto nace el 
daqae deBerrí hijo del DelOn, después toy deFrancía bajo el 
Dombre>de L\t\9 IX VL Tehrewaoto en €otistai>(inopíft j «n el 
Cairo. Indendio enr esta ül^riwa ciudad. Fedei^íco prÍDOípa l^er/e- 
[litarlo de Hesse-Cassel abrasa el.dálüHcisttQ.El fó de dkQicói- 
!)re miiepe ftfftbomel V emperador de ' k)$ Turcos» Odiiia<i II, 
¡lijo de Mustafá 11 le sueede. t^iterra esli^eilos Irkgl«»esí y Fras. 
^ses en'siis colAtí¡aé< i 'i-í-, i. !' .. • 

175á» £statiIecjiAtiento de ui» unliveraidad eti MoftcOtn.el'día 
^ de mayo; Los Franceses derrotas á.lds Ik>gleaea en. Virginia, 
!»ero rebiben'di^efsas derrotasi én'el Onadó; £1 ^bá^ete frail- 
ees v ¡en dd"^i>e p(^r medio .de<su' embajadora España «I chiq/i^ 
k OuPas 'i>o> po(Kaí élcanzar !nada para «rmr las cortes de Mh- 
liríd y del Tersalles envía eir^vejs de él á sünK«ger..£l alcbirao- 
te íiigl^a Bos^a'wefi toma dos obvios franceses eb elCatiadá. Bl 
l^' de novienábi^e un lerremaU^ destrn)^ Lidiotiy denrite é fie- 
iubal ed £i^pi|liaitTec y Méqoinítinzaidn Ajírica>iyrteogulltíAiba 
|)6!blacibn>'de{ éraitiei^ •óer.ca'dé Marraedos»; fi1</3>4$ dkmiblliie 
tiubt^tt'itvei^ddioibtj ef^Gairúl Oinenífa die^ArgldroOiiUa THpc^ty 
niñez. Adi«Á>et' kcibeltornó dddroa'Afghanadevissia' t»iPec«ia'4 tAtl- 
méi^'taAse^ 4tf^ fdVrz&s de P^seuil PiaoUoomaBdanAe át-hob re- 
Mdes d<^ la isla dd >C6rdega. i -; - '¡Wih. [•) ,■• .^• 

' 175e.'LtM F^^tfnbeséfr hacen pdsar fthf)p«a>á^£ór/Cftga.iEi «rey de 
N«sia<rehiifca hicdrona de «Córcega qire le ofreció» ios ^'«bej- 
ÍB$; EINO'deetiéro se adian les reyes de Prnsia y de.to^l^rrj. 
^s tropas españolas y portuguesas derrotan á los Iadi0ws,en.<el 
Paraguay. El 2 de naáyo tratado de alíanra ebtre Lais XV ly Ja 
^peratrix* La ti^^laterra deobra la gnerráiá la Francia eAxIia 
<7 de mayo. &%^ ^tio principia /)a..cdkbi*Q gulerra de ios aiole 
fños • tomaron parte en ella todas. b» potencias de £u)l*«tp& i«a- 
«pto Dinavn^rrea , Turquia , Holanda é Kaflia. El alroiriMile f o* 
;)éstJmgs íes derrotado por los Franceses cerca de p^ierlo 
laiiovi. El SS de janié el duque de Richeliea se apodera^de 
huerto Mabon. £1 marqués de Áfontraled toma lo» fiuertee. de 
^onegneo y Osvego en e4 Canadá. El 29 de agosto el re^ de 
^rosía en^tra en Sajonia y toma Leipsick. £1 elector de 3aJ0flíia 
«y de Polonia sale de Dresde, y el rey dé Prusia se apodera de 



452 WSTÓ»A^ »B EMPAVA, 

«sta ciodad. BalallQ de UmoMt.en Bohemia , enlre e^, rey de 
Prasia y los Austriacoi; ifiwda inctota la.vict^^, El ^r<l»^ 
«aj<Mi se rinde al rey deiPPtíaia. £1 itey.AugiwtíO 5<^ petjra éxíoío 
nia. El barón dclíeaboffv queseJlamaba rey deí-G^rc^^pw* 
Te eocarcektdo en Londres el »«a do dicletiibr<s. U*lino|»sde 
Argel y de Trípoli toman y saquean Tilnez^ el Bebird^ fsta 
ciudad se refugia á Malta- Kl.nabab de Bengala ai'rojahíteO»!- 
cuta á los Ingleses. La Frangid s iaSoisia , aa'.SMoia , Í^^Saj^- 
nia y el Austria se ligan contra ia Prusia. • . 

1757. El 5 de enero un asesino llamado íDatoiaB»»K»Ua4a 
irida de Luis XV , quien soloi sale léweUMéÉeiditírWtt^i EU4 de 
marzo es fusilado el almirante iVkftg como <0o«|itiwiofl,! Rl 21 
4e abril los Ingleses pnetósaná lagit»rf<iciooifeíél>íiwfiid#i(*aor 
liernegor en Pengala á cripitutor. Elaiide afcíriJ„k»íi m^ií^át : 
Pmsia y de Bohemia iéterroíjanfá Jas. ViiM«w^ti<».:íA «6 f^l^íjll^ 
son derrotados Cambien (Z;iséBhergfieef*9'de,Pf&gai.»?.M]3íe ju- 
nio el Goitde de* I^im general /de M)Au$ti9Í«eo»!4«fffK4^'^l^«J 
de Prosia en CMbielmtE^*Boblnilía4 fil Hty^t^fAmti^Ui^ 
el sitio de Pr^iga.^ »rf^retíra^áliSaí•n|•ia^' Íixi%i1ir,9iíf»f^i loi4«(t,i 
fibden en «lOfesfelsoeldia rÜe jblw.: £1 fit IfcwárttfcCQitíi^*! i 
Mesnel en las fronterasideíBmwtói B* flfilOo jttlioil5ÍiW«íl¡wal:* 
Eátrees derrota al Duqueú^^ CedibMawlti^£ll»MÓyAi% E|. 4^ 
gide agosto ttoterrenrotóíd^slrttyeíl^Ptefdfí Sirp<í«»»*^ Wjí^ dd 
mismo mes el Marqués de Moncalm:^L&'<;»»lt)d0 Jíoé^ Qmsiáieft 
«es tdmaá lostófetesea eUoerfceJougeííBlí «riwoAídkloftíEipn 
ceses toma» flaboéver» y mucbas «tr»ft(ipla*a^.fi^R{8«ítwiB*)rp 
los Suecos invaden ¡fe Ptomeraniapruíáaoa.fíifcQ d^ootMbreoa 
-«e el conde de Trinis, quinto bii» del DeitilD. El ie«»(geliieral 
austríaco HaddldD «trtBaeniBoisUli. El 4» 29 roteree^ aullan 
OsAiati II ompépador detósTnlwséSí; Mwftafá .UI bií«,^eA<á»- 
«iet4II 4e's«tt«*tií BU5 4e>nolvttiqib«é'd :Rey de Prusi»: aterróte 
-en iBíosbacb akPríot^p^ diaiS«U»ia2gteno6aFlidc los'fi'ira^ce^e». El 
22 d príncipe GárkMí gebeaítíl d^ toa.^irst^^iewi jdieiiíiítii ák» 
Prusianos y «e apodera; déiBreÜautjMberlM idb MuWjtrAbdaiia 
rey de Marrtíicttoe'pi'íncipe nMf)y:bPi>eJbi.iW^hdfnetsü!hü%^ su- 
cede. El 5 de dicietobre-el 'ptUná^.C^rk» t^ dfl^^rP^lf<lo|>o^^^ 
Rey dePrusia cerca deHreslau- IiOfcr.Hr*iid8i»o8 r^ceibwm.íaa»' 
dad de Bresiau y parte dé latSüesia.'.Jose 1 rey de P^lug» 
proscribe álos jesuítas de su p^^écio y tes prohibe el eoofesar 



TABLAS CRONOLÓGICAS. h&Í 

Prankim Inventa los para-rayo^. Los sabios de la academia de 
^iefycias'de París redactan la carta de Fraücia. El Emperador 
Je Mai^ruecos junta un ejército de seis mil hombres , marcha 
»nlra Ceuta , y no se atreve á atacarla. 

1758. El 22 de enero los Rusos toman á Konigsberg capital 
ie Prosia. El Díiqüe de Dos Puentes abraza la religión católica 
"omana y deja á sos subditos la libertad de conciencia. El & de 
Bayo muere el papa Benito XIY. El rey de Prosia sitia á Hol- 
nutz en Moravia. Los Ingleses toman á los Franceses el fuerte 
jUÍs del Senegal en África. El 2 de junio los Franceses toman 

I ios Ingleses el fuerte de San David , cerca de Pondichery» £Í 
» los Ingleses hacen una incursión en Bretaña en el Canadá , y 
e retiran al cabo de cinco dias. El 12 muere Guillermo Au- 
;osto príncipe Real dePrusia. El 23 los Hannoverianos derro- 
an en Creveit al Conde deClermont, general de los Franceses. 

II 2 de juKo el mariscal conde de Daun hace levantar el sitió- 
le Holmutz , y persigue á los Prusianos. El 6 el cardenal Car- 
os Rezonico, veneciano, es elegido papa bajo el nombre de 
:ieraenteX[II..EI 8 el Marqués de Moncalm derrota á los In- 
jleses cerca del lagoChamplain^ en el Canadá. El 29 el Duque 
leBroglie derrota á los Hannoverianos en Sundershaussen. EP 
6 los Ingleses se apoderan de Cherburgo en Normandia; pero 
even precisados á retirarse al cabo de 8 dias. El 21 el Rey de 
'rusia es puesto bajo la ley del imperio. El 21 y el 26 el gen e- 
bI ruso Fennet derrota á los Prusianos. El 27 muere Mari» 
lagdalena Josefa Barba de Braganza, hija de Juan V rey de Por- 
ngal, reina de España y esposa del rey Fernando VI. El 24 de 
etienibre tos Ingleses desembarcan en San Briack en Bretaña, 

I (loque díe Aiguillon les precisa á retirarse. El 10 de octubre 
I Príncipe deSouvia derrota á los Hannoverianos y á los Esots 
n Lutemberg cerca de Caselt. £1 14 el mariscal Conde de 
^tin derrota al Rey de Prusia en la batalla Hoch'Rirchen en 
«usacia. El 10 de noviembre se acerca á Dresde, cuyo gober- 
ador hace pegar fuego á los arrabales ; el conde de Daun se 
etira á Bohemia. Unos asesinos hieren á José rey de Portugal 
I día 3 de diciembre. El 28 los Ingleses toman á los Franceses 
1 isla dé Gorea en África. Los cruceros de España apresan un 
avío de línea corsario berberisco. 
17*9. El 2 de enero el maHscal de Souvia pone en Fraoofort 



454 HIATOAIA 0E CSPAKA. 

uoa guarDÍcion francesa. £1 1 el Papa prohibe á los ecksíá&l]- 
oo» asistir á las representaciones teatrales. £1 8 el Rej de Polo- 
nia da á su hijo Carlos Cristiano José de Sajonia los ducados 
deCurlandia j de Semtgalle. Los Prusianos ejercen actos de 
hostilidad en el ducado de Maklemburgo que era neutral. El 
ÍS de febrero los Franceses levantan el sitio de Madras en las 
Indias Orientales. Los Ingleses se apoderan de Surate. Bl 13 de 
abril el Duque de Broglie derrota en Berghen , cerca de Fraoc- 
fort al príncipe Fernando de Brunswick , general de los Hao- 
noverianos. Los Ingleses toman ó los Franceses la isla de Gua- 
dalupe. En el mes de junio Luis XV espide un edicto inslilD- 
yendo una orden de mérito militar. Muerte de Jacobo Sheiie, 
arrendador de Irlanda á la edad deciento treinta y seis años. 
El 3 de julio ios Ingleses bombardean la ciudad de Abu sin mu- 
cho gasto. £1 conde Saltikow general ruso derrota á los Pru- 
sianos en Polonia cerca de Zulitchan. £1 1." de agosto el maris- 
cal de Cootades , general de los Franceses , es derrotado en 
Todenhausen en Westfalia , por el príncipe Fernando de 
Brunswick. El 10 muere Fernando VI rey de España , dejando 
un^^ofnerdo floreciente y una escuadra en estado de servicio 
de cuarenta y nueve navios de línea y veinte y uua fragatas ;í 
su reinado se deben los viajes de Ortega , Bowles , Vecier, Bur- 
riel y Valdeflores ; la academia de buenas letras de Sevilla, ios 
estudios de guardias marinas de Cádix y el Ferrol , y las forti- 
ficaciones de esta plaza y la de Figueras , el Real observatorio 
de Cádiz, la academia de bellas artes de Madrid, y otras ma- 
chas bellezas de España. Carlos III su hijo le sucede. £1 12 los 
Rusos y los Austríacos ddrrotan al rey de Prusía cerca de Co- 
nesdorf. £1 3 de setiembre el Rey de Portugal destierra á los 
jesuítas de sus estados. £1 15 el Duque de Dos Puentes toma 
Dresde á los Prusianos. £1 ÍO, combate naval cerca de la costa 
de Goro»ian^l entre el almirante inglés Pacock y Mr. Dbacbe 
gefe de la escuadra francesa. £1 mismo óia los Hannoveriaoos 
toman Manpurgo á ios Franceses. £1 18 de setiembre losJo* 
gleses entran en Quebeck. £1 21 el Duque de Dos Puentes, ge- 
neral <ie los Imperiales derrota á los Prusianos cerca de Afeis- 
sen. £1 LQ de octubre los Indios del Paraguay son vencidos 
por los Españoles y los Portugueses. £1 5 el príncipe FeroBO^ 
tercer bjjo ile Don Carlos , de edad de 18 anos es f roclamado 



ny de Nápotos y de Sicilia. El 2tO' d« noviembre el Conde de 
Dauft derrotA ooBipletaaiente é Icmb Prtiaiano» en la batalla de 
MacsQA en Scyunia. £1 mlanio dia eA almirante inglés Hawker 
éerrota cepca de Bella- Isla á la escuadra francesa mandada por 
Mr. CouflaíBS. Mahomel Hasan <|ue gobernaba en Persia pere» 
ce en un eowbale; Keríofi le sucede. I&mael nieto de Soba Hu-^ 
«ein eonsepTa el título de rey. 

i760. Gran fría en el norte de Europa. £1 estrecho de Sqnd 
se hiela. £1 Sá de mano , tratado entre «I Rey de Francia y el 
éfí Gerdena. Bl 23 de junio Laudon , general de loa Austriacot 
derrota k los Prusianoa en Landbust. fil d de julio la Princesa 
del Brasil;, heredera de Portugal, se casa con Don Pedro sit 
tío. El U ei mariscal de Broglie al frente de loa Francesest 
derrota aft Príncipe de Brunswick en Gorbacb. £1 Rey de Pru* 
lia , sitia á Dresde ún resultado. £1 i5 de agosto el general 
lauden es derrotado por el príncipe Enrique, hermano del 
Re^ de Pfuala en Leignilc. £1 9 de setiembre los Ingleses se 
keeo dueños de lodo el Canadá. £1 d de. octubre loa Austria* 
toa y Rusos ocupaoi la plan de Berlin*£M6 el ri arquea de Casr» 
Irlos general de Ijos Franceses derrota al Príncipe de Bruns-^ 
wick en Rhinber. £1 36 muere Jorge U rey de Inglaterra y 
tiecior de Hannóver ; Jorge III su oietn. , le sucede» £1 8 de 
•evtembre el mariscal Conde de Dann derrota al Rey de Pru* 
tía en Torgau. fiatablecimiento de la pequeña posta en Paria. 
Carlos UI rey de fiapafia asegura en su tercer hijo Fernand» 
^ SDcesioD á la corona de las Dos SLdlias.. 

176i. El i5 de enero los Ingleses se hacen dueños de Pondi- 
chery. Fin de la pujafrza de los Franceses en la India* El 9i loa 
Franceses derrotan al Príncipe <ie Brunswick en Grunberg. £) 
12 de marzo , muere «I Duque de Borgona , hijo mayor de loa 
bijos del Delfia. £1 5 de junio, paso de Venus sobre el Sol. El 
( los Ingleses toman á los Francesej la Dominica. El i5 de 
agosto, tratado entre el rey de Francia y el de España , bajo el 
nombre ée pacto ds familia* En la noche del SO de setiembre 
e) barón de Laudon se apodera de Schweidnitz , en Silesia. £1 
16 de diciembre , los Rosos toman Colberg en la Pomeraoia* 
Ismael titulado Rey de Persta es asesinado. Kerim toma toda 
^ autoridad. El Rey de Ceylan se letanta contra loa Holanda* 
sesdesuísla. 



450 tflSTOBIA »B Bt»AJfA. 

: 1762. El día 2 de enero el rey de Inglaterra declara la gue^ 
f a á la España. El 5 muere la emperatriz de Rusta , Isabel Pe- 
trowna , hija de Pedro el Grande. El Duque de Holstetn*6ot- 
torp , sn sol>rino , reina después de ella bajo el nombre de 
Pedro III. El 5 de mayo este firma paz con el Rey de Prusia y 
llama á todos los desterrados. En febrero los Ingleses toman á 
los Franceses la Martinica. En el mes de abril paz éntrelos 
Suecos y los Prusianos , firmada en Hamburgo. Los Españoles 
tioman raucbas plazas en Portugal. El 9 de julio el czar Pe- 
dro III es destronado. La emperatriz su muger le sncede bajo 
el nombre de Catalina IL Muerte de este Príncipe : sedada si 
fué envenenado. El 6 de agosto los parlamentos de Francia 
prohiben á los jesu i tas llevar el hábito de la sociedad. El 30 los 
Franceses derrotan á los aliados en Konigsberg. El 31 los In- 
gleses toman á los Españoles la Habana en América. £1 9 de 
octubre el Rey de Prusia toma la ciudad de Schweinitz en Si- 
lesia. El 1." de noviembre Cassel cae en poder de los aliados. 
El 3 se hacen los preliminares de la paz. Los Ingleses atacan 
la colonia del Sacramento , y son rechazados por los Españo- 
les. El día 15 cesan las hostilidades. La ciudad de Delhi capital I 
del Indostan es saqueada por Alunet rey de Candahar. j 

1762^. Devuélvese el ducado de Cu rían día á Juan de Yéreo 
el dia 22 de enero. El 10 de febrero tratado de paz firmado en 
Pafris, entre la Francia , la España , Inglaterra y Portugal; coa 
ella cedió la Francia á la Inglaterra la isla de cabo Bretón, la 
Nueva Escocia , el Canadá , el oriente del Misisipí , todas i as is 
las é islotes del río de San Lorenzo, la Dominica, la isla de 
San Vicente, la de Tabago, los establecimientos del Senegal, 
los de Bengala; y además se obligó á demoler todas kisforiifi- 
eaciones de Dnnquerque : las demás potencias se devolvieron 
Iqs conquistas que habían hecho. £1 15 tratado de paz firmado 
en Hubersbourg entre la emperatriz reina de HungtM'a y de 
Bohemia > y el rey de Prusia. £1 mismo dia el rey de Prasia 
volvió igualmente sus estados al elector de Sajón ia rey de Po- 
lonia. Combate entre los rebelde s de Córcega y los Genoveses 
el dia 5 de octubre. Muerte de Federico Augusto rey de Polo- 
nia el dia 5 de octubre. £n el mismo dia el nabab Gosin-Hali- 
kan es derrotado por.los Ingleses en Bengala , quienes ponen 
en su lugar á Jaffier-Hali-kan. Creación del magnífico colegio 



TABLAS CROINOLÓGICAM. iSt 

de Segovía para tiutruccioo de los oficiales de artrlfería, y es* 
tablecimiento de las academias militares para la instrucciorr 
de ca deles en Barcelona , Cádiz , Oran y Ceuta. 

176^. £1 27 de marzo el archiduque José, hijo mayor del 
Emperador es elegido Rey de los Romanos. £1 clero de Rusia 
entrega todos sus düminíós á la Emperatriz , quien le seSala 
peosioDes sobre el gobierno. £1 6 de setiembre los Rusos hacen 
elegir á Estanislao Poniatowski rey de Polonia bajo el nombre 
de Estanislao Augusto. Luis XV pone la primera piedra de la 
iglesia de Santa Genoveva de Paris llamada el Panteón, En el 
mes de noviembre anula la orden de los jesuitas en sus esta« 
dos. El Marqués de Grimaldi sucede al del Wall en el ministe- 
rio de España. 

1765. £1 18 de julio muere el infante Don Felipe duque de 
Parma ; Fernando María su hijo le sucede. El 18 de agosto 
muere el enbperador Francisco Estévan de Lorena gran duque 
de Toscana ; José II su hijo le sucede. Pedro Leopoldo herma- 
no de José es gran duque de Toscana. £1 lord Clive á la frente 
de los Ingleses se apodera de Bengala. El 1 1 de noviembre son 
presos en Bretaña MM. de la Chalotais padre é hijo como á se- 
diciosos; se lo^ destierra. Las colonias inglesas de América re- 
husan someterse á nuevos impuestos. El 20 de diciembre mue- 
re el Delfín. El rey de Francia envia tropas á Córcega en 
socorro de los Genoveses. El 31 de diciembre el rey de Polonia 
da la investidura do los ducados de Curian día y de Sernigállo 
al duque de Virena. Don Antonio Barceló con su escuadra en 
el Mediterráneo, y Diego de Torres con la suya, persiguen á 
los piratas , les hacen muchas presas y les ahuyentan de 8U& 
puertos. 

1766. Jacobo Stuardo, hijo de Jacobo II rey de Inglaterra , 
muere en Roma. £1 24 de febrero , muere Estanislao Zeczinski 
>*ey tutelar de Polonia, duque de Lorena y de Bar. El 8 de mar- 
zo Guillermo y de Nassau, estatuder de las Provincias unidas 
es colocado en sus dignidades. El 5 de julio muere Isabel Fap* 
nesio, reina viuda de España. Victoria del lord Clive sóbrelos 
Indios. El Rey de Candi cede á los Holandeses la soberanía de 
(Mellan. £1 general Iiali es decapitado en Paris por haber devuel- 
to á Pondichery. Grande asonada en Madrid el dia 26 de mar- 
*o con el grito de / f^^va el Rey r muera Esqatlache I Oyéronse 



4^ «i9T0ftu wm BtviJrA. 

taipbieD lo» gritos út ¡ f^iva Inglaterra x muera Francial aña- 
di^ndo el prcivf^rbio (esfMAoi 

Con todo el muDdo gaerra 
Y paz coD Inglaterra. 

Hujre Carlos III á Aranjuez , j destituye á Esquiiache , nom- 
brando en su lugar á Don Miguel Muzquis. Don Aotonío Bar- 
celó persigue ínoesanlemente á los corsarios berberiscos. 

7767, £1 18 de marzo muere la delfína María Josefa de Sajo- 
nía, £1 22 dt! abril el Rey de España quita la orden de los Jesai- 
tas en su reino, y son estos expulsados sin permitirles llevar 
consigo, roas que el Breviario ^ el equipaje necesario para ves- 
tirse y el dinero que tenian , con tal que declarasen la suma: 
fueron embarcados y conducidos á Civitavecbia. £1 23 se firma 
el tratado de Copen ha^e entre la Suisa y la Dinamarca. Los 
Rusos ejercen violencias en la dieta de Polonia. Los ingleses 
hacen la guerra á Hyderaly soberano de Mysore. 

1768. En enero el papa Clemente XIII da un breve contra el 
'oCianteD. Felipe duque de Parma , tocante á las inmunidades 
fsclesiásticas. Tratado de Varsovia entre la Rusia y la Polooia 
el día 2& de febrero. £1 1& dettiayo larepiibliea de Genova cede 
U isla de Córcega á ta Francia. £1 97 tratado de Gottor. La ca- 
sa de Holstein reconoce independíente la ciudad de Hambur- 
go. El 34 de junio muere María Carlota Sofia Felicidad Leczi- 
nski reina de Francia. £1 31 de octubre Cristerno Vil rey de 
Dinamarca va á París como viajero bajo el nombre de Troven- 
dalt. £1 7 de diciembre regresa á sus estados. Confederacioa 
de los católicos en Polonia : los Rusos los derrotan. Los Turcos 
se declaran por ellos y hacen la guerra á la Rusia^Los Turcos 
derrotan á los montenegrinos. Los jesuítas son proscritos de 
Parma, de Malta y del reino de Ñapóles. Toda la familia de 
los Borbones sostiene á Fernando duque de Parma en la lucba 
con el Papa. Adolfo Federico rey de Suecta abdica la corona el 
16 de diciembre. £1 i9 consiente en volver á subir al trono. 

1769. £1 13 de febrero muere el papa Clemente XIII. £1 1^ 
de mayo Laorencio Ganganelli le sucede bajo el nombre de 
Clemente XIV. £1 ISde junio paso de Venus sobre el sol. £113 
de junio Pascual Paoli abandona enteramente la Córcega y se 
refugia ea Inglaterra. £1 15 de agosto nace en Ajaooto ea Gó>" 



TAIMJLM C119NOU9GICAA* 4M 

cega Kapoleon Bor^ipiirte. AparicíoD de un comeU cuya cola 
tenía nóvenla grados. £1 18 la e&plosion de un alnaaceo de pól« 
vora hace p(;recer á dos mil personas en Persía. Loa Easos de^ 
rotao á los Turcos y se apoderan de la Moldavia y de la Va* 
lakia. El rey de Marruecos toma la dudad de Mazagan á los 
Portugueses. Hydevali precisa ¿ los Ingleses á firmar la paz* 
Ochocientos roii indios perecen por el hambre en Calcuta y eo 
Bengala. Los Españoles toman posesión de la Luisiana« 

1770. El 6 de abril la compañía de las Indias de Francia es 
derrotada. Libertad del comercio marítimo, £1 12 de abril el 
papa Clemente XIY termina la diferencia de la Santa Sede con 
el Portugal. Poivre intendente de la isla de Borbon transporta 
á las Molucaa el algarroba y la núes noscada. £1 10 de mayo el 
Del6n se casa con María Antoníeta archiduquesa de Austria. 
£1 17 de julio los Turcos recobran la Moldavia y la Yalakia. Su 
flota es destruida por el conde Alejo Orlow en el puerto de 
Tehsniee. El 18 el general ruso Romaozow derrota al gran VL 
sir y toma la ciudad de Vender. Ali-bey gobernador turco del 
£|;ipto se apodera de esta comarca, £1 24 de diciembre es des* 
terrado el Duque de Choysenl ministro de negocios estranje* 
ros en Francia. Se establecen en Madrid los estudios de San 
Isidra Cérica III manda formar una junta para conocer la si- 
tuación del ejército y completar el numero de soldados, lia* 
mada junta de Esta/do* 

1771. El 12 de febrero muere Adolfo Federico rey deSuecia. 
Su hijo mayor Gustavo III le sucede. £1 13 de abril LuisXY 
rompe el antiguo. parlamento de Paris, sus miembros son des- 
terrados y se establecen los consejos superiores. £1 14 de ma- 
yo, casamiento del conde de Provenza , hermano del Delfín, 
con María JosefaLuisa de Saboya. LosRusos toman á los Tur* 
eos la Crimea. Su escuadra hace vanas tentativas sobre las islas 
<l<il Archipiélago, El ¿ de noviembre es robado el Rey de Polo- 
^^ I quien sale herido; poco después recobra su libertad. Los 
^Ivajes de California en América son sometidos Edifícase en 
París el palacio de las Monedas. 

1772. Divorcio del Rey de Dinamarca con la reina Carolina 
Matilde de Inglaterra. Esta muere en Zell en Hannover. Ejecu. 
<^ion del Conde de Struensee y el barón de Brand acusados de 
colpeble amistad con ella. £1 15 de agosto tratado de Peters- 



Uñó HISTORIA tíÉ' ÉSPkVA,'' 

burgo ehtre h Rusfa , la Prasia y e\ Autflliía. E! i9 de octubre 
la revolución de Suecía ; el rey recobra su autoridad. Haboo- 
daíiab derrota á Ali-bey, quien se retii^a á Palestina-. Muerte de 
Ali-bey. El gran Diirque de Rusia llegado t la mayor edad; con- 
cluye definitivamente el tratado de 1767 con ía'Dinatnarca. El 
papa C^etnente XIV suprime la orden. de los Jesuítas el dia 21 
de julio. íiOs Angio-amerícanos toman las armas con fa Ingla- 
terra, y arrojan al mar el cargamento de dicho enviado para 
ía metrópoli: Los Turcds pierden la Moldavia y la Valakía. Sn 
a rolada sale victoriosa cerca de Patras y de Verne. 

177$. £1 ^1 de enero m<iere el sultán Mustafá III. Su herma- 
no Abdoul-Achmet le su<?ede'. Tres iñiltones de individuos pe- 
recen Je hambre en las Iildias orientales. El 10 desmayo muere 
el rey de Francia Luis XV. Luis XVI su nieto le sucede. Este 
nombra ministros á Maurepas y Vergenius. El 21 de julio tra- 
tado entre la Rusia' y los Turcos en KoUtsctKouc-kainardgi. Es- 
tos últimos recobran pafte de lo qué habían perdido!. La Cri- 
mea es declarada libre. Congreso de representantes de los Ad- 
gio- America nos en Filadelfia el' 5 de setiembre. Los Ingleses se 
deciden á emplear la fue^^a contra éllos^. El it muere el papa 
GleraenteXlV. El Rey de Marruecíís no queriendo tener cris- 
tianos en sus estados pone' aillo á Ceuta , Melilla y al Peñón de 
Velez'; Bon rechazados con mucha pérdida. Luis XVI restable- 
ce sus antiguos parlamentos y suprime los consejos superio- 
res. El mismo pooe'la primera piedra de fá escuela de Cirugía 
á París. ' 

1773. £1 15 de febrero Juana Augel Sfracfto, sube á la Santar 
Sede bajo el nombre de Pío VI. El dia 14 de marzo la Rusia, la^ 
Prusia y el Austria , sahí» garantes de la constitución polaca. 
£1 16 el -Rey de Marruecos es^reehazadd de delante de Melilla 
y obtienen la paz de los Españoles. Gueri^a de América en el 
mes de abril, entre lo^Inglesés y Anglo-americanos mandados 
por Jxbrge Washington, de Virginia. £17 de iliarzo^el sultán de 
ios Turcos cede la^Bukowria al Austria ; él mismo hace matar 
ú Ghíkas , príncipe de Moldavia, porque se oponía á ello. £1 1^ 
de junio es consagrado Luis XVI en Reims. Casamiento deCár- 
los Manuel, principe del Piamonfe, con Clotilde hermana de 
Luis XVI, el dia .27 de agosto. Catalina emperatriz de Rusia ha- 
ce destruir las habitaciones de Irtte Gbéacos. Él 18 de noviem- 



breóla. mí^w pilblicaiuqa^ueya.^pqMtílvqoft. Losl^g^^f^ 
selucen ^ueífqS/cíoB^Ofirc^ en 9li.I/)dqsl49n*Í4a: E^paiufi ¡^fi»* 
«oa facióle e»Giiaid^f(r.1^aMtra Argel. .Sale c,sta de Qs^riag^fx el 
(lia ^8 de J^ioio^ y..^(ega.del^nle c}e Ai^gel el. día 1" de julio«iS<in 
r^bazados l<)»:E^9CÍple». con .milita pérdida» lia ip^djgnl^ioa 
publipa, ac^spiá OeJMUj « Cafttfúoo y G/j^imaldi de est«| derrp.ta. 
A776t C^ ^ <Ü? JDÍjo.(P^ r£pre^ivtaO;tes,de Ji>»J&p(a4as IIí»h1o!^ 
de Anq^rifa $e ^eclarao indepeodieot^ ; y íorn^ip: un ^«V^ ^e 
cosafe^ri^^ioii.pierpetuaí L.q$ Inglesas veocen á InsAnv^rÁ^eanop 
en Lai}^UlaMa4j^^e.fip9^eP4»,^e Ijíveiía York, El.^-3^dftijjfi*^i»r 
bre Washington cerca ,d^ Xr^i^t,oj> derrojia ^ l^Jie^cvi^^t^rqiie 
estahap;al,aer.T,icÍQ4? ]Ípg|l^terK^tl^^aeS|^upi)L'a.pori9gu5!!i^a se 
apoderfi.df ja9,.fu^r;i€*.,de'3ap|^ X/e/jla;, .^apiq :TeR«í» J WfiHf 
tevidwi^y ^rrot^^ui^ft .dj-vision. ^Pjííqlfti üqa ,fífcuafírq.«fpar 
ííola ipanda4f. por | el Co^de • <^a Caj&a Tjllj sa)^ . de rjC;á^|^)y sf 
apoden ;dQ la is'La,,^!^ S£(Qta)Ca\aliaa ^ afuyenta una ^qiia^ra 
portuguesa s, wdeiel fu^te íje^ftata Cr^ís y paftandp. de^u/?? 

9Í.r>9f^^ ^ PM.^ íSítatWi'^w^f^^ ilí rC,9j«W,^«|,§aqra^iení^ ^d^^ 
!ajs|a.a<íysí9í^íté ^^ Gfl^rieJ, j,;dp, ^s,4ep?.á^ floqe^iqnfi^ ^l 

1777. El 24 de febrero muere José I rey de Porti^g^l; ^iji^^új^ 

.^p?y#,t l(M.|^raoce^ii.CWUfiyaq;;^í^jS|otqura,Jíp^,?¿^ljguos Irar 
^9^'PWS(i^»^P-tí;! Á^jiuwvtra^^o d*í,íc^s^ljií?¿tf,^,eoti> 1? 
^«•^fWWyí]íaífiNW.>^'rPa.r^3^at i^la,.íJgSavt9 Popjipgq, Rl ^0 de 
3^li^^bjre Íp^,|pg^i¿^^. recqb.i;jii).df. (qs Amepcainos )a ciudad 
(le Filade^r^j !p^p spn;.i4errota4o^ .en Brandivioe;^ en Gerr 
maatowpt t^|.iL6 «de octpbre los,]Aoglo^amer¡cano.s,niap,cladQs 
por Qate^ derroten; alg^Dcral ÍDgLé& Borgopa jc le baccn prí- 
siooerp.El 30 d^ diciembre VQ^ere Maximiliano Joaé, pl.timo 
elector 4^,Ba vivirá. i de la, ramf segunda de WilelibQch. ,C4rlo^ 
Teodqrp, ^l^ctpr paja tino principal de la primera rama.de los 
WUel^bi^ch, reipa después de él. Renuncia Grimaldi al miníste* 
rio. Sucédele el Conde de Floridablabca. Este concluj^e eí tra- 
tado de ;l|inites jcon Portugal. 

i778(.,;Trata4^e de aliaufa y de comercio entre la Francia y 
los Estados Unidas de America. La Inglaterra declara la guer- 
ra á la Frapcia. .El I"*, de marzo se firma el tratado del Pardo 
entre la España y Portugal. £1 9 de julio , nuevo tratado de 



462 UfátditiÁ Dft E«f»Á^A. 

ftlíansa perpetua de los Estados Unidos de América. El lY , 
combate naval de Ousant entre los Ingleses y Franceses. El 1^ 
de diciembre nace D». María Teresa Carlota , hija de Lois XVI. 
Frankiin llega á Parts en calidad de dipúrtado de Ibs Estados 
Unidos, la Francia re^íonoce su ¡ti dependencia. Washtnglon 
arroja á los Ingleses de Filadelíia. Miierle de Lineo, Voltery 
Juan Jacobo Rousseau. Garlos Illseofreéé pbr mediador entre 
laFranoraélnglaterra. Publicase este áRo el dect-eto del co- 
mercio libre de América. Calculase que este decreto aumentó 
en cuatro veces mas las importaciones y éh once veces toas las 
esportaciones de América para con España. • 

1579. El 15 de enero la dieta deSueciá establece el libre ejer- 
cicio de todas las religiones. ÉÍ 13 de marzo muere ¿teritn , rej 
de Persiá ; Aboul Fetah-kan su hijo le sucede. El p Ift» Ttircos 
Ireconoceti de nuevo 'la iridepetidenclá de la'Crítfiéa. VXi^ót 
abril los Españoles se declatao contra los Ingleses j •sitian por 
tierra á Glbraltar. El i3 de mayd se firma lá paz de Tesdhati , 
tú la Silesia , entre el Austria y ^a Prusta. En julio el gran La- 
ma de los Tártaros va á ver al emperador ¿íén-lóii^ deChina. 
£1 8 de agosto una irrupción del Tésubfó dei^truje la ciudad 
deOttojano. ». ; ' • í * 

1780. En febrero, neutralidad artna da' entre la Utisiál, lá Sue- 
cia , la Dinamarca , la Pru¿ia ,él Austria , el PortdgaT y fa Si- 
cilia. El dia S9 de noviembre muere la étnperatrii í^niHá Teresa. 
El 20 de diciembre la Inglaterra declara la guerra á'líaifWíahda. 
Los Ingleses se apoderan de Bctrgala. Los' salvajes de Tá* isla de 
Owihea matan al capitán Coók. Estableói miento de ana escue- 
la veterinaria en Alfort. El almirante inglés Rodrtey combateí 
la escuadra española, mandada por Juan de Lángara cerca del 
cabo de San Vicente y la derrota. La armada española se apo- 
dera en la altura délos Azores de dos grandes comboyes ingle- 
ses , que llevaban tropas , municiones y mercaderías á entram- 
bas Indias , valuada esta presa en siete millones de daros, á 
mas de ocbocíetitos soldados prisioneros. 

1781. El dia 13 de marzo el astrónomo inglés Herschel, d«- 
cubre el planeta que lleva su nombre. El día íde junio, M. de 
Bouillé toma á los Ingleses la isla deTabago. El 18 se incendia 
en Paris el teatro de la ópera. El 5 de setiembre, los Franceses 
derrotan la armada inglesa cerca de Ghesapeak. El 18 de ocio- 



TAMJM CBMVOUÓQfCM. 4t!ñ 

bre los Fra^co-ifnericaiios hacen priftii>A«fd n\ g^nefat ingT<^ 
Corowailis coo la guarnídott de York-Yown. C) 36 de noviem- 
bre Mr. de Booillé, recobra de \ós IngYeaeft h isfa de Séú Eus- 
taquio. Los<£spalíolea toman á los Ingleses á Pati29Co)a , y con 
ella toda lá Florida occidental. Una escuadra e^pafiola ataca á 
Menorca ) se apodera del arsenal y al mateen es niarítinids y ro- 
dea el castillo. Rebelión del Peni. EiMarqués'deí Valle le lú- 
jela. 

1782. Los Holandeses evacnan las piobiacioneB de la bat«ferá, 
j el emperador José hace demoler las fortificaciones El dia 4 
de febrero, Mr. deCrlildn, general de las trapas españolas 
se apodera de Bfahoo. Mr. de Booillé, tofnaSan Cristóbal á los 
lugleses» El mea de marzo el pontífice Fio VI liace un viaje a 
Viena. En Ñapóles se (fuítá la inquisición. El ít de abril) el 
almirante íngl^ Eódhey , derrota cei*ca lá isla Bomihic» al 
almirante Grasse y quien queda prisionero junto con sa nair(<y, 
La ciudad de París. Un coerpo de franceses, plamonte«Cf.4 y 
suizos restablece la tranquilidad «n Genova. £1 id de setiembre 
los Españoles y Franceses se ven precisados i levantar el sitYó 
deClbraltar. £1 ik se hace el trfttado üe pac y de comercio eti« 
tre la Espada y la Turquía.. El 34 b Inglaterra reconoce la in- 
dependencia de sos colonias de América. El 30 de noviembre, 
se hacen los preliminares de la paz entre los comisionados in» 
gleses y americanos. Muerte de Hyder-Aly soberano de Mazur. 
Su hijo Típpno'Saib reina después de él. 

1785. £1 20 de enero se firman los preliminares de la paa en- 
tre la Francia , la España y la Inglaterra. £1 21 se firma el tra^ 
tado de comercio entre la Rusia y la Poerta. El 28 «Saín Gnrray 
cede su soberanía á la Rusia. El 3 de setiembre se firma el tra* 
lado de paz entre la Inglaterra , la Espaíki , la Francia y los Es- 
tados Utíidos. Este es el único tratado de paz en que la España 
ganó algo desde el de Vervios en el reinado de Felipe II , pnes- 
to que para que renunciase á Gibraltar , que aun no babia po- 
dido tomar, se la cedió la isla de Menorca y entrambas Flori- 
das. El Rey de España envia por primera vez un embajador á 
Constantinopla , y el pabellón español, surca también p<sr 
primera vez aquellos mares, y se ponen cónsules españoles 
^ los puertos de Turquía. 
17B4. El 8 de enero los Turcos coasienten en la cesión de la 



464 HummiA m BsrAHA. 

Grímea á favor de la Rusta. Tratado de Tippoo-Saib con los In- 
gleses. £o abril diferencias entre la Holanda y el Emperador, 
respecto los límites de Flándes. Guerra entre estas dos poten- 
cias. La Francia se declara por los Holandeses. £1 ao de mayo 
se hace up tratado de paz entre la Inglaterra y la Holanda. 
£1 l.o de julio, tratado de paz «ntre la Francia y la Sueda. Re- 
piten este ado'los Españoles el bóaibardeoi de Argel , si bien 
que no muy eñcaz : se les hace á los Argelinos la declaracioo 
,de que cada ano téndráii unlnucTo bombardeo. 
' 1785. £1 13 de enero el elector palatino quiere eanabiarla 
Ba viera con los Países-Bajos. £1 13 de febrero muere A.ly Mu- 
rad-Kan , soberano de Persia. Diaffar Kan y Meb'emet Kan se 
<]ísputan